Infortelecom

Noticias de emmanuel macron

23-05-2022 | Fuente: abc.es
La violencia sexual contra las mujeres, arma arrojadiza en la campaña electoral en Francia
El primer tema dominante de la campaña de las elecciones legislativas del próximo mes de junio es la violencia sexual contra las mujeres, de la que han sido acusados un joven de extrema izquierda, Taha Bouhafs (25 años), y un ministro discapacitado de Emmanuel Macron, Damien Abad (42 años). Bouhafs es una de las personalidades más famosas de La Francia Insumia (LFI, extrema izquierda populista), el partido de Jean-Luc Mélenchon, y se ha visto forzado a retirar su candidatura a diputado, tras las revelaciones de varias jóvenes víctimas de acoso y reiterados intentos de violación. Bouhafs nació en Argelia, nacionalizado francés, y se hizo famoso como «periodista militante», lanzando campañas de una violencia feroz contra Macron. Mélenchon lo presentó como una de las grandes figuras de su partido, llamado a jugar un papel importante en la futura Asamblea Nacional. Hace semanas se hicieron públicas varias denuncias de mujeres, acusando al «periodista militante». La dirección de LFI comenzó denunciando una campaña racista. Hasta que se demostró la aparente veracidad de las acusaciones, reconocida por el partido de Mélenchon. Bouhafs se vio forzado a retirar su candidatura, pero esas «cacerolas» continúan haciendo estragos políticos. Abad tilda las acusaciones de «ataques sucios y mentiras vergonzosas, ya que todo el mundo sabe que solo puedo tener sexo con ayuda de mi compañera» Tras el escándalo Bouhafs ha estallado el escándalo Damien Abad, ministro de las Solidaridades. Veinticuatro horas después de ser nombrado ministro, el viernes pasado, un grupo feminista radical hizo públicas las acusaciones de «varias mujeres», denunciando abusos o intentos de violencia. Abad se apresuró a denunciar, en público, «ataques sucios, mentiras vergonzosas». En privado, el ministro avanzó estas razones: «Se trata de ataques innobles. Todo el mundo sabe que solo puedo tener relaciones sexuales con la ayuda física de mi compañera». El ministro de las Solidaridades, entre las que se encuentran las solidaridades con los minusválidos y discapacitados, es, él mismo, víctima de una enfermedad rara, la artrogriposis. Limitado el funcionamiento de las extremidades No es un secreto que la artogriposis limita el funcionamiento normal de las articulaciones de manos, brazos y piernas. Tratándose de un ministro víctima de esa enfermedad, discapacitado, él mismo, las acusaciones contra Abad tienen dimensiones muy fuera de lo normal. Élisabeth Borne, primera ministra y jefa de gobierno, ha reaccionado a las acusaciones contra Abad diciendo que ella «desconocía todo» de tales acusaciones, insistiendo que «nadie puede ser inmune». La extrema izquierda ha convertido las acusaciones contra Abad en un tema de agresiva campaña electoral. Si la justicia considerarse oportuno investigar las acusaciones privadas contra el ministro, Borne anuncia que su gobierno «sacaría todas las consecuencias». Damien Abad militó durante muchos años en Los Republicanos (LR), el partido de la derecha tradicional, donde se conocían esas acusaciones, desde hace años, sin que nunca se confirmasen ni tomaran ninguna dimensión jurídica. Nombrado ministro de las Solidaridades, con responsabilidad en materia de ayuda a minusválidos y discapacitados, Abad se convierte automáticamente en «icono» de la primera batalla política de las elecciones legislativas del 12 y el 19 de junio próximos.
