Infortelecom

Noticias de grupos terroristas

05-08-2022 | Fuente: abc.es
Los presidentes ruso y turco, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan , nunca lograron ponerse totalmente de acuerdo en asuntos tan espinosos como Ucrania, Siria o Nagorno Karabaj, pero sí en determinados aspectos relacionados. El más reciente ha sido el suscrito en Estambul el pasado 22 de julio para la exportación de grano ucraniano, gracias al cual este viernes zarparon otros tres cargueros más, cuatro ya desde el 1 de agosto, y conseguido precisamente con la mediación del líder turco. Y es que Erdogan parece comprometido con la idea de no arrojar la toalla y continuar tratando de ponerse de acuerdo con Putin en muchos otros aspectos. Un nuevo intento de acercar posturas tuvo lugar este viernes en la ciudad balneario rusa de Sochi, a orillas del mar Negro. "Con su participación directa y a través de la mediación de la Secretaría de Naciones Unidas, se ha resuelto el problema relacionado con el suministro de grano ucraniano desde los puertos del Mar Negro. Los suministros ya han comenzado", le reconoció ayer Putin a Erdogan. Éste respondió afirmando que "los ojos del mundo están puestos hoy en Sochi (..) para disipar las dudas que la comunidad internacional pueda tener". La vez anterior que los dos presidentes se encontraron fue el pasado 19 de julio en Teherán , justo en la víspera del acuerdo para desbloquear la exportación de cereales ucranianos. Hoy, según el servicio de prensa del Kremlin, Putin y Erdogan siguieron abordando el asunto de las transferencias de grano a fin de consolidarlas y estabilizarlas de forma que el convenio pueda ser renovado una vez expire dentro de 120 días. Así lo ha expresado el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu , que subrayó el jueves la necesidad de que el acuerdo de Estambul perdure más allá de los cuatro meses de la vigencia establecida previamente . "Esperamos que las garantías de seguridad de nuestros socios de la ONU y Turquía sigan funcionando, y que las exportaciones de alimentos de nuestros puertos se vuelvan estables y predecibles para todos los participantes del mercado", señaló por su parte el ministro de Infraestructuras de Ucrania, Oleksandr Kubrákov. A juicio de Cavusoglu, citado por la agencia turca Anatolia, lo logrado ya por vía diplomática con los cereales podría ser el punto de partida para "un alto el fuego exhaustivo" que preceda al fin definitivo de las hostilidades en Ucrania. Pero Cavusoglu admitió que la situación ahora "es frágil, debido a que la guerra continúa" y podría incluso dar al traste con la exportación de grano. Turquía cree que sin el visto bueno de Rusia no habrá paz. "La comunidad internacional no puede poner fin a la guerra en Ucrania ignorando a Rusia", advierte Fahrettin Altun , uno de los principales asesores de Erdogan. Noticia Relacionada estandar No Sale del puerto ucraniano de Odesa el primer barco con grano desde el inicio de la guerra Rafael M. Mañueco El acuerdo salió adelante después de que las partes accedieran a un plan auspiciado por la ONU para formar un centro de coordinación en la ciudad de Estambul con el objetivo de llevar a cabo inspecciones conjuntas Proyectos conjuntos Putin y Erdogan hablaron hoy también de "proyectos conjuntos estratégicos", de cooperación bilateral, del aumento del volumen de intercambio comercial, lo que algunos han interpretado como solicitud de ayuda a Ankara para eludir las sanciones occidentales, y de la construcción por especialistas rusos de la primera central nuclear turca en Akkuyu . Siria fue otro de los temas principales de la cumbre. Turquía amenaza con lanzar una ofensiva militar en el norte de Siria contra los kurdos con el objetivo de establecer una "zona de seguridad" desde la frontera y hacia el interior de 30 kilómetros. Moscú ha pedido a Ankara que desista de tal idea. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que "Turquía tiene preocupaciones legítimas de seguridad en relación con Siria", pero instó a evitar "poner en peligro la integridad territorial y la estabilidad política" del país árabe. Putin y Erdogan anunciaron una vez más que sus respectivos países lucharan contra los grupos terroristas existentes en Siria. Nagorno Karabaj El brote inusitado de violencia en Nagorno Karabaj de esta semana también se abrió un hueco en las conversaciones de este viernes. El Ministerio de Exteriores ruso difundió el jueves un comunicado pidiendo "moderación" y respeto al alto el fuego. Rusia tiene desplegadas tropas de paz en un sector de Nagorno Karabaj. Azerbaiyán, aliado de Turquía, declaró el miércoles que había tomado el control de varias posiciones y destruido objetivos armenios en una ofensiva que causó al menos tres muertos. Turquía, que ayuda militarmente a Kiev con drones y otros armamentos, condenó desde el principio la invasión rusa de Ucrania, pero no se sumó a las sanciones contra Rusia. Ankara se ha convertido en la principal mediadora en la organización de las conversaciones de paz entre Moscú y Kiev.
05-08-2022 | Fuente: abc.es
El Ejército israelí ha anunciado este viernes el comienzo de una operación de bombardeo contra objetivos de la organización terrorista Yihad Islámica en la Franja de Gaza tras varios días en estado de alerta por posibles represalias de la organización después de la detención en Cisjordania de un alto cargo del grupo. La denominada como operación 'Amanecer' ha comenzado con el anuncio de la muerte de un comandante de las fuerzas militares de Yihad Islámica, identificado como Taisir al Jabari. La muerte ha sido confirmada por la propia milicia, según 'The Times of Israel'. Fuentes gazadíes informan que el ataque ha dejado ocho palestinos muertos y 44 heridos . Por su parte, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han estimado que, por el momento, la operación se ha saldado con «entre diez y veinte terroristas muertos» . El primer ministro israelí, Yair Lapid, y el ministro de Defensa, Benny Gantz, afirmaron que «no permitirán que los grupos terroristas dicten la agenda en las localidades y fronteras israelíes», tal y como han señalado en un comunicado conjunto en el que han recalcado que el Gobierno no dejará que estas organizaciones «amenacen a los ciudadanos israelíes». Israel ha desplegado baterías adicionales del sistema de defensa antiaéreo conocido como 'Cúpula de Hierro' en el centro de Israel y Jerusalén por miedo a represalias.
