Infortelecom

Noticias de delincuencia

19-03-2019 | Fuente: abc.es
Un superviviente del ataque a las mezquitas: «Las balas me pasaron rozando la cabeza»
Al afgano Mirwais, que estaba rezando el viernes en una de las mezquitas tiroteadas de Nueva Zelanda, las balas le pasaron rozando la cabeza. Literalmente, como demuestran los rasguños que los proyectiles le han dejado en el cuero cabelludo. Por unos centímetros, Brenton Tarrant, un joven australiano cegado por el odio contra los inmigrantes musulmanes, no le voló la cabeza también a él, que se salvó ? nunca mejor dicho ? por un pelo. «Entró un tipo armado, con un traje negro y una cámara en la cabeza con una luz. Al principio pensé que era un policía de la unidad antiterrorista. De hecho, la primera persona que lo vio entrar hasta le saludó. Le dijo ?Hola, hermano?? Y este le pegó un tiro a bocajarro. Luego apuntó hacia nosotros y empezó a disparar», cuenta Mirwais ante la alfombra de flores y mensajes de condolencia frente al cordón policial que corta el paso a la mezquita de Al Noor, en el centro de Christchurch. El viernes, el día más importante del rezo para la religión musulmana, allí había unas 200 personas. «Algunos huyeron rompiendo las ventanas y otros por las salidas laterales. Como yo estaba en el centro, corrí hacia una de esas salidas, pero había mucha gente porque es una puerta pequeña. Cuando llegué, el terrorista estaba allí, disparando enfrente de nosotros, 35 o 50 balas..», recuerda Mirwais, deseoso de contar su historia para sacarla de su interior como si fuera un exorcismo. A su juicio, tuvo suerte porque «cuando el terrorista llegó abriendo fuego, me eché encima de la gente y una bala me pasó rozando la cabeza. Todavía tengo metal en el cuero cabelludo», dice enseñando la herida. Aprovechando que el asaltante desviaba su atención para ametrallar a los que intentaban escapar por la otra puerta, Mirwais salió corriendo y saltó un muro a una casa detrás de la mezquita. «Pensé que venía a por nosotros por el aparcamiento porque el sonido de las balas era atronador y crucé a otra casa. Como me había echado sobre los cuerpos, tenía sangre por toda la ropa. Mi cabeza estaba sangrando también», desgrana Mirwais, a quien una pareja asiática, asustada, no le dejó entrar en su vivienda. Tras saltar a otra casa, donde había un hombre mayor intentando curar a un herido, consiguió ponerse a salvo. «Aunque estábamos todos temblando de miedo al escuchar el tiroteo, conseguimos detenerle la hemorragia», se congratula con una tímida sonrisa que denota más tristeza que alegría. «Emigré de Afganistán en 2002 para escapar de las bombas y la guerra y jamás pensé que nos iban a matar aquí», se lamenta Mirwais, quien a sus 43 años se gana la vida como taxista y, hasta ahora, estaba muy feliz en Nueva Zelanda. «Este es un país maravilloso y su gente acoge a todos los que venimos. Nos quieren y nosotros también les queremos», clama mientras uno de los neozelandeses que le escucha aplaude emocionado. Aunque Mirwais ha perdido a varios amigos en el atentado, entre ellos el patriarca de la comunidad afgana, «Haji» Daoud Nabi, de 71 años, asegura que «seguiremos juntos porque un diablo no puede separarnos». Roto por el dolor, Mirwais recuerda que el anciano fue el primer refugiado afgano que llegó a Christchurch, hace ya más de cuatro décadas, y siempre ayudó a los nuevos inmigrantes. Su generosidad le llevó incluso a sacrificarse el viernes, cuando se interpuso entre el tirador y sus víctimas y cayó abatido por las balas. Ahora, sus paisanos esperan enterrarlo con honores de héroe en el funeral de Estado para todas las víctimas que tendrá lugar esta semana, cuando los forenses terminen las autopsias y las autoridades entreguen los cuerpos a sus familias para darles sepultura según el rito musulmán. A solo un kilómetro de la mezquita de Linwood, la segunda asaltada por Tarrant, los preparativos ya están en marcha en el Memorial Park y 50 tumbas se han cavado en la zona musulmana del cementerio de Christchurch. En esta barbarie, Nueva Zelanda no solo ha perdido esas 50 vidas, sino también su inocencia como uno de los países más seguros y tranquilos del mundo. Ayer, este corresponsal tomó un vuelo doméstico sin pasar por ningún control de seguridad pese a que el aeropuerto había sido cerrado la noche anterior por una «bolsa sospechosa». Con unos índices de delincuencia bajísimos y una permisiva ley de armas, Tarrant se aprovechó de dicha candidez para hacerse legalmente con el arsenal que utilizó para perpetrar esta matanza. Haciendo frente a la polémica, ayer compareció públicamente el dueño de la tienda donde compró sus fusiles semiautomáticos, David Tipple, quien no quiso entrar en el debate sobre las armas. «Lo que hacemos es legal y disfrutamos con libertad de actividades legítimas. ¿Por qué piensa la gente que las armas son un problema? El problema es que el tipo estaba loco», se defendió el responsable de Gun City, que se promociona con polémicos carteles donde aparecen niños disparando con su padre «en familia». Pero el Gobierno de la primera ministra Jacinda Ardern tiene decidido aprovechar la conmoción actual para restringir el uso de armas, como hizo Australia en los 90. Al final del mundo, Nueva Zelanda permanecía en un «espléndido aislamiento» al margen de todos estos problemas, como la inmigración y el control de las armas. Pero el mundo, cada vez más pequeño y globalizado, ha acabado atrapando a Nueva Zelanda.
