Infortelecom

Noticias de epidemia

20-06-2020 | Fuente: abc.es
Italia registra casi medio centenar de muertos por coronavirus en plena desescalada
Italia ha registrado en las últimas 24 horas 49 muertos, dos más que el día anterior. Se eleva así a 34.610 el número total de muertos desde el inicio de la epidemia, el 21 de febrero. Los datos ofrecidos por Protección Civil en la tarde del sábado indican que el nivel de nuevas infecciones y víctimas de coronavirus en Italia se mantiene estable. Los nuevos contagios fueron 262 infecciones; de ellas, la mayoría (165, equivalente al 63% del total) registraron en Lombardía, como sigue siendo habitual desde el inicio de la pandemia. Los muertos en las últimas horas en esta región han sido 23, casi la mitad de total nacional. Prácticamente un paciente de cada tres que, a nivel nacional, está en terapia intensiva se encuentra en Lombardía. Por otro lado, en siete regiones no se han registrado infecciones. El número total de personas infectadas en Italia desde que comenzó la pandemia es 238.275. Último paciente el 18 de abril Este sábado volvió a ser protagonista en Italia el profesor Alberto Zangrillo, de 62 años, director de la Unidad de terapia intensiva del hospital de San Rafael, médico personal de Silvio Berlusconi, quien hace unas semanas levantó una enorme polémica al afirmar que el coronavirus «está clínicamente muerto». Zangrillo ha dicho que «si seguimos comportándonos bien, si seguimos las reglas de higiene que conocemos bien, estoy seguro de una cosa: a fin de mes, al menos al aire libre, lo haremos sin máscaras». Por sus anteriores declaraciones lo trataron de irresponsable y le acusaron de lanzar mensajes engañosos. Replicó entonces que la evidencia científica está a prueba de cualquier objeción. Ahora se ratifica y dice que los números le dan la razón: «El último paciente que ingresó a San Raffaele en cuidados intensivos data del 18 de abril. Y el último positivo al virus ingresado en la sala común, con una simple sintomatología, fue hace diez días. Mis datos son estos», ha dicho el profesor Zangrillo. Un prestigioso científico dio el sábado la razón a las pasadas declaraciones de Zangrillo. El profesor Giuseppe Remuzzi, director del Instituto de Investigaciones farmacológicas Mario Negri, ha declarado: «Las nuevas personas infectadas no son contagiosas, porque la carga viral del coronavirus es muy baja. No se debe difundir el miedo injustificado. El virus es el mismo, por supuesto. Pero por razones que nadie sabe, y quizás por esta razón, hay muchas dificultades para admitirlo, en los últimos test que hemos realizado hay poca carga viral, mucho menos que antes. Y esto debe tenerse en cuenta». Confusión con las reglas De todas formas, se impone aún la prudencia. El sociólogo Ruca Ricolfi escribe este sábado en «Il Mesaggero»: «Pocos días después del comienzo de la llamada fase 3, es terriblemente difícil entender cuál es la lógica que subyace a las reglas que se nos imponen, especialmente con respecto al distanciamiento social. Todos los expertos están de acuerdo en al menos tres puntos. Primero, las reuniones en masa deben evitarse por completo. En segundo lugar, en la fase actual, el espacio mínimo es de un metro, incluso en exteriores. Tercero, en igualdad de condiciones, el riesgo de contagio es significativamente menor en lugares abiertos que en lugares cerrados». Ricolfi se lamenta de que en Italia se ha pasado desde un «Estado policial», durante el confinamiento, a que cada cual haga lo que le dé la gana. «En esta situación de confusión y de mensajes incoherentes ?concluye Luca Ricolfi? todos se sienten autorizados a pensar lo que quieran».
18-06-2020 | Fuente: abc.es
Johnson se gasta más de un millón de euros por pintar su avión oficial como la bandera británica
La economía de Reino Unido está en horas bajas, por causa el confinamiento por la epidemia del coronavirus, que ahora empieza a relajarse, y con la incertidumbre de un Brexit sin acuerdo comercial con la Unión Europea en el horizonte. Pese a ello, Boris Johnson ha tomado la decisión de gastarse nada menos que 900.000 libras (poco más de un millón de euros) en pintar el avión oficial con los colores de la bandera británica, dinero que saldrá de los bolsillos de los contribuyentes. Un portavoz de Downing Street reveló que «el RAF Voyager utilizado por la Familia Real y el primer ministro se encuentra actualmente en Cambridgeshire para ser pintado, como estaba previamente planeado» y añadió que de esta.. Ver Más
13-06-2020 | Fuente: abc.es
Al menos 17 muertos, entre ellos un político, por una cadena de ataques no identificados en Afganistán
Al menos 17 personas han fallecido durante las últimas horas en Afganistán, entre ellos un antiguo candidato al Parlamento Nacional y un comandante de una milicia, durante una serie de ataques perpetrados por hombres armados no identificados en cuatro provincias del país. El candidato tampoco ha sido identificado pero se ha dado a conocer que murió en la localidad de Alí Sher, en la provincia de Jost (en el este del país), según ha informado el portavoz de la Jefatura de Policía de la provincia, Alí Haidar. Se cree que se trata de un ajuste de cuentas. En la provincia de Logar han muerto acribilladas una madre y sus tres hijas después de que hombres armados irrumpieran en su domicilio, según el concejal Qasim Sediqui. En Badajsán, una de las provincias del noreste del país, un comandante de una milicia y tres de sus hombres también han muerto abatidos a tiros tras una emboscada cerca de la localidad de Argo, de acuerdo con el portavoz policial Sanaulá Ruhani. Por último, un grupo de hombres armados ha matado a un clérigo en la provincia de Tajar, a la altura de la localidad de Chah e Ab, cuando regresaba de oficiar una boda. El religioso llevaba meses alertando de las actividades de milicias armadas en la región. Mientras tanto, prosigue la violencia talibán. Este sábado, el Gobierno de Afganistán ha responsabilizado a la insurgencia de matar a casi 90 civiles afganos y de causar heridas a otros 150 en las últimas dos semanas de ataques contra las fuerzas de seguridad y la población del país, ha estimado la Oficina del Consejo de Seguridad Nacional del Gobierno afgano. El portavoz del ente, Javid Faisal, ha lamentado que los talibán «han decidido proseguir con su campaña de violencia contra el pueblo afgano» durante la celebración de Eid al Fitr -la fiesta que sigue al mes sagrado del Ramadán- y en las semanas siguientes, mientras el Gobierno seguía promoviendo la causa de la paz. «En las últimas dos semanas, han matado a 89 civiles y herido a 150 en 29 provincias», ha hecho saber Faisal en un balance recogido por la cadena afgana Tolo News. La provincia más afectada ha sido Kandahar, con 22 fallecidos y 33 heridos, seguida de la capital, Kabul, con siete muertos y 42 heridos. La provincia de Sar e Pul ha registrado nueve muertos y nueve heridos. Estos atentados ocurren en un momento extraordinariamente delicado para el país, entre las tentativas de paz del Gobierno afgano y los talibán, la continuación de la ofensiva insurgente y el avance de la epidemia de coronavirus, que ha dejado ya más de 23.500 afectados y 446 muertos en el país.
