Infortelecom

Noticias de fuerzas armadas

24-04-2022 | Fuente: abc.es
«Es un gran error pensar que Putin no ambiciona ir más allá de Ucrania»
David contra Goliat. Así se puede resumir la narrativa imperante a nivel mundial para describir lo que le ha sucedido a Rusia en su intento de invadir Ucrania. Más aún si se dan por buenas las cifras que ofrece el gobierno de Kiev, que reconoce unos 3.000 militares fallecidos entre sus filas frente a más de 20.000 en el bando de Moscú. Yuriy Sak, teniente, consejero del ministro de Defensa y portavoz de ese ministerio, asegura en una entrevista con ABC que son «estimaciones bastante fiables», y recuerda que en la guerra «siempre son los atacantes quienes sufren el mayor número de bajas». Pone como ejemplo el sitio de Mariúpol: «La superioridad militar rusa es abrumadora y, sin embargo, un pequeño grupo de soldados logran mantener su posición. Continúan matando a los rusos y destrozando sus tanques». Sak añade que, para que una invasión resulte exitosa, «los atacantes necesitan al menos una superioridad numérica de cinco a uno, una proporción que se traslada también a las cifras de muertos». Sobre el terreno, es evidente que Rusia ha sufrido grandes pérdidas. Los alrededores de Kiev están plagados de tanques, blindados y cuerpos de sus soldados. «Claro que Putin no quiere reconocerlo y prefiere dejar a las madres sin los cuerpos de sus hijos que reconocer las bajas», señala Sak. Pero la retirada de los rusos también ha revelado el horror que la población civil ha sufrido bajo su ocupación. Las fosas comunes de Bucha y la devastación de localidades como Borodianka han helado la sangre del mundo. Y la batalla no ha acabado, solo se ha trasladado al este, a la región rusoparlante del Donbás. Y, allí, Vladimir Putin tiene más ventaja porque se puede aprovisionar con más facilidad. ?Hasta ahora han conseguido repeler su invasión. ¿Cuáles han sido las claves de este éxito militar inicial de Ucrania? ?Para responder a esta pregunta tenemos que remontarnos a 2014, cuando Rusia inició la invasión de nuestro país y se anexionó Crimea. Porque, desde entonces, nuestras tropas se han ido preparando para una agresión a mayor escala, tanto desde el punto de vista psicológico como militar. El Ejército ha llevado a cabo una transformación considerable. Se ha modernizado, está muy motivado y ahora tiene experiencia de combate. Nuestros aliados de la OTAN han entrenado a los soldados y les han proporcionado armamento avanzado. Por eso, el 24 de febrero -cuando Rusia inició su 'operación militar especial'- el ejército ucraniano no era el mismo que hace ocho años, cuando estalló la guerra en el Donbás. Rusia ha infravalorado esta modernización. Y también muchos otros países que no creyeron posible que resistiésemos tanto. ?Tampoco se esperaba gran cosa de su presidente, Volodimir Zelensky, cuya imagen estaba muy ligada a su pasado como actor cómico. ?Tenemos informes que revelan cómo muchos en Occidente creyeron que huiría, que se marcharía del país. Y creo que Putin también lo esperaba. Rusia acumuló tropas en la frontera y en Bielorrusia, y pensó que eso amedrentaría a nuestros líderes políticos y militares. Pero se ha demostrado que estaba equivocado. ?En parte gracias al envío de armamento más avanzado que el ruso. ?Sí. Como los misiles Harpoon y Starstreak del Reino Unido, las jabalinas antitanque de Estados Unidos, o los Stinger que recibimos de diferentes países incluso antes de que comenzase la guerra. Han sido muy efectivos para provocar grandes pérdidas entre las filas rusas, pero sirven de poco si no hay un ejército motivado que las utilice. Fue cuando Putin vio que se la atragantaba la invasión terrestre cuando cambió de táctica y comenzó a lanzar todos los misiles a su alcance. ?