Infortelecom

Noticias de crisis economica

29-01-2020 | Fuente: abc.es
Maduro negocia privatizar la petrolera PDVSA por falta de dinero para reflotarla
La crisis económica de Venezuela sigue apretando la soga que tiene el régimen de Nicolás Maduro atada al cuello. El chavismo en un intento de minimizar sus tensiones, está considerando privatizar la pulverizada estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) pero con una participación mayoritaria de grandes corporaciones internacionales como la rusa Rosneft, la italiana Eni SpA y la española Repsol a cambio de activos, según información publicada por la agencia Bloomberg. Pero el Ejecutivo controlado por la cúpula chavista no lo tiene tan fácil: la propuesta debe ser aprobada por la mayoría de los diputados de la Asamblea Nacional porque es la única manera de conseguir la seguridad jurídica en cualquier inversión. Por lo que el Parlamento, que está en manos de Juan Guaidó, tendría la última palabra. «Todo debe hacerse con licitaciones. No puede el presidente asignar a dedo contratos porque quienes reciban estos contratos quedarían desprotegidos jurídicamente. Por lo tanto, yo no creo que ninguna empresa esté dispuesta a correr los riesgos de hacer una inversión que después pudiese ser desconocida por no haberse cumplido con los pasos previstos por la Constitución de Venezuela y las leyes», dijo a ABC el economista venezolano, José Toro Hardy. El también experto en temas petroleros afirmó que PDVSA efectivamente necesita una inversión de empresas privadas pero no como lo podría estar haciendo Maduro. Pocas opciones De la que en 1998 -fecha de llegada del chavismo- era la tercera empresa en el mundo en capacidad de refinanciación, y procesaba 3,3 millones de barriles diarios de petróleo, actualmente apenas queda una sombra. PDVSA procesa apenas 700.000 barriles por día, según el último informe de la OPEP. Venezuela, país con las mayores reservas petroleras de todo el mundo, ve con preocupación cómo su valiosa empresa ha quedado ninguneada por la mala gestión del Gobierno, la desenfrenada corrupción, las políticas públicas erradas y la caída en los precios del petróleo. Maduro no ha tenido más opción que dirigir la mirada hacia España, Italia y Rusia para salir del atolladero, pero queda por ver si las tres empresas europeas aceptan la tentadora oferta del líder chavista. Para Hardy, reflotar la empresa petrolera exige alrededor de 30.000 millones de dólares por año durante los próximos 10 años, para recuperar el nivel de producción que tenía PDVSA hace dos décadas. Pero el Estado venezolano está en bancarrota y hace mucho tiempo que no está en sus manos levantar la capacidad productiva de la compañía. El diputado opositor y presidente de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional, Elías Matta, aseguró en octubre que para recuperar la industria petrolera, y para que se pueda volver a producir al menos dos millones de barriles, se necesita una inversión de entre 180.000 y 200.000 millones de dólares. Saldar deudas Por la falta de efectivo en Venezuela, Repsol comenzó a recibir petróleo venezolano como pago por las deudas que acumula el país gobernado por Maduro con España. Siendo un socio de empresas mixtas, junto con el chavismo y Eni, en proyectos de gas, en el centro de Venezuela, Repsol ha decidido recibir en pago crudo venezolano y de esta manera no incurrir en las sanciones de Estados Unidos. En noviembre, la Administración de Donald Trump amenazó al Gobierno de Pedro Sánchez con sanciones si llegase a apoyar al régimen de Maduro. Las posibles sanciones que puso el Departamento del Tesoro sobre la mesa irían dirigidas contra el Banco de España y otras entidades donde está depositado el dinero de personas vinculadas con el Gobierno venezolano. La multinacional presidida por Antonio Brufau explicaba a finales del año pasado que Repsol «ha adoptado las medidas necesarias para continuar su actividad en Venezuela, incluyendo la recepción periódica de crudo en pago de deudas, con pleno respeto a la normativa internacional de sanciones, y está haciendo un seguimiento constante de su evolución y, por tanto, de los eventuales efectos que pudieran tener sobre las señaladas actividades». Para mediados de 2019, Respol había recibido el pago del 45% de la deuda que tiene con la empresa Venezuela, cuyo monto inicial era de 2.200 millones de euros. En 2017, la compañía española invirtió cerca de 695 millones de euros en la Faja Petrolífera del Orinoco y hasta noviembre de 2018 no habían recibido una compensación. Sin embargo, el régimen de Maduro aceleró el pago y para noviembre del año pasado, España estaba recibiendo 378.000 toneladas de petróleo, una importación que casi se iguala con la de 2015 cuando llegaron 379.000 toneladas, según los datos oficiales de Cores. Las estimaciones de Repsol en torno al cargamento de petróleo venezolano en cada buque, supone una entrada de entre 80 y 120 millones de euros. Los intereses de Vladimir Putin podrían no estar únicamente enfocados en el petróleo venezolano. Las deudas que tiene Venezuela con Rusia también han sido saldadas como lo ha hecho con Repsol. En 2017, la empresa venezolana tenía una cuenta pendiente con Rosneft de 4.600 millones de dólares. En 2018, esa deuda se había reducido a la mitad. Y en cuestión de un año, a Rusia solo le faltaba recuperar 800 millones de dólares por parte de Venezuela, según Reuters.
