Infortelecom

Noticias de elecciones

25-09-2022 | Fuente: abc.es
En el día de la verdad, tras una dura campaña electoral de verano, algo único en la historia republicana. Si se confirman los pronósticos, se romperá un doble tabú: Giorgia Meloni será la primera mujer y primera posfascista que llega a Palacio Chigi, sede de la presidencia del Ejecutivo, marcando una nueva etapa histórica para Italia, después de haberse sucedido 69 gobiernos en la República italiana, desde el final de la Segunda Guerra Mundial. En esta jornada toda la atención se centra en los protagonistas de la campaña, sobre todo en Meloni, líder de Hermanos de Italia , a la que todas las encuestas indican como la ganadora de las elecciones. «Hoy puedes contribuir a escribir la historia«: ha escrito en Twitter Giorgia Meloni, quien también publica una foto de ella con la bandera italiana y las palabras »Escribamos juntos la historia«. Un mensaje que se ha considerado que rompe el silencio electoral que se impone en la víspera del voto y mientras están abiertas las urnas. Código Desktop Oggi puoi contribuire a scrivere la storia ?? pic.twitter.com/6u3sKvjJSo? Giorgia Meloni ?? ? (@GiorgiaMeloni) September 25, 2022 Imagen para móvil, amp y app Código móvil Oggi puoi contribuire a scrivere la storia ?? pic.twitter.com/6u3sKvjJSo? Giorgia Meloni ?? ? (@GiorgiaMeloni) September 25, 2022 Código AMP Oggi puoi contribuire a scrivere la storia ?? pic.twitter.com/6u3sKvjJSo? Giorgia Meloni ?? ? (@GiorgiaMeloni) September 25, 2022 Código APP Oggi puoi contribuire a scrivere la storia ?? pic.twitter.com/6u3sKvjJSo? Giorgia Meloni ?? ? (@GiorgiaMeloni) September 25, 2022 Matteo Salvini, líder de la Liga, también ha vuelto a romper hoy, como hizo ayer, el silencio electoral. No se permiten declaraciones que puedan tener influencia en la votación. Salvini, después de haber votado en su colegio electoral en Milán lanzó este mensaje: «Serán meses complicados, hay una emergencia en las facturas, la vida cara y la calefacción. Ya llevamos semanas trabajando con los técnicos de la Liga para estar preparados y reactivos en Italia y en la UE . Cuanta más gente vote, más fuerza tendrá el nuevo Parlamento, el nuevo gobierno, para intervenir en las emergencias que no faltarán«. »Para la Liga -añadió Salvini- esta es la primera gran batalla que afrontar y ganar. Desde mañana no veo la hora de volver a gobernar este extraordinario país«. con un equipo cohesionado, compacto, coherente y de centroderecha». En gran contraste con Salvini, se ha mostrado el líder de Azione, el eurodiputado   Carlo Calenda, que forma coalición con Italia Viva de M atteo Ren zi, una alianza que han llamado Tercer Polo . Calenda, respetuoso con el silencio electoral, ha comentado: «Se debe votar libremente, conscientemente y, como decía Pericles, a un ciudadano que no se ocupa del Estado no lo consideramos inofensivo sino inútil». A la salida del colegio electoral de Roma , al ser preguntado por los periodistas sobre cómo pasará la jornada, respondió:«¿Y cómo quieren que la pase? Angustiado. Estoy bromeando, la paso con Violante, mi esposa, y con los niños». Hoy se celebran también importantes elecciones regionales en Sicilia. El presidente de la República, Sergio Mattarella , siciliano, votó en su colegio electoral de Palermo. Lo hizo temprano, para no obstaculizar la ceremonia de conmemoración del asesinato del juez Cesare Terranova y del mariscal Lenin Mancus, que tuvo lugar el 25 de septiembre de 1979, en la misma calle de su colegio electoral. El jefe de Estado fue acogido entre los aplausos de los miembros de la mesa electoral y el público que se disponía a votar. En los últimos comicios la abstención fue del 27% Se teme que el abstencionismo supere el 30%, aunque se piensa que el mal tiempo en la mayor parte de Italia puede favorecer que la abstención sea menos elevada. En los comicios generales del 2018 la abstención alcanzó el 27,01%. Si al cierre de las urnas, a las 23.00, el abstencionismo supera 30%, se confirmaría una cierta crisis de los partidos y el hastío de muchos ciudadanos, desorientados porque la campaña electoral no les aportó las propuestas realistas para solucionar sus problemas. El director científico del instituto de sondeos Ipsos apunta también, como una razón para el aumento de la abstención, el hecho de que «muchos ciudadanos no han comprendido en el fondo el motivo de la caída de Mario Draghi». El nombre del primer ministro en funciones ha estado muy presente en las elecciones, aunque él se ha mantenido distante. MÁS INFORMACIÓN noticia Si Enrico Letta: «Italia fue un motor de Europa con Draghi, con Meloni será un freno» noticia Si Así es la complicada ley electoral italiana La pequeña coalición liberal, con el nombre de Azione-Italia Viva, que incluye al exprimer ministro Matteo Renzi y al eurodiputado Carlo Calenda, han hecho campaña sobre las propuestas y forma de afrontar los problemas del expresidente del Banco Central Europeo, lo que se llamada agenda Draghi. En los sondeos, dicha coalición está debajo del 10 por ciento en intención de voto. La era de Mario Draghi como primer ministro de Italia llegará a su fin dentro de un mes, aproximadamente. A finales de octubre se hará el traspaso de poder al ganador de las elecciones.
