Infortelecom

Noticias de conflictos

08-12-2021 | Fuente: abc.es
Scholz cierra la era Merkel y abre una etapa incierta
Olaf Scholz no es conocido precisamente por su elocuencia. En los encuentros con la prensa se muestra pensativo, tranquilo, casi desapasionado. Apodado ?Scholzomat? por su lenguaje burocrático y sin emociones, mide y hasta cuenta las palabras. «Se trata de atreverse a un mayor progreso, eso es lo que une a los tres partidos», resumió ayer el espíritu de su ?coalición semáforo?. «Una UE fuerte soberana», fijó el objetivo de sus primeros viajes a Francia y a Bruselas, y mencionó una «década decisiva» de nuevos equilibrios entre las potencias internacionales en un mundo multipolar. «Me refiero a Rusia, a EE.UU., que ya lo son, y a China, de la que se habla mucho», ironizó. Así aludía la polémica creada por su ministra de Exteriores, la verde Annalena Baerbock, que antes de ser nombrada en el cargo había sugerido la posible participación de Alemania en un boicot a los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín, lo que suscitó una queja de la Embajada china en Berlín. En su primera rueda de prensa como equipo de gobierno, apareció escoltado por el liberal Christian Lindner, ministro de Finanzas, y por el superministro de Economía y Clima, el verde Robert Habeck. Baerbock no compareció. La explicación oficial fue la jerarquía protocolaria, porque Habeck es vicecanciller, pero quedó clara la desacreditación de Baerbock en ese punto y que Scholz mantiene las riendas. «Esta coalición ha decidido seguir profundizando las relaciones con China», zanjó. Apremió a Rusia a respetar la integridad territorial de Ucrania y a atenerse al formato Normandía, a respetar la «incuestionable inviolabilidad de las fronteras», se alineó con Polonia en la situación de la frontera bielorrusa y repitió una y otra vez la palabra «continuidad», dando a entender que su política exterior no será muy diferente de la de Merkel. En materia europea, sin embargo, los matices difieren bastante. Donde Merkel decía «estabilidad», Scholz añadió ayer «crecimiento e inversiones», confirmando un giro de la política europea alemana hacia los intereses de la periferia. Pedro Sánchez tendrá en él un aliado, quizá también un cómplice. Discurso centrista «Es un gobierno de centro», ha dicho sobre la coalición con verdes y liberales, y ha encargado a su hombre de confianza, Christian Schmidt, placar desde el Ministerio de la Cancillería los inevitables conflictos que sin duda surgirán entre partidos tan encontrados. Pero su discurso centrista no es un recurso pragmático. Viene de lejos. Cuando su compañero de partido y predecesor en la Cancillería, Gerhard Schröder, abordó la liberalización del mercado de trabajo alemán y le dio un tajo a las pensiones, él estuvo de acuerdo. Angela Merkel lo tuvo como ministro de Trabajo en su gran coalición de 2007 y después fue desterrado por su partido a Hamburgo, en lo que parecía una despedida definitiva de la política federal. Fueron sus tiempos más oscuros. En 2011 perdió la elección como senador de Interior en Hambrugo, dimitió como secretario general del SPD y perdió como candidato a presidir el partido en 2019 contra Saskia Esken y Norbert Walter-Borjans. La nueva directiva y las familias más radicales que se han hecho con la estructura del partido consideran a Scholz «un tío de derechas». Solo cuando el SPD adoptó en 2018 una posición de Estado y se tapó la nariz para formar una nueva gran coalición con Merkel, Scholz fue llamado de nuevo a Berlín para ocupar la cantera de Finanzas. No abundaban en ese momento los camaradas dispuestos a dar la cara durante cuatro años que se preveían de desgaste, al igual que no abundaban los candidatos electorales para septiembre de 2021, con la CDU por encima del 30% en las encuestas y el SPD bajando hasta el 15%. El callado Scholz asumió la tarea y nadie daba un duro por él, pero supo poner en juego todo lo que había aprendido como número dos del Gobierno de Merkel y, con una CDU incapaz siquiera de articular la sucesión, logró darle la vuelta a las encuestas. Al olor del poder, la directiva del