28-01-2020 | Fuente: abc.es
El régimen de Maduro paga 12 millones a lobistas de Washington para sortear sanciones
Nicolás Maduro ha contratado por medio de la Procuraduría General a una firma de lobistas de Washington y un bufete de abogados para sortear el duro régimen de sanciones aprobado por Donald Trump en el pasado año. El régimen pagará 12,5 millones de dólares (11,8 millones de euros) por esas labores de asesoría en Washington. Según dos documentos que acaba de hacer públicos el Departamento de Justicia, el Procurador General del régimen de Maduro, Reinaldo Muñoz Pedroza, ha contratado a título personal al despacho de lobistas Sonoran Policy Group y al bufete Foley & Lardner, por representarle en Washington y asesorarle en materia de sanciones. Dice uno de los documentos, que incluye el contrato original, que el objeto de este es «asesorar al cliente en el cumplimiento de las diversas sanciones económicas de EE.UU. que aplica la Oficina de Control de Activos Extranjeros y otras agencias del Gobierno» y «mitigar los riesgos legales y de otra naturaleza asociadas con la aplicación policial de esas sanciones». El contrato está fechado el 10 de diciembre. La semana pasada, en una entrevista concedida al diario ?The Washington Post? Maduro instó a Trump a retirarle el apoyo a los opositores al régimen que lidera el presidente encargado Juan Guaidó y a entablar un diálogo directo para solucionar la crisis que padece Venezuela, que ha provocado el éxodo de casi cinco millones de personas a países vecinos. Tanto Sonoran como Foley se comprometen a «desarrollar una narrativa factual como estrategia» para asesorar al cliente, el alto funcionario venezolano, en «cumplir las leyes norteamericanas». En concreto, los proveedores del servicio ofrecerán «una estrategia para pedirle al gobierno de EE.UU. apoyo en la retirada de distintas partes del régimen de sanciones por su conexión con la República». Una ley aprobada en 1938 por el Capitolio obliga a todos los lobistas, abogados y reparaciones públicas contratados por clientes extranjeros a registrarse ante el Departamento de Justicia norteamericano, que hace públicos los contratos y requiere un informe semestral con todas las comunicaciones de las partes con funcionarios y legisladores. El año pasado la Casa Blanca reconoció a Guaidó como representante legítimo del pueblo venezolano, en un intento de destituir a Maduro, que sigue en el poder gracias al apoyo, entre otros factores, del ejército, Cuba y Rusia. Esta semana, Guaidó visita Washington después de haber viajado al foro de Davos y a Madrid, donde no le recibió el presidente del gobierno Pedro Sánchez. Del pago de 12,5 millones, Foley cobrará 10,5 y entregará los dos millones restantes a los lobistas de Sonoran por las labores de representación ante el Gobierno de EE.UU. Venezuela vive la peor crisis económica de su historia, con una inflación galopante y un grave desabastecimiento de productos de primera necesidad y medicinas.
27-01-2020 | Fuente: abc.es
La primera gran derrota de Salvini, y otras claves de una determinante jornada electoral en Italia
El carismático líder de la Liga, Matteo Salvini, había dirigido su máquina de guerra electoral al bastión rojo de Emilia Romaña para empezar la operación derribo del Gobierno de coalición Partido Democrático y Movimiento 5 Estrellas. En un audaz movimiento, estas dos formaciones enemigas íntimas en el pasado se apoyaron en la debilidad mutua ante el ascenso imparable de los nacional-populistas, ante lo que Salvini consideraba como un golpe de las «élites» a la voluntad del pueblo italiano. De esta manera, conquistar esta histórica plaza de la izquierda, marcada por el espíritu partisano de resistencia, suponía un golpe decisivo a la coalición de perdedores, que sumado a la probable derrota de Calabria, en las antípodas de la riqueza per cápita del país, dejaba muy debilitado al Ejecutivo. Sin embargo, el miedo a la Liga movilizó a los votantes dando una victoria más holgada de lo previsto al candidato Bonaccini. En Calabria, ganó finalmente el centro derecha de Silvio Berlusconi, apoyado por la Liga. Golpe duro para Salvini Salvini había liderado una campaña implacable en la región desde hacía semanas, buscando una sorprendente victoria que esperaba derribara a la frágil coalición nacional. Pero la candidata de la Liga, Lucia Borgonzoni, opacada por el protagonismo de su líder, solo consiguió el 43,6% de los votos en Emilia Romaña, por el 51,% de su contrincante, el actual gobernador del PD Stefano Bonaccini. Salvini ha sufrido su primera derrota regional después de ocho imponentes victorias. «Hicimos todo lo humanamente posible e incluso más», ha dicho Salvini este viernes mostrándose «absolutamente satisfecho» en el principal bastión de la izquierda italiana. Con cerca del 60% de los sufragios, Bonaccini ha arrasado en Bolonia, ciudad de la candidata leguista. Parados y estudiantes dan la espalda a Salvini Aunque todavía parece pronto para sacar conclusiones sobre la radiografía de voto de los candidatos, el sondeo del Centro Italiano Studi Elettorali, comentado en Twitter por analistas como Daniel Rueda, especializado en el nacional-populismo, apuntan a que trabajadores, estudiantes y desempleados se inclinaron por el centro-izquierda, mientras que emprendedores, amas de casa y profesionales liberales optaron por la derecha<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="it" dir="ltr">ELEZIONI REGIONALI EMILIA ROMAGNA: RITORNO DELLA POLARIZZAZIONE SOCIALE? <a href="https://t.co/ykBcgbwEXM">pic.twitter.com/ykBcgbwEXM</a></p>&mdash; CISE (@_cise) <a href="https://twitter.com/_cise/status/1221559830139326464?ref_src=twsrc%5Etfw">January 26, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> La Liga tiene competencia a su derecha Aunque la derecha ha mejorado sustancialmente los resultados en Emilia Romaña, la Liga ha perdido decenas de miles de votos con respecto a su incontestable victoria en las pasadas elecciones europeas tanto en la región del parmesano y el Ferrari (70.000 votos menos) como en Calabria (95.000 votos menos). Con la Liga en torno al 31-33 por ciento a nivel nacional, un partido a la derecha de la Liga, Fratelli d?Italia, con el que un bisnieto de Mussolini se presentó para las europeas, está subiendo de forma constante quitándole algunos votantes más extremistas a Salvini. En esta última región, la candidata de la formación de Silvio Berlusconi, Forza Italia, a la que la Liga había apoyado se impuso en el campo de la derecha. Aunque la coalición derechista ha arrebatado Calabria a la izquierda, allí el partido más votado ha sido el Partido Democrático.