Infortelecom

Noticias de elecciones

18-10-2020 | Fuente: as.com
Elecciones Presidenciales Bolivia 2020 en vivo hoy: votación, resultados y conteo
Sigue en vivo y en directo las elecciones de Bolivia 2020. Estadísticas, resultados y más sobre las elecciones con Luis Arce y Carlos Mesa como favoritos.
18-10-2020 | Fuente: abc.es
Trump alerta contra la «izquierda radical» en estados clave del medio oeste
El presidente de EE.UU., Donald Trump, alertó este sábado contra el peligro de la izquierda radical si su rival demócrata, Joe Biden, gana los comicios del próximo 3 de noviembre, en dos mítines en los estados clave de Michigan y Wisconsin, en el medio oeste del país. A 17 días de las elecciones, Trump avisó en un acto en el aeropuerto del condado de Muskegon, en Michigan, de que «la izquierda radical» quiere acabar con la historia del país y llamó a Biden «criminal». «Joe Biden es un político corrupto y la familia Biden es una empresa criminal (..) Es un criminal, miren a su hermano, de repente es un gran constructor en Irak ¿Cómo lo ha conseguido?», preguntó el mandatario, sin ofrecer pruebas. Asimismo, vinculó a su adversario con los «anarquistas« y la »izquierda radical« que, subrayó, en los últimos meses han atacado monumentos en un intento de borrar la historia del país. En otro momento del mitin, Trump criticó a la gobernadora de Michigan, la demócrata Gretchen Whitmer, blanco de un intento de secuestro. «Tienen que lograr que su gobernadora reabra el estado, ¿bien?», dijo Trump, a lo que las miles de personas congregadas, muchas con máscaras faciales, pero sin respetar la distancia social recomendada para protegerse de la covid-19, comenzaron a gritar. Y el presidente continuó: «Lograr que las escuelas abran, las escuelas tienen que estar abiertas, ¿verdad?». Entonces el público comenzó a pedir al unísono «lock her up» (enciérrenla), una expresión que se popularizó en la campaña de 2016 en los mítines de Trump en referencia a su entonces rival en los comicios, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton. Ante esta reacción, Trump se rió y respondió: «encerrémoslos«, sin ofrecer precisiones. La reacción de Whitemer fue inmediata y contestó al mandatario en un tuit. «Esta es exactamente la retórica que me ha puesto a mí, a mi familia y las vidas de otros funcionarios gubernamentales en riesgo, mientras intentamos salvar las vidas de los estadounidenses. Debe parar«, lamentó la gobernadora. El jueves un tribunal federal de Michigan acusó a seis personas formalmente de conspirar para cometer el secuestro de la gobernadora y de otros funcionarios, con lo que se enfrentan a una condena de cadena perpetua. Simultáneamente, el estado de Michigan imputó delitos relacionados con terrorismo a otro grupo de siete miembros de la milicia «Wolverine Watchman«, de ideas ultraderechistas, por supuestamente entrenarse para secuestrar a Whitmer o asesinarla. La gobernadora ha sido objeto de críticas por parte de grupos conservadores y milicias de ultraderecha desde que decidió imponer el cierre de la actividad comercial y prohibir las aglomeraciones en el estado como medidas de contención de la pandemia. Gritos similares como los lanzados contra Whitmer en Michigan se escucharon poco después en el segundo mitin del día de Trump, en el aeropuerto de Janesville, en Wisconsin, contra la legisladora demócrata, Ilhan Omar, musulmana y nacida en Somalia, sobre la que el presidente aseguró que no ama EE.UU., a lo que sus seguidores clamaron «enciérrenla». En Janesville, el mandatario hizo un discurso centrado en su política de «ley y orden» y subrayó la importancia de estos comicios. «Esta es la elección más importante de la historia de nuestro país, como sabéis, hace seis meses yo decía 'bueno, sabes, ¿cómo vas a compararla con la anterior, no sé, aquella fue importante. El hecho es que esta es la elección más importante de la historia de nuestro país», opinó. Trump viajó a Michigan y Wisconsin, en un momento