Infortelecom

Noticias de elecciones

22-10-2020 | Fuente: abc.es
Javier Rupérez: «Que Trump gane las elecciones supone un problema para EEUU y el resto del mundo»
El político y diplomático español, Javier Rupérez, afirmó este miércoles que le gustaría que ganase Joe Biden en las próximas elecciones en EE.UU., ya que el triunfo de Donald Trump «supondría un problema para EEUU y para el resto del mundo» . Rupérez hizo esta afirmación durante un debate sobre la carrera final a la presidencia de los Estados Unidos, organizado por CompoLider de manera telemática y en el que junto con Rupérez participaron Juan Antonio Yáñez Barnuevo y Inocencio F. Arias, tres embajadores de España que han vivido en EE.UU. y que tienen un amplio conocimiento sobre la política, sociedad y diplomacia norteamericana. Los distintos embajadores coincidían en el apoyo a Biden, «una persona que hará volver las relaciones internacionales de EE.UU. a su cauce», declaraba Inocencio Arias, quien, según Yañez Barnuevo «ofrece mayores garantías de solidez». Tras una campaña electoral distinta y peculiar, marcada por la crisis del coronavirus, Estados Unidos ha roto récords en cuanto al volumen de votos por anticipado -con más de 35 millones de votos ya emitidos-, y cuando quedan menos de dos semanas para las elecciones, los participantes en el debate coinciden en que en estos momentos las encuestas son bastante desfavorables para Trump, «pero en esto de las elecciones, cualquier cosa puede ocurrir», haciendo referencia a 2016, cuando los sondeos daban como favorita a Hillary Clinton. Rupérez asegura que la llegada a Biden a la presidencia supondría un avance para recuperar «la confianza básica», y con ello volver a abrir la puerta al «multilateralismo». Mientras tanto, Barack Obama ha regresado a la política para pedir el voto por su exvicepresidente, el candidato demócrata Joe Biden, y lo ha hecho con duros ataques a Donald Trump, acusándole de «racista» y de «querer romper el tejido social», en un mitin en Filadelfia, celebrado en la noche del miércoles. En referencia al pasado televisivo de Trump, Obama lo ha acusado de «tomarse la presidencia como un reality show», y ha afirmado que es incapaz de hacer bien su trabajo: «los demás tenemos que vivir con las consecuencias de que no se haya tomado en serio su trabajo», ha sentenciado el expresidente. Aunque como comentaban los embajadores: «en general, los debates no suelen alterar de manera definitiva el resultado electoral», aunque en el caso de Obama «sí puede movilizar el voto joven». Los fallecidos en EEUU superan ampliamente «a las bajas sufridas por los estadounidenses en la Guerra de Corea y en la Guerra de Vietnam» Pero, no hay que olvidar que EE.UU. es el país más afectado por la pandemia, con más de 220000 fallecidos, cifras que superan ampliamente «a las bajas sufridas por EEUU en la Guerra de Corea y en la Guerra de Vietnam», explicaba Yañez. «Está claro que el problema más importante para los estadounidenses es la pandemia. La ciudadanía está disconforme con la gestión de Trump, y el haber hecho como si la pandemia no existiese le está costando caro», afirmaba. Biden está comprometido con la reforma sanitaria que ya defendía Obama, conocida como «Obamacare», y «en los tiempos que vivimos, la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Costo supone una gran victoria», sentenciaba. «Trump perdió las elecciones en el momento en el que anunció que tenía el virus» Rupérez se mostraba aún más contundente, afirmando que «Trump perdió las elecciones en el momento en el que anunció que tenía el virus». «No se puede ir de negacionista, instando a la gente a inyectarse lejía y haciendo chistes de todo tipo». «Por mucho que haya querido recrear una historia en la que él es el héroe que todo lo puede», sentenció. Sin embargo, el inquilino de la Casa Blanca mantiene un margen a su favor en la gestión económica, como apunta Arias: «Su nivel de aprobación ha alcanzado en los sondeos casi un 55%, y eso son puntos a su favor». Además, «en el haber de Trump, está el no haber