Infortelecom

Noticias de disturbios

02-07-2020 | Fuente: abc.es
La ira por el asesinato de un cantante etíope se vuelve contra las estatuas del emperador Haile Selassie
El parque Cannizaro de Wimbledon, al sureste de Londres, amaneció el miércoles con la estatua del ex líder etíope Haile Selassie destruida. La noche anterior un grupo de unas 100 personas -según un testigo- vandalizó el busto de Selassie, quien vivió en ese mismo distrito londinense durante su exilio en 1936. La policía está investigando los hechos. El incidente estaría relacionado con los disturbios en Etiopía provocados por el asesinato del cantante omoro Hachalu Hundessa, de 34 años, a principios de esta semana en Adís Abeba. El joven fue abatido a tiros en el barrio de Akaki Kality, al sur de la capital, y murió en el hospital el 29 de junio. El asesinato del cantante, conocido por sus canciones de protesta política, ha provocado manifestaciones de repulsa en la región de Oromía, feudo del mayor grupo étnico del país, que han dejado al menos 81 muertos, según las autoridades locales. El primer ministro de Etiopía y Nobel de la Paz de 2019, Abiy Ahmed, también oromo, ha condenado el crimen y expresado sus condolencias por el fallecimiento de «este artista increíble y brillante». Además, ha hecho un llamamiento a la calma a través de su cuenta de Twitter. El popular cantautor, cuyo funeral se celebrará este jueves, fue una de las principales voces del movimiento de protesta antigubernamental que llevó a un cambio de liderazgo en 2018. Sus canciones se centraban en los derechos del grupo étnico oromo. En una de las protestas recientes tras la muerte de Hundessa, una estatua del príncipe Ras Makonnen Woldemikael y padre de Selassie, fue derribada en la ciudad oriental de Harar. El emperador de las hambrunas Tafari Makonnen, más conocido como Haile Selassie I, nació el 23 de julio de 1892 cerca de Harar. Fue emperador de Etiopía de 1930 a 1974, aunque estuvo en el exilio de 1936 a 1941, después de que la Italia de Benito Mussolini invadiera el país africano. Selassie trató de modernizar su país y ayudó a establecer la Organización de la Unidad Africana (ahora la Unión Africana) en 1963. También fue considerado por muchos como el mesías de la raza africana, pero fue recordado por su reverso oscuro. El autoritarismo, la hambruna masiva y la corrupción de su gobierno le quitaron la careta como referente mundial de la lucha contra el fascismo y el colonialismo. El 1974, hubo un punto de inflexión, cuando la sequía de aquel año provocó decenas de miles de muertes y las protestas -que contaban con el apoyo de unidades militares- se intensificaron. Ese año, Selassie fue «destronado» por la Junta Militar de la revolución etíope (también conocida como Derg) liderada por el teniente coronel Mengistu Haile Mariam. El emperador desapareció en extrañas circunstancias un año más tarde. Según el Consejo de la Corona de Etiopía, Selassie fue encarcelado por el Derg y posteriormente asfixiado hasta la muerte el 27 de agosto de 1975 en Adís Abeba.
02-07-2020 | Fuente: abc.es
El alcalde de Moscú da por superada la epidemia de coronavirus en la capital
El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, declaró ayer que «dudo que se produzca una segunda ola de coronavirus en la ciudad». A su juicio, «puede que haya algún rebrote, pero la situación no cambiará sustancialmente». Sobianin argumentó su pronóstico en el hecho de que «cada semana la situación mejora y mejora». Los contagios en Moscú llevan varios días en torno a los 700 y ayer bajaron hasta los 611. Las muertes, sin embargo, han vuelto a repuntar hasta alcanzar los 35 decesos en un sólo día después de haber descendido hasta 20 la semana pasada. «Pero el mes más difícil fue abril», recordó el regidor moscovita. Protestas La votación de la reforma constitucional para eternizar al presidente Vladímir Putin en el poder hizo que ayer se produjeran protestas en distintos puntos de Rusia en un momento en el que todavía están prohibidos los actos públicos multitudinarios. El llevado a cabo en Moscú, en la céntrica plaza Pushkin, reunió a unas 500 personas, en su mayoría jóvenes. Pero no hubo detenciones, pese a que el lugar se llenó inmediatamente de fuerzas antidisturbios. Una agente de la Policía repartió incluso mascarillas entre los manifestantes, ya que casi nadie la llevaba, salvo algunos que la decoraron con la palabra «niet» (no), que ha sido lo que la oposición pidió votar en la consulta para tratar de frenar inútilmente la aprobación de las enmiendas constitucionales. Tampoco se guardó mucho el distanciamiento social. Entre los presentes estaba el activista y líder del movimiento Rusia Abierta, Andréi Pivovárov, que calificó de «farsa» la consulta de ayer, y el dirigente de la formación liberal Yábloko y diputado de la Asamblea municipal, Serguéi Mitrojin. En cuanto a la situación epidemiológica en el conjunto de Rusia, los infectados superan ya los 660.000 y hay en torno a 9.700 fallecidos.
