Infortelecom

Noticias de david sassoli

24-09-2020 | Fuente: abc.es
Beppe Grillo ataca al Parlamento: «No creo en absoluto en la representación parlamentaria»
«No creo ya absolutamente en el Parlamento, sino en la democracia directa la que se hace con referendos», ha dicho Beppe Grillo, el fundador y «garante» del Movimiento 5 Estrellas (M5E), durante un debate en videoconferencia con el presidente del Parlamento Europeo, el italiano David Sassoli, del Partido Democrático. Diversos partidos políticos, entre ellos en PD, consideran escandalosas las declaraciones de Grillo, quien sugirió «extraer por sorteo a los representantes del pueblo, con gente que se muestra disponible durante un año para aportar sus conocimientos a la política». No es de extrañar que recientemente Beppe Grillo hiciera una declaración de homenaje a las dictaduras, porque «funcionan mejor que las democracias». Poco parece haber durado la alegría en los 5 Estrellas tras el abrumador sí en el referéndum del domingo y lunes (69.92 % si, y 30.08 no) para recortar en un 36,5% el número de los parlamentarios, una iniciativa del Movimiento. Pero Grillo ha rebajado los entusiasmos del M5E por esa victoria: «El referéndum es la máxima expresión de la democracia. Yo no creo en esta forma de representación parlamentaria, la democracia directa es la evolución de la democracia». Grillo defiende así la plataforma de internet Rousseau, utilizada por el Movimiento para las consultas entre sus seguidores y elegir a sus representantes, una plataforma a menudo criticada por su escasa transparencia. La declaración de Grillo se produce en un momento de caos del Movimiento 5 Estrellas, por sus divisiones internas y falta de liderazgo, con amenazas de expulsión a algunos parlamentarios. De sus 11 millones de votos logrados en las elecciones de marzo 2018, con casi el 33 %, ha perdido en dos años y medio el equivalente a 8 millones de votos, en los comicios del 20 y 21 de septiembre, en 7 regiones italianas. En estas elecciones solo ha obtenido el 7,4 % de los votos. Especialmente significativo ha sido el resultado en Campania, región de la que proceden diversos ministros, entre ellos el de Asuntos Exteriores, Luigi Di Maio: En las elecciones regionales del domingo y lunes, el candidato de los 5 Estrellas logró el 11 % de los votos, cuando antes llegaban al 45 %. Los 5 Estrellas, una «casta» Un político de larga trayectoria en el centro-derecha, Gianfranco Rotondi, 60 años, ministro en el último Gobierno de Silvio Berlusconi, ha explicado de forma gráfica el por qué de la debacle electoral del Movimiento 5 Estrellas y su irrefrenable declive: «Cuando yo era ministro ?ha contado Rotondo en Facebook-, la pasión de los 5 Estrellas era fotografiarme con la escolta; una vez incluso se burlaron de que estaba tomando un helado con los guardias de seguridad. Hoy estuve en Grottaminarda (Campania). Desde una cafetería fui testigo del paso de un cortejo ministerial digno de mis recuerdos de la primera república: era el ministro Luigi Di Maio, a bordo de una berlina, precedido de un coche de escolta y seguido de otros dos, en total cuatro automóviles, equipados con sirena y luz intermitente, como en las películas de parodia de los ministros de la primera república. Todo normal, todo legítimo: los Ministros viajan según protocolos de seguridad que son los mismos para los ministros del pasado y los actuales. El problema para Di Maio es que hizo creer a los italianos que eso se podía hacer de otra manera: que ese protocolo de seguridad era un privilegio odioso que debía ser reemplazado por el estilo alternativo de los ciudadanos promovidos para dirigir el país», afirma Gianfranco Rotondi. En definitiva, los «grillini» criticaron ferozmente a la llamada «casta» de la política, pero alcanzado el poder hacen lo mismo que ellos criticaban: «La foto de Grottaminarda -concluye Rotondi- vale más que un editorial: el desfile de coches oficiales de los 5 Estrellas explica plásticamente cómo se pasa desde más del 30 % al 10 %. La vía del ocaso es muy corta incluso aunque la recorras con cuatro coches oficiales». El final de Narciso Un duro ataque ha lanzando a los dirigentes del Movimiento 5 Estrellas un destacado e influyente grillino, muy ligado a Beppe Grillo, que ha ocupado puestos de relieve en el Movimiento y hoy es jefe de la secretaría de la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi: «los ciudadanos necesitan creer en un proyecto, emocionarse, ver que algo se mueve hacia un fin diferente y más alto que la simple salvaguarda de sus propias poltronas. De lo contrario, si se continúa así, se hace el final de Narciso» (personaje mitológico, símbolo de la vanidad, origen del término narcisismo).