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="it" dir="ltr">Italy, Tecnè poll:<br><br>LEGA-ID: 32%<br>PD-S&amp;D: 19% (-1)<br>M5S-NI: 15%<br>FdI-ECR: 11%<br>FI-EPP: 8%<br>IV-S&amp;D|RE: 4%<br>LS-LEFT: 3%<br>Azione-S&amp;D: 2%<br>EV-G/EFA: 2%<br>+E-RE: 2%<br><br>+/- vs. 19-20 Jan. &#39;20<br><br>Fieldwork: 23-24 January 2020<br>Sample size: 1,000 <a href="https://t.co/chfmYgI65B">pic.twitter.com/chfmYgI65B</a></p>&mdash; Europe Elects (@EuropeElects) <a href="https://twitter.com/EuropeElects/status/1221452332791144448?ref_src=twsrc%5Etfw">January 26, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Calabria, víctima del despoblamiento La izquierda ha mantenido su bastión rojo en la segunda región más rica de Italia, mientras que la derecha se impuso el domingo en Calabria, a la cola en PIB per cápita de Italia desde los años cincuenta junto a la vecina Sicilia. La crisis económica ha golpeado especialmente el sur de Italia, donde la falta de oportunidades está vaciando de jóvenes el «Mezzogiorno», sumiéndose en un laberinto de la pobreza del que es muy difícil salir. Pese a todo y aunque no es novedad, la Liga ha conseguido buenos resultados en el sur de Italia pese al rosario de insultos que dirigió en el pasado al «Mezzogiorno». Victoria de las Sardinas El movimiento contestario conocido como «las Sardinas», que surgió durante la campaña en Emilia Romaña, llenó las plazas del país con manifestaciones anti-Salvini y, después ha sido decisiva para que la participación alcanzara el 68%, 30 puntos más que en las últimas elecciones de 2014. Pese a que los activistas han anunciado en redes un retiro temporal, su movilización en Emilia Romaña puede suponer un antes y un después en la resistencia a la Liga. El Partido Democrático le debe la victoria a este movimiento, pero está por ver si conseguirá capitalizarlo en futuros comicios. Como ha apuntado el corresponsal de ABC en Roma, Ángel Gómez Fuentes, Italia ha pasado del bipartidismo populista (Movimiento 5 Estrellas y Liga) a una confrontación más clásica, de izquierda y derecha o europeísmo frente a nacional-populismo. A la izquierda de la Liga solo queda el PD dado el desplome -muy lejos queda el 33% de apoyo en las elecciones de 2018- y la crisis interna del Movimiento 5 Estrellas.
25-01-2020 | Fuente: abc.es
Lo que Zapatero calla sobre el régimen de Maduro
La entrevista que el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero concedió ayer a la SER, centrada en buena parte en la visita del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, este sábado a España, no ha dejado a nadie indiferente. Sus declaraciones han sido criticadas por distintos sectores, incluso por otro expresidente socialista, Felipe González, que inmediatamente después de la entrevista publicó un comunicado cuestionando su posicionamiento respecto a Guaidó. En su intervención, Zapatero denunció la desinformación existente en torno a lo que está sucediendo en Venezuela, «el 90% de la información que se publica está sesgada, y siempre del mismo lado», afirmó, subrayando que él conocía la realidad del país al que había viajado 38 veces en los últimos cuatro, en su condición de mediador entre el Gobierno de Maduro y la oposición. Lo cierto es que, en algunos de sus afirmaciones, el expresidente también cayó en la desinformación o también en el sesgo. Algunas fueron excesivamente graves, lo que no contribuye, por mucho que lo intente, a mejor el clima de diálogo y de paz en Venezuela y con sus interlocutores internacionales, como él tanto pregona. Zapatero, en el último tramo de la entrevista, apoyó claramente la postura del presidente Pedro Sánchez de no recibir a Guaidó. Fue entonces cuando llegó la última pregunta sobre si consideraba que el líder del Ejecutivo español «se equivocó reconociendo a Juan Guaidó como presidente interino» hace ahora un año. El expresidente quiso arrojar luz, desde su perspectiva posiblemente condicionada por esos 38 viajes a Venezuela, sobre la situación política de un país con dos gobiernos. «Para que los ciudadanos comprendan, hay un gobierno que es el que gobierna en Venezuela [el de Nicolás Maduro], que es el que da los visados, es el que tiene el control de la autoridad y demás.. Y resulta que llega un Gobierno, que es el de EE.UU., que los bienes y los activos que el Gobierno de Venezuela tiene se los da a unos señores que no tienen ningún título más que se reconocieron.. [en referencia a Juan Guaidó y su equipo] Por tanto hay miles de millones por ahí que nadie controla. Para el derecho internacional es una situación insólita», indicó. Gobierno ilegítimo En esta afirmación, el expresidente Zapatero no cuenta, porque sí debe de saberlo, que el actual presidente interino, Juan Guaidó, fue elegido presidente de la Asamblea Nacional (la legítima, que fue votada democráticamente el 6 de diciembre de 2015 y en la que ganó la oposición) el 5 de enero de 2019. Esta elección se producía meses después de los comicios presidenciales del 20 de mayo, convocados por la Asamblea Nacional Constituyente (un Parlamento paralelo puesto en marcha por Maduro para quitar funciones al legítimo). El proceso electoral incluyó varias irregularidades, como la inhabilitación de candidatos de la oposición. La falta de transparencia motivó que sus resultados no fueran reconocidos por gran parte de la comunidad internacional, que no aceptó la reelección de Maduro, que había creado un proceso electoral a su medida para continuar en