25-09-2022 | Fuente: abc.es
Hoy se celebran las elecciones en Italia, donde la coalición de centro derecha, lideraba por Giorgia Meloni , cuenta con ventaja en todas las encuestas. Estos comicios se celebran de forma anticipada tras la dimisión del primer ministro, Mario Draghi , el pasado mes julio. Según los datos del Ministerio del Interior, unos 51 millones de italianos están llamados a votar entre las 7 de la mañana y las 11 de la noche. De ellos, 2,6 millones lo harán por primera vez y 4,7 millones votarán desde el extranjero. Los resultados se conocerán, previsiblemente, este lunes. COMPONENTE Directo Opta/Scribblelive directo 3012772
25-09-2022 | Fuente: abc.es
Hoy se celebran las elecciones en Italia, donde la coalición de centro derecha, lideraba por Giorgia Meloni , cuenta con ventaja en todas las encuestas. Estos comicios se celebran de forma anticipada tras la dimisión del primer ministro, Mario Draghi , el pasado mes julio. Según los datos del Ministerio del Interior, unos 51 millones de italianos están llamados a votar entre las 7 de la mañana y las 11 de la noche. De ellos, 2,6 millones lo harán por primera vez y 4,7 millones votarán desde el extranjero. COMPONENTE Directo Opta/Scribblelive directo 3012772
25-09-2022 | Fuente: abc.es
Los demócratas tratan sin éxito de meterle una cornada judicial a Donald Trump desde que se convirtió en una amenaza en las elecciones de 2016. El multimillonario ha esquivado demandas sobre financiación electoral ilegal, la interminable trama de interferencia rusa que acabó en nada, dos 'impeachments' o juicios políticos en el Congreso? Desde que dejó la Casa Blanca en enero de 2021 tras su derrota electoral frente a Joe Biden , le persigue un comité en la Cámara de Representantes por su papel en el intento de dar la vuelta a los resultados electorales y en el asalto al Capitolio, algo que también forma parte de una investigación federal, además de otra causa de interferencia electoral en Georgia, otra sobre retención de material clasificado y una más sobre fraude en Nueva York. Esta última podría ser la primera en llevar a juicio a Trump . Su protagonista es una de las grandes némesis del expresidente: Letitia James , la fiscal general del estado de Nueva York. Solo comparte con Trump la ciudad en la que nacieron ?ella, en Brooklyn; él, en Queens? y un aparente desprecio mutuo. Noticia Relacionada estandar No La Fiscalía General de Nueva York demanda a Trump y a tres de sus hijos por fraude comercial «persistente y repetido» Javier Ansorena Según el informe, durante más de una década, el expresidente de EE.UU. tergiversó el valor de sus propiedades inmobiliarias e infló falsamente su patrimonio en «miles de millones» de dólares Esto último no es admisible en la labor de la fiscalía y eso ?como por otra parte hace Trump con cualquier investigación en su contra? es lo que da alas a la acusación de «caza de brujas» por parte del expresidente. Una riqueza cuestionada James presentó esta semana u na demanda contra Trump , tres de sus hijos ?Donald Jr., Eric e Ivanka?, su compañía ?Trump Organization? y su contable por defraudar a entidades financieras y aseguradoras con la sobrevaloración de sus activos inmobiliarios. En esencia, mentían sobre el valor de sus propiedades para conseguir mejores condiciones en préstamos o pólizas. Que la figura de Trump caiga por una trama de sobrevaloración sería algo singular para alguien que ha hecho de eso una forma de vida: siempre ha pretendido ser más rico de lo que es y utilizar menos golpes en un hoyo de golf de los que pega. La protesta de Trump que la demanda civil de James es persecución política era previsible. Pero, en esto, James se lo ha puesto fácil. Cuando se presentó en 2018 al cargo de fiscal general ?en EE.UU., se elige por las urnas? Trump estuvo en el centro de su campaña. Sorpresa por un cargo público «Le vamos a demandar, sin duda, vamos a ser un dolor en el culo« , dijo James poco antes de la elección. No fue lo único: «Nunca tendré miedo a enfrentarme a este presidente ilegítimo», «tenemos que centrarnos en Trump, tenemos que seguir la pista de su dinero», «estoy deseando llegar a la oficina de la fiscalía general cada día, meterle demandas y volver a casa». James dejaba clara su animosidad contra el entonces presidente, en un ejercicio democrático poco saludable: hay que perseguir delitos, no personas a las que encontrarles delitos. Y James mostraba que su prioridad era lo segundo. «Estoy desando llegar a la oficina cada día, meter demandas a Trump y volver a casa» En un estado de fuerte implantación demócrata y con ese discurso, hizo historia: en noviembre de 2018 se convirtió en la primera persona negra y en la primera mujer en ocupar el cargo en Nueva York. Después de bajarse de una posible candidatura a gobernadora ?llevaba las de perder?, ahora busca su reelección en noviembre . Con la demanda a Trump, que busca una compensación multimillonaria y la expulsión de él y de su familia de los negocios en Nueva York, la tiene más que asegurada.