24-09-2020 | Fuente: abc.es
Sánchez viaja a la OTAN para elogiar al secretario general
Es poco habitual que durante la visita a Bruselas de un jefe de Gobierno europeo no se informe a los periodistas del contenido ni del resultado de sus reuniones en la capital comunitaria, como sucedió ayer con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que mantuvo su agenda prevista a pesar de la suspensión del Consejo Europeo extraordinario del jueves y viernes. Sánchez se reunió a última hora de la mañana con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, con el alto representante para la política exterior de la UE, Josep Borrell, con el presidente del Palamento, David Sassoli, y con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pero no consideró necesario informar sobre el contenido de sus reuniones con los dirigentes europeos. La única de la que se informó parcialmente con una declaración sin preguntas fue la entrevista con el secretario general de la OTAN, que duró casi 50 minutos y en la que se habló sobre todo de la crisis en el Mediterráneo Oriental entre Grecia y Turquía. Sánchez alabó el papel de Stoltenberg gestionando esta crisis entre dos aliados puesto que «ha realizado un trabajo extraordinario para mantener abiertos los canales de comunicación, ha propuesto mecanismos para evitar una escalada» y «ha complementado eficazmente los diferentes esfuerzos realizados por algunos de nosotros -especialmente por Alemania- para tratar de reabrir el diálogo entre Grecia y Turquía». La retirada de los barcos de prospección científica que turquía había enviado a una zona que Grecia reclama como propia y que es rica en hidroarburos ha ayudado a reducir las tensiones, pero no a eliminarlas. En la declaración no se menciona que hubieran hablado de la decisión que ha de tomar España antes de fin de año sobre si prorroga o no el despliegue de sus misiles antiaéreos «patriot» en Turquía. La oposición había acusado a Sánchez de mantener este viaje a Bruselas para no tener que comparecer en la sesión parlamentaria de control al Gobierno. Durante la jornada el presidente tuvo varias ocasiones de desmentir este reproche justificando su viaje e informando del contenido de sus entrevistas, pero no fue el caso y tal como vino se fue.
15-06-2020 | Fuente: abc.es
Johnson afirma que aún es posible llegar a un acuerdo con la Unión Europea
Con su habitual impetuosidad, el primer ministro británico Boris Johnson dijo este lunes que no ve ningún inconveniente para llegar a un acuerdo con la Unión Europea en el mes de julio, dado que cree que las posiciones ya están muy próximas. No se ha informado con mucho detalle del contenido de esta reunión por vídeoconferencia entre Johnson y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, del Consejo, Charles Michel, y el Parlamento, David Sassoli, lo que probablemente es un síntoma de que no hay mucho que anunciar más allá de lo que contó el propio Johnson en la televisión de su país y que desde Bruselas fue respondida con una advertencia por parte de Michel en redes sociales: «No aceptaremos que nos vendan una burra». En el comunicado las dos partes coinciden en que las negociaciones necesitan «un nuevo impulso» algo que por ahora no tiene más consecuencia que el hecho de que las rondas de negociaciones se mantendrán en julio y agosto, como ya se pactó la semana pasada. La declaración insiste además en que, tanto los europeos como los británicos mantienen su voluntad de hacer todo lo posible por llegar a un acuerdo que beneficie a las dos partes y reafirman su compromiso de aplicar en todos sus términos el acuerdo de retirada. Una de las razones por las que los europeos empiezan a desconfiar de Johnson y de sus declaraciones gradilocuentes es que hoy mismo empezaron ya las negociaciones entre el Reino Unido y Estados Unidos con el mismo objetivo, es decir, establecer un marco de relaciones económicas lo más favorable posible. El problema es que esto convierte la situación en un imposible, porque Estados Unidos y la UE mantienen grandes divergencias, sobre todo regulatorias y reglamentarias, y en determinados campos ambas se excluyen mutuamente. Cuando más se acerque el Reino Unido a EE.UU, sus relaciones con Europa se parecerán más a las que tiene Canadá y menos a las que tiene Suiza o Noruega. Así que la declaración reafirmando que el objetivo sigue siendo «concluir y ratificar un acuerdo antes de finales de 2020», para evitar una desconexión traumática, ahora se establece como primer paso la idea de alcanzar un «acuerdo de principios» lo antes posible, para no dejarse arrastrar por los desacuerdos.