SPD y su figura emergente, Kevin Kühnert, se arriman ahora a Scholz con intención de marcaje. El SPD ha formado una «comisión de reelección», encargada de trabajar desde ya en la próxima candidatura electoral para dentro de cuatro años, y Kühnert se ha situado al frente del gremio. Además de poner orden entre unos socios con sensibilidades políticas opuestas en muchos casos, Scholz tendrá que mantener a raya las ambiciones burbujeantes en la Casa Willy Brandt. Al menos si quiere volver a presentarse, porque ha cumplido ya los 63 años y para entonces habrá entrado ya en edad de jubilación. Nació en Osnabrück, el mayor de los tres hijos de dos obreros textiles que admiraban a Brandt y a Schmidt. Creció en Hamburgo-Rahlstedt y estudió Derecho. De estudiante se incorporó a los Jusos, las Juventudes Socialdemócratas. Escaló primero en el partido, llegando a secretario general en 2002, y siempre se ha dedicado a la política. En su última declaración de la renta figuran unas ganancias anuales de 177.577,44 euros brutos y ha reconocido que no sabe cuánto cuesta la mantequilla ni la gasolina. Fue educado como cristiano protestante, pero ya adulto abandonó la Iglesia Evangélica y es el primer canciller alemán no confesional. Sale a correr a diario y su vida privada es tan anodina como satisfactoria: casado desde 1998 y sin hijos. Bajo perfil En realidad hay bastantes paralelismos en la falta de perfil del nuevo canciller y el de Merkel cuando llegó a la Cancillería. Tampoco ella era muy conocida ni suscitaba gran interés. Cuando ?Bild Zeitung?, el periódico más leído de Alemania, publicó recientemente una entrevista a Scholz, solamente 4.773 personas vieron el vídeo en YouTube, en un país con 84 millones de habitantes, y no ha sido publicado el número de las que lo vieron hasta el minuto 80. Y es su bajo perfil lo que le ha permitido mantener fuera de foco los dos escándalos financieros durante su paso por Finanzas: Cum-Ex y Wirecard, los mayores de la historia financiera reciente de Alemania. La Fiscalía registró su Ministerio a 17 días de las elecciones y él hubo de comparecer ante la comisión parlamentaria de investigación.
07-12-2021 | Fuente: abc.es
Los socialistas alemanes presentan una lista no paritaria de ministros
Los Verdes alemanes dieron ayer vía libre al pacto de gobierno que convertirá al socialdemócrata Olaf Scholz en el próximo canciller con el 86% de los votos de sus más de 100.000 militantes, por debajo del 92,2% con el que fue aprobado el fin de semana por el Partido Liberal (FDP) y del 98,8% del congreso socialdemócrata. Antes de la investidura, Scholz ha incumplido ya dos promesas electorales: hizo campaña electoral contra la vacuna obligatoria y ha propuesto legislarla antes de finales de febrero; y no ha nombrado un gobierno paritario. Ha preferido no correr riesgos con las siete carteras socialdemócratas con personas de su confianza y que han demostrado su valía anteriormente en altos cargos. Con una excepción. Scholz sucumbió a la aclamación popular en las redes sociales y ha designado como ministro de Sanidad a Karl Lauterbach, sin experiencia de gobierno pero muy seguido desde que comenzó la pandemia como portavoz en asuntos sanitarios. «Muchos ciudadanos saben que puede hacerlo», justificó Scholz su decisión, a pesar de que en los últimos meses ha adoptado posiciones bastante radicales y que no juega en equipo en el seno del SPD. Scholz pone a su mano derecha, Wolfgang Schmidt, en el Ministerio de Cancillería y le encarga la misión de apaciguar los conflictos que sin duda van a surgir con los liberales y con los Bundesländer. Schmidt ha estado ya jugando un papel clave en la preparación de las Conferencias de Presidentes con Merkel en los últimos meses y conoce el percal. La única sorpresa del gabinete es la presidenta regional del SPD de Hesse, Nancy Faeser, ministra de Interior. Se encargará de la que Scholz ha descrito como «la especial preocupación para mí de combatir la mayor amenaza que plantea actualmente nuestro orden básico democrático libre, el extremismo de derecha». Llama la atención que el partido haya nombrado ya, cuando