Infortelecom

Noticias de donald trump

18-07-2019 | Fuente: abc.es
EE.UU. derriba un dron iraní en aguas internacionales del golfo Pérsico
La Armada de Estados Unidos ha derribado un dron iraní en el estrecho de Ormuz, según ha anunciado a la prensa el presidente Donald Trump, quien ha dicho que «esta es la última en una larga serie de acciones revocadores y hostiles por parte de buques iraníes en aguas internacionales». Según ha señalado el presidente en la Casa Blanca, el buque de asalto anfibio USS Boxer, que está de misión en el golfo Pérsico, detectó un dron iraní acercándose a menos de 900 metros y después de ordenarle a este sin éxito que se despegara, acabó disparándole y derribándolo. El 20 de junio, Irán había derribado un dron norteamericano en una zona del mismo estrecho en la que las aguas iraníes lindan con las internacionales. Trump ordenó entonces un ataque con misiles a objetivos iraníes, que abortó inmediatamente porque, según dijo, en él iba a morir una decena de personas. Trump defendió la acción de la Armada de EE.UU. como un movimiento defensivo ante una agresión iraní. «El Boxer se defendió contra un dron iraní, que se acercó demasiado, menos de 900 metros, e ignoró las órdenes de separarse, amenazando al barco y a su tripulación», ha dicho el presidente. El Pentágono ha ordenado un refuerzo naval en el Golfo por el aumento de la tensión con Irán, incluido el envío del portaaviones USS Abraham Lincoln, del que se ha despegado la fragata española Méndez Núñez por la decisión del gobierno de Pedro Sánchez de no enfrentarse a Irán. El miércoles, un portavoz del Pentágono dijo a EFE que EE.UU. está decepcionado con la decisión española. «Hemos disfrutado de una relación productiva y profesional con la Méndez Núñez, pero estamos decepcionados con la decisión de España», ha dicho a la agencia la teniente coronel Carla Gleason. Trump pidió a los aliados de EE.UU. mayor cooperación contra las provocaciones de Irán. «Pido al resto de naciones que condenen los intentos de Irán de entorpecer la libertad de navegación y el comercio global», dijo ayer el presidente en declaraciones a la prensa. Preguntado por los detalles del incidente, un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, confirmó ayer el derribo del ?dron? iraní a las 10.00 de la mañana hora local en aguas internacionales del golfo Pérsico y dijo que se produjo como una «medida defensiva» dedicada a «proteger tanto el barco como su tripulación». Horas antes, la Guardia Revolucionaria Iraní admitió que capturó un carguero de petróleo, con bandera de Emiratos Árabes Unidos y una tripulación de 12 personas, que se esfumó de los radares durante el fin de semana. Antes el ministerio de Exteriores iraní había dicho que había rescatado al buque después de que este tuviera un accidente. El 4 de julio, la Armada británica interceptó en Gibraltar un carguero de petróleo iraní que cruzaba el estrecho con destino a Siria. EE.UU. aplaudió la acción de Reino Unido, que relacionó con las sanciones internacionales contra el régimen de Bachar el Asad por sus repetidas violaciones de los derechos humanos. La operación desde Gibraltar provocó una protesta oficial del gobierno español, que atribuyó a la Casa Blanca la preparación de la captura del petrolero. Aunque Barack Obama negoció un acuerdo de desnuclearización con Irán que permitió el levantamiento de sanciones, Trump se retiró de él en mayo de 2018. Ahora la Casa Blanca dice que espera negociar un acuerdo más ambicioso y en el que la República Islámica renuncie también a sus sistemas de misiles. Teherán mantiene que no tiene intención de negociar de nuevo con EE.UU. Recientemente, unos cables secretos de la diplomacia británica revelaron que Kim Darroch, embajador en EE.UU. de Reino Unido ?otro de los países firmantes del acuerdo con Irán?, estaba convencido de que Trump se retiró por razones personalistas y para destruir el legado de Obama. Tras la filtración de esos documentos, Trump obligó a Darroch a dimitir. Después de anular el ataque contra objetivos militares iraníes, Trump autorizó una serie de ciberataques contra el sistema de misiles iraní que según el Pentágono lograron paralizar este de forma temporal, algo que Irán negó posteriormente.
