Infortelecom

Noticias de enfermedades

25-05-2020 | Fuente: abc.es
Más de la mitad de las regiones de Rusia intensifican hoy la desescalada
Junto con un gran número de países europeos y de la antigua Unión Soviética, más de la mitad de los 85 entes territoriales que constituyen la Federación de Rusia levantan hoy las medidas de confinamiento obligatorio, muchas otras restricciones dictadas para combatir el coronavirus y pasan a la llamada «segunda fase», algunas incluso a la «tercera», la última antes de acometer la normalización completa. Así lo aseguró ayer la directora del órgano de control Rospotrebnadzor, Anna Popova, en declaraciones a los medios de comunicación. La provincia de Moscú, según su gobernador, Andréi Vorobiov, es una de las regiones que hoy estrenan «segunda fase», tras permanecer tan sólo una semana en la primera. Vorobiov dijo que abrirán restaurantes pequeños y cafeterías, negocios de servicios, como peluquerías y salones de belleza, además de tintorerías y algunos locales comerciales, pero controlando estrictamente el aforo. Sin salvoconducto Desde el sábado en la región de Moscú tampoco hacen falta los salvoconductos QR para poder circular en coche o utilizar el transporte público. Se podrá salir a la calle para dar paseos o practicar deporte. Lo que sí se sigue exigiendo es guardar la distancia social y utilizar guantes y mascarilla. Al igual que en la capital, en la región moscovita funcionan desde el 18 de mayo la industria y las obras de construcción de edificios. En Siberia muchas regiones, especialmente las menos densamente pobladas, pasan a la «tercera fase» y permitirán la circulación completa de personas, abrirán los parques y hasta los grandes centros comerciales. Sin embargo, en la ciudad de Moscú, epicentro de la epidemia dentro de Rusia por tener la mayor densidad de población, las medidas de confinamiento continuarán vigentes por lo menos hasta el 31 de mayo y seguirá siendo necesario tramitar los códigos QR para utilizar cualquier tipo de transporte, incluido el particular. La única suavización de las restricciones que hoy comienza en la capital rusa es la reanudación de la actividad de la mayor parte de los Centros Multifuncionales de Servicios Estatales (MFTs en sus siglas en ruso) para la tramitación de una gran gama de gestiones oficiales y el alquiler de vehículos de uso compartido (car sharing). Inquietud por Daguestán Mientras tanto, sigue suscitando preocupación la situación en la república caucásica de Daguestán por el importante incremento de contagios registrados en los últimos días. Se ha enviado desde Moscú a la zona refuerzos de médicos y fuerzas del Ministerio de Protección Civil con equipos de desinfección. Daguestán ocupa el quinto lugar en Rusia en número de casos confirmados por contagio de COVID-19. La desescalada que hoy se intensifica en Rusia, según la especialista en enfermedades infecciosas del Ministerio de Sanidad ruso, Elena Malínnikova, «puede provocar una segunda ola de contagios, pero estamos preparados para ello». En entrevista al rotativo «Parlámentskaya Gazeta», Malínnikova sostiene que, de producirse, «un rebrote de los casos de COVID-19 no tendría la gravedad que antes, ya que se ha creado una cierta inmunidad colectiva y el virus se está debilitando». Rusia tiene ya 353.427 infectados, tras registrar en las últimas 24 horas 8.946 nuevos casos, 347 contagios más que los registrados el domingo. Anota además un total de 3.633 decesos, después de experimentar desde ayer un incremento de 92, que supone 61 menos que el día anterior. En Moscú los contagios han aumentado en 2.560, lo que supone un incremento de 44 con respecto al domingo, sumando en total 166.473 infectados. Los decesos se han incrementado en 41, siendo 18 menos que el día anterior, con lo que eleva el total a 2.034 muertos.
22-05-2020 | Fuente: as.com
"El contagio en España será casi cero en unas pocas semanas"
El jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Benito Almirante, opina que en poco tiempo habrá 0 casos.
