Infortelecom

Noticias de disturbios

02-11-2021 | Fuente: abc.es
Virginia toma la temperatura del desplome de Biden
En Virginia, los demócratas no pierden una elección estatal -como gobernador, senador, fiscal general- desde 2009. Con la victoria de Barack Obama en 2008, el estado cambió el rojo republicano -sus candidatos habían ganado aquí en todas las presidenciales desde 1968- por el azul demócrata y no ha vuelto atrás. En la reelección de Obama y en la victoria de Donald Trump, todavía se le consideraba un estado bisagra, de esos que se pueden inclinar a uno u otro lado y decidir elecciones. Ya no es así. El año pasado, ni Trump ni Joe Biden dedicaron esfuerzos al estado, sabedores que votaría demócrata. Ahora todo eso está en duda. Virginia acude este martes a las urnas para elegir, entre otras cosas, a su gobernador y los republicanos podrían dar la sorpresa, en una cita que servirá para medir el alcance del hundimiento de Biden y de los demócratas tras conquistar la Casa Blanca y lograr el control -por la mínima- de las dos cámaras del Congreso. Biden ganó aquí por diez puntos hace un año -mañana será el primer aniversario de esa cita electoral- pero las tornas han cambiado de forma dramática. La popularidad del presidente está por los suelos -las encuestas le dan un índice de aprobación de poco más del 40%-, EE.UU. no ha dejado atrás la pandemia ni sus problemas económicos, las guerras internas de los demócratas en el Congreso tienen su agenda legislativa bloqueada y todo esto podría arrastrar al candidato demócrata, Terry McAuliffe, a una derrota dolorosa. El republicano Glenn Youngkin, durante un mitin en Richmond, la capital de Virginia - Efe McAuliffe es una figura consolidada del partido demócrata, un aliado clave de Bill y Hillary Clinton -alardea de haber recaudado 275 millones de dólares para sus campañas- y que ya fue gobernador de Virginia entre 2014 y 2018 (el estado no permite la reelección de este cargo). En el paisaje político de Virginia, esta campaña debería haber sido un paseo. La arrancó con una ventaja cómoda sobre Glenn Youngkin, el republicano que le disputa el puesto. Pero, como la presidencia de Biden, se ha torcido. En la víspera de la elección, Youngkin aparece con una ventaja mínima, de 1,7 puntos, según el acumulado de encuestas de RealClearPolitics. McAuliffe ha hecho todo lo posible para tratar de meter a Trump en campaña. Los mensajes agresivos del expresidente nunca calaron en Virginia, uno de esos lugares donde los suburbios -en especial, las mujeres- se inclinaron hacia la opción moderada que representaba Biden y donde los demócratas consiguieron movilizar a las minorías raciales. La reacción de Trump a los disturbios trágicos de Charlottesville, una de las ciudades del estado, en el verano de 2017 -dijo que había buena gente «en ambos lados» después de que grupos supremacistas y neonazis desfilaran por sus calles y se produjeran altercados con grupos de izquierda y ?antifa? con una víctima mortal- fue uno de sus puntos más bajos como presidente. La sombra de Trump Esa es la carta que ha tratado de jugar McAuliffe: convertir la elección en un pequeño referéndum entre él y el ?trumpismo?. Este mismo lunes, en un mitin, llamó ?Trumpkin? a su rival republicano. Pero Youngkin ha sido hábil y se ha zafado de ese juego. El candidato republicano ha ejecutado el baile complicado de no atentar contra Trump y su fabulosa base electoral, sin mostrar al mismo tiempo el apego devoto que proyectan los republicanos en otros estados más ?trumpistas?. El aspirante demócrata, Terry McAuliffe, en un acto en la localida de Leesburg - Reuters Youngkin ha preferido centrarse en las debilidades de los demócratas, en especial, un asunto que ha cobrado protagonismo este otoño: la educación. El candidato republicano ha sabido capitalizar la revuelta de padres ante imposiciones y restricciones en los colegios sobre el uso de mascarillas o la obligación de vacunarse por la pandemia de Covid-19. Algunas de esas regiones suburbanas, con electorados centristas inclinados por los demócratas en la última década, como el condado de Loundoun, han vivido una revuelta de padres contra esas restricciones y contra el aparente intervencionismo demócrata en el curriculum escolar. Como ocurre en muchas ocasiones, los demócratas confían en que la movilización de la minoría negra acuda a su rescate. Las últimas encuestas perciben un hastío de la clase media y baja negra con los demócratas y en Virginia han tratado de cambiar eso con visitas y mítines de pesos pesados del partido: Barack y Michelle Obama, la vicepresidenta Kamala Harris, el diputado Jim Clyburn -quizá el legislador negro de mayor influencia en el Congreso- o Stacey Abrams. Lo que ocurra este martes marcará el futuro de Virginia. Pero también dará indicaciones claras de lo que puede ocurrir el año que viene, cuando los demócratas se jueguen sus mayorías en el Congreso y, con ellas, buena parte de su poder.