en que ambos estados están sufriendo un importante repunte en el número de casos de covid-19. Michigan registró el viernes el mayor incremento de casos en un solo día, con 2.015, de acuerdo a datos del Departamento de Sanidad y de Servicios Humanos estatal. También ayer, Wisconsin experimentó el mayor número de contagios diarios, con 3.861, según la Universidad Johns Hopkins. En un comunicado difundido por su campaña, Biden criticó al mandatario por celebrar un mitin en Wisconsin en medio de uno de los «peores» repuntes de la pandemia. «Wisconsin están en las garras de uno de los peores brotes de coronavirus en el país. Jill (su esposa) y yo estamos rezando por la salud de aquellos que han contraído el virus, y por las familias de quienes están de luto por la muerte de un ser querido«, lamentó el demócrata. Trump ha visitado este fin de semana Wisconsin y Michigan, en un intento por lograr apoyos en dos estados en los que ganó en las elecciones de 2016 frente a Clinton, pero donde actualmente las encuestas le dan por detrás de Biden. Según el promedio de sondeos RealClearPolitics, Biden aventaja a Trump por más de seis puntos en Wisconsin, mientras que en Michigan va por delante con más de siete puntos. A nivel nacional el exvicepresidente demócrata adelanta a Trump por nueve puntos en los sondeos. Mientras que Trump se ha embarcado este fin de semana en este viaje por varios estados, que esta noche le llevará también a Nevada, donde el domingo tiene previsto actos electorales, Biden se quedó este sábado en su residencia en Delaware, aunque mañana visitará Carolina del Norte En paralelo, la campaña de Biden y de su compañera de fórmula, Kamala Harris, aspirante demócrata a la Vicepresidencia del país, anunció este sábado la reanudación de los viajes el lunes por parte la senadora por California después de que dos personas de su entorno dieran positivo por covid-19 y suspendiera sus traslados el jueves.
18-10-2020 | Fuente: abc.es
Bolivia decide hoy en las urnas si quiere el regreso de Evo Morales
La hora de la verdad (en las urnas) llegó para Bolivia. El país decide hoy si quiere el regreso de Evo Morales por medio de Luis Arce, su testaferro político y favorito en las elecciones generales, o prefiere que el liberal Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana) tome las riendas de un país enfrentado ?y por momentos desbocado? desde el fraude electoral de octubre del pasado año. En un clima de tensión e incertidumbre, las urnas definirán, en esta primera vuelta ?o en una segunda prevista para el 29 de noviembre? el nombre de un presidente cuya legitimidad, si el proceso transcurre con normalidad, no debería estar en discusión. Los sondeos anticipan una ventaja notable para Arce, titular en la papeleta del Movimiento Al.. Ver Más
18-10-2020 | Fuente: abc.es
Sudor y furor para la remontada de Trump
«Francamente, si votas demócrata eres un idiota». Shannon Thompson está caliente, como la brea de la pista de aterrizaje en Ocala (Florida), donde en pocos minutos se mecerá el Air Force One, el avión presidencial de EE.UU., con Donald Trump dentro. A Thompson, como a las miles de personas que han venido hasta aquí a ver al presidente, le corren ríos de sudor por las arrugas del cuello. La camiseta negra -una imagen de Trump disfrazado de Rambo por detrás y una panza enorme por delante- no ayuda. Tiene más enfado que entusiasmo. «Los demócratas mienten sobre todo, quieren imponer el socialismo», dice en una de las razones que más se escuchan entre los asistentes. «Y las encuestas están equivocadas, al cien por cien», añade. «¿Cómo es posible que en un evento como este haya 15.000 o 20.000 personas y en uno de Joe Biden, solo veinticinco?», cuestiona. Quizá tenga que ver con que el candidato demócrata sigue, hasta el extremo, las precauciones por Covid-19. Pero es innegable que la energía que se ve en Ocala es inalcanzable para Biden. Lo reconocen hasta los propios demócratas. «No me esperaba esto», confiesa