22-05-2020 | Fuente: abc.es
Trump se niega a ponerse mascarilla en público: «No quiero darle ese gusto a la prensa»
Donald Trump visitó este jueves una factoría de Ford y se negó a ponerse una mascarilla en público, a pesar de que es obligatorio en ese lugar de trabajo y de las presiones a su alrededor para que lo haga. El presidente de EE.UU. ha optado por no usar la protección delante de las cámaras, a pesar de que la autoridad médica de su Administracios, los Centros para el Control y la Protección de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés), la recomiendan de forma generalizada desde el 3 de abril para frenar la expansión del Covid-19. Ayer volvió a no hacerlo, aunque después apareció una imagen en la que el presidente la llevaba durante su visita privada a la fábrica, cuando estaba fuera de la mirada de los medios. En las últimas semanas, se han multiplicado los llamamientos a que el presidente se ponga la mascarilla para dar ejemplo en medio de una pandemia que ha provocado casi 95.000 muertes en el país y que sigue creciendo en muchos estados. Trump se ha negado siempre a hacerlo, a pesar de que se ha convertido en obligatoria para toda la plantilla de la Casa Blanca y de que se la han puesto altos cargos, gobernadores de todo el país, autoridades médicas y hasta su vicepresidente, Mike Pence. El rechazo a la mascarilla parece una cuestión de imagen y de política: no dar muestra de debilidad ante la pandemia, sino de que se está en el camino de superar una crisis que amenaza con evitar su reelección en las presidenciales del próximo noviembre. Este jueves ha dado señales de ello, cuando explicó por qué no se la ponía: «No quiero darle ese gusto a la prensa», dijo a los reporteros mientras conversaba con los ejecutivos de Ford, todos ellos ataviados con la mascarilla. Tanto la normativa de la fábrica de Ford, como la regulación del estado para este tipo de visitas exigían llevar mascarilla. Incluso la fiscal general de Michigan, Dana Nessel, advirtió que no hacerlo supondría una «responsabilidad legal». Después de que se viera al presidente sin la protección, aseguró a la CNN que el presidente es «un niño petulante que se niega a seguir las normas. Y debo decir que esto no se puede tomar a broma». Trump también es consciente de que la protección se ha convertido en un asunto ideológico en EE.UU., donde la celeridad en la reactivación y las restricciones para frenar la epidemia forman parte de la polarización política que vive el país. Un sector de la población ve en la mascarilla un símbolo de la pérdida de libertad que han supuesto las restricciones y del impacto económico que ha infligido al país. Quienes están en contra de usarlas, a pesar de la recomendación de la propia Administración Trump, son las bases del presidente. Según una encuesta de Quinnipiac de esta semana, el 87% de los demócratas está a favor de la obligación de que se lleve mascarilla en público, mientras que solo el 40% de los republicanos lo aprueba. Como ha hecho en anteriores ocasiones, Trump dijo que no la usaba «porque no es necesario» ya que se hace test de Covid-19 diarios y la gente de su alrededor también (lo que no evita que se pueda contagiar o que pueda contagiar a otros). Pero después dijo que se había puesto la mascarilla, fuera de las cámaras, durante la visita a la planta, que Ford ha transformado para construir ventiladores, con los que se trata en las UCI a los enfermos más graves con el virus. Mostró con su mano a las cámaras la mascarilla, de color azul oscuro y con el sello presidencial. Pero en una imagen filtrada por el portal TMZ se veía a Trump con la protección puesta, en un momento en el que las cámaras no estaban permitidas.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Donald Trump Wears Mask at Ford Plant <a href="https://t.co/nr4dCMnGBp">https://t.co/nr4dCMnGBp</a></p>&mdash; TMZ (@TMZ) <a href="https://twitter.com/TMZ/status/1263590651582509058?ref_src=twsrc%5Etfw">May 21, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Después, en un discurso, el contraste se volvió a ver, cuando Trump invitó a varios trabajadores a subir al estrado a hablar y todos lo hicieron detrás de sus mascarillas. Su discurso fue lo más parecido a un mitin de campaña. Incluso utilizó la canción de los Rolling Stones que utiliza en la citas de campaña. Y, aunque las grandes concentraciones de personas están lejos de celebrarse en EE.UU., Trump aseguró que «los mítines tienen que volver» y que lo harán «más pronto que tarde». En sus palabras, Trump ofreció un panorama optimista para la economía de EE.UU., a pesar de que el país se encamina a una recesión segura y se espera que el desempleo, que ya está en el 15%, supere el 20%. «Será una remontada épica, ya veréis, ya está ocurriendo», dijo a ejecutivos y trabajadores de la empresa. «Nos esperan grandes cosas el año que viene», aseguró a pocos meses de unas elecciones en las que la economía, que hasta ahora iba viento en popa, iba a ser su gran carta. Trump también aseguró que, en el caso de una segunda oleada en otoño o invierno, como los expertos anticipan que ocurrirá, «no vamos a cerrar el país». El presidente aseguró que lo que se hará es «apagar los fuegos».
