Infortelecom

Noticias de conflictos

24-11-2017 | Fuente: abc.es
Desalojan a todos los inmigrantes que ocupaban un  centro de detención en Papúa
Las autoridades de Papúa Nueva Guinea han desalojado a la totalidad de los 328 inmigrantes que hasta ahora ocupaban el centro de detención de la isla de Manus, gestionado por Australia hasta su clausura el 31 de octubre. «El Gobierno australiano tiene conocimiento de que todos los hombres que anteriormente rehusaban abandonar el antiguo centro de tramitación regional de la isla de Manus han salido hacia los alojamientos alternativos», confirmó en un comunicado su ministro de Inmigración, Peter Dutton. La Policía y funcionarios de Inmigración papuanos entraron al centro de Manus, clausurado en virtud de un fallo del Tribunal Supremo, por segundo día consecutivo en el marco de un operativo en el que se ha denunciado el uso de la fuerza. «Nos han sacado por la fuerza, han utilizado barras de metal hay varias personas que han sido heridas muy fuerte (..) a mí me esposaron y me trajeron a East Lorengau», dijo en una conversación telefónica con Efe Abdul Aziz, uno de los inmigrantes desalojados. Aziz, de origen sudanés, agregó que «ahora estoy sentado esperando a las autoridades, sin una casa (..). No voy a olvidar este día. No puedo creer lo cruel que son los gobiernos de Australia y Papúa Nueva Guinea. No les importa si morimos o sobrevivimos». Abdul Aziz es uno de los 328 hombres que ocupaban el centro sin agua, comida, servicios básicos ni atención médica, y que fueron trasladados a los nuevos lugares de acogida, a donde rehusaban ir por considerarlos otra forma de prisión y donde temen ser atacados por los lugareños. En contraste con las denuncias sobre el uso de la fuerza en Manus, el ministro Dutton recalcó que «los activistas en Australia están haciendo hoy otra vez denuncias exageradas e inexactas de violencia y de lesiones en Manus y no han aportado ninguna evidencia para probarlas». La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó el jueves su preocupación por las denuncias de uso de la fuerza en Manus, aunque añadió que había recibido garantías de que no se había recurrido a ella. «Australia tiene la obligación de asumir responsabilidades y proveer protección efectiva, seguridad y soluciones duraderas a los refugiados y solicitantes de asilo en cooperación con las autoridades de Papúa Nueva Guinea», dijo Volker Türk, responsable de protección del ACNUR. El centro de Manus y otro en Nauru, en el Pacífico sur, abrieron después de que Australia reactivara en 2012 su controvertida política de tramitar en países terceros las solicitudes de asilo. Muchos de los internos en Manus y Nauru han huido de conflictos como los de Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria; otros han escapado de la discriminación como las minorías rohinyá, en Birmania (Myanmar), o bidún, en la región del Golfo.
22-11-2017 | Fuente: elmundo.es
Las denuncias por agresiones y amenazas de alumnos a profesores se multiplican por cuatro
El Defensor del Profesor alerta de que "los grupos de padres del WhatsApp están causando alteraciones, conflictos y presión al docente". 
22-11-2017 | Fuente: abc.es
Hariri retira su dimisión como primer ministro de Líbano a petición del presidente
El primer ministro libanés, Saad Hariri, ha anunciado hoy en Beirut que renuncia por el momento a presentar su dimisión por petición del presidente Michel Aoun. El político suní asegura que Aoun le ha pedido tiempo para realizar un periodo de consultas, una petición a la que ha accedido Hariri. En una intervención retransmitida por la televisión, el primer ministro ha pedido a todas las fuerzas políticas libanesas que se mantengan al margen de otros conflictos regionales y ha mostrado su deseo de que se abran nuevas vías de diálogo mientras pospone su decisión de dimitir. El anuncio se ha producido durante la celebración del día de la Independencia en Líbano y horas después de la llegada de Hariri a Beirut, poniendo fin así a la misteriosa odisea que lo ha llevado en las últimas semanas por Riad, París, El Cairo y Chipre tras su inesperada renuncia el pasado 4 de noviembre desde Arabia Saudí. Hariri aterrizó en Beirut el martes por la noche para dirigirse a la céntrica Plaza de los Mártires y rezar ante la tumba de su padre asesinado en 2005. La crisis diplomática libanesa ha vuelto a agitar el tablero estratégico de Oriente Medio. El escenario resulta, cuanto menos, inquietante con el presidente Aoun y el grupo chií Hizbolá reprochando a Arabia Saudí el haber forzado la renuncia del primer ministro y haberle retenido estas semanas; con la sorprendente entrevista del jefe del Estado Mayor del Ejército israelí mostrando su disposición a compartir información de inteligencia con Arabia Saudí en contra de Irán; con la absoluta toma de poder del príncipe heredero saudí tras una purga sin precedentes de sus rivales o el objetivo de Donald Trump de suspender el acuerdo nuclear americano-iraní firmado por Barack