Infortelecom

Noticias de eventos

23-12-2020 | Fuente: abc.es
Brasil cierra el año con más de 200.000 muertes por coronavirus
A camino de las 200.000 fallecidos al entrar el nuevo año y con más de 7,3 millones de casos, Brasil es el segundo país con más muertes y el tercero en número de casos confirmados de Covid-19 en el mundo, detrás apenas de Estados Unidos en la primera estadística y de la superpoblada India en la segunda. Brasil no llegó a este triste puesto por casualidad. Se trata de una tragedia de errores en varios actos, cuyo personaje central ha sido el presidente Jair Bolsonaro . Negacionista, Bolsonaro ha calificado más de una vez la enfermedad como una «gripecita». Negligente, menospreció las máscaras y provocó aglomeraciones. Vanidoso, cambió a dos ministros de Sanidad que le hacían sombra, ambos médicos, por el obediente general, Eduardo Pazuello. Irresponsable, promovió tratamientos como el uso de cloroquina, sin ninguna prueba científica. Inepto, no ha demostrado el liderazgo tan necesario para que el país enfrente la crisis sanitaria. Como resultado, Brasil entra en una segunda ola que sigue sin control con el peor promedio de muertes desde mediados de septiembre y datos diarios que superan las 900 muertes, más precisamente, 968 el martes. Sin una comunicación clara del Gobierno central sobre qué hacer para no enfermarse y morir, la población se ha visto abandonada a su propia suerte. Algunos gobiernos regionales, como el de São Paulo o Maranhão, tomaron la delantera y adoptaron medidas para contener la enfermedad. El cierre de escuelas y tiendas y las restricciones al movimiento de personas, entre otros, ayudaron a evitar un colapso generalizado de los sistemas de salud en gran parte del país en la primera ola de la pandemia. Pero no todos entendieron la importancia y efectividad de estrategias como el distanciamiento social. El fardo económico de las medidas restrictivas también comenzó a pesar, aumentando la presión por un relajo apresurado. Estimulados por el mal ejemplo presidencial y cansados del encierro, muchos salieron a las calles y descuidaron la prevención, llenando bares y restaurantes al acercarse la Navidad, que ahora en el repunte del virus han vuelto a sufrir restricciones. Y con la salvación finalmente a la vista, en forma de las vacunas que comienzan a aplicarse en diferentes países del planeta, Bolsonaro vuelve a protagonizar un acto trágico. En vez de alentar a la población a apoyar la única salida racional de la pandemia, el presidente dice que quien se vacune corre el riesgo de «convertirse en cocodrilo», mientras su gobierno falla en preparar una campaña de inmunización masiva sin comprar, al menos, jeringas ni aprobar hasta el momento ninguna de las vacunas que ya circulan por el mundo. Sin máscara en todos los eventos públicos en que participa, Bolsonaro, que ya tuvo Covid-19, dice que está inmunizado y que no tomará la vacuna, estimulando la desconfianza y forzando a la Corte Suprema a sugerir medidas indirectas a estados y municipios, como prohibir la entrada a restaurantes a quien no pruebe que está inmunizado. Y así sigue la tragedia brasileña del coronavirus, sin perspectivas de cómo y cuándo bajará finalmente el telón de este macabro espectáculo. *Cesar Baima es periodista científico brasileño y editor asistente de la Revista «Questão de Ciência», una de las más prestigiosas del área en Brasil. Fue periodista especializado en ciencia del diario O Globo por más de 10 años.