15-03-2019 | Fuente: abc.es
Un atentado en Nueva Zelanda deja al menos 49 muertos tras el tiroteo en dos mezquitas
El horror golpea a Nueva Zelanda, un país donde, afortunadamente para sus habitantes, casi nunca pasa nada. Rompiendo en mil pedazos esa anodina tranquilidad, un ataque coordinado contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch ha dejado, de momento, 49 muertos y 48 heridos, de los que muchos están graves, según informan las agencias internacionales. Para hacer aún más espeluznante este salvaje atentado, uno de los atacantes ha difundido el ataque a través de Facebook Live. Ataviado con un traje negro que parece ser ropa de asalto y armado con fúsiles automáticos, en un vídeo colgado en internet aparece llegando con su coche a una de las mezquitas y disparando contra todo lo que se mueve, que a esa hora estaba llena para el rezo del viernes, el más importante para la religión musulmana. Se calcula que en una de las mezquitas había entre 300 y 500 personas, incluidos varios jugadores del equipo de criquet de Bangladés, que mañana tenía previsto disputar un encuentro contra del de Nueva Zelanda. Tal y como se aprecia en las imágenes, el atacante lleva escritos en las armas numerosos nombres que parecen hacer referencia a luchas históricas contra los musulmanes. Además, en las redes sociales circula un manifiesto de los atacantes con comentarios despectivos sobre esta religión y los inmigrantes musulmanes que llegan al país. Junto la mezquita de Al Noor, el otro edificio atacado es el Centro Islámico Lindwood. «Este tipo de violencia e ideología extrema no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos», ha lamentado de inmediato la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern. Tras afirmar que se trata de «un acto de violencia extraordinario y sin precedentes», ha calificado esta triste jornada como «uno de los días más negros de la historia de Nueva Zelanda». Por su parte, el jefe de la Policía, Mike Bush, ha anunciado la detención de una mujer y tres hombres, uno de los cuales será puesto a disposición judicial mañana acusado de asesinato. Uno de los asaltantes ya ha sido identificado como Brenton Tarrant, un australiano del Estado de Nueva Gales del Sur, según indicó una fuente policial de ese país a la televisión TVNZ. «Hay cuatro personas bajo custodia. No nos consta que haya más pero no podemos asumir que no haya más», indicó el mando policial. Al parecer, ninguno de los detenidos estaba fichado. Para hacer el mayor daño posible, habían colocado además varios artefactos explosivos en sus vehículos, que la Policía ha conseguido desactivar. Ante la alarma generada, el Gobierno ha decretado el estado de máxima alerta y la Policía ha cerrado la ciudad de Christchurch, recomendando a sus vecinos permanecer en sus casas por si hay más atacantes sueltos. Las mezquitas y escuelas de todo el país han sido clausuradas hasta nueva orden entre el pánico generalizado, ya que el ataque ha sido una gran sorpresa en este apacible archipiélago por sus bajísimos índices de delincuencia. Situada en la isla sur de Nueva Zelanda, los únicos titulares que había acaparado la ciudad de Christchurch en los últimos años se debían a los terremotos que sufrió entre 2010 y 2012, destacando uno que dejó 185 muertos el 22 de febrero de 2011. Desde Australia, el primer ministro Scott Morrison se ha solidarizado con sus vecinos: «Estamos horrorizados, consternados, indignados y condenamos este ataque cometido hoy por un terrorista, un violento extremista de derechas». Galería de imágenes Vea la galería completa (18 imágenes) La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, ha afirmado que el asalto fue «un acto de violencia extraordinario y sin precedentes», en lo que calificó como «uno de los días más negros de Nueva Zelanda». «Este tipo de violencia no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos», dijo en rueda de prensa. Imágenes del atentado en Nueva Zelanda divulgadas por la televisión mostraron a un hombre detenido al lado de un todoterreno blanco que fue embestido por un coche de la policía. Los agentes mantienen acordonada gran parte de Christchurch, donde miles de estudiantes han quedado confinados en las escuelas hasta que se haya garantizado la seguridad en las calles. Uno de los tiroteos del atentado en Christchurch (Nueva Zelanda), fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por uno de los asaltantes, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.
