Infortelecom

Noticias de donald tusk

27-10-2017 | Fuente: abc.es
Toda Europa se une al Gobierno en la defensa de la unidad de España
Las instituciones y las capitales europeas contemplan con gran preocupación lo que está sucediendo en Cataluña y mantienen claramente su apoyo al Gobierno de Mariano Rajoy frente a la situación de ilegalidad desencadenada ayer en Barcelona. Todos los gobiernos han empezado a tomar posiciones unánimemente en defensa de la legalidad democrática de España y en contra de la decisión unilateral de los dirigentes independentistas catalanes. Todos los que habían dicho con más o menos cortesía que este era un camino sin salida han vuelto a decir a los secesionistas que se han equivocado. El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, dijo por escrito que Berlín apoya la «clara postura» de Mariano Rajoy en defensa del orden constitucional, a la vez que ha subrayado que la «soberanía y la integridad territorial de España son y se mantienen inviolables». Aún más rotunda ha sido la reacción del Gobierno británico que ha manifestado que «no reconoce ni reconocerá» la declaración unilateral de independencia aprobada en Barcelona. Ni siquiera el gobierno de Escocia ha dado el menor signo de apoyo a los secesionistas y la secretaria de Cultura, Turismo y Asuntos Exteriores del Gobierno autónomo, la nacionalista Fiona Hyslop, pidió una solución para Cataluña que respete «la democracia y la legalidad» españolas. En la vecina Francia, su presidente Emmanuel Macron, declaró que sigue considerando que el «único interlocutor» de su país con España es el presidente Mariano Rajoy, al tiempo que ha destacado que la situación en Cataluña es un «asunto interno» español, lo que significa que apoya la utilización de los mecanismos constitucionales para resolverlo. Macron tiene razones evidentes para mostrarse al lado de España, porque la única mención de apoyo hacia los soberanistas catalanes ha venido de la asamblea nacionalista de Córcega. Italia tampoco reconoce «ni reconocerá» la declaración de independencia, ha afirmado el ministro de Exteriores italiano, Angelino Alfano, a la vez que ha calificado la decisión del Parlament de «gesto gravísimo y fuera del marco de la ley». Desde Bruselas, el primero en intervenir ha sido el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, quien lanzó un breve comunicado en una red social diciendo ?sin mencionarlos? que los acontecimientos en el parlamento regional catalán no han producido ningún efecto, que para la Unión Europea «nada cambia» y España sigue siendo el «único interlocutor» a todos los efectos. «Para la UE España sigue siendo nuestro único interlocutor. Espero que el Gobierno español favorezca la fuerza de los argumentos, no los argumentos de la fuerza», ha escrito Tusk en en su cuenta de Twitter. Desde hace meses, las instituciones europeas han advertido sin cesar y en todas las lenguas que estaban en contra de la deriva secesionista. Al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, los acontecimientos le han sorprendido en pleno viaje a la Guyana francesa, pero nada más llegar ha expresado su apoyo a las acciones del ejecutivo español. «Es un proceso en el Estado español y respeto todas las decisiones que tome el Gobierno» de Mariano Rajoy. «Hay que evitar las fisuras y las fracturas dentro de la UE, ya tenemos bastantes y no quisiera ver en el futuro una UE de 95 Estados», afirmó. La víspera había dicho que Cataluña «no está oprimida por España» y que «La Constitución española es muy clara en este aspecto. No prevé un referéndum sobre la separación, como entidad plena, del bloque español». Tras lo que añadió que el Gobierno regional catalán y el Parlament de Cataluña «han salido de la legalidad». La Comisión Europea ha evitado en todo momento intervenir directamente en esta cuestión que habría permitido a los secesionistas ponerse al mismo nivel que el Gobierno constitucional español. Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, afirmó que «nadie en la Unión Europea va a reconocer la declaración de independencia» votada en el Parlamento regional catalán y ha pedido «restablecer la legalidad como base para el diálogo» porque «la declaración de independencia votada en el parlamento de Cataluña es contraria al estado de Derecho y a la Constitución española que son parte del ordenamiento legal de la UE». También la OTAN considera que la crisis en Cataluña debe ser resuelta «dentro del marco del orden constitucional español», al tiempo que destacó que España es «un miembro comprometido» de la Alianza Atlántica. «Cataluña es parte integral de España» En cuanto a la reacción de EE.UU., la Administración Trump no ha pecado esta vez de falta de contundencia. Frente al desánimo con el que algún portavoz del Departamento de Estado se había pronunciado semanas antes, hoy ha emitidido un comunicado oficial con su «apoyo a las medidas constitucionales del Gobierno español para mantener a España fuerte y unida». Apenas una hora después de que se produjera la declaración ilegal de independencia en el Parlamento de Cataluña, la cancillería estadounidense salía al paso también con la rotunda afirmación de que «Cataluña es parte integral de España», en un intento de deslegitimar expresamente la votación llevada a cabo por poco más de la mitad del legislativo autonómico. En medios políticos y periodísticos de Washington se destacaba la rapidez con la que el Departamento de Estado reaccionó al acto protagonizado por los grupos independentistas en la cámara catalana, ya que es poco usual que sus comunicados sean dados a conocer tan inmediatamente después de que se produzca un acontecimiento fuera de las fronteras de Estados Unidos. Tampoco ha habido hoy discrepancias entre la cancillería y la Casa Blanca, como había ocurrido en otras ocasiones recientes sobre asuntos de política exterior, como el de Corea del Norte y el de Irán. La secretaria de Prensa de Trump, Sarah Sanders, se ha cuidado mucho de que su mensaje y el del departamento que dirige Rex Tillerson fueran coincidentes, y afirmó que el presidente «se une al mensaje transmitido por el Departamento de Estado de su pleno respaldo a que España se mantenga unida». Preguntada de nuevo por los periodistas que asistían a la habitual rueda de prensa diaria en el complejo presidencial, en la respuesta de la portavoz de la Casa Blanca no hubo resquicio de disconformidad con el contenido del comunicado del secretario de Estado: «La Casa Blanca reitera su deseo de que España permanezca unida». Amigo y aliado La nota difundida por el departamento que dirige Rex Tillerson, que cuenta con el encabezamiento, a modo de titular, de «Apoyo de Estados Unidos a la unidad de España», resalta la «gran amistad» y la «cooperación duradera» de ambos países, con una alusión expresa a España como «aliado de la OTAN». En la misma línea, el comunicado destaca que las dos naciones «colaboran estrechamente en pos de una seguridad y de unas prioridades económicas compartidas». El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, António Guterres, quien reconoció que sigue personalmente los acontecimientos que se están produciendo en Cataluña, también ha mostrado su rechazo a los independentistas, al hacer un llamamiento a que el problema «se resuelva dentro de los cauces del marco constitucional de España». Tras esa sugerencia de que la declaración unilateral se sitúa fuera de la legalidad, Guterres destacó a España como «un aliado comprometido que realiza contribuciones importantes en favor de nuestra seguridad compartida». Además, el máximo responsable de la ONU se ha mostrado partidario del diálogo como camino para alcanzar una solución al conflicto.
20-10-2017 | Fuente: abc.es
May vincula factura divorcio del Brexit al acuerdo sobre futuras relaciones
Los líderes de la Unión Europea (UE), salvo Reino Unido, acordaron hoy comenzar a preparar a nivel interno la segunda fase de las negociaciones del "brexit", en la que se fijará la relación futura entre ambas partes, pese a que no hay progresos suficientes para pasar ya a esta etapa. «Adoptadas las conclusiones sobre el brexit. Luz verde de los líderes para las preparaciones internas de la UE a 27 para la segunda fase», dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en un mensaje en la red social Twitter. Los líderes de la Unión Europea dedicaron apenas unos minutos de su segunda jornada de la cumbre, que se celebró ayer y hoy en Bruselas, a adoptar sus conclusiones sobre las negociaciones del "brexit", después de que la primera ministra británica les informase ayer sobre su postura con respecto a las mismas. La regulación financiera «completa y final» del divorcio entre el Reino Unido y la UE "será parte del acuerdo final" entre las dos partes, que incluirá «su futura relación», ha asegurado la premier británica, Theresa May.