¿Dio usted credibilidad a las advertencias de Estados Unidos que anunciaban la invasión y que gran parte del mundo desoyó? ?Lógicamente, nosotros recibíamos detallados informes de Inteligencia sobre los planes de Rusia para lanzar una invasión. Reconozco que todos teníamos la esperanza de que no se materializasen, de que la presión internacional y las repercusiones económicas lo evitasen, pero la experiencia anterior nos hizo tomar la amenaza en serio. En 2014, el mundo tampoco creyó que Rusia fuese a invadir Crimea y lo hizo. Ahora está amenazando a Finlandia y a los estados bálticos, y su maquinaria de propaganda, que transmite las opiniones que el Kremlin no se atreve a verbalizar en público, demuestra que esta guerra no acabará en Ucrania, salvo que estemos bien armados y protejamos así el futuro de Europa. ?Ahora la mayoría tampoco cree que Putin vaya a poner la diana más allá de Ucrania. ¿Cree que es otro error? ?Es un gran error pensar que Putin no ambiciona ir más allá. Hay que rebobinar un poco y analizar discursos como el que pronunció en diciembre de 2021, en el que lanzó un ultimátum a Occidente para que la OTAN se replegase al territorio que ocupaba antes de 1991. Eso quiere decir que muchos países, como Polonia o Hungría, no deberían pertenecer a la Alianza. Es un error pensar que Putin no está muy loco. Y lo que está haciendo en Ucrania prueba que es una persona completamente desconectada de la realidad. Y con gente como él no funciona el diálogo. De hecho, me recuerda a lo que sucedió cuando los líderes europeos trataron de apaciguar a Hitler antes de que invadiese Polonia. ?Menciona a Hitler, y muchos les acusan a ustedes de ser nazis. ¿Qué tratamiento están dando a los soldados rusos capturados y muertos? ?No es exactamente mi campo, pero le puedo asegurar que las fuerzas armadas de Ucrania están dispensando al enemigo un tratamiento acorde al que recogen la Convención de Ginebra y la legislación internacional. De hecho, hemos estado demandando a la parte rusa que haga lo mismo y que intercambie prisioneros y fallecidos para darles tratamiento médico y un funeral digno. Pero como Rusia rehúsa dar a conocer las cifras oficiales de bajas, prefiere listar a los caídos como desaparecidos en vez de dedicarles funerales masivos que dejarían en evidencia su fracaso. ?Pero también hemos visto vídeos de soldados ucranianos disparando en la pierna a rusos. ?Estamos en una guerra en la que se producen combates cruentos y no todo se puede controlar, pero los soldados ucranianos están respetando las normas de la guerra, y las autoridades están incluso invitando a investigadores extranjeros para documentar los crímenes de guerra ?España enviará un grupo de casi 40 expertos? y recabar pruebas para la Corte Penal Internacional. No tenemos un doble rasero ni nada que esconder. ?El armamento es un punto de fricción importante con sus aliados. ¿Están recibiendo suficientes de las potencias occidentales? ¿Qué les hace falta? ?Sí, es el mayor desafío, tanto a nivel militar como político. Desde el primer día estamos tratando de hacer llegar un mensaje sencillo: necesitamos armamento pesado. Tanques, blindados, cazas. Cada día de retraso provoca la muerte de civiles y la destrucción de ciudades. En su día reclamamos una zona de exclusión aérea sobre Ucrania, y rápido se hizo evidente que no iba a suceder. Así que dijimos, vale, lo haremos nosotros, pero enviadnos las herramientas para lograrlo. Estamos agradecidos por la ayuda que recibimos, pero es insuficiente. ?Países como España han incrementado los envíos de armamento? ?Afortunadamente, esta semana las cosas han comenzado a cambiar y empezamos a recibir este armamento, que marca un punto de inflexión. Porque no es lo mismo tener que estar a 700 metros para destruir un carro de combate con una jabalina que hacerlo con artillería a 30 kilómetros. Esto cambia por completo la dinámica del combate y reduce nuestras bajas. Necesitamos más tanques y, sobre todo, cazas. Porque, si bien estamos haciendo un gran trabajo en el ámbito terrestre, la superioridad aérea todavía es rusa. Para ser más eficientes, necesitamos aviones de guerra. También hacen falta misiles para destruir los cruceros desde los que nos atacan. Cuanto antes tome Occidente la decisión de enviarlos, más vidas se salvarán y antes recuperaremos la paz en Europa. No es cuestión de semanas, los necesitamos ya. Todo lo que llega va directamente al frente, donde se utiliza de