Infortelecom

Noticias de guerra siria

21-11-2017 | Fuente: abc.es
Trump y Putin hablan por teléfono durante una hora sobre Siria, Irán o Corea del Norte
Los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Donald Trump y Vladimir Putin, respectivamente, han hablado este martes por teléfono duran una hora y han abordado temas de interés común, como la guerra en Siria, el acuerdo nuclear con Irán o la escalada militar de Corea del Norte. Ambos presidentes «han debatido detalladamente el problema sirio, a la luz de la operación antiterrorista que está concluyendo», ha dicho el Kremlin en un comunicado, en alusión a la campaña contra Estado Islámico, que los aliados del régimen de Bashar al Assad han dado por terminada. Además, Putin «ha informado a Trump sobre los principales resultados de su encuentro con Al Assad» en la ciudad rusa de Sochi el pasado lunes, «en el que el presidente sirio reafirmó su apego al proceso político, a la ejecución de reformas constitucionales y a la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias». Moscú y Washington apoyan a bandos opuestos en la guerra siria. Rusia es uno de los principales aliados de Al Assad, mientras que Estados Unidos ha proporcionado apoyo material y asesoramiento militar a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición de grupos árabes y kurdos que desafían a Damasco. Otro de los temas tratados ha sido el acuerdo nuclear con Irán, donde también tienen posiciones enfrentadas. Putin ha reiterado a Trump que Rusia «está comprometido con la implementación total del mismo», del que Estados Unidos amenaza con salirse por considerar que es un mal pacto que solo beneficia al régimen de los ayatolás. «También han intercambiado opiniones sobre la situación en la península coreana y han subrayado la necesidad de buscar una solución a este problema a través de negociaciones y por medios diplomáticos», ha apuntado la Presidencia rusa en un comunicado recogido por la agencia de noticias Sputnik.
21-11-2017 | Fuente: abc.es
Putin recibe a Al Assad en Sochi para buscar una salida política a la guerra de Siria
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el de Siria, Bachar al Assad, se reunieron este lunes en Sochi -balneario ruso a orillas del mar Negro- para conversar sobre la necesidad de pasar de las operaciones militares a la búsqueda de una solución política a la guerra siria, según ha informado el Kremlin este martes. El dictador sirio permaneció cuatro horas en territorio ruso. Al comenzar las conversaciones con su homólogo sirio, Putin expresó que le gustaría debatir sobre «los principios fundamentales de la organización del proceso político, así como la celebración del Congreso de los pueblos de Siria, que cuenta con su apoyo», según el departamento de prensa de la Presidencia rusa. Al Assad, por su parte, destacó que la operación militar que realiza Rusia en su país desde hace poco más de dos años «se desarrolla con mucho éxito», informa Efe. «En este periodo se han conseguido grandes logros, tantos en los campos de batalla, como en el plano político. Muchas regiones de Siria han sido liberadas de los terroristas», dijo el presidente sirio.Agregó que esta operación militar «ha permitido impulsar el arreglo político en Siria». El presidente sirio agradeció a Putin su ayuda para preservar la integridad territorial y la independencia de su país. «Esta gratitud se extiende a la estructuras del Estado ruso que nos han prestado asistencia. En primer lugar, esto se refiere al Ministerio de Defensa de Rusia, que ha estado con nosotros todo este tiempo», agregó. Destacó el interés del Gobierno sirio de impulsar el proceso político, sobre todo en esta etapa, después de haber «conseguido victorias sobre los terroristas». «Consideramos que la situación que se ha creado en el terreno nos permite esperar progresos en el proceso político», dijo Al Assad, quien añadió que confía en el apoyo de Rusia para garantizar que no haya injerencia foránea en dicho proceso. Putin, a su vez, subrayó que el terrorismo es un problema global y que la victoria definitiva sobre él «está aún muy lejos». «Pero en lo que se refiere a nuestro trabajo conjunto en la lucha contra los terroristas en el territorio de Siria, esta operación militar efectivamente está llegando a su término», dijo el jefe del Kremlin. Recalcó que lo más importante ahora es «pasar a los procesos políticos». Al término de la reunión, Putin le presentó a Al Assad a los miembros de la jefatura del Ministerio de Defensa y del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Rusia. «Quiero presentarle a las personas que tuvieron un papel decisivo en la salvación de Siria», dijo. Conversaciones con otros líderes Por otro lado, la presidencia rusa informó de que Vladimir Putin mantendrá este martes una conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Donald Trump; una llamada que llega después de la reunión del mandatario ruso con Bashar al Assad. El mandatario conversó con el emir de Catar y tiene previsto hacer lo mismo con otros líderes de Oriente Próximo, informa Ep. Este domingo, los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía, Sergei Lavrov, Mohamad Javad Zarif y Mevlut Cavusoglu, respectivamente, coincidieron en que el nivel de violencia en Siria ha disminuido lo suficiente como para impulsar una solución política en el país. Los mandatarios volverán a reunirse este miércoles en Sochi.