13-06-2020 | Fuente: abc.es
Un 74% de las familias cubanas considera que su alimentación es «deficiente»
Esta viernes el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), con sede en Madrid, ha hecho público su II informe sobre la situación de los Derechos Sociales en Cuba. Realizado durante los dos primeros meses de 2020, cuando el Covid-19 no había llegado todavía a la isla, sus resultados no reflejan las consecuencias de la pandemia, pero sí recoge cómo la situación de la población sigue empeorando en los aspectos más básicos de su vida cotidiana.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">El 6??0??% de los cubanos se queja de las instalaciones hospitalarias y de que la alimentación racionada? no cubre ni la mitad del mes?<br><br>Consulta Reporte N2 sobre el Estado de los Derechos Sociales <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a> <a href="https://t.co/IOMEqrN4vG">https://t.co/IOMEqrN4vG</a><a href="https://twitter.com/hashtag/CubaNoEsComoTeLaCuentan?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#CubaNoEsComoTeLaCuentan</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/60A%C3%B1osSinDerechos?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#60AñosSinDerechos</a> <a href="https://t.co/2OTY06KWlx">pic.twitter.com/2OTY06KWlx</a></p>&mdash; Observatorio Cubano de Derechos Humanos (@observacuba) <a href="https://twitter.com/observacuba/status/1271477397494398977?ref_src=twsrc%5Etfw">June 12, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> «La situación social cubana se deteriora con el paso de los meses, no solamente por factores coyunturales, sino también por las múltiples crisis acumuladas del propio sistema y el inmovilismo del gobierno», explica a ABC Yaxys Cires, director de estrategia del OCDH. «Un ejemplo preocupante es que el 66% de los hogares cubanos perciben menos de 2.500 pesos cubanos (90 euros) al mes, y la mitad de éstos, menos de 35 euros al mes. Los miembros de estos hogares viven por debajo de los índices internacionales de pobreza extrema», señala. «La situación social cubana se deteriora con el paso de los meses, no solamente por factores coyunturales, sino también por las múltiples crisis acumuladas del propio sistema y el inmovilismo del gobierno», afirma Cires El informe analiza aspectos como el empleo, el sistema sanitario , la alimentación, el acceso a luz y agua, la educación, la vivienda o la situación de la población más vulnerable, los ancianos. Los datos del estudio son el resultado de 1.201 entrevistas, realizadas a la población residente en la isla, de manera presencial, en 11 de las 16 provincias del país. Trabajo por cuenta propia En lo referente al empleo, si bien el paro se sitúa en un 8%, tan solo un 31% tiene un trabajo a tiempo completo. De aquellos que están ocupados, el 45% trabaja para el Estado, un porcentaje que no varía respecta al informe anterior, pero sí lo hace el de aquellos que trabajan por cuenta propia, que pasa del 35 al 45%. «Esta mejoría se debió en su momento, entre otras razones, por las dificultades que representan vivir con los bajos salarios del sector público -argumenta Cires-. Según cifras oficiales el salario mínimo en Cuba equivale a 14 euros mensuales, pero el salario medio no es que sea muy distinto». Sin embargo, se espera que la llegada del Covid-19 impacte de manera muy negativa en este tipo de trabajos. «Actualmente hay una gran preocupación por el futuro del sector no estatal. Según cifras oficiales, más de doscientos mil trabajadores por cuenta propia habían pedido la suspensión temporal de su licencia en abril, sin embargo, hay economistas que adelantan que muchos no van a poder reactivar sus labores», señala. La contribución de las remesas Una novedad del informe es la inclusión de una pregunta sobre el impacto en los hogares cubanos de las remesas que les mandan sus familiares desde el extranjero. Según el estudio, una cuarta parte de los hogares recibe este tipo de ingresos, sobre los que ha puesto el foco el Gobierno de EE.UU., que ya limitó la cantidad de dinero que se podía envíar -un máximo de 1.000 dólares al trimestre- el pasado mes de septiembre. Algo que ha influido en los hogares cubanos. «Obviamente, cualquier limitación afecta», reconoce Cires. Pero también señala los obstáculos que el régimen pone a los cubanos para llegar a fin de mes: «El Gobierno cubano vende en las tiendas por dólares productos (incluidos algunos de primera necesidad) a precios superiores al de esos productos en España. Dado estos precios, los bajos salarios, y el hecho de que para más del 60% de los cubanos los alimentos que se consiguen con la "libreta de racionamiento" no cubren ni la mitad del mes, no es difícil percatarse del origen de la principal limitación de los cubanos». «Muchas familias llegan a fin de mes gracias a las remesas familiares. Esta ayuda es una expresión clara de solidaridad por encima de la división familiar fomentada durante décadas por el régimen» Como consecuencia de esto, las remesas que llegan del exterior se han convertido durante años en el ingreso que mantiene a flote la economía de algunos hogares. «Muchas familias llegan a fin de mes gracias a las remesas familiares y así lo demuestran los datos de nuestro estudio. Esta ayuda es una expresión clara de solidaridad por encima de la división familiar fomentada durante décadas por el régimen», subraya. Este viernes el Gobierno de EE.UU. tenía