faltan todavía cuatro años para las elecciones, una comisión que desde ahora trabajará en la estrategia de reelección y que está encabezada por Kevin Kühnert. El resto de ministros socialdemócratas son Hubertus Heil en Trabajo, Christine Lambrecht en Defensa y Svenja Schulze en Desarrollo. Los Verdes asignaron ya sus cargos la semana pasada. A su copresidente Robert Habeck le corresponderá el superministerio de Economía y Clima, mientras que su compañera de liderazgo, Annalena Baerbock, asumirá Asuntos Exteriores. Agricultura será para Cem Özdemir, un veterano del partido de familia turca, mientras que el ministerio de Familia, Mujer y Juventud se asignó a Anne Spiegel, y el de Mediombiente a Steffi Lemke. El FDP operará desde el Ministerio de Finanzas, ocupado por su líder, Christian Lindner, y para la cartera Transportes y Digitalización ha designado a su secretario general, Volker Wissing, mientras que en Justicia y de Educación estarán, respectivamente, Marco Buschmann y Bettina Stark-Watzinger. La impronta del FDP será evitar subidas de impuestos y mantener las finanzas equilibradas. Lindner ha accedido a renunciar a los alivios fiscales que prometía en campaña a cambio de pequeñas reformas que harán que «la gran mayoría de la sociedad» disponga a final de mes de más efectivo, ha dicho. No obstante, «el freno de la deuda ha sido mantenido y será mantenido». Pero no ha conseguido aclarar cómo pretenden financiar sus futuros socios el ambicioso plan de inversiones acordado, ya que en las 177 páginas del texto del pacto de coalición no hay prácticamente referencias a los costes de dichos proyectos, ya que es necesario conseguir que se active más capital privado.
05-12-2021 | Fuente: abc.es
Chris Cuomo, presentador estrella de la CNN, despedido por ayudar a su hermano con sus escándalos sexuales
La cadena de noticias CNN comunicó este sábado a su presentador estrella, Chris Cuomo, que estaba despedido, en uno de los coletazos del escándalo de acusaciones de acoso sexual contra Andrew Cuomo, hermano del periodista y exgobernador de Nueva York. La debacle de Chris Cuomo comenzó el pasado martes, cuando la CNN le comunicó que entraba en suspensión, después de que la fiscalía de Nueva York, que investiga las acusaciones contra su hermano, desvelara una implicación mayor de la que se creía en la campaña de defensa y asesoramiento del exgobernador. Andrew Cuomo presentó su dimisión el pasado agosto, después de que se acumularan las alegaciones de mujeres que le acusaban de acoso, tocamientos o acercamientos inapropiados. Las acusaciones afloraron a comienzos de este año, después de que el exgobernador se convirtiera en una figura política nacional en EE.UU. por su gestión de la pandemia de Covid en el que fue su epicentro global. El presentador se involucró en el equipo que asesoraba a su hermano sobre cómo hacer frente a estas acusaciones, gestionar las investigaciones internas y hacer campaña en medios sobre su inocencia. Esta implicación se conoció en mayo y dejaba al presentador y a la CNN en muy mal lugar, con conflictos de interés evidentes. A la vez que era el presentador con más audiencia de la CNN y dueño del noticiero de las 9 de la noche, en pleno ?prime time?, colaboraba en la campaña de defensa de su hermano. La relación entre el hermano periodista y el hermano político siempre fue cuestionada. Cuando Cuomo consiguió su primer programa como presentador de la CNN en 2013 con el matinal ?New Day?, entrevistó dos veces a su hermano en un solo año. La relación fue más allá en la pandemia, en la que se sucedieron entrevistas íntimas del Cuomo periodista al Cuomo gobernador, que cuestionaban la capacidad del primero de ser imparcial con la labor del segundo (después se conoció que el político demócrata ocultó datos sobre fallecimiento por Covid y utilizó recursos públicos para escribir unas memorias sobre liderazgo durante la pandemia). Con la llegada de las acusaciones de acoso sexual, Chris Cuomo decidió recusarse de informar sobre su hermano, para no dar pábulo a las acusaciones de conflicto de interés. Después se supo que la CNN le ofreció una baja