Obama. El propósito de debilitar a Irán y a su aliado libanés Hizbolá parece evidente. ¿Pero cuál será la posición final de Hariri? Posibles escenarios El aplazamiento momentáneo de cualquier decisión por parte de Hariri condena ahora al país a la apertura de un periodo de consultas que se prevé largo y que constituye una práctica habitual en un Líbano profundamente dividido. Frente al bloque de Hariri, respaldado por Arabia Saudí, y que cuenta con el apoyo de sectores cristianos, se alza la coalición encabezada por Hizbolá, aliada de Irán, y que incluye, entre otros, al partido político del cristiano Aoun. Fue el acuerdo entre Hariri y Aoun el que permitió en diciembre de 2016 la constitución de un difícil gobierno después de una parálisis política que mantuvo al país mas de dos años sin presidente. Pero tras las agrias críticas de Hariri hacia Hizbolá , a los que acusa de desestabilizar la región y de querer tomar el control de la misma, y a los que al mismo tiempo necesita para componer un nuevo gobierno, resulta complicada la perspectiva de un acuerdo entre ambos grupos. Otra posibilidad, quizás la menos peligrosa para el futuro a corto plazo del Líbano, sería que Hariri se echara atrás definitivamente en su propósito de abandonar el cargo de primer ministro. En su única entrevista concedida tras su dimisión, el político planteaba la opción de anular su decisión en el caso de que Hizbolá dejara de participar en otros conflictos regionales, respetando así la «política de disociación» que impera, en teoría, en el país del cedro y por la cual Líbano ha intentado no verse contaminada directamente por la tragedia siria. Una pretensión difícilmente sostenible cuando es bien sabido que desde hace seis años Hizbolá lucha activamente en territorio sirio apoyando al régimen de Bashar al Assad y cuando también se les acusa de colaborar con los rebeldes chiíes en Yemen en contra de Arabia Saudí. El veterano Hassan Nasralá, líder de Hizbolá, ha recogido el aguante y declarado al más puro estilo negociador libanés: «Estamos abiertos a todo diálogo y discusión».
22-11-2017 | Fuente: abc.es
El presidente alemán pide a liberales y Verdes que negocien
El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, llamó este martes a consultas a los líderes del Partido Liberal (FDP) y de Los Verdes para hacer una llamada a la responsabilidad y tratar de devolverlos a la senda del diálogo con Merkel. Este procedimiento, sin precedentes en la historia de la República Federal, tenía como objetivo declarado evitar una repetición de las elecciones que, según fuentes del Palacio de Bellevue, perjudicaría al prestigio de la democracia alemana. Ambas reuniones tuvieron lugar en tono «casi de regañina». Su contenido no ha sido hecho público, pero fuentes de ambos partidos coinciden al resumir los argumentos manejados por el presidente. Steinmeier pidió explicaciones por la abrupta -e incomprensible para el electorado- ruptura de las negociaciones cuando estas estaban encaminadas. En segundo lugar, el presidente ha reflexionado sobre la incongruencia de presentarse a unas elecciones y después negarse a formar gobierno alegando cuestiones de incomodidad política. Y en tercer lugar, bastante más prosaico pero seguramente también más efectivo, sugirió muy sutilmente el efecto que tal comportamiento puede tener en los votantes en caso de que las elecciones deban repetirse. Si ya los votaron una vez y no sirvió de nada? ¿para qué volver a votarlos? En resumen, les hizo ver que no podrán eludir tan fácilmente la responsabilidad de formar gobierno, una obligación dictada por las urnas, y los envió a hablar con las directivas de sus respectivos partidos para buscar una vía de actuación. Sin embargo, los esfuerzos de Steinmeier no han tenido éxito con los liberales, cuyo lider, Christian Lindner, afirmó en una entrevista al «Frankfurter Allgemeien» que el presidente no le ha convencido y que no volverá a la negociación con Verdes y conservadores. Tirón de orejas El enfado del socialdemócrata Steinmeier ha sido, si cabe, más sonoro con su propio partido, cuyo líder, Martin Schulz, ha declarado no estar «disponible» para hablar de una gran coalición. El hecho de que en el grupo parlamentario se escuchen ya diferentes voces está directamente relacionado con la posición del presidente. Si en su larga experiencia como ministro de Exteriores y mediador de conflictos logró acercar a enemigos en Ucrania, Siria o Irán, se las ve ahora como presidente ante un reto todavía más difícil: encarrilar hacia el entendimiento a partidos políticos alemanes enfrentados por cuestiones aparentemente tan de matiz como las restricciones que han de ponerse al derecho de reunificación familiar de los asilados o el grado de progresión con que ha de desactivarse el impuesto popularmente conocido como «Soli». Pero, al tomar esta iniciativa por encima de las diferencias de los partidos, ha dado un nuevo realce al cargo y ha ganado personalmente reputación como figura de Estado.