previsto dar a conocer las regulaciones de las últimas sanciones aprobadas contra Cuba, que incluyen a la entidad Fincimex, que funciona como intermediaria de las remesas que llegan a la isla. Arroz, legumbres y pan A pesar de estas ayudas, la alimentación sigue siendo uno de los aspectos más frágiles de los derechos de la población cubana. Según el estudio, tres cuartas partes de la población (74%) califican su alimentación familiar como deficiente. Y el 35% de la población puede disfrutar de una o dos comidas al día. Entre los alimentos de más difícil acceso se encuentra la carne de res, el pescado y la fruta. La dieta habitual de los cubanos está basada en arroz, legumbres y pan. Luz y agua Lo que no ha mejorado nada en la vida de los cubanos son aspectos tan básicos como el suministro de luz y agua: solo el 21% de las viviendas reciben agua sin interrupciones, y todavía hay, a día de hoy, un 9% los hogares no reciben agua potable. En cuanto al suministro eléctrico, en los tres meses anteriores al estudio, alrededor del 20% de la población no ha sufrido cortes, frente a más de un 70% de la población ha sufrido cortes, ya sean de tipo recurrente (8%) o más espaciados (65%). «Las interrupciones, a veces prolongadas, de los servicios de agua y electricidad son parte de la vida diaria de los cubanos desde hace varias décadas. Estamos hablando de unas infraestructuras deterioradas en las que el estado no invierte porque no le interesa», asegura Cires. Vivienda, un problema «grave y urgente» Entre los datos más preocupantes del informe es la situación de la vivienda, que Cires califica como un «problema grave y urgente». Según el estudio, más de la mitad de las viviendas (51%) necesitan ser reparadas o rehabilitadas. De ellas, más de 200.000 están en peligro de derrumbe. «Incluso en Ciudad Habana, donde el Gobierno cuida más su imagen, son frecuentes las imágenes de derrumbe con víctimas fatales». Denunciar esta situación, «llevó a un prisionero de conciencia de nombre Silverio Portal, a ser encarcelado desde 2018 por criticar la desidia del Gobierno ante la situación de la vivienda en La Habana», recuerda el director estratégico del OCDH. Portal llevó adelante su denuncia a través de su proyecto cívico «No más muertes en Cuba por derrumbes». «Las propias autoridades han reconocido que todavía se cuentan por miles los inmuebles afectados por huracanes de años anteriores y que todavía no ha ayudado a reparar». <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Escenas de terror en la Habana Vieja, <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a>. Patrimonio de la Humanidad, pero el régimen comunista de <a href="https://twitter.com/DiazCanelB?ref_src=twsrc%5Etfw">@DiazCanelB</a> se ha robado todo el dinero que ha dado la <a href="https://twitter.com/UNESCO?ref_src=twsrc%5Etfw">@UNESCO</a>. Otro logro de la &quot;Revolucion cubana&quot; esa que sigue hundiendo a la mayor de las Antillas en un mar de calamidades. <a href="https://t.co/cHEqDD6Dcf">pic.twitter.com/cHEqDD6Dcf</a></p>&mdash; Cristian Crespo F. (@cristiancrespoj) <a href="https://twitter.com/cristiancrespoj/status/1271242632761683968?ref_src=twsrc%5Etfw">June 12, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Sistema sanitario, fuera pero no dentro Uno de los aspectos más llamativos del estudio es la mala percepción que tiene la población cubana de su sistema sanitario. Para más del 50%, el«abastecimiento de material médico e insumos hospitalarios es malo o muy malo», y para el 29% es regular. El 60% califica entre regular y muy mal el «estado de las instalaciones hospitalarias». Un sistema del que tanto presume el Gobierno cubano. «Todo ello contrasta -asegura Cires- con la exportación de servicios médicos, negocio que es objeto de preocupación de funcionarios de la Organización de Naciones Unidas y a la vez un instrumento de propaganda internacional. ?Claridad de la calle y oscuridad de la casa?, dicen los mayores». El Covid-19 y su impacto Aunque el Covid-19 no había irrumpido en Cuba cuando se realizó este estudio, le preguntamos a Cires sobre cómo se ha gestionado la pandemia desde el Gobierno, que ha ofrecido unas cifras de número de contagios y fallecidos relativamente bajas (este viernes eran de 2.233 y 84, respectivamente). ¿Son reales estas cifras? «Aunque el estudio se realizó antes de la llegada de la pandemia del Covid-19 a Cuba, se preguntó [a los encuestados para el estudio] sobre las ?políticas públicas de p revención de enfermedades y epidemias?. Más de la mitad (53,6%) considera que las actuaciones estatales en ese sentido estaban entre regular (39.1%) y mala-muy mala (14.5%)», refiere el director estratégico de OCDH, que añade. «Realmente es muy difícil asegurar que no son reales las cifras oficiales, precisamente por la ausencia de instituciones que puedan contrastarlas. Hay quienes las cuestionan estableciendo paralelismos con otros países, pero es algo arriesgado», puntualiza. «Realmente es muy difícil asegurar que no son reales las cifras oficiales, precisamente por la ausencia de instituciones que puedan contrastarlas. Hay quienes las cuestionan estableciendo paralelismos con otros países, pero es algo arriesgado» En cuanto si ve a Cuba preparada para la desescalada y la reapertura del país al turismo extranjero -una importante fuente de ingresos-, como ha anunciado el Gobierno, cree que «si en países que vienen de una situaciones económica y