01-07-2020 | Fuente: abc.es
Putin gana la votación de la reforma constitucional para seguir en el poder hasta 2036
Ya mucho antes de que finalizase la votación y a medida que avanzaba el escrutinio, la Comisión Electoral Central de Rusia empezó a publicar datos del apoyo obtenido por la reforma constitucional promovida por el presidente Vladímir Putin para continuar en el poder dos mandatos más a partir de 2024. Las modificaciones en la Carta Magna obtuvieron un respaldo por encima del 70% de los votos emitidos. Activistas opositores del movimiento «Niet» (No a la reforma) salieron a la calle para protestar en distintos puntos de Moscú y San Petersburgo. Unos pocos lo hicieron directamente en Plaza Roja de la capital rusa, pero la Policía les detuvo de inmediato. Los detractores de la reforma que permitirá a Putin seguir en el Kremlin hasta 2036 llamaron a sus partidarios a concentrarse en la céntrica plaza Pushkin de Moscú, que fue completamente tomada por fuerzas antidisturbios. Pese a ello, varios centenares de manifestantes mostraron su malestar. Y es que ha indignado, no sólo que la Comisión Electoral hiciera propaganda del sí antes del cierre de las urnas, sino también el hecho de que votación se extendiera por espacio de una semana, algo sin precedentes en la práctica democrática, no ya de Rusia, sino de ningún otro país del mundo. Las urnas han estado disponibles desde el pasado 25 de junio para, según el Gobierno ruso, facilitar una votación escalonada que evitara aglomeraciones y contagios en la actual situación de pandemia. Pero lo cierto es que, a juicio de la oposición, el procedimiento empleado para garantizar supuestamente la salud pública constituye en realidad un coladero de irregularidades, un «pretexto» para amañar mejor el resultado de la consulta, ya que dificulta el control efectivo del proceso electoral. Así opinan varios dirigentes opositores, entre ellos el abogado anticorrupción, Alexéi Navalni, el movimiento «Niet» y la asociación Golos, una ONG rusa dedicada a la defensa de los derechos del votante. Urnas itinerantes Según han podido constatar algunos medios de comunicación, blogueros y usuarios de las redes sociales, se han utilizado en ciertos sitios del país urnas itinerantes, que se han llevado por las casas, colocado en los patios de las viviendas, en el interior de autobuses y hasta en los maleteros de los coches. Por otro lado, más de un millón de electores en Moscú y Nizhni Nóvgorod se registraron para votar de forma telemática y se han dado casos de quienes pudieron emitir su voto más de una vez. Golos ha denunciado también presiones a funcionarios para que acudieran a las urnas y propaganda soterrada como organización de rifas en los colegios electorales. Ha habido además personas que no han podido votar porque lo hicieron otros por ellos, según han asegurado los propios afectados. «Ustedes saben que la votación transcurre ya desde hace varios días, medida dictada por la exigencia de proteger la salud de la población. Quiero dar las gracias a todos aquellos que ya lo hicieron», manifestó Putin el martes en un breve mensaje televisivo a la ciudadanía para pedir su apoyo. Esta votación debió celebrarse el pasado 22 de abril, pero la pandemia de Covid-19 aconsejó su aplazamiento. Para la aprobación de las enmiendas constitucionales, según ha dispuesto el jefe del Kremlin, hacía falta el voto a favor de más del 50% de los electores, tope que se ha superado con creces de acuerdo con los resultados oficiales. A las urnas fueron convocados más de 108 millones y medio de rusos. La reforma de la Carta Magna se ha votado en bloque e incluye, además de dejar abierta al actual presidente la posibilidad de presentarse a los comicios de 2024 y 2030, la actualización anual del salario mínimo y las pensiones, una mención a Dios, la tipificación del matrimonio como la unión exclusiva entre un hombre y una mujer y unas 200 modificaciones más, algunas redistribuyendo prerrogativas entre la Presidencial, el Gobierno y el Parlamento.
01-07-2020 | Fuente: abc.es
Las protestas de Hong Kong no se achantan ante la nueva Ley de Seguridad Nacional impuesta por China
Ni la prohibición policial por el coronavirus ni la Ley de Seguridad Nacional impuesta por China, que amenaza con la cadena perpetua, logran frenar las protestas de Hong Kong reclamando democracia. Desafiando la nueva regulación, que entró en vigor el martes al filo de la medianoche, decenas de miles de personas se han echado a las calles este miércoles, justo cuando se cumplen 23 años de la devolución a Pekín de esta antigua colonia británica. Aunque la Policía había vetado la tradicional marcha del aniversario por el riesgo de contagio y los disturbios del año pasado, cuando fue asaltado el Parlamento local, la multitud ha ocupado el distrito comercial de Causeway Bay, que era su punto de partida. Bajo una fuerte presencia policial, con 4.000 antidisturbios y su cañón de agua desplegado, no han tardado en estallar los incidentes, los insultos y las carreras. Centenares de detenidos Hasta las cinco y media de la tarde (once y media, hora peninsular española), habían sido detenidas 180 personas por alterar el orden público, incluyendo a siete como sospechosas de violar la nueva Ley de Seguridad Nacional. Según había publicitado la propia Policía en su cuenta de Twitter, el primer detenido por esta legislación era un hombre que portaba una pancarta donde rezaba «Independencia de Hong Kong». Pero, dando buena cuenta del ingenio hongkonés, antes de dicha leyenda ponía en pequeñito «No a». Ahora está por ver si es acusado o no de secesión bajo la nueva ley, que prevé penas de entre tres años y cadena perpetua para ese delito y los de subversión, terrorismo y colusión con fuerzas extranjeras. Por otra parte, y según recogían las redes sociales, una mujer fue arrestada por llevar un cartel también a favor de la independencia y con las banderas de Estados Unidos y el Reino Unido. Será difícil que Hong Kong, una ciudad con una larga tradición liberal por su influencia occidental, renuncie de la noche a la mañana a su libertad de expresión y reunión. Aunque el Gobierno local advirtió en un comunicado de que las proclamas a favor de la independencia pueden constituir un delito de secesión, los manifestantes no dejaron de cantarlas, pero sin ondear sus banderas. Como en protestas anteriores, jóvenes enmascarados y ataviados de negro montaron barricadas, rompieron baldosas del suelo y destrozaron el escaparate de Maxim´s, una pastelería supuestamente afín al régimen de Pekín. Para dispersar a la multitud, la Policía los bañó con su cañón de agua y con espray de pimienta. A tenor del periódico «South China Morning Post», los agentes también lanzaron gases lacrimógenos. Uno de ellos, informó la Policía, resultó herido con un corte por objeto afilado cuando intentaba practicar una detención. Entre las decenas de arrestados destacan varios diputados de la oposición, como Andrew Wan, presidente del Partido Democrático; Ray Chan y Tam Tak-chi, quien llevaba un antiguo disfraz de policía chino. A la vista de estas imágenes, está claro que los manifestantes de Hong Kong no se han asustado ante las amenazas de Pekín. Intimidar y disuadir Previamente, en el izado de la bandera para conmemorar la efeméride de la devolución, la jefa ejecutiva del Gobierno local, Carrie Lam, se congratuló de que «la promulgación de la Ley de Seguridad Nacional es un punto de inflexión para superar la actual parálisis y restaurar la estabilidad y el orden del caos». En Pekín, el subdirector de la Oficina del Consejo de Estado para Asuntos de Hong Kong y Macao, Zhang Xiaoming, se defendió de las críticas extranjeras y aseguró que no será el fin de la fórmula «Un país, dos sistemas». En teoría, este principio garantizaba la autonomía de esta excolonia hasta 2047, pero ha quedado en entredicho por la imposición de la ley sin pasar por el Parlamento local y sin que se supiera su contenido hasta su promulgación. «Esta nueva ley tan dura está claramente destinada a intimidar y disuadir cualquier acción o declaración que pueda ofender al Partido Comunista de China. Su primer objetivo son los jóvenes manifestantes que apoyan la independencia o recurren a la violencia. El segundo: las ONG, medios y organizaciones foráneas que puedan infringir los intereses del régimen. Y el tercero son los activistas que tratan de conseguir el apoyo de gobiernos democráticos extranjeros», analiza para ABC Jean-Pierre Cabestan, politólogo de la Universidad Baptista de Hong Kong. Aunque destaca que el joven y combativo Joshua Wong y otros activistas «han sido rápidos en disolver sus partidos políticos», cree que «los demócratas de Hong Kong seguirán luchando por la democracia y contra la invasión de sus libertades y su Estado de Derecho».
