Infortelecom

Noticias de fuerzas armadas

16-04-2022 | Fuente: abc.es
Ucrania cifra en casi 900 los civiles ejecutados por los rusos en la región de Kiev
La Policía de la región de Kiev ha hecho oficial un nuevo balance de muertos en el marco de la guerra de Ucrania en el que eleva a casi 900 los civiles fallecidos, gran parte de ellos en la ciudad de Bucha. «Hoy, se cruzará el límite de 900 civiles muertos cuyos cuerpos encontramos y entregamos para un examen forense para un examen detallado. Todas estas personas murieron a manos del Ejército ruso», ha aseverado el jefe de la Policía regional, Andrei Nebitov. Nebitov ha añadido que en los distritos de Visigorod y Brovari también hay una gran cantidad de civiles muertos, si bien es cierto que en menor cantidad que en Bucha, donde hasta ahora se han contabilizado unos 350, según recoge la agencia Ukrinform. El funcionario ha alertado de que en las ciudades de Makarov y Bodorianka continúan aún las labores de retirada de escombros, por lo que se teme que la cifra de muertos pueda aumentar a medida que se despeja la zona. Respecto a Bucha, Nebitov ha incidido en que hasta el momento se han localizado dos fosas comunes -con unas 40 y 60 personas cada una. En este punto, ha informado que la mayoría de los cuerpos presentan heridas de bala, por lo que se teme que las tropas rusas «directamente disparaban a la gente que estaba por la calle». Las Fuerzas Armadas han abandonado recientemente las ciudades de Bucha, Irpin o Góstomel, entre otras. Tras su retirada, las autoridades ucranianas han comprobado las masacres de civiles ejecutadas en estos puntos, lo que ha avivado las críticas a Rusia a nivel internacional, a quien acusan de cometer crímenes de guerra.
16-04-2022 | Fuente: as.com
"Los leopardos", los hinchas del Barça en Kiev, que luchan contra Rusia
Los socios del Fan Club Barça Kyiv se unen a las fuerzas armadas de Ucrania para combatir al invasor y cambian el fútbol por los fusiles.
15-04-2022 | Fuente: as.com
Sale a la luz cómo se cuenta la guerra en Rusia y qué piensa la población de ella
Una ley aprobada a principios de marzo castiga con hasta 15 años de cárcel a aquel que desacredite la labor de las Fuerzas Armadas rusas en Ucrania.
14-04-2022 | Fuente: abc.es
Los conservadores de la CDU instan al Gobierno alemán a que envíe los obuses y tanques que pide Ucrania
Los conservadores de la CDU piden públicamente que Berlín satisfaga las peticiones de Ucrania de obuses y tanques e incluso los socios de la coalición del socialdemócrata Olaf Scholz, los liberales del FDP y los Verdes, han aumentado la presión en las últimas horas en el mismo sentido. Scholz se niega, pero sus argumentos se derrumban por momentos. Lleva una semana insistiendo en que solo actúa «en coordinación con amigos de la UE y la OTAN» y en que «sería un grave error que Alemania desempeñara un papel especial», pero el nuevo paquete de armas del Pentágono desenmascara su prudencia y el ministro británico de las Fuerzas Armadas, James Heappey, ha dado su empujón particular declarando que «entre EE. UU., Alemania y el Reino Unido debemos equilibrar las capacidades militares? con armas que puedan ser utilizadas de inmediato por los ucranianos y que serán necesarias en la fase de la guerra que ahora está comenzando». Y en lo que respecta a su propio gobierno, los socios comienzan a impacientarse. La ministra de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock (Verdes), se pronunció el lunes a favor de la entrega de armas pesadas: «Ucrania necesita más material militar, sobre todo armas pesadas», dijo tras una reunión de ministros de Exteriores en Luxemburgo. La presidenta del Comité de Defensa del Bundestag, Marie-Agnes Strack-Zimmermann (FDP), también ha dejado claro que «Alemania también debe suministrar a Ucrania armas pesadas, siempre que puedan ser utilizadas por el ejército ucraniano para combatir con éxito. Defenderse». Incluso la ministra de Defensa Christine Lambrecht (SPD) «también cree que tiene sentido», pero el hecho es que el asunto sigue atascado en el SPD. Hay diferentes opiniones sobre el tema de las entregas de armas en un partido en el que muchos piensan que el riesgo de provocar una reacción masiva de los rusos es demasiado incalculable.