financiera más estables, hay gran preocupación por las consecuencias de la pandemia, ya nos podemos imaginar como debe estar Cuba. La situación es grave». Las consecuencias de la pandemia afectarán a muchos sectores de la población y prácticamente en todo el mundo, con un impacto peor en países con una economía frágil. En el caso de Cuba, ¿el impacto del Covid-19 incrementará aún más la pobreza del país? «Vamos en esa dirección si el Gobierno no realiza las reformas profundas y urgentes que el país necesita -afirma Cires-. Ya Cuba venía de una situación de escasez de productos de primera necesidad, debido a la falta de liquidez estatal. De hecho entramos en 2020 bajo la sombra de otro ?Periodo Especial?. Uno de los sectores más afectados es la alimentación. Según nuestro estudio, el 74 % califica su alimentación familiar como deficiente. El país está atravesando una profunda crisis económica y financiera, de ahí que el viceprimer ministro Ricardo Cabrisas haya pedido recientemente a los acreedores del Club de París suspender el pago de su deuda hasta 2022. Eso ha obligado al Gobierno a anunciar una reducción importante del gasto público. Probablemente esa medida afecte todavía más a los precarios servicios públicos, lo cual empeorará las condiciones de vida, especialmente de los sectores más vulnerables». Art. 370: Represión por denunciar la vulneración de derechos sociales en Cuba Las denuncias de las malas condiciones de vida en la isla han dado lugar a una mayor represión por parte del Gobierno cubano a través de instrumentos como el Art. 370, conocido también como Ley Azote, que el OCDH ha denunciado. «A finales de abril un colaborador nuestro en Cuba presentó una solicitud a la Asamblea Nacional del Poder Popular para que revisara la constitucionalidad de dos artículos del Decreto Ley 370. La solicitud se basó en un derecho constitucional que le permite al ciudadano presentar solicitudes y quejas. Dos días después lo metieron preso por más de 48 horas y lo sometieron a duros interrogatorios», explica Yaxys Cires, que asegura que el Gobierno cubano «no quiere otro relato o versión sobre lo que está pasando en Cuba que no sea la que dan sus medios de comunicación», en los cuales por ejemplo, han llegado a decir que «en Estados Unidos y en España se está pasando hambre, algo que rápidamente se llevó una avalancha de críticas en las redes sociales».
12-06-2020 | Fuente: abc.es
Los fiscales de Bérgamo interrogan a Conte sobre la gestión de la pandemia en Lombardía
El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, es interrogado en el palacio Chigi, sede de la presidencia del gobierno, sobre la gestión de la Covid-19 en Lombardía. La fiscal jefe de Bérgamo, Martia Cristina Rota, acompañada por otros tres magistrados de su departamento, interrogan a Conte como persona informada de los hechos. Los fiscales quieren saber por qué el Gobierno no declaró zona roja los pueblos Alzano Lombardo y Nemo (Bérgamo), un área muy industrializada, con más de 400 empresas y miles de trabajadores. El área se convirtió en un foco muy importante de la epidemia, con rápida propagación del virus en Bérgamo, considerada como «ciudad mártir» porque ha sido la más golpeada de Italia. Conte se mostró seguro y con cierta arrogancia en la víspera de verse con los fiscales: «Volvería a hacer todo, porque actué en conciencia». Según el primer ministro, la responsabilidad de haber declarado zona roja Alzano y Nemo correspondía al presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana. Este, a su vez, interrogado hace unos días por la fiscal Rota, señaló que la responsabilidad para cerrar esa zona era del gobierno Conte. Tras esa declaración del presidente lombardo, Maria Cristina Rota afirmó: «Por lo que nos resulta, el declarar la zona roja era una decisión que correspondía al Gobierno», subrayó textualmente la magistrada. Difícil investigación La investigación es muy complicada y se están dando los primeros pasos. Cada día se descubre un nuevo dato sobre la gestión de la epidemia en esa zona lombarda. Por ejemplo, ahora se ha sabido que durante tres días el ejército y fuerzas del orden estuvieron en el área de Alzano y Nemo, dispuestos para establecer controles y cerrarlos. Pero se marcharon porque nadie les dio orden para establecer una zona roja. Maria Cristina Rota abrió ya en abril una investigación por «epidemia culposa», es decir, por considerar que pueden haberse realizado actos u omisiones por imprudencia o negligencia. No se descarta que Conte pueda recibir de la fiscalía de Bérgamo un «aviso de garantía», lo que significaría que es indagado. Ese es el gran temor del primer ministro, el ser investigado por «epidemia culposa». Aunque el ser indagado no supone a priori ninguna culpabilidad, la investigación sería una rémora en la gestión de Conte y una sombra en su imagen. Después de interrogar a Giuseppe Conte, los fiscales de Bérgamo escucharán también al ministro de Sanidad, Roberto Speranza, y a la titular de Interior, Luciana Lamorgese. En estos interrogatorios el objetivo de los fiscales será el mismo que han tenido con el primer ministro: reconstruir los días de indecisión a finales de febrero y comienzos de marzo, jornadas en las que los muertos continuaban a aumentar, con el hospital de Papa Giovanni XXIII desbordado y los camiones del ejército trasladando cadáveres a crematorios de diversas ciudades porque no daba abasto el de Bérgamo.