21-11-2017 | Fuente: abc.es
Trump acaba con el TPS para Haití, del que se benefician 59.000 haitianos
El Gobierno de Donald Trump ha anunciado el fin del Estatus de Protección Temporal (TPS) para Haití, y dio un margen de 18 meses a sus 58.706 beneficiarios para que regresen a su país o se busquen una alternativa. De este modo, el TPS para Haití verá su fin el 22 de julio de 2019, según detalló el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Con los 18 meses de margen, Estados Unidos espera que los haitianos afectados «preparen su salida o pidan un estatus migratorio alternativo» y que Haití prepare, con la asistencia de agencias estadounidenses, «el regreso y reintegración de sus ciudadanos». Esta decisión llega apenas dos semanas después de que Estados Unidos también pusiera fin al TPS para Nicaragua, al que están acogidos 5.349 inmigrantes, a los que dio, en ese caso, 12 meses para preparar su regreso antes del 5 de enero de 2019. El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales. En los últimos años, los beneficiarios del TPS han visto cómo su permiso se renovaba de manera automática por periodos de 18 meses, pero el Gobierno de Donald Trump decidió reevaluar las condiciones que justificaron la concesión del programa. En el caso de Haití, Estados Unidos concedió el TPS en 2010 tras el catastrófico terremoto que dejó unos 300.000 muertos y sumió al país en el caos. Para su decisión de hoy, el DHS determinó que «las condiciones extraordinarias pero temporales causadas por el terremoto de 2010, ya no existen». «Desde el terremoto de 2010, el número de personas desplazadas en Haití ha descendido un 97 %. Se han hecho pasos significativos para mejorar la estabilidad y calidad de vida de los haitianos, y Haití es capaz de recibir con seguridad a ciudadanos retornados», afirmó el DHS. «Haití -añadió- ha demostrado un compromiso para prepararse adecuadamente para cuando se termine el TPS». Junto con la decisión de hace dos semanas de poner fin al TPS para Nicaragua, Estados Unidos anunció una prórroga de seis meses para el TPS para Honduras, al que están acogidos 86.163 inmigrantes, aunque advirtió que la opción de terminarlo está sobre la mesa. En enero, Estados Unidos tiene que tomar una decisión acerca del TPS para El Salvador, el mayor de todos, con 263.282 beneficiarios. Estados Unidos concedió el TPS a Honduras y Nicaragua en 1998 tras el paso del devastador huracán Mitch por Centroamérica y a El Salvador en 2001 producto de una serie de sismos.
20-11-2017 | Fuente: abc.es
Sebastián Piñera, otro millonario metido en política
Sebastián Piñera Echenique suele decir que proviene de una familia de clase media, cuyo padre fue funcionario y militante de la Democracia Cristiana. Contradictorio a veces, Piñera repite cada vez que puede que votó en contra de la permanencia de Augusto Pinochet en el poder en el plebiscito de 1988, aunque enseguida lideró en 1990 la campaña del candidato sucesor del dictador chileno. Ingeniero comercial con estudios en Harvard, amasó su fortuna a inicios de los 80 cuando regresó de Estados Unidos con las franquicias de las primeras tarjetas de crédito, al mismo tiempo que se aventuró en la compra y venta de propiedades e inversiones en grandes inmobiliarias. A inicios de esa década fue contratado como asesor de un banco del que se hizo socio en poco tiempo. Cuando era gerente general tuvo que enfrentarse a la Justicia, aunque finalmente fue sobreseído. A partir de mediados de los 80 diversificó sus negocios, siempre en el ámbito financiero a través de compra y venta de empresas, con una aerolínea, un canal de televisión y un equipo de fútbol. Hoy la revista Forbes calcula su fortuna en unos 2.500 millones de euros. Con el regreso de la democracia a Chile, en los 90 ficha por la derecha y llega al Senado. Desde ahí construye su plataforma para aspirar a la presidencia de Chile. En 2005 compitió y perdió frente a Michelle Bachelet. Pudo conseguirlo en las elecciones de 2009, cuando se impuso a la alicaída campaña del ex presidente Eduardo Frei. Primer gobierno Su primer gobierno alcanzó el punto más alto de adhesión cuando en agosto de 2010 consiguió rescatar a 33 mineros sepultados en una mina, pero su popularidad comenzó a desplomarse con las movilizaciones estudiantiles de 2011, los conflictos de interés propios y de algunos de sus ministros, así como el desarrollo de proyectos energéticos que entraron en conflicto por sus efectos medioambientales. Aun así, dejó una economía ordenada y en crecimiento, además de crear más un millón de empleos.