inmediato. Y, como dijo el presidente Zelensky, si hubiésemos tenido este armamento antes, no estaríamos viendo ahora la tragedia de ciudades como Mariúpol o Kharkiv. ?Pero ¿entiende usted las implicaciones de lo que demanda y por qué la OTAN no quiere involucrarse de una forma más directa? ?Si Ucrania hubiese sido aceptada como miembro antes, esta guerra no habría tenido lugar. Desafortunadamente, no ha sucedido ni siquiera habiendo incluido en nuestra Constitución que entrar en la OTAN es una parte vital de nuestra estrategia internacional. Pero entiendo que, al enfrentarse con un enemigo tan impredecible como Putin, la OTAN actúa con dificultad porque no es un país sino una organización formada por países de ideologías e intereses geopolíticos muy diferentes. Así es difícil alcanzar la unanimidad requerida para actuar. También entiendo que haya quienes quieren evitar la Tercera Guerra Mundial a toda costa, y el presidente Biden ya ha dejado claro que sus tropas no van a entrar en Ucrania. En cualquier caso, no es descartable que Rusia acabe atacando Polonia, por ejemplo, y se tenga que invocar el artículo 5 -que supondría declarar la guerra al atacante-. ?¿Cuánto tiempo cree que pueden resistir en el este? ?Nosotros estamos convencidos de que vamos a ganar esta guerra, la única incógnita es a qué precio. Precio humano, pero también de destrucción. En manos de nuestros aliados está la duración del conflicto y, por lo tanto, el grado de devastación. Deben dejar de procrastinar y actuar ya. ?Hay muchos rumores sobre la posibilidad de que Putin dé por concluida la operación el próximo día 9 -Día de la Victoria-. ¿Lo cree posible? ?Creemos que, en efecto, el Kremlin desea celebrar esa jornada con algún tipo de victoria. Pero lo cierto es que, en casi dos meses de guerra, no ha sido capaz de anotarse ninguna. De ahí que esté destinando todos sus recursos al este, en una segunda fase de la invasión en la que está utilizando bombarderos estratégicos que llevan el combate a otro nivel. Estamos repeliendo estos ataques y hay lugares en los que incluso lanzamos contraataques y recuperamos territorios antes perdidos. Así que Rusia sigue muy lejos del éxito. Y, si recibimos ese armamento pesado, les fastidiaremos el Día de la Victoria.
22-04-2022 | Fuente: abc.es
Rusia busca hacerse con el control «total» del sur de Ucrania y ganar acceso a Transnistria
Las Fuerzas Armadas de Rusia han informado este viernes de que la segunda parte de su «operación especial» en Ucrania tiene como objetivo hacerse con el «control total» del sur de Ucrania y la región del Donbás, así como ganar acceso a la región moldava de Transnistria. Rustam Minnekaev, comandante del Distrito Central del Ejército, ha señalado que «desde el inicio de la segunda fase de la operación una de las tareas del Ejército es ganar control en el Donbás y el sur de Ucrania ». «Esto permitiría crear un corredor hacia Crimea y tener influencia sobre la economía ucraniana», ha dicho. Así, ha destacado que esto daría a las fuerzas rusas la oportunidad de ganar acceso a Transnistria, donde «también se producen actos de opresión contra la población de habla rusa», tal y como ha lamentado. «Aparentemente ahora estamos en guerra con todo el mundo, como en la Segunda Guerra Mundial. Toda Europa está en nuestra contra, nunca les ha gustado Rusia», ha aseverado, según informaciones de la agencia de noticias TASS. No obstante, ha destacado la «superioridad técnica del Ejército ruso» sobre las fuerzas ucranianas, una cuestión que ve como una «obviedad». «Cuando Rusia golpea no sufre pérdidas y esto acaba con la moral de los ucranianos», ha afirmado. El pasado 29 de marzo, el Ministerio de Defensa ruso dio por cumplido el objetivo esencial de la primera fase de la invasión, que era mermar la capacidad bélica de Ucrania, y dijo que se centraría en la «liberación de Donbás». El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó el pasado 24 de febrero lanzar una «operación militar especial» en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como independientes, necesitaban ayuda ante el «genocidio» de Kiev.