01-07-2020 | Fuente: abc.es
La dura Ley de Seguridad Nacional no aplaca las protestas de Hong Kong
Ni la prohibición de reuniones por el coronavirus ni la Ley de Seguridad Nacional impuesta por China, que amenaza con la cadena perpetua, aplacan las protestas de Hong Kong reclamando democracia. Desafiando la nueva regulación, decenas de miles de personas se echaron a las calles ayer, justo cuando se cumplían 23 años de la devolución a Pekín de esta antigua colonia británica. Aunque la Policía había vetado la tradicional marcha del aniversario por el riesgo de contagio y los disturbios del año pasado, cuando fue asaltado el Parlamento local, la multitud ocupó el distrito comercial de Causeway Bay. Bajo una fuerte presencia policial, con 4.000 antidisturbios y su cañón de agua desplegado, no tardaron en estallar los incidentes, los insultos y las carreras. En una nueva jornada de enfrentamientos que dejó siete agentes heridos, uno apuñalado en un brazo, los manifestantes jugaron al ratón y al gato por el centro de la isla y la Policía detuvo a 370 personas. Entre ellos figuran seis hombres y cuatro mujeres, una de ellas una chica de 15 años, como sospechosos de violar la Ley de Seguridad Nacional. Según publicitó la propia Policía en su cuenta de Twitter, el primer detenido por quebrantar esta legislación era un hombre que portaba una pancarta donde rezaba «Independencia de Hong Kong». Pero luego se descubrió que, dando buena cuenta del ingenio hongkonés, antes de dicha leyenda ponía en pequeñito «No a». Ahora está por ver si es acusado o no de secesión bajo la nueva ley, que prevé penas de entre tres años de cárcel y cadena perpetua para ese delito y los de subversión, terrorismo y colusión con fuerzas extranjeras. Por otra parte, y según recogían las redes sociales, una mujer fue arrestada por llevar un cartel también a favor de la independencia y con las banderas de Estados Unidos y el Reino Unido. Será difícil que Hong Kong, una ciudad con una larga tradición liberal por su influencia occidental, renuncie de la noche a la mañana a su libertad de expresión y reunión. Aunque el Gobierno local advirtió en un comunicado de que las proclamas a favor de la independencia pueden constituir un delito de secesión, los manifestantes no dejaron de cantarlas, pero sin ondear sus banderas. Quien sí estrenó cartel fue la Policía: uno donde avisaba a los manifestantes de que estaban participando en un acto y entonando unos eslóganes que estaban tipificados como «intentos de subversión y secesión». Como en protestas anteriores, jóvenes enmascarados y ataviados de negro montaron barricadas en llamas, rompieron baldosas del suelo y destrozaron escaparates de tiendas afines al régimen de Pekín. Para dispersar a la multitud, la Policía los bañó con su cañón de agua y con espray de pimienta y también lanzó gases lacrimógenos. Entre las decenas de arrestados destacan varios diputados de la oposición, como Andrew Wan, presidente del Partido Democrático; Ray Chan y Tam Tak-chi, quien iba disfrazado con un uniforme antiguo de policía chino. «Estamos en las calles contra la Ley de Seguridad Nacional. Nunca nos rendiremos. Ahora no es el momento de renunciar», clamaba en Twitter el joven y combativo activista Joshua Wong, quien el día de antes había disuelto su partido Demosisto. A la vista de cómo se desarrolló el día, está claro que los manifestantes de Hong Kong no se han asustado ante las amenazas de Pekín. Previamente, en el izado de la bandera para conmemorar la efeméride de la devolución, la jefa ejecutiva del Gobierno local, Carrie Lam, se congratuló de que «la promulgación de la Ley de Seguridad Nacional es un punto de inflexión para superar la actual parálisis y restaurar la estabilidad y el orden». En Pekín, el subdirector de la Oficina del Consejo de Estado para Asuntos de Hong Kong y Macao, Zhang Xiaoming, se defendió de las críticas extranjeras y aseguró que no será el fin de la fórmula «Un país, dos sistemas». En teoría, este principio garantizaba la autonomía de esta excolonia hasta 2047, pero ha quedado en entredicho por la imposición de la ley sin pasar por el Parlamento local y sin que se supiera su contenido hasta su promulgación. «Esta nueva ley tan dura está claramente destinada a intimidar y disuadir cualquier acción o declaración que pueda ofender al Partido Comunista de China. Su primer objetivo son los jóvenes manifestantes que apoyan la independencia o recurren a la violencia. El segundo: las ONG, medios y organizaciones foráneas que puedan infringir los intereses del régimen. Y el tercero son los activistas que tratan de conseguir el apoyo de gobiernos democráticos extranjeros», analiza para ABC el profesor Jean-Pierre Cabestan, politólogo de la Universidad Baptista de Hong Kong. Aunque destaca que Joshua Wong y otros activistas «han sido rápidos en disolver sus partidos políticos», cree que «los demócratas de Hong Kong seguirán luchando por la democracia y contra la invasión de sus libertades y su Estado de Derecho».