25-07-2022 | Fuente: abc.es
Cuando Gulalai era juez del Tribunal Supremo de Afganistán juzgó a terroristas y miembros de los talibanes. También gran parte de su trabajo se basó en apoyar la libertad y los derechos de las mujeres afganas . Sin embargo, el 15 de agosto de 2021 Gulalai dejó su trabajo y pasó a ser una refugiada. Se convirtió en objetivo número uno de los talibanes, que en cuestión de días tomaron la capital, Kabul. MÁS INFORMACIÓN Afganistán regresa a una era aciaga para las mujeres El 'emirato' talibán cumple cien días de lucha contra los derechos de la mujer afgana Como Gulalai, Helena, Friba y Suraya estudiaron Derecho en la Universidad de Kabul para, años más tarde, convertirse en jueces. Alguno de los hombres que juzgaron amenazaron con matarlas tras la retirada de las fuerzas internacionales del país asiático. No les quedó más remedio, tuvieron que salir casi con lo puesto de su país y buscar refugio en otro. Las cuatro están ahora en España, después de haber pasado una odisea para llegar. Helena Hofiany Corte Suprema de Afganistán «No me podía creer que los talibanes llegaran tan rápido a Kabul. Entré en pánico» Gulalai Hotak Tribunal de Policía Primaria «No conocíamos nuestros derechos. Después de 2001, nos dimos cuenta de lo que podíamos hacer» Suraya Ahmadayar Tribunal de Delitos de Tráfico «Agradezco a España la acogida. Solo quiero que mi hija pueda estudiar» Friba Quraishi Comisión de la Violencia contra la Mujer «No queremos que se olviden de nosotros. Queremos salir adelante en España» Friba llegó a Madrid pasando primero por Grecia; Gulalai por Turquía, y Helena por Pakistán. Suraya fue la peor parada. Tuvo que estar siete meses en el campo de refugiados de Abu Dabi con su marido y sus tres hijos (dos chicos de 26 y 22 años y una hija de 18) antes de llegar a Madrid. «Cuando los talibanes se hicieron con Kabul, me tuve que esconder con mi familia. Tuvieron acceso muy rápido a los archivos que encontraron en la oficina donde trabajaba. Ahí estaban todos mis datos : mi dirección, número de teléfono, nombre completo», narra Helena. Pérdida de derechos Helena Hofiany se licenció en Derecho y cuenta con un máster en Derecho Penal y Criminología. Ha trabajado en varias secciones de la Corte Suprema de Afganistán y, como sus otras colegas, ha dictado numerosas sentencias contra grupos terroristas. «Las jueces de Afganistán estamos perseguidas y amenazadas de muerte, primero por ser mujeres, y luego por ser juezas», apunta Suraya. Ésta también cuenta con una dilatada experiencia como magistrada. Su último destino fue como presidenta del Tribunal de Delitos de Tráfico del Tribunal de Primera Instancia. Los talibanes, antes de su derrota en 2001 frente a la coalición internacional liderada por EE.UU., se habían presentado como un grupo violento, y fundamentalista, donde la mujer no tenía cabida en la vida pública. Cuando regresaron el pasado agosto, tras la estrepitosa retirada de las fuerzas internacionales, los líderes talibanes prometieron que no iban a volver a los principios de antes de 2001. Mostrarían misericordia a los que ellos definían como enemigos y aseguraron que las mujeres podrían, por ejemplo, seguir yendo a clase. Nada más lejos de la realidad . Los talibanes volvieron como se fueron. En marzo, las adolescentes que volvían a clases para comenzar el curso se encontraron con las puertas cerradas para ellas. En mayo, el Ministerio para la Propagación de la Virtud ordenó a todas las mujeres afganas a cubrirse en su totalidad si salían de su casa (práctica que tampoco aconsejaban, ya que prefieren que se mantengan casi ocultas en sus hogares). Estas cuatro mujeres ocupaban grandes cargos en la judicatura afgana, lo que les puso en el punto de mira de los fundamentalistas Experiencia como juez Estas cuatro mujeres ocupaban grandes cargos en la judicatura afgana. Lo que les puso en el punto de mira de los fundamentalistas. Cuentan que durante los 20 años que la alianza internacional estuvo en su país, ellas pudieron estudiar. La motivación de las cuatro para ser juezas era, primero, conocer sus derechos como mujer, y luego poder trasladarlos a las demás mujeres, apoyándolas y fomentando leyes que protegieran sus derechos y libertades. Como Friba, que ha trabajado de jueza de familia, participando en mediaciones y numerosos divorcios, por ejemplo los de varias mujeres obligadas a casarse con los talibanes. También fue titular de la Corte de Apelaciones e investigó delitos de violencia contra la mujer e integraba la Alta Comisión para combatir la violencia contra las mujeres. La situación de la mujer en Afganistán ha vuelto a ser la misma que hace veinte años. Sin embargo, las mujeres afganas no son las mismas. Frecuentes han sido las imágenes de jóvenes y mayores que han salido a protestar a las calles por la situación que viven en el país tomado por los fundamentalistas . «Antes no hubiéramos imaginado estas manifestaciones de las chicas en la calle, protestando contra el Gobierno talibán, pero es que las mujeres afganas no son las mismas que entonces. Ahora conocen sus derechos, saben que pueden hacer las mismas cosas que los hombres, por eso protestan», remarca Suraya. Ahora, las cuatro jueces están reunidas en España gracias a la Asociación Internacional de Mujeres Juezas (IAWJ) y su matriz aquí en España, la Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE). La situación de la mujer en Afganistán ha vuelto a ser la misma que hace veinte años. Sin embargo, las mujeres ya no son las mismas En toda España hay seis jueces , cuatro en Madrid, una en Pamplona y otra en Bilbao. «El día de la caída de Kabul, inmediatamente ocho juezas de la IAWJ, entre ellas la española Gloria Poyatos, pusieron en marcha un sistema para que, a través de diversas aplicaciones de vídeo, las juezas afganas pudieran ponerse en contacto con sus compañeras en el exterior y así conocer en qué condiciones estaban, dónde se escondían y poder ayudarlas a escapar», cuenta Gloria Rodríguez, magistrada española e integrante de AMJE. En total, en Afganistán había algo más de 270 mujeres juezas . Ahora solo quedan en el país cerca de 80 que están intentado escapar, «pero la situación se ha estancado y está siendo muy difícil poder evacuarlas con sus familias», dice Rodríguez. Cada poco tiempo, estas mujeres que aún siguen en Afganistán tienen que cambiar de número de teléfono para no ser rastreadas. Esperan a que las embajadas, como se hizo en el mes de septiembre, sirvan de soporte para la