22-04-2022 | Fuente: abc.es
Rusia es expulsada como país observador de la Organización de los Estados Americanos
La Organización de los Estados Americanos suspendió este jueves 21 de abril a Rusia como país observador permanente por la invasión de Ucrania. Fueron 25 los votos a favor de la suspensión, con ninguno en contra, ocho abstenciones y una ausencia, la de Nicaragua. Se abstuvieron México, Argentina, Bolivia, Brasil, El Salvador, Honduras, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas. La sesión la convocaron Guatemala y Antigua y Barbuda, con el apoyo de Estados Unidos, Colombia, Uruguay, Canadá y Granada. En la resolución adoptada, los países miembros expresan su preocupación «por el creciente número de muertes y el creciente desplazamiento de personas y, también, por la destrucción de la infraestructura civil causada por la agresión de la Federación de Rusia contra Ucrania y su guerra en curso». También lamentan «los informes de las terribles atrocidades cometidas por las fuerzas armadas rusas en Bucha, Irpin, Mariupol y en otras ciudades ucranianas, y en la estación del tren en Kramatorsk». EE.UU. ha denunciado crímenes de guerra e impulsa una iniciativa para que los jerarcas rusos rindan cuentas ante la justicia internacional. Suspensión con efecto inmediato Según dijo el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en su intervención, «Rusia está cometiendo a vistas del mundo crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, con sus acciones pretende destrozar la integridad territorial de un país soberano y ahora amenaza a otros países vecinos, todos ellos observadores permanentes de esta organización». Desde 1971, la Asamblea General de la OEA tiene observadores permanentes, que cooperan con los países miembros, todos estos del continente americano y el Caribe. Entre los observadores están no sólo España, Francia o Italia, con estrechos lazos con la región, sino también otros como China o, hasta ahora, Rusia. La suspensión tiene efecto inmediato y, según la resolución, durará hasta que «el Gobierno ruso cese sus hostilidades, retire todas sus fuerzas y equipos militares de Ucrania, dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas y vuelva a la senda del diálogo y la diplomacia». La OEA exigió a Rusia el fin de los crímenes de guerra Ya a finales de marzo el propio consejo permanente de la OEA aprobó una resolución en la que exigió a Rusia que ponga fin a «actos que pueden constituir crímenes de guerra». Se abstuvieron ya entonces Brasil, Bolivia, El Salvador, Honduras y San Vicente y las Granadinas. En aquella misma sesión, en videoconferencia, participó la embajadora ucraniana ante Washington, Oksana Markarova, que pidió entonces que los países representados expulsaran a Rusia como país observador. La representante de México, Luz Elena Baños, dijo que esta suspensión no ayuda a resolver el conflicto en Ucrania. «Aun en medio de la guerra, deben mantenerse todos los canales de diálogo», dijo en su turno de intervención. El representante de Argentina, Carlos Alberto Raimundi, dijo que su país apoya la paz, pero sin tener que reconfigurar el orden global. Tras la suspensión, el jefe diplomático de EE.UU., Antony Blinken, felicitó al resto de los países de la OEA por «no quedar al margen frente a las violaciones del derecho internacional humanitario y los abusos contra los derechos humanos por parte del gobierno ruso». «La acción de la OEA de hoy envía un mensaje claro al Kremlin. Una abrumadora cantidad de países de las Américas exhortó al Kremlin a poner fin a su inconcebible guerra, retirar sus fuerzas y cumplir con el derecho internacional».
21-04-2022 | Fuente: as.com
Mete un gol, manda un mensaje a Putin y se hace viral
Oleksiy Khoblenko, futbolista ruso, mostró una camiseta que llevaba escrito: "Gloria a las Fuerzas Armadas de Ucrania. Putin es un fascista".
21-04-2022 | Fuente: abc.es
Putin suspende ahora por «inapropiada» la ofensiva contra la acería de Mariúpol, aunque mantiene el bloqueo
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha ordenado este jueves suspender la ofensiva en la acería Azovstal, uno de los escasos puntos de resistencia que quedan en la ciudad ucraniana de Mariúpol (sureste), cercada y atacada por fuerzas rusas y separatistas ucranianas desde hace varias semanas. «Considero inapropiada la orden de irrumpir en la zona industrial y ordeno que se cancele», ha manifestado durante una reunión con el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, antes de argumentar que es necesario pensar en «salvar la vida y la salud de los soldados y oficiales», según ha informado la agencia rusa de noticias Interfax. Así, ha manifestado que «no hay necesidad de entrar en estas catacumbas e ir bajo tierra en instalaciones industriales», al tiempo que ha ofrecido a las fuerzas ucranianas que «entreguen las armas». «Rusia garantiza sus vidas y un tratamiento decente, en línea con las leyes internacionales», ha subrayado, antes de incidir en que la zona permanecerá bloqueada para que estas fuerzas no puedan escapar del lugar. Por su parte, Shoigu ha recalcado que la acería es la única zona en la que quedan «formaciones