21-05-2020 | Fuente: abc.es
Un estudio italiano muestra que el coronavirus mata el doble en ciudades con mayor polución
Existe una relación entre los altos niveles de contaminación y la epidemia de coronavirus. Una investigación de científicos italianos muestra que la diferencia entre las regiones más expuestas a partículas contaminantes, caso de Lombardía, y las menos expuestas, como la isla de Cerdeña, es de unos 1.200 muertos en el primer caso, frente a 600 en el segundo, lo que supone duplicar la mortalidad en un mes. La investigación, publicada recientemente, ha sido realizada por Leonardo Becchetti y Gianluigi Conzo, de la Universidad de Roma Tor Vergata, Pierluigi Conzo de la Universidad de Turín y Francesco Salustri, del Centro de Investigación en Economía de la Salud de la Universidad de Oxford. Según la investigación, cuanto mayor y más constante es la exposición a partículas finas a lo largo del tiempo, mayor es la probabilidad de que el sistema respiratorio esté predispuesto a contraer una enfermedad en su forma grave. Según los citados investigadores, este es el estudio más completo que se haya hecho sobre la relación entre la contaminación y Covid-19. Se analizaron los datos de todos los municipios y provincias, tanto en términos de muertes como de contagios diarios de coronavirus. El profesor Leonardo Becchetti ha explicado algunos detalles de la investigación a La Stampa: «Hay cientos de estudios médico-científicos que en el pasado han destacado cómo la polución del aire reduce la eficiencia de los pulmones al aumentar los riesgos y empeorar los resultados de enfermedades pulmonares, cardiovasculares y cancerosas». Los autores de la investigación precisan que no se puede establecer un vínculo causalidad; se habla de relevancia estadística que sugiere una fuerte correlación entre contaminación y contagios/ mortalidad: «Covid-19 -añade el profesor Becchetti- es una enfermedad respiratoria y pulmonar y nuestro estudio encuentra una asociación estadística muy significativa entre la contaminación, los contagios y la gravedad de los resultados de Covid-19». Precisa La Stampa que «es sabido que la contaminación del aire es uno de los factores de riesgo más importantes para la salud y causa, según la Organización Mundial de la Salud, solo 219 muertes por día en Italia».
21-05-2020 | Fuente: as.com
Corea del Sur confirma que los que superan el virus y siguen dando positivo no contagian
El Centro Coreano para el Control y la Prevención de Enfermedades ha llegado a esta conclusión tras un estudio realizado a 285 personas que habían pasado la COVID-19.