evacuación. Mientras tanto, las protagonistas de nuestra historia están intentando salir adelante en España con sus familias. Gulalai se vino con su madre, su hermano, su cuñada y tres sobrinos pequeños. Friba lo hizo con su marido, su hija de seis años y sus dos hijos de once y ocho años. Suraya vino acompañada de su marido y sus cuatro hijos (tres chicos y una chica). Sana, la hija de Suraya, tiene 18 años y no pudo terminar bachillerato. Su sueño es ser médico, pero de momento no ha podido retomar sus estudios. Este es uno de los múltiples problemas que se encuentran estas personas El sistema estatal de acogida cuenta con un programa de entre 18 y 24 meses. En una primera fase, de acogida temporal, están en pisos o centros del ministerio gestionadas por diversas organizaciones. En el caso de estas familias, por Cruz Roja. En esta primera fase, donde están las cuatro jueces y sus familias, solo reciben alojamiento, manutención y atención médica en casos urgentes. Estas limitaciones las sufrió Helena cuando, embarazada, le detectaron una diabetes y su embarazo paso a ser de riesgo. «Dentro de la atención sanitaria que podíamos recibir no entraba mi diabetes, pero menos mal que en el hospital me atendieron y pudieron darme el tratamiento». Ahora Helena viene acompañada de la pequeña Ashia, que nació el pasado mes de febrero y quiere que se críe en España. «Nos queremos quedar. España es un muy buen país ; el clima es parecido a Afganistán (estamos en plena ola de calor en Madrid) y los españoles, como los afganos, le dan mucha importancia a la unidad familiar», señala. Uno de los principales obstáculos a los que se enfrentan los refugiados es el idioma, un elemento esencial para incorporarse al mercado laboral A la espera de pasar de fase Siguen esperando pasar a una segunda fase que les permitiría a ella y a su marido prepararse para tener cierta autonomía. Como Helena están sus compañeras. «En la siguiente fase podríamos empezar a estudiar, pero los cursos no se ajustan a nuestra formación . Son talleres de peluquería, de cocina.. y creo que estamos capacitadas para algo más», señala Friba. Solo piden una formación acorde a su preparación para que en un futuro cercano puedan trabajar. A Friba, por ejemplo, le gustaría emplearse en alguna organización para colaborar en temas de migración y refugiados. Otro de las principales barreras a las que se enfrentas estos refugiados es el idioma , un elemento esencial para incorporarse al mercado laboral. Solo reciben una hora de castellano a la semana, algo insuficiente para poder hablar con fluidez. Pero las ONG están desbordadas. «La Cruz Roja da soporte a estas familias, pero están saturadas, sobre todo a partir de los últimos meses con la llegada de refugiados ucranianos», cuenta Rodríguez. Sin clases de castellano, compartiendo habitaciones entre cinco y seis personas y sin una ayuda económica, no tienen fácil salir adelante. Por eso, a través de AMJE y las aportaciones de los propios miembros, han podido sufragar los gastos que supone, por ejemplo, la tarjeta de transporte. Saben que volver a su país es casi imposible , por eso quieren iniciar una nueva vida aquí en España con sus familias. «Solo queremos que no se olviden de nosotras», dicen las cuatro jueces.
24-07-2022 | Fuente: abc.es
Cuando Gulalai era jueza del Tribunal Supremo de Afganistán juzgó a terroristas y miembros de los talibanes. También gran parte de su trabajo se basó en apoyar la libertad y los derechos de las mujeres afganas . Sin embargo, el 15 de agosto de 2021 Gulalai dejó su trabajo y pasó a ser una refugiada. Se convirtió en objetivo número uno de los talibanes, que en cuestión de días tomaron la capital, Kabul. MÁS INFORMACIÓN Afganistán regresa a una era aciaga para las mujeres El 'emirato' talibán cumple cien días de lucha contra los derechos de la mujer afgana Como Gulalai, Helena, Friba y Suraya estudiaron Derecho en la Universidad de Kabul para, años más tarde, convertirse en juezas. Alguno de los hombres que juzgaron amenazaron con matarlas tras la retirada de las fuerzas internacionales del país asiático. No les quedó más remedio, tuvieron que salir casi con lo puesto de su país y buscar refugio en otro. Las cuatro están ahora en España, después de haber pasado una odisea para llegar. Helena Hofiany Corte Suprema de Afganistán «No me podía creer que los talibanes llegaran tan rápido a Kabul. Entré en pánico» Gulalai Hotak Tribunal de Policía Primaria «No conocíamos nuestros derechos. Después de 2001, nos dimos cuenta de lo que podíamos hacer» Suraya Ahmadayar Tribunal de Delitos de Tráfico «Agradezco a España la acogida. Solo quiero que mi hija pueda estudiar» Friba Quraishi Comisión de la Violencia contra la Mujer «No queremos que se olviden de nosotros. Queremos salir adelante en España» Friba llegó a Madrid pasando primero por Grecia; Gulalai por Turquía, y Helena por Pakistán. Suraya fue la peor parada. Tuvo que estar siete meses en el campo de refugiados de Abu Dabi con su marido y sus tres hijos (dos chicos de 26 y 22 años y una hija de 18) antes de llegar a Madrid. «Cuando los talibanes se hicieron con Kabul, me tuve que esconder con mi familia. Tuvieron acceso muy rápido a los archivos que encontraron en la oficina donde trabajaba. Ahí estaban todos mis datos : mi dirección, número de teléfono, nombre completo», narra Helena. Pérdida de derechos Helena Hofiany se licenció en Derecho y cuenta con un máster en Derecho Penal y Criminología. Ha trabajado en varias secciones de la Corte Suprema de Afganistán y, como sus otras colegas, ha dictado numerosas sentencias contra grupos terroristas. «Las juezas de Afganistán estamos perseguidas y amenazadas de muerte, primero por ser mujeres, y luego por ser juezas», apunta Suraya. Ésta también cuenta con una dilatada experiencia como magistrada. Su último destino fue como presidenta del Tribunal de Delitos de Tráfico del Tribunal de Primera Instancia. Los talibanes, antes de su derrota en 2001 frente a la coalición internacional liderada por EE.UU., se habían presentado como un grupo violento, y fundamentalista, donde la mujer no tenía cabida en la vida pública. Cuando regresaron el pasado agosto, tras la estrepitosa retirada de las fuerzas internacionales, los líderes talibanes prometieron que no iban a volver a los principios de antes de 2001. Mostrarían misericordia a los que ellos definían como enemigos y aseguraron que las mujeres podrían, por ejemplo, seguir yendo a clase. Nada más lejos de la realidad . Los talibanes volvieron