Infortelecom

Noticias de crisis humanitaria

09-08-2018 | Fuente: elpais.com
Ecuador declara la emergencia migratoria por la llegada de 4.200 venezolanos al día
La medida se activa para atender la crisis humanitaria ante el aumento del flujo migratorio en los últimos días
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Ministro de Exteriores de Ecuador: «La represión del Estado en Nicaragua ha sido excesiva»
En vísperas de la visita oficial del presidente de Ecuador Lenín Moreno a España, donde mantendrá encuentros con el Rey Felipe VI y, posteriormente, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ?para firmar acuerdos en materia de seguridad e inversión económica?, el ministro de Exteriores de Ecuador, José Valencia, abordó ayer con ABC algunos de los asuntos más políticos de la agenda de su país. ?Recientemente, el Tribunal de Justicia de Ecuador ratificó la orden de prisión preventiva contra el expresidente Rafael Correa. ¿Cómo trata la Cancillería este asunto? ?La Corte Nacional emitió una medida preventiva contra el expresidente a fin de que se presente ante la Justicia y presente su versión de los hechos, dentro del juicio que se sigue contra Rafael Correa por presunto secuestro y asociación ilícita. Correa tenía que asistir a la cita con la Corte y no lo hizo, por lo que ahora el Ejecutivo Nacional está a completa disposición de la jueza por mandato legal. ?Pero Correa ha negado todas las acusaciones sobre el caso del secuestro del exlegislador Balda.. ?Eso lo tiene que determinar la Justicia. Ellos son los que tendrán que investigar si hay o no lugar a esas acusaciones. El Ejecutivo no interfiere en el proceso judicial, a diferencia de lo que ocurría en el pasado. ?En la visita del presidente Lenín Moreno a Londres no se abordó el caso de Julian Assange. Había rumores de que se le iba a retirar el asilo en la Embajada de Ecuador y sería entregado a las autoridades británicas.. ?Sobre ese asunto Ecuador ha sido muy claro. Es un tema que se debe tratar en el marco del derecho internacional con las tres partes: el gobierno británico, el ecuatoriano y los abogados de Assange. La solicitud de asilo que fue acordada en su momento tiene que encontrar una solución porque no puede estar en un asilo eterno. Pero es difícil predecir cuánto tiempo puede llevar una respuesta. ?Hace meses Moreno autorizó silenciar las comunicaciones de Assange con el exterior, cuando el fundador de WikiLeaks publicó comentarios sobre el separatismo catalán, ¿Es eso censura? ?En absoluto, Ecuador le concedió asilo a Assange sobre la base de acuerdos para ser protegido por nuestro país dentro de la sede diplomática. Estas convenciones determinan que el asilado no puede hacer pronunciamientos de orden político o que pongan en riesgo la relación del país anfitrión con terceros (España). ?En el encuentro que mantendrá hoy Lenín Moreno con Pedro Sánchez suscribirá convenios para la lucha contra el narcotráfico y la seguridad de la frontera norte. ¿Se avecina una nueva era? ?España nos brindará asistencia en materia de seguridad para la frontera norte con Colombia. Tenemos una frontera que se ha tornado cada vez más compleja por el incremento de actividades de organizaciones criminales trasnacionales en ambos territorios. ?Con respecto a sus vecinos de Latinoamérica, ¿cómo está la relación de Ecuador con el presidente Nicolás Maduro ? ?Es una relación que se ha convertido en sincera. Nuestro Gobierno ha manifestado a Caracas sus puntos de vista sobre las libertades en el país. Vemos con gran preocupación la crisis humanitaria, que ha desencadenado la salida masiva de venezolanos por la frontera. ?¿Cómo calificaría la actuación de la OEA ante la crisis de Venezuela y Nicaragua? ?Ha sido una actuación desigual. En Venezuela la OEA pudo haber sido más activa al promover un diálogo político efectivo de una manera más rápida. En cambio con Nicaragua, la Organización abordó tempranamente la crisis y tuvo mayor iniciativa para el diálogo. De hecho, al principio actuó con el apoyo del propio gobierno nicaragüense. ?¿La crisis en Nicaragua es un espejo de lo que vivió Venezuela? ?Son situaciones diferentes, en el caso de Nicaragua la represión del Estado ha sido desmedida, algo que se sustenta en las evaluaciones que ha hecho la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Nuestro Gobierno ha pedido que cese la represión y las violaciones de los derechos humanos.
