Infortelecom

Noticias de elecciones

21-01-2021 | Fuente: abc.es
Biden endurecerá la posición de EE.UU. frente a Rusia
El Gobierno de Joe Biden buscará endurecer la relación con Rusia a la vez que tratará de ampliar durante cinco años el tratado de armas nucleares New START que le une con Moscú. «Mientras trabajamos con Rusia también lo haremos para que Rusia sea responsable de las acciones temerarias y agresivas que hemos visto en los últimos años», aseguró un alto cargo del equipo de política exterior del nuevo presidente a «The Washington Post». A Biden no le sobra tiempo para sentar las bases de su relación con Moscú, que ha tenido un papel protagonista en la política interna de EE.UU. durante el mandato de Donald Trump. El tratado New START, el único que queda vigente sobre armas nucleares entre las dos potencias, expira el próximo 5 de febrero. El acuerdo, firmado durante la Administración Obama como una ampliación de un tratado anterior, establece la inspección y verificación mutua de armas nucleares y la limitación de las que están desplegadas. La Administración Trump buscó una ampliación más corta y que China se uniera al acuerdo, pero las negociaciones nunca dieron fruto. Los defensores de posiciones más duras frente a Rusia defendían una extensión de uno o dos años, aunque la propuesta de la Administración Biden será finalmente de cinco, lo que contará con más posibilidades de que Moscú lo acepte. Fiscalizar a Moscú desde el primer momento «New START está, sin duda, en el interés de la seguridad nacional de EE.UU. y tiene todavía más sentido cuando las posiciones con Rusia están enfrentadas», aseguró el alto cargo al rotativo de la capital. La negociación de esa extensión no impedirá una mayor presión de la Administración Biden a Moscú. El nuevo presidente no contempla comenzar la relación con Rusia como una página en blanco, como han hecho de forma tradicional las administraciones entrantes desde la Guerra Fría. Buscará, al contrario, fiscalizar desde el primer momento a Moscú por las actividades y operaciones que han afectado a EE.UU. en los últimos años. Asuntos como la interferencia en las elecciones presidenciales de 2016, la reciente campaña masiva de ciberataques , el pago de recompensas por ataques a soldados estadounidenses en Afganistán o el envenenamiento del opositor Alexei Navalny formarán parte de un informe que Biden ha pedido a su flamante directora nacional de inteligencia Avril Haines, el primer cargo de su Administración confirmado por el Senado. Ese informe podría ser la base para nuevas sanciones frente a Rusia, en un comienzo de una Administración que marca un contraste con la de Trump, que se negó a reconocer la interferencia rusa en las elecciones y que buscó encontrar sintonía con Moscú, incluidas cumbres con su presidente, Vladimir Putin, a pesar de esas agresiones. Política migratoria, medioambiental.. El cambio de dirección frente a Rusia es solo parte del volantazo que Biden quiere dar respecto a las políticas de su antecesor y que será mucho más pronunciado en clave doméstica. El nuevo presidente prometió luchar por la unidad en la jura de su cargo en la escalinata del Capitolio. Pero, pocas horas después, en su primera visita al Despacho Oval, comenzó una firma apresurada de órdenes ejecutivas, muchas de ellas para desmantelar las políticas de su antecesor. Muchos de los 74 millones de estadounidenses que votaron a Trump no verán en la batería de decretos presidenciales un intento de tender puentes por parte del nuevo presidente. Uno de los puntos de fricción será la política migratoria, uno de los caballos de batalla de Trump en su ascenso al poder. Entre otras medidas, Biden decretó el fortalecimiento de las protecciones para los «dreamers», los inmigrantes indocumentados que llegaron a EE.UU. siendo menores; una propuesta al Congreso para una vía de acceso a la ciudadanía a los indocumentados en un proceso de ocho años; eliminar el veto a los inmigrantes de algunos países de mayoría musulmana; o la paralización de la construcción del muro con México. Además de estas órdenes, la Administración Biden establece un periodo de cien días en el que se detendrán las deportaciones de indocumentados y en el que se revisará la labor del Departamento de Seguridad Nacional para centrarla en aquellos inmigrantes que son una amenaza para la seguridad nacional o para la seguridad pública y en la vigilancia de la frontera. El congelamiento de las deportaciones contrasta con el papel en este capítulo de la Administración Obama, en la que Biden fue vicepresidente. En su primer mandato, deportó a 1,6 millones de indocumentados. En su presidencia, Trump se quedó en 935.000, a pesar de sus promesas de deportar a «millones» de inmigrantes. Otros decretos tienen que ver con la política medioambiental -como el reingreso en el Acuerdo de París para el cambio climático- o el ataque frontal a la pandemia de Covid-19, la crisis más urgente que sufre EE.UU. Ayer presentó la estrategia de su Administración para contener la pandemia, con la que buscará disparar los recursos para vacunación y test y que incluye el restablecimiento de lazos con la Organización Mundial de la Salud y un mandato para el uso de mascarilla en organismos y terrenos federales y en sistemas de transporte interestatales.
