Infortelecom

Noticias de extrema derecha

18-07-2019 | Fuente: elmundo.es
Erik Poppe: "La masacre de Utoya nació en los foros de extrema derecha y aún están activos"
El director de 'Utoya 22 de julio', que se estrena el próximo viernes, acusa de inmoral la película sobre el atentado producida por Netflix 
17-07-2019 | Fuente: abc.es
Salvini pide un registro de campamentos gitanos en Italia para «demoler los ilegales»
Parte la guerra del vicepresidente y ministro del Interior, Matteo Salvini, contra los gitanos. El líder de la Liga ha enviado una circular de seis páginas a los delegados del gobierno en cada provincia para que, en dos semanas, hagan el censo de los campamentos legales e ilegales de romaníes y sintis. Precisa la circular que el objetivo es tener un cuadro claro sobre los campamentos ilegales para «preparar un plan de desmantelamiento». Salvini destaca que es necesario poner la atención sobre «situaciones de ilegalidad y deterioro que frecuentemente se registran en esos asentamientos, que a menudo configuran un concreto peligro para el orden y la seguridad pública». De acuerdo con los municipios, el ministro del Interior pide que «sean desalojados los asentamientos ilegales», dando indicaciones también para que sean «demolidas las obras abusivas, como casas móviles fijadas al suelo o roulottes». La circular destaca un aspecto crítico, como es el deterioro ambiental con incendios provocados. «Frecuentemente se acumulan materiales de procedencia ilícita que generan un elevado riesgo de incendios tóxicos, exponiendo a quien habita en las proximidades a concretos riesgos para la salud». A este respecto, Salvini cita el enésimo incendio provocado que se produjo la pasada semana en un campamento de gitanos de Lamecia Terme, municipio de 70.000 habitantes en Calabria, al sur del país, quemándose neumáticos a pocos pasos del hospital Juan Pablo II. Salvini intenta desviar la atención Los medios italianos consideran que no es casual que Salvini emprenda ahora esta guerra contra los gitanos. Cuando el líder de la Liga se ve acosado políticamente, intenta lanzar a la mesa una carta que tenga impacto ante la opinión pública. Nada mejor en esta ocasión que el desmantelamiento de los campamentos ilegales de gitanos, un tema en el que Salvini obtiene gran apoyo de sus fieles. El vicepresidente se ve ahora atacado por lo que se conoce en los medios italianos como el Rusiagate o Moscopoli, es decir, la investigación abierta por la fiscalía de Milán sobre presuntos fondos de Rusia -65 millones procedentes del petróleo- destinados a la Liga. El intermediario fue el hombre de confianza del ministro del Interior, Gianluca Savoini, quien es investigado por la fiscalía de Milán por presunta corrupción internacional. La oposición y el Movimiento 5 Estrellas, partido que forma coalición de gobierno con la Liga, han exigido que Salvini acuda al parlamento a dar explicaciones. El primer ministro, Giuseppe Conte, le ha advertido incluso que su negativa a comparecer estaba produciendo un deterioro institucional. Finalmente, ante la fuerte presión, el líder de la Liga ha aceptado acudir al Parlamento, pero solo para «question time», es decir, para responder a una pregunta que puede hacerle cada grupo parlamentario. La oposición protesta, pide su dimisión y le exige un debate sobre la relación de la Liga con la Rusia de Putin. «Los neonazis querían asesinarme» En este clima de tensión, Matteo Salvini, atento siempre a la reacción emotiva de sus seguidores, ha desvelado un sorprendente dato relacionado indirectamente con el misil aire-aire y el arsenal de armas incautado este lunes a un grupo de extrema derecha neonazi filoucraniano en Turín: «Los neonazis querían matarme», ha dicho Salvini. Según el ministro del Interior, las armas fueron descubiertas al investigar la preparación de un atentado contra él. Fue un exagente del KGB quien advirtió sobre la existencia de un proyecto de atentado contra Matteo Salvini por parte de ultranacionalistas ucranianos. En realidad, los servicios secretos italianos no encontraron pistas sobre ese intento de atentado, pero en el curso de la investigación fueron arrestadas tres personas de la ultraderecha y se les incautó un arsenal de armas.