12-04-2022 | Fuente: abc.es
EE.UU., Reino Unido y Ucrania investigan un posible ataque con fósforo blanco en Mariúpol
Las fuerzas rusas mantenían el martes la presión sobre la estratégica ciudad portuaria de Mariúpol, que las tropas ucranianas intentan desesperadamente defender, así como en el este de Ucrania, donde Kiev espera en breve una gran ofensiva. Pero la situación de Mariúpol, asediada desde hace 40 días por el Ejército ruso y en gran parte destruida, ha sido objeto de informaciones contradictorias en las últimas horas. «Hoy podría ser la última batalla (..) porque nuestras municiones se acaban», escribió el lunes en Facebook la 36 brigada de la marina ucraniana, que combate en esta ciudad en el sureste de Ucrania. Las fuerzas prorrusas reivindicaron este lunes la toma del puerto de la ciudad. Poco después, la resistencia ucraniana negó la caída de la localidad. Además, el Regimiento Azov, controvertida facción de la Guardia nacional ucraniana y que resiste a las embestidas rusas, denunció posibles ataques con agentes químicos por parte de militantes prorrusos, aduciendo que varias personas habían mostrado síntomas como insuficiencia respiratoria. A falta de confirmación por fuentes independientes, Reino Unido, por medio de la jefa de la diplomacia Liz Truss, EE.UU. y la propia Ucrania afirmaron estar verificando estas informaciones. Por confirmar Según el ministerio de Defensa ucraniano los datos preliminares apuntarían a un ataque con fósforo, como se ha reportado en el pasado en la región del Donetsk por parte de fuerzas prorrusas. Hace unos días la periodista Mónica G. Prieto informaba en ABC del empleo de esta munición en el frente de Járkov, citando a fuentes locales: «Anatoli, un policía de 23 años, asalta al doctor para preguntarle por las bombas de fósforo que Rusia está empleando en el frente de Járkov. Uno de sus mejores amigos murió días atrás en el área de Alkhovka, cuando su escuadrón emboscó a un grupo de rusos que, en la huida, les lanzaron fósforo. De los 35 ucranianos, seis murieron carbonizados y Anatoli teme que los heridos puedan expandir su mal. «El fósforo no contagia, sólo aquéllos rociados directamente se queman. Debió de impactarle directamente en el cuerpo. Cualquier líquido con el que intentáseis apagar su cuerpo reactiva el incendio», explica el médico al cariacontecido agente que ha visto cómo su vida daba un vuelco inesperado y atroz el 24 de febrero. En otro reportaje, la periodista Mónica G. Prieto, con experiencia en Siria y Chechenia, citaba a dos oficiales ucranianos que denunciaban la utilización de munición de fósforo en Mariúpol y Járkov. Como ya hizo en Chechenia o en Siria, Rusia destaca por el uso indiscriminado de armas prohibidas por las convenciones internacionales, como el fósforo blanco -de enorme capacidad destructiva, dado que se enciende al contacto con el aire, no se puede apagar con agua y arde hasta a 1300 Cº- y las bombas de racimo. «Todas las opciones estarían sobre la mesa en respuesta a cualquier uso de armas químicas en Ucrania por parte de Rusia, dijo el martes el ministro de las fuerzas armadas británicas», James Heappey. La ministra de Relaciones Exteriores británica, Liz Truss, dijo el lunes que Reino Unido estaba trabajando con sus socios para verificar los detalles de los informes de que las fuerzas rusas podrían haber usado agentes químicos en un ataque a Mariupol. Según el Regimiento Azov en Mariupol, las personas que han mostrado síntomas se encuentra en situación estable.