iniciado ningún conflicto internacional», manifiesta Yañez. Un hecho que también afirma Rupérez «Trump no ha tenido política exterior, sólo han sido impulsos viscerales». A la par que señala que «estos cuatro años han sido de ruptura de consensos básicos, y la llegada de Biden, supondría una vuelta a la política internacional». Las celebraciones de unas elecciones en medio de la pandemia está obligando a EE.UU. a reconsiderar muchos aspectos, entre ellos, su propia situación econonómica, ya que antes de la recesión provocada por el Covid-19, el paro se situaba en el 3,5% y actualmente roza el 8%, aunque llegó a alcanzar límites cercanos al 20% durante la pandemia. Por otro lado, y respecto al tema de China como potencia mundial, Rupérez ha afirmado que el país asiático tardará mucho en superar el PIB americano, mientras que Barnuevo ha matizado que «según el FMI, el PIB de China, si se mide en paridad de poder de compra, adelantó a Estados Unidos en 2014».  «Si China actúa violentamente sobre Taiwan, creo que habría una guerra. Y Estados Unidos no tendría más remedio que actuar en consecuencia» En relación a la posible alianza entre India, Corea, Japón y USA, para defender Taiwan y Hongkong, Arias quiso «quitar hierro» al asunto de las ciudades independientes explicando que «si China sigue con su política expansiva y su instalación de bases militares en medio del mar, estas alianzas se harían solas».  Sin embargo, Rupérez ha querido recalcar el tema de Taiwán «Si China actúa de forma violenta sobre el territorio, creo que habría una guerra. Y Estados Unidos no tendría más remedio que actuar en consecuencia», ha explicado el ponente añadiendo que «esto tendría consecuencias imprevisibles para el orden mundial».  Los ponentes han finalizado coincidiendo con la posibilidad de que Joe Biden sea el 46 presidente de los Estados Unidos. Apenas faltan dos semanas para las elecciones del próximo 3 de noviembre, y el actual presidente vuelve a verse cara a cara este jueves con el candidato demócrata. Ambos afrontan su último debate.
22-10-2020 | Fuente: abc.es
Javier Rupérez: «Que Trump gane las elecciones supone un problema para EE.UU. y el mundo»
El político y diplomático español, Javier Rupérez, afirmó este miércoles que le gustaría que ganase Joe Biden en las próximas elecciones en EE.UU., ya que el triunfo de Donald Trump «supondría un problema para EE.UU. y para el resto del mundo» . Rupérez hizo esta afirmación durante un debate sobre la carrera final a la presidencia de los Estados Unidos, organizado por CompoLider de manera telemática y en el que junto con Rupérez participaron Juan Antonio Yáñez Barnuevo y Inocencio F. Arias, tres embajadores de España que han vivido en EE.UU. y que tienen un amplio conocimiento sobre la política, sociedad y diplomacia norteamericana. Los distintos embajadores coincidían en el apoyo a Biden, «una persona que hará volver las relaciones internacionales de EE.UU. a su cauce», declaraba Inocencio Arias, quien, según Yañez Barnuevo «ofrece mayores garantías de solidez». Tras una campaña electoral distinta y peculiar, marcada por la crisis del coronavirus, Estados Unidos ha roto récords en cuanto al volumen de votos por anticipado -con más de 35 millones de votos ya emitidos-, y cuando quedan menos de dos semanas para las elecciones, los participantes en el debate coinciden en que en estos momentos las encuestas son bastante desfavorables para Trump, «pero en esto de las elecciones, cualquier cosa puede ocurrir», haciendo referencia a 2016, cuando los sondeos daban como favorita a Hillary Clinton. Rupérez asegura que la llegada a Biden a la presidencia supondría un avance para recuperar «la confianza básica», y con ello volver a abrir la puerta al «multilateralismo». Mientras tanto, Barack Obama ha regresado a la política para pedir el voto por su exvicepresidente, el candidato demócrata Joe Biden, y lo ha hecho con duros ataques a Donald Trump, acusándole de «racista» y de «querer romper el tejido social», en un mitin en Filadelfia, celebrado en la noche del miércoles. En