18-07-2019 | Fuente: abc.es
Trump pide al Capitolio 1.600 millones adicionales para volver a la Luna bajo su mandato
El Gobierno de Estados Unidos ha pedido esta semana 1.600 millones de dólares (1.400 millones de euros) adicionales para poder adelantar la vuelta del ser humano a la Luna en cinco años. La NASA tenía previsto volver a enviar una misión tripulada al satélite en 2028, pero Donald Trump ha ordenado que esa fecha se adelante al año final de su mandato si logra ser reelegido. Esta semana se cumplen 50 años del primer viaje a la Luna, dentro del programa Apolo. El primer alunizaje fue el 20 de julio de 1969. El director de la NASA, Jim Bridenstine, testificó esta semana en el Senado sobre las nuevas misiones de la agencia espacial y dio detalles del nuevo programa lunar, bautizado Artemis: un hombre y una mujer aterrizarán en el polo sur de la luna en 2024 y establecerán una colonia que estará habitada hasta 2028. Hay previstos en principio tres proyectos Artemis con la nueva nave Orión, algo para lo que la NASA estudian aliarse con empresas aeronáuticas privadas. El director de la NASA dijo: «Volver a la Luna ayudará a consolidar el dominio de EE.UU. en el espacio; facilitará a innovadoras investigaciones científicas y tecnológicas; ampliará el impacto económico global de EE.UU., y permitirá probar tecnologías y estrategias comerciales para futuras misiones humanas a Marte». Posteriormente, Bridenstine añadió: «Le pedimos al Congreso recursos adicionales para llegar a la Luna en 2024, lo que nos permitirá llegar a Marte de manera más rápida y segura. El trabajo que realicemos en la Luna durante la próxima década y más allá asegurará que podamos enviar a los primeros seres humanos a Marte». Trump ha dicho en varias ocasiones, la más destacada en su discurso a la nación del 4 de julio, que bajo su presidencia el ser humano volverá a la Luna y llegará a Marte: «Vamos a volver a la Luna muy pronto, y también pronto, un día, colocaremos la bandera de América en Marte». Tan preocupado está estos días el presidente por volver a la Luna en cinco años que la semana pasada despidió sin miramientos al jefe de exploración humana de la NASA, William Gerstenmaier, porque sus previsiones eran demasiado conservadoras. Este había presentado informes que advertían de que no es factible tener una misión con lanzadera propia antes de 2028. Volver a la Luna es para la Casa Blanca un ejercicio de preparación para aterrizar en Marte. Ambas misiones son caras. En principio el presupuesto previsto para la agencia espacial el año que viene era de 21.000 millones de dólares (17.000 millones de euros) de los que aproximadamente la mitad están reservados para el programa de exploración espacial. Ayer mismo el gobierno pidió al Capitolio esos 1.600 millones de dólares (1.400 millones de euros) adicionales para adelantar cuatro años, de 2028 a 2024, la nueva misión a la Luna. Según una estimación del Senado, el nuevo programa Artemis costará, en un plazo de cinco años, unos 30.000 millones de dólares (26.000 millones de euros).