12-04-2022 | Fuente: abc.es
Valery Zaluzhny, el 'General de Hierro' que lidera la extraordinaria resistencia de Ucrania a la invasión
Valeriy Zaluzhny se convirtió en comandante de las Fuerzas Armadas de Ucrania en julio de 2021 e inmediatamente comenzó a advertir sobre la posibilidad de una invasión rusa. Dice que estaba preparado para lo que estaba por venir. «Solo me preocupé una vez, en 2014, cuando agarré mi arma, mi chaleco antibalas y me fui a la guerra. Desde entonces, ha estado haciendo mi trabajo». Si hay una persona a la que se pueden atribuir los éxitos militares de Ucrania hasta el momento, protegiendo a Kiev y resistiendo en la mayoría de las otras ciudades importantes, es Zaluzhnyy, un general de 48 años que nació en un familia militar, y fue nombrado como el principal comandante de su país por el presidente Volodimir Zelenski en julio de 2021. Zaluzhnny y otros comandantes ucranianos se han estado preparando para una guerra total con Rusia desde 2014. A diferencia de, Norman Schwarzkopf, quien dirigió las tropas de Estados Unidos en la primera Guerra del Golfo Pérsico, o el nortemericano David Petraeus, quien dirigió la guerra de Irak y fue apodado 'Rey David', Zaluzhnyy ha evitado en gran medida el espectáculo de un comandante famoso, delegando ese papel a Zelenski, un exactor y comediante que se ha ganado al público. Familia y formación militar Incorporado en 1997 a las fuerzas armadas, Zaluzhny se graduó en 2007 en la Academia Nacional de Defensa. Es parte de la primera generación de oficiales formados después de la disolución de la Unión Soviética y la independencia de Ucrania, en 1991, y tiene una fortísima posición a favor de la integración de las fuerzas ucranianas en la OTAN. Zaluzhnyy comenzó su vida como un bebé militar, nacido en julio de 1973 cuando su padre estaba en una guarnición en Novohrad-Volyns'kyi, una ciudad en la región de Zhytomyr en el norte de Ucrania, aproximadamente a 200 kilómetros al oeste de Kiev, según informa Politico. Asistió al Instituto de Fuerzas Terrestres de la Academia Militar de Odesa y la Academia Nacional de Defensa en Kiev, donde completó sus estudios en 2007. Siguieron una serie de puestos, incluido el de comandante de una brigada mecanizada. Zaluzhnyy luego regresó a la academia para recibir más capacitación y se graduó en 2014, unos meses después de que la revolución de Maidan llevara al entonces presidente Viktor Yanukovych a huir a Rusia, y mientras la guerra se intensificaba en Donbas. Enviado al este para liderar unidades en combate activo, Zaluzhnyy comandó una brigada que se desplegó en agosto de 2014 en Debaltseve, el sitio de algunas de las batallas más sangrientas de la guerra y donde las fuerzas ucranianas sufrieron numerosas bajas. La necesidad urgente de evitar más pérdidas en Debaltseve finalmente ejerció una presión adicional sobre el entonces presidente Petro Poroshenko para firmar los acuerdos de paz de Minsk en términos que resultaron desfavorables. En 2019, Zaluzhnyy fue nombrado jefe del Comando Operativo Norte del ejército ucraniano, estacionado en Chernihiv, la ciudad natal de su madre en el norte de Ucrania, cerca de la frontera con Bielorrusia, donde había pasado mucho tiempo cuando era niño. Ascenso a la comandancia e invasión El ascenso de Zaluzhnyy al puesto más alto en 2021 también fue una parte clave de un esfuerzo por reestructurar el liderazgo dividiendo las funciones operativas y las responsabilidades de planificación dentro del personal general. Dos meses después de asumir el cargo, Zaluzhny alertó sobre la llegada de tropas rusas a las fronteras de Ucrania. «He estado hablando de esto desde que asumí el cargo, porque es una amenaza de agresión a gran escala», dijo, en una entrevista con Radio Svoboda. «Nuestra misión como Fuerzas Armadas no es esperar el maná [alimento] del cielo. Debemos prepararnos para esto [la invasión]. Y hacemos todo por ello. Por nuestra parte, estamos participando en una serie de ejercicios, incluso con nuestros socios occidentales, incluidos los miembros de la OTAN, así como con socios de la OTAN. Estamos haciendo todo lo posible para que el enemigo, por así