05-06-2020 | Fuente: abc.es
Merkel subraya el vínculo con EE.UU. como clave de la política exterior europea
Europa debe fortalecerse como un «ancla de estabilidad en el mundo» y desarrollarse aún más como un «poder capaz y moldeador». Esa es la idea sobre la que Merkel articulará su programa de política exterior europea durante la próxima presidencia semestral por turno, a partir del 1 de julio. Así lo ha trasladado en una videoconferencia a los jefes de los grupos parlamentarios del Parlamento Europeo y al presidente de la cámara, David Sassoli, en la que mencionó, en primer lugar, la relación con China, con una cumbre prevista para septiembre en Leipzig en la que Merkel espera «encontrar juntos una respuesta sobre cómo se pueden mitigar las consecuencias de la pandemia». Merkel identifica tres asuntos en los que espera avanzar con Pekín: la conclusión de un acuerdo de inversión, la protección del clima y una mayor transparencia en las pandemias mundiales. También considera que las relaciones con África, también con una cumbre prevista para octubre, deben observar la gestión de las pandemias. «Si quiere evitar nuevas olas migratorias, Europa deberá ayudar a los países africanos a evitar la devastación», explican fuentes cercanas al gobierno alemán, «pero la idea de Merkel es que también podemos aprender mucho de aquellos países africanos con larga experiencia propia en el tratamiento de pandemias». La canciller alemana, por lo demás, sigue considerando a EE.UU. como el socio más importante de Europa, a pesar de las más que evidentes diferencias entre su gobierno y el de Donald Trump. El portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, ha respaldado estos días las «protestas legítimas pacíficas» en ese país y ha lamentado la «muerte horrible y evitable» de George Floyd, ocurrida en medio de un episodio de «violencia policial y racismo». «Por supuesto, soy consciente de que trabajar con Estados Unidos es actualmente más difícil de lo que nos gustaría», ha dicho Merkel a los representantes del Parlamento Europeo a los que ha expuesto su programa, reconociendo sin embargo que estaba «profundamente» convencida de que las relaciones transatlánticas son un «pilar central» de la política exterior y de la seguridad europea. Europa «no es neutral», es «parte del occidente político», definió, añadiendo también que, si quiere mantener sus valores, tendría que tomar su destino en sus propias manos más que antes y actuar como un socio confiable de la comunidad occidental de valores e intereses. Merkel defiende ese argumento sin perder de vista en ningún momento la relación con Rusia y recordando que existen numerosas razones importantes para luchar por las buenas relaciones con Moscú. Además de la proximidad geográfica e historia compartida y los desafíos globales, menciona las relaciones económicas recíprocas. Alemania quiere un «diálogo críticamente constructivo» una convivencia pacífica sobre la base de que «no es el derecho del más fuerte, sino la fuerza del derecho lo que ha de aplicarse», en palabras de la canciller. Merkel reafirma la importancia del Acta Final de Helsinki y el Convenio Europeo de Derechos Humanos, lamentando que «Rusia ha violado repetidamente este canon de valores y reglas» y citando como ejemplo que «anexionó la península ucraniana de Crimea en violación del derecho internacional». En su conversación con los parlamentarios europeos, Merkel criticó que Rusia apoye los «regímenes de títeres» en partes del este de Ucrania y ataque a las democracias occidentales con medios híbridos. «Cuando no se tengan en cuenta las normas fundamentales del derecho internacional, lo denunciaremos», advirtió, sugiriendo también que si no hubiera progreso en el proceso de Minsk, las sanciones existentes tendrían que mantenerse. Dadas las circunstancias y en medio de una «contracción sin precedentes» de la economía europea, la política exterior de los próximos seis meses «girará en torno a qué se puede hacer para reactivar la economía» y Merkel, con el consenso de su ministro de Finanzas, Olaf Scholz, el de Exteriores, Heiko Maas y el jefe de la Cancillería y ministro de Asuntos Especiales Helge Braun, actuará «con compromiso europeo» y «sin dejar de prestar atención a cuán importante es nuestro compromiso global». Si no es posible llegar a un consenso a finales de junio sobre el programa de reconstrucción de 750.000 millones de euros propuesto por la Comisión Europea y que requiere cierto grado de mutualización de la deuda, las negociaciones deberán continuar en paralelo al marco financiero para los próximos siete años. Los fondos adicionales solo podrán fluir a los Estados miembros desde principios de 2021 si los parlamentos nacionales han aprobado mayores aportaciones a la UE y Merkel confía por su parte en llegar puntual a la cita. El cronómetro aprieta también en las negociaciones Brexit: el período de transición expira a final del año, durante el cual el Reino Unido sigue siendo económicamente parte de la UE. Los diplomáticos de la UE esperan que Londres esté listo para negociaciones serias, y concesiones, solo después de las vacaciones de verano. El papel de la presidencia alemana consistirá sobre todo en mantener unidos a los Estados miembros. Merkel habla reiteradamente de una «Europa capaz de actuar», pero el hecho es que en sus intenciones no figura ninguna consideración fundamental que no se haya planteado desde 2018. Nada nuevo. Está de acuerdo en un «Consejo de Seguridad Europeo» en el que solo una parte de los Estados miembros esté representada, con puestos rotatorios, para «fortalecer la capacidad de actuar», pero tal modelo socavaría la unanimidad previa en política exterior. En ocasiones anteriores, ha sugerido que Europa debe prepararse para «repensar el proceso de toma de decisiones y eliminar cada vez más la unanimidad donde los contratos lo hacen posible y siempre que sea posible». Ahora, sin embargo, no ofrece indicios de que la presidencia alemana desee dar pasos en esa dirección.
06-03-2020 | Fuente: abc.es
Protestas en Lesbos:«¡No más muertos de hambre aquí!»