18-07-2019 | Fuente: abc.es
«¡Enviadla de vuelta!», corean los seguidores de Trump sobre una de las congresistas del «Escuadrón»
Los cánticos racistas del público en el mitin político de este miércoles del presidente estadounidense, Donald Trump, contra una congresista musulmana nacida en Somalia, han elevado este jueves aún más la tensión y las críticas de xenofobia al mandatario. Crowd chants "send her back!" at President Trump's combative North Carolina rally https://t.co/hmUF44X4SK pic.twitter.com/uTOirDzXhR? TIME (@TIME) 18 de julio de 2019 «¡Enviadla de vuelta! ¡Enviadla de vuelta!», entonaron los seguidores de Trump en el acto de campaña que el neoyorquino celebró en Greenville (Carolina del Norte), después de cargar contra la legisladora Ilhan Omar, que representa en el Congreso de EE.UU. uno de los distritos de Minesota. La controversia ha ido creciendo desde que el pasado domingo Trump atacase en Twitter a un grupo formado por cuatro jóvenes congresistas demócratas, conocido como «El Escuadrón» y que integran la latina Alexandria Ocasio-Cortez, la afroamericana Ayanna Pressley y las musulmanas Rashida Tlaib y la mencionada Omar. «No aman nuestro país. Están tan enfadadas. Si no les gusta, dejen que se vayan, dejen que se vayan», ha apuntado el presidente en el acto electoral. Todas ellas son ciudadanas estadounidenses y tres de ellas nacieron en el país: Ocasio-Cortez en Nueva York, Tlaib en Detroit (Michigan) y Pressley en Chicago. Omar, por su parte, nació en Mogadiscio (Somalia), pero obtuvo la ciudadanía estadounidense cuando era adolescente, después de llegar como refugiada al país junto a su familia. La congresista reaccionó desde su cuenta de Twitter, en la que citó un poema de la escritora aforamericana Maya Angelou. «Puedes dispararme con tus palabras / Puedes cortarme con tus ojos / Puedes matarme con tu odio / Pero aún así, como el aire, me levantaré». You may shoot me with your words, You may cut me with your eyes, You may kill me with your hatefulness, But still, like air, I?ll rise. -Maya Angelou https://t.co/46jcXSXF0B? Ilhan Omar (@IlhanMN) 18 de julio de 2019Por su parte, el mandatario alabó al público del acto electoral, sin mencionar los cánticos, al volar de regreso a Washington. «Qué multitud y qué gran gente. El entusiasmo va a acabar con nuestros rivales de la izquierda radical», afirmó Trump. Las palabras del mandatario han generado contundentes reacciones entre la oposición demócrata, especialmente entre los aspirantes a la candidatura presidencial de cara a las elecciones de 2020. Kamala Harris, la senadora por California y una de las favoritas a la candidatura, calificó las declaraciones de «viles, cobardes y xenófobas». «Es racista. Ensucia la oficina del Presidente. Es hora de sacar a Trump del cargo y unir al país», remarcó Harris.
18-07-2019 | Fuente: abc.es
El Capitolio reprueba la venta de bombas de España a Arabia Saudí
El congreso de Estados Unidos votó ayer a favor de impedir la venta de España a Arabia Saudí de 400 bombas de guiado láser modelo Paveway fabricadas por la empresa norteamericana Raytheon. La Cámara de Representantes adoptó una resolución, aprobada ya antes por el Senado el 20 de junio, en la que abiertamente prohíbe a la Casa Blanca y el Pentágono la transferencia de componentes y el mantenimiento del sistema Paveway a todos aquellos países que hayan acordado venderlos al reino árabe, reprobado por el Capitolio por sus abusos en materia de derechos humanos. El presidente, por su parte, ha anunciado que vetará la resolución. La Cámara de Representantes, donde tienen mayoría los demócratas, votó a las 18.00 de ayer la resolución contra la venta o transferencia de cualquier artículo relacionado con las bombas Paveway de EE.UU. a Reino Unido, España e Italia, y de estos a Arabia Saudí. Finalmente se sumaron cuatro republicanos a los demócratas. Ya en el Senado hicieron lo mismo otros siete republicanos. El asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul propició esta condena, que Trump ha amenazado con vetar en cuanto llegue a su despacho en la Casa Blanca. El 3 de junio, el departamento de Estado notificó formalmente al Capitolio de la intención de autorizar la fabricación y exportación de de «artículos de defensa, incluida información técnica y servicios de defensa a Arabia Saudí, Reino Unido, España en Italia para la asistencia en la coproducción, fabricación, ensamblaje, desarrollo, integración, reparación y decomiso del sistema Paveway para los aviones F-15, Tornado y Eurofighter Typhoon de la fuerza aérea