16-07-2019 | Fuente: elpais.com
La policía se incauta de un arsenal de guerra a la extrema derecha en Italia
Entre las armas requisadas hay un misil en perfecto estado que figura entre los que utiliza el ejército de Qatar
16-07-2019 | Fuente: elpais.com
La policía incauta un arsenal de guerra a la extrema derecha en Italia
Entre las armas requisadas hay un misil en perfecto estado que figura entre los que utiliza el ejército de Qatar
16-07-2019 | Fuente: abc.es
La Policía italiana incauta a la ultraderecha un arsenal de guerra, incluyendo un misil aire-aire
¿Qué pretendían hacer ultraderechistas italianos de la galaxia negra con un misil aire-aire? Es el interrogante que se hizo la Policía al incautar a un grupo de extrema derecha un auténtico arsenal de guerra, entre ellas fusiles de asalto automáticos de última generación. Impresiona no solo la cantidad de las armas, sino también su calidad, hasta el punto de que el jefe de la policía de Turín, Giuseppe De Matteis, que coordinó la operación, ha mostrado así su inquietud: «Se trata de un secuestro con pocos precedentes, tanto por la importancia de las armas como por su potencial violento». En ese impresionante arsenal destaca un misil aire-aire, que estaba desarmado, pero funcionaría perfectamente si se monta nuevamente. Se trata de un misil tipo «Matra», de fabricación francesa, con 800 kilos de peso, en uso por parte de las fuerzas armadas de Qatar. Tres son los detenidos: Alessandro Monti, 42 años, de nacionalidad suiza, propietario de un local donde estaba el misil, en el municipio de Voghera, en la provincia de Pavía, al norte de Italia; Fabio Del Bergiolo, 60 años, exoficial de aduanas y activista del partido de extrema derecha Forza Nova, y Fabio Bernardi, 51 años, también italiano. La investigación se inició hace un año después de someter a control a un grupo de italianos que habían combatido en Ucrania junto a los separatistas respaldados por Rusia, que controlan una gran franja en las provincias ucranianas de Donetsk y Luhansk. En el último periodo la atención policial se concentró en grupos de extrema derecha que se mueven en la zona de Turín, formando una galaxia negra que difunde mensajes de ultraderecha entre los hinchas del fútbol, con filtraciones entre los hinchas más radicales de la Juventus. Además de un auténtico arsenal de armas de guerra, la policía encontró a los arrestados carteles y escudos de ideología nazi. La operación policial no se ha cerrado. Eugenio Spina, dirigente de la UCIGOS (oficina central para investigaciones y operaciones especiales) ha excluido que los tres arrestados proyectaran un atentado terrorista en Italia. La UCIGOS trata ahora de comprender dónde y cómo han logrado el arsenal de armas y si su objetivo era la compraventa de las mismas.
15-07-2019 | Fuente: elpais.com
La policía incauta un arsenal de guerra a la extrema derecha en Italia
Entre las armas requisadas hay un misil en perfecto estado que figura entre los que utiliza el ejército de Qatar
15-07-2019 | Fuente: elpais.com
PP, Cs y Vox seguirán sus negociaciones en Murcia en privado y ?por todas las vías?