20-05-2022 | Fuente: abc.es
Macron anuncia su nuevo Gobierno con importante presencia femenina y de la Francia multicultural
En el primer gobierno del segundo mandato presidencial de Emmanuel Macron es muy mayoritario el conservadurismo tradicional, reformista, con importante presencia femenina y de la nueva Francia multicultural, de origen africano y libanés, altamente simbólica. Tras varios días de prudente reflexión, Alexis Kohler, secretario general del Elíseo, anunció a media tarde de este viernes el nuevo gobierno francés, presidido por Elisabeth Borne, primera ministra, jefa de Gobierno, que comenzó haciendo política como consejera de ministros socialistas hasta descubrir el «macronismo», hace cinco años. La nueva primera ministra francesa, Elisabeth Borne - AFP - Caras nuevas y antiguas Desde el Elíseo, Macron ha 'pilotado' personalmente la formación del nuevo gobierno presidido por Borne, alta funcionaria, tecnócrata, que había sido ministra del trabajo. Tras un estudio muy puntilloso de la situación fiscal de nuevos y antiguos ministros, el anuncio oficial del nuevo gobierno francés confirma la estabilidad conservadora, reformista, con algunos matices de 'color', no solo étnico y cultural. Bruno Le Maire es confirmado como ministro de Economía y Finanzas. Antiguo candidato conservador a la presidencia de la República, padre de familia, católico prácticamente, Le Maire se confirma como un pilar del nuevo equipo, cuando Francia debe afrontar temibles desafíos nacionales y europeos. Antiguo portavoz personal de Nicolas Sarkozy y líder conservador, Gérald Darmanin es confirmado como ministro del Interior. Puesto estratégico, cuando las amenazas islamistas y terroristas siguen estando muy presentes. Catherine Colonna es nombrada ministra de Asuntos Exteriores. Gran novedad. Antigua portavoz y ministra de Asuntos europeos de Jacques Chirac, presidente conservador, Colonna confirma la tendencia gubernamental de fondo: conservadurismo reformista, europeo con fuerte tonalidad nacional / nacionalista. Eric Dupond-Moretti es confirmado como ministro de Justicia. Un personaje con mucho «color» es confirmado en su puesto Gran novedad Hijo de padre senegalés y madre francesa, el historiados Pap Ndiay e es nombrado ministro de Educación. Gran especialista en la historia social y cultural de los EE. UU. Ndiaye fue el primer presidente del consejo científico, desde el 2005, del Consejo representativo de las asociaciones negras de Francia (CRAN), la primera gran organización política de los negros franceses. Sin ser expresamente de izquierdas, el CRAN ha defendido posiciones de principios de carácter reivindicativo para los 6 o 7 millones de negros franceses. Ndiaye es autor de un libro de referencia: «La condición negra: ensayo sobre una minoría de referencia«. Sébastien Lecornu es nombrado ministro de la Defensa. Libanesa de nacimiento, francesa nacionalizada, Rima Abdul Malak es nombrada ministra de la Cultura. Otro símbolo de primera importancia política y cultural. Rima Abdul Malak dirigió durante muchos años la asociación «Payasos Sin Fronteras», una asociación consagrada a la ayuda y apoyo cultural a las víctimas de crisis humanitarias. Detalle «glamour» Ccompañera sentimental de Manuel Valls, entre el segundo y el tercer matrimonio del antiguo primer ministro, la diputada Olivia Grégoire es nombrada portavoz del nuevo gobierno de Emmanuel Macron.
16-05-2022 | Fuente: abc.es
Macron nombra primera ministra a Élisabeth Borne, una tecnócrata procedente del socialismo
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha nombrado a media tarde del lunes a Élisabeth Borne, de 61 años, primera ministra y jefa de un primer 'gobierno de combate', llamado a presentar la gran batalla de las elecciones legislativas del 12 y el 19 de junio próximo. Borne responde sin estridencias al primer retrato robot avanzado por Macron: «Social, ecologista, trabajadora?» Figura política e institucional en el corazón de todo el proyecto político presidencial. Borne comenzó su carrera política como consejera de Lionel Jospin, en su época de primer ministro socialista. Más tarde, Borne fue directora de gabinete de Ségolène Royal, antigua ministra de ecología del padre de sus hijos, François Hollande presidente socialista, entre el 2014 y el 2015. Ingeniera de caminos de formación, cerrada aquella experiencia de izquierda institucional y ecologista, muy moderada, la nueva jefa del gobierno francés, trabajó en varias empresas públicas, abandonó definitivamente el PS y terminó integrándose en La República En Marcha (LREM), el primer partido de Macron. El 2019, fue ministra macroniana de la Transición ecológica, para ocupar la cartera de Trabajo un año más tarde. Su experiencia, eficacia y sensibilidad reformista, en otro tiempo de izquierda ecologista ultra moderada, le permite ser respetada, al mismo tiempo, por la izquierda y la derecha tradicionales. Macron, por su parte, también ha elegido a Borne como figura altamente simbólica: la segunda mujer que ejercerá como primera ministra y jefa de Gobierno en la historia de la