20-11-2017 | Fuente: abc.es
Hernández busca la reelección para continuar sus profundas reformas en Honduras
Dicen que el destino es el que baraja las cartas, pero nosotros las jugamos y este próximo 26 de noviembre, Honduras se juega el suyo celebrando elecciones generales e históricas. No solo el actual presidente de la República, Juan Orlando Hernández, buscará la reelección para un segundo mandato sino que además será la primera vez en la historia electoral y democrática del país que existe una alianza opositora. Los analistas coinciden en señalar que en ese proceso estarán en juego mucho más que el presidente y el Congreso Nacional, más bien, se estará definiendo si el país mantiene la ruta que viene transitando desde mediados de la presente década o si opta por una ruta desconocida y diferente. Para poner en perspectiva la situación actual, tenemos que remontarnos a los primeros años de este siglo. La historia, no fue muy alentadora. La situación política, económica y social de la Honduras de los 2000, habían ingresado en un profundo despeñadero. El crimen organizado internacional, el narcotráfico y el lavado de activos penetraron la institucionalidad hondureña, erosionaron fuertemente la seguridad ciudadana, desnaturalizaron las funciones de la Policía Nacional y debilitaron las capacidades del Ministerio público y la Justicia. Los homicidios alcanzaron la tasa inédita de más de 86 por cada cien mil habitantes, la más alta del mundo en ausencia de conflictos bélicos, y la extorsión se instauró como moneda de uso corriente en la vida de los ciudadanos y los pequeños comerciantes. El debilitamiento institucional favoreció el crecimiento de la corrupción en las contrataciones del Estado, con las obras públicas y compras de medicamentos en primera línea de estas prácticas. La educación apenas alcanzaba los 150 días de clase al año. Los servicios de salud se encontraban en franco retroceso, y casi siete de cada diez ciudadanos vivía literalmente en la pobreza. La infraestructura productiva se había deteriorado. La economía estaba prácticamente estancada y esto provocaba escasa inversión y un fuerte deterioro de las cuentas públicas. El golpe de Estado de 2009 mantuvo al país aislado y sin acceso a los organismos financieros bilaterales y multilaterales durante casi un lustro. En enero de 2014 asumió la presidencia Juan Orlando Hernández. Su predecesor, Porfirio Lobo, había logrado reinsertar a Honduras en la comunidad internacional, al tiempo que propició un conjunto de reformas legislativas para comenzar a recuperar la institucionalidad y el control de la seguridad ciudadana. Profundas reformas En menos de 4 años, Hernández introdujo profundas reformas económicas, sociales y de seguridad. En esta última, depuró casi un tercio de la Policía y estableció la Policía Militar de Orden Público para apoyarla, mientras esta se reestructuraba. Su agresiva gestión, logró desarticular los principales carteles de la droga, extraditando a sus principales capos mientras creaba nuevos centros penales de alta seguridad para otros. Hernández destruyó narco pistas y narco laboratorios, desbarató las estructuras de lavado de activos y logró la incautación de fuertes cargamentos de drogas y de cientos de millones de dólares en propiedades, empresas y cuentas bancarias del crimen organizado. En el mismo lapso, el Gobierno invirtió fuertemente en la recuperación de espacios públicos seguros y otros programas de prevención. En algo menos de 4 años, como consecuencia, la tasa de homicidios se redujo a la mitad y se ha producido un descenso marcado de la extorsión. A solo días de esta cita con las urnas, la salud pública se está reestructurando. La educación ha logrado sostener más de doscientos días de clase cada año y se ha iniciado la reconversión de los sistemas de formación de docentes. Además, se puso en práctica una estrategia de combate a la pobreza en el mediano plazo sobre dos pilares: la mitigación ?a través de transferencias condicionadas y