05-07-2018 | Fuente: abc.es
Más de 50 países urgen a Maduro restaurar el Estado de Derecho y permitir ayuda humanitaria
La comunidad internacional sigue actuando ante la grave crisis humanitaria y política en Venezuela. Más de 50 países han urgido este jueves al Gobierno de Nicolás Maduro, en el marco del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, a permitir la entrada de ayuda humanitaria en el país para paliar el desabastecimiento de productos de primera necesidad, como comida y medicamentos, así como a restaurar el Estado de Derecho, que consideran roto desde la instauración de la Asamblea Constituyente hace un año. Así mismo, el Parlamento Europeo ha reclamado a Maduro que permita abrir un corredor humanitario. «Instamos a Venezuela a reconocer la gravedad de su situación y a abrir sus puertas a la ayuda humanitaria, a cooperar con los mecanismos del Consejo de Derechos Humanos», ha dicho el embajador peruano en el Consejo de Derechos Humanos, Claudio Julio de la Puente Ribeyro, que ha leído una declaración conjunta. A este respecto, el diplomático británico Bob Last ha indicado que, si bien la asistencia técnica que puedan proporcionar el propio Consejo o sus miembros no resolverá todos los problemas humanitarios en Venezuela, «sería un buen comienzo». Los países firmantes han expresado igualmente su «preocupación» por «las graves violaciones de los Derechos Humanos, que incluyen ejecuciones extrajudiciales, uso excesivo de la fuerza, detenciones arbitrarias, tortura y malos tratos y falta de acceso a la Justicia», como recogía un reciente informe de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU. Los representantes de Venezuela, Bolivia y Cuba han interrumpido reiteradamente a De la Puente Ribeyro esgrimiendo cuestiones burocráticas para impedir que continuara leyendo el manifiesto, pero el presidente del Consejo de Derechos Humanos, el embajador esloveno Vojislav Suc, ha permitido que continuara. «Estamos preocupados por que los países que hablan sobre politización son realmente los que están politizando los debates impidiendo que un grupo de países haga declaraciones», ha reprochado la emisaria mexicana en Ginebra, Socorro Flores Liera. Interrogado por este ofensiva sobre Venezuela, Leila Swan, de Human Rights Watch (HRW), ha aplaudido la declaración conjunta porque «llega en un momento crítico», justo cuando la nación caribeña «está entrando en una espiral descendente de la que no se ve el final». «El creciente coro de preocupación internacional evidencia la necesidad de seguir informando y actuando ante el Consejo de Derechos Humanos hasta que Venezuela cese la brutal campaña contra su propio pueblo», ha considerado la portavoz de la ONG. Mientras, el Pleno del Parlamento Europeo ha reclamado este jueves a la UE que incremente la ayuda a los venezolanos que huyen del país y ha exigido al Gobierno de Nicolás Maduro que permita abrir un corredor humanitario para asistir a la población. En una resolución aprobada con 455 votos a favor, 100 en contra y 29 abstenciones, los eurodiputados han expresado su «consternación y alarma» ante la crisis humanitaria de Venezuela y la diáspora que ha producido, principalmente hacia los países vecinos Colombia y Brasil. La última semana de junio una delegación del Parlamento Europeo se desplazó a dos puestos fronterizos para evaluar la situación de los migrantes y sus comunidades de acogida. El eurodiputado del Partido Popular, Agustín Díaz de Mera, que lideró la misión al puesto fronterizo de Cúcuta, en Colombia, aseguró en el debate celebrado el martes en la Eurocámara que «solos no pueden y todos dicen que la situación va a empeorar». Por ello, ha pedido «ayuda internacional porque nunca crearán campos de refugiados para sus hermanos venezolanos». En el caso de Brasil, según ha explicado el jefe de la delegación que se desplazó Boa Vista, el socialista Francisco Assis, es diferente porque recibe un menor número de venezolanos. Sin embargo, «el Estado fronterizo es uno de los más pobres de Brasil y está separado del resto del territorio por el Amazonas». «Es fundamental que la UE mantenga su programa de ayuda económica e incluso que la fortalezca, como también es fundamental que el Gobierno de Nicolás Maduro se deje ayudar, por el bien de su población», ha insistido el portugués. El texto pide a Venezuela «que evite el agravamiento de la situación autorizando de manera urgente la entrada de ayuda humanitaria», al tiempo que agradece a Colombia y Brasil «la solidaridad mostrada con los huidos venezolanos». En este sentido, los eurodiputados han instado también a los estados miembro a que «den una respuesta inmediata de protección» a través, por ejemplo, de visados humanitarios. Asimismo, han pedido aumentar la ayuda comprometida hasta la fecha para atajar las necesidades de los países vecinos en la acogida. Nueva petición de elecciones La resolución aprobada en la Eurocámara recuerda, además, que la crisis de Venezuela se deriva de una crisis política y reitera su llamamiento a la convocatoria de nuevas elecciones al considerar que los pasados comicios del 20 de mayo que revalidaron la Presidencia de Maduro no cumplen los estándares mínimos internacionales. Así, el pleno ha reclamado nuevas elecciones «que respeten las normas democráticas reconocidas internacionalmente y el ordenamiento constitucional venezolano en un marco transparente, equitativo y justo, sin limitaciones en cuanto a partidos políticos o candidatos y con pleno respeto a los derechos políticos de los venezolanos». Desde 2005, más de dos millones de personas han abandonado Venezuela y, según Acnur, más del 60 por ciento se encuentra en situación irregular. Colombia acoge a la mayor parte de los migrantes, con más de 800.000 personas, mientras que en Brasil hay alrededor de 50.000 venezolanos.