V República. Mirando a las legislativas Los ocho presidentes de la V República, fundada entre 1958 y 1962, Charles de Gaulle, Georges Pompidou, Valéry Giscard d?Estaing, François Mitterrand, Jacques Chirac, Nicolas Sarkozy, François Hollande y Emmanuel Macron, tuvieron veinticuatro primeros ministros pero una sola jefa de Gobierno, Édith Cresson, primera ministra de François Mitterrand entre 1991 y 1992. En su día, Cresson fue un símbolo dinamitado por los 'elefantes' del socialismo francés. Analizando la decisión de Macron, Cresson ha declarado: «Es un riego muy grande. La clase política francesa es muy machista. Y el puesto de jefa de Gobierno es muy duro e ingrato». Macron ha elegido a Borne como una figura altamente simbólica: será la segunda mujer que ejercerá como primera ministra y jefe de Gobierno en la historia de la V República En el Reino Unido y Alemania, dos mujeres, Margaret Thatcher y Angela Merkel, ocuparon las más altas jerarquías del Estado, durante muchos años, hace mucho tiempo. En Francia, presidentes y primeros ministros fueron hombres desde hace décadas. Macron también ha deseado enviar un mensaje de renovación en ese terreno, altamente simbólico. Nombrada primera ministra y jefa de Gobierno, la tarde del lunes, Borne deberá formar el nuevo equipo gubernamental con mucha celeridad, siguiendo las consignas y directrices muy estrictas y precisas del presidente Macron. Primera tarea de combate político de urgencia: lanzar las reformas emblemáticas que pudieran influir en las elecciones legislativas del mes de junio que viene.
16-05-2022 | Fuente: abc.es
Emmanuel Macron puede nombrar hoy a una mujer jefa de Gobierno
Se presta a Emmanuel Macron la intención de nombrar a una mujer como jefa de Gobierno y primera ministro, al frente de su nuevo equipo donde debieran integrarse personalidades de centro, derecha, liberales, reformistas, independientes y "socialistas" o ex - socialistas. Jean Castex, primer ministro desde el 3 de julio de 2020, antiguo secretario general del Elíseo, durante la presidencia de Nicolas Sarkozy, debiera dimitir este lunes, para recibir a su posible sucesor, o sucesora, con cierta "celeridad". Macron se ha tomado tres semanas de larga reflexión, después de su reelección como presidente de la República, antes de abordar la formación de su nuevo gobierno de combate, antes de las elecciones legislativas del próximo mes de junio. Desde hace días se especula con el nombramiento de una mujer, como nueva primera ministra. En la historia de la V República, solo François Mitterrarnd se "atrevió" a nombrar a una mujer jefa de Gobierno, Édith Cresson, que ejerció como tal entre 1991 y 1992. Analizando los proyectos que se prestan a Emmanuel Macron, Cresson ha declarado: "Es un riego muy grande. La clase política francesa es muy machista. Y el puesto de jefa de Gobierno es muy duro e ingrato". A la espera de acontecimientos, dos nombres destacan en las "quinielas" sobre el posible nombramiento: Catherine Vautrin (61 años), política conservadora, antigua ministra de Jacques Chirac, y Élisabeth Borne (61 años), actual ministra de Trabajo. También se citan como posibles jefas de Gobierno a Christine Lagarde, directora general del Banco Central Europeo, Marisol Touraine y Audrey Azoulay, ex ministras socialistas de François Hollande.
16-05-2022 | Fuente: abc.es
Macron se dispone a nombrar a su nuevo primer ministro tras la dimisión de Jean Castex
Se presta al presidente de Francia, Emmanuel Macron, la intención de nombrar a una mujer como jefa de Gobierno y primera ministra, al frente de su nuevo equipo donde debieran integrarse personalidades de centro, derecha, liberales, reformistas, independientes y socialistas o exsocialistas. Jean Castex, primer ministro desde el 3 de julio de 2020, antiguo secretario general del Elíseo durante la presidencia de Nicolas Sarkozy, ha presentado su dimisión este lunes, el paso previo al nombramiento de su sucesor. Macron se ha tomado tres semanas de larga reflexión, después de su reelección como presidente de la República, antes de abordar la formación de su nuevo gobierno de combate, antes de las elecciones legislativas del próximo mes de junio. Desde hace días se especula con el nombramiento de una mujer, como nueva primera ministra. En la historia de la V República, solo François Mitterrarnd se atrevió a nombrar a una mujer jefa de Gobierno, Édith Cresson, que ejerció como tal entre 1991 y 1992. Analizando los proyectos que se prestan a Emmanuel Macron, Cresson ha declarado: «Es un riego muy grande. La clase política francesa es muy machista. Y el puesto de jefa de Gobierno es muy duro e ingrato». A la espera de acontecimientos, dos nombres destacan en las quinielas sobre el posible nombramiento: Catherine Vautrin (61 años), política conservadora, antigua ministra de Jacques Chirac, y Élisabeth Borne (61 años), actual ministra de Trabajo. También se citan como posibles jefas de Gobierno a Christine Lagarde, directora general del Banco Central Europeo, Marisol Touraine y Audrey Azoulay, exministras socialistas de François Hollande.