23-12-2020 | Fuente: abc.es
Francia abre fronteras pero la tensión aumenta con 4.000 camiones varados en Reino Unido
Reino Unido y Francia han llegado a un acuerdo para que se abra la frontera entre ambos países, que las autoridades francesas decidieron cerrar el domingo por temor a la nueva y más contagiosa cepa de coronavirus detectada en Reino Unido, siempre y cuando los conductores de los camiones presenten un test de Covid-19 negativo. Sin embargo, el cansancio, el frío, el hambre, y sobre todo, la frustración, han hecho mella en los conductores, algunos de los cuales se enfrentaron ayer con la policía en Kent. Y es que pese a que Francia haya abierto el paso en el Canal bajo la condición de una prueba negativa, es posible que el atasco de 4.000 vehículos tarde unos días en despejarse. Así lo declaró el secretario de Vivienda y Comunidades británico, Robert Jenrick, que explicó a la prensa local que los chóferes recibirán pruebas rápidas, con resultados en unos 30 minutos, y que en caso de dar positivo se les realizará una PCR. Si vuelven a dar positivo, serán puestos en cuarentena en un hotel. «Desearía que los eventos no se hubieran desarrollado de la forma en que lo han hecho, pero ahora tenemos que seguir adelante y asegurarnos de que el tráfico fluya lo más rápido posible a través del Canal», manifestó el ministro. Pruebas rápidas «Incluso con estas pruebas rápidas, esto será un absoluto desastre», opinó por su parte en declaraciones a «The Telegraph» Raluca Marian, delegada general ante la UE de la Unión Internacional de Transporte por Carretera, quien reconoció que aunque «hoy nos encontramos en un lugar mejor que ayer», es posible que muchos conductores no lleguen a sus destinos hasta después de la noche de fin de año. Rod McKenzie, de la Asociación de Transporte por Carretera, describió la situación como «caótica». «Están cansados, frustrados, y desean desesperadamente llegar a casa para Navidad», dijo. Detalló que la información que han recibido es «extremadamente deficiente», y que las instalaciones sanitarias a las que tienen acceso son «inadecuadas». Entre los camioneros frustrados y cansados hay muchos españoles. Conductores como Esteban López. Lleva desde la madrugada del domingo apartado de su ruta de regreso. Salió desde Lanjarón (Granada), a los pies de las Alpujarras, con un cargamento de calabacines con destino a Birmingham. «La suerte es que los que hacemos ruta internacional estamos preparados de comida, agua, de todo lo más necesario, porque no te vas parando a comer todo los días, pero otra gente no venía así, en camiones más pequeños de Europa del Este, que van al día», explica este transportista curtido en otros imprevistos, informa José Luis Fernández. A las pésimas condiciones en las que se encuentran hay que sumarle el desconsuelo de no poder volver a casa por Navidad. «Hay filas y filas de camiones, tirados, sin ayuda. No sabemos cuándo podremos regresar. Mi previsión era estar en casa en Nochebuena para ir a comer con mi familia, pero ahora tengo claro que no va a poder ser así porque en cada ferry entran medio centenar de camiones y aquí a miles», lamenta Sebastián Pérez, conductor del Grupo Belzunces de Huércal-Overa (Almería). Sebastián continuará parado con su vehículo en un área junto a la carretera. «Es una locura porque nos dejan entrar, pero no salir de Inglaterra, nunca me había visto en una situación así, alguna vez en Alemania con las nevadas, pero allí lo solucionan rápidamente y nos dan la ayuda que necesitemos». Este camionero pasará la Nochebuena «blindado» en su camión. Tiene miedo a la nueva cepa de coronavirus y más después de ver cómo en las plataformas donde ha descargado «nadie llevaba mascarilla». «Es sorprendente, nos encierran, pero ellos no se protegen. Para qué voy a decir otra cosa, tengo miedo, no me voy a juntar con otros compañeros porque no sé con quién han estado y si han pillado algo», informa Raquel Pérez.
22-12-2020 | Fuente: as.com
La UFC arrancará 2021 con un 'maratón' en la Fight Island
Dana White confirmó en su Instagram que la UFC organizará tres eventos en Abu Dabi en tan solo una semana. Lo cerrará el McGregor vs Poirier.