A pesar de las muestras de solidaridad y apoyo europeo con la visita este martes al puesto fronterizo de Kastaniés del primer ministro griego Kiriakos Mitsotakis ?acompañado nada menos que por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el del Parlamento Europeo, David Sassoli, junto con Margaritis Schinas, vice presidente de la Comisión, y el primer ministro de Croacia. Andrej Plenkovic?, las cosas no han mejorado. Continúan millares de inmigrantes acampando en la frontera por la parte turca esperando la famosa «apertura de la frontera» que anuncia el Ejecutivo turco, algo que Mitsotakis ha desmentido categóricamente y hasta los policías griegos gritan que la frontera está cerrada. Eso no ha impedido que el ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, afirme estos días que son millares los refugiados que abandonan el país cuando las autoridades griegas han detenido, según las últimas noticias oficiales de la tarde de ayer, a un total de 252 personas. Son las que desde el pasado sábado hasta hoy consiguieron cruzar la frontera. Curiosamente no hay casi sirios: la mayoría son afganos (64%) seguidos por paquistanies (19%), turcos (5%), sirios (4%) y un 5% formado por iranies, iraquíes, marroquies, etiopes, egipcios y de Bangladesh. Soylu ha declarado también que 4.900 refugiados fueron rechazados en la frontera estos días, resultando heridos 164 personas, algo que nadie consigue confirmar. Los griegos afirman tambien que se impidió durante estos días la entrada de inmigrantes ilegales en 36.649 casos. Ahora los miles de personas que se están instalando en tiendas de campaña a 800 metros de la frontera griega de Kastaniés, que sigue cerrada a cal y canto (ni siquiera con documentos legales puede cruzarse), siguen esperando. Como no se permite el acceso a periodistas en la parte turca, nadie sabe exactamente qué piensan hacer. En las islas mas cercanas al Egeo no se han detectado en las últimas horas llegadas en embarcaciones, la mayoría grandes zodiacs, pero sí las hubo en los días pasados. Pero siguiendo la decisión del Consejo Gubernamental de Asuntos Exteriores y Defensa del pasado sábado, Grecia ya no aceptará durante un mes ninguna solicitud de asilo y por ello quienes lleguen ilegalmente al país desde esa fecha por mar a través de las islas o por tierra serán trasladados a un centro especial, un antiguo cuartel, en la provincia de Serres para su posterior expulsión. En el bonito puerto de Mitilini, en Lesbos, ya se encuentra un enorme buque, el «Rodos», de la Armada griega, en el que van entrando quienes llegaron despúes del 1 de marzo para su transporte ?se dice que hoy? hacia el puerto de Kavala para ir a Serres. Lo malo es que la población de la zona se opone ya a este centro, antes de su apertura. El ambiente en las islas cercanas a la costa turca se ha enrarecido, dado que la población local no aprueba los planes del gobierno de crear nuevos campamentos de acogida o mejorar los existentes, agilizando el proceso de asilo para en menos de 4 meses conseguir que los inmigrantes sean considerados refugiados o expulsados. Y también protestan por la ayuda que prestan las ONGs en estas islas a los inmigrantes. «Lo que queremos es que vuelva la calma, solo con turistas y con los estudiantes de la universidad del Egeo ( Facultad de Ciencias Sociales y de Medio Ambiente)». Lo afirma Afroditi, que vende cerca del puerto, en el centro de Mitilini, uno de los mejores quesos locales, el «ladotíri». Y mira la cola de afganos que han solicitado asilo y que esperan ante los cajeros del banco cercano para retirar los 90 euros que reciben mensualmente. Afroditi añade que lo que Lesbos quiere es «volver a concentrarse en sus actividades tradicionales. Porque lo nuestro es hacer y exportar nuestros quesos y embutidos, vender nuestro aceite que es magnífico. Ya esta bién de tener a tanto muerto de hambre aquí, que se vayan a otro sitio». Los mas cínicos comentan que esperan la nueva ayuda prometida el martes por Ursula von der Leyen: 700 millones de euros de ayuda para la gestión de migración, una fuerza de Frontex formada por siete embarcaciones, dos helicopteros, un avión, tres vehiculos con vision termal y 100 guardas fronterizos más y ayuda para protección civil incluyendo equipamiento médico y tiendas de campaña.
06-03-2020 | Fuente: abc.es
Protestas en Lesbos: «¡No más muertos de hambre aquí!»
