Infortelecom

Noticias de combustibles

10-03-2022 | Fuente: abc.es
'The Punisher', el dron ligero y barato que está castigando los convoyes de suministro de Rusia
'The Punisher' o 'El castigador' es el nuevo drone que está utilizando el Ejército ucraniano para atacar los convoyes del Ejército de Rusia, sobre todo de suministros: vehículos con combustibles, munición y plataformas de sistemas electrónicos. Dos características principales presenta este dron de la compañía ucraniana UA Dynamics:es ligero (unos dos kilos de carga de pago.. es decir la bomba) y barato. Su envergadura es de dos metros y medio y puede volar a 400 metros de altura durante dos horas. Asimismo, está revelando que las defensas antiaéreas del Ejército ruso frente a este tipo de amenezas no estarían todo lo actualizadas que debieran. La empresa UA Dynamics se fundó tras la guerra en el Donbás (2014) y ha sido empleado en.. Ver Más
10-03-2022 | Fuente: abc.es
Estos son los países más dependientes del petróleo y del gas de Rusia
La guerra de Ucrania y Rusia llega a su decimoquinto día. Uno de los últimos ataques de las tropas de Moscú ha derrumbado un hospital infantil en la ciudad de Mariúpol, matando a tres personas, entre ellas una niña. Los efectos de la invasión rusa están siendo devastadores en el país europeo, pero también están afectando al resto del mundo. El conflicto bélico está acrecentando la crisis energética que se lleva arrastrando desde hace ya tiempo, sobre todo porque Rusia es uno de los principales exportadores de gas y petróleo del mundo. Tras el anuncio del Kremlin del inicio de un ataque masivo a la exrepública soviética de Ucrania, la Unión Europea y otros organismos internacionales como la OTAN comenzaron a imponer una serie de sanciones al país gobernado por Vladimir Putin. Rusia ha sido aislada por Occidente. Numerosas empresas internacionales han suspendido sus operaciones en el país, como es el caso de Coca-Cola o McDonald's. Visa y Mastercard han bloqueado sus tarjetas en el territorio ruso. Estados Unidos ya ha anunciado que dejará de importar combustibles procedentes de Rusia, acción que ha sido secundada por Reino Unido, aunque este país dejará de hacerlo de forma más escalonada. Por su parte, Europa no puede permitirse cortar de raíz las importaciones de gas y petróleo rusas, ya que no hay suficiente oferta para cubrir la demanda. Eso sí, no todos los países europeos dependen de la misma forma de Rusia. Dependencia del gas ruso Si se atiende a los datos de 2021, el gas ruso representó prácticamente el 100 % de los suministros para Estonia, Finlandia, Moldavia, Macedonia del Norte, Bulgaria y Letonia. Otros países también dependen en gran medida del gas ruso, aunque tienen otras fuentes. Así, por ejemplo, Austria depende en un 80 % de Rusia, un 11 % de Noruega y el resto se divide en gas licuado, producción propia y producción extra de la UE. La guerra de Ucrania y Rusia llega a su decimoquinto día. Uno de los últimos ataques de las tropas de Moscú ha derrumbado un hospital infantil en la ciudad de Mariúpol, matando a tres personas, entre ellas una niña. Los efectos de la invasión rusa están siendo devastadores en el país europeo, pero también están afectando al resto del mundo. En el caso de Alemania, el país depende en torno al 50 % de Rusia, aunque Noruega le proporciona un 30 % y, en menor porcentaje, completan su reserva con gas licuado. Francia también importa gas ruso, aunque en un porcentaje mucho más pequeño. Los franceses sobre todo consumen gas de Noruega en un 50 %, mientras que el 40 % es gas licuado. La guerra de Ucrania y Rusia llega a su decimoquinto día. Uno de los últimos ataques de las tropas de Moscú ha derrumbado un hospital infantil en la ciudad de Mariúpol, matando a tres personas, entre ellas una niña. Los efectos de la invasión rusa están siendo devastadores en el país europeo, pero también están afectando al resto del mundo. España casi no depende del gas ruso. Más de la mitad de lo que se consume en España es gas licuado, y por cercanía, la otra mitad del gas viene de los países del norte de África como es el caso de Argelia. La vecina Portugal depende casi en su totalidad de gas licaudo. Rusia, el mayor exportador de petróleo de Europa Rusia es el tercer mayor productor de petróleo del mundo, solo por detrás de Estados Unidos y Arabia Saudí. De unos cinco millones de barriles de petróleo crudo que exporta cada día, más de la mitad están destinados a Europa. Por su parte, Estados Unidos es menos dependiente, con alrededor del 3 % de su petróleo importado procedente de Rusia en 2020. Según el último informe de BP Statistical Review of World Energy, Rusia vendió a Europa 138,2 millones de toneladas de petróleo en 2020, el 53,15 % del total de sus exportaciones. Su segundo mayor cliente fue China, con 83,4 millones de toneladas (32 %). A gran distancia están Japón (5,1 millones de toneladas), EE.UU. (3,7 millones) y la India (2,6 millones). El problema más importante que tendría Europa si dejara de comprar petróleo a Rusia es que actualmente no hay crudo suficiente en los mercados que pudiera satisfacer la demanda. Con la pandemia, los países exportadores no solo redujeron al mínimo su producción ante la drástica caída de la demanda mundial, sino que dejaron de invertir en los yacimientos. Cabe destacar que antes de que estallara la guerra de Ucrania, la cotización del petróleo ya se había encarecido un 50 % en 2021. Y este año, hasta la invasión del ejército ruso, había subido otro 25,6 % y, desde entonces, otro 34 %.