temporal para participar en esos esfuerzos, pero Cuomo prefirió conjugarlo con su programa diario. Cuando se conoció esa implicación, el jefe máximo de la CNN, Jeff Zucker, quien le fichó para la cadena y su gran respaldo, aseguró que había que entender las «circunstancias únicas» en las que se encontraba el presentador. En ese momento, Cuomo reconoció que había sido un «error» asesorar al hermano mientras seguía con su programa diario, pero dijo que para él «lo primero es la familia, lo segundo el trabajo» y que sabía «respetar» las líneas que no hay que cruzar a la vez que «apoyar a mi familia, algo que debo hacer». Para sorpresa de muchos -incluso de compañeros de la CNN, como Jake Tapper, que consideró «inapropiado» lo que hizo Cuomo- el presentador sobrevivió a las revelaciones y siguió en su puesto. Pero no ha conseguido mantenerse a flote con los documentos y testimonios obtenidos durante la investigación de la fiscalía general -que tiene al frente a Letitia James, que será candidata a gobernadora de Nueva York el año que viene- conocidos esta semana. En ellos se ve cómo Cuomo se presentó voluntario para ayudar en todo lo que fuera necesario, contactó a compañeros de la profesión para conocer el estado de investigaciones periodísticas de ?New Yorker? o ?Político? y buscó información dañina sobre alguna de las acusadoras. Su participación en la campaña del exgobernador era mucho más activa de lo que se creía. «Esta no es la forma en la que me gustaría acabar mi paso por CNN», dijo Cuomo en un comunicado, «pero ya os he dicho por qué y cómo ayudé a mi hermano». De momento, su programa ha sido absorbido por el presentador de la hora anterior, Anderson Cooper, que durante esta semana ha conducido un informativo de dos horas.
30-11-2021 | Fuente: elmundo.es
El español de Chile: la gran olla a presión del idioma
Los conflictos de clase, generacionales y políticos, el aislamiento geográfico, el activismo gay y LGTBI y hasta la música urbana cambian la lengua del país andino a una velocidad nunca vista. 
25-11-2021 | Fuente: abc.es
La 'chica afgana' llega a Roma gracias a la intervención de Italia
La intensidad de su mirada, con sus magnéticos ojos verdes llamaron la atención en todo el mundo. Desde hoy Sharbat Gula está a salvo en Roma, gracias a la gestión del primer ministro italiano, Mario Draghi. El nombre lo recordarán probablemente pocos. Pero la imagen de su cara, su increíble mirada cuando era una niña de 12 años, es conocida en los cinco continentes, gracias al retrato que hizo en el año 1984 el célebre fotógrafo estadounidense Steve McCurry. Gula se encontraba entonces en un campo de refugiados en Peshawar (Pakistán). Un año después fue publicada en la portada de la revista National Geographic, con el título: «Chica afgana». La foto se convirtió en un icono. Hoy sigue siendo símbolo para recordar todos los conflictos afganos. Gula era una niña de siete años cuando Afganistán fue invadida por la Unión Soviética en 1979. Toda su vida permaneció en su país, en medio de la guerra sin fin que se vive en Afganistán. Hasta hoy. Sharbat desembarcó en Roma, según un comunicado hecho público esta tarde por Palacio Chigi, sede de la jefatura del gobierno: «Respondiendo a las solicitudes de los miembros de la sociedad civil y, en particular, de las organizaciones sin fines de lucro activas en Afganistán que, tras los acontecimientos del pasado mes de agosto, recibieron el llamamiento de Sharbat Gula para que se le ayudara a salir de su país, la Presidencia del Consejo de ministros ha propiciado y organizado su traslado a Italia, en el contexto más amplio del programa de evacuación de ciudadanos afganos y del plan del gobierno para su recepción e integración», indica el comunicado de Palacio Chigi. Hoy Sharbat Gula tiene 49 años. Es muy diferente a cuando McCurry la retrató en 1984 en el campo de refugiados en Peshawar. Pero siguen siendo iguales sus ojos verdes y su mirada de increíble intensidad, como documentó el propio McCurry. El fotógrafo estadounidense organizó en 2002, diecisiete años después de la primera fotografía, una expedición con National