25-09-2022 | Fuente: abc.es
La sustitución en el Trono de Isabel II, cabeza de la Commonwealth durante más de 70 años, por un sucesor no especialmente popular va a acelerar la conversión en repúblicas de un notable grupo de países que hoy tienen al monarca inglés como su jefe de Estado. En algunos lugares el debate viene de atrás y aunque Gobiernos como los de Australia y Nueva Zelanda han decidido estos días poner el freno temporalmente para no parecer que aprovechan el fallecimiento de Isabel II , es indudable que el fin de una era tan larga ofrece la oportunidad de abrir en serio un debate que en los llamados 'dominios' muchos consideran necesario. Carlos III se ha convertido en Rey de 15 países: Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea y Jamaica, así como otras islas del Caribe y de Oceanía. Isabel II llegó a reinar en 32 países, 17 de los cuales luego se transformaron en repúblicas. Tanto el primer grupo como otros países que fueron territorio del Imperio Británico constituyen la Commonwealth of Nations, de la que forman parte 56 Estados. Código Desktop   Imagen para móvil, amp y app Código móvil   Código AMP   3140 Código APP   Si bien esa organización puede perdurar ?y es prioridad diplomática de Londres que así ocurra, dado que el Brexit obliga a los británicos a aprovechar al máximo sus otras conexiones con el mundo?, la preeminencia de la vieja metrópoli irá perdiendo fuerza, pues cada vez Carlos III, que es cabeza de la Commonwealth, podrá hablar directamente en nombre de menos países. Con el tiempo podría derivar hacia una tenue ascendencia como la que tiene España en el seno de la Comunidad Iberoamericana de Naciones. Las joyas de la Corona Los primeros ministros de Australia y de Nueva Zelanda ya habían planteado en sus respectivos países el deseo de revisar la relación con la monarquía británica. El australiano Anthony Albanese comentó en junio, antes de que la deteriorada salud de Isabel II estuviera abiertamente en la agenda política ?aunque su edad nonagenaria y su creciente reclusión ya preanunciaban una sucesión en el Trono no muy lejana? el deseo de su Gobierno de plantear un referéndum para la conversión de Australia en república. Al conocerse el fallecimiento de la Soberana, Albanese prefirió aplazar el proceso y abordarlo no en el presente mandato, que termina en 2025, sino en el siguiente. Algo parecido ha sucedido en Nueva Zelanda, donde la primera ministra, Jacinda Ardern , defensora de la república, ha decidido que el proceso hacia un referéndum no se lleve en el actual mandato, que debe concluir a comienzos de 2024. Ardern lo concibe, en todo caso, como un desarrollo sin prisas que tomará tiempo. «Este es un debate amplio y significativo. No creo que sea o deba ocurrir rápidamente», indicó, pues el país tiene desafíos más urgentes que abordar. Consideró, no obstante, que ella vivirá para verlo. En el caso de Canadá las cosas parecen más complejas, en parte por el efecto que el proceso puede tener en la demanda de independencia de Quebec. Las encuestas de meses anteriores al fallecimiento de Isabel II situaban la perspectiva de una república en el terreno de lo posible pero no próximo. El pasado mes de diciembre, una encuesta del Angus Reid Institute indicaba que el 52% de la población era contraria a mantener la Monarquía de modo indefinido y al 66% le desagradaba la idea de tener como Rey al Príncipe Carlos. En Quebec el rechazo era mayor: en agosto el 61% manifestaba su preferencia por la república . Una reforma de estas características no es un mero cambio de tipo jefatura de Estado. Como ocurre en el caso canadiense, las instituciones relacionadas con la Corona son diversas y están imbricadas en el sistema político y social, de forma que se requieren retoques sustanciales en la Constitución. Para ser aprobados hace falta que tengan luz verde en cada una de las provincias que componen el país y eso, en tramitaciones controvertidas, es a menudo incierto. Por lo demás, cualquier error de cálculo de Ottawa puede impulsar la separación de Quebec, bien porque abrir el debate constitucional siempre es un riesgo para la unidad nacional, bien porque de aprobarse el deseo de república en el territorio francófono y no en otras partes del país podría llevar a Quebec a una situación de profunda desafección.   Movimientos en el Caribe Países más pequeños pueden más fácilmente acelerar su distanciamiento de la Corona británica. Ya en marzo, el primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, adelantó al Príncipe Guillermo y su esposa, durante una visita a la isla, que iba a impulsar un comité para la reforma de la Constitución, con el fin de que el país se transformara en república alrededor de las próximas elecciones, previstas para 2025. Jamaica se había dirigido a Isabel II pidiendo una reparación por el pasado esclavista de Inglaterra, que utilizó gran número de esclavos en los trabajos forzados de las plantaciones de caña de azúcar, tabaco y otros productos de mano de obra intensiva de Jamaica y otras islas caribeñas. Jamaica había ya puesto en marcha esa transformación después de que otro país del Caribe, Barbados, sustituyera a la Reina por una presidenta en noviembre de 2021, en un acto formal en el que precisamente estuve presente el Príncipe de Gales como cabeza de la Commonwealth. Esa presencia fue interpretada como un mensaje del Palacio de Buckingham señalando que un cambio de este tipo no era percibido con animadversión desde Londres, facilitando así que ese país continuara dentro de la Commonwealth. En cualquier caso, Barbados reabrió una dinámica que se había estancado en la década de 1970, con la transformación en república de Guyana, Trinidad y Tobago y Dominica. Otro país caribeño, Antigua y Barbuda, anunció rápidamente a raíz de la muerte de Isabel II que celebrará un referéndum sobre la forma de estado a lo largo de los próximos tres años. El primer ministro Gaston Browne lo presentó como «el paso final para completar el círculo de la independencia para ser verdaderamente una nación soberana».
25-09-2022 | Fuente: abc.es
Italia vota hoy en unas elecciones anticipadas tras la dimisión en julio de Mario Draghi. Estas son las claves de unos comicios marcados por la guerra en Ucrania, la inflación, la polarización y el descontento en las calles. Electores y horario   Están llamados a las urnas 51,5 millones de italianos para elegir el nuevo Parlamento; de ellos, 4,8 millones votan en el extranjero. En las elecciones generales previas, en marzo de 2018, los electores fueron 50,8 millones, con una afluencia a las urnas de casi el 73%. En Sicilia están convocadas hoy elecciones regionales. Los colegios electorales, en su mayor parte ubicados en escuelas, estarán abiertos desde las 7.00 hasta las 23:00. Al cierre de las urnas, habrá resultados de sondeos a pie de urnas. Recorte de parlamentarios Más de 6.000 son los candidatos al Parlamento. No entran en el Parlamento los partidos o listas que, a nivel nacional, no obtengan el 3% de los votos. Estas son las primeras elecciones después de una reforma constitucional aprobada en referéndum en el 2020, que redujo los parlamentarios en un 36,5%. La Cámara de Diputados se redujo desde 630 escaños a 400, y el Senado de 315 a 200. El Movimiento 5 Estrellas, promotor de la iniciativa, dio al resultado un gran valor simbólico y político. Aparte del efecto económico,(reducción de 100 millones de euros cada año), el objetivo del recorte fue enviar una señal de ahorro y reforma de la política, ante el descontento de los ciudadanos por los privilegios de la llamada casta política. Escrutinio El escrutinio comenzará a las 23:00, empezando con los votos para los candidatos al Senado y después con los de la Cámara de Diputados. A partir de las 14:00 del lunes, se iniciará el escrutinio de Sicilia. Por la complejidad del sistema electoral, está previsto que los resultados completos no se conozcan, probablemente, hasta la mañana del lunes.