21-01-2021 | Fuente: abc.es
PSOE y Podemos se niegan a apoyar a Juan Guaidó en contra de la mayoría de la Eurocámara
El Parlamento Europeo ha aprobado este jueves una resolución en la que reitera que la Asamblea Nacional elegida en 2015 y que preside Juan Guaidó sigue siendo la única representación legítima y democrática de Venezuela. La Eurocámara insta también a los gobiernos de los países miembros a que tomen esta misma decisión. Los eurodiputados del PSOE votaron en contra del punto en el que se afirma textualmente que Juan Guaidó debe ser considerado como presidente encargado y se abstuvieron en la votación del texto en su conjunto. Todos los aliados del Gobierno de Pedro Sánchez, empezando por su socio de coalición, Podemos, han votado en contra, al igual que han hecho ERC, Bildu y los tres eurodiputados del grupo de los no inscritos Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí. La resolución considera que las elecciones celebradas el pasado 6 de diciembre para elegir a una nueva Asamblea Nacional fueron «ilegítimas» y por tanto no reconoce su resultado. También exige que se ponga fin a la represión en Venezuela y que se liberen a todos los presos políticos. El eurodiputado del PP, Leopoldo López Gil, ha dicho que considera «lamentable que PSOE y Podemos se hayan desmarcado de la posición mayoritaria del Parlamento Europeo y que hayan abandonado a su suerte a los venezolanos que cada día luchan por los derechos humanos y son reprimidos por el régimen de Maduro». La jefa de la delegación española del PP, Dolors Montserrat, considera que el Gobierno de Pedro Sánchez debe aclarar si considera a Juan Guaidó como el representante democrático de los venezolanos o si concede la legitimidad a la dictadura chavista.
21-01-2021 | Fuente: abc.es
El PE contradice a Borrell y reitera su reconocimiento a Guaidó como presidente interino de Venezuela
El Parlamento Europeo pedirá a los gobiernos de la UE que reconozcan a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela. En una resolución no vinculante que se ha votado este jueves, la Eurocámara ha reiterado así su apoyo al líder venezolano después de que el Alto Representante en Política Exterior, el ex ministro español de Exteriores Josep Borrell, dejara de referirse a Guaidó como presidente interino. El pasado 6 de enero, los 27 estados miembros de la UE anunciaron que ya no podían reconocer legalmente a Guaidó como el jefe de estado legítimo del país después de que perdiera su puesto como jefe del parlamento, a pesar de que la UE no reconocía las elecciones legislativas del pasado diciembre en Venezuela. La diplomacia de la UE ha enfatizado, en cambio, que la Unión no reconoce a Maduro como presidente. Guaidó sigue contando con el respaldo de Estados Unidos y Gran Bretaña como el líder legítimo de Venezuela. El Parlamento Europeo «insta a .. los Estados miembros a reconocer inequívocamente la continuación constitucional de la legítima Asamblea Nacional de Venezuela electa en 2015 y al legítimo presidente interino de Venezuela Juan Guaidó», reza la resolución respaldada este jueves por 391 eurodiputados (119 votaron en contra y 177 se abstuvieron). Ambigüedad de Borrell Los eurodiputados piden de esta manera al Consejo y los Estados miembros que reconozcan la continuidad constitucional de la Asamblea Nacional legítima de Venezuela elegida en 2015 -la última ocasión en que los venezolanos pudieron expresarse libremente en un proceso electoral- y del presidente interino legítimo de Venezuela, Juan Guaidó. Durante los debates de esta semana, los eurodiputados del PP, Ciudadanos y Vox han criticado la posición «ambigua» de Borrell con respecto al apoyo a la oposición venezolana. En esa línea, también se mostró el anterior presidente de la Eurocámara, el italiano Antonio Tajani, siempre muy atento a la actualidad venezolana, quien ha instado a evitar «la equidistancia» entre la oposición y Nicolás Maduro. La liberal checa Dita Charanzová, vicepresidenta del PE, ha insistido en que la Eurocámara es la única institución que reconoce el cargo de Guaidó y que seguirá manteniendo el reconocimiento y seguirá trabajando con él para allanar el «camino a la democracia».