19-10-2017 | Fuente: abc.es
May no logra romper la unidad de los socios ante el Brexit
«Preparándome para la cumbre europea. Reino Unido tiene un futuro brillante tras el Brexit y su Gobierno está trabajando por un buen acuerdo para los ciudadanos británicos y de la UE». La frase escrita por la primera ministra británica en su cuenta de una red social repite el mismo eslogan que suena desde el referéndum de junio de 2016, tal vez intentando disimular la frustración que empieza a instalarse entre los negociadores por la falta de avances. Theresa May pidió este jueves a sus colegas europeos que le concedan de una vez la capacidad de empezar a negociar sobre las relaciones futuras, pero los socios le recordaron que es necesario primero que las negociaciones sobre su salida del club hayan avanzado lo suficiente. Cada vez que entra en la sala donde se reúnen todos los jefes de Estado y de Gobierno europeos para tratar juntos sobre los principales problemas, a May le debe resultar bastante complicado asumir que está luchando para dejar de participar en las discusiones y estar ausente del mecanismo de toma de decisiones. Este jueves llegó charlando animadamente con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron. Lo que le supuso una oportunidad que ni ella ni sus sucesores tendrán muy frecuentemente después de marzo de 2019, cuando se produzca su salida efectiva. Incluso si se consolida su idea de un periodo transitorio de dos años, la condición que le han impuesto sus colegas es que el Reino Unido dejaría de participar en las instituciones ?incluyendo el Consejo? aunque la legislación europea siguiera aplicándose en ese país. May ya se va acostumbrando a que los otros 27 le piden que abandone la sala De hecho, May se va acostumbrando a esa situación cada vez que los otros 27 le piden que deje la sala. O, como esta vez, cuando tras participar en la reunión y la cena del jueves, este viernes ya no será invitada a las discusiones en las que le van a decir que, para llegar al objetivo de empezar a hablar de las relaciones futuras, Londres se tiene que esmerar antes por hacer avanzar las negociaciones. Sobre todo en la cuestión de las cuentas del finiquito del divorcio. Donald Tusk, el presidente del Consejo, ya le había advertido este jueves de que las peticiones de May no tenían ninguna posibilidad de romper la unidad de los socios a la hora de mantener el orden en las fases de la negociación. En el documento que recoge las conclusiones de la reunión se le dice que sólo se pasaría a la segunda fase de la negociación si, antes del próximo consejo europeo de mediados de diciembre, ha habido «progresos suficientes», cosa que hasta ahora no se ha constatado. Cuestión de supervivencia Sin embargo, lo que pide May no es algo que esté solamente vinculado a las negociaciones del Brexit, sino que se trata de su propia supervivencia política. La razón principal que ha esgrimido May para pedir flexibilidad a sus colegas europeos es precisamente su debilidad política. Su principal rival dentro de su partido, el ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, dijo este jueves en Londres que el Gobierno debe prepararse para «cualquier posibilidad», incluida una ruptura sin acuerdo que, a su juicio, no sería nada dramática, sino que el Reino Unido se encontraría «muy bien» si se diera el caso. También el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, estaba este jueves en Bruselas en la reunión de líderes socialistas donde aseguró que, si estuviera en el Gobierno, dirigiría las negociaciones mucho mejor que May. De algún modo, se trataba de asegurar a los demás países que, si ella no es capaz de decir que ha obtenido un triunfo, aunque sea simbólico, los socios se arriesgan a tener delante a un interlocutor todavía más correoso. Ante esta situación, los europeos vieron «avances» en el discurso que May pronunció en Florencia, sobre todo después de la cena que celebró este lunes con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. También el negociador europeo, Michel Barnier, ha dicho que su equipo está dispuesto a «acelerar los trabajos al máximo» para poder decir que se han logrado «avances suficientes», aunque para ello sería necesario que los británicos dieran pasos significativos en la buena dirección. El enemigo en casa Sin embargo, el negociador británico David Davis dijo el lunes ante el Parlamento de su país que en los asuntos clave sus propuestas habían «llegado a límite» de lo que podía ofrecer y este jueves en un diario alemán volvió a insistir en que el Reino Unido ha de prepararse para el caso de que se llegue al momento de la separación sin haber llegado a un acuerdo, Es decir, May ha venido a buscar apoyo en Bruselas, pero sus enemigos están claramente al otro lado del canal.
29-09-2017 | Fuente: abc.es
Merkel avisa de que «refundar» la UE llevará mucho tiempo
El debate sobre el futuro de Europa está sobre la mesa, pero no en la estructura en que se había pensado. De la cumbre informal que ha organizado la presidencia estonia ha salido un mandato para que el presidente del Consejo, Donald Tusk, prepare un plan de trabajo para los próximos dos años, porque como dijo el nuevo presidente francés Emmanuel Macron «pasamos la mayor parte del tiempo hablando del futuro» sin dar pasos concretos. Ante la decepción de las elecciones alemanas, tan perctible que ha sido la primera vez que la canciller Merkel no ha querido comparecer ante los periodistas, ha sido el dinámico presidente galo el que ha intentado llevar la batuta, aunque todavía no se ha ganado la confianza de sus colegas. Donald Tusk tiene ahora que proponer «dentro de dos semanas» una hoja de ruta sobre las reformas que se llevarán a cabo en 2017 y 2018, con vistas a las dos próximas cumbres ordinarias de la UE en octubre y diciembre, en las que intentarán ponerse de acuerdo sobre los próximos pasos a dar de modo que puedan llegar a «decisiones concretas» en junio de 2018. «El discurso del presidente Macron» es una buena base para continuar el trabajo intensivo entre Alemania y Francia», había dicho la Canciller Angela Merkel el jueves a su llegada a Tallin, al dar por hecho que hay un «amplio consenso» entre los dos países sobre las reformas que hay que poner en marcha, sobre todo en el área económica y la gestión de la zona euro y la unión bancaria. Sin embargo, también ha dicho que no piensa que el proceso será sencillo ni rápido. Macron y Merkel habían hablado el jueves por la noche, en presencia del primer ministro luxemburgués Xavier Bettel, aunque sin entrar en detalles de las propuestas francesas, especialmente en las económicas que son las más sensibles para Berlín. «Lo importante para mí es que incorporemos el mayor número posible de miembros de la zona del euro en esta discusión», dijo Merkel el viernes por la noche, en su defensa del esquema conocido como la Europa de dos velocidades, para que los que quieran avanzar lo hagan. Ese principio es rechazado por la Comisión Europea y por los países de Europa central y oriental, porque creen que «divide a Europa en pequeños grupos, es un error y sólo lleva a su destrucción», según la primera ministra polaca Beata Szydlo. Pero como la presidencia estonia había planeado una ?cumbre digital? también se habló de la propuesta de los cuatro grandes países (Alemania, Francia, Italia y España) para intentar que las grandes teconógicas, conocidas como GAFA (por Google, Apple, Facebook o Amazon) paguen impuestos en Europa. El presidente de la Comisión Jean-Claude Juncker ya ha dicho que está proponiendo un régimen de fiscalidad a partir de 2018, a pesar de la resistencia de varios países. a raíz de las nuevas normas en esta dirección en 2018, a pesar de la resistencia de algunos Estados miembros.Chipre, Malta e Irlanda, que se benefician de las diferencias de régimen fiscal en la UE se oponen ferozmente. «Si queremos que Europa pase a lal era digital, la solución no pasa por más impuestos y reglas sino todo lo contrario», dijo el irlandés Leo Varadkar.