01-07-2020 | Fuente: abc.es
Pekín impone cadena perpetua para aplastar la revuelta de Hong Kong
La venganza es un plato que se sirve frío y en China, con su paciencia milenaria y su arte de la guerra, saben mucho de eso. Justo un año después del asalto al Parlamento de Hong Kong en las protestas reclamando democracia, momento a partir del cual se desató una violencia nunca antes vista en la ciudad, el autoritario régimen de Pekín impuso ayer una draconiana Ley de Seguridad Nacional para aplastar esta larga revuelta. Con su hermetismo y falta de transparencia habitual, lo hizo sin que se supiera su contenido y sin pasar por el Parlamento autónomo de la excolonia británica, cuando los 162 diputados del comité permanente de la Asamblea Nacional Popular la aprobaron por unanimidad en Pekín por la mañana. Hasta catorce horas después, cuando fue promulgada casi a medianoche por el Boletín Oficial de Hong Kong e incluida en el Anexo III de su Ley Básica, no se conocieron las penas con que castigará los delitos que contempla: secesión, subversión, terrorismo e injerencia extranjera. Los dos primeros prevén condenas de entre tres y diez años y, para sus organizadores, cadena perpetua. Además, el ataque o el vandalismo contra instalaciones del Gobierno será considerado subversión del poder estatal. El terrorismo será castigado con penas de entre cinco y diez años hasta la cadena perpetua, incluyendo la destrucción del transporte público e instalaciones eléctricas que puedan estallar o sistemas de agua, telecomunicaciones e internet. Con la cadena perpetua como pena máxima, la colusión con fuerzas extranjeras comprenderá no solo aquellas acciones apoyadas por organizaciones foráneas que dañen al Gobierno local y al central, sino también incluso las que pidan ayuda o sanciones internacionales. Con este endurecimiento legal, Pekín pretende acabar con la agitación social que sacude a Hong Kong. Desde junio del año pasado, cuando estalló el malestar contra la ya retirada ley de extradición a China, se han sucedido las manifestaciones multudinarias contra el Gobierno y pidiendo la independencia, los enfrentamientos violentos y actos vandálicos y las llamadas a Estados Unidos y otros países para imponer sanciones al régimen de Pekín. Todo lo que ahora está duramente castigado por la Ley de Seguridad Nacional y que antes, como mucho, estaba penado con diez años de cárcel si el detenido era acusado de «disturbios». Al menos no se aplicará la nueva regulación con efecto retroactivo, como temían los más de 8.000 detenidos a lo largo de la revuelta. Aunque la ley será aplicada por unidades especiales de las fuerzas policiales y judiciales locales, Pekín nombrará a un consejero del Gobierno autónomo y establecerá una agencia de seguridad cuyos agentes tendrán total inmunidad. Su actuación no se regirá por la Ley Básica de Hong Kong, que hace de «mini-Constitución» de la ciudad, y nadie ni nada podrá interferir en sus misiones. Para juzgar estos casos de seguridad nacional, el Gobierno elegirá a los magistrados, que no podrán haber criticado la ley y cuyo ejercicio en el tribunal será solo de un año. Aunque los juicios deberían ser públicos y algunos con jurado, los especialmente sensibles se celebrarán a puerta cerrada y otros «complicados o que involucren a gobiernos extranjeros» se llevarán a China continental, donde los disidentes suelen ser condenados por delitos como «subversión contra el poder del Estado» o «buscar problemas». Unas condiciones legales muy alejadas de las que imperan en cualquier democracia y que hacen temer a muchos hongkoneses el fin del modelo «Un país, dos sistemas», que garantizaba su autonomía hasta 2047, y la pérdida de sus libertades políticas, mayores que en el resto del país. Manifestantes en favor de la democracia protestan contra la ley de seguridad nacional - EFE Para calmar sus miedos, la jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, inistió en que esta nueva ley respetará los derechos humanos y el Estado de Derecho y «solo afectará a un grupo muy reducido de personas», ayudando a «acabar con la revuelta para recuperar el desarrollo económico y el bienestar de los ciudadanos». Pero numerosos activistas y líderes políticos, como el joven y carismático Joshua Wong, disolvieron sus partidos y organizaciones antes de la entrada en vigor de la ley. Incluso los comercios «amarillos» que se habían posicionado a favor de las protestas quitaron sus pancartas para no ser incriminados. En las redes sociales, los partidarios de la revuelta se apresuraron a borrar sus mensajes, lo que demuestra el miedo que ha despertado esta ley en una ciudad que, hasta ahora, era de las más libres y abiertas de Asia. A pesar del nuevo clima de represión que amenaza a Hong Kong, la oposición demócrata ha llamado a salir hoy a la calle en la manifestación por el 23º aniversario de la devolución a China, prohibida por la Policía por el coronavirus y la violenta toma del Parlamento el año pasado. Habrá que ver si desafían dicho veto, como el mes pasado en la vigilia de Tiananmen, o los asusta la nueva ley. Unánime condena internacional contra el régimen chino Además del fuerte rechazo social en Hong Kong, la Ley de Seguridad Nacional china se ha encontrado la unánime condena internacional. Las democracias occidentales denuncian que Pekín incumple el acuerdo de devolución de Hong Kong a China por parte del Reino Unido, contemplado en la Declaración Sino-Británica de 1984 y formalizado con el traspaso el 1 de julio de 1997. Amparado por la ONU, dicho tratado internacional estipulaba el respeto a sus libertades y su autonomía bajo la fórmula de «Un país, dos sistemas», que ahora queda en entredicho. Mientras Japón ha liderado en el G7 una propuesta contra la ley y la Unión Europeaa advierte a Pekín de sus «serias consecuencias», Estados Unidos le ha retirado a Hong Kong su estatus económico preferente. Se trata de un castigo al régimen porque por esta ciudad entra el 70 por ciento de la inversión extranjera en China, pero también dañará a esta capital financiera de Asia. Haciendo oídos sordos, Xi Jinping sigue aumentando su control sobre Hong Kong, que podría perder su carácter único y, lo que es más importante, sus libertades.