Geographic para buscarla en Pakistán. Había pocos rastros. Entre ellos, un hermano de Gula. Después de unos meses de investigación, McCurry logró dar con la identidad de la joven y su pueblo natal. Después de un largo viaje, el fotógrafo estadounidense encontró a su musa en una región remota de Afganistán, casada y con tres hijas. «No tuve ninguna duda de que esta era la chica a la que había fotografiado años atrás. Sus ojos eran iguales, tenía la misma cicatriz distintiva en su nariz y los rasgos faciales. Supe de inmediato que era ella », dijo McCurry después de encontrarla. El fotógrafo la pudo inmortalizar nuevamente, mostrándole también esa famosa foto que aún no había visto y que le valió el sobrenombre de «Mona Lisa de la guerra de Afganistán». Su historia ha sido turbulenta. Gula Ha vivido un calvario. Entre los 13 y 16 años fue obligada a casarse con un hombre llamado Rahmat Gul, quien más tarde la dejó viuda. En 1992 logró mudarse a Pakistán con sus tres hijas. Poco después fue arrestada con la acusación de haber utilizado documentos falsos para establecerse en el país. Había solicitado un carnet de identidad falso, alegando que había nacido en Pakistán y que su nombre era Sharbat Bibi. Solo en el año 2016 pudo regresar a Afganistán, donde fue recibida por el entonces presidente Ashraf Ghani, quien le entregó las llaves de un apartamento en Kabul. Pero el verano pasado, con el regreso de los talibanes al poder, comenzó de nuevo su calvario. Sharbat Gula volvió a intentar escapar, para ser por enésima vez una refugiada. Ahora con su llegada a Roma y la acción italiana, Gula recobra la esperanza, con el deseo de poder, finalmente, encontrar un poco de paz.
25-11-2021 | Fuente: abc.es
Alerta en el Reino Unido por la ola migratoria en el Canal de la Mancha
La muerte de una treintena de personas en el Canal de la Mancha el miércoles, después de que la embarcación en la que viajaban se hundiera tras salir de las costas francesas rumbo a Reino Unido, ha recrudecido la crisis diplomática con París en un año en el que se han roto todos los récords de personal que cruzan el estrecho. Y es que en lo que va de año, más de 23.000 personas se han lanzado al agua en pequeñas e inseguras embarcaciones con el fin de llegar a territorio británico, un número muy por encima de las 8.404 personas que lo hicieron en 2020. Ayer, la ministra británica del Interior, Priti Patel, indicó en una declaración ante los parlamentarios en la Cámara de los Comunes que «depende de Francia» detener a los refugiados y reiteró la oferta del gobierno de enviar más policías al país vecino para ayudar a controlar esta peligrosa ruta para la inmigración. «Me ofrecí a trabajar con Francia para poner oficiales en tierra y hacer absolutamente todo lo que sea necesario para asegurar el área, de modo que las personas vulnerables no arriesguen sus vidas al meterse en botes no aptos para navegar», dijo la ministra, que habló con su homólogo francés, Gérald Darmanin. Según fuentes de White Hall, el primer ministro Boris Johnson también le hizo el mismo ofrecimiento al presidente Emmanuel Macron durante la conversación que mantuvieron el miércoles por la noche tras conocerse lo sucedido, pero Johnson, que se mostró «consternado» también apuntó a Francia como responsable del desastre: «Hemos tenido dificultades para persuadir a algunos de nuestros socios, particularmente a los franceses, de hacer las cosas de la manera que creemos que la situación se merece», dijo el ?premier? a la prensa, y Macron advirtió a Johnson que no debe «explotar una situación trágica con fines políticos». En lo único que parecen estar de acuerdo ambos mandatarios es en la «urgencia de intensificar los esfuerzos conjuntos para evitar estos cruces mortales» y en la necesidad de acabar con los traficantes de personas. «Ayer fue el momento que muchos de nosotros habíamos temido durante muchos años. Los criminales que facilitan estos viajes están motivados por el interés propio y el lucro, no por la compasión», dijo Patel. «Mientras lloramos a los que han muerto en las circunstancias más horrendas, espero que toda la Cámara se