15-03-2019 | Fuente: abc.es
Atentado en Nueva Zelanda: al menos 49 muertos tras el tiroteo en dos mezquitas
El horror golpea a Nueva Zelanda, un país donde, afortunadamente para sus habitantes, casi nunca pasa nada. Rompiendo en mil pedazos esa anodina tranquilidad, un ataque coordinado contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch ha dejado, de momento, 49 muertos y 48 heridos, de los que muchos están graves, según informan las agencias internacionales. Para hacer aún más espeluznante este salvaje atentado, uno de los atacantes ha difundido el ataque a través de Facebook Live. Ataviado con un traje negro que parece ser ropa de asalto y armado con fúsiles automáticos, en un vídeo colgado en internet aparece llegando con su coche a una de las mezquitas y disparando contra todo lo que se mueve, que a esa hora estaba llena para el rezo del viernes, el más importante para la religión musulmana. Se calcula que en una de las mezquitas había entre 300 y 500 personas, incluidos varios jugadores del equipo de criquet de Bangladés, que mañana tenía previsto disputar un encuentro contra del de Nueva Zelanda. Tal y como se aprecia en las imágenes, el atacante lleva escritos en las armas numerosos nombres que parecen hacer referencia a luchas históricas contra los musulmanes. Además, en las redes sociales circula un manifiesto de los atacantes con comentarios despectivos sobre esta religión y los inmigrantes musulmanes que llegan al país. Junto la mezquita de Al Noor, el otro edificio atacado es el Centro Islámico Lindwood. «Este tipo de violencia e ideología extrema no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos», ha lamentado de inmediato la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern. Tras afirmar que se trata de «un acto de violencia extraordinario y sin precedentes», ha calificado esta triste jornada como «uno de los días más negros de la historia de Nueva Zelanda». Por su parte, el jefe de la Policía, Mike Bush, ha anunciado la detención de una mujer y tres hombres, uno de los cuales será puesto a disposición judicial mañana acusado de asesinato. Uno de los asaltantes ya ha sido identificado como Brenton Tarrant, un australiano del Estado de Nueva Gales del Sur, según indicó una fuente policial de ese país a la televisión TVNZ. «Hay cuatro personas bajo custodia. No nos consta que haya más pero no podemos asumir que no haya más», indicó el mando policial. Al parecer, ninguno de los detenidos estaba fichado. Para hacer el mayor daño posible, habían colocado además varios artefactos explosivos en sus vehículos, que la Policía ha conseguido desactivar. Ante la alarma generada, el Gobierno ha decretado el estado de máxima alerta y la Policía ha cerrado la ciudad de Christchurch, recomendando a sus vecinos permanecer en sus casas por si hay más atacantes sueltos. Las mezquitas y escuelas de todo el país han sido clausuradas hasta nueva orden entre el pánico generalizado, ya que el ataque ha sido una gran sorpresa en este apacible archipiélago por sus bajísimos índices de delincuencia. Situada en la isla sur de Nueva Zelanda, los únicos titulares que había acaparado la ciudad de Christchurch en los últimos años se debían a los terremotos que sufrió entre 2010 y 2012, destacando uno que dejó 185 muertos el 22 de febrero de 2011. Desde Australia, el primer ministro Scott Morrison se ha solidarizado con sus vecinos: «Estamos horrorizados, consternados, indignados y condenamos este ataque cometido hoy por un terrorista, un violento extremista de derechas». Galería de imágenes Vea la galería completa (18 imágenes) La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, ha afirmado que el asalto fue «un acto de violencia extraordinario y sin precedentes», en lo que calificó como «uno de los días más negros de Nueva Zelanda». «Este tipo de violencia no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos», dijo en rueda de prensa. Imágenes del atentado en Nueva Zelanda divulgadas por la televisión mostraron a un hombre detenido al lado de un todoterreno blanco que fue embestido por un coche de la policía. Los agentes mantienen acordonada gran parte de Christchurch, donde miles de estudiantes han quedado confinados en las escuelas hasta que se haya garantizado la seguridad en las calles. Uno de los tiroteos del atentado en Christchurch (Nueva Zelanda), fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por uno de los asaltantes, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.