saudí». En octubre 2018, a pesar de la presión de parte del PSOE y sus socios de Podemos, el presidente en funciones del gobierno español, Pedro Sánchez, decidió mantener la venta de esas 400 bombas a Arabia Saudí alegando que el contrato lo había firmado el PP en 2015 y cumple la normativa internacional. «Si me piden dónde tengo que estar es en la defensa de los intereses de España, ahí estaré y a todos ustedes les pido altura de miras para compartir esta visión», dijo entonces Sánchez. El voto de ayer en el Capitolio forma parte de una iniciativa de los demócratas para dificultar el envío de armamento a Arabia Saudí, después de que Donald Trump autorizara la venta de material por valor de casi 8.000 millones de euros por la vía urgente. Uno de los líderes demócratas, el diputado de Nueva York Eliot Engel, criticó abiertamente que la Casa Blanca haya maniobrado para facilitar esa venta indirecta a Arabia Saudí a través de sus socios europeos. «Es un hecho que Donald Trump dijo que esta es una situación de emergencia simplemente para trasladar puestos de trabajo fuera de Estados Unidos. El presidente ha enviado a otros países esos puestos de trabajo fijos y estables, los que merecen los estadounidenses. ¿Por qué ha declarado una emergencia para luego autorizar la fabricación de unas bombas que se demoraría meses y meses», dijo Engel al presentar la resolución. Los demócratas han forzado este veto como una forma de reprobar a la Casa Blanca y a todos aquellos que, como el gobierno de Sánchez en España, opten por seguir haciendo negocios con Arabia Saudí a pesar del asesinato de Khashoggi y el elevado número de víctimas civiles en el conflicto en Yemen, que suma ya más de cuatro años. Al contar con pocos apoyos republicanos no han alcanzado la mayoría de dos tercios necesaria para sortear el veto de Trump.
18-07-2019 | Fuente: abc.es
Los enchufes del presidente Bolsonaro para favorecer a sus hijos
Los hijos del presidente de Brasil Jair Bolsonaro está logrando posiciones de gran incluencia gracias a su padre, en decisiones que han generado dudas y críticas sobre el compromiso de su Gobierno en la lucha anticorrupción. El presidente de la Corte Suprema, Antonio Dias Toffoli, sorprendió al suspender una investigación por corrupción contra el senador Flavio Bolsonaro, deteniendo no sólo los procesos contra el hijo del presidente, sino también perjudicando otras investigaciones en curso sospechosas de blanqueo de fondos. La investigación comenzó debido a sospechas sobre movimientos bancarios irregulares de Fabricio Queiroz, un ex asesor de Flavio Bolsonaro. El COAF detectó dichos movimientos y llevaron al organismo a ceder la información a la Fiscalía, ente que abrió una investigación por oficio y sin pedir la autorización de un juez. El hijo mayor de Bolsonaro es investigado por movimientos bancarios irregulares de su exasesor, Fabricio Queiroz, un policía y viejo amigo de la familia, que en un año retiró unos 300.000 euros en cajeros electrónicos, un valor incompatible con sus ingresos mensuales. Esta noticia sobre Flavio Bolsonario llega días después que el presidente anunciara el nombramiento de su segundo hijo, Eduardo, como embajador de Brasil en Estados Unidos, una decisión que también ha sido fuertemente criticada y se ha convertido en asunto de chistes y memes en internet. La Asociación de Diplomáticos Brasileños (ADB) criticó la decisión del presidente, que esperó el cumpleaños de 35 años de Eduardo -edad mínima para asumir el cargo de embajador-, dejando vacante por cuatro meses la principal plaza de la carrera diplomática. «Aun consciente de las prerrogativas presidenciales en el nombramiento de sus representantes diplomáticos, la ADB recuerda que sus cuadros en la cancillería cuentan con profesionales de excelencia, altamente cualificados para asumir cualquiera de las embajadas en el extranjero», cuestionó en una nota oficial la entidad que representa 1.600 diplomáticos. Para justificar su decisión, Jair Bolsonaro argumentó que su hijo habla bien inglés y español y tiene buenas relaciones con la familia del presidente estadounidense Donald Trump, su principal aliado a nivel internacional. El presidente negó que sea nepotismo y que las críticas son la son la prueba de que su hijo merece el cargo. «Ya hice intercambio, ya freí hamburguesas en Estados Unidos, en el frío de Maine», declaró Eduardo al explicarle a la prensa sus atribuciones para el cargo.
17-07-2019 | Fuente: abc.es
Muere a los 99 años John Paul Stevens, un influyente juez retirado del Supremo de EE.UU.