30-10-2021 | Fuente: as.com
Un derbi neerlandés termina suspendido y con los antidisturbios en el césped
El derbi de la segunda división neerlandesa de fútbol entre el MVV Maastricht y el Roda JC Kerkrade fue suspendido por diversos incidentes, como el lanzamiento de bengalas.
26-10-2021 | Fuente: abc.es
El grupo gallego Baiuca, atrapado en la Embajada España en Sudán tras el golpe de Estado militar
El grupo gallego Baiuca, fundado por el músico Alejandro Guillén, está viviendo un buen susto en su «exótica» visita a Sudán, en cuya capital iban a actuar este martes dentro del SAMA Music Festival. La banda llegó el domingo por la noche, ayer lunes tuvieron un encuentro con un música sudanés, y esta noche iban a actuar cerrando el cartel del evento. Pero en la madrugada del domingo al lunes se produjo el golpe de estado, cuando militares armados irrumpieron en la residencia del primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, mientras vehículos de las Fuerzas Armadas tomaban el control de las calles de las principales ciudades del país. «Esa noche perdimos el contacto con ellos», explica el manager del grupo, Alan Queipo , que finalmente ha podido hablar con ellos «hace tan sólo unos minutos» (sobre las seis de la tarde) debido a los cortes de comunicación que ha habido durante estos dos días, y confirma que están bien. «Están en el mejor lugar posible, en la embajada española, que ha sido su residencia estos días? porque la participación del grupo en el mencionado festival fue promovida desde allí», explica Queipo, que agradece la fluidez de la comunicación con el Ministerio de Asunto Exteriores, y sobre todo el «trato excepcional» que están recibiendo sus representados en la sede diplomática. «Ellos se despertaron con la noticia en la embajada, y desde entonces no han salido de allí. Están aislados, pero les dan bien de comer, tienen una piscina y una televisión y están relativamente tranquilos, en una situación de privilegio, aunque siempre está la preocupación de no saber qué va a pasar». La zona de las embajadas, explica Queipo, «está alejada del centro de la ciudad y de los disturbios», así que los miembros de Baiuca no han tenido que enfrentarse a ninguna situación de peligro. «Yo estoy en diálogo constante con el cónsul, que tiene un teléfono especial con internet, así que estoy haciendo de enlace con las familias. Esperamos que las comunicaciones se estabilicen pronto, y sobre todo, que se reabra el aeropuerto. Pero hasta el momento no sabemos nada de eso. Toca esperar, no hay nada más que podamos hacer». «Sudán en general, y Jartún en particular, estaban siendo lugares modélicos en cuanto a seguridad estos dos últimos años, en comparación con otros países de su entorno. Tras la revolución, estaban teniendo una transición a la democracia bastante ejemplar», asegura Queipo, que cree que «Baiuca han tenido muy mala suerte» por llegar unas horas antes de que todo se desmoronara.
26-10-2021 | Fuente: abc.es
Erdogan se jacta de haber ganado un pulso a EE.UU. y varios aliados
El máximo dirigente turco Recep Tayyip Erdogan se ha tomado como una gran victoria que los embajadores de Estados Unidos y otros nueve países occidentales amenazados de expulsión hayan publicado una nota en la que prometen no inmiscuirse en los asuntos internos de Turquía. Los embajadores habían pedido la puesta en libertad de un dirigente que reclama la democratización del país lo que suscitó una reacción colérica del autócrata turco. «Creemos que estos embajadores ahora serán más cuidadosos en sus declaraciones», dijo este lunes Erdogan en una intervención televisada después de la reunión del gobierno. Estados Unidos y la decena de países occidentales publicaron ayer en redes sociales una somera aclaración que permite al máximo dirigente turco dar por resuelto el incidente y a todos evitar una crisis diplomática de gran envergadura entre Turquía y sus principales aliados dentro de la OTAN. Para Erdogan se trata de un desenlace que refuerza su posición, ahora que las tensiones que provocan sus decisiones en política económica están generando gran preocupación en los medios de negocios del país. La embajada norteamericana en Ankara publicó ayer un tuit de apariencia muy solemne en el que se limitaba a decir en turco y en inglés lo siguiente: «En respuesta a las dudas sobre el comunicado del pasado 18 de octubre, Estados Unidos hace notar que mantiene el cumplimiento del Artículo 40 de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas». La referencia al artículo 41 de la Convención de Viena se refiere a que los diplomáticos deben abstenerse de interferir en los asuntos internos del país donde residen. La semana pasada, las embajadas de Estados Unidos, Canadá, Francia, Finlandia, Dinamarca, Alemania, Holanda, Nueva Zelanda, Noruega y Suecia pidieron la liberación del empresario Osman Kavala en una declaración conjunta. En respuesta, Erdogán proclamó en un acto público que estaba tramitando la declaración de «persona non grata» a los embajadores de todos estos países. Paso atrás Para Erdogan, la «rectificación» de los occidentales «muestra que han dado un paso atrás en la difamación contra Turquía» y que «aquellos que han manejado a nuestro país como han querido en el pasado entraron en pánico cuando Turquía tomó su propia posición». En su discurso no escatimó