el poder. Ya dos años antes, el Ejecutivo de Maduro había nombrado un nuevo Tribunal Supremo, en sustitución del legítimo (que incluía críticos con el régimen) que tuvo que exiliarse tras haber cursado el gobierno órdenes de detención contra algunos de sus miembros. El no reconocimiento de Maduro como presidente del país dejaba por tanto un vacío de poder que, según el artículo 233 de la Constitución -aprobada por Hugo Chávez en 1999-, se resolvía de manera transitoria con el nombramiento en su lugar del presidente de la Asamblea Nacional. «Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional», reza dicho artículo. La versión del Zapatero no se ajusta, por tanto a la realidad, y cae en lo que tanto criticó ayer: la desinformación. Buen conocedor de la verdadera realidad de Venezuela, gracias a su puente aéreo con Venezuela, no dudó en calificar de «sesgada» el «90% de las informaciones que se producen sobre Venezuela. Información que se inclina siempre «del mismo lado», apostilló. Un lado que, evidentemente, no le gusta al régimen de Maduro ni a sus simpatizantes. Violaciones de DD.HH. Por sesgada debemos entender aquellas informaciones que denuncian las violaciones constantes de los derechos humanos en Venezuela, sobre la crisis económica y social que sufre el país desde hace años, del índice de peligrosidad y de corrupción que organismos nacionales e internacionales han reflejado a través de la recogida de datos y testimonios. ABC y otros medios de comunicación se han hecho eco de muchas de ellas. Zapatero no realizó ayer mención alguna en su intervención a estas violaciones ni a las dramáticas condiciones de vida que existen en Venezuela. La realidad que conoce el expresidente parece obviar a los 4,5 millones de desplazados fuera de sus fronteras desde 2015, según un informe del pasado mes de octubre de la ONU, organismo al que el propio Zapatero otorga total legitimidad -pues reconoce al Gobierno de Maduro y no a los representantes de Guaidó-, y por lo tanto estaría fuera de toda sospecha sobre un posible sesgo. Igual de legítimo debe parecerle entonces el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas para los DD.HH. sobre Venezuela, publicado el pasado mes de julio y elaborado a petición del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Un texto que indica que en el último decenio -y especialmente desde 2016- el Gobierno venezolano y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia «orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno». Algo que ha llevado a cabo a través de «un conjunto de leyes, políticas y prácticas que ha reducido el ámbito democrático, ha desmontado el sistema de control institucional sobre el poder ejecutivo y ha permitido la reiteración de graves violaciones de derechos humanos», explica. El informe, que comprende desde enero de 2018 hasta mayo de 2019 y que se hizo público días después de la visita a Venezuela de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los DD.HH., Michelle Bachelet, se refiere a la «paulatina militarización» de las instituciones del Estado durante la última década. «Tanto a fuerzas civiles como militares se les atribuye la responsabilidad de detenciones arbitrarias, malos tratos y torturas a críticos del Gobierno y a sus familiares, violencia sexual y de género perpetrada durante los periodos de detención y las visitas, y uso excesivo de la fuerza durante las manifestaciones». En cuanto a los colectivos, grupos armados civiles progubernamentales, considera que estos han contribuido al deterioro de la situación y documenta «66 muertes durante las protestas realizadas de enero a mayo de 2019, de las cuales 52 son atribuibles a las fuerzas de seguridad del Gobierno o a los colectivos.» Asimismo, hace mención de las «ejecuciones extrajudiciales» cometidas por las fuerzas de seguridad, «en particular por las Fuerzas Especiales (FAES), en el contexto de las operaciones policiales», que según el informe, «ha sido sorprendentemente elevada». Detenciones arbitrarias, censura, represión Siguiendo con la vulneración de derechos de los ciudadanos venezolanos, en especial contra aquellos que son críticos con el Gobierno de Maduro, el texto recoge que, hasta el 31 de mayo de 2019, había 793 personas privadas arbitrariamente de libertad, entre ellas 58 mujeres, «y en lo que va de año 22 diputados de la Asamblea Nacional, incluido su Presidente, han sido despojados de su inmunidad parlamentaria». Hace hincapié, además, en que «la mayoría de las víctimas de vulneraciones de derechos humanos no han tenido acceso real a la justicia ni a una reparación adecuada». Denuncia también el constante ataque a libertad de expresión, mediante la prohibición o la clausura de medios de comunicación, y la detención de periodistas independientes. «En los últimos años el Gobierno ha tratado de imponer una hegemonía comunicacional imponiendo su propia versión de los hechos y creando un ambiente que restringe los medios de comunicación independientes». También acusa al Gobierno de Maduro de «incumplir su obligación de garantizar los derechos a la alimentación y a la atención sanitaria». Un aspecto que, según,Zapatero, sería consecuencia de las sanciones internacionales, punto que también aborda el informe de la ONU al afirmar que se han agravado, «en el caso de las sanciones vinculadas a la exportación de petróleo», aunque «la economía de Venezuela estaba en crisis mucho antes de que se les impusieran sanciones a algunos de sus sectores». La lista de violación de DD.HH. en Venezuela es extensa, como reconoció la Bachelet que exhortó al Gobierno de Maduro a tomar medidas. «Espero sinceramente que las autoridades examinen con detenimiento toda la información contenida en este documento y apliquen sus recomendaciones. Todos deberíamos estar de acuerdo en que todos los venezolanos merecen una vida mejor, sin miedo y con acceso a los alimentos, el agua, la atención médica y la vivienda adecuados, así como a otras necesidades básicas», afirmó la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los DD.HH.