29-09-2017 | Fuente: abc.es
Tusk pide a los líderes europeos «cantar al unísono» y no actuar como si compitieran en «Eurovisión»
El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha pedido a los gobiernos europeos que no actúen como en un «concurso de Eurovisión» y ha llamado a la unidad de los socios para «cantar al unísono» para buscar «soluciones reales a los problemas reales» de la Unión Europea. «Aunque algunos puedan pensar que es una especie de concurso de Eurovisión, y quizá lo sea, estoy personalmente convencido de que juntos haremos buen uso (de las nuevas ideas), si cantamos al unísono», ha declarado Tusk a la prensa en Tallin (Estonia), a su llegada a una reunión informal de jefes de Estado y de Gobierno de la UE. Los líderes, con la ausencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, discutieron la víspera durante una cena informal sobre el futuro del proyecto europeo y las «nuevas ideas» para relanzar la Unión Europea, incluidas las propuestas del mandatario francés, Emmanuel Macron. El debate fue «constructivo», ha dicho Tusk, que utilizará esta discusión para preparar una agenda concreta para lo que queda de año y 2018 y que prevé presentar en un par de semanas. El presidente del Consejo ha dicho que para preparar esa nueva hoja de ruta tendrá en cuenta tres claves, la primera de ellas la «necesidad de encontrar soluciones reales para problemas reales». También contará con la necesidad de avanzar «paso a paso» y «tema a tema», además de cuidar la necesidad de que la Unión Europea sin Reino Unido se mantenga «unida», incluso en el debate sobre el futuro. Durante la cena, Macron presentó al resto de socios su plan de «refundación» de la UE con el que pretende construir «una Europa soberana, unida y democrática» que estreche lazos en diversos ámbitos como el militar o el migratorio, pero también en los siempre polémicos fiscal y monetario. «En lo que a las propuestas se refiere, hay un alto nivel de entendimiento entre Alemania y Francia», dijo Merkel al respecto, tras un encuentro bilateral con Macron en Tallin previo a la cena conjunta. «Todavía debemos discutir los detalles pero estoy firmemente convencida de que Europa no puede limitarse a estar, sino que tiene que seguir desarrollándose», añadió la canciller.