11-05-2022 | Fuente: abc.es
La gira por Europa del presidente argentino pretende convertir a su país en proveedor de energía y alimentos
El presidente Alberto Fernández comenzó esta semana una gira por Europa que tiene como objetivo convertir Argentina en un país atractivo para suministrar a sus mercados alimentos y en un futuro, energía, al tiempo que espera atraer inversores para su país. Tras su paso por España, donde se reunió con Pedro Sánchez y Felipe VI, este miércoles recalará en Alemania donde está previsto un encuentro con el canciller Olaf Scholz. Su periplo acabará en Francia, donde será recibido por el flamante presidente reelecto, Emmanuel Macron. El canciller argentino, Santiago Cafiero, publicó un vídeo en sus redes sociales en el que aseguraba que «el presidente Fernández manifestó la vocación argentina de ser un proveedor estable de alimentos y energía en este momento de tanta incertidumbre», en alusión a la invasión rusa de Ucrania. En la actualidad, Argentina no cuenta con suficiente cantidad de gas como para autoabastecerse. De hecho, importa gas de su vecino Bolivia. Sin embargo, las perspectivas de Fernández son optimistas, dado que el país posee una producción creciente fruto del incremento de su formación de hidrocarburos de esquisto, procedentes del yacimiento petrolífero Vaca Muerta que ocupa unos 30.000 km2 en plena Patagonia. Además de la cuestión energética, otro tema que Fernández tiene previsto abordar en Europa es el problema de la inflación. Especialmente, en su encuentro de este miércole con el canciller alemán, dado que esta semana se dio a conocer que en en el país teutón los precios subieron 7,4%, la cifra más alta en las últimas cuatro décadas y Argentina, por su parte, tiene un incremento de precios anual que supera el 50%. Nuevas alianzas El viaje de Fernández, que continúa este miércoles en Alemania y se ha extendido en el último momento a Francia, tiene aspectos diferentes de la última gira del presidente argentino, en la que optó por orientar sus negocios hacia oriente. Fue el pasado mes de febrero cuando el mandatario argentino se reunió con su homólogo chino Xi Jinping y el líder ruso, Vladimir Putin. En noviembre de 2021, el presidente había llegado a declarar que su país «debe ser la puerta de entrada» de Rusia en América Latina. «Tuvimos la oportunidad de intercambiar ideas sobre cómo podemos complementar más el vínculo entre nuestras naciones», celebraba Fernández en Twitter. Tras la guerra de Ucrania, Argentina se vio obligada a reacomodar su brújula comercial. Este viaje ha sido muy criticado en Argentina por la crisis interna que vive su partido y que cada día es más evidente Fernández de Kirchner se ha quedado al frente del Ejectivo, en el punto álgido de la pelea entre ambos Dentro de Argentina, el viaje de Fernández ha sido visto por algunos sectores como poco oportuno, especialmente debido a la preocupante crisis interna en el partido gobernante y que se hace cada día mas evidente. Ausente el mandatario por su gira, es su vicepresidentea Cristina Fernández de Kirchner quien ha quedado a cargo del ejecutivo esta semana, en pleno auge de la pelea entre ambos. Si bien hace meses que se habla de la tensión en el Gobierno, esta ha escalado tanto en los últimos días que ha llegado al punto en el que presidente y vicepresidenta se metieran en una «guerra» de declaraciones a la prensa. Días atrás, Fernández de Kirchner alcanzó a decir: «Fui generosa al permitir que el presidente pudiera elegir a su gabinete económico». Frente a las críticas de algunos sectores de su propio partido, el presidente había señalado: «Yo no soy el dueño del Gobierno, nadie es dueño del Gobierno. El Gobierno es del pueblo». Otra de las «ventajas» de la ausencia del presidente es que no tendrá que afrontar la alta conflictividad social que se vive estos días, dado que, entre ayer y ete jueves diferentes organizaciones sociales realizan manifestaciones en Argentina, que han definido como «marcha federal». Todo un panorama de complicaciones internas para el mandatario que espera regresar en los próximos días a su país con alguna buena noticia, al menos en el plano internacional.