pronunciamientos de fuerte contenido patriótico pasando por encima de todas las críticas que se puedan hacer a su forma de monopolizar el poder. Erdogan sostuvo que «los jueces de Turquía no reciben órdenes de nadie y era mi deber como jefe de Estado dar la respuesta necesaria a esta falta de respeto». Y para que los diplomáticos se abstengan de hacer algo parecido en el futuro, dejó claro que «cualquiera que no respete la independencia de nuestro país y las sensibilidades de nuestra nación, no importa cuál sea su título, no puede acogido en Turquía». Da la impresión de que este acceso de cólera de Erdogan no tenía como objetivo llevar las cosas al extremo y la declaración que han publicado las embajadas (mensajes similares al de la representación norteamericana o simple redifusión del mismo texto) pero le han servido para permitirle no tener que cumplir su palabra de expulsarlos y aparecer al mismo tiempo como gran vencedor en el pulso. Erdogan ha ganado este pulso que había creado él mismo gracias a que a nadie le conviene en estos momentos elevar las tensiones con un miembro tan relevante de la Alianza Atlántica. A cambio de evitar esta crisis, sin embargo, el máximo dirigente turco puede sentirse muy reforzado en momentos en los que la mala situación económica está erosionando su popularidad. Erdogan mantiene así su agenda alejada de los intereses occidentales y tiene previsto hoy martes viajar al vecino Azerbaiyan, por tercera vez desde la guerra de este país contra Armenia en junio, cuyo resultado fue la conquista del territorio de Nagorno Karabaj. Kavala, empresario y activista Kavala es un empresario turco, ha estado encarcelado durante cuatro años por haber participado en las protestas pro-democráticas del parque Gezi de 2013 y los disturbios posteriores que fue liberado y vuelto a encarcelar bajo acusaciones más graves de implicación en el intento de golpe de Estado de 2016. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha pedido su puesta en libertad. Sin embargo, por alguna razón Erdogán se sintió especialmente ofendido por la carta de las embajadas y obligó a reaccionar al Ministerio de Exteriores que a su vez publicó una carta en la que se quejaba de que «un grupo de embajadores en Ankara que emitieron un comunicado conjunto, contrario a las prácticas diplomáticas, sobre un caso en curso en nuestro país, fueron convocados al Ministerio de Relaciones Exteriores» donde se les informó de que «esa inaceptable declaración que intenta politizar los procesos legales y presionar al poder judicial turco ha sido rechazada, puesto que también es contraria al Estado de derecho, democracia que los embajadores dicen defender». El ministerio insistía en proclamar que «según nuestra constitución, Turquía es un Estado democrático de derecho que respeta los derechos humanos, y por ello reiteramos que el poder judicial turco no se vería afectado por declaraciones tan irresponsables».
25-10-2021 | Fuente: abc.es
La inseguridad preocupa más que el paro a los franceses
Francia tiene miedo. El 82% de los franceses afirman que las proposiciones en materia de seguridad de los candidatos a la presidencia de la República serán determinantes a la hora de elegir un nuevo jefe del Estado, la próxima primavera. Según un estudio que publica este lunes el matutino conservador 'Le Figaro' estos son las principales preocupaciones nacionales: poder adquisitivo (44%), seguridad y lucha contra el terrorismo (30%), inmigración (27%), sanidad (24%), medio ambiente (22%), educación (14%), paro (11%), identidad nacional (10) y fiscalidad (10). Gran salto cualitativo: el paro preocupa menos que el poder adquisitivo y la inseguridad y el terrorismo. A partir de ese abanico de preocupaciones, la inseguridad destaca como cuestión esencial: el 36% de los franceses consideran que será una cuestión determinante, a la hora de votar; y otro 46% estiman que será una cuestión «muy importante». En total, un 82% de los franceses tienen miedo y se sienten inseguros, por razones muy diversas: violencias urbanas y suburbanas, multiculturalismos «mal integrados», «inmigración no deseada». Históricamente, la inseguridad es un tema esencial para las derechas, ultras y extremas derechas; mientras que las izquierdas y extremas izquierdas son percibidas como «ineficaces» ante las cuestiones de seguridad. De la candidata socialista a la elección presidencial, Anne Hidalgo, a la gran revelación política de ultra derecha, Éric Zemmour, pasando por el presidente Emmanuel Macron y Marine Le Pen, los principales candidatos han comenzado sus campañas avanzas proposiciones en materia de seguridad. Hidalgo ha presentado una nueva policía urbana. Zemmour insiste cada día en los problemas de inseguridad. Le Pen y Macron se presentan como los candidatos más «eficaces» contra la inseguridad. La conmemoración del asesinato del profesor de historia Samuel Paty, hace un año, víctima de un asesino islamista, ha coincidido con un rosario de problemas de inseguridad: vandalismo suburbano, amenazas contra profesores, ataques contra policías, riesgos de atentados ? quizá no sea un azar que buena parte del corazón histórico de París esté tomado por las fuerzas anti disturbios que tienen acordonado el Palacio de Justicia donde prosigue el proceso de los atentados terroristas del mes de noviembre del 2015.