11-06-2020 | Fuente: abc.es
La OMS recomienda a Rusia modificar el método de conteo de muertos por coronavirus
El director ejecutivo del programa de emergencias sanitarias de la OMS, Michael Ryan, dijo ayer durante una rueda de prensa en Ginebra que, en Rusia, las estadísticas de mortalidad por coronavirus son «inusuales» y «difíciles de entender». Respondiendo a la pregunta de la corresponsal de Associated Press, Daria Litvinova, dijo que «es importante que Rusia reconsidere cómo se lleva a cabo la certificación de los decesos por Covid-19 para asegurarse de que se realiza de manera precisa y adecuada». Litvinova quiso averiguar la opinión de Ryan en relación con el hecho de que «las estadísticas oficiales en Rusia no incluyen a los pacientes que dieron positivo en el test de coronavirus que murieron por otras causas y el gobierno ruso afirma estar siguiendo las pautas de la OMS en el conteo de muertes». A juicio del responsable de la OMS, «la baja mortalidad por coronavirus en Rusia puede explicarse también por la gran envergadura de la cobertura de las pruebas. En situaciones cuando se hacen tests a muchas personas, se puede observar una tasa de mortalidad relativamente baja». Diferentes cifras La publicación digital Mediazona sostiene haber realizado su propio seguimiento de los fallecimientos en Rusia por Covid-19 y haber contabilizado 11.102 decesos. La cifra oficial de muertos desde el comienzo de la pandemia apenas supera los 6.500 decesos. Mediazona asegura haber obtenido la información a partir de datos oficiales proporcionados por funcionarios. Según informaciones del Departamento de Sanidad del Ayuntamiento de Moscú, el pasado mes de mayo fallecieron en la capital directamente por coronavirus 2.757 personas. Hay que tener en cuenta que el total de muertos en la capital rusa desde el comienzo de la pandemia no llega a los 3.200. Comparando la cifras de decesos con las del año pasado, en la capital rusa se produjo un exceso de muertes con respecto a mayo de 2019 de unos 5.800 casos, de los que, de acuerdo con el informe de la oficina municipal, 5.260 tuvieron que ver con el coronavirus como causa concomitante. El Departamento de Sanidad moscovita asegura también que el índice de mortalidad en la ciudad desde el comienzo de la epidemia oscila entre el 2% y el 3,8% e indica que en Nueva York es del 10,7%, en Estocolmo del 15,2%, en Madrid del 21,5% y en Londres del 22,7%. Desde ayer, en Rusia se han registrado 8.779 nuevos casos de coronavirus, 375 más que el día anterior, y sitúa el total en todo el país en 502.436. Las muertes han disminuido al pasar de 216 ayer a 174 hoy y sumar un total de 6.532 decesos.
10-06-2020 | Fuente: abc.es
La Justicia de Italia interrogará a Conte y dos ministros por su gestión de la crisis del coronavirus
La Justicia italiana se ha puesto en marcha para conocer la verdad sobre la tragedia del coronavirus , que ha causado más de 34.000 muertos. La Fiscalía de Bérgamo (Lombardía) interrogará como «personas informadas» al jefe del gobierno, Giuseppe Conte; al ministro de Sanidad, Roberto Speranza; a la titular de Interior, Luciana Lamorgese, y a dos científicos del comité que asesora al Gobierno. Los magistrados quieren saber por qué no se declaró zona roja el área de los municipios de Nembro y Alzano, foco central del coronavirus que causó una hecatombe en Bérgamo y en la entera región de Lombardía, donde se ha registrado casi la mitad de los muertos de todo el país. Hace unos días fue interrogado el presidente lombardo, Attilio Fontana, quien declaró que el decretar la zona roja era una decisión que correspondía al Gobierno. Así lo cree también la magistrada Maria Cristina Rota: «Por lo que nos resulta, el declarar la zona roja era una decisión que correspondía al Gobierno», declaró textualmente la magistrada. Rota había abierto ya en abril una investigación por «epidemia culposa», es decir, por considerar que pueden haberse realizado actos u omisiones por imprudencia o negligencia. «Día de la denuncia» En coincidencia con el anuncio de interrogar a Conte y dos de sus ministros, hoy había sido declarado el «Día de la denuncia» por parte del «Comité nosotros denunciaremos», cuyo objetivo es conocer la verdad y que se haga justicia sobre la tragedia del coronavirus. Decenas de familiares de las víctimas han presentado 50 denuncias en la fiscalía de Bérgamo, declarada «ciudad mártir», porque ha sido la más golpeada por la pandemia. El promotor de la iniciativa ha sido Luca Fusco, que perdió a su padre y una tía por el coronavirus. Junto a su hijo Stefano creó en abril un grupo en Facebook, que cuenta con más de 57.000 inscritos. En conversación con ABC, Luca Fusco cantaba victoria este miércoles tras el anuncio de que Conte y dos ministros serán interrogados: «Nosotros solo queremos justicia por los más de 34.000 muertos, no nos interesan las compensaciones económicas, solamente queremos que quien ha cometido errores y es responsable, quien no ha querido ver lo que estaba sucediendo, responda con su responsabilidad». El «Comité nosotros denunciaremos» cuenta con cinco abogados que se encargan de la asesoría y de preparar las denuncias: «Los abogados se encargan de estudiar caso por caso para formalizar la denuncia. Ya hay preparadas otras 150, que se presentarán en los próximos días», nos dice Fusco. No tienen dudas de que hay responsabilidades políticas porque no se decretó como zona roja para cerrarla el área de la Valseriana (Bérgamo), según nos confiesa Luca Fusco: «Absolutamente, sí hay responsabilidades políticas No se cerraron municipios que claramente se tenían que haber cerrado; se dejaron transcurrir dos semanas hasta el cierre, permitiendo que la gente trabajara y circulara sin problemas, lo que permitió que el virus se difundiera rápidamente». Aunque los abogados consideran que hay responsabilidades políticas, en las denuncias presentadas no se acusa a nadie en particular: «A nosotros no nos corresponde señalar a personas en concreto. Para individuar las responsabilidades se encargarán los jueces», nos dice Luca Fusco. De momento, la magistrada que lleva la causa y que interrogará, junto a otros fiscales, a Conte, dos ministros y dos asesores, ha declarado: «Tenemos el deber de hacer justicia, en este momento estamos en el primer paso, en la reconstrucción de los hechos». La batalla en todo el país Luca Fusco nos dice que este miércoles «desde Bergamo ha partido una batalla que no se limita a esta ciudad, sino que interesa a todo el país». En efecto, desde toda Italia llegan a la web noidenunceremo.it testimonios de familiares víctimas de Covid-19. «El Comité nosotros denunciaremos ?se puede leer en la web? nació de la necesidad de justicia y verdad, para dar paz a nuestros muertos que no han podido tener un entierro digno. Quien haya cometido un error tendrá que responder a nuestras preguntas y asumir sus propias responsabilidades. Pedimos justicia». Este texto aparece bajo la foto símbolo de la tragedia del coronavirus en Italia: una larga fila de camiones militares trasladando desde Bérgamo féretros a crematorios de otras ciudades porque el de esa «ciudad mártir» no daba abasto.