nacionalistas». «Mariúpol ha sido liberada por las Fuerzas Armadas de Rusia y la milicia de la República Popular de Donetsk. Los restos de las formaciones nacionalistas se refugiaron en la zona industrial de Azovstal», ha detallado. Hay dos mil soldados ucranianos Así, ha detallado que cerca de 2.000 integrantes de las fuerzas ucranianas se encuentran en los terrenos de la acería y ha subrayado que están «rodeados». Shoigu ha reseñado que «durante la liberación de la ciudad más de 4.000» miembros de las fuerzas ucranianas murieron y cerca de 1.500 se entregaron a las fuerzas rusas. El ministro de Defensa ruso ha puntualizado además que durante los dos últimos días nadie ha salido de la acería por los corredores humanitarios establecidos por el Ejército ruso y ha defendido que las fuerzas rusas respetaron la suspensión de hostilidades para permitir la «salida de civiles. Nadie salió de Azovstal», ha reiterado. Por último, Shoigu ha reseñado que «serán necesarios tres o cuatro días para completar los trabajos», en aparente referencia a la toma de la acería, mientras que Putin ha hecho hincapié en que las operaciones para "liberar" Mariúpol "son un éxito". «Le felicito», ha trasladado el presidente a su ministro de Defensa. Las fuerzas de la autoproclamada República Popular de Donetsk anunciaron el martes el inicio de una ofensiva contra la acería Azovstal después de que Rusia afirmara que las fuerzas ucranianas se encontraban cercadas en las instalaciones. Tras ello, Moscú ofreció a las fuerzas ucranianas deponer las armas y entregarse, lo que ha sido rechazado por el comandante adjunto del Batallón Azov --un grupo armado neonazi integrado en las fuerzas de seguridad ucranianas que se encarga de la defensa de Azovstal--, Sviatoslav Kalyna Palamar. Por su parte, David Arajamia y Mijailo Podoliak, miembros de la delegación negociadora ucraniana, han mostrado en las últimas horas la disposición de Kiev a enviar un equipo negociador a la ciudad para mantener conversaciones con la parte rusa con el objetivo de evacuar civiles y personal militar de Mariúpol. El vicealcalde de la ciudad, Sergei Orlov, alertó el miércoles en declaraciones concedidas a la cadena de televisión británica BBC de que hay «muchos» civiles refugiados en la acería Azovstal. «Carecen absolutamente de todo. Carecen de agua, comida, medicinas y ayuda. Rusia bloquea absolutamente todo, cualquier ayuda humanitaria o evacuación», denunció.
21-04-2022 | Fuente: abc.es
El doble juego de Rusia: lanza un misil balístico al tiempo que ofrece paz a Ucrania
Queda ya prácticamente un único reducto en el Mariúpol sitiado en donde resisten las fuerzas ucranianas en sus últimos estertores, la acería Azovstal, que da al puerto y en cuyos pasadizos subterráneos se cobijan también más de un millar de civiles. Las tropas rusas y los rebeldes separatistas de Donetsk aseguran que controlan el resto de la ciudad y ayer lanzaron un nuevo llamamiento a sus defensores para que depongan las armas, el tercer intento después de que fracasaran el del domingo y el del martes. Ante esta situación, el Gobierno de Kiev sostiene haber logrado un acuerdo «preliminar» con Rusia para abrir un corredor que permita sacar de Mariúpol a 6.000 civiles. Durante los últimos cuatro días no se ha podido evacuar a nadie debido a la falta de acuerdo con las tropas rusas. «Dada la catastrófica situación humanitaria en Mariúpol, es aquí en donde centraremos ahora nuestros esfuerzos. Hemos conseguido consensuar preliminarmente un corredor humanitario para mujeres, niños y ancianos», afirmó ayer la viceprimera ministra ucraniana, Irina Vereshuk. Según sus explicaciones, «la columna de refugiados se moverá desde Mariúpol hacia Zaporiyia». Por su parte, el alcalde de esta ciudad portuaria, Vadim Boichenko, que salió de allí hace unos días, aclaró que «todavía tenemos que trabajar para abrir el corredor, lo que escuchamos hoy sobre 90 autobuses y 6.000 ciudadanos que podrán llegar a Zaporiyia es algo preliminar. Además quedan más de 100.000 personas en la ciudad que esperan la evacuación (?) pronto sabremos si este plan se podrá implementar». Boichenko aconsejó a la población aprovechar cualquier posibilidad de huir de una ciudad en donde hace tiempo que no hay suministros de alimentos ni agua potable. Tampoco hay fluido eléctrico ni condiciones para atender a los numerosos heridos. Más de 20.000 cadáveres esparcidos por las calles «No tengan miedo y salgan hacia Zaporiyia, en donde recibirán toda la asistencia necesaria: alimentos, medicinas, artículos de primera necesidad y, lo más importante, estarán a salvo», decía Boichenko en la cuenta de Telegram de la administración municipal. La última evacuación organizada desde Mariúpol, en coordinación con Rusia, tuvo lugar a principios de marzo. A partir de ahí, la ciudad quedó sitiada, lo que produjo de forma paulatina la catástrofe humanitaria que se observa en la actualidad, tras casi dos meses de combates. Se calcula que hay unos 20.000 cadáveres en la ciudad esparcidos por las calles y las viviendas sin contar los ya enterrados en los patios de las casas. Los rebeldes de Donbass quieren anexionarse Mariúpol por la importancia estratégica