el mejoramiento de la vivienda y su entorno físico que benefició ya a más de un millón de familias?y la generación de empleo. Las cifras muestran una reducción de la pobreza de seis puntos. Se han creado programas especiales de capacitación y crédito para la microempresa y pequeños negocios y se ha lanzado un programa de Zonas de Empleo basado en la experiencia de Singapur y otros países con las llamadas «ciudades modelo». Las finanzas públicas lograron ordenarse mediante una reforma tributaria, la mejora de la recaudación, la contención del gasto público y la reducción del déficit fiscal a la mitad. Se saneó el sistema de contrataciones del Estado con nuevas prácticas mediante convenios firmados con Transparencia Internacional y la Iniciativa Cost. La inversión pública en infraestructura, con apoyo de instituciones bilaterales y multilaterales no tiene precedentes, y el país ha cumplido ya en forma rigurosa con el programa pactado con el FMI. Para el mediano plazo, el Gobierno diseñó el Programa «Honduras 20/20», en el cual marcó una ruta inteligente para el desarrollo de la inversión en sectores prioritarios, y la generación de 600.000 puestos de trabajo. Ante este panorama, el presidente Hernández busca la reelección para tratar de dar continuidad, en los próximos cuatro años, al programa de reformas iniciado en su actual administración. Alianza opositora Su más cercano contrincante, el ingeniero Salvador Nasralla, ampliamente conocido en el país como periodista deportivo y presentador televisivo de programas de entretenimiento, encabeza la denominada Alianza de la Oposición, cuya principal fuerza es el Partido Libre, de izquierda, y cuyo coordinador general es el ex presidente Manuel Zelaya, depuesto en 2009 por un golpe de Estado seis meses antes del final de su mandato. El presentador no tiene ningún antecedente en el ejercicio de cargos políticos o de gobierno y durante la campaña ha preconizado cambios en la política de seguridad, la eliminación de la Policía Militar y la depuración de la Policía. En su agenda, ha dado prioridad a la generación de empleo, plantea la eliminación de políticas «asistencialistas» y se declara contrario a las Zonas de Empleo emprendidas por Hernández, poniendo énfasis en el fin de la corrupción. Su campaña se ha orientado a la crítica de la situación del país y a la gestión del actual mandatario, aunque los analistas subrayan que no ha marcado con claridad una ruta alternativa realista para la solución de los problemas que señala, poniendo énfasis, sin embargo, en su honestidad para enfrentarlos. Sus declaraciones públicas no han estado exentas de la polémica. Recientemente, la Organización de Estados Americanos (OEA) calificó de «calumnias injustificadas» y búsqueda de protagonismo las declaraciones del presentador, en las que aseguraba que el organismo internacional recibirían recursos procedentes de una organización delictiva para legitimar un supuesto resultado electoral. La OEA aseguró que «por la gravedad de la calumnia y difamación subsecuente» estarían estudiando acciones legales contra el candidato. Como candidato de la izquierda, pese a sus críticas al Partido Libre anteriores a su incorporación a la Alianza de Oposición, todo parece indicar que se orientaría en la línea del expresidente Zelaya. En cuestión de horas, el pueblo hondureño deberá salir de la encrucijada. Apagadas las cámaras, los mítines, el populismo, las acusaciones o el olor a multitudes, únicamente el pueblo podrá salir de la encrucijada ante las urnas. En ese voto no importará el nombre, ni la persona? Honduras tiene en sus manos su destino, la ruta que escogerá para seguir haciendo progreso. No está en juego quién se convierta en presidente sino lo que su gestión puede significar para mantener el crecimiento de su economía, la generación de empleo, la seguridad y la reducción de la pobreza. En democracia, nadie es más que nadie salvo quien elige el pueblo y el futuro no esta escrito, solo ese pueblo puede escribirlo.