28-09-2017 | Fuente: abc.es
Corbyn pide paso para liderar el Brexit desde el Gobierno
Jeremy Corbyn invitó ayer a Theresa May a «coger otras vacaciones para pasear por las montañas y tomar otra decisión impulsiva», como ocurrió en abril convocando elecciones. Le pidió que «enderece su Gobierno o se aparte». Los sondeos dan ventaja a los laboristas, dirigidos ahora por su facción más izquierdista, y su líder cree que están «en el umbral del poder». Esa posibilidad depende del desenlace de la negociación del Brexit. Un Gobierno laborista nacionalizaría de nuevo el ferrocarril, el suministro de agua, una parte del sector energético. Eliminaría las leyes que han restringido la actividad de los sindicatos en las últimas décadas. Subiría los impuestos a las empresas y al 5% de las rentas más altas. Dotaría a las instituciones públicas de poderes para cambiar radicalmente la política de vivienda. Este laborismo, dijo Corbyn, «quiere reparar el modelo económico roto forjado por Margaret Thatcher». «Somos la alternativa de gobierno», dijo Corbyn en su discurso de clausura de la conferencia anual del partido, en Brighton. La traducción literal sería «Gobierno a la espera». A la espera de que el nuevo realismo de May sobre el Brexit choque con la realidad del discurso del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien ha señalado en diferentes ocasiones que la elección no es entre un Brexit duro y otro blando, sino entre uno duro o «no Brexit». Esa espera tiene marzo de 2019 como más tardía fecha de resolución, porque el cálculo laborista es que el Gobierno y el Partido Conservador sufrirán una debacle tras meterse en un callejón sin otra salida que «zambullir al país en una carrera hacia los mínimos derechos y los mínimos impuestos a las grandes empresas». La división de los conservadores y el rechazo entre la población y en el Parlamento llevarían al laborismo al Gobierno. Si las circunstancias de tal colapso del Brexit crearían dificultades a cualquier Gobierno, el programa económico laborista añadiría el rechazo de sectores económicos y sociales poderosos. El responsable económico del laborismo, John McDonnell, ha explicado esta semana, en una charla a la asamblea paralela de Momentum, el movimiento que moviliza a los «corbynistas» y que sus colaboradores simulan con software de juegos de guerra, cómo respondería el futuro Gobierno laborista en sus primeros días a una caída vertiginosa de la libra, a una fuga de capitales. La minoría al poder Los retos parecen enormes, pero Corbyn afirmó que el «establishment» no ha comprendido que «el consenso nacional se ha desplazado». «2017 puede ser el año en el que la política finalmente se ha puesto al día con el ?crash? de 2008», añadió. El desorden del Brexit de May y el malestar económico llevarían al poder a un grupo que hace tres años representaba una pequeña facción laborista. Su ascenso fue posible por un cambio en las reglas de elección del líder introducido por el predecesor de Corbyn, Ed Miliband, que la abrió a miembros y afiliados.
04-09-2017 | Fuente: abc.es
Trump no descarta utilizar «opciones nucleares» para defenderse de Corea del Norte
La última provocación de Corea del Norte al detonar la bomba de hidrógeno más potente hasta la fecha, ha desatado la condena de la comunidad internacional, incluidas China y Rusia, si bien ambas naciones siguen defendiendo las opciones diplomáticas para «evitar el caos» en la península de Corea. El aumento de la tensión en la zona ha hecho que Suiza, país tradicionalmente neutral, se ofrezca para albergar negociaciones con el régimen de Kim Yong Un. Por su parte, desde Corea del Sur han lanzado misiles de advertencia y han efectuado ejercicios militares con fuego real mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha recalcado el domingo que «defenderá su patria, territorios y a sus aliados» utilizando «todas las capacidades diplomáticas, convencionales y nucleares» a su disposición, después del último ensayo nuclear efectuado el domingo por Pyongyang y que ha supuesto un punto de inflexión en la escalada militar del régimen norcoreano en los últimos diez años. El lunes, Corea del Sur ha anunciado el despliegue de cuatro lanzamisiles THAAD en una base al sur del país que se suman a las dos lanzaderas ya instaladas hace meses. Asimismo, el Ministerio de Defensa surcoreano ha asegurado que ha detectado señales de que Pyongyang está planeando llevar a cabo más lanzamientos de misiles balísticos, entre los que se incluiría un misil balístico intercontinental. El domingo, Corea del Norte ha dado un nuevo paso en su desafío al mundo y ha anunciado y confirmado la detonación de la bomba de hidrógeno más potente efectuada hasta el momento. Las autoridades norcoreanas han asegurado además que el mortal artefacto puede ser acoplado a un misil intercontinental, lo que significa que podría alcanzar territorio estadounidense. La bomba, 100 veces más potente que la lanzada en Hiroshima, es aún más potente y destructiva que una atómica y es la sexta prueba nuclear que efectúa el régimen comunista en la última década. Las bombas de hidrógeno pueden ser más pequeñas y al mismo tiempo producir una devastación mayor que las armas tradicionales. Los expertos afirman que hacer que sean lo suficientemente pequeñas para que puedan