20-12-2020 | Fuente: abc.es
El Gobierno británico contempla escenarios apocalípticos para el período post Brexit
Reino Unido es, en esta recta final del 2020, el epicentro de acontecimientos muy relevantes: mientras es uno de los países más afectados por la pandemia de Covid-19, con una cifra oficial de fallecidos que ya supera los 66.000, es a la vez el primero del mundo occidental que empezó su programa de vacunación para atajar el brote y una vacuna desarrollada en la Universidad de Oxford es una de las más avanzadas del mundo. A esto se suma el Brexit, cuyo período de transición acaba el próximo 31 de diciembre, y las horas decisivas para alcanzar un acuerdo comercial con la Unión Europea están a punto de acabarse. En este contexto, el comité del Parlamento británico responsable de analizar la futura relación entre la nación y la UE pidió al Gobierno de Boris Johnson un plan de contingencia para atajar los problemas que inevitablemente se producirán debido a la falta de preparación para el inminente divorcio, un llamamiento que se produjo tras conocerse que el gobierno ha contemplado ya una serie de posibles escenarios apocalípticos como consecuencia de una ruptura sin acuerdo. Así lo reveló el periódico The Times, que asegura que la semana pasada se llevo a cabo en Whitehall un ejercicio de prueba de estrés (que sirve para evaluar la estabilidad y capacidad de acción de un sistema ante posibles escenarios desestabilizadores) bautizado como «Operation Capstone», en el que se modelaron una serie de eventos que representan todo lo que podría salir mal en la película sobre el Brexit que empezó hace cuatro años, cuando la mayoría de la población votó en un referéndum histórico. Los eventos representados incluyen la explosión de una bomba en Gibraltar, camiones cargados con suministros indispensables para combatir la pandemia, como medicamentos, siendo secuestrados en la carretera, y el cierre repentino de un enorme proveedor de atención domiciliaria ahogado por el drama de la caída de la libra y la imposibilidad de contratar personal del bloque comunitario ya que la libre circulación de ciudadanos acabará con el divorcio. A esto se suman inundaciones en Inglaterra provocadas por dos tormentas, buques de Francia y España bloqueando en el Canal de la Mancha el paso de los ferries británicos hacia el continente y a la policía lidiando con las revueltas sociales y las protestas ciudadanas. Según una fuente del gobierno citada por el diario, el primer ministro tiene la intención de cumplir su amenaza de no regresar a la mesa de negociaciones en caso de que las conversaciones fracasen, incluso si algunas de las dramáticas situaciones de la Operación Capstone se cumplen. Más allá del peor de los panoramas contemplado en el ejercicio, lo único que hay ahora mismo es una gran incertidumbre y eso, de acuerdo con otra fuente de Downing Street, ha hecho que quienes trabajan allí estén viviendo unos días de mucho nerviosismo y frustración, con un estado de ánimo que oscila constantemente entre el optimismo y el pesimismo, tanto por la crisis del Covid como por la del Brexit, que están indiscutiblemente ligadas y que se prevé sean la causa de un invierno gris para todo el mundo, sobre todo para las familias más afectadas económicamente, y sobre todo ahora que la esperada ventana de cinco días para celebrar la Navidad con los seres queridos ha sido cerrada en Londres y el sudeste de Inglaterra con un nuevo confinamiento estricto debido al aumento de los contagios. Mientras tanto, Johnson y su equipo se preparan, o eso dicen, para enfrentar cualquier evento post Brexit en el que la realidad supere a la ficción.
19-12-2020 | Fuente: as.com
La WTA publica el calendario de las siete primeras semanas
Como ya hiciera la ATP el pasado jueves, la WTA anunció los eventos de las siete primeras semanas de 2021. Melbourne acogerá cuatro eventos.
19-12-2020 | Fuente: elpais.com
Los eventos, ante su mayor desafío: integrar lo físico con lo digital
Los expertos insisten en que el formato híbrido triunfará en el futuro
16-12-2020 | Fuente: as.com
La UFC cierra un 2020 'salvado'
La UFC organiza este sábado su último show del año. Pese a la pandemia cerrará el 2020 con 41 eventos realizados. Thompson y Neal chocan en el estelar.
14-12-2020 | Fuente: as.com
?El Mundial de Huelva tendrá un retorno de 270 millones?
Carolina Marín, Andoni Azurmendi y Laura Gil analizan uno de los eventos centrales del nombramiento de Andalucía como Región Europea del Deporte 2021.