El partido de Rivera ha pasado de no querer ningún tipo de contacto con la extrema derecha a sentarse con ella durante horas
14-07-2019 | Fuente: abc.es
Detenidos 152 chalecos amarillos en París durante la celebración de la fiesta nacional
Reaparición espectacular de la franquicia más radical de los chalecos amarillos, al final del desfile militar de la Nacional, en los Campos Elíseos, con «barricadas», «incendios», choques violentos y 152 detenidos. Se trata de un acontecimiento sencillamente excepcional: tras el desfile de los tres ejércitos y representaciones militares de una docena de países europeos, España incluida, varios millares de chalecos amarillos, sin chalecos, pero con máscaras negras, irrumpieron en la más emblemática de las avenidas nacionales, sorprendiendo al público y las fuerzas de seguridad del Estado. La franquicia de los chalecos amarillos, donde cohabitan, sin confundirse, «familias» de extrema izquierda y extrema derecha, irrumpió en la escena nacional a mediados de noviembre del 2018. Pero se había ido «diluyendo», lentamente, hasta su aparente desaparición, hace dos o tres semanas. Cuando nadie los esperaba, sin chalecos amarillos, pero con máscaras negras, centenares o millares de ultra radicales reapariciones a primera hora de la tarde del domingo, con violencia, en los Campos Elíseos, cuando el resto de Francia celebraba la Fiesta Nacional que conmemora la toma de la prisión de la Bastilla, en 1789. Durante un par de horas, aproximadamente, las bandas de chalecos amarillos, volvieron a irrumpir, entre el Arco del Triunfo y la Avenida George V, donde se encuentra la embajada de España, provocando escenas muy llamativas: pegando fuego a lo que encontraban a su paso, levantando efímeras «barricadas». Entre los agitadores se encontraban varias figuras emblemáticas de la franquicia radical de izquierdas, como Éric Drouet y Jérôme Rodrigues. El ministerio del Interior tuvo que recurrir con extrema urgencia a las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS, anti disturbios) para restaurar el orden con cargas y gases lacrimógenos.
14-07-2019 | Fuente: abc.es
Detenidos 282 chalecos amarillos en París durante la celebración de la fiesta nacional
Reaparición espectacular de la franquicia más radical de los chalecos amarillos, al final del desfile militar de la Nacional, en los Campos Elíseos, con «barricadas», «incendios», choques violentos y 152 detenidos. Se trata de un acontecimiento sencillamente excepcional: tras el desfile de los tres ejércitos y representaciones militares de una docena de países europeos, España incluida, varios millares de chalecos amarillos, sin chalecos, pero con máscaras negras, irrumpieron en la más emblemática de las avenidas nacionales, sorprendiendo al público y las fuerzas de seguridad del Estado. La franquicia de los chalecos amarillos, donde cohabitan, sin confundirse, «familias» de extrema izquierda y extrema derecha, irrumpió en la escena nacional a mediados de noviembre del 2018. Pero se había ido «diluyendo», lentamente, hasta su aparente desaparición, hace dos o tres semanas. Cuando nadie los esperaba, sin chalecos amarillos, pero con máscaras negras, centenares o millares de ultra radicales reapariciones a primera hora de la tarde del domingo, con violencia, en los Campos Elíseos, cuando el resto de Francia celebraba la Fiesta Nacional que conmemora la toma de la prisión de la Bastilla, en 1789. Durante un par de horas, aproximadamente, las bandas de chalecos amarillos, volvieron a irrumpir, entre el Arco del Triunfo y la Avenida George V, donde se encuentra la embajada de España, provocando escenas muy llamativas: pegando fuego a lo que encontraban a su paso, levantando efímeras «barricadas». Entre los agitadores se encontraban varias figuras emblemáticas de la franquicia radical de izquierdas, como Éric Drouet y Jérôme Rodrigues. El ministerio del Interior tuvo que recurrir con extrema urgencia a las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS, anti disturbios) para restaurar el orden con cargas y gases lacrimógenos.