A pesar de las muestras de solidaridad y apoyo europeo con la visita este martes al puesto fronterizo de Kastaniés del primer ministro griego Kiriakos Mitsotakis ?acompañado nada menos que por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el del Parlamento Europeo, David Sassoli, junto con Margaritis Schinas, vice presidente de la Comisión, y el primer ministro de Croacia. Andrej Plenkovic?, las cosas no han mejorado. Continúan millares de inmigrantes acampando en la frontera por la parte turca esperando la famosa «apertura de la frontera» que anuncia el Ejecutivo turco, algo que Mitsotakis ha desmentido categóricamente y hasta los policías griegos gritan que la frontera está cerrada. Eso no ha impedido que el ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, afirme estos días que son millares los refugiados que abandonan el país cuando las autoridades griegas han detenido, según las últimas noticias oficiales de la tarde de ayer, a un total de 252 personas. Son las que desde el pasado sábado hasta hoy consiguieron cruzar la frontera. Curiosamente no hay casi sirios: la mayoría son afganos (64%) seguidos por paquistanies (19%), turcos (5%), sirios (4%) y un 5% formado por iranies, iraquíes, marroquies, etiopes, egipcios y de Bangladesh. Soylu ha declarado también que 4.900 refugiados fueron rechazados en la frontera estos días, resultando heridos 164 personas, algo que nadie consigue confirmar. Los griegos afirman tambien que se impidió durante estos días la entrada de inmigrantes ilegales en 36.649 casos. Ahora los miles de personas que se están instalando en tiendas de campaña a 800 metros de la frontera griega de Kastaniés, que sigue cerrada a cal y canto (ni siquiera con documentos legales puede cruzarse), siguen esperando. Como no se permite el acceso a periodistas en la parte turca, nadie sabe exactamente qué piensan hacer. En las islas mas cercanas al Egeo no se han detectado en las últimas horas llegadas en embarcaciones, la mayoría grandes zodiacs, pero sí las hubo en los días pasados. Pero siguiendo la decisión del Consejo Gubernamental de Asuntos Exteriores y Defensa del pasado sábado, Grecia ya no aceptará durante un mes ninguna solicitud de asilo y por ello quienes lleguen ilegalmente al país desde esa fecha por mar a través de las islas o por tierra serán trasladados a un centro especial, un antiguo cuartel, en la provincia de Serres para su posterior expulsión. En el bonito puerto de Mitilini, en Lesbos, ya se encuentra un enorme buque, el «Rodos», de la Armada griega, en el que van entrando quienes llegaron despúes del 1 de marzo para su transporte ?se dice que hoy? hacia el puerto de Kavala para ir a Serres. Lo malo es que la población de la zona se opone ya a este centro, antes de su apertura. El ambiente en las islas cercanas a la costa turca se ha enrarecido, dado que la población local no aprueba los planes del gobierno de crear nuevos campamentos de acogida o mejorar los existentes, agilizando el proceso de asilo para en menos de 4 meses conseguir que los inmigrantes sean considerados refugiados o expulsados. Y también protestan por la ayuda que prestan las ONGs en estas islas a los inmigrantes. «Lo que queremos es que vuelva la calma, solo con turistas y con los estudiantes de la universidad del Egeo ( Facultad de Ciencias Sociales y de Medio Ambiente)». Lo afirma Afroditi, que vende cerca del puerto, en el centro de Mitilini, uno de los mejores quesos locales, el «ladotíri». Y mira la cola de afganos que han solicitado asilo y que esperan ante los cajeros del banco cercano para retirar los 90 euros que reciben mensualmente. Afroditi añade que lo que Lesbos quiere es «volver a concentrarse en sus actividades tradicionales. Porque lo nuestro es hacer y exportar nuestros quesos y embutidos, vender nuestro aceite que es magnífico. Ya esta bién de tener a tanto muerto de hambre aquí, que se vayan a otro sitio». Los mas cínicos comentan que esperan la nueva ayuda prometida el martes por Ursula von der Leyen: 700 millones de euros de ayuda para la gestión de migración, una fuerza de Frontex formada por siete embarcaciones, dos helicopteros, un avión, tres vehiculos con vision termal y 100 guardas fronterizos más y ayuda para protección civil incluyendo equipamiento médico y tiendas de campaña.
05-03-2020 | Fuente: abc.es
España asume y apoya el cerrojazo radical de Grecia a los refugiados
La Comisión no piensa censurar por ahora la actitud de Grecia de cerrar radicalmente su frontera y suspender la tramitación de todas las demandas de asilo y los demás países europeos han vuelto a apoyar al Gobierno heleno en un consejo de ministros de Interior en el que participó, como representante de España, Fernando Grande-Marlaska y en el que se ha decidido advertir que la Unión Europea «no tolerará» el paso irregular de migrantes a través de su frontera exterior y tomará «todas las medidas necesarias» para impedirlo. Ante las primeras críticas por el cierre radical de la frontera por la avalancha de personas que intentan entrar en Grecia, la comisaria europea de Interior Ylva Johansson argumentó que las normas europeas en materia de asilo incluyen cierta «flexibilidad» para situaciones excepcionales. «Tanto en la directiva de procedimientos de asilo como en la de retorno hay disposiciones específicas que dan flexibilidad a los estados miembro en términos de registro