decirlo, esté menos dispuesto a implementar este escenario». Líder de la extraordinaria resistencia El escenario, sin embargo, se confirmó: el 24 de febrero comenzó una invasión rusa que muchos analistas dieron por perdida desde el principio para el ejército ucraniano, más pequeño y con muchos menos medios que el ruso. En el día 48 de la guerra, es posible decir que la resistencia ucraniana ha permitido, al menos, contener los deseos expansionistas de Vladimir Putin. Y es al «general de hierro» a quien se le atribuye gran parte de este éxito. «Hemos destruido el mito sobre la 'invencibilidad' del ejército ruso. Esperaban conquistarnos en 48 horas. Se hicieron reservas de alimentos, combustible y municiones para tres días como máximo. Pero los detuvimos y frustramos los planes de agresión. El enemigo sufre graves pérdidas en mano de obra y equipo», publicó en Facebook el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valery Zaluzhny. Las apariciones públicas de Zaluzhny son poco frecuentes, lo que, si por un lado permite conocer poco sobre su perfil, por otro garantiza solidez a cada declaración. A fines de marzo, el general salió a la luz pública para defender a sus tropas, respecto al video que mostraba imágenes de los presuntos ataques a prisioneros rusos. El gobierno ucraniano se comprometió a investigar el caso y el jefe de las Fuerzas Armadas dictaminó que sus soldados «se adhieren estrictamente a las normas del derecho internacional humanitario».
11-04-2022 | Fuente: abc.es
Los prorrusos aseguran haber tomado el puerto de Mariúpol mientras Ucrania se prepara para la «batalla final»
Las fuerzas ucranianas aseguraron el lunes que temen la caída de Mariúpol, una ciudad portuaria estratégica en el sureste del país asediada desde hace más de 40 días por el ejército ruso, al tiempo que seguían reforzando posiciones en el este ante una inminente ofensiva de Moscú. El jefe de los separatistas prorrusos de la región de Donetsk, en el este de Ucrania, aseguró por su parte este lunes que sus fuerzas conquistaron completamente el puerto de la ciudad. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, dijo el lunes que cree que hay «decenas de miles» de muertos en el asediado puerto de Mariúpol, en el sur del país, en una declaración ante el Parlamento de Corea del Sur en la que pidió ayuda militar. En una comparecencia por video, Zelenski afirmó que Rusia «destruyó completamente» la ciudad. «Los rusos destruyeron totalmente Mariúpol y la quemaron hasta reducirla a cenizas. Al menos decenas de miles de ciudadanos de Mariúpol deben haber muerto», dijo el mandatario ucraniano a los legisladores surcoreanos. «En cuanto al puerto de Mariúpol, ya está bajo nuestro control», declaró Denis Pushilin, citado por la agencia de noticias rusa RIA Novosti. En el frente diplomático, el canciller austriaco Karl Nehammer, el primer dirigente europeo en visitar Moscú desde el inicio de la invasión de Ucrania el 24 de febrero, comenzó este lunes una reunión con el presidente ruso Vladímir Putin para intentar obtener corredores humanitarios, según un portavoz del gobierno de Austria. La visita de Nehammer debe servir «para poner fin al infierno humanitario en Ucrania», dijo el ministro austriaco de Relaciones Exteriores, Alexander Schallenberg, antes de una reunión con sus homólogos de la Unión Europea en Luxemburgo. Los rusos llevan semanas asediando Mariúpol, cuya captura les permitiría consolidar sus conquistas territoriales en la franja costera a lo largo del mar de Azov, conectando así las regiones del Donbás con la península de Crimea, anexionada por Moscú en 2014. «Hoy va a ser probablemente la batalla final [en Mariúpol] ya que nuestras municiones se agotan», escribió el lunes en Facebook la 36º brigada de la Marina, que forma parte de las fuerzas armadas de Ucrania. «Esto implica la muerte para algunos de nosotros y el cautiverio para otros (..) No sabemos qué pasará, pero les pedimos que se acuerden [de nosotros] con una palabra amable», pidió la brigada «a los ucranianos». «Durante más de un mes hemos estado luchando sin munición, sin comida, sin agua», haciendo «lo posible y lo imposible», dijo