referencia al pasado televisivo de Trump, Obama lo ha acusado de «tomarse la presidencia como un reality show», y ha afirmado que es incapaz de hacer bien su trabajo: «los demás tenemos que vivir con las consecuencias de que no se haya tomado en serio su trabajo», ha sentenciado el expresidente. Aunque como comentaban los embajadores: «en general, los debates no suelen alterar de manera definitiva el resultado electoral», aunque en el caso de Obama «sí puede movilizar el voto joven». Los fallecidos en EEUU superan ampliamente «a las bajas sufridas por los estadounidenses en la Guerra de Corea y en la Guerra de Vietnam» Pero, no hay que olvidar que EE.UU. es el país más afectado por la pandemia, con más de 220000 fallecidos, cifras que superan ampliamente «a las bajas sufridas por EEUU en la Guerra de Corea y en la Guerra de Vietnam», explicaba Yañez. «Está claro que el problema más importante para los estadounidenses es la pandemia. La ciudadanía está disconforme con la gestión de Trump, y el haber hecho como si la pandemia no existiese le está costando caro», afirmaba. Biden está comprometido con la reforma sanitaria que ya defendía Obama, conocida como «Obamacare», y «en los tiempos que vivimos, la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Costo supone una gran victoria», sentenciaba. «Trump perdió las elecciones en el momento en el que anunció que tenía el virus» Rupérez se mostraba aún más contundente, afirmando que «Trump perdió las elecciones en el momento en el que anunció que tenía el virus». «No se puede ir de negacionista, instando a la gente a inyectarse lejía y haciendo chistes de todo tipo». «Por mucho que haya querido recrear una historia en la que él es el héroe que todo lo puede», sentenció. Sin embargo, el inquilino de la Casa Blanca mantiene un margen a su favor en la gestión económica, como apunta Arias: «Su nivel de aprobación ha alcanzado en los sondeos casi un 55%, y eso son puntos a su favor». Además, «en el haber de Trump, está el no haber iniciado ningún conflicto internacional», manifiesta Yañez. Un hecho que también afirma Rupérez «Trump no ha tenido política exterior, sólo han sido impulsos viscerales». A la par que señala que «estos cuatro años han sido de ruptura de consensos básicos, y la llegada de Biden, supondría una vuelta a la política internacional». Las celebraciones de unas elecciones en medio de la pandemia está obligando a EE.UU. a reconsiderar muchos aspectos, entre ellos, su propia situación econonómica, ya que antes de la recesión provocada por el Covid-19, el paro se situaba en el 3,5% y actualmente roza el 8%, aunque llegó a alcanzar límites cercanos al 20% durante la pandemia. Por otro lado, y respecto al tema de China como potencia mundial, Rupérez ha afirmado que el país asiático tardará mucho en superar el PIB americano, mientras que Barnuevo ha matizado que «según el FMI, el PIB de China, si se mide en paridad de poder de compra, adelantó a Estados Unidos en 2014».  «Si China actúa violentamente sobre Taiwan, creo que habría una guerra. Y Estados Unidos no tendría más remedio que actuar en consecuencia» En relación a la posible alianza entre India, Corea, Japón y USA, para defender Taiwan y Hongkong, Arias quiso «quitar hierro» al asunto de las ciudades independientes explicando que «si China sigue con su política expansiva y su instalación de bases militares en medio del mar, estas alianzas se harían solas».  Sin embargo, Rupérez ha querido recalcar el tema de Taiwán «Si China actúa de forma violenta sobre el territorio, creo que habría una guerra. Y Estados Unidos no tendría más remedio que actuar en consecuencia», ha explicado el ponente añadiendo que «esto tendría consecuencias imprevisibles para el orden mundial».  Los ponentes han finalizado coincidiendo con la posibilidad de que Joe Biden sea el 46 presidente de los Estados Unidos. Apenas faltan dos semanas para las elecciones del próximo 3 de noviembre, y el actual presidente vuelve a verse cara a cara este jueves con el candidato demócrata. Ambos afrontan su último debate.