08-03-2022 | Fuente: abc.es
Rusia amenaza a Alemania con cerrar el grifo del gas de Europa
Los peores miedos de Alemania se confirmaron anoche, durante el discurso transmitido en directo por la televisión pública rusa del vicepresidente y número dos de Putin, Alexander Novak, que amenazó abiertamente a Berlín con cortar el grifo del gas, del que hoy por hoy depende el sistema energético germano. «Tenemos todo el derecho de tomar una decisión justa de respuesta (a las sanciones) e imponer un embargo sobre el tránsito de gas a través del gasoducto Nord Stream 1, que hoy funciona a su capacidad máxima», dijo. Dejaba caer la posibilidad de esa medida como reacción a la decisión alemana de suspender el proceso de licencia para el gasoducto Nord Stream 2, que Rusia está tratando de poner en funcionamiento. Nord Stream 1 transporta actualmente desde Rusia alrededor de un tercio del gas que consume Alemania. «No estamos tomando esa decisión todavía, una decisión con la que nadie gana», dijo Nowak, pero sugirió que Rusia ahora se ve empujada en esa dirección por los políticos europeos y sus acusaciones. Nowak advirtió que Rusia sigue las declaraciones de los políticos occidentales que quieren romper con el gas y el petróleo rusos, en alusión sobre el debate acerca de la paralización de las importaciones de crudo, y acusó a «los políticos de la UE» de estar «sobrecalentando ellos solos los precios de la energía a través de sus acciones». Rusia es el mayor proveedor de petróleo de Europa, con el 30% del consumo anual de 500 millones de toneladas. «Es perfectamente obvio que renunciar al petróleo ruso tendrá consecuencias catastróficas en el mercado mundial», enfatizó Nowak, que predijo precios del petróleo de alrededor de 300 dólares por barril. «Los políticos europeos deberían advertir honestamente a sus ciudadanos y consumidores que los precios del combustible, la electricidad y la calefacción se dispararán. El poder de las materias primas está preparado y encontrará otros mercados de venta además de Europa y Estados Unidos», restó importancia a los efectos sobre la economía rusa. 500.000 millones de metros cúbicos al año Alemania lee estas declaraciones como una amenaza en toda regla, no solo para su territorio, sino para toda la UE. Europa consume actualmente 500.000 millones de metros cúbicos de gas al año, el 40% de los cuales está asegurado por Rusia. 60.000 millones de metros cúbicos de gas fluyen a través de Nord Stream 1 cada año y Moscú siempre ha realizado sus entregas de manera confiable, durante todas las crisis e incluso durante la Guerra Fría, pero en su discurso, Nowak ha advertido que «los nacionalistas podrían atacar el sistema de transmisión durante los combates en Ucrania», territorio a través del que también fluye gas ruso hacia Europa. Esta amenaza es proferida a solo dos días de que, en su reunión del jueves, los jefes de Estado y de gobierno de los países de la UE voten a favor de la independencia gradual de la UE de Rusia en términos de suministro de energía. Los 27 estados miembros quieren «reducir gradualmente su dependencia de las importaciones rusas de gas, petróleo y carbón», según un borrador de declaración conjunta. Además, los aliados occidentales podrían preparar otra ola de sanciones contra Rusia, con el sector energético del país visto como la mejor palanca para apretar aún más las tuercas a Putin. El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, dijo el domingo que tanto EE. UU. como Europa están «discutiendo muy activamente» cómo atacar los combustibles fósiles rusos si la guerra se intensifica y el presidente Biden mantuvo ayer una videoconferencia con los jefes de gobierno de Alemania, Francia y Reino Unido al respecto, pero la posición de Alemania es delicada. El canciller Olaf Scholz ha señalado que los suministros de energía de Rusia siguen siendo de gran importancia. «No hay otra forma de asegurar el suministro de energía de Europa en este momento», recuerda Scholz. Está dispuesto a dar pasos de independencia energética, «pero esto no puede conseguirse de un día para otro», ha subrayado. «Hay que poder mantener las sanciones en el tiempo», ha dicho también la ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, «no sirve de nada si en tres semanas descubrimos que solo tenemos electricidad para unos pocos días más en Alemania y hay que replantearse esas sanciones». El primer ministro holandés, Mark Rutte, se ha expresado en la misma línea en su visita a Londres, donde ha reconocido que «a dolorosa realidad es que todavía somos muy dependientes del gas y el petróleo rusos». Su homólogo Boris Johnson también estuvo de acuerdo en que «tenemos que actuar paso por paso, debemos asegurarnos de que disponemos de suministro de sustitución».