John Paul Stevens, que durante casi 35 años fue juez del Tribunal Supremo de EE.UU. y se convirtió en el influyente líder de su ala progresista, murió este martes a los 99 años, confirmó la máxima corte del país en un comunicado. Stevens, quien dejó su huella en casos sobre temas tan relevantes como los derechos de los homosexuales, el aborto o el tratamiento a los prisioneros en la cárcel de Guantánamo (Cuba), falleció en un hospital de Fort Lauderdale (Florida) debido a las complicaciones de un derrame cerebral que había sufrido este lunes. El presidente de EE.UU., Donald Trump, y su esposa Melania ofrecieron sus «condolencias» a los seres queridos de Stevens a través de la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham. «Su trabajo durante casi 35 años en el Tribunal Supremo seguirá moldeando el marco legal de la nación durante años», afirmó Grisham en un comunicado. El juez se retiró del Supremo en 2010, cuando tenía 90 años y era el segundo magistrado que más tiempo había pasado en la corte en su historia, más de tres décadas desde que el presidente Gerald Ford (1974-1977) le nominó para el cargo. Una trayectoria atípica La trayectoria de Stevens fue atípica: se hizo un nombre como abogado conservador especializado en casos contra monopolios empresariales y llamó la atención de los líderes republicanos del país, que le nominaron primero para un tribunal menor y luego para el Supremo. Sin embargo, una vez en la máxima corte, Stevens fue girando hacia la izquierda, debido a su rechazo a las doctrinas rígidas y a una evolución de sus ideas políticas, que en 2008 le llevaron, por ejemplo, a expresar su oposición a la pena de muerte. Si el actual icono progresista del Supremo, la juez Ruth Bader Ginsburg, se distingue por los llamativos collares con los que aporta brillo a su toga, a Stevens se le conocía por las pajaritas con las que solía adornar el sobrio uniforme de los magistrados. Pero al juez no le gustaba ser el centro de atención, y en ocasiones cedió a sus colegas el protagonismo en decisiones importantes, como cuando en 2003 pidió al juez Anthony Kennedy que escribiera la opinión mayoritaria en un caso que invalidó un veto a las relaciones sexuales entre homosexuales en Texas. En cambio, él fue el autor líder en la decisión de 2004 que otorgó a los tribunales federales jurisdicción sobre los presos de Guantánamo, y de la que en 2006 tumbó el plan del Gobierno de George W. Bush (2001-2009) para juzgar a algunos de esos prisioneros en comisiones militares. También llevó la batuta en la decisión de 2002 que prohibió la ejecución de reos discapacitados mentales, y en 2000 fue uno de los cuatro miembros del tribunal que se pronunció en contra de otorgar la Presidencia a Bush tras un ajustado recuento en Florida. A Stevens le sucedió en la corte Elena Kagan, nominada por el presidente Barack Obama (2009-2017), pero él se mantuvo activo en el debate político del país y hace apenas dos meses publicó un libro de memorias y lo promocionó con críticas veladas al presidente estadounidense, Donald Trump. «El presidente está ejercitando poderes que realmente no le pertenecen. Tiene que cumplir con las citaciones judiciales (del Congreso a sus subordinados) y esas cosas», afirmó Stevens durante una entrevista en mayo con el diario The Wall Street Journal. Nacido en Chicago (Illinois) en 1920, Stevens era veterano de la Segunda Guerra Mundial y un fan acérrimo del equipo de béisbol de su ciudad natal, los Cubs.