25-09-2022 | Fuente: abc.es
Italia vota hoy para elegir un nuevo gobierno que estará encabezado, si las encuestas no fallan, por Giorgia Meloni, presidenta de Hermanos de Italia , en coalición con Matteo Salvini, secretario de la Liga, y Silvio Berlusconi, líder de Forza Italia, además de un par de pequeños partidos centristas. Ante la profunda división del centro izquierda, la unión del centro derecha se ve muy favorecida por una ley electoral que premia las alianzas. Necesita lograr alrededor del 40 por ciento de los votos para obtener la mayoría absoluta en el Parlamento. Si no, tendrá dificultades para lograr la mayoría, sobre todo en el Senado. Noticia Relacionada estandar Si Así es la complicada ley electoral italiana Ángel Gómez Fuentes El sistema electoral impone alianzas entre los partidos, aunque sean muy diferentes, con el fin de obtener más escaños; luego, sus diferencias ideológicas, pueden dificultar formar una coalición de Gobierno fuerte y cohesionado Miedo a la crisis Un sondeo muy reciente muestra que las principales preocupaciones de los italianos, cansados tras una campaña agresiva, se centran en cinco cuestiones que afectan a su bolsillo. En primer lugar, el alto coste de la vida y la crisis energética. Y después, por este orden, los impuestos, los salarios, estancados desde hace tres décadas y por debajo de la media europea, y la pobreza, con unos seis millones de personas que son pobres absolutos. Por detrás de estas cinco cuestiones económicas, en el interés de la campaña quedaron bastante relegados temas como la inmigración, el medio ambiente y los derechos. Los partidos no han sabido distinguirse entre ellos ofreciendo soluciones sólidas y convincentes. De ahí el desencanto de muchos electores, lo que hace prever que será alta la abstención, superior a la de los comicios del 2018, cuando no votó el 27,1 por ciento del electorado. Ha habido una excepción a la hora de transmitir un mensaje que cale en los electores: el Movimiento 5 Estrellas (M5E) se ha movilizado en el sur , la región pobre del país, centrando su atención en la pobreza. Su líder, el ex primer ministro Giuseppe Conte, defendió la que fue bandera electoral del M5E con excelentes resultados en el 2018 (entonces ganó las elecciones con el 32 por ciento de los votos), la llamada renta de ciudadanía, un subsidio para desempleados y personas en graves dificultades. Lo perciben 1,6 millones de italianos; de ellos, dos tercios en el sur. Conte ha sido muy hábil en utilizar esa palanca, hasta el punto de que inició la campaña con un 10 por ciento en intención de voto y hoy podría superar el 15 por ciento. Desde Bruselas, las cancillerías europeas, Washington y todos los medios internacionales, se observa con especial interés estas elecciones italianas Lo cierto es que en la campaña italiana ni siquiera ha habido un solo debate en televisión entre los candidatos principales. A falta de una seria confrontación sobre propuestas, han estado a menudo presentes las relaciones entre la futura política del probable gobierno de la derecha y el contexto europeo e internacional. Desde Bruselas, las cancillerías europeas, Washington y todos los medios internacionales, se observa con especial interés estas elecciones italianas, porque supone una gran novedad la probable llegada al Palacio Chigi, la sede de la Jefatura del Gobierno, de la candidata Giorgia Meloni, envuelta en polémicas por sus orígenes posfascistas. El tema del fascismo como tal, del que ella abjuró, estuvo ausente de la campaña electoral. En el terreno de política exterior, las preocupaciones se han centrado, sobre todo, en una cierta ambigüedad de Meloni sobre la Unión Europea; en su apoyo y el de su aliado Matteo Salvini al primer ministro húngaro, Viktor Orbán, lo que ha suscitado feroces enfrentamientos con otros partidos; o en las disensiones que existen en la coalición sobre la guerra provocada por Putin en Ucrania . Meloni sigue una muy línea atlantista de apoyo a las sanciones contra Rusia, mientras Salvini es crítico y partidario de levantarlas. Fondo euroescéptico Los analistas creen que estos temas relacionados con la política internacional tendrán poca incidencia a la hora del voto. Según el politólogo y profesor de Historia Contemporánea en la Universidad Luiss de Roma, Giovanni Orsina , «en Italia, los conflictos sobre política exterior y europea acaban siendo más litúrgicos que sustanciales, por la sencilla razón de que, así como el país no puede hacer frente a la inflación o la crisis energética por sí solo, y cualquier promesa que las partes hagan al respecto sonará hueca, de la misma manera Italia solo puede seguir siendo solidaria con la Unión Europea y la Comunidad Atlántica». «Se acabó el recreo», dijo Meloni en la campaña electoral, reflejando que, en el fondo, es euroescéptica . En Bruselas, su propósito es defender los intereses de Italia en Europa, «como hacen franceses y alemanes», dijo en una larga entrevista con ABC. Pero con la inmensa deuda exterior de Italia (2,7 billones de euros, el 150 por ciento del PIB), el margen de maniobra de Meloni es estrecho. Así lo cree Nathalie Tocci, directora del Instituto Italiano de Asuntos Internacionales: «El contexto internacional realmente no permite mucho juego, a menos que quieras llevar al país a la bancarrota », explica. «Estamos en plena crisis y los mercados tienen los ojos puestos en Italia. La van a estar observando a cada paso», concluye.