una para enviar un mensaje claro de que cruzar el Canal de esta manera letal, en una embarcación pequeña, no es la manera de venir a nuestro país», aseveró la ministra. La mayoría de las personas que se ahogaron eran kurdos iraquíes e iraníes, y entre ellos habías tres dos niños, una niña y una mujer embarazada. Viajaban en una embarcación hinchable y fue un pesquero el que dio la voz de alarma al ver a varias personas en el agua, y fue entonces cuando se puso en marcha una operación conjunta de búsqueda y rescate por parte de las autoridades francesas y británicas. El responsable de Interior del Partido Laborista, Nick Thomas-Symonds, consideró que para poner solución a este problema, que según algunas organizaciones podría provocar que el Canal se convierta en un cementerio, es necesario establecer rutas seguras y legales. En la misma línea se manifestó Steve Valdez-Symonds, director de derechos de los refugiados y personas migrantes de Amnistía Internacional en el país, que instó al Gobierno a «tomar medidas decisivas con urgencia para evitar más pérdidas de vidas» y dijo que «se necesita desesperadamente» un nuevo enfoque con respecto al asilo. «El Reino Unido debe convertir en una prioridad compartir la responsabilidad con otros países para recibir a las personas en su sistema de asilo; deben hacerlo proporcionando rutas seguras y legales y alentando a otros a hacer lo mismo», aseveró. Y añadió que «debemos recordar que los viajes peligrosos ocurren porque el Gobierno no ofrece una alternativa segura para que las personas ejerzan su derecho a buscar asilo aquí». Valdez-Symonds denunció que «el hecho de que el Reino Unido no desempeñe su papel en la protección de las personas que huyen de los conflictos y la persecución es aún más angustioso en un momento en que el Ministerio del Interior está tratando de impulsar su draconiana Ley de Nacionalidad y Fronteras», una nueva política que, según su criterio, «seguirá castigando y excluyendo a las personas que buscan seguridad». La idea del Ejecutivo de Johnson con este proyecto es impedir que se conceda el asilo a quienes hayan llegado al país de forma ilegal, e incluso propone penas de cárcel. El Gobierno de Johnson sigue reclamando a las personas que pidan asilo en el primer país seguro al que lleguen, pero Gérald Darmanin, el ministro del Interior francés consideró que el «atractivo mercado laboral británico» es una de las razones por las que la gente sigue intentando cruzar. A esto se suma que muchos hablan inglés y no francés, y que ya hay quienes tienen amigos o familiares en territorio británico, por lo que su red de apoyo es mayor que en Francia.
18-11-2021 | Fuente: abc.es
Una tumba en Polonia después de sobrevivir a la guerra en Irak
Es la tumba al inmigrante desconocido. Se desconoce su nombre, su edad, cómo llegó a Bielorrusia y cruzó a Polonia seguramente en busca de una promesa soñada, o falsa, si iba solo o no y siquiera se sabe de dónde procedía. Muy probablemente del Kurdistán iraquí, como la mayoría de los rehenes, como él, de esta crisis fabricada desde la órbita rusa con afán de echar sal en las heridas de la UE, o quizás venía de Siria o era un afgano huyendo de los talibanes. En cualquier caso habría sobrevivido a guerras largas, a posconflictos infrahumanos, a amenazas, la pelagra corrosiva y a la angustia de años para acabar muriendo en las profundidades de un camino a ninguna parte.. Ver Más
09-11-2021 | Fuente: abc.es
La oposición checa logra un acuerdo para desalojar a Babis del Gobierno