como se fueron. En marzo, las adolescentes que volvían a clases para comenzar el curso se encontraron con las puertas cerradas para ellas. En mayo, el Ministerio para la Propagación de la Virtud ordenó a todas las mujeres afganas a cubrirse en su totalidad si salían de su casa (práctica que tampoco aconsejaban, ya que prefieren que se mantengan casi ocultas en sus hogares). Estas cuatro mujeres ocupaban grandes cargos en la judicatura afgana, lo que les puso en el punto de mira de los fundamentalistas Experiencia como juezas Estas cuatro mujeres ocupaban grandes cargos en la judicatura afgana. Lo que les puso en el punto de mira de los fundamentalistas. Cuentan que durante los 20 años que la alianza internacional estuvo en su país, ellas pudieron estudiar. La motivación de las cuatro para ser juezas era, primero, conocer sus derechos como mujer, y luego poder trasladarlos a las demás mujeres, apoyándolas y fomentando leyes que protegieran sus derechos y libertades. Como Friba, que ha trabajado de jueza de familia, participando en mediaciones y numerosos divorcios, por ejemplo los de varias mujeres obligadas a casarse con los talibanes. También fue titular de la Corte de Apelaciones e investigó delitos de violencia contra la mujer e integraba la Alta Comisión para combatir la violencia contra las mujeres. La situación de la mujer en Afganistán ha vuelto a ser la misma que hace veinte años. Sin embargo, las mujeres afganas no son las mismas. Frecuentes han sido las imágenes de jóvenes y mayores que han salido a protestar a las calles por la situación que viven en el país tomado por los fundamentalistas . «Antes no hubiéramos imaginado estas manifestaciones de las chicas en la calle, protestando contra el Gobierno talibán, pero es que las mujeres afganas no son las mismas que entonces. Ahora conocen sus derechos, saben que pueden hacer las mismas cosas que los hombres, por eso protestan», remarca Suraya. Ahora, las cuatro juezas están reunidas en España gracias a la Asociación Internacional de Mujeres Juezas (IAWJ) y su matriz aquí en España, la Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE). La situación de la mujer en Afganistán ha vuelto a ser la misma que hace veinte años. Sin embargo, las mujeres ya no son las mismas En toda España hay seis juezas , cuatro en Madrid, una en Pamplona y otra en Bilbao. «El día de la caída de Kabul, inmediatamente ocho juezas de la IAWJ, entre ellas la española Gloria Poyatos, pusieron en marcha un sistema para que, a través de diversas aplicaciones de vídeo, las juezas afganas pudieran ponerse en contacto con sus compañeras en el exterior y así conocer en qué condiciones estaban, dónde se escondían y poder ayudarlas a escapar», cuenta Gloria Rodríguez, magistrada española e integrante de AMJE. En total, en Afganistán había algo más de 270 mujeres juezas . Ahora solo quedan en el país cerca de 80 que están intentado escapar, «pero la situación se ha estancado y está siendo muy difícil poder evacuarlas con sus familias», dice Rodríguez. Cada poco tiempo, estas mujeres que aún siguen en Afganistán tienen que cambiar de número de teléfono para no ser rastreadas. Esperan a que las embajadas, como se hizo en el mes de septiembre, sirvan de soporte para la evacuación. Mientras tanto, las protagonistas de nuestra historia están intentando salir adelante en España con sus familias. Gulalai se vino con su madre, su hermano, su cuñada y tres sobrinos pequeños. Friba lo hizo con su marido, su hija de seis años y sus dos hijos de once y ocho años. Suraya vino acompañada de su marido y sus cuatro hijos (tres chicos y una chica). Sana, la hija de Suraya, tiene 18 años y no pudo terminar bachillerato. Su sueño es ser médico, pero de momento no ha podido retomar sus estudios. Este es uno de los múltiples problemas que se encuentran estas personas El sistema estatal de acogida cuenta con un programa de entre 18 y 24 meses. En una primera fase, de acogida temporal, están en pisos o centros del ministerio gestionadas por diversas organizaciones. En el caso de estas familias, por Cruz Roja. En esta primera fase, donde están las cuatro juezas y sus familias, solo reciben alojamiento, manutención y atención médica en casos urgentes. Estas limitaciones las sufrió Helena cuando, embarazada, le detectaron una diabetes y su embarazo paso a ser de riesgo. «Dentro de la atención sanitaria que podíamos recibir no entraba mi diabetes, pero menos mal que en el hospital me atendieron y pudieron darme el tratamiento». Ahora Helena viene acompañada de la pequeña Ashia, que nació el pasado mes de febrero y quiere que se críe en España. «Nos queremos quedar. España es un muy buen país ; el clima es parecido a Afganistán (estamos en plena ola de calor en Madrid) y los españoles, como los afganos, le dan mucha importancia a la unidad familiar», señala. Uno de los principales obstáculos a los que se enfrentan los refugiados es el idioma, un elemento esencial para incorporarse al mercado laboral A la espera de pasar de fase Siguen esperando pasar a una segunda fase que les permitiría a ella y a su marido prepararse para tener cierta autonomía. Como Helena están sus compañeras. «En la siguiente fase podríamos empezar a estudiar, pero los cursos no se ajustan a nuestra formación . Son talleres de peluquería, de cocina.. y creo que estamos capacitadas para algo más», señala Friba. Solo piden una formación acorde a su preparación para que en un futuro cercano puedan trabajar. A Friba, por ejemplo, le gustaría emplearse en alguna organización para colaborar en temas de migración y refugiados. Otro de las principales barreras a las que se enfrentas estos refugiados es el idioma , un elemento esencial para incorporarse al mercado laboral. Solo reciben una hora de castellano a la semana, algo insuficiente para poder hablar con fluidez. Pero las ONG están desbordadas. «La Cruz Roja da soporte a estas familias, pero están saturadas, sobre todo a partir de los últimos meses con la llegada de refugiados ucranianos», cuenta Rodríguez. Sin clases de castellano, compartiendo habitaciones entre cinco y seis personas y sin una ayuda económica, no tienen fácil salir adelante. Por eso, a través de AMJE y las aportaciones de los propios miembros, han podido sufragar los gastos que supone, por ejemplo, la tarjeta de transporte. Saben que volver a su país es casi imposible , por eso quieren iniciar una nueva vida aquí en España con sus familias. «Solo queremos que no se olviden de nosotras», dicen las cuatro juezas.