de su puerto en el mar de Azov y porque su control permitirá afianzar la conexión por tierra con la península de Crimea desde Rusia y el Donetsk secesionista. «Vivimos tal vez nuestros últimos días, puede que horas», reconoció desde los sótanos de Azovstal Serguiy Volyna, jefe de la Brigada de Infantería de Marina número 36 de Ucrania. Afirmo que el adversario les supera en número de hombres en una proporción de «diez a uno». Los cabecillas de la autoproclamada República Popular de Donetsk emitieron ayer un comunicado anunciando que «cinco militares ucranianos depusieron las armas y abandonaron por su propia voluntad la fábrica Azovstal». El día anterior, afirmaron en otra nota de prensa que habían sido evacuados 140 civiles. Las tropas de Moscú trataban ayer de romper, al parecer sin éxito, las defensas ucranianas en Severodonetsk, Rubizhne, Popasna y varias localidades cercanas a Járkok Mientras, tras el inicio esta semana de la gran ofensiva desencadenada por Rusia para hacerse con el control de todo el este de Ucrania, las tropas de Moscú trataban ayer de romper, al parecer sin éxito, las defensas ucranianas en Severodonetsk, Rubizhne, Popasna y en varias localidades cercanas a Járkov. Según el asesor de la Presidencia ucraniana, Oleksiy Arestóvich, en su parte diario, «los combates continúan en la región de Járkov, han sido liberadas varias poblaciones. El enemigo intentó tomar Rubizhne y Popasna, pero la ofensiva fue repelida. En la dirección de Zaporiyia, las Fuerzas Armadas de Ucrania están llevando a cabo una defensa móvil activa. En Jersón, el enemigo está tratando de avanzar hacia Mykolaiv. Sigue llegando material militar» procedente de Occidente. Moscú sigue denunciando los envíos de armamentos a Ucrania desde países de la OTAN. El pasado 24 de febrero, cuando comenzó la invasión, el presidente ruso, Vladímir Putin, amenazó con emplear el arma atómica contra los países que intenten por la fuerza obstaculizar su «operación especia» en Ucrania. Ayer, con motivo del primer ensayo balístico con el nuevo misil intercontinental RS-28 «Sarmat», Putin dijo confiar en que el éxito de la prueba «haga pensar a quienes están intentando amenazar a Rusia». Advirtió que el «Sarmat» es capaz de «burlar todos los sistemas de detección y defensa existentes actualmente en el mundo. No habrá una tecnología similar en mucho tiempo». Así que, con la ilusoria intención de dar una imagen conciliadora en medio de tanta tragedia, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, anunció ayer sin aportar detalles que Moscú «ha entregado a Ucrania un nuevo borrador de acuerdo dentro del proceso negociador (?) esperamos una respuesta». El jefe de la delegación negociadora ucraniana, el asesor presidencial, Mijailo Podoliak, confirmó la recepción del documento enviado por el Kremlin y señaló que «lo estamos estudiando». No obstante, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, avisó que Rusia «ha perdido toda confianza en los negociadores ucranianos». La última vez que Rusia y Ucrania mantuvieron conversaciones de forma presencial para un alto el fuego fue el pasado 29 de marzo en Estambul, pero sin ningún resultado. A juicio de Podoliak, la situación ahora es aún peor, ya que «las masacres en Bucha, Kramatorsk y el bombardeo de Mariúpol han enrarecido todavía más la atmósfera para el diálogo». Incluso el reiterado interés del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en celebrar un encuentro con Putin parece haberse enfriado. Turquía había sido el último país en ofrecerse para organizar tal cumbre. Ahora Israel propone que Putin y Zelenski se reúnan en Jerusalén.
20-04-2022 | Fuente: abc.es
Rusia ensaya con éxito un nuevo misil balístico que según Putin hará reflexionar a sus adversarios
Vladimir Putin anunció que el Ejército ruso superó con éxito el primer ensayo del misil balístico intercontinental «Sarmat» en un anuncio televisado de la prueba balística. Según el presidente ruso, es un arma de nueva generación y de muy largo alca nce que servirá de advertencia a los enemigos de su país. Se trata de «un arma única, que reforzará el potencial militar de nuestras fuerzas armadas, garantizará la seguridad de Rusia frente a las amenazas externas y hará reflexionar dos veces a quienes amenazan a nuestro país con una retórica desenfrenada y agresiva», declaró Putin. «Subrayo que en la creación del Sarmat solo se utilizaron ensamblajes, componentes y piezas de producción nacional», añadió. Según Putin, el misil balístico intercontinental pesado de quinta generación «Sarmat» es capaz de «derrotar todos los sistemas antiaéreos modernos». Esta arma forma parte de una serie de otros misiles presentados en 2018 como «invisibles» por Vladimir Putin. Entre ellos los misiles hipersónicos Kinjal y Avangard. En marzo, Moscú afirmó haber utilizado el Kinjal por primera vez contra objetivos en Ucrania. El «Sarmat», con un peso de más de 200 toneladas, logra en teoría mejores resultados que su predecesor, el misil Voevoda de 11.000 km de alcance. En 2019, Putin dijo que el «Sarmat» no tenía «prácticamente ningún límite de alcance» y era capaz de «apuntar objetivos a través de los polos norte y sur».