03-07-2018 | Fuente: abc.es
La victoria de AMLO no cambia el equilibrio en Latinoamérica
La victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en México el domingo no cambia sustancialmente la correlación de fuerzas ideológicas que se ha ido gestando en Latinoamérica en los últimos dos años. Si ahora ha ganado un candidato de izquierda en México, hace dos semanas ganó uno de derecha en Colombia. La amenaza de políticas «chavistas» llega ciertamente a México, pero en cambio ese riesgo se ha superado en Colombia. Además, en el pulso que existe hoy en Latinoamérica entre democracia y sistemas iliberales o autoritarios, «la victoria de AMLO no supone ningún paso atrás en la liquidación del Socialismo del Siglo XXI, porque el nuevo presidente mexicano no va a poder perpetuarse en el poder», siguiendo los pasos de Hugo Chávez (Venezuela), Daniel Ortega (Nicaragua) y Evo Morales (Bolivia), según asegura el Instituto Interamericano para la Democracia (IID por sus siglas en inglés), entidad presidida por Carlos Alberto Montaner, con sede en Miami, muy atenta a la evolución del bolivarianismo. El partido de AMLO, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), ha ganado también en las elecciones a las dos cámaras del Congreso, pero en ellas queda por debajo del 50% de los puestos, por lo que no podrá impulsar unilateralmente radicales reformas constitucionales. Aunque sin duda AMLO mostrará comprensión hacia el régimen de Nicolás Maduro, el prometido regreso a la política de neutralidad en la región (Doctrina Estrada) por parte de México deberá impedir que este país se implique en la revitalización del ALBA. Las crisis de Venezuela y Nicaragua certifican la defunción de esa organización; el ALBA no va a resucitar a pesar del triunfo de AMLO y Morena. Tampoco va a restaurar Unasur, a la que México no pertenece. La amplia coalición de países americanos que presionan para reinstaurar la democracia en Venezuela ?el elemento que desde hace un tiempo centraliza la atención de la política exterior latinoamericana? pierde uno de sus socios de mayor peso, pero ha ganado otro de no poca importancia. El compromiso del electo presidente en Colombia, Iván Duque, para lograr que Maduro sea investigado y procesado por la Corte Penal Internacional compensa el cambio de posición en México. Cualquier iniciativa regional para resolver la crisis humanitaria en Venezuela pasa por el protagonismo de Colombia. El bolivarianismo no avanza Como ha ocurrido después de cada uno de los últimos procesos electorales en Latinoamérica, tras las elecciones en México surge la pregunta sobre si realmente está retrocediendo la ola populista bolivariana. «Todo depende de dónde ponemos el eje de confrontación», responde Carlos Sánchez Berzain, director ejecutivo del Instituto Interamericano para la Democracia. «Si el eje es derecha-izquierda, ciertamente México no sigue la tendencia que hemos visto en otros países de la región desde el triunfo que a final de 2015 tuvo Macri sobre el kirchnerismo en Argentina». «Pero si nos fijamos en la confrontación democracia-dictadura, entonces queda claro que el declive de las dictaduras del Socialismo del Siglo XXI en las Américas no se detiene», añade Sánchez Berzain, uno de los políticos bolivianos en el exilio más atacados por Evo Morales. En su opinión, Andrés Manuel López Obrador podrá gobernar desde la izquierda, «pero en muchos aspectos será un presidente conservador; desde luego no va a poder perpetuarse en el poder: la no reelección del presidente es un logro de la revolución mexicana que no creo que pueda cambiarse más que con una guerra civil». Lo mismo considera Carlos Alberto Montaner, intelectual de origen cubano con gran influencia en todo el mundo hispano. Montaner, presidente del IID, reconoce que AMLO tiene todas las «características del caudillo», pero no cree que vaya a «forzar las instituciones para perpetuarse en el poder». Apunta que el hasta ahora canciller mexicano, Luis Videgaray, ha tenido «una voz muy firme» contra el régimen de Maduro y que con el nuevo Gobierno esto ya no será así. No obstante, la aplicación de la Doctrina Estrada «hará que México se aísle de Latinoamérica e ignore las cosas que pasan en la región». En su opinión, AMLO puede hacer guiños a Maduro, pero «por debajo de la mesa tratará de mantener buenas relaciones con Estados Unidos». Doctrina Estrada La Doctrina Estrada fue formulada en 1930 por quien entonces era el jefe de la diplomacia mexicana, Genaro Estrada. En un continente de revoluciones y golpes militares, durante décadas México ha invocado esa doctrina para expresar su respeto hacia los gobiernos constituidos en la región, sin cuestionar su legitimidad. La Doctrina Estrada sirvió como coartada para la simpatía que los gobiernos mexicanos tuvieron durante mucho tiempo hacia la Cuba castrista, pero también hizo que el país se abstuviera de campañas internacionales activas en favor o en contra de cualquier régimen. La negociación y aplicación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) llevó a un paulatino acercamiento de México a Estados Unidos, país con el que siempre había guardado las distancias. Ese acercamiento fue consolidado por los presidentes Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012), ambos del PAN, y llevado a un nuevo estadio por Enrique Peña Nieto (2012-2018) con el alineamiento de México con EE.UU. y otros vecinos regionales en contra del régimen de Maduro. Con el retorno a la Doctrina Estrada, anunciado por Morena durante la campaña electoral, México volvería a una situación de «no alineado» que, si realmente se atiene a ella, le impedirá acudir en auxilio de Venezuela.