la unidad, explicando que aproximadamente «la mitad» de sus integrantes están heridos. Por su parte Oleksii Arestovich, un asesor del presidente ucraniano Volodímir Zelenski, admitió el domingo en Youtube que «ahora es imposible militarmente» liberar Mariúpol. Zelenski dijo el lunes, en un mensaje por videoconferencia a la Asamblea Nacional de Corea del Sur, que Rusia había «destruido completamente» la ciudad y que temía que «decenas de miles de personas» hubieran perecido allí. «Era una ciudad de medio millón de habitantes. Los ocupantes la sitiaron y ni siquiera permitieron que se llevara agua y alimentos. Los rusos destruyeron totalmente Mariúpol y la quemaron hasta reducirla a cenizas», afirmó. Asalto en el este Las fuerzas ucranianas siguieron este fin de semana reforzando sus posiciones en el este, en torno a Donbás, una región que desde 2014 está controlada en parte por separatistas prorrusos. «Según nuestras informaciones, el enemigo ha casi finalizado su preparación para un asalto en el este. El ataque empezará muy pronto» dijo este lunes el portavoz del ministerio ucraniano de Defensa, Oleksandr Motuzyanyk. Tras revisar sus planes y retirar sus tropas de la región de Kiev y el norte de Ucrania, Moscú apunta ahora a la conquista total de Donbás. Los analistas creen que Putin, enfrentado a la feroz resistencia ucraniana, quiere asegurar una victoria en esta región antes del desfile militar del 9 de mayo en la Plaza Roja, que marca la victoria soviética sobre los nazis. «La batalla por el Donbás durará varios días, y durante estos días nuestras ciudades podrían quedar completamente destruidas», pronosticó por su parte en Facebook Serguéi Gaidai, gobernador de la región de Lugansk, en el Donbás, llamando nuevamente a los civiles a abandonar la zona. Según él, «el escenario de Mariúpol se puede repetir en la región de Lugansk». El viernes, un ataque con misiles rusos frente a la estación de Kramatorsk, en el este, mató a 57 personas, incluidos al menos cinco niños. Mientras la población intenta huir de esta región, continúan los ataques aéreos y bombardeos en otras partes, como los del domingo en Járkov (este), la segunda ciudad de Ucrania, y en sus suburbios, que dejaron al menos 11 muertos, entre ellos un niño de 7 años, y 14 heridos, según las autoridades regionales. El canciller austriano Nehammer dijo el domingo que tenía la intención de hablar en el Kremlin de los «crímenes de guerra» en Bucha, una ciudad al noroeste de Kiev, convertida en símbolo de las atrocidades cometidas en Ucrania. Cerca de 300 personas fueron enterradas allí en fosas comunes, según las autoridades ucranianas, que acusan a los rusos de masacres, lo que Moscú niega, denunciando una «manipulación». En varias localidades cerca de Kiev, que estuvieron ocupadas durante semanas por el ejército ruso, continúa la búsqueda de cadáveres. «Hasta la fecha, tenemos 1.222 personas muertas solo en la región de Kiev», dijo la fiscal general de Ucrania, Irina Venediktova, al canal británico Sky News el domingo, aunque no especificó si los cuerpos eran solo de civiles. También informó que hay 5.600 investigaciones abiertas por presuntos crímenes de guerra desde el inicio de la invasión rusa, incluidas las muertes en Bucha. Volodímir Zelenski llamó a los occidentales a «seguir el ejemplo del Reino Unido», cuyo primer ministro, Boris Johnson, realizó una visita sorpresa a Ucrania el sábado, y les pidió que impongan «un embargo total a los hidrocarburos rusos». Reunidos en Luxemburgo, los cancilleres de la Unión Europea (UE) estudiaron este lunes un sexto paquete de sanciones contra Moscú, que sin embargo no afectará las compras de petróleo y gas. El éxodo de empresas occidentales de Rusia continúa. Este lunes, el banco francés Societe Generale se sumó a la lista de compañías que anunciaron el cese de sus actividades en el país desde la invasión de Ucrania. Pocas horas después, el fabricante sueco de equipamiento para telecomunicaciones Ericsson anunció que suspendía sus actividades en Rusia, donde abastece a dos de los principales operadores de telefonía móvil. Rusia y Ucrania representan menos del 2% de su facturación.