14-03-2019 | Fuente: elpais.com
La Fiscalía mexicana fracasa ahora en el caso de los jóvenes asesinados de Tierra Blanca
El juez tumba la acusación de los investigadores por delincuencia organizada contra los 21 implicados. Todos seguirán presos por otro proceso de la fiscalía local
13-03-2019 | Fuente: abc.es
Al menos 10 muertos en un tiroteo en una escuela de Sao Paulo
Un tiroteo en una escuela de la región metropolitana de Sao Paulo ha dejado este miércoles al menos 10 muertos, entre ellos seis niños, han confirmado fuentes oficiales. Según el cuerpo de Bomberos de Sao Paulo, las otras víctimas fatales serían un empleado de la escuela y dos adolescentes, que eran supuestamente los autores de los disparos. Una portavoz de la Policía Militarizada ha explicado a los medios que «dos encapuchados, aparentemente dos adolescentes» han entrado en la escuela pública Raúl Brasil, en Suzano a unos 60 kilómetros de la capital paulista, y «efectuaron varios disparos». Los dos asaltantes han matado a cinco niños, cuyas edades no fueron aún divulgadas, y también a un empleado de la escuela. Posteriormente, ambos se han suicidado, según los primeros datos que maneja la Policía brasileña. Se han desplazado al lugar del suceso seis unidades de rescate, tres unidades de ambulancias y dos helicópteros de la Policía Militarizada. Según la Policía Militarizada, «los individuos portaban un número no identificado de revólveres, así como artefactos en mochilas semejantes a explosivos», que están en vías de examinarse, y además tenían «machetes» y «un arco y flecha». Las capuchas de los atacantes llevaban impresas dibujos de calaveras en la parte frontal, agregaron las mismas fuentes. COMUNICADO OFICIAL Segundo informações da Polícia Militar, dois adolescentes armados e encapuzados invadiram a Escola Estadual Raul Brasil, e efetuaram disparos contra os alunos. Até o momento a PM registrou a morte de cinco alunos e um funcionário em decorrência dos disparos.? Governo de S. Paulo (@governosp) 13 de marzo de 2019Decreto de Bolsonaro A finales de enero, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cumplió una de las promesas más importantes de su campaña electoral y facilitó la posesión de armas de fuego. La norma dio mayor acceso a la tenencia de armas, un tema polémico en un país con altos índices de delincuencia y que el años pasado registró su récord de asesinatos, con 63.880 personas, un promedio de 175 casos por día. «El pueblo decidió por comprar armas y municiones y nosotros no podemos negar lo que el pueblo quiso en ese momento», declaró el mandatario ultraderechista al firmar el decreto. Bolsonaro, que durante su campaña simulaba disparar un arma como uno de los símbolos de su candidatura, se refería al referendo realizado en el 2005, cuando el 63% de los brasileños votó a favor del comercio de armas, tras la aprobación del Estatuto de Desarme. La política de «armas para todos» permite que cada brasileño pueda comprar hasta cuatro armas, a no ser que demuestre la necesidad de una cantidad mayor. Quienes tengan niños o personas con discapacidad mental a su cargo, tendrán que comprobar que tienen un lugar seguro para guardar las armas.