17-07-2019 | Fuente: abc.es
El Capitolio reprueba a Trump por sus «comentarios racistas»
Por primera vez en la historia de Estados Unidos, la Cámara de Representantes del Capitolio ha votado a favor de reprobar al presidente de la nación por sus «comentarios racistas» contra cuatro diputadas hispanas, árabes y negras. Sólo cuatro republicanos de 197 se unieron a los demócratas en su repudio a las palabras de Donald Trump, que el domingo dijo a las cuatro diputadas que «vuelvan a sus países» a pesar de que todas tienen pasaporte norteamericano y sólo una nació fuera de EE.UU. La reprobación muere en ese punto, porque los republicanos mantienen la mayoría en el Senado y bloquearan que siga avanzando. Al final, el voto ?de 240 a favor y 187 en contra? no tiene más efecto que el de llamar la atención sobre las palabras de Trump, a quien las mujeres insultadas han acusado de racista, xenófobo y supremacista. La presidenta de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, dijo en una intervención en el pleno que los comentarios de Trump son «una desgracia, asquerosos y racistas». Trump tenía prevista ayer una reunión en la Casa Blanca con los líderes de su partido en la Cámara pero la canceló para que estos participaran en el voto. Preguntado por la prensa, el presidente dijo que las diputadas a las que pidió que se marchen «dicen cosas horribles de este país». «Tengo una lista de las cosas que han dicho estas mujeres sobre este país y es algo terrible. Creo que odian a este país, y eso no lo acepto», añadió. La resolución aprobada por la Cámara condena formalmente «los comentarios racistas del presidente Donald Trump que han provocado miedo y han incitado al odio contra nuevos estadounidenses y personas de color». «Esos comentarios no son representativos del Congreso o de esta nación», añade el texto. Buscando el bochorno de los republicanos, los demócratas añadieron una página con fragmentos de un discurso en el que Ronald Reagan, republicano y presidente entre 1981 y 1989, dijo que «América debe mantener sus puertas abiertas a los recién llegados o su liderazgo mundial pronto se perderá». Las diputadas atacadas por Trump han pedido repetidamente la recusación del presidente por medio del proceso de «impeachment». Precisamente aprovechando la polémica, un diputado demócrata de Tejas, Al Green, anunció ayer a través del diario «The Washington Post» que iniciará el procedimiento de deposición del presidente, intentando forzarle la mano a los líderes de su propio partido, que hasta ahora se han resistido a abrir un juicio de esa magnitud en la antesala de las elecciones de 2020.
17-07-2019 | Fuente: abc.es
Trump cancela la venta de cazas a Turquía por comprar misiles rusos
El presidente de Estados Unidos dijo ayer que la empresa norteamericana Lockheed Martin no venderá cazas F-35 a Turquía después de que el gobierno de ese país de la Alianza Atlántica haya adquirido un sistema de defensa de misiles S-400 a Rusia. «Están en una situación difícil y nos han puesto a nosotros también en una situación difícil», dijo ayer Donald Trump a los medios de comunicación en la Casa Blanca. «No les vamos a vender más F-35, y punto», añadió. El Capitolio, por su parte estudia aplicar una ronda de sanciones a Turquía por los contratos militares firmados con Rusia, algo extremadamente inusual para un país que es miembro de la OTAN. El Pentágono teme que Rusia sea capaz de adquirir información valiosa del sistema de vuelo de los F-35 a través de la tecnología instalada en el sistema de misiles. Trump aplazó una decisión final mientras su gobierno negociaba infructuosamente un aplazamiento con el del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. El candidato de Trump a dirigir el ministerio de Defensa norteamericano, Mark Esper, acusó a Turquía de haber «tomado una decisión equivocada». «Deben elegir, o los cazas F-35 o los misiles rusos, no pueden tener ambas cosas, es imposible», añadió Esper en una comparecencia en el Senado, que debe confirmarle en el puesto. Recientemente, el ejecutivo de Erdogan había solicitado más de 100 cazas F-35, que finalmente no le serán entregados. El sistema ruso S-400 es capaz de abatir proyectiles a hasta 400 kilómetros de distancia.