09-04-2022 | Fuente: as.com
El nuevo brazo ejecutor de Putin
Según la 'BBC', es comandante del Distrito Militar Sur y cuenta con una amplia experiencia. En Siria dirigió la agrupación de las Fuerzas Armadas rusas.
09-04-2022 | Fuente: as.com
Alexander Dvornikov, así es el nuevo brazo ejecutor de Putin
Según la 'BBC', es comandante del Distrito Militar Sur y cuenta con una amplia experiencia. En Siria dirigió la agrupación de las Fuerzas Armadas rusas.
08-04-2022 | Fuente: abc.es
Rusia niega la responsabilidad en la matanza de Kramatorsk porque sus ataques son de precisión
Nuevamente, escenas dantescas de cadáveres de civiles ucranianos y multitud de heridos. Esta vez en la estación de ferrocarril de Kramatorsk, desde donde la población de esa zona controlada por Kiev trataba de escapar ante la inminencia de una ofensiva rusa a gran escala. Las imágenes y vídeos difundidos por las redes sociales mostraban parte del andén y el exterior de la estación lleno de cadáveres y personas ensangrentadas arrastrándose y pidiendo ayuda. Los responsables locales contabilizaron al menos 50 muertos y un centenar de heridos a causa de la explosión de dos misiles rusos, uno de los cuales no quedó completamente destruido y en cuyo fuselaje se podía leer la inscripción en ruso «por los niños», supuestamente muertos durante los presuntos ataques del Ejército ucraniano contra los separatistas de Donbass en los últimos ocho años. El jefe de la Administración municipal de Kramatorsk, Pavlo Kirilenko, dijo que el ataque perpetrado contra la estación provocó unos 50 muertos, cinco niños entre ellos, y más de 100 heridos, y fue efectuado con misiles Tochka-U «cargados con ojivas de racimo múltiples», una munición prohibida. Según Kirilenko, «unas 4.000 personas se encontraban en la estación a la espera de ser evacuados» y, según su opinión, se trata de «una acción deliberada para matar civiles». El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, deploró la «maldad sin límites de las fuerzas rusas». «Eran ciudadanos pacíficos que iban a ser evacuados (?) los inhumanos rusos no abandonan sus métodos», denunció y añadió que «al no tener la fuerza y el valor para hacernos frente en el campo de batalla, están acabando cínicamente con la población civil». Una de las víctimas del ataque contra la estación - EP La versión del Kremlin Pero Rusia desmiente tener nada que ver con el ataque. Según el Ministerio de Defensa ruso, «las declaraciones de los representantes del régimen nacionalista de Kiev sobre el ataque con cohetes supuestamente realizado por Rusia el 8 de abril en la estación de tren de la ciudad de Kramatorsk son una provocación y son absolutamente falsas». El comunicado castrense señala también que «los misiles tácticos Tochka-U, cuyos fragmentos fueron encontrados junto a la estación de tren (?) son utilizados únicamente por las fuerzas armadas ucranianas». El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, también negó la responsabilidad de Rusia en lo sucedido en Kramatorsk. Por su parte, el cabecilla de los separatistas de la autoproclamada república de Donetsk, Denís Pushilin, aseguró en declaraciones al canal de televisión ruso Rossiya-1 que los propios soldados ucranianos dispararon los misiles contra la estación para culparles a ellos y a las tropas rusas. «Ha sido una provocación monstruosa (?) un crimen de guerra del régimen de Kiev», aseveró. Inmediatamente después del bombardeo en Kramatorsk, dos canales de Telegram, uno de los rebeldes prorrusos de Donbass (Svodki Opolcheniya Novorossii) y otro de un grupo patriótico ruso (Silovikí) difundieron imágenes de una distante columna de humo causada, al parecer, por la explosión de los misiles en la estación e informando que habían sido atacados militares ucranianos. Cuando se supo que eran civiles, retiraron los mensajes y echaron la culpa a Ucrania de la masacre. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, deploró la «maldad sin límites de las fuerzas rusas» Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konáshenkov, en su comparecencia matinal, anunció que se habían llevado a cabo ataques contra armamentos del Ejército ucraniano en otras estaciones de la misma vía férrea que pasa por Kramatorsk. Explicó que «misiles de alta precisión lanzados desde el aire en la región de Donetsk contra las estaciones de tren de Pokrovsk, Sloviansk y Barvenkovo destruyeron armas y equipo militar de los refuerzos de las tropas ucranianas llegadas a Donbass». El director de los ferrocarriles ucranianos, Olexandre Kamishin, afirmó en su cuenta de Telegram que «el enemigo llevó a cabo bombardeos aéreos contra la vía férrea junto a la estación de Barbenkovo, de la línea de Donetsk. Es la única vía de salida por tren de ciudades como Sloviansk, Kramatorsk y Limán», todas ellas bajo control ucraniano. Según sus palabras, el ferrocarril «es una vía de supervivencia para decenas de miles de nuestros compatriotas». Esta acción de guerra bloqueó la evacuación de civiles el jueves al haber quedado devastados varios tramos de la línea férrea. Uno de los misiles que cayeron en las proximidades de la estación - AFP Controlar Donbass Ante las informaciones de Inteligencia del Ejército ucraniano sobre una inminente ofensiva de las tropas rusas y las fuerzas rebeldes de Donetsk y Lugansk para hacerse con el control de todo el Donbass, las autoridades ucranianas instaron en los últimos días a los responsables locales de las localidades bajo control de Kiev en la región de Donbass para que evacuaran a los civiles sin pérdida de tiempo. La primera en hacer el llamamiento fue la viceprimera ministra ucraniana, Irina Vereshuk, que advirtió que quedarse en la zona supone «exponerse a morir». El jueves, fue el responsable de la Administración Militar Local, Serhiy Gaidai, quien apremió a los habitantes a huir de Donbass. «¡Procedan cuanto antes a evacuar la región! Las posibilidades de salvarse a sí mismo y a sus familias de morir a manos de los rusos se reducen cada día que pasa. Están cortando las posibles vías de salida. Protejan sus vidas y salgan (?) es la última oportunidad», advirtió Gaidai. Los llamamientos surtieron efecto y centenares de personas se agolparon en Kramatorsk con sus pertenencias para subirse a algún coche particular, autobús o, sobre todo, para tomar alguno de los trenes operativos. Pero la evacuación se paralizó a causa de los bombardeos aéreos, a lo que hubo que añadir y lamentar la terrible matanza provocada por los misiles. El viceministro de Defensa ruso, Serguéi Rudskói, anunció el pasado 25 de marzo que «se han completado las tareas principales de la primera etapa de la operación en Ucrania. El potencial de combate de las tropas ucranianas se ha reducido significativamente. Esto nos permite centrar todos nuestros esfuerzos en lograr el objetivo principal: la liberación de Donbass», el objetivo prioritario ahora mismo para las tropas rusas.