11-05-2022 | Fuente: abc.es
Comunitarismo y multiculturalismo, primer tema de campaña para elegir la nueva Asamblea Nacional de Francia
Comunitarismo y multiculturalismo se han convertido en el primer y explosivo tema de la campaña de las elecciones legislativas de junio, cuando se anuncia una entrada espectacular la extrema izquierda y la extrema derecha populista en la nueva Asamblea Nacional (AN), primera cámara del Parlamento francés. Dirigiéndose a los candidatos a diputados de su partido, ¡Juntos.! Emmanuel Macron lanzó la campaña en estos términos: «Debemos combatir, al mismo tiempo, un proyecto de exclusión, a la extrema derecha; y, en el otro extremo, un proyecto que ha elegido el comunitarismo». En el partido de Macron cohabitan centristas, derecha liberal, socialdemócratas y ecologistas. Hundidos los grandes partidos del socialismo y la derecha histórica, el presidente reelegido nombra con precisión sus principales enemigos: Le Pen y Mélenchon, líder de la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES), defensora con pocos matices del nuevo comunitarismo y multiculturalismo a la francesa. Marine Le Pen, por su parte, ha lanzado su campaña con esta sentencia: «Mélenchon quiere transformar la Asamblea Nacional en una ZAD». ZAD, se refiere a «zona a defender»? en la terminología okupa, una ZAD es «un neologismo militante, utilizado para designar una zona okupada con vocación política, ecologista o comunitario». Bajo el liderazgo bonapartista de Jean-Luc Mélenchon, NUPES integra a una decena de partidos y grupúsculos, entre los que se encuentran el PS y el PCF. La Francia Insumisa (LFI) lidera el conjunto y aspira a ser el primer partido de oposición en la nueva Asamblea Nacional. François Ruffin, diputado candidato a la reelección, muy próximo a Mélenchon, ha lanzado la campaña común en estos términos: «La Asamblea Nacional debe ser representativa de la diversidad de la sociedad». Con esa terminología «soft», el candidato de extrema izquierda comienza a pedir el voto de los franceses negros y musulmanes. En la primera vuelta de la elección presidencial, el 10 de abril último, el 69% de los electores musulmanes votaron a Mélenchon. En Francia (67,8 millones de habitantes) no existen las estadísticas étnicas ni religiosas. Pero se suele estimar que unos 6 millones de franceses son musulmanes. Según el Consejo representativo de las asociaciones negras de Francia (CRAN) entre 4 y 6 millones de franceses serían negros. Esa diversidad étnica tiene una importancia creciente en las distintas elecciones locales, regionales, legislativas y presidenciales. Por vez primera en la historia de la Asamblea Nacional (AN) esa temática se ha convertido en campo de batalla entre los tres grandes bloques que dominarán la primera cámara del Parlamento francés.
09-05-2022 | Fuente: finanzas.com
Siemens Gamesa desdibuja con sus resultados la subida conseguida tras la victoria de Emmanuel Macron en Francia.