16-07-2019 | Fuente: abc.es
México y Guatemala cierran filas para no dar asilo a emigrantes
El Gobierno de México rechazó las nuevas medidas aprobadas por Donald Trump para limitar las opciones de solicitar asilo en EE.UU. a los inmigrantes que entren por tierra desde su país. «México no coincide con medidas que limitan el acceso al asilo y refugio a aquellas personas que temen por su vida y seguridad en su país de origen por motivos de persecución», dijo en rueda de prensa el canciller mexicano, Marcelo Ebrard. Ebrard descartó que la medida convierta a México «de facto» en un «tercer país seguro», ya que las personas que sean deportadas desde EE.UU. deberán ser devueltas a su nación de origen y no a México. En ese aspecto, el canciller reiteró que México no planea convertirse en un «tercer país seguro», un acuerdo bilateral que implica que los inmigrantes que pidan asilo en EE.UU. tras haber atravesado previamente México tendrían que tramitar allí su solicitud de refugiados. Trump quiere firmar este acuerdo con López Obrador para reducir la presión en la frontera. La legislación estadounidense permite a los inmigrantes pedir asilo o refugio una vez que entran en el país. Sin embargo, las nuevas normas establecen que los inmigrantes que antes hayan atravesado otro país, deben pedir asilo en ese tercer país y no en la frontera estadounidense. La gran mayoría de los solicitantes de asilo en la frontera entre EE.UU. y México son centroamericanos que antes han tenido que cruzar el país latinoamericano y Guatemala. Los departamentos de Justicia y Seguridad Nacional emitieron las normas que entraron en vigor el martes. Ante la mayor presión migratoria que provocarán las medidas en la frontera mexicana, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, criticó que la norma «configura a México como tercer país seguro». «La Secretaria de Relaciones Exteriores nos dijo que no aceptaríamos el principio de ?tercer país seguro?», dijo durante una comparecencia en la Cámara legislativa Muñoz Ledo, político que actualmente forma parte de Morena, el partido que dirige López Obrador. Precisamente, Muñoz Ledo atacó duramente el acuerdo alcanzado hace un mes por la Administración de López Obrador con el Gobierno de Trump para enviar más de 20.000 soldados y policías para frenar el flujo de centroamericanos indocumentados que atraviesan el país mesoamericano, a cambio de evitar la imposición de aranceles sobre todos los productos importados desde México. «No se vale pagar aranceles con carne humana, con migrantes», concluyó el veterano político. Un flujo que no cesa Y es que a pesar de que las deportaciones desde México subieron hasta los 21.912 casos en junio, unas 4.000 más que en mayo, el flujo de emigrantes que atraviesan el país no cesa. «La gente no va a dejar de emigrar, sólo hay que ver la situación de pobreza e inseguridad en Honduras», dice Alberto Pradilla, autor del libro «Caravana» (Debate) que relata el viaje de la caravana de centroamericanos que recorrió México hacia EE.UU. a finales de 2018. «Cuando a un flujo migratorio le cierras la puerta, va a buscar la entrada por la ventana», dice Pradilla a ABC para explicar que las personas están buscando caminos más clandestinos y, por lo tanto, peligrosos para avanzar al norte. «Estamos viendo que las personas siguen llegando, detienen a más familias con hijos, pero el flujo no se detiene», comenta Salva La Cruz, del centro de DD.HH. Fray Matías de Córdova ubicado en Tapachula, municipio mexicano próximo a la frontera con Guatemala. Las nuevas normas anunciadas por EE.UU., en ese aspecto, pondrían en mayores aprietos a unos ya saturados servicios migratorios mexicanos, dado que podrían decantarse por solicitar asilo en el país mesoamericano ante la imposibilidad de conseguir este estatus en la primera potencia. Así es como las solicitudes de asilo de extranjeros en México se han incrementado un 73% entre enero y junio de 2019. Mientras tanto, las nuevas medidas de EE.UU. fueron anunciada apenas un día después de que el domingo pasado la Corte de Constitucionalidad de Guatemala haya prohibido temporalmente que la nación centroamericana pueda convertirse en un «tercer país seguro», un acuerdo que supuestamente el presidente Jimmy Morales tenía pensado firmar con el gobierno de Trump a lo largo de esta semana. Las elevadas tasas de criminalidad y pobreza en México y Guatemala son, sin embargo, dos de las mayores dificultades con las que se encuentra el Gobierno de Trump para firmar «tercer país seguro», puesto que se trata de dos estados con limitados recursos para atender a las cerca de 500.000 personas que cada año ponen rumbo a Estados Unidos desde el Triángulo Norte de Centroamérica, región compuesta por El Salvador, Honduras y la propia Guatemala.