Kathleen Johnson, una seguidora de Biden, en la diminuta concentración demócrata a las afueras del aeropuerto. El mitin de Trump se convocó hace dos días y pasa delante de ella una marea ?trumpista?, con gorras rojas de ?Make America Great Again?. Los demócratas son una docena de personas. «Se explica porque hay mucha ignorancia», dice Johnson, pero concede que «la cantidad de gente que ha venido es sorprendente». Ventaja mínima de Biden Ocala, hora y media al Norte de Orlando, es un bastión de Trump en el estado más decisivo para las elecciones. Si el presidente pierde Florida -las encuestas dan aquí una ventaja mínima a Biden- sus opciones para la reelección son casi inexistentes. Su posición es más débil en otros estados clave, como Pensilvania o Michigan. E incluso tiene que redoblar los esfuerzos en otros donde hasta hace poco era impensable que perdiera, como Georgia o Ohio. Entre los incondicionales de Trump, sin embargo, la remontada ni se cuestiona. «Gana sin duda, por donde quiera que va es como aquí», dice Joan Polizzi, una jubilada de Nueva York, que se deshace en elogios hacia su héroe: «Nunca miente. Es un hombre fantástico y un fantástico presidente». Con el paso de los minutos, las nucas enrojecen con un sol que no perdona y los ánimos se caldean. Polizzi dice que Biden es «un criminal, un mentiroso, se le olvida todo, es demasiado viejo para el cargo». Cerca de ella, Roger Beamon, con pantalones cortos y camiseta de tirante a juegos con las estrellas de la bandera del país, añade sobre Biden que es «asqueroso que alguien con demencia quiera dirigir el país». Roger Beamon - J. Ansorena Los seguidores de Trump suenan al propio Trump y a los mensajes que repiten los presentadores de noche de Fox News. Ellos, claro, también responden que los demócratas solo se creen lo que cuentan «los idiotas de ahí arriba del ?The New York Times?», como dice Beamon mientras señala a la tribuna de prensa. Sin mascarillas También repiten lo que quieren: menos impuestos, más ley y orden, que no les toquen las pistolas y que no les controle el Gobierno. Empezando por las restricciones del Covid-19, que aquí son inexistentes. Es difícil encontrar alguien con mascarilla en la muchedumbre. La única medida es que se toma la temperatura a la entrada del mitin (lo que no impide el paso de posibles contagiados asintomáticos). Hay mucha gente mayor y muchos kilos de más. Todos se apelotonan para estar cerca del escenario. El clímax llega con el aterrizaje del Air Force One, con más júbilo que la llegada de los Beatles. Solo que el avión presidencial se pasea al son de «Macho Man», de Village People, en el asfalto. «Vamos a tener una marea roja como no se ha visto nunca», proclama Trump ante el júbilo colectivo Trump y su melena amarilla emergen y solo hay gritos, porque las manos están ocupadas con los teléfonos móviles. «Vamos a tener una marea roja como no se ha visto nunca», proclama Trump ante el júbilo colectivo. Al presidente se le ve en forma, encantado de estar en el medio que mejor se mueve. Nadie diría que tiene 74 años y que estuvo hospitalizado hace diez días. Intercala ocurrencias en las líneas básicas de su discurso -la izquierda radical, la mejor economía de la historia, la corrupción de la familia de Biden-, conecta con el público, teatraliza. Trump acaba por tumbar al respetable. Habla durante hoy y media, con traje, corbata y camisa, y la cara abrasada por el sol, sin sorber una gota de agua. Abajo, las camillas van y vienen sacando a personas con insolación. La pantalla gigante en la parte trasera del escenario acaba despoblada y los que quedan están sentados, derretidos. El presidente se despide con su baile de ?YMCA?, otra vez Village People, y los asistentes se van fascinados. Trump tuvo su marea roja en Ocala. Ahora necesita que se recree en las urnas. Mañana empieza la votación anticipada en Florida.
18-10-2020 | Fuente: abc.es
Los seis estados clave que decidirán las elecciones en EE.UU.