09-05-2022 | Fuente: abc.es
Macron celebra el Día de Europa ante el avance imparable del euroescepticismo en Francia
Cuando Emmanuel Macron hace el elogio del Día de Europa, en Estrasburgo, el éxito de las campañas de Marine Le Pen (extrema derecha) y Jean-Luc Mélenchon (extrema izquierda) confirman de manera espectacular la irrupción de una Francia euroescéptica, con unos índices de desconfianza hacia la UE semejantes a los del Reino Unido y Turquía. Mientras el presidente Macron se toma su tiempo para cambiar de gobierno, y viaja al Parlamento Europeo y Berlín para confirmar las ambiciones europeas de Francia, presidenta en funciones de la UE, Le Pen y Mélenchon tienen un éxito nacional considerable, lanzando sus respectivas campañas euro escépticas para entrar con mucha fuerza en la nueva Asamblea Nacional (AN) elegida el 12 y el 19 de junio que viene. Las campañas de Le Pen y Mélenchon se apoyan en la base social del último Eurobarómetro: apenas un 32 % de los franceses tienen hoy confianza en la UE. Según el mismo Eurobarómetro, un 39 % de los ingleses y un 31 % de los turcos decían tener confianza en Europa. El último Eurobarómetro, de enero y febrero, confirmó una tendencia de fondo: la emergencia, en Francia, de corrientes euroescépticas muy profundas. Una novedad radical en uno de los países fundadores del proyecto histórico de la Construcción política e Europa. En España, Alemania e Italia, la confianza en la UE sigue siendo del 45, el 48 y el 45 %, respectivamente. Una cifra muy superior a la decadente confianza francesa. Tendencia antieuropea Desde su primera elección, el 2017, el presidente Macron anunció su gran proyecto de «reformar Francia para refundar Europa». Las reformas macronianas quedaron empantanadas entre el 2018 y el 2019, víctimas de la fronda social de los chalecos amarillos de izquierda y derecha. La reciente campaña presidencial profundamente euroescéptica de Le Pen y Mélenchon ha tenido mucho éxito. La campaña de las elecciones legislativas del mes de junio que viene confirma y agrava la tendencia anti europea. En Hénin-Beaumont, en el norte de Francia, Marine Le Pen ha iniciado su campaña con tres temas básicos: contra Macron, contra Mélenchon y contra la Unión Europea. En Aubervilliers, en la periferia norte de París, «fagocitado» el Partido Socialista (PS) Jean-Luc Mélenchon ha lanzado la campaña de la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES) con los mismos temas, insistiendo en el «deber» de "desobediencia" contra los acuerdos y tratados de la UE. Le Pen y Mélenchon no hablan abiertamente de «salida» de Francia de la UE, pero su euroescepticismo rampante es una forma apenas velada de frexit que echa sus raíces en una Francia que desconfía de la UE que ella misma contribuyó a fundar.
07-05-2022 | Fuente: abc.es
Macron defiende en su investidura una Francia fuerte en una Europa soberana
Tras la ceremonia solemne de su investidura oficial como jefe del Estado, en el palacio del Elíseo, Emmanuel Macron reafirmó la mañana del sábado los grandes principios que debieran orientar su segundo mandato presidencial: afianzar el puesto de Francia en una Europa «soberana» militarmente, confirmar reformas nacionales de fondo muy alejadas de «quimeras» y «arcaísmos». En apenas quince minutos, con un lenguaje de gran «monarca republicano», Macron hizo un balance ambicioso y reformista, para Francia y para Europa, saliendo al paso, de frente, contra la extrema derecha de Marine Le Pen y la extrema izquierda de Jean-Luc Mélenchon, sin citarlos directamente. ¿Cómo poner en práctica ese arco iris de ambiciones? «Trabajando, actuando, en acción, sin descanso», en movimiento «permanente», para «reafirmar el puesto de Francia como nación independiente en una Europa soberana». Soberanía Dos mensajes esenciales: Francia es independiente, gracias a su arsenal nuclear estratégico, tercera potencia mundial; la Francia macroniana sigue defendiendo la «soberanía militar» de Europa, en el marco de su alianza sin tacha con la OTAN. Dicho de otro modo: Macron sigue defendiendo la construcción de una Europa de la defensa. A juicio de Macron, la soberanía francesa tiene una matriz cultural: «Nuestra cultura, nuestra lengua, son una fuente de unión nacional, con mensajes universales, de los derechos del hombre al servicio de los ciudadanos unidos por una misma visión de la libertad y la vida en común». Unión de izquierdas Sentados esos principios nacionales y europeos, Macron insistió en la «imperiosa necesidad» de seguir trabajando en frentes nacionales: mejorar la solidaridad, reafirmar la indispensable seguridad, combatir las amenazas terroristas, mejorar los servicios públicos. Desde el púlpito jupiterino de esa retórica de gran «monarca republicano», Macron no olvidó salir al paso de sus principales rivales políticos parlamentarios. Contra la unión de las izquierdas, bajo la bandera de la extrema izquierda de Jean-Luc Mélenchon, Macron denunció «la tentación y las quimeras, que pueden ser peligrosas». Contra las extremas derechas lideradas por Marine Le Pen, Macron reafirmó los valores y principios de una solidad «libre y abierta», «una Francia independiente en una Europa soberana», muy alejadas de los «repliegues nacionalistas».
1
...