10-06-2020 | Fuente: abc.es
Sube la mortalidad en Rusia por coronavirus mientras en Moscú descienden los contagios
Desde ayer martes, en Rusia se han producido 216 nuevas muertes a causa de la Covid-19, informa la célula de crisis del Gobierno ruso. La última vez que se superaron los 200 muertos en un día fue el pasado 29 de mayo, cuando se alcanzó el récord diario durante la pandemia con 232 fallecidos. Estos datos contrastan con la situación concreta de Moscú, en donde hoy se han registrado 56 nuevos decesos, tres menos que el día anterior, y tan sólo 1.195 nuevos contagios, la cifra más baja desde el pasado 11 de abril, cuando se produjeron 1.030 nuevos casos de coronavirus. En lo que va de pandemia, en Rusia han perdido la vida por infección de coronavirus 6.358 personas sobre un total de 493.657 infectados. De esta forma, el país eslavo ocupa el tercer lugar en el mundo en número de casos detectados de Covid-19. Sin embargo, en número de contagios por millón de habitantes (3.383) se sitúa en el puesto 34 de la lista global y en el de muertes por millón de habitantes (44) ocupa la casilla número 47, según la web Worldometers. Sistema sanitario «efectivo» Tan baja mortalidad, según el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, se debe «a la efectividad de nuestro de sistema sanitario». En declaraciones al canal estadounidense CNN, Peskov ha vuelto a negar que el Gobierno esté manipulando los datos relativos a la incidencia del coronavirus en el país. No obstante, en la capital rusa por ejemplo, según fuentes del ZAGS (el registro civil ruso) consultadas por la radio Eco de Moscú, la mortalidad durante el mes de mayo fue «significativamente mayor que en años anteriores». En concreto, el mes pasado fallecieron en Moscú 15.700 personas, lo que supone «casi un 57% más con respecto a los tres años anteriores», porcentaje por encima del atribuido al coronavirus. Pero ahora la situación en la principal ciudad rusa, al menos en lo que a contagios se refiere, parece mejorar. Desde ayer se han registrado en Moscú 1.195 nuevos casos de coronavirus, la cifra más baja desde el 11 de abril, cuando se detectaron 1.030 casos de Covid-19. El martes se reportaron 1.572 nuevos casos confirmados de la enfermedad. Desescalada acelerada En cuanto al número de dados de alta en la capital desde ayer se sitúa en 3.796 pacientes y suma ya un total de 113.533 curados desde el comienzo de la epidemia. En el conjunto de Rusia han sido dados de alta en la últimas 24 horas 10.386 personas que dieron positivo en el test de coronavirus, lo que eleva el total a 252.783 curados, más de la mitad de los 493.657 infectados habidos hasta la fecha. Quedan todavía, por tanto, 234.516 casos activos. Rusia ha acelerado la desescalada para favorecer la celebración del desfile de la victoria, el próximo 24 de junio, y la votación, el 1 de julio, de las enmiendas constitucionales para permitir al presidente Vladímir Putin seguir en el poder dos mandatos más, si así lo decidiera. Los habitantes de Moscú pudieron ayer salir libremente a la calle tras un confinamiento de casi dos meses y medio.