20-10-2021 | Fuente: abc.es
Nueva York retirará la estatua de Thomas Jefferson del Ayuntamiento por su pasado esclavista
La estatua de Thomas Jefferson, uno de los padres de la patria estadounidense y primer autor de la Declaración de Independencia, dejará de presidir la sala de juntas del Ayuntamiento de Nueva York por su pasado esclavista. La decisión forma parte del intenso debate que surgió a raíz de la muerte de George Floyd, un hombre negro que murió asfixiado bajo la rodilla de un policía blanco y que propició el movimiento Black Lives Matter (La vida de los negros importa). Las desigualdades raciales que dejó en evidencia la pandemia del coronavirus y el debate sobre si los monumentos de los confederados, que defendieron la esclavitud en la guerra civil, deberían ser retirados forman parte de ese movimiento que ha ido creciendo con fuerza en el último año. Concejales latinos y negros del consistorio neoyorquino habían reclamado durante años la retirada de la estatua de Jefferson, de poco más de dos metros de altura, que durante más de un siglo ha presidido las reuniones en la sala de juntas del Ayuntamiento. Cientos de esclavos y seis hijos con una de ellos Principal autor de la Declaración de Independencia de 1776 y tercer presidente de Estados Unidos (1801-1809), Jefferson poseyó más 600 esclavos y tuvo más de seis hijos con una de ellos, Sally Hemings. «Jefferson representa algunas de las partes más vergonzosas de la larga y matizada historia de nuestro país», dijo la concejal afroestadounidense Adrienne Adams, citada por ?The New York Times?. Tras fuertes discusiones sobre el futuro emplazamiento de la estatua, la comisión decidió también que será trasladada a la Sociedad Histórica de Nueva York, que ha aceptado el préstamo con el fin de «proteger el trabajo artístico y proporcionar las oportunidades de exhibirla en un contexto educativo e histórico». La profesora de la Facultad de Derecho de Harvard y especialista en Jefferson, Annette Gordon-Reed, también negra, no está de acuerdo con la decisión del consistorio. La figura de Jefferson preside desde hace más de un siglo la sala de juntas de Nueva York - Reuters «Entiendo por qué la gente quiere retirarla, aunque no estoy de acuerdo. Sería bueno que se mostrara acompañada de una explicación», aseguró en Twitter. «Sería bueno para todos. Podría pensar en todo tipo de información que podría acompañarla. Serviría para el objetivo de la historia», agregó. La estatua, hecha en escayola siguiendo el modelo de bronce de Jefferson que se exhibe en la rotonda del Capitolio en Washington, fue encargada en 1833 por Uriah P.Levy, el primer judío comodoro en la Marina estadounidense, para conmemorar el apoyo de uno de los padres de la Patria a la libertad religiosa en las fuerzas armadas. Realizada por el célebre artista francés Pierre-Jean David d'Angers, la estatua de Washington fue dedicada al pueblo estadounidense y la copia de escayola llegó a la Municipalidad de Nueva York en torno a 1834. Revisión de la historia en EE.UU. En 2019, la ciudad de Jefferson, Charlottesville en Virginia, decidió dejar de celebrar el día feriado que conmemoraba el aniversario de este líder revolucionario que junto a George Washington, John Adams, Benjamin Franklin, Alexander Hamilton, John Jay y James Madison unificaron las Trece Colonias y lideraron la guerra de independencia del Reino Unido que dio pie al nacimiento del nuevo Estados Unidos en las últimas décadas del siglo XVIII. Al igual que muchas regiones del mundo, como se ha visto recientemente con Cristóbal Colón , cuyo papel ha sido cuestionado por los pueblos indígenas en América Latina, la ciudad de Nueva York ha empezado a reflexionar sobre muchas figuras históricas. El alcalde Bill de Blasio anunció que revisaría los «símbolos del odio» de la ciudad tras los disturbios que protagonizaron supremacistas blancos en 2017 en Charlottesville, Virginia, que empezaron como una simple protesta contra la retirada de la estatua de Robert E. Lee. Así, se ha retirado la estatua del padre de la ginecología moderna, Marion Sims, que perfeccionó sus técnicas utilizando esclavas, y se aprobó a principios de año retirar la de Theodoro Roosevelt que está a la entrada del Museo de Historia Natural, que todavía no se ha concretado.