acoplarse en un misil es una tarea desafiante y aunque no hay manera de comprobar si es cierto que Corea del Norte ha sido capaz de avanzar en esa tecnología, la suposición con la que trabajan es que sí es cierto qua la tengan o que estén cerca de obtenerla. Las bombas de hidrógeno, también conocidas como 'bombas H' son artefactos termonucleares de hidrógeno que usan la fusión, el mismo proceso que potencia al sol. Los 'isótopos' «pesados» del hidrógeno se ven obligados a liberar un golpe cientos o miles de veces más potente que las armas nucleares que han sido lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunía el lunes de urgencia para analizar la situación en la región, el desafío militar y el riesgo que supone para el planeta las amenazas norcoreanas e implementar las medidas que puedan obligar a Kim Jong Un a dar marcha atrás a un conflicto que puede acabar en un enfrentamiento militar a gran escala. Estados Unidos ya ha advertido que podría suspender relaciones comerciales con cualquier país que de 'oxígeno' a Corea del Norte y esto incluye a China de manera muy particular, ya que el 80 por ciento de las exportaciones de Pyongyang son al gigante asiático, que es el único país capaz de ahogar la economía norcoreana. Sin embargo, y hasta la fecha, Pekín ha apoyado las últimas sanciones de la ONU al régimen de Kim Jong Un pero sigue siendo el socio comercial clave para la nación norcoreana. «Respuesta militar gigantesca» El responsable de Defensa estadounidense, James Mattis, decía el domingo que no buscaban «la aniquilación total de un país (Corea del Norte)» aunque añadía que tenían «muchas opciones para hacerlo» en referencia a una respuesta militar en la que ya se habla incluso de opciones nucleares. Trump ha mantenido el domingo una conversación telefónica con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en la que ambos han condenado «las continuas acciones desestabilizadoras y provocadoras» de Pyongyang, reiterando sus compromisos bilaterales a nivel de defensa, según ha informado la Casa Blanca. James Mattis, ha advertido de que cualquier ataque norcoreano sobre Estados Unidos o sobre sus aliados tendrá una «respuesta militar gigantesca«». El general decía el domingo que no buscaban «la aniquilación total de un país (Corea del Norte)» aunque añadía que tenían «muchas opciones para hacerlo» en referencia a una respuesta militar en la que ya se habla incluso de opciones nucleares. El ensayo ha sido condenado por la práctica totalidad de la comunidad internacional, y el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha recalcado que «supone un grave incumplimiento de las obligaciones internacionales de la República Popular Democrática de Corea» y que «socava los esfuerzos internacionales de no proliferación y desarme nuclear». El presidente del Consejo Europeo Donald Tusk se ha manifestado a favor de endurecer las sanciones contra el régimen de Kim Jong Un y Francia, Reino Unido y España se han sumado también a las condenas y consideran la actuación de Corea como un inaceptable desafío a la paz. China no detecta material radiactivo La Agencia de Seguridad Nuclear de China ha afirmado el lunes que no ha detectado material radiactivo en la zona de la frontera con Corea del Norte tras el sexto ensayo nuclear realizado la víspera por el régimen que lidera Kim Jong Un. Las estaciones de seguimiento situadas en catorce puntos geográficos a los largo de cuatro provincias no han encontrado indicios de impacto al Medio Ambiente o a la población china, según ha contado en un comunicado publicado en su página web oficial el organismo chino. Tanto China como Rusia han apostado por fomentar la desnuclearización de la región y coinciden en que resulta imprescindible «evitar el caos». Los líderes de ambas naciones, Xi Jinping y Vladimir Putin, respectivamente, han coincidido en coordinar las acciones de Moscú y Pekín en la esfera internacional. Según el ministro de Exteriores ruso, Sergei Peskov, Putin «por el momento» no tiene previsto hablar con Kim Jong Un, y ha recordado que Rusia defiende una solución diplomática a esta la situación ante la falta de resultados de la imposición de sanciones.
05-07-2017 | Fuente: abc.es
La Unión Europea y Japón alcanzan un principio de acuerdo para la firma de un tratado de libre comercio
La Unión Europea y Japón han llegado este miércoles a un acuerdo político sobre los principales puntos del tratado de libre comercio bilateral, que se espera que los líderes de ambas partes confirmen en la cumbre bilateral que acogerá este jueves Bruselas. La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström a través de su perfil de Twitter ha realizado el anuncio: «Hemos alcanzado un acuerdo político a nivel ministerial sobre un acuerdo comercial entre la UE y Japón. Recomendamos ahora a los líderes que confirmen esto en la cumbre». We've reached political agreement at Ministerial level on an #EUJapan trade deal. We now recommend to leaders to confirm this at summit. 2/2? Cecilia Malmström (@MalmstromEU) July 5, 2017Malmström y el ministro de Exteriores japonés, Fumio Kishida, han podido resolver «algunas diferencias pendientes» en su reunión de este miércoles y recomendarán a los líderes «confirmar» el acuerdo político en la cumbre de este jueves. Si el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, dan luz verde al acuerdo político, se espera que ambas partes concluyan las negociaciones del acuerdo de libre comercio «en los próximos meses», incluido sobre el mecanismo para resolver dispuestas entre inversores y estados, uno de los grandes puntos del acuerdo todavía abiertos, según ha avanzado una fuente de alto nivel europea. ?? ?? A political agreement has been reached at ministerial level on an #EUJapan trade deal to be discussed at the EU-Japan Summit tomorrow pic.twitter.com/sYAFUfecEr? European Commission (@EU_Commission) July 5, 2017