15-07-2022 | Fuente: abc.es
El presidente de EE.UU. firmó este jueves un acuerdo con el primer ministro de Israel por medio del cual ambas naciones se comprometen a impedir que Irán consiga armas nucleares. Fue un momento de unidad entre dos aliados en la actualidad divididos sobre si es necesaria la vía diplomática con el régimen de los ayatolás . De visita en Jerusalén, Joe Biden, como Barack Obama antes que él, mantiene que su prioridad es que Irán regrese al acuerdo nuclear con las grandes potencias mundiales, mientras los dirigentes en Israel siguen convencidos de que sólo la mano dura y amenaza real de represalias impedirá que los ayatolás se doten de esas peligrosas armas. Es cierto que Biden dijo en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro israelí, Yair Lapid, que EE.UU. «no esperará indefinidamente» a que Irán decida reincorporarse a ese acuerdo nuclear. El presidente norteamericano dijo claramente: «No podemos permitir que Irán sea una potencia nuclear». Antes, en una entrevista concedida a un canal televisivo israelí, el presidente norteamericano dijo que queda como último recurso el uso de la fuerza contra Irán, si avanza en ese programa nuclear. En su comparecencia del jueves, Biden matizó: «Sigo creyendo que la diplomacia es la mejor manera de lograr este resultado». Resucitar el acuerdo nuclear con Irán negociado por la Administración de Obama en 2015 y abandonado por Donald Trump en 2018 es una misión de Biden desde que entró en la Casa Blanca en 2021. Sus críticos en el Partido Republicano consideran que es demasiado tolerante con las injerencias del régimen teocrático en todo el mundo, desde Afganistán e Irak hasta Venezuela, que incluyen la financiación y entrega de armamento a una amplia red de milicias y grupos terroristas. De momento, Biden ha permitido que EE.UU. participe en negociaciones con Irán que son indirectas porque el régimen de los ayatolás prefiere utilizar intermediarios europeos. El deseo de Biden de una solución diplomática contrasta con las declaraciones de Lapid , que representa a una coalición dominada ahora por varios partidos que asumieron el poder tras la caída de Benjamín Netanyahu en 2021. En el asunto iraní, las palabras de Lapid no se distinguen de las de Netanyahu. «El régimen iraní debe saber que si sigue engañando al mundo pagará un alto precio. La única manera de detenerlos es poner sobre la mesa una amenaza militar creíble» , dijo el mandatario. Las potencias occidentales en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que son las que firmaron el acuerdo con Irán de 2015, quieren que Irán cierre una planta nuclear subterránea, localizada cerca de la ciudad de Qom. Allí ha producido ya uranio enriquecido al 60%, según anunció la semana pasada un medio estatal. Es menos de lo que se necesita para ensamblar un arma nuclear, y las autoridades iraníes mantienen que ese uranio es para fines pacíficos , en concreto para alimentar un reactor nuclear en Teherán, que se emplea para producir isótopos médicos. A partir de un 20%, los científicos lo consideran ya uranio altamente enriquecido, que puede convertirse en armamento nuclear en cuestión de meses. Para ello, debería llegar a un enriquecimiento del 90%. Benjamín Netanyahu, cuando aun estaba en el poder, se opuso enérgicamente al acuerdo nuclear original , alcanzado bajo el mandato de Obama en 2015, porque sus limitaciones al enriquecimiento nuclear de Irán tenían fecha de caducidad y el acuerdo no abordaba el programa de misiles balísticos de Irán, ni sus injerencias militares en la zona, especialmente en Siria y Líbano. El ex primer ministro israelí hasta fue invitado por los republicanos a dar un discurso en el que se opuso al acuerdo en el Capitolio en 2016, algo que provocó una enorme tensión con Obama. Ataque con drones Al llegar al poder, Trump se salió del acuerdo nuclear y endureció las sanciones sobre Irán, algo que provocó alivio en Israel. Como en muchos otros asuntos, el expresidente estadounidense fue mucho más allá. En enero de 2020 ordenó un ataque con drones en Bagdad contra el comandante iraní que coordinaba las milicias chiíes en todo el mundo islámico, el general Qassem Suleimani. Fueron días de máxima tensión, e Irán respondió con un bombardeo de bases estadounidenses en Irak que no produjo bajas. Este viernes, el presidente Biden llega a Arabia Saudí , un reino que también tiene marcado como prioridad impedir que Irán desarrolle un programa nuclear. Ambos países en el golfo Pérsico son rivales, y han estado enfrentados con apoyos a facciones opuestas en la guerra civil en Yemen. Biden busca que la corona saudí se abra a tener relaciones diplomáticas con Israel , como han hecho antes, a instancias de Trump, otros países árabes como Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Marruecos. Biden y Lapid emitieron la declaración conjunta en la que se comprometen a estrechar aun más su colaboración militar. Ambas naciones tienen un memorando de entendimiento de 10 años que cubre hasta 2028 ayudas militares de EE.UU. a Israel por importe de 38.000 millones de dólares, que es el mismo importe en euros. De ellos, 5.000 millones se destinan a misiles, cruciales para el sistema de defensa israelí conocido como Cúpula de Hierro. En la declaración conjunta, EE.UU. dijo que está dispuesto a utilizar «todos los elementos de su poder nacional» para impedir que Irán se dote de la bomba nuclear. La declaración conjunta podría tener una gran importancia simbólica para una reunión de Biden con líderes árabes en Arabia Saudí, ya que pretende reforzar una alianza en toda la zona contra Irán.
14-07-2022 | Fuente: abc.es
El presidente de EE.UU. firmó este jueves un acuerdo con el primer ministro de Israel por medio del cual ambas naciones se comprometen a impedir que Irán consiga armas nucleares. Fue un momento de unidad entre dos aliados en la actualidad divididos sobre si es necesaria la vía diplomática con el régimen de los ayatolás . De visita en Jerusalén, Joe Biden, como Barack Obama antes que él, mantiene que su prioridad es que Irán regrese al acuerdo nuclear con las grandes potencias mundiales, mientras los dirigentes en Israel siguen convencidos de que sólo la mano dura y amenaza real de represalias impedirá que los ayatolás se doten de esas peligrosas armas. Es cierto que Biden dijo en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro israelí, Yair Lapid, que EE.UU. «no esperará indefinidamente» a que Irán decida reincorporarse a ese acuerdo nuclear. El presidente norteamericano dijo claramente: «No podemos permitir que Irán sea una potencia nuclear». Antes, en una entrevista concedida a un canal televisivo israelí, el presidente norteamericano dijo que queda como último recurso el uso de la fuerza contra Irán, si avanza en ese programa nuclear. En su comparecencia del jueves, Biden matizó: «Sigo creyendo que la diplomacia es la mejor manera de lograr este resultado». Resucitar el acuerdo nuclear con Irán negociado por la Administración de Obama en 2015 y abandonado por Donald Trump en 2018 es una misión de Biden desde que entró en la Casa Blanca en 2021. Sus críticos en el Partido Republicano consideran que es demasiado tolerante con las injerencias del régimen teocrático en todo el mundo, desde Afganistán e Irak hasta Venezuela, que incluyen la financiación y entrega de armamento a una amplia red de milicias y grupos