29-06-2018 | Fuente: abc.es
Ecuador se agita ante la llegada los cuerpos de los periodistas asesinados y la visita de Mike Pence
El canciller del Ecuador, José Valencia, fue dos veces al aeropuerto internacional de Quito en un mismo día, en representación del gobierno nacional. Por la mañana, para recibir, en un ambiente de consternación, los cuerpos de los tres periodistas secuestrados y luego asesinados en la frontera con Colombia. Y, por la tarde, para dar la bienvenida al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en una visita oficial que hasta hace un año atrás resultaba impensable. La terminal del aeropuerto Mariscal Lamar estuvo el miércoles con más movimiento que de costumbre. Familiares, colegas y amigos llegaron para recibir a los periodistas, a quienes se les rindió honores desde que el avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana tocó tierra. La salida de los féretros con los cuerpos de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, del equipo periodístico de El Comercio, secuestrados el 26 de marzo pasado y asesinados tras un cautiverio de 18 días, fue conmovedor. Para los familiares fueron momentos de profunda emoción después de vivir más de 68 días de angustia, sin tener noticias de dónde estaban sus cuerpos desde que el 13 de abril el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, confirmó el asesinato a manos del grupo disidente de las FARC Oliver Sinisterra. La semana anterior, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció que se hallaron tres cuerpos en la zona rural de Tumaco (Colombia) que podrían ser de los periodistas, lo cual fue confirmado con pruebas de ADN. Este viernes serán sepultados tras recibir el homenaje de sus colegas en las instalaciones de El Comercio, donde se levantó una capilla ardiente y distintas ceremonias privadas y públicas, a la que han asistido cientos de ecuatorianos. Pence busca aliados Apenas un año atrás era inimaginable que el vicepresidente de Estados Unidos llegara a Ecuador en visita oficial y que en Carondelet, la sede del gobierno, se desplegara una enorme bandera de Estados Unidos. Pero ha estado en Quito y ha dialogado con el presidente Lenín Moreno. Durante los 10 años del gobierno de Rafael Correa las relaciones entre Quito y Washington se tensaron y, aunque visitó el país la secretaria de Estado Hillary Clinton, Correa expulsó a la embajadora tras las filtraciones de los WikiLeaks. Pence cenó la noche del miércoles con el presidente Moreno en el palacio de gobierno, ubicado en el centro histórico de Quito, y habló de un nuevo momento en las relaciones de ambos países. Los temas de movilidad humana y migración estuvieron en la agenda que prosiguió este jueves hasta el mediodía cuando hablaron junto a la prensa, antes de que Pence partiera a Guatemala. Pero el eje central de la gira del segundo mandatario de EE.UU. ha sido Venezuela. De eso habló en Brasil con el presidente Michel Temer, al que Pence dijo que «es hora de presionar y de actuar con firmeza para restaurar la democracia en Venezuela». Y eso mismo repitió en Quito junto a Moreno, al que aseveró que espera que Ecuador «haga más para enfrentar el colapso de Venezuela», en alusión a la crisis humanitaria. El gobierno ecuatoriano mantiene su idea del diálogo. Delante de Pence, Moreno reiteró la propuesta de una consulta popular para que el pueblo venezolano refrende los resultados en los que Nicolás Maduro ganó las elecciones, que Ecuador hizo ya en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA). Siendo Estados Unidos el mayor socio comercial de Ecuador, este tema también fue abordado. Quito busca un acuerdo comercial con Washington y está previsto que las negociaciones se inicien el segundo semestre de este año, según ha anunciado el ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana. Durante la conferencia de prensa conjunta nada se dijo del caso Assange, pero un funcionario de la oficina del vicepresidente Pence ha referido que sí se abordó con el presidente ecuatoriano, y que fue «una conversación constructiva». Este jueves, el canciller ecuatoriano volvió al aeropuerto, esta vez para despedir al vicepresidente de EE.UU., Mike Pence.