03-11-2017 | Fuente: abc.es
El «califato» ha colapsado del todo y los últimos yihadistas de Daesh se refugian en el desierto que une Siria e Irak tras una jornada en la que sufrieron una doble derrota. El Ejército sirio y sus fuerzas aliadas anunciaron la liberación de Deir ez Zor y, al otro lado de la frontera, el Ejército iraquí logró expulsar a los últimos seguidores del «califa» de Al Qaim, localidad situada en plena línea divisoria entre los dos países. El comando general sirio informó de la victoria en Deir ez Zor, la última gran ciudad que quedaba con presencia yihadista, y aseguró que «constituye la etapa final» en la total erradicación del país de Daesh, que ya ha perdido todos sus centros de poder. Ahora los yihadistas «carecen de capacidad para llevar a cabo ofensivas y están aislados y rodeados en la zona este de la ciudad». Los mandos sirios, como ya hicieron los estadounidenses, apuntan a esta parte del Valle del Éufrates como el lugar donde se producirá la lucha definitiva. Desde la caída de Mosul, a comienzos de julio, el «califato» no ha parado de ceder territorio en Irak y Siria y sus combatientes ya no luchan hasta la muerte, como lo hacían antes. Se ha producido además la división interna entre los combatientes locales, que en lugares como Raqa aceptaron ser evacuados en autobuses, y extranjeros, que quedan fuera de toda negociación y son quienes resisten hasta el final. Deir ez Zor, ciudad del noreste del país que antes de la guerra tenía más de 200.000 habitantes y era el centro de una gran empresa petrolera, se ha convertido en la segunda gran victoria para el presidente Al Assad en esta guerra, tras recuperar en diciembre el control de Alepo. Pero es el primer éxito de relevancia de sus fuerzas ante los seguidores del «califa». Refuerzo moral La batalla por Deir ez Zor supone un refuerzo moral para el Gobierno ya que una parte de la ciudad permaneció fiel a Damasco y Daesh la tuvo cercada desde 2014 hasta septiembre, cuando se logró romper uno de los asedios más largos de la guerra de Siria. Unos 93.000 civiles subsistieron en condiciones muy difíciles gracias a la ayuda que les lanzaban desde aviones. Es también el primer gran éxito de Rusia en la guerra contra Daesh. La decisión de Vladímir Putin de entrar en la guerra siria en 2015 marcó un punto de inflexión y Al Assad empezó a recuperar terreno hasta convertirse en el ganador estratégico del conflicto. A punto de concluir la fase militar, los rusos trabajan en la estabilización política a través de las reuniones periódicas que organizan en Astana, más efectivas que las desarrolladas por la ONU en Ginebra. La situación actual de Deir ez Zor no difiere mucho de la del resto de ciudades conquistadas a Daesh. El uso masivo de artillería y los bombardeos de aviación han dejado inhabitables la mayor parte de los edificios y no será sencillo devolver los servicios mínimos para que los civiles puedan regresar. Los escombros, los bloques de viviendas convertidos en esqueletos y la ausencia total de vida son la herencia que dejan tres años de «califato» yihadista en la ciudad.