14-11-2017 | Fuente: abc.es
Así intriga Putin contra Occidente
Theresa May acusa a Rusia de «sembrar la discordia en Occidente», con su presunta injerencia en elecciones europeas, apoyo a los ataques cibernéticos y divulgación de «fake news» (noticias falsas). La «premier» británica ha sido la última dirigente en denunciar las intrigas rusas para perjudicar a las sociedades libres, este lunes por la noche durante una cena en la City de Londres. Al señalar al Kremlin por «violar de manera reiterada el espacio nacional de varios países europeos», May mencionó su intromisión en elecciones y el ataque cibernético contra el Ministerio de Defensa danés o el Bundestag (Parlamento alemán), «entre muchos otros». En el Reino Unido, en concreto, existen varias investigaciones abiertas (una en el Parlamento) sobre una posible intervención rusa en la campaña para el referéndum del Brexit (23 de junio de 2016). La firmeza de Theresa contrasta con los bandazos de Donald Trump en esta cuestión. Durante su gira asiática de la semana pasada, el presidente de EE.UU. dijo creer a Vladimir Putin cuando este le negó «con mucha fuerza y vehemencia» que hubiera intervenido en las presidenciales del 8 de noviembre de 2016. John Brennan, ex director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), declaró a la CNN sobre esta última salida de Trump que «se trata de ingenuidad, ignorancia o miedo (..) creo que el presidente está intimidado por Putin». Estados Unidos El informe de la Inteligencia estadounidense, titulado «Evaluando las Actividades e Intenciones de Rusia en las recientes elecciones de Estados Unidos», concluyó que el Kremlin intentó influir a favor del republicano Donald Trump frente a la demócrata Hillary Clinton en las presidenciales de 2016. Para ello había «hackeado» miles de correos electrónicos de los servidores informáticos del Comité Nacional Demócrata. Estados Unidos se encuentra en plena investigación sobre la trama rusa, incluida la posibilidad de que el equipo de campaña del actual jefe de la Casa Blanca hubiera tenido contacto permanente con el Kremlin para coordinar acciones conjuntas. La investigación acaba de estrenar sus primeros inculpados judiciales, entre ellos Paul Manafort, exdirector de la campaña presidencial de Trump. La primera víctima de este escándalo fue el asesor de Seguridad Nacional Michael T. Flynn, que dimitió tras conocerse que ocultó al vicepresidente, Mike Pence, sus contactos con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, sobre la posibilidad de levantar las sanciones que Barack Obama había aprobado contra Moscú por su intromisión en la elección presidencial. También trascendieron los contactos rusos del yerno de Trump, Jared Kushner, quien en diciembre de 2016 se había entrevistado con el embajador ruso, así como otras tres veces durante las primarias y la campaña electoral. Cataluña Aunque públicamente el Gobierno ruso ha apoyado la integridad territorial de España, la amenaza secesionista en Cataluña no ha estado ajena a las intrigas del Kremlin. Distintas investigaciones divulgadas en los últimos días han revelado que cuentas coordinadas con origen en Rusia y también en Venezuela difunden noticias de medios como RT o Sputnik, que dependen del Kremlin, con contenidos favorables al independentismo. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, aseguró sobre la aparición de desinformaciones en internet relacionadas con esta autonomía que «no nos consta formalmente que el Gobierno ruso esté detrás, pero sabemos que este tráfico viene de redes que tienen su punto de propagación en Rusia». El ministro teme que en las elecciones del próximo 21 de diciembre se repita la misma injerencia a través de internet procedente de territorio ruso, detectada en procesos electorales en otros países. «Es pronto para eso, pero a mí no me extrañaría», subrayó Dastis el lunes. El titular de Exteriores precisó que el 50% de la desinformación detectada sobre Cataluña procedía de Rusia y un 30% de Venezuela. Un informe del Real Instituto Elcano sostiene que la desinformación rusa sobre esta región ha tenido el apoyo de Moscú. El documento, «La guerra de la información de Rusia en Cataluña», considera que «la exitosa combinación de varios instrumentos de la guerra de la información» en este caso «ha hecho necesario el apoyo del Gobierno del régimen autocrático», así como de las agencias de inteligencia, «que definen las principales debilidades y problemas internos de un país», y de ciberinteligencia, informa Ep. El informe, firmado por la investigadora principal del Instituto Mira Milosevic-Juaristi, señala que lo que distingue a Rusia de otros «ciberactores» y divulgadores de mentiras es que la guerra de la información es una estrategia militar definida en la última Doctrina Militar de la Federación de Rusia, oficial desde 2014. Mientras en los conflictos de Siria y Ucrania la acción rusa ha consistido en combinar fuerza militar con guerra de información -explica Milosevic-, en los países occidentales «donde su objetivo es