26-06-2018 | Fuente: abc.es
Siria lanza un nuevo ataque en el suroeste y Jordania cierra su frontera a 45.000 civiles que huyen
La guerra de Siria llega a las puertas de Jordania y los Altos del Golán, la zona siria ocupada por Israel desde 1967. El Ejército sirio y sus fuerzas aliadas anunciaron el inicio de la ofensiva para recuperar el control de la provincia de Deraa y, como cada vez que empiezan los bombardeos y estallan los combates, los civiles son las primeras víctimas. Esta parte del país está bajo el control de grupos armados como el brazo de Al Qaida en Siria. Naciones Unidas estima que unas 45.000 personas ya han abandonado sus hogares en estas primeras horas de ofensiva, pero «el número de desplazados puede ser más del doble a medida que la violencia aumente», advirtió la portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Bettina Luescher. La única salida segura es la que les lleva a Jordania, pero las autoridades de Amán adelantaron que no abrirán su frontera, porque no pueden atender a más refugiados. Jordania acoge 1,3 millones de sirios. «El Ejército ha iniciado la operación para preparar el avance de las unidades militares», recogió la agencia oficial Sana. Los primeros objetivos fueron Busra Al Hariri y Malihat Al Atash, que ya estarían bajo control gubernamental, y al menos 32 civiles, incluidos varios niños, perdieron la vida según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Desde la ONU alertaron del riesgo de que las fuerzas leales al presidente Bashar Al Assad empleen un nuevo cerco, como ya lo hicieron en Guta oriental. «Por muy grotesco que parezca, el uso del asedio es visto por las partes en conflicto como una historia de éxito. Estas tácticas se han usado por fuerzas progubernamentales, grupos armados y terroristas, y parece que serán usadas en otras áreas de Siria donde la violencia aún continua», denunció el presidente de la Comisión de Investigación de la ONU para Siria, Paulo Sergio Pinheiro. Pese a los mensajes de alarma lanzados por el organismo internacional debido a la crisis humanitaria que se avecina, el primer ministro jordano, Omar Al Razaz, advirtió de que «Jordania no recibirá nuevos refugiados sirios bajo ninguna circunstancia» y recordó que las Fuerzas Armadas controlan «completamente» la línea divisoria entre ambos países. Fin de la zona de «distensión» La operación militar comenzó en la zona noreste de Deraa y el Ejército cuenta con el apoyo aéreo de Rusia, pese a que el año pasado Moscú acordó con Washington la creación de una zona de «distensión» en esta parte de Siria debido a la proximidad de Jordania y, sobre todo, Israel. El estado judío teme que Irán, aliado del presidente Bashar Al Assad, aproveche estas operaciones para asentarse en la frontera. Poco antes de anunciarse el inicio de la ofensiva en Deraa, los medios oficiales sirios informaron de un nuevo ataque aéreo israelí contra un depósito de armas cerca de Damasco, según el OSDH. Israel, como hace normalmente en estos casos, ni confirmó ni desmintió lo sucedido. Por parte de Estados Unidos no parece que se vaya a ofrecer apoyo a los grupos armados de la oposición siria presentes en Deraa, con lo que la victoria de Assad es cuestión de tiempo.
26-06-2018 | Fuente: abc.es
Un año de la Doctrina Trump para el continente americano
«Prometí ser una voz contra la opresión en nuestra región (..) Lo prometí y yo mantengo mis promesas. A veces, en política, lleva un poco más de tiempo cumplirlas, pero llegaremos ahí». «Mi Administración no se esconderá de esto, ni lo excusará o lo adornará. Nunca, nunca, estaremos ciegos a esto». Hace justo un año, Donald Trump pronunció en Miami lo que sus colaboradores presentan como las líneas maestras de la política de la nueva Administración en relación a Latinoamérica: una suerte de Doctrina Trump para la región. Interlocutores de Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano, aseguran que este se remite una y otra vez a ese discurso de Trump, pronunciado el 16 de junio de 2017 en el teatro Manuel Artime de Miami, como el principio rector que está determinando los pasos de Washington en relación al hemisferio occidental. «Ahí está todo», dice en sus conversaciones, en las que Pompeo sugiere que Trump está dispuesto a llevar su política hasta el final. Si George Bush se desentendió de los avatares políticos de Latinoamérica, debido a la urgente prioridad de guerra contra el terrorismo impuesta por el 11-S, y Barack Obama prefirió rebajar el tono de cualquier tipo de denuncia regional, preocupado en sacar adelante su acuerdo con Cuba, Donald Trump ha recuperado con fuerza la retórica de los valores democráticos y los derechos humanos en el continente. El discurso de Trump de hace un año estuvo especialmente centrado en Cuba. El presidente se presentaba en Miami para agradecer el apoyo electoral recibido unos meses antes y reafirmar sus promesas de la campaña de las presidenciales. Pero también para verbalizar el compromiso de la nueva Administración con la democracia en el resto del continente. «Sabemos que es mejor para Estados Unidos que haya libertad en nuestro hemisferio, ya sea en Cuba o en Venezuela, y contar con un futuro en el que la gente de cada país pueda vivir su propio sueño», dijo Trump. El presidente invocó su formulación de «realismo de principios» ?el modo como define su posición básica en política exterior? y pidió aplicar también a América Latina su deseo de que las demás naciones asuman su parte correspondiente en la tarea de asegurar el orden internacional. «Los países deberían adquirir mayor responsabilidad de crear estabilidad en sus propias regiones», declaró. Esas palabras concretaban en dos puntos lo que podríamos llamar Doctrina Trump para América Latina: 1) Presionar sobre los regímenes que abiertamente se aparten de la senda democrática. 