21-05-2020 | Fuente: abc.es
Rusia logra por primera vez que el número de curados empiece a ser superior al de infectados por Covid-19
Por primera vez, desde el comienzo de la pandemia de Covid-19, Rusia registró ayer en un solo día más pacientes curados de la enfermedad que nuevos casos de contagios. El miércoles se contabilizaron 8.764 nuevos infectados cuando el número de personas restablecidas fue de 9.262. Los especialistas consideran que este es el primer indicador de que la epidemia tiende a remitir. En el conjunto del país se han restablecido ya 92.681 pacientes en lo que va de pandemia. Hoy, sin embargo, ha habido más infectados (8.849) que recuperados (7.289) mientras el número de fallecimientos diarios en toda Rusia se mantiene alto con 127 nuevos decesos. En el caso de Moscú, foco principal del coronavirus en Rusia, se mantiene la tendencia positiva. Hoy ha habido 2.913 contagios frente a casi 3.700 pacientes curados, según la vicealcaldesa, Anastasia Rákova. Ha caído también la cifra de muertos diarios, de 75 el miércoles a 68 hoy. Rusia alcanza ya los 317.554 infectados, tras registrar en las últimas 24 horas 8.849 nuevos casos. Sigue siendo así el segundo país del mundo por detrás de Estados Unidos en cuanto a ése indicador, y anota un total de 3.099 decesos, después de experimentar desde ayer un incremento de 127, ocho menos que el miércoles. En Moscú los contagios han aumentado en 2.913, un poco más que el día anterior, sumando en total 155.219 infectados. Los decesos se han incrementado en 68, siete menos que el día anterior, con lo que eleva el total a 1.794 muertos. La representante de la OMS en Rusia, Melita Vujnovic, cree que Rusia «se encuentra en fase de estabilización» de la enfermedad y animó a mantener la prevención y restricciones sobre todo en las regiones más afectadas. Dos tercios de los territorios rusos siguen sin levantar el confinamiento obligatorio aunque se ha suavizado con respecto a abril al permitirse paseos y la práctica de ejercicios físicos en muchos de ellos. La directora del Centro Federal de Endocrinología y miembro de la Academia de Ciencias rusa, Natalia Mókrisheva, ha declarado al canal de televisión RT que la mortalidad entre los pacientes con trastornos metabólicos es de dos a cuatro veces mayor que la observada en personas sin tales enfermedades. Según su opinión, a los grupos de riesgo hay que incluir a personas con endocrinopatías: «pacientes con lesiones sistémicas, diabetes mellitus, enfermedades de las glándulas suprarrenales y del sistema inmunológico».
20-05-2020 | Fuente: abc.es
Amaños contables sobre coronavirus en EE.UU. en medio de la «reapertura»
Varios estados de EE.UU. están recibiendo críticas por amañar las estadísticas sobre coronavirus en medio del levantamiento generalizado de restricciones pare frenar la epidemia de Covid-19. Desde este miércoles, la totalidad de los estados del país ha comenzado, en diversos grados, el proceso de reactivación de sus economías, para lo que los datos sobre infecciones o test son fundamentales. Las directivas de la Casa Blanca y de los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades -la autoridad médica de EE.UU.- recomiendan a los estados que levanten restricciones cuando se cumplan una serie de parámetros, como una tendencia bajista en casos y hospitalizaciones en los últimos catorce días o la presencia de sistemas robustos de test y rastreo de contagios. Las autoridades de cada estado tienen potestad para acelerar o retrasar la reactivación, pero todas se basan en las estadísticas para determinar la velocidad de la 'reapertura' y los territorios afectados dentro de cada estado. En Florida, por ejemplo, uno de los estados que adelantó la reactivación en sus condados menos afectados, una científica que participaba en el plan de contención de coronavirus del estado dimitió por negarse a manipular datos. Las autoridades buscaban «mejorar el apoyo a los planes de reapertura», aseguró Rebekah Jones a la agencia AP. Georgia, el estado con la reactivación más prematura de todo EE.UU. -incluso el presidente, Donald Trump, que favorece la reapertura, lo criticó-, su Departamento de Salud Pública mostró un gráfico el pasado 11 de mayo en el que se veía como el número de casos descendía día tras día en los condados más afectados. El problema es que se habían ordenado los días sin orden cronológico, sino en el de descenso de casos. Por ejemplo, después del 3 de mayo, se colocó el 26 de abril y, tras este, el 3 de mayo. Las autoridades aseguraron que no tenían intención de engañar a la opinión pública, pero no dieron explicaciones para utilizar esta presentación estadística. Otros estados, como Virginia, Texas y Vermont, utilizaron otro truco para mejorar el aspecto de sus estadísticas de aplicación de test: combinaron los que se hicieron de Covid-19 con los de anticuerpos del virus. Son dos variables diferentes, que sirven para entender la epidemia de diferentes formas y que si se juntan pierden valor. Aunque engordan el volumen de test realizados.