de demandas de asilo, plazos de tramitación y retornos bajo circunstancias especiales», y ello se aplica «para asegurar que las medidas y esfuerzos de lo que hacemos en Grecia estará en línea con la legislación y con los derechos fundamentales». Reparto equitativo de responsabilidad Diversas asociaciones y grupos políticos han denunciado que la decisión de suspender la vigencia del derecho de asilo en Grecia es ilegal. Incluso se ha celebrado una pequeña manifestación de los eurodiputados del grupo de la Izquierda Unitaria, en el que están tanto Podemos como Izquierda Unida, en contra de la política europea. Sin embargo, Grande Marlasca dijo a su llegada del Consejo que no quería entrar en esta discusión y que en general, «en Europa el principio esencial es el respeto al Estado de Derecho» como se ha recogido en la declaración conjunta de los ministros de Interior. A la salida no quiso hacer declaraciones, pero el ministro difundió un comunicado en el que se asume plenamente la declaración conjunta en la que se reafirma el cierre de la frontera ante los intentos ilegales de atravesarla y «la plena solidaridad de España con Grecia» frente al aumento de la presión migratoria en el Mediterráneo oriental y en la frontera terrestre greco-turca. «Desde España seguimos con atención los acontecimientos que están teniendo lugar en la frontera greco-turca», ante la que se necesita «encontrar una respuesta europea», teniendo en cuenta la «solidaridad y reparto equitativo de la responsabilidad» puesto que «no se puede exigir a los Estados miembros con frontera exterior la responsabilidad en exclusiva y el caso que nos ocupa constituye un buen ejemplo». Siendo España un país con fronteras exteriores a su cargo, la posibilidad de que un día tuviera que hacer frente a este mismo problema es una perspectiva que ningún Gobierno puede ignorar. En la Comisión compareció junto a Johansson el vicepresidente de la Comisión responsable de Migración, el griego Margaritis Schinas, para presentar en detalle las medidas de apoyo financiero y los recursos adicionales que se ponen a disposición del Gobierno griego para ayudarle a reforzar el control de su frontera. Despliegue de Frontex Ayer se desplazaron a la frontera entre Grecia y Turquía los presidentes de las tres instituciones, la de la Comisión, Ursula von der Leyen el del Consejo, Charles Michel, y el del Parlamento, David Sassoli, para expresar su respaldo más intenso al Gobierno de Kyriakos Mitsotakis, La agencia de control de fronteras Frontex ha empezado a desplegar su mecanismo de emergencia que incluye buques y aviones, además de agentes. Schinas dijo ayer que la Comisión «lamenta toda pérdida de vidas humanas», pero también ha destacado la actitud de Turquía sin citarla, al referirse a los que han hecho «falsas promesas» a los refugiados instalados para alentarlos a cruzar hacia Grecia y que se «instrumentalice» a las personas. La situación actual exige «cautela» sin olvidar que la solución debe diseñarse al mismo tiempo «respetando la ley» pero también «haciendo frente a una situación sin precedentes». Apoyo total a Grecia, Bulgaria y Chipre Dinero rápido para infraestructuras La Comisión ha desbloqueado un paquete inicial de 700 millones de euros para ayudar a Grecia en infraestructuras para hacer frente a la amenaza de una nueva oleada de personas que intentan atravesar su territorio rumbo al resto de la UE. La Comisión ha enviado ya la mitad de ese dinero a Atenas. Refuerzo operativo de Frontex El equipo de respuesta rápida de la agencia de control de Fronteras Frontex estará operativo en los próximos dos días. Según sus protocolos, los agentes son policías guardiafronteras de los países miembros, entre ellos 11 españoles, que probablemente formarán parte de los que serán enviados a la frontera turca. Firme apoyo de las instituciones Las instituciones multiplican sus mensajes de apoyo a Grecia, para evitar la impresión de orfandad entre los griegos, que han tenido que resistir desde hace más de cinco años a la presión de millones de refugiados llegados de la guerra de Siria. La última ha sido la declaración de los ministros de Interior
04-03-2020 | Fuente: abc.es
Los líderes de la UE envían dinero y militares para apoyar a Grecia frente al chantaje de Turquía
«Agradezco a Grecia por convertirse en el escudo europeo en estos momentos». Las palabras de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la frontera de este país con Turquía , ante la que se agolpan miles de refugiados, constituyen la más rotunda declaración sobre la nueva política que quiere seguir la Comisión Europea con un problema que en 2015 causó un daño colosal a las estructuras comunitarias. Esta política amenaza con causar otro tipo de problemas, porque ahora ha levantado la protesta de los que apoyan la acogida a los refugiados y los emigrantes y que consideran inaceptable que Grecia haya suspendido la tramitación de cualquier solicitud de asilo. Este martes se trataba sobre todo de enviar un mensaje a Turquía. Von der Leyen desafió a aquellos que «intentan poner a prueba la unidad de Europa» con un gesto firme en apoyo de Grecia como país más afectado por la llegada masiva de refugiados y emigrantes que han sido alentados por Turquía a intentar atravesar la frontera. En un acto en el paso fronterizo de Kastaniés junto a los presidentes del Parlamento y del Consejo, Von