22-10-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. desarma un plan de Irán para sembrar el caos en las elecciones
Estados Unidos dice haber interceptado y desarmado un plan de Irán para generar caos y confusión en las elecciones presidenciales que tendrán lugar el 3 de noviembre. El director de Inteligencia Nacional, John Ratcliffe, compareció anoche ante los medios para denunciar toda un campaña de injerencias destinada a poner en duda la legitimidad de los comicios y, añadió, «perjudicar al presidente Trump». Lo único que la inteligencia estadounidense reveló anoche es que Irán se ha hecho con datos de registros de votantes, a lo que ha contactado con correos maliciosos que son parte de una gran campaña de desinformación. Rusia, dijo Ratcliffe, también ha obtenido ese tipo de información, aunque no aclaró exactamente cómo la ha usado, si es que lo ha hecho. «Aunque no hemos visto las mismas acciones de Rusia, somos conscientes de que han obtenido cierta información de los votantes como lo hicieron en 2016«, dijo Ratcliffe. «Estos datos pueden ser utilizados por elementos extranjeros para trasladar información falsa a los votantes registrados», con el objetivo de sembrar el caos y crear desconfianza con respecto a las elecciones y el voto. La campaña en cuestión es realmente sofisticada. Varias juntas electorales en estados como Florida o Alaska denunciaron horas antes que votantes registrados como demócratas recibieron correos electrónicos que afirmaban ser de Proud Boys, un grupo extremista que apoya al presidente Trump. En el correo se insinuaba que ese grupo había obtenido la información del votante gracias a un hackeo del censo, y les instaba a votar por Trump. La reacción de muchos demócratas fue denunciar ese fraude, tras el que parecía estar la campaña republicana. En los correos, difundidos ayer en redes por varios votantes, se leía: «Estamos en posesión de toda su información (correo electrónico, dirección, teléfono .. todo. Actualmente estás registrado como demócrata y lo sabemos porque hemos obtenido acceso a toda la infraestructura de votación. Votarás a Trump el día de las elecciones o te perseguiremos. Cambia la afiliación de tu partido a republicano para hacernos saber que recibiste nuestro mensaje. Sabremos por qué candidato votaste. Me tomaría esto en serio si fuera tú». En realidad, según ha hallado el FBI, el origen de los correos estaba en Irán, que según dejó entrever el director Ratcliffe, maniobra para que Trump pierda, del mismo modo en que Rusia maniobró para que ganara en 2016. Trump ha sometido a Irán a durísimas sanciones, y el presidente ha afirmado en muchas ocasiones que tanto la teocracia islamista como China maniobran para que pierda la reelección. También reveló anoche el FBI que Irán está distribuyendo desinformación en sus portales, incluido un vídeo publicado en redes sociales que explica cómo votar fraudulentamente desde el extranjero. «Este video y cualquier afirmación sobre esos votos supuestamente fraudulentos no son ciertos», dijo Ratcliffe anoche. El senador republicano Marco Rubio y el demócrata Mark Warner, presidente y vicepresidente de la comisión de Inteligencia del Senado, emitieron un comunicado poco antes de la conferencia de prensa advirtiendo sobre adversarios extranjeros que «buscan sembrar el caos y mermar la confianza en las instituciones democráticas, incluidos los sistemas electorales».