20-05-2020 | Fuente: abc.es
Una alcaldía brasileña manda a ayunar y orar por 21 días para protegerse del coronavirus
Orar y ayunar por 21 días para protegerse del coronavirus ha sido la salida de una alcaldía brasileña como medida política para controlar el avance de la pandemia. Ladario, una ciudad de 23.000 habitantes en la frontera de Brasil con Bolivia, en el estado de Mato Grosso, cuenta cinco casos confirmados y ninguna muerte de Covid-19 hasta el momento. «Decidimos estimular la fe de las personas para que tengan esperanza, para que el momento de pánico no invada el corazón, ni sus mentes», declaró a periodistas el alcalde de la ciudad, Iranil Lima Soares, sobre el decreto que emitió el viernes pasado y que entró en vigor este lunes. La ciudad vecina de Corumbá, con 91.000 habitantes, registró 8 casos, por lo que el alcalde considera alta la tasa de su ciudad. El estado de Mato Grosso do Sul, registra más de 5.000 casos y menos de 20 fallecidos. Según el alcalde, la idea de pedirle ayuda a Dios contra el Covid-19 se le ocurrió porque la mayoría de los habitantes de Ladario son cristianos. El decreto, aclaró, «no es obligatorio» y los feligreses pueden rezar y ayunar en sus casas «para evitar aglomeraciones». El decreto explica que «la humanidad, en algunos momentos, recurrió a Dios para orientarla en cómo vivir y superar esos momentos difíciles y turbulentos, resultado de la diseminación de las enfermedades». Para el último día de las oraciones, el 7 de junio, Soares pidió que se realice una cadena de oración, durante una hora, de las cinco a las seis de la mañana. De acuerdo con el alcalde, la propuesta de la medida es que las personas «puedan dirigirse un poco de frente a Dios y así poder traer la esperanza de que todo pasará y luego será restablecido». Otras medidas tomadas para contener la pandemia, han sido el uso obligatorio de mascarillas en lugares públicos y en las iglesias, la mayoría evangélicas, que siguen abiertas con la restricción de ocupación de un máximo del 30% de su capacidad durante las misas. Pandemia política Mientras la oración es el recurso de ciudades pequeñas, buena parte de los brasileños también está contando con la fe para salvarse de la pandemia a la que se viene sumando una fuerte inestabilidad política, protagonizada por el presidente Jair Bolsonaro. Hasta el último conteo del ministerio de Sanidad, el lunes, Brasil registraba 16.792 muertos y 254.220 casos de coronavirus a nivel nacional. «Es una tristeza lo que estamos viendo», declaró Philipp Schiemer, presidente de Mercedes Benz para América Latina, en entrevista a Valor, principal medio financiero del país. El diario, que llamó de «Pandemia Política» la inoperancia del Gobierno frente a la crisis, entrevistó empresarios y analistas sobre la perspectiva de menos 5% del PIB para este año. La frustración de los brasileños y del mercado financiero, es resultado de los problemas de gestión de Bolsonaro, que además de restarle importancia a la crisis, provocó la renuncia de dos ministros de Sanidad en menos de un mes. Los exministros, Luiz Henrique Mandetta y Nelson Teich, no aceptaron las exigencia de Bolsonaro de medicar con cloroquina todos los casos de coronavirus, ni de relajar las medidas de distanciamiento social. Existe la preocupación de que el ministro interino de Sanidad, el general Eduardo Pazuello, acate las órdenes del presidente sobre el uso de ese remedio, que es polémico en la comunidad médica, y cuya eficacia en el tratamiento no está comprobada. Pazuello, además, nombró nueve militares más en la dirección del ministerio. Los cambios han substituido médicos por militares, entre ellos, los propios ministros, que eran un ortopedista (Mandetta) y un oncólogo (Teich). Según el portal de noticias G1, del grupo Globo, militares importantes están preocupados con la militarización del ministerio, principalmente si se adoptan medidas que pueden ser equivocadas a mando del presidente, que no es médico y no respeta estudios científicos.