Algo menos de 80.000 votos cambiaron la historia de EE.UU. en 2016. Si Hillary Clinton hubiera conseguido ese número de votos en tres estados decisivos ?Pensilvania, Míchigan y Wisconsin?, se hubiera convertido en la primera presidenta del país. La clave está en el sistema electoral estadounidense, en el que se asigna un número de electores ?en función del peso demográfico? a cada estado. La mayoría simple en cada estado entrega al candidato todos los electores (las únicas excepciones son Nebraska y Maine). Esa es la razón por la que no importa lo que se vote en California (muy demócrata) u Oklahoma (muy republicana). Todo se juega en el puñado de estados en el que las fuerzas están más parejas. En las elecciones.. Ver Más
17-10-2020 | Fuente: as.com
Haaland vuelve a ser decisivo
Lucien Favre optó por no alinearle de titular tras un largo parón de selecciones, pero tuvo que tirar del crack en la segunda mitad para resolver la papeleta.
17-10-2020 | Fuente: abc.es
El voto de los indecisos, determinante en las elecciones de este domingo en Bolivia
La incertidumbre domina el ánimo de los bolivianos. Este domingo, 7.031.294 de habitantes en Bolivia están convocados a elegir a su próximo Gobierno. Deberán votar por alguno de los cinco frentes políticos que continúan en la carrera electoral, cada uno con candidatos a la presidencia y vicepresidencia. La última encuesta presentada por la empresa Ciesmori, difundida por medios bolivianos, señala que el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, sigue encabezando la preferencia electoral con el 32,4%. Le sigue Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), con el 24,5%. De acuerdo a la Ley del Régimen Electoral, será posesionado como presidente y vicepresidente el binomio que consiga el 50% de la preferencia electoral. También puede ser considerado ganador de las elecciones el partido que obtenga el 40% de los votos, con una diferencia del 10% sobre el segundo más votado. Si ningún candidato logra obtener alguno de estos rangos de preferencia, los bolivianos deberán volver a las urnas electorales, una vez más, el 29 de noviembre. Por primera vez en la historia de Bolivia, las dos candidaturas más votadas deberán participar de una segunda vuelta. Luis Fernando Camacho, de Creemos, ocupa el tercer puesto en la preferencia electoral. Las encuestas le han atribuido el 10,7% de apoyo. En la última semana, varios líderes políticos y agrupaciones han exhortado al candidato a declinar su candidatura; entre sus razones, está evitar que el MAS, partido del expresidente Evo Morales, retorne al poder. Voto determinante El estudio de intención de voto también ha revelado que existe un mayor número de indecisos, respecto a anteriores elecciones. A pocos días de la votación, las personas que no tienen definido a quién apoyar supera el 20%. Los analistas políticos coinciden en que ese voto será determinante para elegir al próximo presidente de Bolivia. Otro hecho inédito se registra en estas elecciones. La papeleta electoral está divida en ocho franjas, sin embargo, solo cinco serán válidas para que el voto sea contado. Esto, porque en el último mes tres frentes decidieron declinar su participación en los comicios. Entre los partidos que bajaron su candidatura está el de la actual presidente de ese país, Jeanine Áñez. Más de 300.000 bolivianos en treinta países también forman parte del padrón electoral. Un informe preliminar de la Cancillería de Bolivia para ABC.es, señala que solo veintinueve Estados han autorizado la celebración de los comicios. Panamá anunció oficialmente que no autorizará la realización del acto electoral, debido a las medidas de confinamiento por la pandemia del Covid-19. Se prevé que en España, más de 60.000 bolivianos participarán de las elecciones. Los consulados en las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Murcia, Bilbao y Palma de Mallorca han confirmado la apertura de los recintos electorales. En las elecciones generales, los bolivianos también elegirán a los componentes de la Asamblea Legislativa Plurinacional: 36 miembros para la Cámara de Senadores y 130 miembros para la Cámara de Diputados. Cada uno de los nueve departamentos de Bolivia estará representado por ellos, por el período de cinco años. Para ese propósito, 5.368 mesas de votación serán habilitadas en el país latinoamericano. Las instancias pertinentes deberán garantizar el distanciamiento social para evitar que el coronavirus se siga propagando. Una de las principales disposiciones es el horario de votación, dividido en dos turnos, de