22-10-2020 | Fuente: abc.es
Obama abandona el decoro presidencial y va a por Trump: «Es incapaz»
Barack Obama salió ayer al ruedo electoral como si fuera él, y no Joe Biden, quien se juega la Casa Blanca. Se sacudió el decoro que impone guardarse las críticas a los sucesores en el cargo y le pegó un repaso a Donald Trump desconocido para un expresidente de EE.UU. Lo hizo desde Filadelfia, la principal ciudad de Pensilvania, uno de los estados más decisivos de las elecciones. Obama atacó a Trump en el fondo y en la forma, en asuntos como su gestión de la pandemia de Covid-19 y en dardos envenenados sobre su caída en los índices de audiencia televisiva. Desde la llegada de Trump al poder, ha evitado críticas duras al presidente de EE.UU. y, cuando ha condenado sus políticas, lo ha hecho con un velo moderación. Muchas veces, para desespero de algunos sectores demócratas, que presionaban para un compromiso mayor del expresidente. Ayer se quitó esos velos y recuperó el tiempo perdido. Buena parte de las críticas se apoyaron en la gestión de la crisis sanitaria y económica del covid. «Trump no nos va a proteger de repente», dijo sobre la temida nueva ola del virus, que ya se ha cobrado más de 220.000 vidas en EE.UU., donde los casos vuelven ahora a repuntar. «Ni siquiera da los pasos básicos para protegerse a sí mismo», disparó sobre el contagio de Trump, que ha optado por saltarse las precauciones tanto en la Casa Blanca como en sus actos electorales. Acto seguido, recordó cómo Trump dijo hace poco que no cambiaría mucho su respuesta al covid tras los resultados obtenidos, que colocan a EE.UU. como el país con más muertes y casos, y con una de las mayores tasas de mortalidad. «¿En serio?», le recriminó Obama. «¿No se te ocurre nada que hubiera ayudado a salvar la vida de nuestros seres queridos?». «La pandemia hubiera sido dura para cualquier presidente», reconoció. «Pero el nivel de incompetencia y desinformación, el número de personas que no hubiera muerto si hubiéramos hecho lo básico, la forma en la que ha impactado en comunidades de bajos recursos de forma desproporcionada, eso es algo que no solo sé que podría haberse arreglado, es que hay prueba de ello». Fue un discurso ácido, con el Obama de campaña, arremangado y usando su capacidad de oratoria para golpear al presidente. Se mofó de que los índices de audiencia de sus discursos habían caído, al igual que fue superado en espectadores por Biden en los eventos televisados por votantes que se emitieron a la misma hora el pasado jueves. «Esto no es un show de telerrealidad. Esto es la realidad», dijo. «Y los demás tenemos que vivir con las consecuencias de que él sea incapaz de tomarse en serio su trabajo». También apuntó a la obsesión de Trump con las redes sociales. «Con Joe y Kamala al mando», dijo sobre Biden y su candidata a la vicepresidencia, Kamala Harris, «no os vais a tener que preocupar por las cosas locas que dice cada día. Podréis seguir con vuestras vidas sabiendo que el presidente no va a retuitear una teoría conspiradora». Obama también dedicó críticas a los aliados en los medios de Trump: «¿Os imagináis que yo tuviera una cuenta secreta en China en mi reelección?», dijo sobre la revelación de que Trump tiene cuentas y pagó impuestos en varios países del extranjeros, entre otros, en el gigante asiático. «¿Creéis que Fox News se hubiera ocupado de ello? Me hubieran llamado ?Barry de Pekín?», alegó. Obama se acordó de los muchos republicanos que dicen que lo importa sobre Trump no es lo que dice, sino lo que hace. Las acciones y las palabras importan, defendió. «Animan a otros a ser crueles, divisivos y racistas, y rajan la tela de nuestra sociedad», defendió. «El comportamiento importa, el carácter importa». «Nuestra democracia no funcionará si la gente que se supone que son nuestros líderes mienten», dijo sobre Trump y exigió que se recuperen los valores básicos democráticos. «Para ello, hay que ir a las urnas como nunca antes», pidió Obama, que antes, en varios actos, se dedicó a promover el voto de la minoría negra. En 2016, muchos votantes negros se quedaron en casa, sin entusiasmo por Hillary Clinton, y eso fue determinante para el triunfo de Trump en estados del Medio Oeste como Wisconsin, Michigan y, también, Pensilvania.