22-01-2020 | Fuente: abc.es
España mejora su posición entre las democracias plenas del mundo, y Latinoamérica sigue en caída libre
Del puesto 19 al 16, España ascendió en 2019 en el escalafón de las democracias plenas del mundo entre las que siguen destacando las nórdicas, según el índice del semanario británico «The Economist». Pese a la mejora, el semanario ha reprendido ligeramente al Estado español por su «respuesta excesivamente legalista y la falta de confianza en la política» con respecto al desafío secesionista catalán. Pese a la inestabilidad política, con la crisis catalana y de formación de gobierno, así como la repetición electoral, la prestigiosa publicación ha vuelto a situar a España entre las cinco principales democracias del G-20 y por delante de países como Francia, Portugal, Estados Unidos, Italia y Bélgica . Estos dos últimos se sitúan a su vez entre los países que más han sido penalizados por «The Economist». El Índice de la Unidad de Inteligencia de «The Economist», que proporciona un análisis comparativo anual de los sistemas políticos en 165 países y dos territorios, sostiene que el pasado año fue el más crítico para las democracias desde que empezaron en 2006 a elaborar este estudio. «El resultado de 2019 es incluso peor que el registrado en 2010, a raíz de la crisis económica y financiera mundial», ha apuntado el grupo de investigación al publicar el informe.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Las 22 ?democracias plenas? del Economist Democracy Index 2019:<br><br>9,87<br>9,58<br>9,39<br>9,26<br>9,25<br>9,24<br>9,22<br>9,22<br>9,09<br>9,03<br>9,01<br>8,81<br>8,68 <br>8,52<br>8,38<br>8,29<br>8,29<br>8,22<br>8,13<br>8,12<br>8,08<br>8,03<br><br>España sube 0,21 puntos y pasa del puesto 19 al 16 <a href="https://t.co/mwaIr8hCrR">pic.twitter.com/mwaIr8hCrR</a></p>&mdash; Ignacio Molina (@_ignaciomolina) <a href="https://twitter.com/_ignaciomolina/status/1219932253947678721?ref_src=twsrc%5Etfw">January 22, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Tres países (Chile, Francia y Portugal) dejaron atrás la categoría de «democracia defectuosa» para acceder a la de «democracias plenas». Por otro lado, Malta siguió el camino a la inversa dados los vínculos de su Gobierno con el asesinato de la periodista Daphne Caruana que tuvo lugar hace dos años, y además por encontrarse en el centro del circuito europeo de lavado de dinero en Europa. Mientras los Estados de Europa occidental ocupan siete de las diez principales democracias del mundo, la brecha con el Este europeo sigue ensanchándose ante la tendencia «iliberal» de países como Polonia que por primera vez se sitúa por debajo de Hungría entre las «democracias defecturosas». Entre las regiones que más empeoran su nota se encuentra América Latina por cuarto año consecutivo de bajada pese a la mejora En 2019, la crisis de Bolivia, las prácticas autoritarias de los regímenes nicaragüense y venezolano han marcado especialmente el deterioro democrático de la Iberoamérica. Los países desarrollados de la OCDE de Europa y América del Norte continúan dominando entre las «democracias plena» del mundo, junto con Australia y Nueva Zelanda, tres países de América Latina (Uruguay, Costa Rica y Chile) y un país africano (Mauricio). Pese a los piropos del jugador catalán Xavi Hernández, Qatar así como el resto de países del Golfo siguen posicionados un año más entre los regímenes más autoritarios del mundo.
10-01-2020 | Fuente: elmundo.es
Pedro Sánchez, un funambulista ante su último salto mortal: el abrazo con Podemos y ERC para mantener el poder
El secretario general del PSOE supo aprovechar la crisis económica, política y social en su beneficio. Sólo le hace sombra Pablo Iglesias 
04-01-2020 | Fuente: abc.es
Guaidó se enfrenta a un duelo decisivo con Maduro para liberar a Venezuela
Venezuela debe ser el único país en donde dos presidentes en ejercicio se enfrentan en un duelo por el poder sin haberse convocado elecciones todavía. Y la ratificación de sus cargos se producirá con solo 5 días de diferencia en esta semana. El 5 de enero le toca a Juan Guaidó ser ratificado en su segundo año como presidente de la Asamblea Nacional, cuya directiva será designada por los diputados y presidente encargado de Venezuela; mientras que el 10 de enero le tocará a Nicolás Maduro darle continuidad a sus 7 años en el Ejecutivo y su segundo año como usurpador. Ambos mandatarios han decidido afincarse en sus cargos, estableciendo desafíos con el objetivo de expulsarse mutuamente porque de hecho no pueden cohabitar juntos bajo el mismo techo por más tiempo, como lo han demostrado en el 2019. No ha habido otro caso parecido en la historia del país. Logros y fracasos El reloj ya empezó a contar su tiempo irreversible para el cambio. Todos tienen prisa y a los venezolanos se les agota la paciencia. La lucha entre los dos líderes promete ser dura y decisiva. Detrás de ellos se encuentran las dos potencias EE.UU. y Rusia, que se disputan el favor de Guaidó y Maduro. Las apuestas van y vienen permitiendo el surgimiento de mafias criminales que sustentan a Maduro, lo que ha dificultado la derrota del régimen. El diputado e ingeniero industrial Juan Guaidó, de 36 años, reconocido por casi 60 países, se estrenó en el Parlamento en el 2019 con su hoja de ruta «cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres». Pero no concretó ninguno de esos tres pasos aunque logró una base popular, el proyecto Plan Pais y una proyección formidables para continuar y relanzar su liderazgo para cesar a Maduro. En cambio Maduro, cuyo reelección de 2018 no ha sido reconocida por la comunidad internacional, ahora vuelve a llamar al dialogo pero le toca las puertas a Estados