24-11-2020 | Fuente: abc.es
Alemania planea limitar las reuniones familiares a diez personas en Navidad para frenar la pandemia
Merkel ya ha advertido que mañana miércoles, tras la videoconferencia que mantendrá con los presidentes de los Bundesländer, Alemania anunciará un nuevo endurecimiento de las restricciones, que hasta ahora se limitan al cierre de la gastronomía, la cultura y el ocio hasta final de noviembre. «El hecho es que todavía no estamos ahí donde nos gustaría haber llegado con las restricciones de contacto, es decir, seguro que todavía tenemos que hacer alguna cosa más», ha adelantado la canciller alemana, que en las últimas 24 horas vuelve a anotar más de 13.500 contagios y con los hospitales alemanes, dependiendo de la región, registrando una ocupación de las plazas de cama UCI con respirador de entre el 60% y el 87%. En qué consiste concretamente el endurecimiento, además de la deducible prolongación, no se sabe todavía, porque el objetivo es que los ciudadanos reciban «una respuesta conjunta y consensuada a la que tienen derecho y en la que se está trabajando de manera muy intensiva», ha justificado Merkel, sobre la dilación. Pero por lo que va trascendiendo de reuniones preliminares, en las que los presidentes de los Bundesländer intercambian pareceres, podría extenderse el uso de la mascarilla, por ahora no obligatoria en la calle, y comenzar a perfilar la normativa navideña, para que los alemanes puedan planificar las fiestas. La medida que más consenso reúne hasta el momento es la reducción de las reuniones familiares a un máximo de diez personas, junto a la prohibición de las tradicionales fiestas multitudinarias al aire libre de Nochevieja. En cuanto a los también muy tradicionales mercados navideños, no hay todavía acuerdo. Algunas ciudades, como la que alberga uno de los más históricos, el del Núremberg, ya han anunciado que este año no abrirá sus puertas, mientras que otros, como el de Berlín que sufrió el atentado terrorista, albergan todavía la esperanza de ofrecer los puestos con mamparas, distanciamiento y aforo limitado. Merkel sí ha adelantado que las familias alemanas deberían poder reunirse en Navidad, «quizá con medidas de protección», aunque la perspectiva de los controles ha causado aireadas disidencias en las sus filas democristianas. Friedrich Merz, aspirante a convertirse en líder del partido el próximo año, ha declarado que «no es asunto del Estado cómo celebro la Navidad con mi familia». Prolongación de las medidas El ministro alemán de Finanzas, el socialdemócrata Olaf Scholz, ha señalado también que tanto el gobierno federal como los estados federados están seguros de haber hecho lo correcto al introducir amplias restricciones a principios de noviembre y que todos tienen claro también que «a pesar de los resultados visibles, todavía no es suficiente, porque no estamos donde quisiéramos estar en lo que respecta a las cifras de contagio». «Y por eso todos intuyen también que tiene que haber una prolongación» de las medidas, lo que con seguridad será un elemento esencial de la decisión que se tome este miércoles, ha reconocido. Scholz ha garantizado, además, que durante el tiempo que se prolongue el cierre, las empresas afectadas seguirán recibiendo el 75% de lo ingresado en noviembre de 2019, «como una ayuda pragmática y sin burocracia de superviviencia». El Presidente de Baviera, Markus Soeder, ha señalado por su parte que las medidas se extenderán posiblemente durante tres semanas más, lo que implicaría el 20 de diciembre como fecha límite. «La ola se ha quebrado, pero desafortunadamente la cantidad de nuevas infecciones no está disminuyendo. En cambio, las unidades de cuidados intensivos continúan inundadas y la serie de muertes aumenta», ha justificado. En su opinión, los cines, bares y hoteles deberían permanecer cerrados y deberían prohibirse los eventos de fuegos artificiales, típicos de fin de año, y la venta de alcohol en las plazas públicas. Ya a principios de la semana pasada, Merkel tenía previsto consensuar con los poderes regionales un endurecimiento de las medidas restrictivas, pero se topó con la resistencia de los «Länder», a los que compete su implementación, por lo que todo quedó en un nuevo llamamiento a la población a minimizar los contactos. Según datos del Instituto Robert Koch (RKI), la cifra de positivos desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero asciende a 918.269, con 14.361 víctimas mortales. En el conjunto de Alemania, la incidencia acumulada en los últimos siete días se sitúa en 140,7 casos por cada 100.000 habitantes. Después de que las cifras de infecciones diarias aumentaran notablemente en octubre y principios de noviembre, los números parecen estabilizarse, aunque a un nivel todavía demasiado elevado, y aún no se observa el descenso consolidado al que se aspiraba con la introducción a comienzos de este mes de nuevas restricciones. El objetivo sigue siendo lograr una incidencia acumulada por debajo de 50 por 100.000 habitantes que permita a las autoridades sanitarias rastrear de nuevo todos los casos.