2) Empujar a los otros países de la región a que también se responsabilicen de esa presión. Llegar hasta el final Como en otros ámbitos, en lo referente a Latinoamérica Trump se ha apartado poco de lo que dijo en la campaña electoral. Dos han sido sus principales actuaciones. Por un lado, la reversión de algunas de las medidas de Obama sobre Cuba; por otro, el aumento de la presión sobre el régimen venezolano, tanto de modo unilateral como en coordinación con otros vecinos regionales. La cuestión de las relaciones con México ?Tratado de Libre Comercio de América del Norte y muro/inmigración, asuntos también anunciados en la campaña electoral?, tienen más que ver con la política doméstica. En cuanto a Cuba, Trump firmó ese mismo día de su visita a Miami de hace un año los decretos que corregían la política de Obama. «La moderación de las restricciones de viaje y comercio de la anterior Administración», dijo el dirigente republicano, «no ayudan al pueblo cubano ?solamente enriquecen al régimen. Las ganancias de la inversión y del turismo van directamente a los militares. El régimen toma el dinero y mantiene la propiedad sobre el sector. El resultado de las acciones ejecutivas de la anterior Administración han sido solo más represión». Precisó que las reabiertas relaciones diplomáticas se mantendrían, pero añadió que cualquier otro cambio en la relación entre Estados Unidos y Cuba dependerá de «progresos reales» hacia la democracia. Sobre Venezuela, Trump ha ido cerrando el cerco de las sanciones contra determinados miembros de la cúpula chavista y contra la petrolera Pdvsa, la cual cada vez está encontrando más dificultades financieras. La coordinación de los vecinos regionales a través del Grupo de Lima, la movilización en la Organización de Estados Americanos y las sanciones impulsadas por la Unión Europea muestran también avances en el deseo estadounidense de que otros países se impliquen seriamente. Varios interlocutores de Mike Pompeo aseguran que cuando este se remite al discurso de Miami de hace un año está queriendo decir que hay un plan detrás de la actuación de la Administración y que esto, referido a Venezuela, significa que Washington tiene disposición de llegar hasta el final para resolver la crisis humanitaria que vive el país caribeño.
23-06-2018 | Fuente: abc.es
La ONU alerta de que la guerra de Ucrania se está recrudeciendo
La intensificación de las hostilidades en el conflicto en el este de Ucrania entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes prorrusos en los últimos meses, en especial desde abril, ha tenido como consecuencia un aumento de las víctimas civiles además de un enorme impacto en las vidas cotidianas de quienes viven a ambos lados de la "línea de contacto" que separa a las zonas bajo control de Kiev de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk. El conflicto que comenzó en abril de 2014 ha provocado una crisis humanitaria cada vez más enconada que afecta a 4,4 millones de personas y que deja a 3,4 millones necesitadas de ayuda urgente y protección. Además, ha dejado más de 2.700 civiles muertos y otros 9.000 heridos. "En los últimos meses, las hostilidades se están intensificando, con un creciente número de víctimas civiles y un grave impacto en la infraestructura civil, incluidas viviendas, hospitales, escuelas e instalaciones de tratamiento de agua", explica a Europa Press la jefa de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Ucrania, Ingrid Macdonald. En mayo, se han registrado 61 víctimas civiles, 12 muertos y 49 heridos, el balance más elevado en lo que va de año. En abril se habían registrado 46 víctimas civiles, 13 muertos y 33 heridos, un 142 por ciento más que en marzo, cuando hubo 19, 5 muertos y 14 heridos, mientras que la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha contabilizado más de 100.000 violaciones del alto el fuego en los cinco primeros meses de 2018. La mayoría de estas violaciones se han producido a lo largo de los 457 kilómetros de la "línea de contacto". Unas 600.000 personas viven en la franja de 5 kilómetros a ambos lado de la misma, donde se encuentran constantemente expuestas a las hostilidades. En total, unos dos millones de personas en el este de Ucrania, incluidos 220.000 niños, se enfrentan al riesgo de las minas. "El mes pasado, 30 estudiantes se vieron atrapados por disparos mientras viajaban en un autobús. Tuvieron suerte de escapar de la artillería", subraya Macdonald, recordando que cinco trabajadores de tratamiento de agua resultaron heridos, uno de ellos de carácter crítico, tras ser atacados el pasado abril. Incidentes demasiado frecuentes "En mayo, una niña murió por disparos de artillería tres días después de celebrar su 15 cumpleaños. Desgraciadamente este tipo de incidentes se están volviendo demasiado frecuentes y vemos que algunas localidades quedan aisladas debido a los enfrentamientos", denuncia la responsable de OCHA. Además, desde principios de año, la planta potabilizadora de Donetsk, que suministra