Unidos y se atreve a poner condiciones. No es la primera vez que el usurpador llama al diálogo que nadie cree. Y lo hace para oxigenarse cada vez que el agua le llega al cuello al tiempo que intenta liquidar el parlamento persiguiendo, inhabilitando y metiendo a la cárcel a los opositores. La trampa del diálogo La oposición ha caído en la trampa del diálogo tres veces que han resultado en un fracaso para que Maduro ganara tiempo en su propósito de prolongarse en el poder. Ganar tiempo no ha servido de gran utilidad para que Maduro resuelva la crisis económica y social que asola al país. La hiperinflación de 14.000% en 2019, la caída de la economía de 37% del PIB, el cierre de miles de empresas, la muerte del bolívar (la moneda nacional) y la dolarización han puesto en estado de shock al país sin estar negociando con el FMI. Los servicios públicos se encuentran por el suelo. No hay gasolina ni luz ni agua ni telefonía ni alimentos ni medicinas. Aun así, Maduro pretende continuar gobernando. Ni los rusos ni los chinos ni los cubanos que sostienen el régimen han logrado restituir los servicios públicos ni la calidad de vida de los venezolanos. De ahí que prefieran escapar ?van 4,7 millones de emigrantes y aumentaran a 6 millones en el 2020-. Persecución a la oposición Guaido ha enfrentado la represión y persecución de 27 de sus diputados. El régimen de Maduro ha intentado por todos los medios de aniquilar y disolver el parlamento desde el 2015 cuando la oposición triunfó con 112 de los 167 escaños en las legislativas. Pero desde entonces su mayoría absoluta ha sido escamoteada por Maduro. Pero el líder opositor cuenta con un mínimo de 84 escaños para ratificarse en el cargo. Le sobrarán votos cuando se cuenten este 5 de enero pues 93 diputados aprobaron a mano alzada la reforma del reglamento interno que permite votar a distancia y permitir teleconferencias de las sesiones. «No hacen faltan los votos a distancia para confirmar la reelección. Estamos seguros», declaró Guaidó en una entrvista con ABC. La elección presidencial es prioridad en el 2020 con un nuevo CNE que se discutirá en los próximos 3 meses, comentó Guaidó. Las parlamentarias están en segundo plano el próximo año. Guaidó cuenta con el pueblo, el parlamento y más del 54% de la popularidad. Pero no con toda la oposición que le reclama no haber desalojado al tirano en el 2019 como había prometido. «?Guaidó triplica en popularidad a Maduro»?, asegura Luis Vicente León, director de Datanálisis, cuando lo coloca en el tope de los líderes venezolanos. «El 2020 es el año de la libertad«, ha declarado Guaidó, listo y preparado para enfrentarse con Maduro.
31-12-2019 | Fuente: abc.es
Los venezolanos en el exterior envían remesas por casi 4.000 millones de dólares
Muchos venezolanos logran sobrevivir en medio de la crisis humanitaria que atraviesa su país gracias a las remesas que envían quienes han salido de sus fronteras. Los alrededor de 3,4 millones de venezolanos en el exilio enviaron a Venezuela en 2019 cerca de 4.000 millones de dólares, además de contribuir con importantes aportes en medicinas, comida y ropa. De acentuarse la crisis, las remesas podrían acercarse en 2020 al 6% del PIB, teniendo en cuenta que este puede retroceder otro 35% según la última previsión del FMI. También en Nicaragua, el exilio y la caída económica derivadas de la situación política han llevado a un salto en el peso de las remesas, que en 2018 superaron el 11% del PIB. Un estudio publicado por Diálogo Interamericano, un think tank de Washington, calculaba en 3.470 millones de dólares las remesas recibidas en Venezuela en 2018. El estudio indicaba que el 75% de los emigrantes venezolanos remitieron entre el 20% y el 25% de sus ingresos. De Estados Unidos salieron 1.518 millones de dólares, 614.000 dólares de Perú, 226.482 de Colombia, 252.924 de Chile, 112. 845 de Panamá y 60.075 de Ecuador. Estas cifras no siguen la proporción de venezolanos en cada uno de esos países, pues entran en juego otras variables, como el nivel social de los emigrantes o el nivel económico del país de acogida. Por ejemplo, Colombia se ha nutrido especialmente de una migración que sale a pie, de baja cualificación profesional, por eso el millón de venezolanos que residen allí envían menos dinero que el casi medio millón que se encuentra en Estados Unidos, con acceso a mejores salarios. Debido a la desconfianza hacia lo canales oficiales, por la corrupción y el control político que realiza el régimen, hay venezolanos que envían los fondos no a través de bancos o agencias, sino de mecanismos no formales o cuentas de terceros. Eso es mayoritario en el caso de Chile y Costa Rica, donde el 72-74% de los venezolanos residentes que mandan remesas lo hacen buscando modos alternativos y en ocasiones triangulando con otros países o personas, de acuerdo con Diálogo Interamericano. Esto explica que los datos del Banco Central de Chile, por ejemplo, sitúen en primer lugar las remesas de colombianos y peruanos, cuando los venezolanos se han convertido en la primera comunidad extranjera en el país. El 40% recibe ayudas del extranjero En un parecido volumen de remesas se mueve también la estimación de la consultora venezolana Ecoanalítica, que destaca el fuerte incremento de las sumas remitidas a medida que se disparaba en los últimos años el número de exiliados y empeoraban las condiciones de vida en Venezuela. De los 78.000 millones de dólares en 2016 se pasó a 1.138 millones en 2017 y 2.500 en 2.500, según las encuestas realizadas. Para 2019 se esperaban 3.700 millones de dólares. Otra encuesta, de Consultores 21, registra que el 40% de quienes viven en Venezuela han recibido dinero del exterior, y el 32% lo