25-09-2022 | Fuente: abc.es
Para Enrico Letta (Pisa, 56 años), ex primer ministro y secretario del Partido Democrático (PD), las elecciones de hoy son casi un referéndum, porque «si gana la derecha, Italia se alejará de Europa». Considera que es el único que puede frenar a Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia, partido que encabeza todas las encuestas y podría formar gobierno en coalición con la Liga y Forza Italia. En una entrevista con ABC el secretario general de los socialdemócratas, exdecano de la Facultad de Asuntos Internacionales en la prestigiosa Sciences Po de París, explica por qué en las elecciones italianas está en juego no solo el futuro de Italia, sino también en buena parte el de Europa. ?La campaña electoral se ha polarizado con dos bloques, que representan dos modelos de sociedad. Por una parte, el Partido Democrático; por otra, Hermanos de Italia. ¿Cómo cambia Italia si gana la izquierda o la derecha? ?Cambia muchísimo. El papel de Italia en Europa cambia y yo creo que el papel de Europa también cambia, porque Draghi había jugado un papel muy importante en poner a Europa en una posición muy filo?atlántica, muy anti-Putin y de mayor integración europea. Nosotros queremos seguir en esta línea, por una Europa más integrada, dar a luz a la Europa de la sanidad, eliminar el derecho de veto y los votos por unanimidad. Si vence la derecha, gana la Europa del derecho de veto, la Europa al estilo Orbán y de Vox; sería una Europa no comunitaria, sino una Liga de las Naciones. Además, la posición de Italia cambiaría, porque los dos gobiernos con los que Meloni y Salvini tienen más relaciones son el húngaro y el polaco, mientras que Italia está vinculada a Francia, Alemania y España. ?Usted ha advertido de una «alarma democrática», de un peligro para la democracia si la derecha gana las elecciones. ¿Qué riesgos ve con un gobierno presidido por Giorgia Meloni? ?Estoy muy preocupado por el tema de la Constitución. Nuestra Constitución ha ido cambiando con el tiempo, pero nunca en la parte central. Y el temor es precisamente que la derecha, en caso de victoria, cambie la Constitución y transforme Italia en una república presidencial ?el jefe del Estado sería elegido por los ciudadanos y no, como actualmente, por el Parlamento?. Nosotros estamos en contra de alterar la Constitución. Y luego hay dos temas, el del medio ambiente y los derechos civiles, frente a los cuales la derecha tiene una posición diametralmente opuesta a la nuestra. Ellos mantienen un negacionismo climático. En materia de derechos, su idea es muy diferente de la posición predominante en Europa. Italia, en comparación con España, por ejemplo, está muy por detrás. En Italia no hay matrimonio igualitario ni ley sobre el final de la vida. Faltan muchas, muchas cosas. Entonces, tenemos el temor de que la derecha haga que Italia retroceda y no avance como nosotros queremos. Noticias Relacionadas estandar Si Vientos de derecha en Italia: por qué Meloni puede suceder a Draghi Ángel Gómez Fuentes opinion Si Monnet & Co. Un gobierno del pueblo José M. de Areilza ?El Parlamento europeo aprobó un informe en el que se denuncia al Gobierno húngaro de Viktor Orbán, definido como un «régimen híbrido de autocracia electoral». La derecha italiana se ha dividido: Forza Italia votó a favor del informe, mientras Italia Liga y Hermanos de Italia votaron en contra. ¿Qué importancia da a este voto? ?Ese voto es gravísimo. En los últimos días de la campaña electoral Giorgia Meloni trató de enmascarar sus posiciones y de moderar el tono y los contenidos. En cambio, vemos que, cuando vamos a las cosas esenciales, su posición es de proteger y cubrir a Orbán. Esto, obviamente, nos preocupa mucho, porque significa darle una ventaja al intento de Orbán de construir democracias iliberales en Europa. Además, está el hecho de que Orbán también dijo de inmediato que espera que un eventual Gobierno de derecha en Italia levante las sanciones a Rusia. Está claro que hay una conexión entre Orbán y Putin. Para mí es lo más preocupante. «Estoy muy preocupado. El temor es que la derecha convierta a Italia en una república presidencial» ?Salvini representa una línea filo-rusa y euroescéptica, mientras Meloni se declara atlantista. Por otro lado, Berlusconi ha dicho que estará fuera del gobierno si no fuera europeísta. Con las contradicciones que se reflejan en la derecha, ¿qué gobierno espera si esa coalición gana las elecciones? ?Este tema me parece muy interesante, porque se puede hacer una reflexión de interés también para España. En Italia el centro derecha se ha convertido en derecha?centro. Es decir, la historia que hemos vivido todos estos años, en los que el centro derecha, moderado y europeísta, siempre ha sido una barrera frente a los extremistas de derecha, esa barrera ha caído. Así ha ocurrido en Suecia, donde es la extrema derecha la que lidera. Y la barrera está fallando en Italia, donde en mi opinión es escandaloso que Forza Italia ?liderada por Silvio Berlusconi? esencialmente haya