21-01-2021 | Fuente: elmundo.es
El Tribunal Superior de Cataluña mantiene las elecciones el 14 de febrero de forma cautelar
Suspende el decreto del Govern que anulaba la convocatoria y retrasaba a mayo la celebración de los comicios por la pandemia del coronavirus 
21-01-2021 | Fuente: elmundo.es
ERC y CUP exigen a Illa que explique en el Congreso el impacto que tendrá el Covid en las elecciones catalanas
Pretenden evidenciar las contradicciones en el discurso de quien ejerce el doble papel de candidato a la Generalitat y ministro de Sanidad 
21-01-2021 | Fuente: abc.es
Biden rinde homenaje a su hijo fallecido en la nueva decoración del Despacho Oval
Con la toma de posesión que se celebró ayer en Washington, el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se dispone a abrir una nueva etapa en un país herido por la crisis del Covid-19, el daño económico que ha causado y la polarización política. Sus elecciones estéticas, que en política resultan casi tan importantes como las ejecutivas, parecen ofrecer las primeras pistas sobre las bases en las que prentende levantar su Administración. Como no puede ser de otra manera, la decoración del Despacho Oval, del que ya se conocen todos los datos, ha acaparado una atención notable. Joe Biden ha redecorado el Despacho Oval en un tiempo récord. Ha devuelto la alfombra azul de la era Clinton y ha dejado cerca del escritorio bustos de Robert Kennedy y Martin Luther King. También de César Chávez, un líder campesino y activista de los derechos civiles. Además, ha colgado sobre la chimenea retratos de varios presidentes, con un lugar destacado para Franklin Delano Roosevelt. El lienzo del presidente favorito de Donald Trump, Andrew Jackson, ha sido sustituido por el de Benjamin Fraklin, uno de los padres fundadores. En la nueva decoración del Despacho Oval, también llaman la atención las fotografías que Biden ha elegido para poner de fondo a todas sus intervenciones. Son imágenes familiares, con un alto contenido emocional. La que más destaca, la que se puede contemplar con menos dificultades, es una en la que aparece su hijo Beau, que murió por culpa de un tumor cerebral en 2015. Beau, veterano de la guerra de Irak, fiscal general de Delawere, era algo así como el hijo modelo, el que destacaba frente a la trayectoria errante y un poco sórdida del otro, Hunter. Junto a la fotografía de Beau, aparecen otras con su esposa Jill y sus demás hijos. En una, situada a la derecha, estrecha la mano del Papa, reivindicando su condición de católico.
21-01-2021 | Fuente: as.com
Joe Biden, a US Soccer: "Pago igualitario, ahora, o se acaba el financiamiento"
En mayo de 2020, el entonces candidato demócrata a la presidencia de EEUU puso un ultimátum a US Soccer sobre la disparidad de pagos entre selecciones varoniles y femeniles.