30-06-2020 | Fuente: abc.es
China desoye todas las críticas y da luz verde a la ley de seguridad nacional en Hong Kong
Con su hermetismo y falta de transparencia habitual, el régimen chino ha aprobado este martes la polémica Ley de Seguridad Nacional que impondrá a Hong Kong sin pasar por su Parlamento local, que penará la subversión, la secesión, el terrorismo y las injerencias extranjeras. Según informa el periódico «South China Morning Post», la ley ha sido aprobada unánimemente por los 162 diputados del comité permanente de la Asamblea Nacional Popular, el Parlamento orgánico del régimen que el mes pasado votó a favor de tramitar esta iniciativa. En la antigua colonia británica, que lleva levantada desde hace un año reclamando democracia, muchos temen que esta ley les arrebate sus libertades políticas, mayores que en el resto de China. Avivando sus temores, todavía no se conocen los detalles de esta controvertida regulación, que será promulgada este miércoles, 23º aniversario de la devolución de Hong Kong a China, al ser incluida directamente en el Anexo III de la Ley Básica, «mini-Constitución» de la ciudad. Además de conmemorar la efeméride, la fecha es una venganza por el asalto del año pasado al Parlamento local por parte de los manifestantes que reclaman democracia, que causaron numerosos destrozos en el edificio. Este año, la Policía ha prohibido la marcha que tradicionalmente se celebra cada 1 de julio argumentando dichos disturbios y el riesgo de contagio por el coronavirus. Pero, igual que hicieron durante la también prohibida vigilia de Tiananmen, es posible que los hongkoneses vuelvan a echarse a las calles, y más cuando conozcan el contenido de la ley. De momento solo un puñado de diputados hongkoneses en la Asamblea Nacional han visto su borrador, pero no los del Parlamento autónomo y, mucho menos, los del bando demócrata. Esta opacidad, que es normal en el régimen chino, ha despertado todos los miedos en Hong Kong, una de las ciudades más abiertas del mundo y donde su Gobierno envía cada día a la Prensa más de una docena de comunicaciones informando de todas sus actividades. A tenor del SCMP, que cita fuentes oficiales, la ley de seguridad nacional incluirá la cadena perpetua, y no solo penas máximas de diez años de cárcel como se había hablado antes. Aunque todavía no se sabe qué delitos contemplará dicha pena, la oposición y los activistas políticos de Hong Kong temen que Pekín use la ley para silenciar sus demandas democráticas, exactamente igual que hace en el continente. De forma rutinaria, los disidentes chinos son condenados por «incitar a la subversión contra el poder del Estado», lo que hace temer a los hongkoneses por la pérdida de sus derechos políticos, como la libertad de expresión y reunión. Además, en los últimos días se ha especulado con la posibilidad de que la ley tenga efecto retroactivo. Si fuera así, estarían en la diana los miles de detenidos por las protestas reclamando democracia que sacuden a la ciudad desde hace un año, que empezaron de forma pacífica contra la ya suspendida ley de extradición a China y han derivado en una revuelta con una violencia nunca antes vista en Hong Kong. Con su intervención directa, Pekín intenta aplastar la agitación política, que ha hundido la economía y es su mayor amenaza desde las protestas de Tiananmen, ya que ha despertado el sentimiento independentista entre los jóvenes hongkoneses. El Gobierno local asegura que la excolonia seguirá manteniendo sus libertades y garantías legales y que la nueva normativa solo afectará a un «grupo muy reducido» de personas. Pero la implantación de una oficina de la seguridad del Estado aterra a muchos en Hong Kong, que lo consideran una violación del principio «Un país, dos sistemas» que rige en la ciudad, en teoría, hasta 2047. Manifestando esta misma preocupación, las principales democracias occidentales también han denunciado que la Ley de Seguridad Nacional incumple el acuerdo de devolución de Hong Kong a China por parte del Reino Unido, contemplado en la Declaración Sino-Británica de 1984 y formalizado con el traspaso el 1 de julio de 1997. Amparado por la ONU, dicho tratado internacional estipulaba el respeto a las mayores libertades de la colonia y su autonomía bajo la fórmula de «Un país, dos sistemas», que ahora ha quedado en entredicho. Mientras Japón ha liderado en el G7 una propuesta contra la ley y la Unión Europea ha advertido a Pekín de sus «serias consecuencias», Estados Unidos le retirará a Hong Kong su estatus económico preferente. Se trata de un castigo al régimen porque por esta ciudad entra el 70 por ciento de la inversión extranjera en China, pero también dañará a esta capital financiera de Asia. Haciendo oídos sordos a todas estas críticas, el régimen de Xi Jinping sigue aumentando su control sobre Hong Kong, que podría perder su carácter único y, lo más importante, sus libertades.
30-06-2020 | Fuente: abc.es
Hansel E. Hernández, el George Floyd cubano
Este martes se ha convocado a través de la redes sociales una manifestación en Cuba para pedir justicia y protestar por la muerte del joven afrocubano Hansel E. Hernández, el pasado 24 de junio, en La Habana por disparos de la policía. Una muerte de la que tardaron tres días en informar las autoridades, a pesar de las peticiones reiteradas pidiendo claridad, como la del disidente Guillermo «Coco» Fariñas, que el día 26 reclamaba explicaciones a través de su cuenta de Twitter: «El asesinato por disparos de policías al servicio del Castrismo del joven cubano de raza negra Hansel Ernesto Hernández Galeano, debe ser OBLIGATORIAMENTE abordado por Miguel Díaz-Canel o es un Manipulador». Horas después, las autoridades hacían público un comunicado en el que indicaban que el joven, de 27 años, había sido sorprendido por una patrulla de la Policía Nacional Revolucionaria cuando, según el Ministerio del Interior de Cuba (MININT), «estaba robando piezas y accesorios de una parada de ómnibus», dándose a continuación a la fuga. Durante la persecución «a la carrera a lo largo de casi dos kilómetros, por un terreno irregular», el joven para evitar ser detenido «agredió con varias piedras a uno de los policías, una de las cuales lo golpea en la entrepierna, otra en el lateral del torso y una tercera le disloca el hombro y lo lanza al piso», indica el comunicado colgado el pasado día 27 en las redes sociales.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Información del <a href="https://twitter.com/hashtag/MININTCuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#MININTCuba</a> sobre los hechos ocurridos el pasado miércoles 24 de junio, en horas de la mañana en el municipio de Guanabacoa, en la provincia <a href="https://twitter.com/hashtag/LaHabana?