decidido subirse al carro de Meloni. Forza Italia es muy débil y es Meloni la que guía, y, por tanto, el centro derecha moderado ha decidido renunciar a su pasado y a sus valores, decidiendo esencialmente entregarse a la derecha más extrema. Así que para España esto es interesante, porque evidentemente se trata de entender cómo un voto de este tipo puede afectar a las relaciones entre el Partido Popular y Vox. ?Con la crisis energética y el alto costo de la vida, los próximos meses serán durísimos. ¿Qué soluciones propone para afrontar esos problemas? ?El tema principal es la energía. Hay que poner un techo al precio a nivel europeo y se debe separar el coste de la energía producida a partir de gas, del coste de la energía producida a partir de renovables (más barata). En segundo lugar, hay una necesidad muy fuerte de una intervención para ayudar a las empresas, porque tienen grandes dificultades en toda Europa para pagar sus facturas de electricidad. Esta ayuda debe ser tanto nacional como europea. En tercer lugar, queremos una reducción de los impuestos laborales, para que los trabajadores y trabajadoras tengan un salario más alto. El tema de los salarios en Italia es muy importante, porque los salarios son bajos y la inflación es muy alta, y esto está creando una situación socialmente explosiva. ?Tema central de su campaña es el de los jóvenes. Muchos se ven obligados a marcharse al extranjero en busca de oportunidades. ¿Qué se puede hacer para que Italia sea un país atractivo para los jóvenes? ?Me alegra ver que, según las encuestas, somos el primer partido entre los jóvenes. Para nosotros es fundamental poder poner en marcha propuestas para que el primer empleo de los jóvenes sea un trabajo real, y no unas prácticas como sucede hoy. Nuestra propuesta es desgravar el primer empleo de los jóvenes de forma que se incentive. Y también queremos que existan ayudas para la casa, para los alquileres. Este es para nosotros el principal objetivo: convencer a los jóvenes para que salgan temprano de casa y no a los treinta años, como sucede hoy en día. Para ello, hay que darles una mano muy fuerte sobre el trabajo y la casa. «Si vence la derecha, gana la Europa del derecho de veto, la Europa al estilo Orbán y de Vox» ?En la campaña electoral hay una paradoja: Mario Draghi es con gran diferencia el personaje con más consenso, pero Meloni, que estuvo en la oposición, y Giuseppe Conte, líder del Movimiento 5 Estrellas, que causó la caída del Gobierno Draghi, son los que más han crecido en los sondeos. ¿Cómo lo explica ? ?Porque hoy el país está asustado. Italia había salido bien de la pandemia y con el Gobierno de Draghi le iba muy bien. Lo que creó una mezcla explosiva fue la guerra, que trajo el miedo a Italia. Creó el problema energético y la subida del coste de la factura de la luz. La guerra ha llevado a Italia a sus miedos anteriores. Y hoy estos temores son de nuevo el terreno fértil para populistas de todo tipo. Este es el fenómeno que estamos viviendo hoy. ?Italia podría seguir el ejemplo de Suecia donde se ha impuesto el bloque conservador. ¿Por qué en Europa vuelve el populismo que usted creyó que desaparecería con el Covid? ?Desgraciadamente, la guerra de Putin, el coste de la energía, el miedo por el futuro son una mezcla explosiva. Esto ayuda a los populismos y ayuda a la extrema derecha. Y esto es, en mi opinión, lo más preocupante de lo que ocurre hoy. Creo que también fue parte de la propia estrategia de Putin de desestabilizar completamente a Europa. Por desgracia, de momento lo está consiguiendo. ?Las encuestas indican que un porcentaje relevante de obreros y parados votarán a Giorgia Meloni. ¿Por qué parte de estos sectores que antes votaban a la izquierda se pasan a la derecha? ?El problema es el miedo y el hecho de que, lamentablemente, en el pasado nuestro partido no ha estado lo suficientemente atento a los problemas de los trabajadores y desempleados. Hemos comenzado a poner el tema de los trabajadores en el centro con una serie de propuestas, como bajar sus impuestos laborales. Pero, objetivamente, los miedos juegan hoy un papel muy importante. ?¿En qué medidas en las elecciones italianas está en juego una parte del futuro de Europa? ?Son unas elecciones muy importantes, porque, con el Gobierno de Mario Draghi, Italia estaba en el corazón de Europa y era un motor europeo. Con Giorgia Meloni, Italia sería un freno. Entonces, la verdadera diferencia es la transición del motor al freno. Y Europa en este momento necesita avanzar, no retroceder. Así que estoy muy preocupado. ?Italia es un gran país, pero puede verse condicionado por su alta deuda externa. Draghi ha dicho que tras las elecciones «cualquier gobierno saldrá adelante». Algunos se preguntan si Draghi es demasiado optimista. ?Creo que Italia tiene toda la fuerza para salir adelante. Las empresas van bien. Pero yo estoy más preocupado que Draghi, porque conozco a la derecha italiana. Creo que la derecha italiana es profundamente euroescéptica. Por eso mi preocupación es alta.