06-03-2022 | Fuente: as.com
Estos son los productos que subirán su precio por la guerra
El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ha provocado el aumento de los precios de algunos productos. La leche, la carne, el pan o los combustibles son algunos de ellos.
05-03-2022 | Fuente: abc.es
El 74% de estadounidenses, a favor de una zona de exclusión aérea sobre Ucrania aunque implique la guerra
Según una encuesta publicada por la agencia Reuters un 74 % de estadounidenses apoyaría que su gobierno junto con la OTAN aplique una zona de exclusión aérea sobre Ucrania. Este tipo de medida sería según la Casa Blanca motivo suficiente para un enfrentamiento armado con Rusia, propiciando una guerra entre dos potencias nucleares. De momento hay una inmensa mayoría de republicanos y demócratas que se oponen a esa decisión. Solo el diputado de Illinois Adam Kinzinger, que no se presenta a la reelección en noviembre ha apoyado declarar esa zona de exclusión aérea. Además de ese 74% de estadounidenses que apoya la zona de exclusión aérea, hay un 80 % que asegura que Estados Unidos debería dejar de comprar el crudo ruso. Esto supondría un aumento de los precios de los combustibles, justo después de meses de alza de la inflación. Esa encuesta revela, además, que un 81% de ciudadanos norteamericanos cree que la Casa Blanca debería endurecer la sanciones a Rusia y el régimen de Vladimir Putin. En la última encuesta de Reuters a principios de semana esa cifra era del 77%. La postura del presidente Joe Biden ha sido firme hasta este momento: no habrá soldados estadounidenses, ni siquiera dentro de la OTAN, dentro de Ucrania, un país que no es miembro de esa alianza militar. En el Capitolio los dos partidos han respaldado esa opinión. Solo el diputado antes mencionado, Kinzinger, que es republicano, y que sirvió en el Ejército antes de entrar en política, se ha mostrado favorable a esa decisión, que Moscú ha dejado claro que interpretaría como una intervención de las potencias occidentales en el conflicto. Kinzinger votó en contra de Donald Trump en su último juicio político y el expresidente se marcó como objetivo desbancarle de la política, algo que ha logrado. Las elecciones parciales para renovar toda la cámara de representantes y un tercio del Senado se celebran en noviembre.
03-03-2022 | Fuente: abc.es
Preparados para el combate urbano
Continúa el ataque sobre Kiev y, con especial virulencia, sobre Járkov. Ambas ciudades, ya prácticamente ?fijadas? y bajo asedio, no tienen más posibilidades que plantear un combate urbano, defensivo y sin idea de retroceso para desgastar, física y moralmente, a las tropas rusas. En el sur, con la llegada a Jersón, en la desembocadura del río Niéper, Rusia controla el acceso a ese río, que es navegable en gran parte. Se puede dar así por concluida la primera fase de la ofensiva rusa. Procede la consolidación y limpieza del área alcanzada, el mantenimiento de equipos y el reabastecimiento (víveres, municiones, combustibles, etcétera). Tras un paso de escalón a las unidades desgastadas, se podría retomar el impulso ofensivo para una segunda fase, cuya finalidad sería negar a Ucrania su acceso al mar. Esfuerzo que se desdoblaría en dos direcciones de ataque, respectivamente: Jersón-Mariupol y Jersón-Odesa. Uno u otro, o ambos, podrían ser complementados por operaciones anfibias. Pedro Pitarch , general (R), es exjefe de la Fuerza Terrestre de España
02-03-2022 | Fuente: abc.es
Biden advierte «al dictador Putin» de que pagará un alto precio por invadir Ucrania
Durante las más de cuatro décadas de Guerra Fría, los presidentes de Estados Unidos dieron discursos del Estado de la Unión en los que defendieron la fortaleza de su país ante la constante amenaza de Rusia a Occidente. Este martes 1 de marzo por la noche, por primera vez, un presidente de EE.UU. dio un discurso en el que ha pedido a la nación calma ante una agresión rusa a Europa, y en el marco de una alerta nuclear como no se ha visto en el mundo en décadas. En su primer discurso del Estado de la Unión, Joe Biden, presidente número 46 de EE.UU., anunció que cierra el espacio aéreo de su país a aviones rusos, sumándose a las medidas que ha tomado la Unión Europea. Mientras, los tanques rusos se acercaban a Kiev, la