22-10-2020 | Fuente: abc.es
Abrazos, sonrisas y lágrimas en la despedida política de Mujica y Sanguinetti
Fueron, son y serán dos caras de una misma moneda, la de la democracia uruguaya. Julio María Sanguinetti y José Mujica, dos hombres de ideologías opuestas pero de pensamiento único en el respeto al otro, se despidieron de la política. Ninguno tiró la toalla, simplemente, la entregaron al banquillo de los más jóvenes. Sanguinetti, dos veces presidente, (1985- 1990 y 1995-2000), y «el Pepe», como se conoce en Uruguay y en medio mundo al ex guerrillero tupamaro que llegó a ser presidente (2010-15), salieron por la puerta grande del Senado entre aplausos y vítores de sus seguidores. «Porque me tiró el virus pa fuera, porque tengo 85 años y una enfermedad inmunológica, porque me encanta la política, pero más me gusta la vida», resumió Mujica, el exrevolucionario de izquierda, las razones de su jubilación de la cosa pública. Como Sanguinetti, el excandidato del Frente Amplio , logró un escaño en las elecciones del pasado año, y, como él, no completará el período legislativo que le corresponde y que terminaría en 2025. «Los partidos políticos son los que encauzan, orientan, vertebran y articulan. Eso es fundamental. Sobre todo en tiempos de burbujas publicitarias y redes sociales», reflexionó Sanguinetti, historiador, abogado, escritor, periodista e intelectual de referencia para buena parte de Iberoamérica, incluida España. En esos «tiempos» que mencionó el histórico del Partido Colorado , de nuevo Uruguay demostró que es un país diferente, capaz de reconocer los valores de dos figuras claves de su historia y hacerlo sin reproches ni rencor, sentimientos a flor de piel en las democracias de un lado y otro del Atlántico. «Es un viejo luchador, importante, que representa una parte de la opinión pública de este país», reflexionó en su intervención Mujica sobre su antiguo adversario, como recoge la agencia Efe. Sanguinetti, también conocido por su afición a la pintura, se manifestó en una línea similar al advertir que es «una hora de conciliación, una hora reafirmación democrática». Mujica, famoso por su retórica popular, hizo una declaración de principios: «Yo tengo mi buena cantidad de defectos. Soy pasional pero en mi jardín hace décadas que no cultivo el odio porque aprendí una dura lección que me impuso la vida: que el odio termina estupidizando, nos hace perder objetividad». Con ese propósito, el de poner las cosas en su justa medida sin desequilibrar la balanza, intervino media docena de senadores de sus respectivos movimientos, el Partido Colorado y el Frente Amplio, pero también de otras formaciones como Cabildo Abierto, una iniciativa más parecida a Vox que al Partido Popular. Quizás por eso, llamó la atención la afirmación del senador Guillermo Domenech, cuando aseguró que con Mujica tenía «grandes coincidencias», y celebró: «Uruguay es un gran desconocido en el mundo. A veces se recuerda algún futbolista o algún éxito deportivo, pero yo diría que, en la actualidad, se recuerda también a José Mujica». Diferentes ideales, misma meta Animales políticos de su tiempo, Mujica y Sanguinetti estuvieron en diferentes trincheras ideológicas. El segundo nunca olvidó los años de violencia y sangre del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaro, al que perteneció su adversario. Este, un anciano de 85 años, enfermo desde que pasara una década larga, de calabozo en calabozo, sufriendo suplicios y hasta encerrado en el fondo de un pozo húmedo, tampoco olvidó la dictadura de los años 70 contra la que combatió. Con el tiempo, tuvo ocasión de cambiar y supo analizar lo bueno y lo malo de su vida. Manifiesta su afinidad con Hugo Chávez, jamás aplicó sus recetas en Uruguay. Tampoco las del matrimonio Kirchner, al que supo mantener a distancia, incluso, después de que se hiciera pública una confidencia suya en la que decía de Cristina Fernández, «esta es peor que el tuerto». La democracia, ese nombre que en tantas ocasiones se pronuncia en vano, logró unir a un país y unos hombres tan diferentes como estos, dos viejos políticos que se despidieron después de darse un fuerte abrazo. Mujica, entre lágrimas, Sanguinetti, firme, como el capítulo de la historia que gobernó.