24-10-2017 | Fuente: elpais.com
Mila Hernando, la diplomática más indomable
Única mujer al frente del Gabinete de Internacional de Moncloa y embajadora en Líbano durante la guerra siria
23-10-2017 | Fuente: elpais.com
Mila Hernando, la diplomática más indomable
Única mujer al frente del Gabinete de Internacional de Moncloa y embajadora en Líbano durante la guerra siria
21-10-2017 | Fuente: elpais.com
El martirio sigue reclutando en Líbano
La guerra siria y la lucha contra el yihadismo empujan a jóvenes libaneses a alistarse en las milicias dispuestos a morir aferrados a sus convicciones religiosas y políticas
12-10-2017 | Fuente: elpais.com
Dahie, el barrio de Líbano donde más se siente la guerra siria
La milicia chií libanesa Hezbolá ha sufrido 2.000 bajas en el conflicto mientras crece la inseguridad en la zona de Beirut que controla ante las amenazas de los yihadistas suníes del ISIS
19-09-2017 | Fuente: abc.es
La «vuelta al cole» de los refugiados sirios en Turquía
Empieza un nuevo curso escolar en Turquía, aunque el reto de aumentar el número de escolarizados sirios sigue siendo una asignatura pendiente. Pese a los esfuerzos del gobierno turco por aumentar la asistencia de los refugiados a las aulas, las cifras oficiales del pasado año académico muestran que de los 833.039 refugiados que se encontraban en edad escolar -entre los 5 y los 18 años-, solamente 492.544 fueron escolarizados. Una de las principales dificultades para la inserción escolar es la necesidad de ingresos por parte de las familias, que conduce a muchos niños a trabajar en vez de ir a la escuela. «Si empiezas a trabajar a los 10 años, o comienzas a ir a la escuela a esa edad, la posición donde acabarás será muy diferente», explica Naz, coordinadora de programas de la ONG Small Projects Istanbul, que se dedica a promover actividades y prestar soporte pedagógico para niñas y niños sirios en Turquía. «Los niños no deberían estar en la calle vendiendo cosas. Si empiezan ahora en las calles, lo más probable es que continúen estando allí cuando sean mayores», considera Naz, que pone todos sus esfuerzos para conducir a la escuela a los 120 niños que atiende su asociación. El idioma, por otra parte, también constituye un impedimento en la educación de los pequeños. Rawa es una niña de 11 años que acude a las actividades de la ONG en Estambul. Procede de Damasco, la capital siria, y llegó a Turquía hace tres años escapando de la guerra. «Al principio fui dos o tres meses en una escuela turca, pero debido a los abusos de otros estudiantes y por el hecho de que nadie me enseñaba turco, mi madre decidió ponerme en una escuela siria». Tras un tiempo, cuando su nivel de lengua turca mejoró, Rawa volvió al colegio anterior. La relación con el resto de estudiantes también ha mejorado, dejando atrás los insultos que recibía en los inicios. «Ahora hay muchos sirios en las escuelas turcas, por eso los otros estudiantes han visto que es normal, no como hace unos años. Ahora me gusta ir a la escuela turca», explica. Recientemente, el gobierno de Turquía ha anunciado la voluntad de transferir a las escuelas públicas oficiales a todos los estudiantes sirios que reciben la enseñanza en centros temporales. El trámite debería darse por concluido en un período máximo de tres años. Más allá de la barrera lingüística, para los niños y niñas que son tan mayores como la guerra siria que se inició en 2011, la enseñanza en Turquía ha constituido su primer contacto con las aulas. El cierre de las escuelas en Siria y la peligrosidad de desplazarse por las calles han impedido la educación a miles de niños. «Si no vamos a la escuela, no podremos hacer nuestros sueños realidad», explica Mohammed Nour Aldeen, de 12 años de edad y procedente de Alepo. Su hermano, Osama, tiene 10 años y hace solamente un año que ha empezado a ir a la escuela por primera vez en su vida. «Si no aprendemos nada, al final no podremos trabajar en nada», cuenta Osama, que tiene todo el futuro por delante.