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#LaHabana</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a> <a href="https://t.co/HvPkP7QGIH">https://t.co/HvPkP7QGIH</a></p>&mdash; MININT_CUBA (@minint_cuba) <a href="https://twitter.com/minint_cuba/status/1276995039311417344?ref_src=twsrc%5Etfw">June 27, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Como respuesta al lanzamiento de piedras por parte de Hansel Hernández, «el militar realizó dos disparos de advertencia. Acto seguido y debido al peligro para su vida por la magnitud de la agresión, el policía riposta desde el piso efectuando un disparo con su arma de reglamento que impacta al individuo y le provoca la muerte», continúa detallando la versión oficial. El caso de Hernández ha provocado gran controversia en el interior de la isla, donde mucho lo han comparado con la muerte de George Floyd, el afroamericano que falleció el pasado mes de mayo en Mineápolis (Estados Unidos) durante su detención por una maniobra de asfixia realizada por un agente de policía blanco. Su muerte provocó protestas y disturbios por todo EE.UU., protestas que se extendieron a otras grandes ciudades de mundo. También alentó en otros países (Francia, México) a desenterrar casos similares de muertes bajo sospecha a manos de la policía. Un relato poco creíble La versión oficial ofrecida por el Ministerio del Interior cubano ha sido ampliamente cuestionada, entre otros, por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) que ha pedido «transparencia» al Gobierno cubano. La ONG considera que el relato del MININT, en el que se pretende justificar la actuación policial, «es poco creíble y tiene importantes discrepancias con las versiones que, a nivel popular, hay sobre los hechos y que afirman, por ejemplo, que los disparos fueron realizados por la espalda», indicó a través de un comunicado. Un dato difícil de corroborar ahora por una autopsia independiente pues su cuerpo fue rápidamente incinerado. En las redes han circulado fotografías anónimas del cadáver, que supuestamente tendría impactos en la espalda. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Policía cubana asesinó a Hansel Hernández, 26 años, en Guanabacoa, <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a>. Le disparó dos veces por la espalda tras detenerlo por no usar mascarilla; iba desarmado. Este <a href="https://twitter.com/hashtag/30deJunio?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#30deJunio</a> frente al teatro Yara en La Habana habrá una manifestación en demanda de justicia. <a href="https://twitter.com/hashtag/Justice4Hansel?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Justice4Hansel</a> <a href="https://t.co/cS8N8bUo05">pic.twitter.com/cS8N8bUo05</a></p>&mdash; Cristian Crespo F. (@cristiancrespoj) <a href="https://twitter.com/cristiancrespoj/status/1276822388303372288?ref_src=twsrc%5Etfw">June 27, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Incluso dando por cierta la versión oficial del Gobierno cubano, la ONG considera que «es muy difícil justificar la supuesta proporcionalidad en la respuesta» del agente que disparó mortalmente al joven que se enfrentó armado con piedras. «También nos preguntamos -añade el comunicado del OCDH- cómo Hernández Galiano pasó de huir para no ser capturado a convertirse en una amenaza real e inminente para la vida del policía, qué hacía el otro oficial mientras tanto, o qué otro método de neutralización emplearon antes de pasar a realizar los disparos». Cuestiona, además, los términos confusos de la información del MININT: «Tampoco entendemos por qué el comunicado oficial en una parte se refiere al policía c omo ?el militar? y en otra habla de ?nuestros combatientes?, cuando no se trata de un hecho en el que haya intervenido el Ejército y, que sepamos, el país no está en guerra».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">EXIGIMOS transparencia al Gobierno <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a> sobre muerte de ciudadano negro por disparos policiales.<br><br>¿Cómo Hansel E. Hernández pasó de huir para no ser capturado a convertirse en una amenaza real e inminente para la vida del policía?<br><br>Comunicado <a href="https://t.co/8NfuJKpwzg">https://t.co/8NfuJKpwzg</a> <a href="https://t.co/mzP3ZWNDR3">pic.twitter.com/mzP3ZWNDR3</a></p>&mdash; Observatorio Cubano de Derechos Humanos (@observacuba) <a href="https://twitter.com/observacuba/status/1277338042664136705?ref_src=twsrc%5Etfw">June 28, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Por último, quiere subrayar el intento por desacreditar a la víctima, a través de unos antecedentes penales «reales o supuestos», que en modo alguno «podrían justificar una actuación desproporcionada, tal y como parece ser el caso, y además con unas consecuencias tan graves». El MININT ha presentado a Hernández como un «delincuente», que tendría antecedentes penales por «amenaza, abusos lascivos y robo con violencia, por lo cual cumplió sanción y se encontraba en libertad condicional». La criminalización es una estrategia habitual en la forma de actuar del régimen cubano también en el caso de los presos políticos. Ante la convulsión que ha supuesto la muerte del joven, la familia ha pedido respeto a su memoria: «A todas las personas que han hecho comentarios negativos acerca del asesinato de mi sobrino, haciendo leñas del árbol caído, les pido que respeten nuestro dolor y que traten de no pasar por un suceso tan fuerte», escribió en las redes sociales su tía Lenia Patiño. Un día después de la muerte de Hernández, Patiño tambén pedía a través de su página de FB justicia para su sobrino. «Nosotros, los familiares pedimos con clemencia q este hecho tan cruel a manos de nuestra supuesta seguridad nacional, d ninguna manera quede impune. Porque un policía, un uniforme, no da derecho a asesinar d tal manera a nadie, si sabemos d sobra q les entrenan con defensa personal, deben portar spray, tonfas, etc. Por qué entonces tuvieron q acudir a su arma d fuego y quitarle un hijo a una madre, a un padre, un sobrino a su tía, un hermano a su hermanita menor.. Constando de que JAMAS estuvo armado, por favor, justicia» Movilización La muerte del joven cubano ha movilizado a las redes sociales y a líderes de la disidencia, como el expreso de conciencia José Daniel Ferrer, que conoce bien los excesos de las fuerzas de seguridad del régimen cubano, tras haber pasado años en sus cárceles. Ferrer, que actualmente se encuentra en arresto domiciliario, se sumaba este lunes a la movilización, que tendrá lugar este martes a las 11 de la mañana (hora local), y animaba a otros a participar en las protestas desde su cuenta de Twitter. Desde ella también informó que la sede de la plataforma disidente Unpacu, de la que es coordinador, estaba siendo sitiada tras hacer el anunció de la movilización. «Sitiada Sede de #UNPACU para que no apoyemos manifestaciones ciudadanas contra crímenes de la policía. Mañana voy para el Parque Céspedes. Mi casa no es mi prisión!!! #Justicia #Floyd #HanselErnesto»<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Santiago de <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a> Sitiada Sede de <a href="https://twitter.com/hashtag/UNPACU?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#UNPACU</a> para que no apoyemos manifestaciones ciudadanas contra crímenes de la policía. Mañana voy para el Parque Céspedes. Mi casa no es mi prisión!!! <a href="https://twitter.com/hashtag/Justicia?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Justicia</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/Floyd?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Floyd</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/HanselErnesto?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#HanselErnesto</a><a href="https://t.co/NNISEGDwfS">https://t.co/NNISEGDwfS</a></p>&mdash; José Daniel Ferrer (@jdanielferrer) <a href="https://twitter.com/jdanielferrer/status/1277617613976276993?ref_src=twsrc%5Etfw">June 29, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>