10-06-2020 | Fuente: abc.es
Un 35% de los franceses se considera «racista»
La pandemia del coronavirus ha agravado los muy diversos racismos franceses, a los que el movimiento internacional «Black Lives Matter» (BLM) ha dado una visibilidad dramática, inesperada, relanzando movimientos locales muy duros cuya vocación antipolicial no siempre oculta sus flecos agresivamente racistas. Según el último informe (2019) del Comité Nacional Consultivo de los Derechos del Hombre (CNCDH), el 35 % de los franceses se dicen ellos mismos racistas, un 29 % se consideran «un poco» racistas y otro 9 % «más bien racistas». El 87 % de los franceses estiman que los gitanos son «un grupo étnico» aparte. Musulmanes, magrebíes, asiáticos, judíos y negros (de nacionalidad francesa, todos) son «gente aparte» para una mayoría o una minoría significativa de franceses, del 23 al 56 %. Según otro estudio publicado por una sociedad de análisis estadísticos, Statista, la sociedad francesa está hoy profundamente dividida en cuestiones de racismo: un 57,8 % de los franceses se dirían no racistas. Sin embargo, otro 41,3 % se considera más bien racista, un poco racista o no demasiado racista. División profunda y sintomática, agravada con la crisis sanitaria, social, económica y política del coronavirus, que ha propiciado la emergencia de nuevos racismos. La organización Liga de Defensa Negra Africana (LDNA), auto proclamada anti racista, ha organizado varias manifestaciones de protesta contra las violencias policiales de carácter racista (contra negros de nacionalidad francesa), pero también ha «invitado» a sus militantes y simpatizantes a multiplicar sus «acciones» contra los franceses de familia asiática, propietarios o trabajadores en comercios «étnicos» (asiáticos). Desde mediados de abril, durante lo más alto de la crisis sanitaria nacional, la LDNA ha multiplicado sus acciones enarbolando esta proclama racista contra los franceses de origen chino o los chinos instalados en Francia: #ChinaGoHome. Los estallidos de racismo anti chino y anti asiático comenzaron en Francia entre febrero y marzo pasado, cuando un influyente diario de provincias, «La Courrier Picard», editado en Amiens, la ciudad natal de Emmanuel Macron, publicó en su portada este titular: «Alerta amarilla». Ese titular se transformó en grito de guerra contra las comunidades asiáticas, en París y varias capitales de provincias. La reaparición de un racismo anti asiático (chino, vietnamita, camboyano) también ha sido percibida como una novedad inquietante en Alemania y el Reino Unido. En Munich, la influyente Süddetusche Zeitung ha escrito: «Ha aparecido en Francia una histeria racista, anti asiática, por primera vez». En Londres, la BBC ha comentado: «Las personas de origen asiático residentes en Francia se han manifestado, a través de las redes sociales, para denunciar la discriminación y racismo de las que son víctimas, a diario». En París, Le Monde recuerda que el nuevo racismo anti asiático comenzó a manifestarse, en toda Francia, a finales del mes de enero pasado, con la multiplicación de gestos, acciones y protestas de esta índole: pintadas racistas ante los establecimientos asiáticos, del tipo «guarda tu virus, sucio chino»; agresiones verbales en los transportes públicos; gestos racistas en los inmuebles; violencias anónimas contra tiendas y restaurantes cerrados y acosados. Tras el comienzo del desconfinamiento, en curso, las manifestaciones estrictamente francesas, contra las violencias policiales, han sido muy mayoritariamente multiculturales (negros y blancos) y han tenido flecos de racismo velado, con llamamientos apenas disimulados a la violencia callejera: «¡No habrá paz mientras haya injusticia!». Del insulto a la profanación La aparición del movimiento Chalecos Negros subraya la dimensión étnica de una organización consagrada a la defensa de los inmigrantes en situación irregular. Organización solo para inmigrantes negros: los inmigrantes musulmanes (sirios, magrebíes), laicos o católicos (Europa del Este) no tienen cabida en sus acciones. La aparición de un racismo negro, en Francia (anti chinos, anti musulmanes, anti blancos), coincide con un incremento espectacular de las tensiones racistas de todo tipo. Según las cifras oficiales del Ministerio del Interior, durante el 2019 se produjo un incremento del 132 % de las acciones racistas, de esta naturaleza: manifestaciones de odio racista, acciones racistas, antisemitas, anti cristianas y anti musulmanas. Incremento que incluye desde la proliferación de insultos callejeros a la profanación de cementerios (cristianos, judíos y musulmanes). En esa estela, la aparición de un racismo anti chino, anti asiático, consecuencia de la propagación del Covid-19, es una novedad significativa, emergente, en una Francia cuyos diversos racismos tienen profundas raíces históricas. Nuevos racismos que Rachida Dati, ex ministra de Justicia de Nicolas Sarkozy, francesa de padres emigrantes magrebíes, analiza de este modo: «No existe racismo de Estado, entre nosotros. Pero el racismo existe y es muy profundo, en Francia. Tras la epidemia del Covid-19 estamos asistiendo a un nuevo racismo, un racismo social, del que son víctimas hombres y mujeres muy humildes, que están sufriendo la crisis en su carne». El Comité Nacional Consultivo de los Derechos del Hombre (CNCDH) publicó a finales de mayo un informe denunciando un estado de urgencia, no solo sanitaria, pidiendo al Gobierno que favorezca de alguna manera la diversidad en las escuelas y guarderías, temiendo que muy diversos racismos, directos o indirectos, agraven la crisis nacional, desde la infancia. El estallido incontrolado de la crisis sanitaria, en febrero, el confinamiento inconcluso, desde mediados de marzo, han atizado reacciones inflamables en la «banlieue», los suburbios de París y las grandes ciudades, donde el multiculturalismo ha provocado un repliegue de muy distintas comunidades étnicas y culturales. El libro político más influyente del año pasado se llama «El archipiélago francés». Su autor, el sociólogo Jérôme Fourquet, estima que Francia está convirtiéndose en un «archipiélago de comunidades que no siempre se entienden entre ellas».