der Leyen dijo que «Turquía no es un enemigo», pero que «los que intentan poner a prueba la unidad de los europeos se equivocan. Mantendremos firme la línea y la unidad prevalecerá. Actuaremos con la cabeza fría y según nuestros valores. Ni Turquía es enemigo ni las personas se pueden usar como medios para un fin». El primer fin que quiere obtener Turquía no es inundar a la UE de refugiados sino presionar para conseguir que Bruselas se ponga de su lado y en contra de Rusia, que es en estos momentos la potencia dominante en la región. Rusia quiere acabar cuanto antes con la guerra de Siria y extender a todo el país el control del régimen de Damasco, pero Turquía intenta mantener una franja de territorio sirio bajo ocupación, para controlar desde allí los movimientos de los kurdos, para lo que sigue apoyando a los opositores a Bashar al Assad. Junto a la presidenta de la Comisión, el del Consejo, Charles Michel, y el del Parlamento, David Sassoli, viajaron también a Grecia para significar su apoyo al Gobierno griego que preside el conservador Kiriakos Mitsotakis, también presente en el acto. La presidenta de la Comisión anunció que ha desbloqueado un paquete de 700 millones de euros para ayudar al las autoridades helenas, mientras que la agencia europea de control de fronteras Frontex va a desplazar a la zona equipos de refuerzo que incluyen un buque costero, seis patrulleras, dos helicópteros, un avión de vigilancia y tres vehículos con sistemas de termovisión que se sumarán a los 530 guardias de Frontex que ya se encuentran sobre el terreno. La Comisión ha puesto en marcha también todo el sistema de protección civil para proporcionar tiendas de campaña y otros materiales a este país. «Nuestro principal interés es que se mantenga el orden en la frontera griega, que también es la frontera exterior europea» dijo la presidenta de la Comisión que se comprometió a «aportar todo el apoyo operativo disponible» a las autoridades de Atenas. Mitsotakis ha acusado a Turquía de utilizar a los refugiados como «instrumentos en un juego geopolítico» y ha prometido que «Europa no será chantajeada» con ellos. Es posible que a la postre Bruselas acabe poniéndose del lado de Turquía, pero no puede hacerlo bajo este tipo de presión. Mientras esto sucedía en la frontera de Kastaniés, ayer estaba en Ankara precisamente el Alto Representante, Josep Borrell. Antes de que se sustancia cualquier gestión en el sentido que quiere Turquía, la UE puede tener que afrontar otro tipo de críticas. De momento la Comisión ha decidio tomarse su tiempo para analizar si se corresponde con la legalidad europea la decisión de Grecia de suspender el trámite de cualquier solicitud de asilo. Cualquiera que hubiera seguido la actualidad europea la pasada legislatura se habría llevado las manos a la cabeza ante una medida así puesto que por menos se han abierto expedientes a países como Polonia y Hungría. Mención a los niños Por ello, el presidente del Parlamento, que representa también a los diputados de los partidos que protestan contra esta situación, quiso hacer una mención específica a los niños, para que no se deduzca que está de acuerdo con todo lo que ayer elogiaban los demás representantes europeos. «Necesitamos comprometernos con los miles de menores no acompañados que llegan a las costas de Europa. Necesitamos urgentemente una estrategia para protegerlos a ellos y su futuro. Los gobiernos europeos tienen que mostrar mucha más generosidad y solidaridad con los menores que necesitan nuestra ayuda desesperadamente» dijo Sassoli que volvió a pedir «una solución para la redistribución justa de los inmigrantes. Esta es la única forma de estar a la altura de nuestros valores y hacer de Europa un líder mundial en la defensa de los derechos humanos».
03-03-2020 | Fuente: abc.es
Un policía griego en Kastaniés: «Por este puesto fronterizo no pasa nadie desde el viernes»
«Aquí no pasa nadie, ni con documentos de viaje legales desde el viernes por la noche». Lo dice tajante el policía griego con uniforme impoluto que está delante del puesto fronterizo de Kastaniés, famoso desde el pasado viernes cuando comenzaron a llegar miles de personas a sus proximidades en autobuses y taxis que querían entrar en Grecia y continuar su viaje al resto de Europa. Los que consiguieron colarse y fueron detenidos son de otros países menos de Siria, y tras estar residiendo en Turquía durante meses o años recibieron mensajes en sus móviles asegurándoles que la frontera turca estaba abierta, que podían pasar por Grecia y seguir su viaje. Muchos se han manifestado desesperados y lo siguen haciendo algunas horas al día tirando piedras a la Policía, los militares y los antidisturbios griegos que vigilan y contestan con gases lacrimógenos. También les caen encima gases lacrimógenos turcos, los que suelen utilizar las fuerzas del orden del país vecino. Desde la madrugada del sábado pasado hasta las 18.00 horas de día de ayer, se había rechazado la entrada ilegal a 26.532 personas y se detuvo a 218 que consiguieron colarse en territorio heleno. Se dice que muchos bajan andando hacia Alexandrúpolis, siguiendo el río Evro y otros se devuelven a Estambul o permanecen en la ciudad de Adrianópolis (Edirne en turco) ubicada a ocho kilómetros de la frontera. Kastaniés, un pueblo pequeño y pacífico que está al lado de la frontera turcogriega es limpio y