30-06-2020 | Fuente: abc.es
Movilizaciones por la muerte de Hansel E. Hernández, el George Floyd cubano
Este martes se ha convocado a través de la redes sociales una manifestación en Cuba para pedir justicia y protestar por la muerte del joven afrocubano Hansel E. Hernández, el pasado 24 de junio, en La Habana por disparos de la policía. Una muerte de la que tardaron tres días en informar las autoridades, a pesar de las peticiones reiteradas pidiendo claridad, como la del disidente Guillermo «Coco» Fariñas, que el día 26 reclamaba explicaciones a través de su cuenta de Twitter: «El asesinato por disparos de policías al servicio del Castrismo del joven cubano de raza negra Hansel Ernesto Hernández Galeano, debe ser OBLIGATORIAMENTE abordado por Miguel Díaz-Canel o es un Manipulador». Horas después, las autoridades hacían público un comunicado en el que indicaban que el joven, de 27 años, había sido sorprendido por una patrulla de la Policía Nacional Revolucionaria cuando, según el Ministerio del Interior de Cuba (MININT), «estaba robando piezas y accesorios de una parada de ómnibus», dándose a continuación a la fuga. Durante la persecución «a la carrera a lo largo de casi dos kilómetros, por un terreno irregular», el joven para evitar ser detenido «agredió con varias piedras a uno de los policías, una de las cuales lo golpea en la entrepierna, otra en el lateral del torso y una tercera le disloca el hombro y lo lanza al piso», indica el comunicado colgado el pasado día 27 en las redes sociales.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Información del <a href="https://twitter.com/hashtag/MININTCuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#MININTCuba</a> sobre los hechos ocurridos el pasado miércoles 24 de junio, en horas de la mañana en el municipio de Guanabacoa, en la provincia <a href="https://twitter.com/hashtag/LaHabana?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#LaHabana</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a> <a href="https://t.co/HvPkP7QGIH">https://t.co/HvPkP7QGIH</a></p>&mdash; MININT_CUBA (@minint_cuba) <a href="https://twitter.com/minint_cuba/status/1276995039311417344?ref_src=twsrc%5Etfw">June 27, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Como respuesta al lanzamiento de piedras por parte de Hansel Hernández, «el militar realizó dos disparos de advertencia. Acto seguido y debido al peligro para su vida por la magnitud de la agresión, el policía riposta desde el piso efectuando un disparo con su arma de reglamento que impacta al individuo y le provoca la muerte», continúa detallando la versión oficial. El caso de Hernández ha provocado gran controversia en el interior de la isla, donde mucho lo han comparado con la muerte de George Floyd, el afroamericano que falleció el pasado mes de mayo en Mineápolis (Estados Unidos) durante su detención por una maniobra de asfixia realizada por un agente de policía blanco. Su muerte provocó protestas y disturbios por todo EE.UU., protestas que se extendieron a otras grandes ciudades de mundo. También alentó en otros países (Francia, México) a desenterrar casos similares de muertes bajo sospecha a manos de la policía. Un relato poco creíble La versión oficial ofrecida por el Ministerio del Interior cubano ha sido ampliamente cuestionada, entre otros, por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) que ha pedido «transparencia» al Gobierno cubano. La ONG considera que el relato del MININT, en el que se pretende justificar la actuación policial, «es poco creíble y tiene importantes discrepancias con las versiones que, a nivel popular, hay sobre los hechos y que afirman, por ejemplo, que los disparos fueron realizados por la espalda», indicó a través de un comunicado. Un dato difícil de corroborar ahora por una autopsia independiente pues su cuerpo fue rápidamente incinerado. En las redes han circulado fotografías anónimas del cadáver, que supuestamente tendría impactos en la espalda. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Policía cubana asesinó a Hansel Hernández, 26 años, en Guanabacoa, <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a>. Le disparó dos veces por la espalda tras detenerlo por no usar mascarilla; iba desarmado. Este <a href="https://twitter.com/hashtag/30deJunio?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#30deJunio</a> frente al teatro Yara en La Habana habrá una manifestación en demanda de justicia. <a href="https://twitter.com/hashtag/Justice4Hansel?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Justice4Hansel</a> <a href="https://t.co/cS8N8bUo05">pic.twitter.com/cS8N8bUo05</a></p>&mdash; Cristian Crespo F. (@cristiancrespoj) <a href="https://twitter.com/cristiancrespoj/status/1276822388303372288?ref_src=twsrc%5Etfw">June 27, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Incluso dando por cierta la versión oficial del Gobierno cubano, la ONG considera que «es muy difícil justificar la supuesta proporcionalidad en la respuesta» del agente que disparó mortalmente al joven que se enfrentó armado con piedras. «También nos preguntamos -añade el comunicado del OCDH- cómo Hernández Galiano pasó de huir para no ser capturado a convertirse en una amenaza real e inminente para la vida del policía, qué hacía el otro oficial mientras tanto, o qué otro método de neutralización emplearon antes de pasar a realizar los disparos». Cuestiona, además, los términos confusos de la información del MININT: «Tampoco entendemos por qué el comunicado oficial en una parte se refiere al policía c omo ?el militar? y en otra habla de ?nuestros combatientes?, cuando no se trata de un hecho en el que haya intervenido el Ejército y, que sepamos, el país no está en guerra».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">EXIGIMOS transparencia al Gobierno <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a> sobre muerte de ciudadano negro por disparos policiales.<br><br>¿Cómo Hansel E. Hernández pasó de huir para no ser capturado a convertirse en una amenaza real e inminente para la vida del policía?