recibe de modo regular. Los impulsores de una aplicación para la recepción directa de dinero, Cash Remesa, calculan que de agravarse aún más la crisis humanitaria en el país y seguir la hemorragia de población que marcha a otros países, las remesas podrían llegar a ser en 2020 el 6% de un PIB cada vez más achicado por el encogimiento de la economía. Sin credibilidad las cifras oficiales del PIB, que este año el Banco Central de Venezuela volvió a dar tras cuatro de «apagón» de datos, las estimaciones indican que el volumen de la economía venezolana podría rondar los 75.000 millones de dólares Dependencia creciente en Nicaragua Las economías de los países del Triángulo Norte centroamericano ?Guatemala, El Salvador y Honduras?, que cuentan con una gran cantidad de emigrantes en Estados Unidos, dependen aún más de las remesas que envían esos expatriados (hasta un 20% del PIB en el caso hondureño), pero se trata de países más pobres, sin la riqueza petrolera de Venezuela. El fenómeno migratorio de Nicaragua ha sido distinto de sus vecinos del Triángulo Norte. Aunque también ha habido emigración hacia Estados Unidos, el mayor desarrollo de su vecina Costa Rica ha atraído a algo más de la mitad de los casi 700.000 nicaragüenses viviendo en el exterior. La crisis económica provocada por la violenta represión de protestas llevada a cabo por el gobierno de Daniel Ortega ?el PIB de Nicaragua cayó un 3,8% en 2018 y se espera que haya caído otro 5% en 2019? ha acentuado la necesidad de las remesas, a las que contribuye también las personas que han debido salir del país por la presión política. De los países latinoamericanos que más remesas reciben, Venezuela y Nicaragua son los únicos con economías en contracción. Si entre 2014 y 2017 las remesas enviadas por los emigrantes nicaragüenses estaban estabilizada entre el 9,6% y el 10% del PIB, en 2018 subió al 11,2%. Según las cifras del Banco Central de Nicaragua, en la primera mitad de 2019 se había recibido ya la mitad del volumen de remesas del año anterior, que fue de 1.501 millones de dólares.
24-12-2019 | Fuente: elmundo.es
La "falta de empleo", la "crisis económica" y 41 "ejemplos de dignidad": el mensaje más social del Rey
El Monarca ha querido poner el foco en temas como "las dificultades económicas de muchas familias" y en el ejemplo cívico de las 41 personas a las que concedió la Orden al Mérito Civil. 
20-12-2019 | Fuente: abc.es
Menos periodistas asesinados en un mundo con menos periodismo
Como la vocación obra milagros, dos décadas de carrera y la conciencia de correr peligro no habían conseguido que Norma Sarabia se decidiera a tirar la toalla. La reportera, que denunciaba la corrupción policial en la localidad de Huimangillo, estado de Tabasco, México, murió el 12 de junio de 2019, cuando fue tiroteada mientras charlaba con un familiar cerca de su casa. No tuvo que pasar mucho tiempo para que otro de sus compañeros de profesión sufriera una suerte similar a la suya. El 31 de agosto, el periodista Edgar Joel Aguilar, que se dedicaba a escribir en la página de sucesos, recibió varios disparos tras entrar en una barbería de la ciudad de Santa Rosa de Copán, al oeste de Honduras. Un mes más tarde, el 10 de octubre, las armas se volvieron contra Nehémie Joseph, un reportero haitiano que se había destacado por criticar la corrupción del gobierno de su país, hundido en una sucesión de crisis deseperante. Ese día, en la localidad de Mirabalais, el joven fue forzado a meterse en el maletero de un coche, donde tres balas pusieron fin a su vida. Son tres casos de una lista mucho más larga, que se extiende a otros países y solo comparte el origen común del impulso asesino: silenciar a la prensa, apagar la información que los violentos no quieren que se haga pública. Las historias de Sarabia, Aguilar y Joseph se pueden leer en el informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF) de 2019, presentado esta semana en Madrid, donde se dan a conocer datos esenciales que hay que retener: a lo largo de este año, 49 periodistas han sido asesinados, 57 secuestrados y 389 encarcelados en todo el mundo. La cifra de muertos, que es la más baja desde 2003, puede invitar a la esperanza, pero se teme que oculte un reverso de desánimo vinculado con la derrota de la profesión, como explica Alfonso Armada (Vigo, 1958), presidente de la sección española de RSF, en una charla telefónica: «Celebramos que haya menos muertos, pero muchos tememos que los haya porque el periodismo internacional, el que cubre los conflictos, esté de capa caída». Las causas de ese deterioro se relacionan con el discurso populista, de izquierdas o derechas, que presume de enarbolar la verdad frente a las mentiras de los medios tradicionales, y con la crisis económica que ha golpeado al oficio durante los últimos años: «La cifra de muertos -añade Armada- esconde una realidad preocupante. El odio a los periodistas aumenta en todo el mundo. Eso pone en peligro sus vidas, porque se afirma que son prescindibles, irrelevantes o, en algunos casos, enemigos del pueblo, como suele decir Donald Trump. Hay otro detalle significativo, y es que los grandes medios cada vez dedican menos espacio a cubrir conflictos, por lo que hay menos periodistas expuestos al peligro. También ocurre que hay periodistas locales, como en Yemen, que prefieren dedicarse a otras tareas para evitar riesgos. Por ejemplo, sabemos que uno, que trabajaba en un diario, se dedica ahora a vender hielo, y otro se ha hecho camarero». Solo hay una nota más o menos optimista: la influencia beneficiosa que ha podido tener el «Manual de seguridad para periodistas», publicado de forma conjunta por RFS y la Unesco, donde se dan consejos útiles para que