10-03-2019 | Fuente: abc.es
El Parlamento venezolano declarará este lunes «estado de emergencia nacional» por los apagones
Tras más de 60 horas sin energía eléctrica, el Parlamento venezolano declarará hoy el estado de emergencia nacional, según anunció ayer el presidente interino, Juan Guaidó, desde la sede del poder legislativo, en Caracas. Guaidó aseguró que esta catástrofe debe ser atendida de inmediato. «No podemos voltear la cara y dejar sola a nuestra gente» dijo el también presidente del Parlamento, quien pidió a todos sus compatriotas alzar la voz y salir a las calles para exigir sus derechos. «No es cierto que hay normalidad en las calles de Venezuela. No es cierto que todo está en calma», agregó. En el cuarto día sin luz aumentaron la cifra de pacientes fallecidos en los hospitales, gente atrapada en los ascensores. No hay combustible en las gasolineras. Los pasajeros varados en los aeropuertos. Los venezolanos han arrasado con las velas, pilas, baterías, agua mineral, pan de molde, galletas y chucherías en los pocos comercios que abrieron ayer, como la cadena de Farmatodo y algunos supermercados que cobraron en dólares y en efectivo y no con tarjetas porque el apagón ha bloqueado los puntos de venta electrónicos. Por cuarto día consecutivo, casi toda Venezuela -22 de los 23 estados- está sin luz por fallos en el sistema eléctrico de la principal central hidroeléctrica de Guri, sur del país, que abastece al 70% de la demanda nacional, lo que ha paralizado a los venezolanos, creando un caos en su vida cotidiana. Venezuela como Cuba Iván Bolívar, un.jubilado de 77 años, estaba recorriendo la urbanización de Los Palos Grandes para buscar un comercio abierto. Entró a Farmatodo, que tiene su propia planta eléctrica pero no permitía cargar telefonos móviles y se le habian agotado las velas, las pilas, el agua y el pan. A su lado, su esposa Teresa Rojas, una profesora jubilada de 75 años, comparaba a Venezuela con Cuba. «Sentimos una gran angustia por el apagón, demasiado tiempo sin luz, nuestros hijos viven en España y no tenemos como comunicarnos porque no hay internet ni batería en los teléfonos». El matrimonio de Iván y Teresa ha emigrado a España, pero regresó hace una semana a Caracas para enterrar a su hijo menor que se quedó para cuidar la finca familiar en el interior. «Nos lo mató la delincuencia común», dijeron a punto de llorar. Su viaje de retorno a Madrid está reservado para el 22 de marzo. «Vamos a ver si podemos viajar», dijo Teresa con cierta duda porque con el apagón los vuelos estan saliendo vacíos debido a que los pasajeros no han podido pasar por migración por falta de electricidad en los terminales del aeropuerto Simón Bolívar. El régimen de Nicolas Maduro ha prometido solventar la crisis eléctrica, pero sus esfuerzos han sido en vano dada la magnitud del daño que presenta la estructura eléctrica. El fallo fue causada por un incendio en la subestación del sistema de transmisión de San Geronimo, estado de Guárico, centro del país, por falta de mantenimiento. Pero el régimen lo atribuye a un sabotaje de la oposición, algo que ha sido desmentido por el presidente interino Juan Guaido, quien acusa al chavismo de haber gastado 100.000 millones de dólares para reparar el sistema eléctrico, lo que ha terminado en corrupción. «Y ahora vemos el resultado de tanto robo», dijo el también presidente del Parlamento. La ONG Médicos por la Salud confirmó que el apagon masivo causó 17 fallecidos. También el hospital de Maturín, estado de Monagas, confirmó que se en su centro murieron 13 personas. Según Codevia, han fallecido 15 pacientes por falta de diálisis, y hay en la lista 10.000 pacientes renales graves. El régimen anunció el cierre de colegios y negocios para hoy como consecuencia de los cortes de luz.