agua a 345.000 personas, "ha sido atacada en 22 ocasiones". Uno de los lugares de mayor riesgo para quienes viven en la zona son los cinco puestos que permiten cruzar la "línea de contacto", en los que se producen alrededor de un millón de cruces al mes, en muchos de los casos para poder acceder a "instalaciones y beneficios básicos, como las pensiones", en la parte gubernamental, señala Macdonald. "Estas zonas son especialmente inseguras debido a los bombardeos y la contaminación por minas", explica la responsable de la OCHA, y el tiempo que se tarda en cruzar los puestos de control puede ser "de horas o incluso días", "lo que expone a los civiles a riesgos adicionales, incluido el calor en verano y el frío en invierno". "Estos puestos no están equipados adecuadamente con instalaciones de cobijo, saneamiento y sanitarias", denuncia. El incremento de las hostilidades también tiene como consecuencia el que "los civiles se vean atrapados con frecuencia en los enfrentamientos sin poder abandonar sus hogares" y a menudo sin tener dónde ir, indica Macdonald. A finales de mayo, en torno a Chyhari, en la localidad de Pivdenne en la "línea de contacto", se intensificaron los enfrentamientos y "mientras que algunos residentes huyeron arriesgando sus vidas hacia zonas más seguras, muchos quedaron atrás". "Desgraciadamente hay demasiados ejemplos similares, lamenta la responsable de la OCHA. En este contexto, las organizaciones humanitarias y la ONU están "ofreciendo asistencia humanitaria vital y protección allí donde tenemos acceso seguro y fondos", asegura Macdonald, pero sigue habiendo "áreas a las que es difícil llegar", debido a las restricciones burocráticas, especialmente en las zonas controladas por los rebeldes. No llegan los fondos Desde que comenzó 2018, "las organizaciones humanitarias han ofrecido asistencia y servicios de protección a más de medio millónes de personas a ambos lados" de la 'línea de control', "pero podemos hacer mucho más", subraya. "Aunque hemos trabajado duro para incrementar nuestro acceso, nuestro Plan de Respuesta Humanitaria sigue seriamente poco financiado", señala Macdonald. "Estamos a mitad de 2018 y solo hemos recibido el 18 por ciento de los 187 millones de dólares que necesitamos", lamenta, enviando un mensaje a los donantes internacionales: "Ayudadnos a ayudar a la gente de Ucrania aumentando el apoyo financiero". Macdonald advierte en contra de reducir el conflicto a simples estadísticas. "Cuando hablamos de millones, esto significa personas, hombres, mujeres y niños que se enfrentan a enormes retos que son únicos para ellos", subraya. "Tienen esperanzas y aspiraciones, igual que todos nosotros. Nuestro trabajo es apoyarles y mantener su dignidad", recalca.
20-06-2018 | Fuente: abc.es
Los venezolanos, los que piden más asilo tras afganos, sirios e iraquíes
Los venezolanos llevan años abandonando su país empujados por una crisis humanitaria y política que no deja de agravarse, pese a los intentos del Gobierno de Nicolás Maduro de negar la evidencia. A la escasez de alimentos, de medicinas, de servicios básicos -con cortes constantes de luz y de agua- y a una inflación galopante, que este año podría alcanzar casi el 14.000%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), se suma la violencia. Según el Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV), en 2017 se produjeron en su territorio un total de 26.616 asesinatos, lo que según el organismo le sitúa en «el segundo país más violento de la Tierra». Mientras, en el Índice de Transparencia de 2017 ocupa el puesto 169, de una lista de 180 países, lo que sitúa a Venezuela entre los más corruptos del mundo. Todos estos factores, y la falta de perspectiva de que la situación mejore, ha llevado a que se triplique el número de solicitudes de asilo presentadas por los venezolanos en 2017, que ascendieron a 111.600 peticiones,una cifra muy superior a las 34.200 de 2016 y las 10.200 de 2015, según el Informe Mundial de Tendencias de desplazamientos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), presentado ayer en Ginebra. Este incremento convirtió a Venezuela el año pasado en el cuarto país con más demandas de protección de sus ciudadanos en el exterior, y en el primero si hablamos de un país que no está en guerra (le superan Afganistán, Siria e Irak). Peores cifras para 2018 La cifra de 2017, lejos de ser algo extraordinario, parece ser solo el aviso de que la situación puede empeorar. Así lo dejaba entrever ayer el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, durante una rueda de presa, en la que afirmó que los datos de 2018 no disminuirían, sino que «van a aumentar», informa Efe. ¿Pero dónde buscaron refugio estos miles de venezolanos? Entre los países que más solicitudes de asilo recibieron en 2017 de estos ciudadanos se encuentran Perú (33.100), seguido de Estados Unidos (29.900), Brasil (17.900), España (10.600), Panamá (4.400), México (4.000) y Costa Rica (3.200). Según el informe, desde comienzos de 2015 más de 166.000 venezolanos han pedido asilo, un 75% de ellos el año pasado. Acnur estima que en los últimos años más de un millón y medio de venezolanos han abandonado su país debido a la «compleja situación socioeconómica y política». Pero el asilo no es la única fórmula que utilizan los venezolanos para escapar de la crisis. El año pasado 345.600 fueron registrados bajo la categoría «otros grupos de preocupación», que