terroristas. De momento, Biden ha permitido que EE.UU. participe en negociaciones con Irán que son indirectas porque el régimen de los ayatolás prefiere utilizar intermediarios europeos. El deseo de Biden de una solución diplomática contrasta con las declaraciones de Lapid , que representa a una coalición dominada ahora por varios partidos que asumieron el poder tras la caída de Benjamín Netanyahu en 2021. En el asunto iraní, las palabras de Lapid no se distinguen de las de Netanyahu. «El régimen iraní debe saber que si sigue engañando al mundo pagará un alto precio. La única manera de detenerlos es poner sobre la mesa una amenaza militar creíble» , dijo el mandatario. Las potencias occidentales en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que son las que firmaron el acuerdo con Irán de 2015, quieren que Irán cierre una planta nuclear subterránea, localizada cerca de la ciudad de Qom. Allí ha producido ya uranio enriquecido al 60%, según anunció la semana pasada un medio estatal. Es menos de lo que se necesita para ensamblar un arma nuclear, y las autoridades iraníes mantienen que ese uranio es para fines pacíficos , en concreto para alimentar un reactor nuclear en Teherán, que se emplea para producir isótopos médicos. A partir de un 20%, los científicos lo consideran ya uranio altamente enriquecido, que puede convertirse en armamento nuclear en cuestión de meses. Para ello, debería llegar a un enriquecimiento del 90%. Benjamín Netanyahu, cuando aun estaba en el poder, se opuso enérgicamente al acuerdo nuclear original , alcanzado bajo el mandato de Obama en 2015, porque sus limitaciones al enriquecimiento nuclear de Irán tenían fecha de caducidad y el acuerdo no abordaba el programa de misiles balísticos de Irán, ni sus injerencias militares en la zona, especialmente en Siria y Líbano. El ex primer ministro israelí hasta fue invitado por los republicanos a dar un discurso en el que se opuso al acuerdo en el Capitolio en 2016, algo que provocó una enorme tensión con Obama. Ataque con drones Al llegar al poder, Trump se salió del acuerdo nuclear y endureció las sanciones sobre Irán, algo que provocó alivio en Israel. Como en muchos otros asuntos, el expresidente estadounidense fue mucho más allá. En enero de 2020 ordenó un ataque con drones en Bagdad contra el comandante iraní que coordinaba las milicias chiíes en todo el mundo islámico, el general Qassem Suleimani. Fueron días de máxima tensión, e Irán respondió con un bombardeo de bases estadounidenses en Irak que no produjo bajas. Este viernes, el presidente Biden llega a Arabia Saudí , un reino que también tiene marcado como prioridad impedir que Irán desarrolle un programa nuclear. Ambos países en el golfo Pérsico son rivales, y han estado enfrentados con apoyos a facciones opuestas en la guerra civil en Yemen. Biden busca que la corona saudí se abra a tener relaciones diplomáticas con Israel , como han hecho antes, a instancias de Trump, otros países árabes como Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Marruecos. Biden y Lapid emitieron la declaración conjunta en la que se comprometen a estrechar aun más su colaboración militar. Ambas naciones tienen un memorando de entendimiento de 10 años que cubre hasta 2028 ayudas militares de EE.UU. a Israel por importe de 38.000 millones de dólares, que es el mismo importe en euros. De ellos, 5.000 millones se destinan a misiles, cruciales para el sistema de defensa israelí conocido como Cúpula de Hierro. En la declaración conjunta, EE.UU. dijo que está dispuesto a utilizar «todos los elementos de su poder nacional» para impedir que Irán se dote de la bomba nuclear. La declaración conjunta podría tener una gran importancia simbólica para una reunión de Biden con líderes árabes en Arabia Saudí, ya que pretende reforzar una alianza en toda la zona contra Irán.
20-05-2022 | Fuente: abc.es
Un matrimonio italiano y su hijo, secuestrados en Malí por un grupo musulmán
Tres italianos -padre, madre y su hijo- y un ciudadano de Togo fueron secuestrados por «hombres armados» en Malí, un país con gran inestabilidad política, con grupos terroristas ligados a Al Qaeda y al Estado islámico. Los italianos son un matrimonio de misioneros voluntarios de los Testigos de Jehová. La familia vive desde hace tiempo en Malí y tiene doble nacionalidad. La sede de la Congregación cristiana de los Testigos de Jehová en Italia informa que «no hay misioneros nuestros enviados a ese país». Aunque esta congregación no excluye «que alguien a título personal, como voluntario, haya ido a Malí para ayudar a las comunidades locales. Pero no tenemos conocimiento de ello». «Estamos haciendo todo lo posible para asegurar la liberación de los secuestrados», dijo una fuente de seguridad maliense, según informó la agencia de noticias AFP. El ministerio de Asuntos Exteriores de Italia ha anunciado que su Unidad de Crisis está realizando los controles e investigaciones necesarios, y que el jefe de la diplomacia italiana, Luigi Di Maio, sigue personalmente la evolución del secuestro. Malí, un polvorín El secuestro fue realizado con toda probabilidad por miembros del Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes. Tuvo lugar en la noche del jueves en Sincina, en el distrito de Koutiala, que se encuentra en el sureste de Malí, un país que se ha convertido en polvorín. Desde el año 2012, es escenario de ataques perpetrados por grupos yihadistas vinculados a Al-Qaeda y al estado islámico. La situación se hace más explosiva aún por la violencia de todo tipo que llevan a cabo milicias y bandoleros, que se hacen pasar por formaciones de autodefensa. La violencia, que comenzó en el norte de Malí en el 2012, se extendió al centro y luego a los países vecinos, Burkina Faso y Níger, causando miles de muertes de civiles y militares, y cientos de miles de desplazados, a pesar del despliegue de fuerzas de la ONU, francesas y africanas. Precisamente, el lugar del secuestro de los tres italianos y el togolés está en el sudeste del país, casi en la frontera con Burkina Faso. Malí fue escenario de dos golpes de Estado liderados por el mismo grupo de coroneles: El primero, en agosto de 2020; luego, en mayo de 2021. Ahora está gobernado por una Junta Militar que se ha alejado de Francia y sus socios, prefiriendo a Rusia en el intento de frenar el avance yihadista. La Junta, bajo el mando del coronel Assimi Gota, ha abandonado su compromiso inicial de devolver el poder a los civiles tras las elecciones que deberían haberse celebrado el pasado mes de febrero. La Comunidad de Estados de África Occidental impuso sanciones a la Junta Militar, una dictadura que recurre a eslóganes y consignas patrióticas y soberanas, silenciando a la oposición. Borrel: «Redefinir misión en Malí» Ante la noticia del secuestro, Josep Borrell, el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, se ha pronunciado sobre la situación en Malí en una rueda de prensa: «Presentaremos un plan para reducir el tamaño de nuestra misión en Malí. Hemos decidido suspender todas las actividades de entrenamiento de tropas y ya no veo perspectivas de que estas actividades se reanuden en un futuro próximo. Necesitamos reducir los efectivos, de forma coordinada, y desplegarlos en otros países de la región, y luego -concluyó Borrell- ver cómo se pueden redefinir los objetivos de la misión para seguir asistiendo al pueblo de Malí».