los reporteros que cubren guerras lo hagan de la forma menos riesgosa posible. Distopía en Xinjiang Por desgracia, algunos tipos de represión son tan sofisticados que construyen una tela de araña de la que escapar parece imposible, como apunta Armada. «Para RSF, China es, ahora mismo, una zona prioritaria, por la que estamos muy preocupados. En Xinjiang, los uigures, la minoría musulmana, están siendo encarcelados en campos de concentración. Las autoridades chinas dicen que pretenden convertirles en mejores ciudadanos, pero en realidad se trata de una ofensiva contra su religión y de establecer un sistema de control policial que se parece mucho al de algunas distopías, como la que retrata la serie ''Black Mirror'': mediante tecnología punta, con reconocimiento facial e inteligencia artifical. Hay un proceso de destrucción de una minoría», denuncia. Como ya demostró en el Tíbet, el régimen chino no está dispuesto a tolerar que una religión se atreva a disputarle espacio al Partido. Desde hace años, las noticias que llegan de Xianjing hablan de demolición de mezquitas, como la medieval de Kargilik. Desde noviembre, de un gran mecanismo de persecución contra los uigures, después de que el diario estadounidense The New York Times publicara unos documentos que demostraban la presencia de campos de concentración en la región, prueba definitiva de la mano dura de Pekín. «Los periodistas que denuncian la situación son detenidos y encarcelados. Hay 120 en prisión, que sepamos, porque hay otros casos de los que no tenemos registro. Las condiciones de arresto son tremendas. China tiene un comportamiento implacable. En parte, eso explica la reacción de los jóvenes de Hong Kong, ante el temor de que los métodos del Partido también se apliquen allí», señala Armada. Tanto en Hong Kong como en Xinjiang, el régimen chino se enfrenta a las ansias secesionistas de parte de la población, harta de ser pisoteada por la bota roja. «Los periodistas que denuncian la situación de los uigures son detenidos y encarcelados. Hay 120 en prisión, que sepamos, porque hay otros casos de los que no tenemos registro», lamenta Alfonso Armada Seguimiento incansable Con diez muertos cada uno, México, que teóricamente está en paz, y Siria, donde la guerra dura ya ocho años, encabezan la lista de países donde más periodistas fueron asesinados durante 2019. De cara al año que viene, RSF se ha propuesto vigilar ambos territorios, aunque sin dejar otras preocupaciones a un lado. Además de China, «con un modelo que potencia el desarrollo económico y desprecia las libertades», y Estados Unidos, con «el nacionalismo populista de Trump», la organización prestará mucha atención a Arabia Saudí: «Hay más de treinta periodistas encarcelados. Más de un año después del asesinato de Jamal Khashoggi, y de las pruebas que vinculan al régimen con su crimen, se sigue negociando con Riad», denuncia Armada. Rusia y la India, donde el acceso a internet está siendo restringido, también acapararán el interés de la organización. En España, el foco apuntará a Cataluña, donde los periodistas son hostigados por hacer su trabajo, a veces con reproches que resultan tan ridículos como inquietantes: «La periodista Laila Jiménez fue increpada por una señora independentista que le dijo que se fuera ''a su país''. Cuando Jiménez le respondió que ella era catalana, la señora le respondió: ''Sí, pero tú no naciste bien''», explica el presidente de la sección española. Reporteros Sin Fronteras seguirá el año que viene con atención el estado de la libertad de prensa en China, Estados Unidos, Arabia Saudí, Rusia o India, entre otros países Desde luego, la lucha por la libertad de prensa dignifica a los países, y pone a prueba la solidez de su democracia. Así lo ha probado la investigación de la muerte de Daphne Caruana Galizia, la periodista maltesa asesinada con un coche bomba en 2017, que ha dejado al descubierto la madeja de corrupción que anidaba en la isla. Su hijo Matthew, que acudió el pasado martes a la presentación del informe de RSF en Madrid, tuvo unas palabras que animan a imitar su lucha, como recuerda Armada: «Matthew recordó que el movimiento cívico, en Malta, ha logrado que varios ministros dimitan, y que el primer ministro, Joseph Muscat, prometa que lo va a hacer a principios de enero. La investigación ha progresado y el caso no ha quedado impune». Un desenlace que también merecen los 49 periodistas muertos por ejercer su oficio este año. El bloguero chino Wu Gan, condenado por publicar un texto irónico sobre la corrupción en su país - Archivo ABC La hora del ciudadano Como zafarse de la mano con la que los regímenes autoritarios ahogan el derecho a la libertad de prensa no es tarea fácil, en China, pero también en territorios ocupados como el Sáhara Occidental o en países sacudidos por la violencia, como Afganistán, son ciudadanos que sueñan con la democracia y la paz los que sustituyen a los periodistas profesionales en su tarea. El informe de RSF respalda esa labor, proporcionando datos significativos que ponen de manifiesto su papel imprescindible: en China, por ejemplo, «más del 40% de los periodistas encarcelados no son profesionales», porque «la prensa tradicional cada vez [está] más vigilada y bloqueda»; en Afganistán, «el número de corresponsales extranjeros en Kabul ha bajado a la mitad desde 2014», dejando un vacío informativo que han cubierto personas de a pie. «En RSF, reconocemos el trabajo de esos ciudadanos. No es la situación ideal, pero cuando las circunstancias políticas son las que son, y el periodismo se tiene que realizar en territorios donde el régimen es dictatorial o totalitario, hay periodismo ciudadano para informar», explica Armada.
1
...