10-03-2019 | Fuente: elpais.com
Interior alerta del ?riesgo alto? de sufrir ciberataques a gran escala
La recién aprobada Estrategia Nacional sitúa también entre los grandes riesgos la conexión del yihadismo con la delincuencia y las mafias de la inmigración
10-03-2019 | Fuente: elpais.com
Interior alerta del ?riesgo alto? de sufrir ciberataque a gran escala
La recién aprobada Estrategia Nacional sitúa también entre los grandes riesgos la conexión del yihadismo con la delincuencia y las mafias de la inmigración
08-03-2019 | Fuente: abc.es
Un largo apagón de 20 horas deja en la oscuridad a toda Venezuela
Han transcurrido ya casi 20 horas de un largo apagón desde que se inició este jueves a las 17 horas de la tarde y concluyó a las 15 horas de este viernes que ha dejado en la oscuridad al 90 por ciento del país y paralizó a los venezolanos. Es el corte de luz más extenso y prolongado de su historia que afectó a 22 de los 23 estados de Venezuela por el colapso que ha presentado el sistema de generación eléctrica después de 7 años de falta de mantenimiento, desinversión y corrupción. Fueron 20 horas de angustia y desesperación. En la noche del jueves los venezolanos se sintieron atrapados en una peligrosa oscuridad e inseguridad sin poderse siquiera comunicar por internet ni por los móviles ni por la telefonía fija. Nada. Era como estar a merced de la delincuencia. Y ni hablar de los pacientes que necesitan de la electricidad para hacerse la hemodiálisis y de tantos otros que dependen de la luz para poder respirar o caminar. El Metro de Caracas suspendido. También se fue el agua. Pero el régimen de Nicolás Maduro no admite responsabilidades después de 20 años de chavismo. Como es su costumbre, esta vez ha culpado al presidente interino Juan Guaidó de haber supuestamente saboteado el sistema eléctrico de la principal represa hidroeléctrica del Guri, situada en Guayana, estado Bolívar, al sur de Venezuela. «Ha sido un saboteo brutal», afirmó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez. : «Venezuela ha derrotado el sabotaje realizado por la derecha». La intención era someter a Venezuela a estar sin luz varios días, afirmó, y señaló a Rubio de ser «el responsable del apagón». Su hermana, la vicepresidente Delcy Rodríguez, también culpó al senador republicano Marco Rubio de dirigir el saboteo eléctrico, «sus manos podridas están metidas en el sabotaje eléctrico? van a saber la verdad». Y el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, responsabilizó al imperialismo. «Hemos sido nuevamente objeto nuvevamente d ela guerra eléctrica, nos atacaron la parte de la generación y transmisión de El Guri, un ataque para crear el caos y la desestabilización». Por su lado, el senador estadounidense Marco Rubio dijo ante el apagón en Twitter: «Régimen de Maduro es un completo desastre». Rubio advirtió que China colabora con Maduro para bloquear las redes sociales, teléfonos celulares e Internet. Tan pronto se desató el apagón este jueves el presidente interino Juan Guaidó hizo un recorrido por diversos lugares de Caracas como el Metro para inspeccionar el desenvolvimiento de la ciudad sin transporte público. Los caraqueños tuvieron que regresar a su casa a pie. Guaidó que acudió este viernes a un acto para celebrar el Dia Internacional de la Mujer en la plaza de los Palos Grandes dijo que el «saboteo es robarse el dinero de los venezolanos, saboteo es quemar comida y medicina, saboteo es robar elecciones. En 2009 este régimen decretó emergencia eléctrica e invirtieron 100 mil millones de dólares y hoy seguimos sin luz, el país con la reservas de petróleo más grandes del mundo». Recordó que en el 2009 decretaron la emergencia eléctrica. En el 2013 militarizaron el servicio eléctrico. Más de 100.000 millones de dólares robados del sistema eléctrico. Desde la Asamblea Nacional en el 2017 dimos voto de censura a Motta Domínguez. Veenzuela tiene tres centrales hidroeléctricas: El Guri, Tocoma y Caruachi. Y dos termoeléctricas como Planta Centro y Tacoa. «Tenemos agua, petróleo y gas. Pero lamentablemente tenemos un usurpador en Miraflores», dijo Guaidó. Y añadió que Venezuela tiene claro que la luz llega con el cese de la usurpación. «Sigamos adelante. Durante nuestra gira en el sur, buscamos apoyos para atender esta crisis. El bloqueo al progreso lo vencemos con movilización ¡Nos vemos el sábado en la calle!», dijo convocando otra marcha para este sábado.