El parte médico del presidente de la República Checa, Milos Zeman, desbloqueó anoche finalmente la formación de gobierno, tras las elecciones celebradas hace ya más de un mes. Zeman, que sufre una enfermedad hepática crónica e ingresó en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Militar de Praga la misma noche electoral, abandonó ayer la UCI y pasó a planta, desde donde hizo sus primeras declaraciones públicas desde los comicios y anunció que encargará la formación de gobierno al ganador, Petr Fiala. Por tratarse de un hombre de confianza del jefe de Gobierno saliente, Andrej Babis, que perdió las elecciones por un estrecho margen de votos, se temió durante semanas que hubiese una maniobra detrás de esta hospitalización que bloqueaba el proceso de formación de gobierno, pero en la entrevista concedida desde la cama del hospital a la cadena de radio 'Frekvence 1' Zeman dijo también que Babis no tiene interés en repetir en el cargo, lo que allana finalmente el camino a Fiala. El pasado 19 de octubre, el Senado checo había iniciado el procedimiento para inhabilitar a Zeman, dado que su estado de salud le impedía cumplir con sus obligaciones en la Presidencia y los responsables de la demanda no han aclarado todavía si el procedimiento será interrumpido. Según el parte médico, sus problemas de hígado disminuyen a sus 77 años la capacidad del presidente checo para absorber alimentos y líquidos. Lo que sí está ya claro es que hay un acuerdo de cinco partidos políticos para formar una coalición de gobierno encabezada por Fiala, líder del Partido Democrático Cívico, y en el que, además de la conservadora SPOLU estaría también la alianza liberal que forman el Partido Pirata y el partido Alcaldes Independientes (STAN). Este gobierno contaría con 108 de los 200 escaños que componen el parlamento checo. Babis, cuyo partido ANO ha gobernado la última legislatura en coalición con los socialdemócratas y el apoyo en las votaciones parlamentarias de los comunistas, está valorando la posibilidad de retirarse de la política. Sobre el magnate agroindustrial pesan sospechas de fraude en la gestión de los fondos europeos y varios casos de conflicto de intereses. Desalojar a Babis Fiala es un historiador y politólogo de 57 años que ha conseguido reunir una coalición de amplio espectro unida únicamente por el deseo de desalojar a Babis del poder. Su programa de gobierno prevé aumentos de pensiones y salarios públicos, un programa de contención de la deuda y una revisión de las relaciones con Rusia y China, para mitigar los conflictos y aumentar la sociedad comercial con estas dos potencias. En el acuerdo de coalición al que ha llegado con sus socios, el Ministerio de Exteriores queda en manos del Partido Pirata, un nombramiento que tensará seguramente las relaciones de la República Checa con sus vecinos del Grupo de Visegrado, bloque del que Praga viene formando parte junto con Polonia, Hungría y Eslovaquia. Si bien Fiala se ha sumado con frecuencia al contenido y al tono de las declaraciones del Grupo de Visegrado, el Partido Pirata es un tradicional censor del primer ministro húngaro, el ultranacionalista Viktor Orbán. En la conversación previa que el presidente Zeman mantuvo con Fiala, dio el visto bueno a la coalición, pero se reservó el derecho de aprobar o rechazar su lista de ministros. Ambos esperan que el nuevo gobierno pueda tomar posesión antes de Navidad. «Renovamos la tradición de una política exterior haveliana, incluido el apoyo a la cooperación y el desarrollo», dice el texto del acuerdo, en una referencia a la política de Václav Havel. Las negociaciones para formar coalición se han prolongado durante cuatro semanas y han fijado doce prioridades de gobierno, entre las que destaca el freno a la deuda, que desde 2019 ha pasado del 30% del PIB al 50%, debido a los esfuerzos del Estado por mitigar los efectos de la parálisis económica a la que forzó la pandemia. Además del déficit fiscal, que superará a finales de año el 7%, se enfrenta a una elevada inflación y a una nueva ola de coronavirus que está haciendo aumentar las tasas de contagios en el territorio. Fiala quiere que Bruselas reconozca la energía nuclear como energía limpia y prevé instalar paneles solares en 100.000 casas durante la presente legislatura.
05-11-2021 | Fuente: as.com
La imagen que enfada a los propietarios de un Tesla
Se ha empezado a permitir el acceso a otros eléctricos y ya surgen los primeros conflictos entre usuarios.
04-11-2021 | Fuente: elmundo.es
Tania Bruguera, azote del castrismo, Premio Velázquez
La artista cubana afincada en Chicago recibe el mayor galardón del arte iberoamericano por "su activismo performativo" especialmente atento a los conflictos sociopolíticos