modesto, menos de mil habitantes, educados y algo reservados como lo son la gente del norte del país. La señora Rula, sentada tomando café ayer por la mañana con sus amigas, muy contenta de que el pueblo se fuera llenando de cámaras y periodistas, más que otros días, porque venía el primer ministro Kiriakos Mitsotakis «por primera vez como presidente del gobierno» con «unos europeos que vienen a apoyarnos». A pocos metros, al lado de la Iglesia de San Jorge, unos empleados municipales estaban encalando partes del centro cultural, donde Mitsotakis junto con la plana mayor europea (la presidenta de la Comisión Ursula von der Leyen, el presidente del Consejo Europeo Charles Michel y el del Parlamento Europeo, David Sassoli, el vicepresidente de la Comisión Margaritis Schinas y el primer ministro de Croacia Andrej Plenkovic y su ministro de Exteriores) hicieron declaraciones pronto por la tarde. Eso sí, tanto ellos como sus acompañantes estaban algo despeinados, porque habían sobrevolado en helicóptero la frontera con Turquía (la mayor parte es frontera fluvial, divididos los dos países por el río Evros). Buena acogida Tras las declaraciones, transmitidas en directo y sin preguntas después, todo el pueblo salió a la calle, intentando ver a Mitsotakis entre sus invitados europeos. Se le veía porque es casi tan alto como su padre, que medía 1.90. En un claro mensaje de apoyo y solidaridad europeo, Mitsotakis consideraba que su deber es velar por la soberanía de su país: «Grecia protegió y seguirá protegiendo sus fronteras y el intento de Turquía de ayudar a millares de refugiados e inmigrantes a entrar de forma ilegal en nuestro país ha fracasado y seguirá fracasando si continúa con esta estrategia», dijo. En esta zona, tradicionalmente conservadora y nacionalista, todos los presentes consideraron que «Kiriakos lo hizo bien». Le llaman Kiriakos, su nombre de pila (Domingo) para distinguirlo de su padre, Kostas, también primer ministro entre 1990 y 1993 y presidente del partido Nueva Democracia . En este pueblo la gente, cuando ve a un inmigrante ilegal, no se preocupa. Sabe que se irá pronto, hacia Tesalónica y Atenas y que no intentará robar ni hacer daño, y muestra de ello es que la gente sigue dejando sus casas abiertas. «Si no se va, se lo lleva pronto la policía». Y la señora Karatzas, con marido jubilado en el pueblo y buen inglés porque vivió en Australia, cuenta como por la noche de hace dos días pasaron delante de su puerta unos afganos y otros somalíes. Se los llevó detenidos la policía. Los locales saben también que aunque los vean por la carretera no los pueden recoger: podrían ser acusados de tráfico de personas. Hasta los taxistas necesitan ver sus documentos y solo pueden transportar a los que son legales y pueden moverse por el país. Si no les espera días de detención, juicio y multa o cárcel. Nada que ver con el rechazo de la población local en muchas islas y en ciudades donde hay campamentos de personas que han solicitado asilo: la generosidad y solidaridad del 2015 se ha ido gastando y ahora la mayoría quiere que se vayan de vuelta o a otros países europeos, porque en Grecia, después de la crisis, «no hay nada para ellos».
03-03-2020 | Fuente: abc.es
Von der Leyen asegura el apoyo total de la UE a Grecia para controlar la entrada de refugiados
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha desafiado este martes a aquellos que «intentan poner a prueba la unidad de Europa» con un gesto firme en apoyo de Grecia como país más afectado por la llegada masiva de refugiados y emigrantes que han sido alentados por Turquía a intentar atravesar la frontera. En un acto en el paso fronterizo de Kastanies junto a los presidentes del Parlamento y del Consejo, Von der Leyen dijo que «Turquía no es un enemigo», pero que «los que intentan poner a prueba la unidad de los europeos se equivocan». La presidenta de la Comisión, el del Consejo, Charles Michel, y el del Parlamento, David Sassoli, han viajado este martes a Grecia para significar su apoyo al Gobierno griego que preside el conservador Kiriakos Mitsotakis. La presidenta de la Comisión anunció que ha desbloqueado un paquete de al menos 700 millones de euros para ayudar a las autoridades helenas, mientras que la agencia europea de control de fronteras Frontex va a desplazar a la zona equipos de refuerzo que incluye un buque costero, seis patrulleras, dos helicópteros, un avión de vigilancia y tres vehículos con sistemas de termovisión que se sumarán a los 530 guardias de Frontex que ya se encuentran sobre el terreno. La Comisión ha puesto en marcha también todo el sistema de protección civil para proporcionar tiendas de campaña y otros materiales a este país. «Nuestro principal interés es que se mantenga el orden en la frontera griega, que también es la frontera exterior europea», dijo la presidenta de la Comisión, que se comprometió a «aportar todo el apoyo operativo disponible a las autoridades griegas». Atenas acusa a Ankara de utilizar a los refugiados Mitsotakis ha acusado a Turquía de utilizar a los refugiados como «instrumentos en un juego geopolítico» y ha prometido que «Europa no será chantajeada» con ellos. El recuerdo de la crisis de los refugiados de 2015 ha llevado a la UE a poner en marcha todos sus recursos disponibles para evitar que se reproduzca un fenómeno que tuvo un coste político y social enorme para Europa.