<br><br>Comunicado <a href="https://t.co/8NfuJKpwzg">https://t.co/8NfuJKpwzg</a> <a href="https://t.co/mzP3ZWNDR3">pic.twitter.com/mzP3ZWNDR3</a></p>&mdash; Observatorio Cubano de Derechos Humanos (@observacuba) <a href="https://twitter.com/observacuba/status/1277338042664136705?ref_src=twsrc%5Etfw">June 28, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Por último, quiere subrayar el intento por desacreditar a la víctima, a través de unos antecedentes penales «reales o supuestos», que en modo alguno «podrían justificar una actuación desproporcionada, tal y como parece ser el caso, y además con unas consecuencias tan graves». El MININT ha presentado a Hernández como un «delincuente», que tendría antecedentes penales por «amenaza, abusos lascivos y robo con violencia, por lo cual cumplió sanción y se encontraba en libertad condicional». La criminalización es una estrategia habitual en la forma de actuar del régimen cubano también en el caso de los presos políticos. Ante la convulsión que ha supuesto la muerte del joven, la familia ha pedido respeto a su memoria: «A todas las personas que han hecho comentarios negativos acerca del asesinato de mi sobrino, haciendo leñas del árbol caído, les pido que respeten nuestro dolor y que traten de no pasar por un suceso tan fuerte», escribió en las redes sociales su tía Lenia Patiño. Un día después de la muerte de Hernández, Patiño tambén pedía a través de su página de FB justicia para su sobrino. «Nosotros, los familiares pedimos con clemencia q este hecho tan cruel a manos de nuestra supuesta seguridad nacional, d ninguna manera quede impune. Porque un policía, un uniforme, no da derecho a asesinar d tal manera a nadie, si sabemos d sobra q les entrenan con defensa personal, deben portar spray, tonfas, etc. Por qué entonces tuvieron q acudir a su arma d fuego y quitarle un hijo a una madre, a un padre, un sobrino a su tía, un hermano a su hermanita menor.. Constando de que JAMAS estuvo armado, por favor, justicia» Movilización en la isla La muerte del joven cubano ha movilizado a las redes sociales y a líderes de la disidencia, como el expreso de conciencia José Daniel Ferrer, que conoce bien los excesos de las fuerzas de seguridad del régimen cubano, tras haber pasado años en sus cárceles. Ferrer, que actualmente se encuentra en arresto domiciliario, se sumaba este lunes a la movilización, que tendrá lugar este martes a las 11 de la mañana (hora local), y animaba a otros a participar en las protestas desde su cuenta de Twitter. Desde ella también informó que la sede de la plataforma disidente Unpacu, de la que es coordinador, estaba siendo sitiada tras hacer el anunció de la movilización. «Sitiada Sede de #UNPACU para que no apoyemos manifestaciones ciudadanas contra crímenes de la policía. Mañana voy para el Parque Céspedes. Mi casa no es mi prisión!!! #Justicia #Floyd #HanselErnesto»<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Santiago de <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a> Sitiada Sede de <a href="https://twitter.com/hashtag/UNPACU?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#UNPACU</a> para que no apoyemos manifestaciones ciudadanas contra crímenes de la policía. Mañana voy para el Parque Céspedes. Mi casa no es mi prisión!!! <a href="https://twitter.com/hashtag/Justicia?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Justicia</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/Floyd?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Floyd</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/HanselErnesto?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#HanselErnesto</a><a href="https://t.co/NNISEGDwfS">https://t.co/NNISEGDwfS</a></p>&mdash; José Daniel Ferrer (@jdanielferrer) <a href="https://twitter.com/jdanielferrer/status/1277617613976276993?ref_src=twsrc%5Etfw">June 29, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>
27-06-2020 | Fuente: abc.es
Trump ordena la protección de las estatuas por decreto
El presidente Donald Trump ha aprobado la protección de las estatuas históricas de Estados Unidos por decreto, instando a la Fiscalía a solicitar penas de prisión máximas en los casos de arresto por vandalismo contra el patrimonio nacional. Además, se restringirán ayudas a autoridades estatales o locales que no hagan cumplir la ley y permitan que se derriben estatuas. El presidente llega a ordenar en su decreto a la Fiscalía que pida penas de cárcel de 10 años en virtud de varias leyes, incluidas la de Protección de los Monumentos a los Veteranos de 1993 y la regulación de propiedad del Gobierno federal en el Código de EE.UU. Esta regulación afecta a todas las estatuas de propiedad federal, no sólo a los soldados y políticos confederados. El decreto asegura que «es política de EE.UU. enjuiciar en la mayor medida permitida por la ley federal y, según corresponda, a cualquier persona o entidad que participe en los esfuerzos por incitar a la violencia u otra actividad ilegal en relación con los disturbios y actos de vandalismo». Estas medidas llegan después de una oleada de derribos y de que los manifestantes hayan amenazado incluso con tumbar una estatua de Abraham Lincoln, el presidente que le ganó la guerra a la Confederación esclavista, junto al Capitolio en Washington. Han caído varias estatuas que conmemoran el legado hispano en EE.UU., como las de Cristóbal Colón o fray Junípero Serra. En la red social Twitter, el presidente ha compartido un cartel del FBI, la policía judicial, en que se solicita información sobre 15 personas supuestamente involucradas en el intento de derribo de esculturas en la capital federal. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">MANY people in custody, with many others being sought for Vandalization of Federal Property in Lafayette Park. 10 year prison sentences! <a href="https://twitter.com/FBIWFO?ref_src=twsrc%5Etfw">@FBIWFO</a> <a href="https://t.co/mrLyxbWNvq">pic.twitter.com/mrLyxbWNvq</a></p>&mdash; Donald J. Trump (@realDonaldTrump) <a href="https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1276564734465249280?ref_src=twsrc%5Etfw">June 26, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Junto con este decreto, Trump ya le ha encargado la custodia de estas estatuas al cuerpo de los U.S. Marshalls, una policía federal que depende del ministerio de Justicia y ha movilizado en Washington a 400 soldados reservistas de la Guardia Nacional para apoyarles. Los Marshalls son el primer cuerpo de policía federal de EE.UU., fundados en 1789. Se encargan de las labores policiales relacionadas con la justicia federal, incluidos arrestos, protección de testigos y extradiciones. El cuerpo lo integran más de 2.500 agentes, a cuyos supervisores los elige el presidente directamente. El lunes una turba intentara tumbar la estatua ecuestre de Andrew Jackson, séptimo presidente de EE.UU., ante la entrada principal de la Casa Blanca. Ante aquel intento frustrado, el presidente Trump pidió a la fiscalía que aplique la ley de Protección de los Monumentos a los Veteranos y pida 10 años de prisión para quienes vandalicen esos monumentos. Según ha dicho la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, «el presidente Trump nunca permitirá que la violencia controle nuestras calles, reescriba nuestra historia o dañe el estilo de vida americano».
1
...