21-01-2021 | Fuente: elmundo.es
Los asesores legales advirtieron al Govern de que no suspendiera las elecciones en Cataluña por "oportunismo político"
Pone "en duda la legitimidad de los resultados electorales" 
21-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump se va con un indulto a Bannon y un último guiño a los venezolanos
Desde el aire, aprovechando los últimos minutos de su mandato, Donald Trump emitió un último indulto, a Albert J. Pirro, el ex marido de una de las presentadoras que más enardecidamente le suele defender en la cadena Fox News, la jueza retirada Jeanine Pirro. Eran las últimas decisiones de un presidente que ha aprovechado sus últimos días en el cargo para dejar atado y bien atado, dentro de lo posible, su legado. A media hora de dejar el cargo, aterrizó en Florida, entró en su residencia, y dio carpetazo a su mandato. Cimentando su profunda popularidad entre la comunidad venezolana, Trump quiso aprobar en su última noche en la Casa Blanca, la del martes, una moratoria a las deportaciones de venezolanos de 18 meses de duración, ante la grave crisis humanitaria que padece el país. Además les concedió permisos temporales de trabajo. Con estas palabras presentaba Trump una de sus últimas decisiones de enjundia en el cargo: «Por la fuerza y por medio del fraude, el régimen de Maduro es responsable de la peor crisis humanitaria en el continente americano». Para Trump, Venezuela y Cuba han sido prioridades absolutas en materia internacional. Con constantes rondas de sanciones, una tras otra, el ex presidente trató de arrinconar al castrismo y al chavismo, que hoy dependen más que nunca de sus lazos con Irán y Rusia. Eso explica su contundente victoria en Florida, donde hoy reside, algo que no le sirvió a Trump para ganar las elecciones, dada su derrota en otros estados como Pensilvania o Georgia. Más sanciones Trump también decidió sancionar, horas antes de salir de la Casa Blanca, a una red comandada por el colombiano Alex Saab, preso en Cabo Verde, cuyo objetivo era comercializar crudo venezolano evadiendo las sanciones impuestas a la petrolera estatal Pdvsa en 2019. La Administración estadounidense sancionó por primera vez a esa red en junio de 2020, y las endureció este mismo martes, añadiendo restricciones económicas a tres individuos, 14 compañías y seis barcos, según indicó el Departamento del Tesoro. Otro golpe de efecto de Trump fue la decisión diplomática de culpar abiertamente a China de genocidio por su represión en la provincia de Xinjiang. Fue el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, quien aseguró que Pekín ha cometido «crímenes contra la humanidad» en su represión de los musulmanes en Xinjiang. Los funcionarios responsables en EE.UU. informaron de que disponen de «una exhaustiva documentación» sobre esos abusos, que ponen a disposición de sus sucesores. GALERÍA Vea la galería completa (8 imágenes) Como es costumbre, Trump aprovechó su última jornada de trabajo para emitir sus últimos indultos. Hubo varias sorpresas en esa lista, sobre todo la inclusión de su asesor y estratega Steve Bannon, acusado de fraude por una recolección de fondos para proseguir la construcción del muro con México. Hubo al final 143 indultos y conmutaciones de penas en la lista de Trump, otorgados sobre todo a reos cuyos casos han sido promovidos por grupos que defienden la reforma del sistema penal, incluidas personas que cumplen largas condenas por delitos menores. También había algún rapero célebre, como Lil Wayne, que fue detenido por portar un arma. Mercado de indultos No hubo, a pesar de los rumores, indultos para el propio presidente o su familia. Tampoco aceptó Trump el perdón de Julian Assange, el fundador de Wikileaks, acusado por la fiscalía de sustraer información clasificada con agencias de inteligencia extranjera. Varios intelectuales, periodistas y famosos llevan semanas pidiendo a la Casa Blanca el indulto a Assange. El fiscal Robert Mueller llegó a la conclusión, en una causa especial que él mismo instruyó, que la inteligencia rusa se valió de Wikileaks y otros para interferir en las elecciones presidenciales de 2016, las que ganó Trump. Los indultos más polémicos ya los aprobó el presidente en Navidad, cuando los concedió Charles Kushner, el padre de su yerno Jared Kushner, y a viejos colaboradores suyos como Paul Manafort y Roger Stone. Manafort fue condenado a siete años de cárcel por diversos delitos financieros mientras que Stone, cuya pena ya había sido conmutada por Trump antes de que ingresase en prisión, a 40 meses por mentir al Congreso, manipular testigos y obstrucción. Tradicionalmente, el presidente recibe peticiones de indulto en sus últimos días en la Casa Blanca, y depende de él aceptarlos o no. Barack Obama, por ejemplo, emitió más de 300. George Bush se quedó en apenas una veintena a semanas de dejar el cargo. Más controvertidos fueron los de Bill Clinton el día en que se marchaba de la Casa Blanca, a 140 personas, incluidos prófugos y condenados que le habían apoyado en sus campañas.
1
...