acuerdo al número de cédula de identidad. Observadores internacionales El Tribunal Supremo Electoral confirmó la participación de la misión de observadores de la OEA, de la Unión Interamericana de Organismos Electorales, de la Asociación de Organismos Electorales de América del Sur, del Centro Carter y de la Unión Europea. Algunas de estas instituciones ya han emitido pronunciamientos en los que piden tranquilidad y respeto ante los resultados de los comicios. Los representantes de la Unión Europea en Bolivia han advertido sobre «un posible estallido de violencia depués de las elecciones». Un conteo rápido, a través del sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre), permitirá a los bolivianos conocer resultados anticipados el mismo día de las elecciones. Sin embargo, las autoridades electorales han informado que los datos oficiales serán presentados en un plazo de siete días, después de la jornada de votación. En Bolivia rige el Auto de Buen Gobierno desde las cero horas de este viernes 15 de octubre, decretado por los gobiernos departamentales. Entre las disposiciones está la prohibición del consumo de bebidas alcohólicas, reuniones y el silencio electoral. Los frentes políticos cerraron sus campañas el pasado miércoles con concentraciones, caravanas y discursos que han intentado conquistar el voto de los bolivianos hasta el último minuto. Once meses de Gobierno de transición se han cumplido el pasado 13 de octubre. Jeanine Añez asumió la presidencia luego de que las últimas elecciones nacionales del 20 de octubre de 2019, fueran anuladas por hechos irregulares que hicieron presumir un fraude electoral.
17-10-2020 | Fuente: abc.es
La primer ministra de Nueva Zelanda logra una victoria histórica que le permitirá gobernar en solitario
La primera ministra de Nueva Zelanda, la laborista Jacinda Ardern, declaró su victoria en los comicios celebrados este sábado en el país oceánico, en los que se proyecta que el Partido Laborista tendrá la mayoría absoluta en el Parlamento para gobernar esta vez sin necesidad de alianzas. «Nueva Zelanda ha mostrado esta noche el mayor apoyo al Partido Laborista en al menos 50 años», dijo la mandataria de 40 años en su discurso de victoria dado frente a sus eufóricos correligionarios en la ciudad de Auckland, tras iniciar su discurso en lengua maorí. Ardern, cuya gestión frente a la pandemia de la Covid-19 le ha valido el apoyo de sus compatriotas y el aplauso internacional, recalcó que «en los próximos tres años hay mucho que hacer. Nos reconstruiremos de la crisis de la Covid: mejor, más fuertes y con las respuestas a lo que se enfrenta Nueva Zelanda». Con más del 90 por ciento de los votos escrutados, los laboristas alcanzan un 49 por ciento de los votos, lo que les daría 64 escaños de los 120 que tiene el Parlamento neozelandés, mientras que el opositor Partido Nacional logró un 27 por ciento de los sufragios, lo que se traduce en 35 representaciones parlamentarias. La carismática Ardern remarcó que «las elecciones no siempre son buenas para unir a la gente, pero tampoco tienen que dividirlas». De obtener la mayoría absoluta, el Partido Laborista se convertirá en el primero en gobernar en solitario desde la reforma electoral de 1996, con la que se buscaba lograr una mayor participación de los partidos minoritarios. Resultados «excepcionales» Poco antes, la líder del Partido Nacional de Nueva Zelanda, la conservadora Judith Collins, concedió la victoria a Ardern por estos resultados «excepcionales». La colider del Partido Verde, Marama Davidson, felicitó por adelantado a Ardern por su «extraordinaria victoria», al mostrarse «orgullosa» por el éxito de su formación en las elecciones. Según los datos preliminares de la Comisión Electoral, los Verdes, que fueron parte de la coalición gobernante junto al Partido Laborista y al conservador Nueva Zelanda Primero, lograrán un 7,5 por ciento de los votos y el liberal ACT un 8 por ciento, con lo que cada una de estas formaciones ocuparía 10 escaños. El Partido Maorí acumulaba un 1 por ciento de los votos y obtendría un escaño, mientras que Nueva Zelanda Primero, del hasta ahora viceprimer ministro Winston Peters saldría del escenario legislativo. Ardern, elogiada mundialmente por su gestión del atentado supremacista en unas mezquitas de Christchurch, tendrá que liderar la recuperación económica de Nueva Zelanda, que este sábado también celebró dos referendos para decidir en torno a la legalización de la marihuana recreativa y la eutanasia voluntaria y cuyos resultados se conocerán más adelante.