ganar influencia y no territorios», el foco está puesto en la guerra de la información. Brexit La maquinaria rusa de manipulación y desinformación a través de internet también actuó en el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), según distintas denuncias. El Brexit ha supuesto un balón de oxígeno para Vladimir Putin, a quien admira Nigel Farage, el principal valedor de la campaña a favor de la salida de la UE. Bob Posner, director de finanzas y regulaciones políticas de la Comisión Electoral, afirmó a principios de noviembre que estaban intentando averiguar con Facebook y Twitter quién pagó la publicidad política en el período previo al referéndum sobre la UE y las elecciones generales de mayo de 2017. El Partido Laborista pidió una investigación sobre si el «dinero negro» tuvo un papel en el referéndum del Brexit. Las investigaciones en el Reino Unido sobre posibles intentos rusos de influir en el voto también afectan al empresario británico Arron Banks, principal donante de la campaña favorable al Brexit Leave.EU en el referéndum. Banks ha negado que el dinero aportado (9,5 millones de euros) procediera de Rusia. Francia El equipo de la campaña presidencial de Emmanuel Macron denunció que fue objeto de un «pirateo masivo» que llevó a la «difusión en las redes sociales de informaciones internas de diversa naturaleza». En plena campaña para los comicios de la pasada primavera, medios rusos divulgaron una supuesta infidelidad homosexual del actual presidente francés. Alemania La canciller alemana, Angela Merkel, expresó abiertamente su preocupación por posibles ciberataques y manipulación de noticias desde Rusia durante la campaña para las elecciones generales del pasado septiembre. Holanda El Gobierno holandés también denunció los intentos de Moscú de influir en el resultado de las elecciones del pasado 16 de marzo, que ganó el actual primer ministro, el liberal Mark Rutte, frente al antieuropeísta de Geert Wilders. Sus servicios de inteligencia informaron de que el Gobierno ruso incidió en la difusión de noticias manipuladas o directamente falsas para condicionar el voto. Putin se defiende Desde Danang (Vietnam), donde asistió con Trump a la cumbre de la APEC, Putin se defendió ante los medios rusos: «Me he pronunciado muchas veces sobre esta cuestión. Considero que todo lo que está relacionado con el llamado dosier ruso en Estados Unidos es la manifestación de las continuas luchas internas» en ese país. A falta de suficiente fuerza militar y económica para doblegar a Occidente, Moscú ha recurrido a la llamada «guerra híbrida» para debilitar al adversario. Los ejemplos más claros de esa «guerra híbrida» fueron la anexión de Crimea y la sublevación separatista en el este de Ucrania, patrocinada por Moscú, según la OTAN. En esa pugna participan de forma activa los medios de comunicación oficiales rusos con un caudal de propaganda sin precedentes, muy superior al de la época soviética, mintiendo, tergiversando y manipulando con gran inmediatez y velocidad gracias a la enorme difusión que ofrecen las plataformas digitales, según ha informado desde Moscú Rafael Mañueco. En su ataque más feroz contra Moscú desde su llegada al número 10 de Downing Street, Theresa May sostuvo que Rusia debe tomar una senda diferente a la elegida en los últimos años, con la anexión de Crimea y el lanzamiento de ataques cibernéticos contra parlamentos europeos. Desde el epicentro de las finanzas, May advirtió a Putin de que «sabemos lo que está haciendo y no lo conseguirá, subestima la resistencia de nuestras democracias».
13-11-2017 | Fuente: abc.es
Guerra entre Trump y los exjefes de Inteligencia por la implicación rusa
Que nada cambie en las versiones sobre la implicación rusa en la elección presidencial no significa que la tormenta amaine. Como cada vez que Donald Trump habla con el presidente ruso, la presunta conspiración del Kremlin lo invade todo, esta vez la gira asiática que el inquilino de la Casa Blanca está a punto de culminar. Su persistencia ha contribuido al enfrentamiento más sonado con los que fueran jefes de la inteligencia estadounidense en la etapa de Barack Obama. Después de que el presidente diera por buena la versión inocente de Vladimir Putin y se defendiera tachando de «activistas políticos» a los responsables de los anteriores servicios secretos, dos de sus principales portavoces le acusaron este domingo de «dejarse engañar» por su homólogo ruso. Un enfrentamiento que añade ruido al principal escándalo de la era Trump, de consecuencias aún impredecibles. John Brennan, anterior jefe de la CIA, y James Clapper, quien protagonizó la última etapa como director de la Inteligencia Nacional, acapararon ayer las televisiones norteamericanas con un reproche crítico a la personalidad del presidente. A su juicio, los líderes mundiales, y en particular Putin, terminan sacando provecho del extraordinario ego del presidente estadounidense. Brennan aseguró que «aprueba la conducta de Putin porque no es capaz de afrontar el asunto directamente y no conoce