01-07-2017 | Fuente: abc.es
Líderes de todo el mundo se reúnen para despedir al excanciller alemán Helmut Kohl
Los dirigentes políticos mundiales se despedirán este sábado del ex canciller alemán Helmut Kohl, fallecido el pasado el pasado 16 de junio, con un homenaje en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo al que acudirán Don Juan Carlos y Doña Sofía junto al expresidente del Gobierno Felipe González. Don Juan Carlos y Doña Sofía, en Estrasburgo para asistir a la Ceremonia Europea de homenaje a Helmut Kohl https://t.co/l2WpbPgciq pic.twitter.com/2e9YCtc5TY? Casa de S.M. el Rey (@CasaReal) July 1, 2017En cambio, finalmente no participará en esta ceremonia el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, acompañará a los Reyes eméritos. Kohl, que fue jefe del Gobierno alemán entre 1982 y 1998, fue uno de los grandes impulsores de la UE y es considerado 'padre' de la reunificación alemana. La ceremonia de homenaje a Kohl, organizada en un lugar que representa el corazón del proyecto europeo, arrancará a las 11.00 horas y concluirá hacia las 13.00 horas. Los restos mortales del ex canciller alemán serán recibidos a las 10.35 horas por el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, y por su viuda, Maike Kohl-Ritcher, poco después de que comiencen a llegar las delegaciones. El libro de condolencias podrá firmarse en el exterior del salón protocolario, antes del arranque de la ceremonia oficial a las 11.00 horas. Emotivo homenaje La ceremonia comenzará con el traslado de los restos mortales de Kohl a la Cámara del Parlamento Europeo, cubiertos por una bandera europea, por parte de ocho miembros del 'Wachbataillon' (Guardia de honor) alemán que estarán acompañados por el Eurocuerpo. Los presidentes de las tres instituciones europeas, Jean-Claude Juncker (Comisión Europea), Donald Tusk (Consejo Europeo) y Antonio Tajani (Parlamento Europeo) pronunciarán a continuación los discursos oficiales, a los que seguirá la proyección del vídeo sobre la figura del ex canciller, Helmut Kohl, "un gran europeo". A título personal y a petición de la viuda de Kohl, pronunciarán discursos de despedida el expresidente del Gobierno Felipe González, el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton, así como el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y su homólogo ruso, Dimitri Medvedev. Por último, intervendrán el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel. La ceremonia finalizará con la Orquesta de la Universidad de Estrasburgo tocando el himno nacional alemán y el himno europeo, acompañada por el Coro Filarmónico de la ciudad. Los restos mortales de Kohl serán después trasladados desde el Parlamento Europeo a la ciudad alemana de Speyer, donde será enterrado tras una misa funeral en la catedral. A Estrasburgo se desplazarán numerosas personalidades políticas para dar su último adiós al ex canciller alemán, incluidos los primeros ministro de Reino Unido, Theresa May, Bélgica, Charles Michel, Países Bajos, Mark Rutte, Hungría, Viktor Orban, así como los primeros ministros de Austria, Bulgaria, República Checa, Eslovenia, Luxemburgo, Suecia, Letonia, Lituania y Estonia, así como el presidente de Polonia. También acudirán tres expresidentes de la Comisión Europea Jacques Santer, Romano Prodi y José Manuel Durao Barroso, la mayor parte de los miembros de la Comisión actual, así como numerosos eurodiputados y un gran número de dirigentes políticos alemanes. «Alemán y un patriota europeo» El exsecretario de Estado estadounidense, Henry Kissinger, también acudirá a dar el último adiós al ex canciller alemán, así como el presidente ucraniano, Viktor Poroshenko. «Vamos a decir adiós a mi amigo Helmut Kohl en Estraburgo y esto es una manera de elogiar el trabajo de toda su vida», ha subrayado este viernes Juncker en rueda de prensa conjunta con el primer ministro estonio, Jüri Ratas, desde Tallín. Juncker ha recordado que Kohl era «alemán y un patriota europeo y nunca encontró ninguna contradicción entre el patriotismo europeo y el patriotismo alemán» y ha justificado el homenaje como «un gesto» a «un ciudadano honorífico» como también fueron Jean Monet y Jacques Delors, padres fundadores del proyecto europeo. Desde Tallín, el jefe del Ejecutivo comunitario también ha puesto en valor el gran empuje de Kohl a la ampliación de la UE a los países del este de Europa. «Esto no es algo que hubiera ocurrido sin Helmut Kohl. Esta parte de Europa también debe ser agradecida a Helmut Kohl», ha dicho. «En Estonia estamos inmensamente agradecidos. Durante su mandato, Estonia fue invitada a las negociaciones con la UE y reconoció la independencia de Estonia», ha asegurado el jefe del Ejecutivo estonio.