17-10-2020 | Fuente: abc.es
Ardern logra la mayoría absoluta por su buena gestión del Covid
La encuestas ya lo vaticinaban, y no defraudaron. La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, logró en las elecciones legislativas celebradas ayer unos resultados históricos para el Partido Laborista, una mayoría absoluta que le permitirá gobernar en solitario. Desde hace casi 25 años ningún partido había logrado esa estabilidad a la hora de gobernar el país. «Las elecciones no siempre son buenas para unir a la gente, pero tampoco tienen que dividirlas», afirmó ayer la mandataria en la ciudad de Auckland,según recoge Efe, tras unas breves palabras en lengua maorí. Con casi la totalidad del escrutinio, los laboristas lograron el 49% de los votos, lo que se traduce en 64 escaños; mientras el Partido Nacional de Judith Collins, con el que históricamente se alterna el poder, alcanzó el 26,9%, lo que les otorga 35 parlamentarios (20 menos que en los comicios pasados). Lo que ha aupado a esta carismática política progresista es lo que a otros muchos ha hundido en los índices de popularidad: la gestión del Covid-19. En su caso, la buena gestión de la pandemia, que solo se ha cobrado 25 muertes en el país hasta el momento desde la pasada primavera. «Nos reconstruiremos de la crisis del Covid-19: mejor, más fuertes y con las respuestas a lo que se enfrenta Nueva Zelanda», prometió ayer Ardern. Carrera meteórica Nacida en el seno de una familia mormona,Jacinda Ardern (Hamilton, Nueva Zelanda, 1980) ha protagonizado una carrera política casi meteórica. Tras alejarse de la fe de sus mayores, por oposición a sus críticas a la homosexualidad, en Murupara, una pequeña localidad de la isla norte de Nueva Zelanda, conoció el padecimiento de los maoríes, episodio que despertó su conciencia social. En 1999, entró en el Partido Laborista, donde comenzó su ascenso imparable. En 2005, se trasladó al Reino Unido, trabajando dos años en el gabinete del ex primer ministro británico Tony Blair. En 2007, fue nombrada presidenta de la Unión Internacional de las Juventudes Socialistas. Una década después, Ardern subía el último escalón, convirtiéndose en primera ministra, después de que el Partido Laborista (centro-izquierda) formara coalición con Nueva Zelanda Primero (populista, nacionalista), desbancando al Partido Nacional (centro derecha), ganador por número de votos en las elecciones de ese año. Durante su tres años de Gobierno, Ardern, que hace unos días no dudaba en expresar su admiración por el presidente Pedro Sánchez, al que llamó «Peter Sainchis», se ha enfrentado a grandes desafíos que le han impedido cumplir con algunas de sus promesas, como la reducción de la pobreza. Nueva Zelanda se enfrenta actualmente a una fuerte recesión económica. Terrorismo y pandemia La primera gran prueba le llegó a Ardern en marzo de 2019, cuando el supremacista Brenton Tarrant abrió fuego contra dos mezquitas de la localidad de Christchurch, provocando 51 muertos y decenas de heridos. «[Somos] un hogar para quienes comparten nuestros valores. Refugio para quien lo necesite. Y esos valores no serán y no pueden ser sacudidos por este ataque», dijo entonces la primera ministra. En diciembre, tuvo que enfrentarse a las consecuencia de la erupción Whakaari. Tres meses después, la pandemia se convirtió en el mayor reto para cualquier gobernante. Su política preventiva, con medidas como el confinamiento, el rastreo de casos y el cierre de fronteras precoz, le hicieron ganar gran popularidad que se ha traducido en votos en las urnas.