19-04-2022 | Fuente: abc.es
EE.UU. liderará el envío de armas a Ucrania con más artillería
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reunió esta tarde 19 de febrero a sus principales aliados para coordinar una respuesta al inicio de la ofensiva de Rusia para tomar el este de Ucrania. Según la Casa Blanca, los asistentes pactaron seguir ofreciendo a Ucrania material bélico y ayuda tanto económica como humanitaria. Tras presionar a Europa para que endurezca sus sanciones a Moscú, Washington ha intensificado el envío de armamento a los aliados ucranianos, aunque Biden mantiene que EE.UU. no va a participar activamente en este conflicto. «Los líderes reiteraron su compromiso de continuar brindando seguridad, asistencia económica y humanitaria a Ucrania en este momento de gran necesidad», dijo el martes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en una comparecencia a bordo del avión Air Force One. «Los líderes afirmaron su solidaridad con el pueblo ucraniano y condenaron el sufrimiento humanitario causado por la invasión no provocada e injustificada de Rusia», añadió la portavoz. Además dijeron que seguirán coordinando respuestas a Rusia en el marco de la OTAN, la UE y el G7, el grupo que reúne a Alemania, Canadá, EE.UU., Francia, Italia, Japón y Reino Unido, A la videollamada, que duró desde las 09:57 a las 11:21 hora local de Washington, se conectaron el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; el presidente francés, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro italiano, Mario Draghi; el primer ministro japonés, Fumio Kishida; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; el presidente polaco, Andrzej Duda; el presidente rumano, Klaus Iohannis, y el primer ministro británico Boris Johnson. Biden se conectó desde la sala de crisis de la Casa Blanca, momentos antes de una visita al estado de New Hampshire. La portavoz de la presidencia había dicho el lunes que, aunque una delegación oficial de EE.UU. se dispone a visitar Ucrania de forma inminente para reunirse con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, Biden, no tiene planes de estar en ella. «No hay previsión de que el presidente Biden vaya [a Ucrania]», dijo Psaki en su conferencia de prensa diaria. Mientras, siguen los envíos de armamento norteamericano a Ucrania. El domingo llegaron a otros puntos de Europa cuatro aviones de carga norteamericanos con armas, parte del nuevo contingente anunciado por la Casa Blanca la semana pasada, que supera los 800 millones de dólares, o 740 millones de euros. Además, van a llegar a las Fuerzas Armadas de Ucrania 18 obuses M114 155 remolcados, en producción desde 1942 como una pieza de artillería de peso medio. Normalmente los emplea el Cuerpo de Infantería y el Marine Corps de EE.UU., y un grupo de uniformados ucranianos van a aprender cómo manejarlos fuera de su país, para a su vez entrenar a compañeros de filas después. Esos obuses tienen un alcance máximo de 14.600 metros. Al llegar a la localidad de Portsmouth, en New Hampshire, los medios que iban con el presidente le preguntaron si está dispuesto a enviar más artillería a Ucrania, a lo que Biden respondió escuetamente: «sí». Justo esta semana, el gobierno federal de EE.UU. ha revelado que más de 5.000 refugiados ucranianos fueron detenidos el mes pasado cuando intentaban cruzar la frontera para pedir asilo. Más de cuatro millones de ucranianos se han visto obligados a huir del país de 44 millones de habitantes desde que comenzó la invasión de Rusia. Recientemente, la Casa Blanca autorizó una protección temporal contra deportación de los ucranianos que estará vigente tres meses, y que en ocasiones anteriores ha aprobado para nacionalidades como la venezolana.