18-05-2020 | Fuente: abc.es
Xi Jinping rechaza ante la OMS una investigación del coronavirus hasta controlar la pandemia
Señalado por todos por la pandemia del coronavirus que azota al mundo, el presidente de China, Xi Jinping, ha comparecido este lunes por videoconferencia ante la Asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se centra en la respuesta internacional contra la enfermedad COVID-19. Ante los 194 miembros de este pleno telemático forzado por las circunstancias, Xi ha defendido la «transparencia» y «rapidez» de su país en la gestión de una crisis que, originada en la ciudad china de Wuhan, lleva ya 4,5 millones de contagiados y más de 300.000 fallecidos por todo el planeta. «Durante todo el tiempo hemos actuado con sinceridad, transparencia y responsabilidad. Hemos proporcionado información a la OMS y a otros países con la mayor rapidez. Hemos publicado la secuencia genética lo antes posible. Hemos compartido las experiencias del control y el tratamiento con el mundo sin reservas. Hemos hecho todo en nuestro poder para apoyar y asistir a las naciones que lo necesitaban», leyó Xi Jinping en su discurso, difundido por la agencia estatal de noticias Xinhua. Frente a las demandas de una investigación «imparcial e independiente» sobre el coronavirus, lanzadas por Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido y Australia y apoyadas por más de 110 países, Xi respondió contemporizando a la manera habitual de China, es decir, diciendo «sí pero no». «China apoya la idea de una revisión integral de la respuesta global a Covid-19 después de que se haya controlado para sumar la experiencia y responder a las deficiencias», esquivó la cuestión. A su juicio, «este trabajo debería basarse en la ciencia y la profesionalidad, dirigido por la OMS y conducido de manera objetiva e imparcial». Con el coronavirus convertido en un nuevo frente de batalla en la Guerra Fría entre China y EE.UU., el país más castigado con 1,5 millones de infectados y 90.000 muertos, el autoritario régimen de Pekín se ha negado en banda a una investigación internacional que no pueda controlar. No solo le mueven su tradicional opacidad y la ocultación inicial de la epidemia, cuando silenció a los médicos de Wuhan que alertaron de una nueva enfermedad parecida al SARS, sino también las dudas sobre su cifra oficial de 4.643 fallecidos y las sospechas de que no compartió toda la información sobre su gravedad. Entre ellas destaca el relevante papel de los enfermos asintomáticos en su transmisión, que parece haber sido decisivo para su propagación por Occidente, donde por otra parte tampoco se tomaron las medidas oportunas para, si no impedir, al menos paliar la pandemia. Para defenderse de su desastrosa gestión, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha disparado además sus acusaciones contra el superlaboratorio P4 de virus que hay en Wuhan. Aunque los más prestigiosos científicos internacionales insisten en que el coronavirus tiene un origen natural, la Casa Blanca explota la sospecha de un accidente para atacar a China. «En vista de las debilidades y deficiencias destapadas por Covid-19, necesitamos mejor el sistema de gestión para la seguridad de la salud pública. Tenemos que responder más rápidamente a las emergencias de salud pública y establecer centros de reservas regionales y globales de suministros antiepidémicos», propuso Xi Jinping dentro de su ofensiva diplomática para mejorar la imagen de su país y ganarse apoyos. La vacuna china, un «bien público global» Además de prometer que la vacuna china será un «bien público global» cuando esté disponible, para asegurar así su acceso a los países en vías de desarrollo, anunció 2.000 millones de dólares (1.834 millones de euros) en ayudas durante los dos próximos años a dichas naciones, sobre todo las africanas, muy beneficiadas durante las últimas décadas por las inversiones y la ayuda médica de Pekín. Con la promesa de colaborar con 30 hospitales de dicho continente y ayudar a montar centros de control y prevención de enfermedades, habrá que ver lo que votan los 54 miembros del bloque africano, que en principio apoyan el borrador sobre la evaluación de la OMS y la búsqueda del origen del coronavirus. Frente al corte de fondos de Trump, Xi pidió una mayor colaboración con la OMS y apoyó expresamente a su director general, el cuestionado Tedros Adhanom Ghebreyesus. Sobre la mesa de esta Asamblea Mundial de la Salud también está la admisión como miembro u observador de Taiwán, cuya presencia es vetada por China al reclamar la soberanía sobre esta isla independiente «de facto», pero reconocida solo por 15 Estados, entre ellos el Vaticano. Su éxito contra el coronavirus, con solo 440 contagiados y siete fallecidos pese a su cercanía y contactos con China continental, ha avivado las voces reclamando su participación en la Asamblea, donde ya estuvo en 2009 y 2016 como «observador» pero luego fue vetado por Pekín.