17-10-2020 | Fuente: abc.es
Trump predice en Florida una «marea roja» para ganar la reelección
A poco más de medio mes para las elecciones, Donald Trump ya echa el resto para repetir la remontada de 2016. Este jueves se plantó en Ocala, una pequeña localidad al Norte de Orlando (Florida) para predecir que, de aquí a la cita con las urnas, «habrá una marea roja como nunca se ha visto». El presidente va, como hace cuatro años, por detrás en las encuestas. En el acumulado de encuestas a nivel nacional de RealClearPolitics, Joe Biden le saca casi 9 puntos. Lo importante es lo que ocurra en el puñado de estados que deciden la elección, y ninguno lo hace tanto como Florida. Es el estado bisagra con mayor peso de electores (los delegados que eligen al presidente en el sistema electoral de EE.UU.) y la batalla se pelea voto a voto. Aquí la media de encuestas favorece al candidato demócrata por solo 1,4 puntos. En la explanada del aeropuerto de Ocala, sin embargo, la fuerza de Trump era avasalladora. Frente al puñado de votantes que se concentra en los mítines de Biden -que sigue las exigencias de precaución sobre Covid-19 al pie de la letra-, miles de personas inundaron el mitin, armados con las gorras rojas de «Make America Great Again» ('Volver a hacer grande a América) y el resto de parafernalia 'trumpista'. La marea roja que pide el presidente de EE.UU. en las urnas se personó en este ejército de leales, con muy pocas mascarillas y ninguna distancia física. «Estoy aquí para apoyarle, para que tenga cuatro años más en la Casa Blanca, le queremos mucho», aseguraba a este periódico Joanne Polizzi, una jubilada de Nueva York que vive en la zona. «Todo lo que dijo que iba a hacer lo ha cumplido», asegura, a pesar de mencionar asuntos donde Trump no ha hecho grandes progresos, como la construcción del muro con México. «No miente. Es un hombre fantástico y un fantástico presidente». Polizzi y el resto de los seguidores de Trump enardecieron cuando el Air Force One rugió en la pequeña pista de aeropuerto regional. El avión presidencial paseó hasta el podio al son del éxito 'Macho Man', de Village People. «Faltan 18 días», dijo Trump nada más llegar al podio. «Ganaremos Florida y ganaremos la elección», pronosticó antes de pedir a los asistentes que acudan a las urnas desde este lunes, cuando arranca la votación anticipada. «Hay mucha gente que me vota y no lo dice», dijo después. «Porque quieren impuestos más bajos. Será un triunfo aplastante». Trump demostró que Florida le importa. Es indispensable para sus posibilidades de reelección. Si se le escapa este estado, sus opciones se reducen de forma considerable. Por eso se entregó en su discurso, de hora y media, con el respetable achicharrado por el sol y el calor de Florida. El presidente repitió las acusaciones habituales contra Biden «-está muerto-« y su familia «-son una empresa criminal»- y repitió los ataques habituales a la prensa, a los demócratas que quieren convertir EE.UU. «en un país socialista o comunista» y a las redes sociales que le impiden compartir contenidos de veracidad dudosa o inexistente. «Ya es hora de mandar un mensaje a esos progresistas ricos e hipócritas», dijo a un público, en su gran mayoría, de la clase media blanca. «No tienen más que desprecio por vuestros valores». El público disfrutó con un Trump en forma, enérgico, sin rastros del Covid-19 que le mandó al hospital hace dos semanas. Se corearon los lemas de 'cuatro años más', 'U-S-A' y un reciclado '¡enciérrale!', que se cantaba a Hillary Clinton en 2016 y ahora se dedica a Biden. «Las encuestas no están tan ajustadas como algunos piensan», aseguraba Gerry Robinson, un vecino de Ocala, nacido y criado aquí. «Si fuera un mitin de Biden, habría 50 personas. Por supuesto que va a ganar Trump, la votación es una formalidad». Si fuera por la energía del mitin en Ocala, la reelección es suya.