20-10-2021 | Fuente: abc.es
Exmilitares entran a la fuerza en el Congreso de Guatemala para exigir una indemnización
Exmilitares han irrumpido este martes en el Congreso de Guatemala en medio de las manifestaciones que llevan a cabo para exigir una indemnización económica por los servicios prestados en el marco del conflicto armado interno. Los manifestantes se han congregado a las puertas del Congreso, en la capital de Guatemala, desde la mañana, si bien pasadas las horas la protesta ha derivado en disturbios en el centro histórico de la ciudad, según recoge el medio guatemalteco 'La Prensa'. En medio de los disturbios, los manifestantes han logrado acceder finalmente al Congreso sobre las 14.00 horas (hora local) rompiendo las puertas de acceso, pese a que la Policía desplegada en el lugar había colocado barricadas para evitarlo y el equipo de seguridad del edificio intentaba proteger las entradas con vigas. Los diputados y personal que se encontraban en el edificio han sido trasladados a una zona segura en el mismo, mientras los manifestantes han destruido y vandalizado oficinas y el mobiliario del interior, así como prendido fuego en algunas zonas del aparcamiento. Además, han agredido a trabajadores de medios de comunicación que se encontraban cubriendo los hechos. El diputado Luis Fernando Pineda ha denunciado a través de Twitter que los veteranos, que han entrado «con machetes», «derribaron el portón, destruyeron vehículos y quemaron oficinas en el área del aparcamiento». Varios de los diputados y el personal han quedado encerrados en el interior del inmueble, si bien no se han notificado heridos ni ataques a los mismos, informa el canal Guatevisión. Una «tensa calma» ha vuelto al lugar cuando los bomberos han accedido para apagar los incendios en el aparcamiento y los agentes han vuelto a bloquear algunas entradas, si bien un grupo de manifestantes sigue en el interior del edificio, en una zona de la planta baja a la espera de que se active un protocolo para la actuación de las fuerzas de seguridad. Más disturbios Además, en los alrededores del Congreso, los veteranos militares participantes en las protestas han lanzado piedras hacia el edificio, a lo que grupos antidisturbios han respondido con gas lacrimógeno. Sucesos similares se han desarrollado en otras vías del centro histórico de Ciudad de Guatemala, mientras por el momento no se ha ofrecido un número de víctimas a causa de la violencia, aunque desde la Policía han indicado que «varios» agentes se encuentran en el hospital. Ante los hechos el procurador de Derechos Humanos de Guatemala, Jordán Rodas, ha pedido al Ministerio del Interior y la Policía Nacional «actuar de inmediato» y «realizar las detenciones que procedan de conformidad con la ley ante los delitos flagrantes por la manifestación convocada por los exmilitares». El incidente se ha producido en una jornada en la que el Congreso llevaba a cabo una sesión plenaria que se ha cancelado ante las protestas. Los exmilitares reclaman una indemnización económica de 120.000 quetzales guatemaltecos (más de 13.000 euros), seguro médico y permiso para acceder a tierras por los servicios prestados en el marco del conflicto armado interno. Con estos objetivos, han llevado a cabo movilizaciones y bloqueos. Las comisiones del congreso que discuten una iniciativa de ley al respecto se han ofrecido a escuchar las demandas de los veteranos, por lo que los bloqueos se levantaron el pasado 14 de octubre. No obstante, los exmilitares han advertido de que si no se cumplen sus reclamos en el plazo de una semana, tomarán la capital y bloquearán todos los accesos a ella. La iniciativa de ley que se aborda propone una indemnización de 120.000 quetzales para cada uno de los exmilitares o los familiares de los ya fallecidos. Los veteranos defienden sus exigencias en un «compromiso político» que dice tener con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, quien prometió en campaña los beneficios que ahora demandan. La guerra civil de Guatemala dejó miles de muertos y desaparecidos en el país hasta que se firmó la paz en 1996 entre el Gobierno y la guerrilla Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca.