22-10-2020 | Fuente: abc.es
La abstención, la gran aliada de la Constitución de Pinochet en Chile
El plebiscito que los chilenos votarán este domingo y que resolverá sobre la continuidad de la actual Constitución -elaborada hace 40 años por la dictadura del general Augusto Pinochet- tiene una incógnita relevante: cuántos votantes llegarán a las urnas. Desde el 2006 en Chile el voto es voluntario y desde entonces la participación en las elecciones ha caído de manera persistente. En la última elección presidencial, en la que fue elegido el actual gobernante Sebastián Piñera, hubo una abstención del 60 por ciento. El empresario de derechas fue elegido con solo el 27 por ciento del padrón electoral en segunda vuelta, cuando la participación subió al 49 por ciento del padrón. Para este domingo están convocados 14.855.719 electores habilitados, de los cuales el 51 por ciento son mujeres; mientras el 40 por ciento tiene menos de 40 años de edad. Desde el mundo político, si bien estimulan la participación en la elección, advierten sobre los eventuales impactos de dos factores: el temor a posibles hechos de violencia ?que muchos descartan- y la persistencia de contagios por Covid-19. Mayor apoyo a la reforma Distintas encuestas divulgadas durante las últimas semanas apuntan a que entre el 60 y el 65 por ciento de los electores habilitados llegarán el domingo a votar por el «apruebo» o el «Rechazo» al cambio constitucional. Según Data Influye, una consultora independiente, la participación ciudadana será un 15 por ciento superior a las elecciones presidenciales anteriores, con más de 8 millones 800 mil votantes. El plebiscito del domingo es resultado de las movilizaciones y protestas que estallaron el 18 de octubre del año pasado, que obligó al gobierno de Piñera y el Congreso a buscar una salida política a la crisis que desnudó problemas estructurales de desigualdades en el modelo chileno. El 15 de noviembre fue firmado el «Acuerdo por la paz y la nueva Constitución» al que concurrieron todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria, a excepción del Partido Comunista chileno y una parte del Frente Amplio. El pacto no terminó con las protestas, pero aplacó su intensidad y abrió un camino político para la superación de la crisis. Además de la aprobación o rechazo al cambio constitucional, los electores tendrán una segunda papeleta, en la que elegirán el tipo de organismo que escribirá la nueva Carta Magna: una Convención Mixta, integrada por 50 por ciento de parlamentarios en ejercicio y 50 por ciento de delegados elegidos por voto popular, o una Convención Constitucional, que será íntegramente elegida por los votantes. La segunda opción además será paritaria (mitad mujeres y mitad hombres), con escaños reservados para pueblos originarios ?aun en trámite legislativo- y cupos para personas en situación de discapacidad. De ser aprobada la elaboración de una nueva Constitución, la elección de delegados se realizará el 11 de abril del próximo y tendrá nueve meses ?con una posible prórroga de tres meses más- para redactarla, para luego ser sometida a un nuevo plebiscito «de salida», con voto obligatorio. Neutralidad del Gobierno Según los sondeos, la opción «Apruebo» ?apoyada por toda la oposición y sectores oficialistas- podría ganar por el 60 por ciento de los votos, al igual que la Convención Constitucional. El presidente Piñera declaró la «neutralidad» del Gobierno, pero varios de sus ministros han declarado que votarán por el cambio de Constitución, al igual que sectores de los partidos oficialistas, incluido el más probable candidato presidencial, Joaquín Lavín. «El Gobierno está comprometido a generar las condiciones para que el domingo tengamos un plebiscito seguro y de alta participación», dijo este miércoles el ministro del Interior, Víctor Pérez, cuando los informes sanitarios indicaban que los contagios diarios están sobre los mil casos y aún algunas ciudades permanecen en cuarentena. Al desmarcarse de las opciones en competencia, cualquiera sea el resultado, el Gobierno de Piñera tendrá la oportunidad de atribuirse el éxito de la jornada electoral, incluso el fin del legado constitucional de Pinochet.