07-08-2017 | Fuente: elpais.com
Del Ponte deja la comisión de la ONU que investiga la guerra siria
La jurista suiza renuncia ante la falta de apoyo a este órgano
11-07-2017 | Fuente: abc.es
El Banco Mundial advierte de que el impacto visible de la guerra siria «es solo la punta del iceberg»
El Banco Mundial ha alertado de que las consecuencias visibles de la guerra civil en Siria «son solo la punta del iceberg», en base a un estudio en el que ha evaluado el impacto económico y social del conflicto armado a principio de 2017, más allá de las pérdidas en términos humanitarios. «La guerra de Siria no sólo ha acabado con miles de vidas, ha destruido factores productivos y ha reducido gravemente la conectividad económica, reducido los incentivos para llevar a cabo actividades productivas y roto las redes económicas y sociales, así como las cadenas de suministro», ha dicho el Banco Mundial en el informe. El texto revela que alrededor de 538.000 empleos se han destruido cada año durante los primeros cuatro años del conflicto armado y que la tasa de desempleo entre los jóvenes ha alcanzado el 78 por ciento. En cuanto al sistema sanitario, se estima que hay más muertes por la falta de acceso a los servicios médicos que como resultado directo de los combates; mientras que el sistema educativo se ha visto igualmente perjudicado por los daños en las escuelas, así como por el uso de estas instalaciones como bases militares. Además, la escasez de combustible ha reducido el suministro de electricidad en las principales ciudades de la nación árabe a unas dos horas diarias, por lo que los servicios básicos se han visto afectados. «La guerra en Siria ha desgarrado el tejido social y económico del país», ha declarado el vicepresidente del Banco Mundial para Oriente Próximo y el Norte de África, Hafez Ghanem. «El número de víctimas es devastador, pero la guerra también está destruyendo las instituciones y los sistemas que las sociedades necesitan para funcionar», ha subrayado. El desafío crece El estudio ha determinado que cuanto más se prolongue el conflicto más persistente será el impacto ya que la recuperación será aún más difícil. «La reparación de la economía será más complicada que la reconstrucción de la infraestructura, un desafío que sólo crecerá a medida que la guerra continúe», ha asegurado Ghanem. «El hecho de que nueve millones de sirios no estén trabajando tendrá consecuencias mucho tiempo después de que los combates terminen», ha dicho el director regional del Banco Mundial, Saroj Kumar Jha. Además, ha alertado de que «la salida de cinco millones de refugiados, la escolarización inadecuada y la desnutrición que conduce al retraso del crecimiento, causarán un deterioro a largo plazo del activo más valioso (del país): su capital humano». El estudio también ha llevado a cabo una comparación de las circunstancias actuales con una proyección de cómo Siria se habría desarrollado si no se hubiese estallado la guerra. Según los datos del informe, se calcula que los enfrentamientos han causado una pérdida en el PIB de 198.000 millones de euros, cuatro veces el PIB de 2010. «Nuestros resultados muestran que, si la guerra terminara este año, la economía recuperaría el 41 por ciento de la brecha con su nivel anterior durante los próximos cuatro años y las pérdidas serían 7,6 veces el valor del PIB antes del conflicto», ha dicho el economista del Banco Mundial y autor principal del informe, Harun Onder. «Si la guerra continúa hasta el décimo año, en cuatro años desde su final se recuperará menos de un tercio de la brecha y las pérdidas totales ascenderían a 13 veces el PIB de 2010 durante dos décadas», ha advertido la organización internacional.
1
...