16-07-2019 | Fuente: abc.es
«The Squad», el grupo de mujeres que se enfrenta a Trump
Son jóvenes, carismáticas y tienen un enemigo común: Donald Trump. Estas cuatro congresistas a las que Trump atacó con sus comentarios racistas y xenófobos cuando les pidió que regresaran a sus países, pese a ser la mayoría nacidas en Estados Unidos, son Rashida Tlaib, Ilhan Omar, Ayanna Pressley y Alexandria Ocasio-Cortez. Conocidas como " The Squad" (El Escuadrón), en este grupo de cuatro mujeres hay latinas, negras y musulmanas y ponen cara a las minorías que el presidente de Estados Unidos ataca. Como respuesta a las declaraciones de Trump, que volvió a reafirmarse en su cuenta de twitter: «No estoy para nada preocupado porque sé que mucha gente está de acuerdo conmigo. Todo lo que puedo decir es que si se quieren ir, que se vayan. No les estoy diciendo que se vayan para siempre, sólo que si quieren irse, pueden irse», las cuatro congresistas se han referido al magnate neoyorquino como «el ocupante de la Casa Blanca». Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representante y líder de la oposición, Nancy Pelosi, ha comenzado los trámites para que el Capitolio vote una resolución en la que se reprobará al presidente por conducta xenófoba. Durante una conferencia de prensa, las cuatro congresistas dejaron claro que no se van a ninguna parte. Alexandria Ocasio-Cortez Ocasio-Cortez es la mujer más joven en ser elegida para el Congreso. Con 28 años derrotó al representante demócrata Joseph Crowley, un peso pesado dentro del Partido Demócrata, considerado como el cuarto demócrata más influyente en la Cámara de Representantes tras diez mandatos en el Congreso. Esta joven neoyorquina de padres puertorriqueños organizó la campaña de Bernie Sanders, presentó la resolución del «New Green Deal», una propuesta para luchas contra el cambio climático y la pobreza de Estados Unidos. La congresista es defensora del «Medicare para todos» y ha pedido la abolición de la Ley de Inmigración y Aduanas y se ha manifestado en contra de las condiciones de los centros de detención de los inmigrantes en las fronteras. Rashida Tlaib Tlaib fue elegida en 2018 como la primera congresista palestina-estadounidense y ella, junto a Ilhan Omar, son las primeras musulmanas en ocupar un escaño en el Congreso de Estados Unidos. Tlaib representa al Distrito 13 del Congreso de Michigan. Tlaib es la primera de 14 hijos nacidos de padres palestinos que inmigraron a Estados Unidos y la primera en su familia en graduarse en la universidad. Al igual que Ocasio Cortez, Tlaib ha adoptado ideas progresistas como el Medicare, una universidad libre de deudas y ha pedido la abolición de la Ley de Inmigración y Aduanas. Ayanna Pressley Pressley es la primera congresista negra en representar a Massachusetts. El año pasado, Pressley derrotó al representante de Massachusetts Mike Capuano, quien había ocupado un escaño en el Congreso durante 20 años. Hace casi una década, Pressley se convirtió en la primera mujer negra elegida para el ayuntamiento de Boston, y durante mucho tiempo se le ha visto como una estrella en ascenso en la política demócrata. Pressley ha hablado públicamente de que su padre fue encarcelado durante gran parte de su juventud y llegó a decir que «las personas más cercanas al dolor deben estar más cerca del poder». A principios de julio, Pressley habló sobre las malas condiciones de los inmigrantes detenidos y la creciente crisis humanitaria en la frontera sur después de visitar las zonas fronterizas de Texas con otros legisladores demócratas. Ilhan Omar Omar es la primer miembro somalí-estadounidense del Congreso. La congresista llegó a los Estados Unidos hace más de dos décadas como refugiada y se convirtió en ciudadana estadounidense en el año 2000, a la edad de 17 años, según el New York Times. Ganó su escaño el año pasado y ahora representa el 5º Distrito de Minnesota. Gran defensora del Medicare, de abolir la Ley de Inmigración y Aduanas, de una universidad sin costos de matrícula y de elevar el salario mínimo a 15 dólares la hora, Omar ha criticado abiertamente el trato de Israel a los palestinos y ha calificado a su gobierno de «apartheid del régimen israelí».
1
...