01-07-2017 | Fuente: abc.es
Líderes de todo el mundo honran a Kohl, unificador de Alemania y Europa
Por primera vez en su historia, la Unión Europea ha celebrado un funeral de la mayor solemnidad en el hemiciclo del Parlamento Europeo de Estrasburgo, para rendir homenaje a Helmut Kohl, definido como gran personalidad y hombre de Estado alemán y europeo. Una veintena de jefes de Estado y de Gobierno y muchos dirigentes políticos que lo conocieron en su época de canciller asistieron a esta ceremonia inédita en memoria del timonel de la unificación de Alemania y de los cimientos de la actual Europa. El féretro con los restos mortales de Kohl, fallecido el pasado 16 de junio a los 87 años, había sido colocado en el centro del imponente hemiciclo del Parlamento, trasladado a hombros de un pelotón de ocho soldados alemanes y escoltado por los generales del Estado Mayor del Eurocuerpo. El ataúd estaba cubierto por una imponente bandera europea y a sus pies tres coronas de flores, una con los colores de Alemania, otra con los de la UE y una tercera, roja, con una dedicatoria de su viuda. Los tres presidentes de las instituciones europeas, el del Parlamento Antonio Tajani, el de la Comisión, Jean-Claude Juncker (el único de los asistentes aún en activo que ya era primer ministro de su país cuando Kohl estaba en la cancillería alemana) y el del Consejo, Donald Tusk, encabezaron una ceremonia sencilla pero muy emotiva, en la que se glosó la figura de este hombre físicamente enorme, cuya gestión -como dijo su sucesora, Angela Merkel- cambió la vida de millones de personas. La suya, por supuesto, porque la ahora canciller alemana era una súbdita del régimen comunista de la antigua RDA, y antes de la caída del Muro de Berlín no hubiera podido ni soñar en ser quién es hoy. Los discursos, algunos de ellos pronunciados al borde de las lágrimas, de los que compartieron con él los grandes momentos de su gestión, como Felipe González, José María Aznar o el norteamericano Bill Clinton, se refirieron sobre todo a su papel no solo en la reunificación alemana, sino sobre todo a su gran visión de «una Alemania europea y no una Europa alemana» basada en la reconciliación con Francia. La imagen del canciller Kohl y el presidente francés, François Mitterrand, de la mano en Verdun el 23 de septiembre de 1984 representa el cimiento de la estabilidad en Europa, que vive ahora gracias a ello el periodo más largo de paz de su historia. Intervenciones Las intervenciones estuvieron a cargo de los tres presidentes de la UE; de Felipe González, en nombre de los dirigentes europeos que se sentaron con él en el Consejo Europeo; de Bill Clinton como representante de EE.UU.; y en nombre de Rusia (sucesora de la URSS que mantuvo ocupada una parte de Alemania hasta la caída del Muro) lo hizo el actual primer ministro Dimitri Mevdevev. Naturalmente habló también el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron. Y en el cierre, intervino Angela Merkel, su heredera política, quien dijo de él que, aunque durante su gestión «proporcionó años de prosperidad para los alemanes, nunca perdió de vista que hay cosas que son mas grandes que Alemania». Los que lo conocieron personalmente lo describieron como una persona afable, gran comilón y amigo leal «algo muy raro en política» como dijo el expresidente del Gobierno español, que recordó su papel decisivo en la creación del euro como símbolo de la unión, a pesar de que sabía que la desaparición del marco alemán podía costarle unas elecciones. Juncker, a quien Kohl solía llamar «Junior» en las reuniones del Consejo, se emocionó al pronunciar sus palabras: «Despedimos a un gran hombre de estado alemán, a un patriota europeo, y yo a un gran amigo». El presidente de la Comisión recordó que en los 16 años en los que rigió Alemania, Kohl demostró ser capaz de «mirar hacia el porvenir». El representante ruso dijo de él que «hizo posible que su país y el mío tuviesen las mejores relaciones de su historia». Exaltación europea Nunca antes la UE como tal había diseñado un funeral de estas características en sus más de sesenta años de historia y el de ayer fue una ocasión histórica de exaltación de la figura de uno de los tres «Ciudadanos de honor de Europa» que han recibido este título. Los otros dos son Jean Monet, fallecido en 1979, y el expresidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, que tiene 91 años. El ceremonial se transformó en un acto de gran exaltación europeísta, algo que sin duda debió hacer reflexionar a la primera ministra británica, Theresa May, que estaba prácticamente sola, en una fila bastante alejada del centro y flanqueada por un puesto vacío. Y para colmo de simbolismos, el único que habló en inglés fue Clinton. Los demás lo hicieron en alemán o en su propia lengua. En otras circunstancias el inglés habría sido una especie de «lingua franca» para simplificar las cosas, pero ayer quedó relegado de forma notoria a un papel marginal y ajeno. El Brexit no estaba probablemente en los sueños de Helmut Kohl.
1
...