19-05-2022 | Fuente: abc.es
Biden respalda un acceso de Suecia y Finlandia a la OTAN «lo más rápido posible»
Joe Biden buscó escenificar este jueves el apoyo rotundo de EE.UU. a la entrada en la OTAN de Finlandia y Suecia, dos países con fronteras con Rusia y que han decidido dejar atrás su neutralidad militar tras la invasión de Ucrania. El presidente de EE.UU. recibió a la primera ministra sueca, Magdalena Andersso n, y al presidente finlandés, Sauli Niinistö, en la Casa Blanca, en un acto en el que defendió que el proceso de acceso a la alianza atlántica de ambos países sea lo más rápido posible, en medios de la oposición de miembros como Turquía y Croacia. Biden buscó mostrar la cercanía con la intención de Suecia y Finlandia de entrar en la OTAN desde el primer momento. Los tres líderes llegaron caminando hasta el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, el presidente de EE.UU. agarrado al brazo de Andersson, a su izquierda, y abrazando a Ninistö, a su derecha. «Es un día trascendente», dijo Biden sobre el encuentro, después de que en la víspera Finlandia y Suecia presentaran formalmente su solicitud de entrada en la OTAN, para la que el presidente de EE.UU. reiteró ayer su «apoyo total y completo». Biden aseguró que ese mismo día su Administración presentaría ante el Congreso de EE.UU. informes de apoyo al acceso a la OTAN para ambos países, «para que el Senado puede decidir de forma eficiente y rápida sobre el consentimiento al tratado». El presidente de EE.UU. pidió a los legisladores que impulsen el proceso «lo más rápido posible, en cuanto las perspectivas de todos los aliados se hayan tenido en cuenta y la OTAN adopte el protocolo de adhesión». Croacia y Turquía amargan la entrada Era una referencia velada a Turquía que ha mostrado su oposición a la entrada de los dos países en la alianza, según su presidente, Recep Tayyp Erdogan, por sus políticas sobre grupos terroristas kurdos. También a Croacia, que en las últimas horas ha mostrado diferencias de opinión dentro de su Gobierno sobre los nuevos miembros. El presidente finlandés trató de acercar posturas con Turquía desde su discurso en la Casa Blanca. «Como miembros de la OTAN, estaremos comprometidos con la seguridad de Turquía, al igual que Turquía se comprometerá con la nuestra», dijo Ninistö. «Nos tomamos el terrorismo en serio. Condenamos el terrorismo en todas sus formas y estamos implicados en combatirlo», añadió antes de asegurar que están abiertos a la negociación con Turquía. Andersson, por su parte, recalcó que Suecia «después de doscientos años de no alineamiento militar, ha decido tomar un nuevo camino». El punto de inflexión para esa decisión, dijo, fue la «agresión a gran escala de Rusia contra un vecino soberano y democrático». La primera ministra defendió que «el pueblo sueco estará mejor protegido dentro de la alianza de la OTAN». Biden defendió que ambos países «cumplen de sobra con todos los requisitos» para formar parte de la alianza militar y aseguró que «las puertas de la OTAN estás abiertas» para otros. «Que haya nuevos miembros de la OTAN no es ninguna amenaza a ningún país, nunca lo ha sido», aseguró el presidente de EE.UU. «El propósito de la OTAN es defender frente agresiones», añadió y dijo que la entrada de Finlandia y Suecia mejorará la alianza. «Ante la posibilidad de una agresión, la OTAN no se ha debilitado, sino que se ha fortalecido», defendió.
11-05-2022 | Fuente: abc.es
Marcelo Pecci, el reputado fiscal que encarceló a Ronaldinho y que ha sido asesinado en su luna de miel
El fiscal paraguayo Marcelo Pecci ha sido asesinado este martes por unos pistoleros que abordaron en motos acuáticas el lugar donde el jurista pasaba su luna de miel, en la isla Barú del Caribe colombiano. Pecci, de 45 años, estaba especializado en la lucha contra el crimen organizado, el tráfico de drogas, el blanqueo y la financiamiento de grupos terroristas. Asimismo, era famoso por haber enviado a prisión al exfutbolista Ronaldinho entre marzo y agosto de 2020. Este fiscal era uno de los juristas más relevantes y reconocidos de su país. Tras licenciarse a finales de los años 90, comenzó su carrera en el Ministerio Público (la Fiscalía General de Paraguay) desde el año 2000, y en 2009 pasó a ser fiscal. Uno de los primeros casos por los que Pecci se hizo conocido y que definió su perfil como especialista en casos de narcotráfico fue el operativo ?A Ultranza Py?, cuya misión era perseguir una gran estructura que transportaba cocaína desde Bolivia hasta Paraguay, que luego se enviaba a zonas de Europa y África. Esta investigación logró la captura de varios miembros de una mafia relacionada con el tráfico de drogas y el blanqueo de capitales, lo que podría haber hecho que el nombre de Pecci figurarase en la lista de personas enemigas de estos grupos. El hombre que encarceló a Ronaldinho Sin embargo, el caso por el que era más conocido Pecci fue el que envolvía al exfutbolista brasileño Ronaldinho después de que este intentase entrar en Paraguay con un pasaporte falsificado. Tanto el deportista como su hermano fueron enviados a prisión, en marzo de 2020. Este fiscal también cubrió otros casos mediáticos, lo que le hizo estar constantemente en la palestra pública, como el caso del asesinato de la hija del gobernador de Amambay, la joven de 22 años Kaline Reionoso de Oliveira. Además, Pecci investigó a la familia de políticos y empresarios Sánchez Garcete por delitos de blanqueo de capitales. A este clan pertenecía el exdiputado del Partido Colorado Carlos Rúben Sánchez Garcete, alias Chicharõ, que fue asesinado el pasado mes de agosto. Tanto él como varios de sus familiares fueron investigados por delitos relacionados con el lavado de dinero, asociación criminal y el narcotráfico. El crimen de Marcelo Pecci «Dos hombres atacaron a Marcelo. Venían en una pequeña embarcación, o un jet sky, la verdad no lo vi bien», ha explicado su viuda, la periodista Claudia Aguilera, al diario 'El Tiempo'. Uno de ellos se apeó de la lancha y, «sin mediar palabra, le disparó dos veces. Un impacto lo recibió en la cara y otro en la espalda», describió, según informa AFP. En la última publicación de la comunicadora en Instagram se ve a la pareja abrazada en la playa y, en primer plano, unos zapatos de bebé. La fiscal general de Paraguay, amiga personal de Pecci, dijo a W Radio que Aguilera está embarazada. La policía ofrece medio millón de dólares a quien ofrezca información para capturar a los asesinos El director de la policía colombiana, el general Jorge Luis Vargas, ha asegurado en rueda de prensa que la agencia antidrogas estadounidense DEA, autoridades de Colombia y de Paraguay trabajan para «obtener la mayor cantidad de información» sobre el crimen. «Organizaremos un equipo internacional de búsqueda y localización de estos delincuentes estén donde estén», añadió el oficial. Según AFP, la policía ha anunciado una recompensa equivalente a unos 488.000 dólares por información que permita la captura de los asesinos. Helicópteros, buzos, peritos, expertos en dactiloscopia y fiscales especializados hacen parte del cuerpo de investigación a cargo del caso. Además, difundieron la imagen de uno de los presuntos asesinos de Pecci en busca de información que permita su captura. En la fotografía se ve a un hombre delgado, de piel morena, sonriente, con sombrero y gafas de sol.