21-10-2020 | Fuente: as.com
Elecciones de Bolivia 2020, en vivo: cerca del 90% de Actas Computadas
Sigue en vivo y en directo las elecciones de Bolivia 2020. Estadísticas, resultados y más sobre las elecciones tras el triunfo de Luis Arce, de MAS.
21-10-2020 | Fuente: as.com
Elecciones de Bolivia 2020, en vivo: más del 88% de Actas Computadas
Sigue en vivo y en directo las elecciones de Bolivia 2020. Estadísticas, resultados y más sobre las elecciones tras el triunfo de Luis Arce, de MAS.
21-10-2020 | Fuente: elmundo.es
Santiago Abascal ofrece convocar elecciones antes de que acabe el año si prospera su moción de censura
Ignacio Garriga presenta la moción de censura como "un deber nacional" para acabar "con la ruina y la muerte" de un Gobierno "ilegítimo" 
21-10-2020 | Fuente: abc.es
El Parlamento venezolano reconoce la labor del embajador español apartado por Sánchez
Después de que el Gobierno de España anunció en septiembre el relevo del embajador en Caracas, Jesús Silva Fernández, el Parlamento venezolano ha dado un reconocimiento al diplomático español «por su apoyo a la Asamblea Nacional y a la lucha por la recuperación de la democracia y de la libertad de Venezuela». En la sesión virtual, el diputado Lawrence Castro manifestó además su agradecimiento a Silva Fernández por «lograr salvar la vida de distintos perseguidos y presos políticos», haciendo mención al alojamiento que le ofreció el embajador al dirigente opositor Leopoldo López en mayo de 2019. «Lamentamos que haya estado en estas horas oscuras en nuestro país pero, afortunadamente, estuvo un hombre como usted, señor embajador», dijo el parlamentario acerca del diplomático. En un acuerdo, la Asamblea Nacional solicitó al embajador que «continúe al pendiente de la situación en Venezuela, y ejerza toda la presión posible a título personal frente a la sociedad internacional, sobre su conocimiento de primera mano de lo que se vive hoy por hoy en nuestra nación». De acuerdo con fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Gobierno español anunció que Silva será removido del cargo como embajador en Venezuela por ser una decisión que entra dentro de «la normalidad en el relevo de embajadores». Contra el fraude Por otra parte, en otro intento por abatir las elecciones legislativas fijadas por el régimen de Nicolás Maduro para diciembre, la oposición dirigida por Juan Guaidó ha creado este martes un «observatorio para el fraude electoral» con el propósito de supervisar el evento que parece no tener marcha atrás, pese a que un grueso de la oposición ha promovido la abstención y que la Unión Europea ha pedido aplazarlo por no cumplir con las condiciones mínimas para un proceso democrático, libre y transparente. Entre los objetivos destablecidos ayer en una sesión telemática se encuentra la presentación de «toda la información sobre la violación de los derechos políticos y el secuestro del voto libre como mecanismos para la reinstitucionalización del país». En esta nueva coyuntura política, el Parlamento venezolano, de mayoría opositora, acordó crear el observatorio que sirva como «espacio de encuentro entre la Asamblea Nacional y la sociedad civil, que tendrá por objeto verificar la violación de derechos políticos en Venezuela». La instancia quedó conformada por cinco diputados y cuatro representantes de la sociedad civil, cuya misión será también «recopilar y sistematizar todas las violaciones» a la Ley de Procesos Electorales y a la Constitución de Venezuela «de manera que sea accesible para la comunidad nacional e internacional, y que sirva de referencia para establecer la responsabilidad de dichas violaciones». El presidente interino, Juan Guaidó, ha dicho que «es esencial informar sobre por qué el fraude convocado por la dictadura es una amenaza a Venezuela y la región. Luchamos por condiciones para elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables». Lo dicho por el también presidente de la Asamblea Nacional enmarca la tercera tarea del observatorio, pues la instancia deberá «trabajar de manera activa en la búsqueda de soluciones a la crisis institucional y la generación de mecanismos para buscar el efectivo ejercicio del voto libre en Venezuela».