08-03-2019 | Fuente: abc.es
Por qué el Reino Unido sufre una devastadora ola de apuñalamientos entre jóvenes
El español David Martínez, de 26 años, ha sido identificado como la última víctima mortal de la ola de apuñalamientos que sobrecoge al Reino Unido desde hace un tiempo. Con él son 24 los muertos en incidentes de este tipo en lo que va de año. El pasado fin de semana, habían perdido la vida una adolescente tras ser apuñalada por la espalda en un parque en Londres y un joven de 17 años acuchillado cerca de Mánchester. El número de homicidios con arma blanca en Inglaterra y Gales se elevó a 285 entre marzo de 2017 y marzo de 2018, la mayor cifra desde 1946, y el número de homicidios en general en estos territorios británicos aumentó un 14% en el año comprendido entre septiembre de 2017 y el mismo mes del año siguiente. La mayoría de los presuntos autores y de las víctimas son varones de menos de 25 años. El servicio británico de salud, por su parte, asegura que el número de ingresos por heridas causadas por objetos punzantes ha aumentado en un 15%. Hay quien habla de «epidemia» y de «emergencia nacional». ¿Cuáles son las causas? No hay unanimidad en la respuesta, pero estas son algunas de las que se apuntan. Menos policías El número de agentes de Policía ha caído en más de 20.000 en los últimos nueve años. De los 143.769 que había en 2009 se ha pasado a 122.404 en marzo del pasado año, según los últimos datos oficiales disponibles del Departamento de Interior. Se trata del menor número de policías en activo desde 1981, si bien los registros anteriores a 1996 no son plenamente comparables. Desde la oposición laborista y la propia Policía vienen señalando que la reducción de fondos ponen en riesgo la seguridad pública, mientras que el gobierno de Theresa May niega que haya una relación entre el descenso en la cantidad de agentes y el incremento en los apuñalamientos. La propia primera ministra insistió el pasado martes en que no hay «correlación directa» entre el número de policías y el de apuñalamientos, y rechazó que más agentes supusiera una reducción de este tipo de delitos. Documentos del Departamento de Interior que fueron filtrados en abril del pasado año reconocían, sin embargo, que los recortes del gobierno a la Policía «pueden haber alentado» a los delincuentes violentos y «probablemente contribuido» al incremento de delitos violentos graves. Según ha asegurado esta semana al diario «The Independent» el presidente de la Federación de Policía de Inglaterra y Gales, John Apter, «hasta que el gobierno pueda dar con una estrategia eficaz para combatir esta epidemia, el número de víctimas mortales seguirá aumentando». «La vigilancia policial se ha reducido al mínimo y las consecuencias están a la vista de todos. Este país es presa de una espiral de delitos violentos y tnato la Policía como la sanidad están luchando por enfrentarse a ella». Reducción de los registros a sospechosos Por otra parte, en la última década se viene produciendo un descenso en el uso de las facultades legales que tienen los policías para ejercer la práctica de «stop and search» (para y registra), como se conoce a parar a una persona sospechosa de llevar armas, drogas, bienes robados u otra cosa que pueda usar para cometer un crimen. Datos conocidos el pasado año indicaban que el número de esteos «para y registra» habían caído de los 1,4 millones realizados en 2009 hasta 282.000 en 2017, lo que supone un 80% menos. El motivo de la reducción de esta práctica es el temor a que se estaba empleando de forma excesiva y centrándose arbitrariamente en determinadas minorías étnicas, sobre todo en hombres de raza negra. El gobierno puso en marcha medidas para limitar su uso en 2014, que a su vez llevó a la creación de un código actualizado sobre cómo se debía emplear. Responsables policiales han reclamado la supresión del requisito de que haya «fundamentos razonables» de sospecha para someter a una persona a un registro de este tipo, que fue incorporado en la época en que Theresa May era ministra de Interior, precisamente ante la preocupación de que el «para y registra» era ineficaz, discriminatorio y perjudicial para las relaciones en la comunidad. El gobierno rechaza eliminar esa condición para los registros. La Estrategia contra la Violencia Grave, publicada el pasado abril por el Ejecutivo, reconoce que los delitos con arma blanca y con arma de fuego y los homicidios se han incrementado mientras decrecían los «para y registra», pero descarta que haya relación entre ambas tendencias, ya que hubo descensos en los apuñalamientos entre 2010 y 2011, y entre 2013 y 2014, periodos en los que caían estos