también requieren de protección y asistencia cuando abandonan su país, en este caso por «el complicado entorno de seguridad, la pérdida de ingresos por la actual situación económica y la escasez de alimentos y medicinas». Según el informe, a principios de 2018 medio millón de venezolanos habían accedido a otras formas legales de acogida bajo legislaciones nacionales o regionales en Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Perú, Uruguay y Colombia, en los que habrían obtenido permisos temporales de residencia, visados humanitarios o de trabajo para inmigrantes. En el caso de este último país, una investigación publicada ayer por «El Nacional», y que ha sido elaborado por el Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos en Colombia (RAMV) a lo largo de los dos últimos meses, confirma que en la actualidad hay 442.462 venezolanos cesados en Colombia, de los que 232.776 llegaron este año. Del total de venezolanos residentes, 395.594 querrían establecerse en el país, a largo, medio o corto plazo; mientras que 38.214 preferirían volver a Venezuela; y un grupo muy reducido, formado por 8.654 personas, estarían en tránsito hacia otro país. «América Latina tiene una variedad de instrumentos institucionales para proteger a las personas que vienen a los países de la región, que quizás sea la mejor del mundo», afirmó Grandi. EE.UU., el mayor receptor En cuanto al resto de países que lideran la lista de peticiones de asilo en 2017, un dato a destacar es que por primera vez desde 2013, Siria, en guerra desde hace siete años, ha dejado de encabezarla, ya que fue superado por Afganistán, con 124.900 peticiones, por encima de las 117.100 solicitudes de Siria, o las 113.500 de Irak. El informe también subraya que por primera vez, desde 2012, Estados Unidos se convierte en el mayor receptor de solicitudes de asilo, con un total de 331.700 en 2017, lo que supone un 27% más que el año anterior, y casi el doble que en 2015. Algo que no deja de sorprender tras el endurecimiento de la política migratoria implantada por el presidente Donald Trump, que asumió su cargo el 20 de enero del año pasado. Casi la mitad de la solicitudes procedían de El Salvador, Guatemala y Honduras. En contraste, las peticiones de asilo para quedarse en Alemania descendieron un 73%, respecto a 2016, situándose en 198.300, muy por debajo de las 722.400 del año anterior. Según Acnur, en 2017, hubo un total de 1,9 millones de solicitudes de asilo en todo el mundo, para 162 países; una cifra ligeramente inferior a la de 2016, que se situó en 2,2 millones.
16-06-2018 | Fuente: abc.es
Fuerzas yemeníes arrebatan a los rebeldes hutíes el aeropuerto de Al Hudeida
Las fuerza yemeníes apoyadas por la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, arrebataron hoy a los rebeldes hutíes el aeropuerto internacional de la ciudad de Al Hudeida, situada en la costa occidental del país, informaron fuentes militares. El centro de prensa del Ejército yemení aseguró en un comunicado que «las Fuerzas Armadas, apoyadas por la resistencia y la alianza árabe, han liberado el Aeropuerto Internacional de Al Hudeida de las garras de las milicias hutíes», respaldadas por Irán. Este rápido avance se produce durante el cuarto día de ofensiva para tomar la estratégica urbe, ubicada a orillas del mar Rojo y cuyo puerto es uno de los principales punto de entrada de suministros básicos al país, que sufre la peor crisis humanitaria del mundo, según las Naciones Unidas. De acuerdo con el centro de prensa militar, las unidades castrenses han empezado a limpiar el aeródromo de minas y dispositivos explosivos plantados por los rebeldes. Por su parte, el portavoz de los hutíes, Mohamed Abdelsalam, indicó en su cuenta de Twitter que la retirada de sus combatientes forma parte de una estrategia «táctica» y como consecuencia, «los mercenarios entraron» al aeropuerto. Asimismo, aseveró que sus milicianos han capturado a 36 hombres de las tropas gubernamentales leales al presidente yemení -reconocido internacionalmente- Abdo Rabu Mansur Hadi, que se encuentra ahora en la ciudad costera de Aden, la capital provisional del Ejecutivo. Fuentes militares y médicas aseguraron a Efe que en los últimos dos días más de 300 efectivos pertenecientes tanto a las filas de los hutíes como de las fuerzas yemeníes han perecido durante la ofensiva, sin poder desglosar las cifras, y más de 550 sufrieron heridas. Un corredor seguro Residentes de la zona dijeron que escucharon explosiones y disparos desde esta mañana en la zona del aeródromo, ubicado al sur de la ciudad, a tan solo 10 kilómetros del puerto de Al Hudeida, el segundo más grande del país después del puerto de Aden. Agregaron, además, que las fuerzas gubernamentales han seguido avanzando tras la toma del aeropuerto para controlar el acceso meridional de la ciudad, donde hay enfrentamientos violentos. Según comentaron los habitantes, los combatientes de ambas partes hicieron un corredor seguro para 4.000 habitantes de la localidad de Al Manzar, al suroeste del aeropuerto, tras la muerte de una mujer y un hombre y las lesiones de 30 residentes de esa localidad por los enfrentamientos de los últimos dos días. El Yemen es escenario de una guerra desde finales de 2014, cuando los rebeldes hutíes tomaron la capital, Saná, y áreas del norte y el oeste del país, y el conflicto se recrudeció con la intervención de la coalición, en marzo de 2015.
1
...