14-07-2019 | Fuente: abc.es
Los «maravillosos» líos de la familia Le Pen
Las tribulaciones, deudas y enfrentamientos (jurídicos, económicos y políticos), incluso las aventuras «intimas» de Jean-Marie Le Pen, su hija Marine y su nieta Marion, se han convertido en un «culebrón» que hipoteca las ambiciones políticas del partido familiar, Agrupación Nacional (AN, ex Frente Nacional, FN, extrema derecha), que las recientes elecciones europeas consagraron como primer partido de Francia. Jean-Marie Le Pen (91 años), el patriarca que refundó la extrema derecha francesa en los años 60 y 70 del siglo pasado, llegando a eliminar al candidato socialista (Lionel Jospin), en la primera vuelta de unas elecciones presidenciales (2012), ha pedido la intervención del Estado, la justicia, para intentar conseguir, con poco éxito, que su hija Marine (51 años) le pague una deuda de varios millones de euros. Marine Le Pen, por su parte, ha pedido a los cuadros de cu partido, AN, que eviten cualquier «trato» público, privado o político con su sobrina, Marion Maréchal, que usó el apellido Le Pen entre 2010 y el 2018, hasta que decidió romper con su tía, para defender sus ideas políticas personales, con un éxito imprevisible. El resto de los miembros del clan Le Pen (hermanas, «compañeros» sentimentales y burocracia interna del partido familiar) asisten a esos enfrentamientos públicos con callada resignación. Harta de las «ocurrencias» de su padre, Marine Le Pen decidió hace años expulsarlo del partido que él había fundado. Jean-Marie Le Pen respondió con todo tipo de acusaciones y zancadillas, familiares, políticas, públicas y privadas. Sin romper nunca definitivamente con su hija. Entre el patriarca y la «refundadora» del FN, convertido en AG, para distanciarse del patriarca fundador, existían y existen importantes intereses comunes, comenzando por el dinero. Los Le Pen comparten el «balón de oxígeno» de los amigos y banqueros próximos a Vladimir Putin. La corriente Marion Cuando el partido de su hija, AN, fue consagrado como el primer partido de Francia, en las recientes elecciones europeas, Jean-Marie Le Pen desenterró los trapos sucios de las deudas financieras de su hija, reclamando el dinero de sus préstamos personales y recordando que Marine sigue teniendo por pagar importantes créditos conseguidos en Moscú. Maniobrero emérito, desde su primera juventud, Jean-Marie Le Pen lleva años atizando otra guerra sorda contra Marine, alentando las ambiciones personales de su nieta Marion Maréchal, hija (fuera del matrimonio) de Yann Le Pen, señora con una vida sentimental «muy intensa». Desde niña, Marion fue presentada en sociedad con un doble apellido, Maréchal Le Pen. Maréchal es el apellido de su padre adoptivo, Samuel Maréchal, que decidió adoptar a la hija de su madre y un periodista, Roger Auque. Cuando Marion descubrió, muy pronto, que sus ambiciones personales chocaban con las ambiciones de su tía Marine, decidió borrar el Le Pen de su nombre de guerra política. Marion Maréchal Le Pen, entre 2010 y 2018, se convirtió en Marion Maréchal cuando la nieta del patriarca decidió romper con el partido de su tía, para iniciar una nueva vida, no solo política. Separada del padre de su hija, al año y medio de celebrar un matrimonio civil, Marion comenzó por intentar «robar» a su tía algunas «amistades» políticas europeas, para terminar creando algo así como una «academia» política, en la periferia de Lyon (en el centro de Francia), donde hace campaña «subterránea» en defensa de un programa político «propio», próximo pero «diferente» al de su tía, con muchos contactos con extremas derechas y derechas ultra nacionalistas europeas. Respondiendo calladamente a las maniobras de su sobrina, Marine Le Pen ha terminado por exigir a los cuadros de su partido que eviten cualquier contacto con Marion Maréchal. Problemas jurídicos Esa tela de araña de líos familiares tiene prolongaciones jurídicas muy diversas, en Europa y Francia. Los servicios jurídicos del Parlamento Europeo (PE) siguen pensando que Marine y Jean-Marie Le Pen utilizaron el dinero que recibían, como euro parlamentarios, para financiar actividades políticas en Francia. La justicia francesa también sigue esa «pista». Las truculentas declaraciones de Le Pen (padre) y las «ocurrencias» de Marine, difundiendo imágenes que pudieran ser «incitación al odio», según la justicia francesa, contribuyen a dar «más color», si cabe, al histórico clan familiar que ha dominado con mano de hierro los sucesivos partidos de la extrema derecha francesa. Tras su reciente gran victoria en las elecciones europeas, Marine Le Pen esperaba y espera que las próximas elecciones municipales (primavera de 2020) confirmen esa «tendencia», permitiéndole ganar un nuevo impreciso de alcaldías. Está por ver como terminarán evolucionado e influyendo las «cacerolas» de los escándalos íntimos, familiares y políticos, que ninguna de las partes desea enterrar de alguna manera.
1
...