17-05-2020 | Fuente: abc.es
Conte reabre todo este lunes porque «no podemos esperar a que llegue una vacuna»
Todos los italianos será libres desde mañana. Se reabre prácticamente todas las actividades del país, salvo gimnasios y piscinas, que se retrasa hasta el 25 de mayo, el 3 de junio se reabrirán las fronteras para los ciudadanos de la UE sin necesidad de hacer cuarentena, mientras los cines y teatros reabrirán el 15 de junio. Se aplaza hasta septiembre el regreso a la escuela. La reapertura general se hace con cierta esperanza, pero también con cautela, con dudas de los científicos y la advertencia de que se cerrará nuevamente el territorio donde aumente la curva epidémica. Cierto caos se ha mantenido hasta el último momento entre el gobierno y las regiones sobre las nuevas reglas, una discusión cuyo ejemplo emblemático era la aritmética de la distancia social, que algunos han llamado la «guerra del metro»: Un metro de seguridad al abierto, metro y medio en la iglesia, dos metros en el restaurante, cuatro y medio entre sombrillas en la playa. Al final, el primer ministro, Giuseppe Conte, dijo adiós a la línea dura y cedió a las presiones de las regiones, permitiéndoles ciertas reglas de su normativa. En un largo encuentro por videoconferencia que acabó a las tres y media de la madrugada del domingo, se llegó a un acuerdo entre Conte y los presidentes regionales que a partir de ahora gozarán de cierta autonomía sobre la normativa. El primer ministro cedió también para que en los restaurantes la distancia sea de un metro, en lugar de dos. De todas formas, se calcula que un 40 por 100 de bares y restaurantes no abrirán este lunes, sobre todo los pequeños locales, porque no les será rentable al tener que limitar la clientela. Giuseppe Conte ha reconocido que ya no era posible mantener la cuarentena. «No podemos permitirnos esperar hasta que llegue una vacuna», porque el país debe repartir, dijo en la noche del sábado al dirigirse en directo a los italianos el primer ministro, asegurando que «se reinicia la nueva fase con riesgo calculado». «Santa Mascarilla» Conte recomendó que se han de respetar dos reglas fundamentales: «Se debe mantener una distancia de un metro; recomendamos llevar siempre la mascarilla para usarla en interiores y también en exteriores si existe el riesgo o la imposibilidad de respetar las distancias». Con ironía y preocupación, el conocido profesor Massimo Galli, jefe del departamento de Enfermedades Infecciosas del hospital Sacco de Milán ha dicho: ?Podemos solo confiar en ?Santa Mascarilla?. Nunca ha habido un experimento análogo en el mundo. Yo le replico que no existe un trabajo científico que demuestre la eficacia de este camino?. La esperanza está en que desde el inicio de la fase 2, el pasado 4 de mayo, no creció la curva epidemiológica. Al contrario, desciende el número de contagios y de muertos. En la jornada del sábado hubo 153 fallecidos, el número más bajo desde que comenzó el confinamiento el 7 de marzo. Es un buen punto de partida para la nueva fase que se abre el lunes, según Franco Locatelli, presidente del Consejo Superior de Sanidad y miembro del comité científico que asesora al gobierno: ?Estamos en niveles tranquilizadores ?explicó al Corriere-. Esto significa que no hay una preocupación particular. Las tres regiones que deben mantenerse bajo control son Lombardía, Molise y Umbría, donde el riesgo se considera moderado en lugar de bajo como en el resto del país?.
1
...