24-09-2022 | Fuente: abc.es
Las elecciones generales más recientes, en Europa, confirman una evolución social y cultural que puede estar cambiando nuestra historia política: los obreros y las clases sociales más modestas han dejado de votar a los partidos de izquierdas, comunistas, socialistas y socialdemócratas, para votar mayoritariamente a los partidos conservadores y conservadores extremos, nacional populistas en bastantes casos. Las elecciones italianas de este domingo prometen ser un correlato de esta tendencia, según las encuestas. Esa evolución ha sido estudiada por muchos politólogos europeos y norteamericanos. Y fue presentada, por vez primera, con un voluminoso estudio realizado por una veintena de especialistas, dirigidos por Thomas Piketty, reputado economista de izquierda. Piketty presentó ese estudio, «Clivages politiques et inégalités sociales», en estos términos: «Durante el periodo de 1950 a 1980, el voto popular beneficiaba esencialmente a los partidos socialdemócratas y el voto burgués a los conservadores. Nuestro estudio demuestra que esa estructura social, en función de las clases sociales, ha desaparecido. Las izquierdas se han convertido en partidos votados por diplomados relativamente acomodados. Si las izquierdas quieren afrontar ese cambio histórico tendrán que cambiar muy profundamente». 'Le Monde' presentó el libro de este modo: «¿Por qué votan los pobres a la derecha? ¿Por qué los partidos de izquierdas, que predican la redistribución, no se benefician del incremento de las desigualdades? Del Reino Unido a la India, pasando por los EE.UU., Turquía, Francia y Brasil, son, por el contrario, los partidos nacionalistas, los líderes populares de derecha y extrema derecha, los que progresan de elección en elección». Tiempo más tarde, el semanario socialdemócrata 'Nouvel Observateur' se preguntaba a toda página: «Hungría, Polonia, Suecia, Francia, Italia ? ¿por qué la extrema derecha progresa en toda Europa?». Las últimas elecciones legislativas confirmaron en Hungría la cuarta victoria espectacular de Viktor Orbán y su partido , Unión Cívica Húngara (UCH, extrema derecha nacional populista), percibidos, en el resto de Europa occidental como una suerte de «modelo» electoral e institucional de un régimen «iliberal», que cuenta, desde hace años, con el apoyo del voto obrero, popular. Lo urbano y lo modesto Kim Lane Scheppele, profesor de sociología y relaciones internacionales en la Princeton University, ha descrito el modelo húngaro de esta forma: «Mientras los electores urbanos y más educados están dispuestas a votar contra Orbán, los electores menos educados, los votantes más pobres, modestos, no piensan lo mismo, quizá porque creen en lo que les cuentan el Gobierno y sus medios de comunicación, quizá por que esos electores, los húngaros más pobres y modestos, no han visto ninguna alternativa a Orbán, incluso porque esos mismos electores son presionados para votar por el partido del presidente autócrata». A juicio de Scheppele, el modelo húngaro tiene algo de paradigmático en toda Europa oriental, por estas razones: «El caso de Hungría muestra cómo los autócratas pueden ganar elecciones, legalmente, apoyándose en su electorado, conservador y ultra conservador, para cambiar las leyes». Días pasados, el Parlamento Europeo declaró que Hungría «ya no puede considerarse una democracia plena, convertida en una autocracia electoral. Autocracia apoyada de manera muy significativa por el voto obrero. En términos políticos, electorales e históricos, la Hungría de Orbán 'solo' es un caso entre otros en toda Europa del Este, de Austria a Polonia, pasando por la República Checa. Derecha de origen demócrata cristiano y extrema derecha son fuerzas mayoritarias en Austria desde hace años, con más votos populares/obreros, que la socialdemocracia y el liberalismo. La tradición reciente de la extrema derecha austriaca tiene 20 o 30 años de historia, con sólida implantación popular. En Polonia, la derecha más conservadora y un centro conservador, con mucho voto popular, hace tiempo que dominan la escena nacional, en detrimento de una izquierda minoritaria apoyada por sectores sociales más acomodados. En la República Checa, la Alianza de Ciudadanos descontentos (ACD) de Andrej Babi?, el segundo hombre más rico del país, es la gran revelación política de la última década, defendiendo modelos e ideales próximos, a su manera, a los de Orbán y Boris Johnson. En toda Europa del Este, el pasado comunista es una herencia pavorosa, imposible de asumir: ha dejado un recuerdo atroz entre obreros y clases populares. No es un azar, quizá, que, desde hace meses, los dirigentes polacos critiquen con severidad la vieja Europa en crisis del antiguo y difunto 'eje' franco-alemán. Desde el punto de vista del conservadurismo polaco, en el poder, con mucho apoyo popular, es urgente defender una «nueva Europa», más «inclinada» hacia el Este. Giro polaco que coincide, desde hace años, con la consolidación de un voto obrero muy conservador en Alemania. Klaus Dörre, profesor en la Universidad de Jean, publicó puso sobre la mesa este giro con un artículo titulado: «¿Asistimos a la emergencia de un movimiento obrero de extrema derecha?». En el Reino Unido, el voto popular y el voto de las víctimas de la mundialización, es una historia bien documentada, desde el Brexit a Johnson y Liz Truss. Ese mismo voto obrero de las regiones víctimas de la desindustrialización tuvo su importancia en la ascensión de Donald Trump y los enfrentamientos cainitas que hoy dividen a los EE. UU., de la manera más inquietante desde la Guerra de Secesión de 1861-1865. En las elecciones legislativas francesas del pasado junio, el conjunto de las izquierdas, PS, PCF, La Francia Insumisa (LFI) y los ecologistas tuvieron, juntos, menos votos y menos diputados que Agrupación Nacional (AN, extrema derecha). Los obreros franceses dejaron de votar comunista y socialista a finales de los años 90 del XX, para comenzar a votar a la extrema derecha por las mismas fechas. FN y AN son el primer partido obrero de Francia desde hace veinticinco años. Jérôme Fourquet, director de estudios del IFOP (Instituto Francés de la Opinión Pública), es autor de un estudio titulado «Cómo la izquierda ha perdido el voto obrero en beneficio de la extrema derecha, durante los últimos treinta años». Y escribe: «Desde hace años, más de cuatro de cada diez obreros franceses votan a la extrema derecha. Todo ocurre como si la extrema derecha de la familia Le Pen haya capitalizado el voto de quienes se consideran víctimas de una nueva sociedad dominada por electores con mayor nivel económico y educativo». «¿Es ese el futuro?» El triunfo de las derechas, tradicional y ultra de nuevo cuño, en Suecia, hace días, se