30-09-2021 | Fuente: elmundo.es
El fiscal pide de 5 a 15 años a cárcel a los juzgados por una violenta protesta contra las restricciones por el coronavirus
La protesta celebrada en Logroño el 31 de octubre de 2020 concluyó con disturbios y lanzamientos de objetos a la Policía, nueve de cuyos agentes resultaron heridos 
18-09-2021 | Fuente: abc.es
Golpizas, detenciones arbitrarias y procesos sumarios, desapariciones forzadas, torturas sicológicas y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes a los manifestantes del 11 de julio (11-J) de 2021 en Cuba y también presiones y amenazas a sus familiares, es el saldo de los sucesos de ese día. A más de dos meses de las masivas protestas contra la dictadura cubana, miles de personas continúan detenidas en todo el país, otros cientos fueron liberados con medidas cautelares o multas, sin siquiera derecho a la defensa. Prisoners Defenders (PD) en su más reciente informe sobre el «tenebroso balance del 11-J» estima que las cifras de arrestados por el 11-J pudiera estar entre los seis mil y ocho mil, catalogando la situación como «el terror en Cuba». Por su parte, la ONG Cubalex reporta 1.074 denuncias tras el 11-J; de ellos, han sido excarcelados 458 personas y 533 permanecen detenidas, entre estas últimas, se cuentan 15 de 18 años o menos. Las fuentes oficiales se niegan a declarar oficialmente las cifras de detenidos, a quienes catalogan como «delincuentes» y, las protestas, como simples «hechos vandálicos» o «disturbios»; también niegan las violaciones a los derechos humanos y justifican la represión. El 18 de agosto, la prensa oficial informaba un total de sesenta y siete personas procesadas, de las cuales solamente una resultó absuelta, y solo 42 contaron con representación letrada; todos los recursos de Habeas Corpus habían sido declarados «sin lugar». Para PD, el «11-J no ha sido solo un ataque contra el pueblo cubano. Ha sido una agresión contra el ser humano como especie». Los testimonios de las víctimas y sus familiares así lo evidencian. Adolescente juzgada Gabriela Zequeira, de 17 años, el 22 de julio fue condenada a 8 meses de prisión por el delito de «desorden público» mediante un juicio sumario en el que, asegura, muchas ni siquiera contaron con abogado defensor. Gabriela llegó a ser trasladada hacia la prisión de mujeres de Occidente, en donde compartía celda con adultas. La desesperada denuncia de su madre provocó su excarcelación dos días más tarde, bajo medida de reclusión domiciliaria. La adolescente declaró a la prensa independiente que apenas habían presentado pruebas o testigos en su contra; durante su encierro fue interrogada en varias ocasiones sin la presencia de un familiar o abogado, permaneció incomunicada y recibió amenazas incluso de violación sexual por parte de los oficiales de la policía. En un segundo juicio celebrado a la estudiante, a mediados de agosto, se ratificó la condena, pero esta vez para ser cumplida en su casa. El Observatorio Cubano de Derechos Humanos informa que, entre los 1.306 detenidos desde el 11-J, se incluyen 27 menores de edad. Testimonios escalofriantes «Nos llevaron para la prisión ?Jóvenes del Cotorro? (La Habana). Allí el recibimiento fue brutal: al bajar del camión, teníamos que pasar por entre dos (perros) pastores alemanes, que ladraban y amenazaban con mordernos. Luego, entre empujones, entramos a uno de los cubículos, nuestras cabezas mirando al suelo, las manos atrás. Fuimos conducidos al solario del cubículo, pero estaba tan oscuro que no teníamos idea de donde estábamos. A empujones, con las manos a la espalda e inclinando hacia abajo la cabeza, nos ubican de frente a uno de los muros del solario. En ese instante, pensé que podíamos ser fusilados. Después imaginé que nos podían golpear, como terminó sucediendo. (?) Los recibimientos de los nuevos reclusos eran así, luego los iban entrando a las celdas a empujones. Los gritos de dolor o aquellos de los militares para sembrar terror eran punzantes. El sonido de los bastones y otros objetos sobre los cuerpos era horrible», declaró a ABC Rolando Remedios, uno de los detenidos por participar en las protestas del 11-J. El joven de 25 años permaneció veintisiete días encarcelado; su caso se hizo de los más visibles gracias a icónicas fotos que le hiciera el fotorreportero Yamil Lage, durante su violento arresto en las inmediaciones del Capitolio, en La Habana. «La bienvenida que les dieron fue horripilante. Fueron brutalmente golpeados» «En los dos cubículos en los que estuve compartí con presos de La Güinera, esa pobre barriada habanera. Lamenté muchísimo escuchar que un manifestante había muerto y que otros habían sido disparados por las autoridades. La bienvenida que les dieron fue horripilante. Fueron brutalmente golpeados. Un grupo nos dijo que fueron enviados a celdas de castigo por unos cinco días, donde la única agua disponible fue la que llevaban los frijoles o las sopas que tomaron», relata. El 16 de agosto le impusieron un acta de advertencia por «reunirse con elementos