registros, según recoge la BBC. El pasado año, un estudio del Colegio de Policía que evaluaba los datos de «para y registra» de la Policía Metropolitana, señalaba que mayor cantidad de estos registros únicamente suponía a la semana o mes siguientes una «cantidad muy ligeramente inferior a la esperada». Incremento de expulsiones de malos alumnos El alcalde de Londres, Sadiq Khan, puso el foco de la discusión este jueves, junto con siete responsables de Policía británicos, en el sistema educativo. En una carta enviada a Theresa May, los firmantes reclamaban acabar con el aumento de las expulsiones no oficiales de alumnos, las conocidas como «off-rolling» (sacar de la lista). «Evidentemente, la forma en que el sistema educativo aborda a los jóvenes excluidos está roto. No puede ser correcto que tantos de aquellos que han cometido infracciones hayan sido expulsados del colegio o estén fuera de la educación convencional», señala el escrito, firmado por Khan, seis comisionados de Policía de Inglaterra y uno de Gales. «Esta es la razón por la cual ha llegado la hora de actuar de forma urgente -añade la carta-. En primer lugar, las autoridades locales necesitan autoridad y responsibilidad sobre todas las exclusiones escolares». En delcaraciones al programa Radio 4 Today, aseguró que cada vez más jóvenes, menores vulnerables, son expulsados y nadie se ocupa de ellos». «Cuando miras los informes de inspección de las prisiones, nueve de cada diez jóvenes detenidos han sido expulsados». Según datos que publica «The Guardian», las expulsiones permanentes de los colegios ingleses han aumentado un 56% entre el curso 2013-14 y el 2016-17. El comisario de Policía de la región de West Midlands, David Jamieson, asegura que «esto es una emergencia nacional, y debemos hacer algo acerca de la exclusión de niños, porque esos niños están casi en el camino de la delincuencia y la violencia». Se ha detectado que en Gran Bretaña hay centros que sacan a los peores estudiantes de sus listas para mejorar las notas de su alumnado. De hecho, la Ofsed, la oficina británica que vela por el nivel de la educación, formará a sus isnpectores para investigar a los colegios que incurran en estas prácticas y les rebajará su valoración. Así mismo, esta entidad se ha mostrado «preocupada» por el hecho de que los estudiantes con necesidades educativas especiales tienen cinco veces más probabilidades que el resto de sufrir una expulsión permanente. Falta de oportunidades y recortes sociales La pobreza y la falta de oportunidades de los jóvenes y la desigualdad se apuntan entre las principales razones del incremento de los apuñalamientos. Los críticos de los recortes sociales del Partido Conservador a lo largo de la última década apuntan además a esta razón, por la falta de recursos de los servicios sociales y el incremento de jóvenes en situación vulnerable. La comisaria asistente de la Policía Metropolitana, Patricia Gallan, apuntaba, en declaraciones a «The Guardian», a la desigualdad social como motivo de estos delitos. «No creo que los niños nazcan malos», aseguraba. «Si empiezas a ver dónde afecta la criminalidad, ocurre en las zonas más pobres de la sociedad». «Si tu eres una persona joven y no tienes oportunidades, qué arriesgas -se preguntaba, aclarando que era una explicación, no una excusa-. Tienes la sensación de pertenencia si estás en un grupo o una pandilla.., y tienes los aspectos materiales que te gustaría, de modo que eso es parte del reto». «Jóvenes y chicos que creen que el mundo no les ofrece nada los vuelve enfadados, temerosos, y en riesgo de ser explotados por organizaciones criminales que los usan para vender drogas», señalaba recientemente en un editorial ese mismo periódico. El alcalde londinense aboga por un enfoque de salud pública para resolver este problema en la capital, aplicando métodos que se probaron antes en Chicago y Glasgow en los que se trata la violencia como un contagio social y emplea diversas agencias para acabar con ella. Cultura del cuchillo entre los adolescentes Entre los datos más preocupantes de este aumento de delincuencia es la extensión de una «cultura de llevar cuchillo» que se está extendiendo entre los menores británicos. El responsable del grupo de trabajo para los delitos con arma blanca del Consejo Nacional de Jefes de Policía, Alf Hitchcock, aseguraba al «Evening Standard» ya en 2017 que la edad en la que se lleva cuchillo es cada vez más temprana y se encuentra ya entre los 13 y los 17 años. «Tienes un grupo de gente que probablemente ha sdio influida por sus hermanos, por su grupo de amigos, y lo llevan, lo cual no es una buena tendencia», lamentaba.
1
...