09-06-2020 | Fuente: abc.es
La revuelta de Hong Kong cumple un año amenazada por la ley de seguridad china
Aquel día no se sabía pero, hace justo un año, estalló en Hong Kong la revuelta más peligrosa para el autoritario régimen chino desde de las protestas de Tiananmen en 1989. Aquel domingo 9 de junio, se calcula que un millón de personas inundaron las calles de Hong Kong para manifestarse contra la ley de extradición a China, que consideraban una pérdida de su libertad y autonomía judicial frente a Pekín. Como otros grandes acontecimientos de la Historia, ha hecho falta todo un año para ver con perspectiva la trascendencia de aquella gigantesca marcha. Su asistencia doblaba a la que, hasta entonces, había sido la manifestación más multitudinaria vivida en esta antigua colonia británica: la del 1 de julio de 2003 contra el primer intento chino de imponer una ley de seguridad nacional. Pero, al siguiente domingo, 16 de junio, volvió a quedarse pequeña cuando tomaron las calles dos millones de hongkoneses. Lo que ocurrió durante esa semana, y sobre todo lo que no sucedió, cambió para siempre el destino de esta ciudad y, probablemente, del régimen chino. Pero todavía nos hace falta más tiempo para verlo con su justa perspectiva y comprobar sus consecuencias. Tras aquella manifestación, que mostraba el enorme rechazo social a la ley de extradición a China, grupos de jóvenes acamparon alrededor del Parlamento local (Legco) para sitiarlo e impedir su debate el miércoles, 12 de junio. A pesar de esta fuerte oposición, el Gobierno siguió adelante con sus planes de celebrar la sesión parlamentaria ese día. Finalmente, no pudo hacerlo por la batalla campal que se desató alrededor del edificio entre miles de manifestantes, la mayoría jóvenes pertrechados con máscaras y gafas de protección, y los antidisturbios, que les dispararon gases lacrimógenos y se emplearon con contundencia durante toda la tarde para dispersarlos. Desde la «Revuelta de los Paraguas» en el otoño de 2014 no se veían tales enfrentamientos en Hong Kong, que siempre había sido una de las ciudades más cívicas y pacíficas del planeta. Junto al malestar general por la ley de extradición, la indignación por la actuación policial levantó a buena parte de la sociedad. Aunque muchos denunciaron la brutalidad de las cargas de los antidisturbios, distaron mucho de lo que solemos ver en Europa o, estos últimas días, en Estados Unidos. Pero los civilizados hongkoneses se rebelaron contra aquella violencia que, solo dos meses después, iba a ser habitual en la ciudad. Cadena de errores Con otra manifestación convocada para el domingo, la jefa ejecutiva del Gobierno local, Carrie Lam, compareció de urgencia la tarde anterior para hacer un anuncio importante. Tras tragarnos los gases lacrimógenos del miércoles y ver el mayoritario rechazo a la ley que había en Hong Kong, todos los periodistas que acudimos a aquella rueda de prensa pensábamos que iba a retirarla. Como en 2003, fin del proyecto de ley y se acabó el problema. Pero, en lugar de retirarla, lo que hizo Lam fue suspenderla, en el primero de una cadena de errores que se han ido agrandando como una bola de nieve hasta la deteriorada situación actual, con el diálogo roto entre el Gobierno y la oposición y la sociedad polarizada a extremos cada vez más radicales. Aunque Lam insistió en que la suspensión de la ley equivalía a su retirada, pues ya no se podría tramitar, su testarudez encendió aún más los ánimos. Al día siguiente se manifestaron dos millones de personas no solo contra la ley de extradición, sino pidiendo una investigación de la fuerza policial, la dimisión de la jefa ejecutiva y, lo más importante, el sufragio universal. Apagada desde el fracaso de la «Revuelta de los Paraguas» en 2014, dicha demanda volvía con fuerza y convertía en una lucha política lo que hasta entonces había sido una protesta contra una ley. La cerrazón del régimen chino fue respondida con una efervescente agitación social en forma de concentraciones, marchas y cercos al Parlamento, a sedes gubernamentales e incluso a la comisaría central de Policía. Jugando su baza como capital financiera de Asia, los manifestantes hasta pidieron ayuda a las democracias del G-20, que a finales de junio se reunía en la ciudad japonesa de Osaka. Aunque su llamamiento planeó sobre el encuentro, la guerra comercial entre Estados Unidos y China monopolizó la cumbre y Trump prefirió acordar una tregua con Xi Jinping en lugar de sacarle los colores por Hong Kong. Un grupo de antidisturbios intenta contener las protestas del 9 de junio de 2019 - AFP Por el sufragio universal Con los manifestantes quejándose de que nadie les hacía caso porque eran «demasiado pacíficos», era solo cuestión de tiempo que la violencia estallara. Y así lo hizo el 1 de julio, durante el aniversario de la devolución a China por parte del Reino Unido, cuando miles de jóvenes asaltaron el Parlamento como si fuera la Toma de La Bastilla. Con la duda de saber si la Policía lo permitió para socavar la imagen pacífica que cultivaba el movimiento democrático, ni siquiera los destrozos que causaron les valieron la repulsa de la sociedad. En lugar de rechazar el vandalismo, muchos hongkoneses entendieron y hasta disculparon a los manifestantes. Desde entonces, la violencia se propagó con enfrentamientos cada fin de semana con los antidisturbios y hasta entre partidarios y contrarios al régimen chino, como se vio en el brutal ataque de las triadas a los manifestantes de Yuen Long el 21 de julio. Cuando la jefa ejecutiva retiró finalmente la ley de extradición en septiembre, ya era tarde. Como le recordaron las continuadas protestas, la lucha era por el sufragio universal para elegir su cargo, hasta ahora designado por un comité afín a Pekín. Tras los graves disturbios en el Día Nacional de China, que aguaron al régimen su 70º aniversario, y las batallas campales en las universidades y la politécnica, la oposición demócrata arrasó en las elecciones municipales a los consejos de distrito en noviembre. Su victoria abrió una tregua que se rompió en Navidad y que solo pudo imponerse cuando la epidemia del coronavirus paró la ciudad. La ley de seguridad Pero el control de la enfermedad y los planes de Pekín de imponer una ley de seguridad nacional sin pasar por el Parlamento local han reactivado durante el último mes las protestas. Con dicha ley, el régimen del Partido Comunista penará la subversión, la secesión, el terrorismo y las injerencias extranjeras. Debido a su carácter autoritario, muchos temen que la use la use para aplastar la revuelta, silenciar a los activistas políticos como hace en el continente y recortar las libertades de Hong Kong, mayores que en el resto del país. Pero la batalla no ha terminado un año después de aquella masiva manifestación del 9 de junio. Además de recordar con concentraciones callejeras el aniversario de esta «Segunda Revuelta de los Paraguas», los sindicatos y grupos estudiantiles han convocado este domingo un referéndum popular sobre la celebración de una huelga general para presionar al Gobierno. Reviviendo los tiempos de la Guerra Fría, la Casa Blanca ha amenazado con retirarle a la ciudad su trato comercial como castigo al régimen chino, pero también dañará a la economía local. Con más de 8.300 detenidos y dos muertos en este año convulso y la economía hundida, primero por las protestas y luego por el coronavirus, Hong Kong se prepara para otro «verano caliente».
...
7
...