antisociale». Aunque Remedios estudia de manera online en una universidad extranjera y en la Alianza Francesa de Cuba, las autoridades consideran que se encuentra desocupado laboralmente. «A la tercera de estas actas dice mi abogado que puedo ser acusado de lo que se llama 'Peligrosidad Pre-delictiva'». Por este delito estipulado en el Código Penal, pudiera ser sancionado a entre uno y cuatro años de privación de libertad; la medida condena a prisión, fundamentalmente a jóvenes, sin que hayan cometido delito alguno, simplemente por las autoridades suponer que son proclives a cometerlos. Dos hermanas, encarceladas Lisdany y Lidiani Rodriguez Isac, dos de las trillizas hijas de Bárbara Isac, fueron arrestadas cuatro días después de las manifestaciones en Placetas, provincia de Villa Clara. Las jóvenes de 22 años se encuentran recluidas en la prision de mujeres de Guamajal, de la misma provincia, en espera de juicio por los delitos de «desacato», «vandalismo», «propagación de epidemias», «atentado» y «desorden público». Desde entonces, su madre no las ha podido ver, solo les permiten una llamada telefónica en algunas ocasiones. Bárbara Isac explicó a ABC que sus hijas le han pedido incluso que les lleve medicamentos, pues a una de ellas le salieron granos en el cuerpo por las picaduras de mosquitos y en el penal no les han brindado la atención médica requerida. Lisdany y Lidiani Rodríguez Isac«Imagínate tú, cómo voy a poderles llevar medicamentos si acá afuera tampoco los hay. Eso por no hablar de la comida y el aseo». La señora cuenta que ella no puede trabajar por padecimientos de salud que se lo impiden, ha tenido incluso que vender ropa suya o de sus hijas, o los alimentos que le dan por la libreta de abastecimiento, para poder subsistir y enviarle suministros a sus hijas a la prisión; «pero eso sí, las tengo que apoyar, así tenga que vender mi casa». Isac ha quedado al cuidado de su nieta, de 3 años de edad, quien constantemente pregunta por su madre. «A veces tengo que pedirle a una amiga que le hable por teléfono como si fuera su mamá, pero la niña apenas lo cree, dice que su mamá no habla así. También le digo que su mamá no viene porque está trabajando en una galletería para traerle bastantes galleticas, ella me dice que no quiere que su mamá trabaje más allí, que lo que quiere es que venga para darle muchos besitos». «La directora de la escuela me mandó a decir que fuera a cobrar, no el mes completo, sino hasta el día 11 (julio), el mismo día de la marcha, y que no podía ir más» Una de las jóvenes trabajaba en una escuela, a raíz de su participación en las protestas, fue expulsada del centro. «La directora me mandó a decir que fuera a cobrar, no el mes completo, sino hasta el día 11 (julio), el mismo día de la marcha, y que no podía ir más. Ella, mi hija, era la que me ayudaba a mí. (?) Esto es una injusticia, un abuso, ellas tienen derecho a pensar lo que quieran, y ellas lo han dicho, que podían condenarlas a cien años por manifestarse, que ese era su derecho», refiere la madre. Convertirlos en colaboracionistas Ángel Jesús Veliz es el único hijo de Ailex Marcano Fabelo. El joven de 26 años fue detenido el 18 de julio en su casa, en la provincia de Camagüey. Un vídeo de la protesta muestra a Veliz caminando por la vía pública junto a cientos de manifestantes pacíficos que gritaban consignas como «Libertad« y «Patria y Vida». Actualmente se halla recluido en la prisión de máxima seguridad de la provincia conocida como Kilo 8, acusado de «desorden público». «Me siento con una incertidumbre total, desamparada. Ya son más de sesenta días en esta situación, apenas puedo dormir. Es terrible, agobiante. Me siento minimizada, sin derecho a nad», confesó Ailex Marcano a ABC. La madre explicó además que la Seguridad del Estado había intentado captar a su hijo, con la intención de que este colaborara con ellos, delatando a otros manifestantes o infiltrándose en futuras iniciativas similares. Veliz se había negado a hacerlo y por eso, opina la madre, es probable que se hayan ensañado con él. Hace pocos días, Ailex supo que a todos los detenidos del 11-J en Kilo 8 los habían ubicado junto a presos comunes. «Ya se puede imaginar la preocupación. Ahí él está con al menos tres hombres que cumplen condena por asesinato (?). Todo eso tiene una repercusión tanto moral como física y sicológica para mi hijo, que no tiene antecedentes penales». Destruir a las familias Marcano asegura que los familiares y vecinos que la han apoyado han sido hostigados por la Seguridad del Estado. Este órgano represivo intentó igualmente ponerla en contra de su hijo, algo que ella rechazó: «Yo sé quién es él, yo sé los valores que le inculqué y nada de lo que me decían sobre él era cierto. El objetivo es ese, destruir, destruir incluso a las familias». Para esta desesperada madre, aunque su hijo esté tras las rejas «es mi gran orgullo y voy a seguir adelante hasta verlo libre; eso es lo que pido, libertad para mi hijo y todos los manifestantes del 11 de julio. No podemos olvidarlos».