parece razonablemente al caso francés. Los electores obreros y menos favorecidos abandonan a la izquierda tradicional, socialdemó- crata, en beneficio del 'nuevo' conservadurismo. «Es un ejemplo del giro a la derecha de los electores en Europa», refirió días pasados 'The New York Times', agregando: «La extrema derecha hace historia en Suecia. ¿Es ese el futuro?». Dominique Reiné, director de Fondapol (Fundación para la innovación política), valora las recientes elecciones suecas de este modo: «La política irresponsable de los socialdemócratas en materia de inmigración ha contribuido de manera determinante al triunfo de las derechas. La ascensión de las derechas y extremas derechas, populistas, afecta a todo el mundo democrático y, en particular, a todos los países europeos. Lo ocurrido en Suecia quizá ocurra mañana en Italia». Rechazo a las élites Davide Monaco, director del departamento de política europea en la Universidad de Manchester, ha establecido el mismo paralelismo: «La ascensión de las fuerzas de extrema derecha, anti establishment comenzó en toda Europa hace una larga década. Era y sigue siendo una fuerza electoral de rechazo contra las elites gobernantes partidarias de la mundialización. En Italia, como en el resto de Europa, esas fuerzas comenzaron a crecer hace años, denunciando el neoliberalismo y las políticas presupuestarias de la Unión Europea». Según todas las estimaciones y estudios, las elecciones italianas pudieran confirmar esa tendencia continental, confirmando un voto conservador, conservador extremo, superior al voto de las izquierdas de diversa naturaleza. De Roma a Varsovia, de Praga a París, de Budapest a Londres, cada mercado y sociedad política tiene características propias que permiten explicar el giro histórico de voto obrero hacia las derechas, que también son distintas. Globalmente, sin embargo, con los imprescindibles matices, parece confirmarse la estimación de Piketty, economista de izquierdas, cuando presentó el estudio realizado por numerosos especialistas en medio centenar de países de cinco continentes: «Las nuevas izquierdas y los ecologistas parecen contar con el apoyo creciente de profesiones bien calificadas y remuneradas, realizando tareas jerárquicas de cierto nivel en sectores como la sanidad, los servicios sociales y la comunicación. Por el contrario, en numerosos países, los obreros han abandonado a los partidos socialdemócratas y asimilados son hoy el corazón de la base electoral de las extremas derechas».
24-09-2022 | Fuente: abc.es
El proceso de votación en los referéndums convocados para determinar la posible adhesión a Rusia en las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk y en las regiones ucranianas de Jersón y Zaporiyia, ocupadas por las fuerzas rusas en el marco de la invasión desatada el 24 de febrero, ha arrancado a primera hora de este viernes, a pesar de la negativa de Ucrania y la comunidad internacional a reconocer la validez del proceso. Noticia Relacionada estandar Si La Embajada rusa de Italia publica fotos de Putin con candidatos a las elecciones Ángel Gómez Fuentes «Todos han tenido relación con él», dice la legación en una clara provocación antes de los comicios La votación ha arrancado a las 8.00 horas (las 7.00 horas en la España peninsular e Islas Baleares) y se extenderá hasta las 16.00 horas, algo que sucederá igualmente en los días posteriores y hasta el 27 de septiembre , cuando finalizará el proceso. Rusia ha abierto también colegios electorales en varias ciudades para que los refugiados puedan acudir a votar. Las autoridades prorrusas de Jersón han señalado que esperan que 750.000 personas acudan a votar, mientras que en el censo en Zaporiyia hay 500.000 personas, según ha recogido la agencia rusa de noticias TASS. En ambos casos, los participantes deberán responder a una pregunta : «¿Está a favor de que la región abandone Ucrania, crear un Estado independiente y ser parte de Rusia?». En el caso de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk -cuya independencia fue reconocida por el presidente ruso, Vladímir Putin, días antes de ordenar la invasión de Ucrania-, los votantes deberán pronunciarse sobre si apoyan «la entrada de la república en Rusia como entidad constituyente de la Federación Rusa». Movilización parcial El propio Putin afirmó el miércoles en un discurso a la nación en el que anunció una movilización parcial de la población por la guerra en Ucrania que Moscú reconocería el resultado de estos referendos. «Haremos lo posible para dar condiciones de seguridad para que se celebren referéndums y la población exprese su voluntad», indicó. «Apoyaremos la decisión sobre su futuro, que será adoptada por la mayoría de los residentes de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y las regiones de Zaporiyia y Jersón», reseñó el presidente ruso, que advirtió además de que Rusia podría usar « todos los medios » en caso de «amenaza a la integridad territorial» rusa, incluidas las armas nucleares. En esta línea se ha expresado este mismo viernes el presidente de la Duma de Estado rusa, Viacheslav Volodin, quien ha pedido a la población de estas regiones que «vote libremente» y que « no tema nada ». «Tomen una decisión para ser parte de Rusia. Les apoyaremos», ha apuntado en un mensaje en su cuenta en Telegram en el que ha incidido en que los residentes de estas zonas de Ucrania «tienen derecho a la autodeterminación, contemplada en la Carta de Naciones Unidas». «La Unión Europea ha hecho otra amenaza a nuestro país en relación con los referendos. Somos conscientes de nuestras decisiones y nada nos da miedo. La UE no se dio cuenta del genocidio de los habitantes del Donbass durante ocho años y no pensó en su seguridad. Apoyó al régimen de Kiev, que disparaba a diario contra civiles. Murieron ancianos, mujeres y niños», ha denunciado. Rechazo de Kiev Por su parte, el Parlamento de Ucrania aprobó el miércoles la declaración de inadmisibilidad de los referendos de adhesión a Rusia propuestos por las autoridades prorrusas en estas regiones. Las autoridades prorrusas de Crimea ya celebraron en 2014 un referéndum sobre la adhesión a Rusia cuyo resultado legitimó a Putin para anexionarse la península, un movimiento no reconocido por la comunidad internacional. Durante la jornada del jueves, la OTAN reafirmó que no reconocerá el resultado de las votaciones, pues « carecen de legitimidad » y constituyen una violación de la Carta de Naciones Unidas. En este sentido, el bloque lanzó un comunicado en el que hizo un llamamiento a «todos los estados» para que rechacen estos intentos de «conquista territorial» por parte de Rusia, insistiendo en que las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia «son Ucrania».
...
6
...