08-05-2022 | Fuente: abc.es
Putin llega a su ?día sagrado? sin haber podido doblegar a Ucrania
Cada año, con motivo de los festejos del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi, el presidente Vladímir Putin aprovecha la efeméride para mostrar su poderío militar en el gran desfile de la Plaza Roja y contextualizar el recuerdo de aquella contienda y sus consecuencias con la situación presente, sobre todo en el ámbito internacional y en referencia principalmente a las cuestiones de carácter bélico y a la seguridad global. Por eso, en la ocasión actual, en medio de una devastadora y cruel guerra contra Ucrania, la expectación es máxima de cara al mensaje que Putin se propone lanzar hoy. Circulan múltiples especulaciones sobre las sorpresas que, con el fin de darle un empujón a su enquistada campaña en el país vecino, el mandatario ruso podría preparar para su ciudadanía, la más inquietante declarar a Ucrania formalmente la guerra, lo que permitiría decretar la ?movilización general?, medida que obligaría a la población masculina a tomar las armas sin posibilidad alguna de evitar ser alistados. A juicio de la viceministra de Defensa ucraniana, Anna Maliar, «el 9 de mayo Putin deberá explicar a sus ciudadanos para qué tanta destrucción y por qué se sacrificaron las vidas de más de 20.000 soldados rusos». Por su parte, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, dijo el viernes que el presidente ruso tal vez anuncie algo «grandioso», ante lo que, añadió, «estamos preparados para cualquier escenario, qué más puede ya pasar». Debido al aislamiento internacional de Rusia, este año en la Plaza Roja no habrá ningún líder extranjero. Lo primero que sugirieron los medios de comunicación oficiales rusos, tan pronto el Kremlin lanzó su ?operación especial militar? contra Ucrania, fue que, este año, el centro de atención del Desfile de la Victoria no sería Moscú, como es habitual, sino Kiev. Se daba por hecho que, para el 9 de mayo, el país vecino estaría ya completamente ocupado, sus dirigentes derrocados y se habría instalado un Gobierno marioneta prorruso, que organizaría una exhibición con las tropas rusas ?liberadoras?. Diversos escenarios Pero, a finales de marzo, tras numerosos intentos fallidos de tomar la capital ucraniana, el Ministerio de Defensa ruso anunció que sus fuerzas se replegaban para concentrar sus esfuerzos en Donbass. Ese era entonces el nuevo objetivo de Moscú de cara al 9 de mayo, poner bajo su control completamente las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk. Primero se planeó organizar la parada militar en la ciudad de Donetsk, pero, puesto que a día de hoy gran parte de Donbass continúa en manos ucranianas, se habló después de llevarlo a cabo entre los escombros de la ocupada y asolada ciudad portuaria de Mariúpol. Precisamente eso es lo que cree la inteligencia militar ucraniana. Uno de los indicios de que un desfile podría tener lugar en Mariúpol es que recibió hace unos días la visita del subjefe de la Administración del Kremlin, Serguéi Kiriyenko. Otra señal que se apunta como reveladora de la posibilidad del evento son los trabajos a ritmo acelerado de descombrado y limpieza en las calles de Mariúpol, en donde no ha sido todavía sofocado el último foco de resistencia ucraniana, la acería Azovstal, ni se han evacuado a todos los civiles. De hecho, el viernes, el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, aseguró que en Mariúpol no habrá ninguna celebración el 9 de mayo. No obstante, el asesor de la Presidencia ucraniana, Mijailo Podoliak, cree que «el Kremlin está preparando un desfile en Mariúpol el 9 de mayo con nuestros militares tomados como prisioneros». Según sus palabras, «esto ya se hizo en Donetsk en 2014, cuando decenas de militares ucranianos capturados fueron obligados a desfilar por las calles. Esta vez quieren repetir algo similar». Debido al aislamiento internacional de Rusia por la invasión, este año no habrá ningún líder extranjero en Moscú En cualquier caso, la totalidad de los analistas coinciden en que, de momento, Putin no tiene grandes triunfos que mostrar hoy en la Plaza Roja, aunque es verdad que sus tropas han conseguido ocupar casi toda la región de Jersón y algunas partes de las de Donetsk, Lugansk, Zaporoiyia, Mykolaiv y Járkov. Se da la circunstancia de que el primer mandatario ruso ha presentado su contienda contra Kiev como una cruzada contra el ?nazismo?, con el objetivo declarado de ?desnazificar? Ucrania. En su arenga de hace un año ante las tropas en la Plaza Roja, Putin ya adelantó que «mucho de la ideología de los nazis, obsesionados con la delirante teoría sobre su exclusividad, se está tratando de poner nuevamente en funcionamiento y no sólo por radicales y grupos terroristas internacionales». Peskov explicó que el jefe del Kremlin se refería a los grupos neonazis en Europa, en referencia a Polonia, las repúblicas bálticas y Ucrania. Según el portavoz presidencial, el Día de la Victoria, y el desfile en concreto, «es algo sagrado» para Putin, el pilar más importante de la componente ideológica de su política. El Ejército Rojo culminó la toma de Berlín el 2 de mayo de 1945 y, el 8 de mayo, se produjo la capitulación. Pero, debido a la diferencia horaria, en la URSS siempre se festejó el Día de la Victoria el 9, no el 8 como en los países de Occidente. Más de 26 millones de soviéticos, según cifras oficiales, perecieron durante la Gran Guerra Patria, nombre que los soviéticos dieron a la II Guerra Mundial, aunque algunos historiadores creen que el número fue muy superior. Putin ha hecho suya aquella victoria y la impone como un elemento imprescindible de demostración de patriotismo y unidad interna en Rusia.
1
...