15-09-2021 | Fuente: abc.es
El general de mayor rango de EE.UU. cree que Trump enloqueció tras perder las elecciones
El militar de mayor rango en Estados Unidos temió que en sus últimos días en el cargo Donald Trump llevara al país a un conflicto armado. Eso le llevó a contactar a su cuenta y riesgo con China para darle garantías de que impediría cualquier ataque. Esas revelaciones, efectuadas en un nuevo libro sobre la salida de Trump del gobierno del prestigioso periodista Bob Woodward, han llevado a destacados republicanos a pedir la destitución del general Mark Milley, al que Joe Biden ha mantenido en el cargo de jefe del Estado Mayor Conjunto. Es más, según dicen los autores del libro, Milley habló con los comandantes y otros generales de alto rango, y les dijo claramente que no debían ejecutar ataque alguno sin antes hablar con él. Según dijo Milley en una reunión secreta en el Pentágono: «No importa lo que les digan, ustedes siguen el protocolo. Y yo soy parte de ese protocolo». La revelación más escandalosa es que al margen del presidente ?que es comandante en jefe de las fuerzas armadas? el general Milley hizo dos llamadas telefónicas a su homólogo en Pekín, el general Li Zuocheng, para darle garantías de que EE.UU. no atacaría a China. Las dos llamadas, según revela Woodward, que destapó el caso Watergate, y el también periodista Robert Costa en el libro «Peligro», tuvieron lugar el 30 de octubre de 2020, antes de las elecciones, y el 8 de enero de 2021, dos días después del saqueo del Capitolio. El libro cita partes de las conversaciones del general Milley con el general Li. En la primera, Milley llamó a Pekín porque disponía de informes de inteligencias que revelaban que China temía un ataque inminente en su contra. «General Li, quiero asegurarle que el gobierno estadounidense es estable y que todo va a ir bien? No vamos a atacar ni realizar ninguna operación bélica en su contra», dijo Milley, quien además prometió que le alertaría si Trump ordenaba un ataque. La segunda llamada fue para asegurarle a China que a pesar del saqueo del Capitolio, EE.UU. seguía estable: «Estamos 100% seguros, todo está bien, pero la democracia puede ser caótica a veces». El influyente senador republicano Marco Rubio le escribió una carta al presidente Biden pidiendo que releve al general Milley de sus responsabilidades. «Estas acciones del general Milley demuestran una clara falta de buen juicio, y le insto a que lo releve de inmediato», dice Rubio. «Este es un precedente peligroso que el general Milley u otros podrían reeditar en cualquier momento en el futuro. Amenaza con destrozar el antiguo principio de control civil de las fuerzas armadas de nuestra nación». Milley fue elegido para el cargo por Trump, y la relación entre ambos se quebró en junio de 2020 después de que el expresidente hiciera al general acompañarle, vestido de combate, a hacerse una foto ante una iglesia que había sido vandalizada ante la Casa Blanca, después de que los antidisturbios desalojaran con gases asfixiantes y granadas aturdidoras las calles aledañas. El presidente solo puede movilizar al ejército dentro de EE.UU. en casos de insurrección. Trump se enfrentaba a disturbios generalizados tras un nuevo estallido de protesta racial por la muerte de George Floyd bajo custodia policial. Según revela este nuevo libro, el general Milley está convencido de que Trump padeció un deterioro cognitivo y mental tras perder las elecciones, algo que además habló con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi. Según el libro, Milley «estaba seguro de que Trump había entrado en un serio declive mental después de las elecciones, con Trump en estado casi maníaco, gritando a funcionarios y construyendo su propia realidad alternativa sobre interminables conspiraciones electorales». El libro cita a Pelosi, quien le dijo al general Milley: «Usted sabe que [Trump] está loco. Ha estado loco durante mucho tiempo». Milley respondió: «Señora presidenta, estoy de acuerdo con usted en todo». También trató Milley estos problemas con la directora de la CIA, Gina Haspel, quien según los autores le dijo al general que temía «un golpe de estado de extrema derecha».
...
6
...