19-04-2022 | Fuente: abc.es
Biden reúne de urgencia a los socios de EE.UU. ante la ofensiva rusa en el Donbass
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha reunido este martes 19 de febrero a sus principales aliados para coordinar una respuesta al inicio de la ofensiva de Rusia para tomar el este de Ucrania. Tras presionar a Europa para que endurezca sus sanciones a Moscú, Washington ha intensificado el envío de armamento a los aliados ucranianos, aunque Biden mantiene que EE.UU. no va a participar activamente en este conflicto. A la videollamada, que duró desde las 09:57 a las 11:21 hora local de Washington, se conectaron el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; el presidente francés, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro italiano, Mario Draghi; el primer ministro japonés, Fumio Kishida; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; el presidente polaco, Andrzej Duda; el presidente rumano, Klaus Iohannis, y el primer ministro británico Boris Johnson. Biden se conectó desde la sala de crisis de la Casa Blanca, momentos antes de una visita al estado de New Hampshire. Según dijo la Casa Blanca en un comunicado, el propósito de la llamada fue «discutir nuestro continuo apoyo a Ucrania y los esfuerzos para hacer que Rusia rinda cuentas como parte de nuestra estrecha coordinación». Sin previsiones de un viaje de Biden a Ucrania La Casa Blanca dijo el lunes que, aunque una delegación oficial de EE.UU. se dispone a visitar Ucrania de forma inminente para reunirse con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, Biden, no tiene planes de estar en ella. «No hay previsión de que el presidente Biden vaya [a Ucrania]», dijo Jen Psaki, portavoz de la presidencia, en rueda de prensa. El domingo llegaron a otros puntos de Europa cuatro aviones de carga norteamericanos con armas, parte del nuevo contingente anunciado por la Casa Blanca la semana pasada que supera los 800 millones de dólares, o 740 millones de euros. Además, van a llegar a las Fuerzas Armadas de Ucrania 18 obuses M114 155 remolcados, en producción desde 1942 como una pieza de artillería de peso medio. Normalmente los emplea el Cuerpo de Infantería y el Marine Corps de EE.UU., y un grupo de uniformados ucranianos van a aprender cómo manejarlos fuera de su país, para a su vez entrenar a compañeros de filas después. Esos obuses tienen un alcance máximo de 14.600 metros.
19-04-2022 | Fuente: abc.es
La llamada en la que la mujer de un soldado ruso le da permiso para violar a ucranianas: «Solo usa protección»
Los servicios de seguridad ucranianos interceptaron una llamada telefónica entre un soldado ruso y su esposa en la que se la puede escuchar concediéndole permiso para violar a mujeres ucranianas, según una investigación de RadioFreeEurope/RadioLiberty. El Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU) dijo que interceptó la llamada entre la pareja, que según se informa tiene alrededor de 20 años, a principios de este mes en la región de Jersón en Ucrania, de acuerdo con RFE/RL. En un extracto de la llamada, difundido por la SSU y analizado por RFE/RL, se puede escuchar a una mujer dando el visto bueno a su marido para cometer un crimen de guerra. Se la puede escuchar diciendo: «Ve allí, viola a mujeres ucranianas y no me digas nada. ¿Entendido?». Más adelante en la conversación, se la escucha reír antes de que el hombre, un soldado ruso, le pida su permiso explícito para violar mujeres. «Sí, lo permito», responde la mujer, según el extracto de audio. «¡Solo usa anticonceptivos!», dice ella. La investigación de RFE/RL averiguó que Roman Bykovsky, de 27 años, y su esposa, Olga Bykovskaya, cuyo apellido de soltera es Pinyasovaya, eran la pareja detrás de la impactante llamada que alimentó los temores de violaciones masivas de mujeres ucranianas por parte de soldados rusos. Nacidos y criados en Oriol, Rusia, una ciudad a unos 350 kilómetros al suroeste de Moscú, los Bykovsky se mudaron a Crimea unos años después de que Rusia arrebatara la península a Ucrania. Las publicaciones en las redes sociales de la madre de Bykovsky, Irina Bykovskaya, muestran que él es miembro de las fuerzas armadas de Rusia. Cuando fue contactado por RFE/RL, Bykovsky confirmó su identidad y dijo que estaba en Sebastopol, el puerto de Crimea donde tiene su base la flota rusa del Mar Negro. Sin embargo, negó ser el hombre de la llamada. Olga Bykovskaya confirmó que su esposo estaba en allí y dijo que estaba herido y que lo estaban tratando en un hospital cuando RFE/RL la contactó. Ninguno de los dos respondió más preguntas. A pesar de la negativa de Bykovsky, su voz y la de su mujer coinciden con las escuchadas en la llamada interceptada por los servicios de seguridad ucranianos, informó RFE/RL. El soldado no ha sido acusado de violación y no se han presentado cargos contra la pareja hasta el momento. Alrededor de 25 niñas y mujeres de 14 a 24 años fueron violadas sistemáticamente durante la ocupación en el sótano de una casa en Bucha, según la defensora del pueblo ucraniana para los derechos humanos, según BBC News. Kira Rudyk, parlamentaria ucraniana, le dijo a CBS News que las violaciones «ocurren sistemáticamente» en las áreas ocupadas por los rusos.