su responsabilidad (en la conspiración) como la conocemos nosotros». El exdirector de la Agencia Central de Inteligencia alude, sin citarlo, al informe que los principales servicios secretos suscribieron de manera conjunta al término del mandato de Barack Obama, en el que se concluía que, «con absoluta seguridad», el Gobierno ruso estaba detrás de las interferencias para cambiar el curso de la elección presidencial. El documento añadía que el objetivo era influir en el resultado de las urnas en favor de Trump, motivo por el que el actual presidente sigue sin asumir que tuviera lugar la implicación rusa. Mientras el fiscal especial y tres comisiones del Congreso van más allá, en un intento de probar si el equipo del propio ganador de la elección participó en la conspiración para hacerse con el triunfo, los argumentos de Brennan se endurecen al llamar la atención del «riesgo que supone para la seguridad nacional el hecho de que otros gobernantes logren manipular sus inseguridades (las de Trump) de esa manera». La escalada del enfrentamiento con quienes asesoraran en inteligencia a su antecesor, que según el actual presidente actuaban por «meras indicaciones políticas», alcanzó ayer su punto álgido. Clapper incidió en la misma teoría de la debilidad del ocupante del Despacho Oval: «Parece muy susceptible a las alfombras rojas y a las guardias de honor, y a toda la pompa y circunstancia que implica su cargo, pero creo que eso le termina haciendo muy susceptible al engaño». «A Trump no le engañan» En su defensa de Trump, su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, calificó de «ridículas» las acusaciones de los exjefes de los servicios secretos. El representante de la Administración Trump aseguró que «al presidente no le engaña nadie; se trata de dar soluciones a los grandes asuntos». Para añadir argumentos a su reiterada negativa a una intervención rusa, Trump insiste en que mantener una buena relación con Putin es más beneficioso para Estados Unidos que lo contrario. Y esgrime ventajas para la lucha contra Daesh y para otros tantos conflictos que amenazan al mundo, como el de Corea del Norte con la comunidad internacional. Lo que refuerza con acusaciones a Obama y Clinton. Al primero le recuerda desde Twitter que «intentó lo mismo, pero no tenía química alguna con Putin». A su rival en la pasada elección presidencial y ex secretaria de Estado le reprocha su célebre error de regalar a su homólogo Sergey Lavrov un botón rojo como símbolo de «una nueva era de buenas relaciones». La traducción del ruso de la palabra sobreimpresa llevó de un «reiniciar» a una «sobrecarga» que provocó un efecto contrario al inicialmente deseado. Does the Fake News Media remember when Crooked Hillary Clinton, as Secretary of State, was begging Russia to be our friend with the misspelled reset button? Obama tried also, but he had zero chemistry with Putin.? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) November 12, 2017
12-11-2017 | Fuente: abc.es
Hariri anuncia que volverá a Líbano y plantea retirar su dimisión si el país mantiene la neutralidad
El primer ministro libanés, Saad Hariri, ha reaparecido este domingo para anunciar que volverá «muy pronto» a Líbano y ha abierto la puerta a retirar su dimisión, anunciada hace ocho días, siempre que Líbano mantenga su neutralidad en los conflictos regionales. «Hay que respetar el principio de disociación», ha planteado Hariri como condición para retirar su renuncia durante una entrevista con la televisión árabe Futuro (propiedad precisamente de Hariri). «Voy a volver a Líbano muy pronto», ha asegurado además, al tiempo que ha subrayado que presentará su dimisión «de una manera constitucional». Hariri dimitió el pasado 4 de noviembre en un mensaje televisado desde Arabia Saudí, lo que desató las especulaciones sobre si estaba retenido y si fue obligado a dimitir. Desde entonces apenas se ha sabido nada sobre Hariri. Su renuncia ha situado de nuevo a Líbano en el centro de las disputas en Oriente Próximo, azuzando la rivalidad entre el bloque de potencias suní, liderado por Arabia Saudí, y el chií, encabezado por Irán. Este lunes, Arabia Saudí acusó a Líbano de haber declarado una guerra en su contra por las agresiones de Hezbolá, el partido milicia chií libanés apoyado por Irán, unas acusaciones que agudizan la crisis y ponen en riesgo la estabilidad en el país de los cedros. El repentino anuncio de la renuncia de Hariri también ha alimentado las especulaciones en Líbano sobre la posibilidad de que le hayan obligado a dimitir y de que haya sido retenido en Arabia Saudí en contra de su voluntad. El Gobierno de Arabia Saudí ha negado que haya estado reteniendo a Hariri. Hariri, un aliado político de Arabia Saudí, ha abandonado este martes por la mañana a Arabia Saudí y se ha trasladado a Abú Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) para reunirse con el príncipe heredero emiratí, Mohamed bin Zayed al Nahyan, según han informado las cadenas de televisión Future TV ?propiedad de Hariri? y Al Arabiya.
1
...