capital ucraniana, tras un éxodo masivo de civiles al oeste y abundantes bajas civiles por los bombardeos, incluidos menores. «Hace seis días, Vladimir Putin, de Rusia, trató de sacudir los cimientos del mundo libre pensando que este se iba a doblegar ante sus amenazas. Pero calculó mal», dijo Biden. «Que cada uno de nosotros aquí esta noche en esta sala envíe una señal inequívoca a Ucrania y al mundo. Por favor, levántese si pueden y demuestren que sí, nosotros, los Estados Unidos de América, apoyamos al pueblo ucraniano», añadió, entre aplausos. Los presentes se levantaron y aplaudieron a la embajadora ucraniana, presente en la sala, en un momento de bipartidismo y unidad, apartado de las frecuentes y cada vez más profundas divisiones entre demócratas y republicanos en Washington. En imagen, el momento en el que la cámara aplaudió a la embajadora ucraniana en EE.UU. - AFP Normalmente, el presidente se hace acompañar de invitados destacados en su discurso. En esta ocasión, la primera dama, Jill Biden, estuvo acompañada, entre otros, por esa misma embajadora ucraniana, Oksana Markarova. Un gran número de diputados y senadores lució en su ropa los colores azul y amarillo en homenaje a la bandera de Ucrania. Algunos de hecho llevaron al hemiciclo pequeñas banderas de ese país. La primera dama llevaba bordado en su vestido azul un girasol, símbolo de la resistencia en Ucrania. Biden calificó a Putin de dictador directamente, al avanzar que las sanciones aplicadas a Rusia pueden tener un efecto sobre los precios de la gasolina. «A todos los estadounidenses, seré honesto con ustedes, como siempre les prometí. Cuando un dictador ruso invade un país extranjero, eso tiene costes en todo el mundo. Y voy tomando medidas enérgicas para asegurarme de que el precio de nuestras sanciones esté dirigido a la economía de Rusia. Y usaré todas las herramientas a nuestra disposición para proteger a las empresas y los consumidores estadounidenses», dijo. Entre esas medidas está la puesta en circulación de 30 millones de las reservas de barriles crudo de EE.UU. para atemperar un aumento del precio de los combustibles. En todo el mundo, los socios de EE.UU. liberarán 60 millones de barriles de crudo, según dijo Biden. El inicio del discurso de Biden se centró en Rusia, algo que no pasaba ni siquiera en los años de Ronald Reagan, en las postrimerías de la Guerra Fría. Biden se refirió al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en dos ocasiones, citando incluso del reciente discurso de este último al Parlamento Europeo: «La luz triunfa sobre la oscuridad». «Un alto precio a largo plazo» El presidente norteamericano añadió que Putin, a quien nombró en 12 ocasiones, pagará un alto precio por su invasión. «Putin ha desatado la violencia y el caos. Pero si bien puede obtener ganancias en el campo de batalla, pagará un alto precio a largo plazo. Y el orgulloso pueblo ucraniano, que ha conocido 30 años de independencia, ha demostrado repetidamente que no tolerará que nadie intente hacer retroceder a su país», dijo. Normalmente al presidente le acompañan en este discurso los 100 senadores, los 435 diputados, los nueve jueces del Supremo y su gabinete al completo, con la excepción de un solo ministro al que se se elige «sucesor designado», la persona que heredaría la presidencia en caso de una catástrofe en el Capitolio. En esa ocasión fue la secretaria de Comercio, Gina Raimondo. Biden detalló además sus propuestas de aumento del gasto social, atascadas en el Capitolio, entre aplausos de los demócratas y algún abucheo de los republicanos. En general, el presidente defendió su programa de reformas justo cuando cae en las encuestas de popularidad y se acercan unas elecciones parciales en noviembre en las que se juega la precaria mayoría demócrata en las dos cámaras del Capitolio. Por mandato constitucional, cada año el jefe del ejecutivo debe detallar sus propuestas legislativas, bien por escrito o bien en un discurso ante las dos cámaras del Capitolio en pleno, como este lunes. Suele ser el discurso político más visto del año, con cerca de 50 millones de espectadores en la época de Donald Trump. Esta ha sido la primera vez en la historia en que dos mujeres se sientan tras el presidente en este solemne discurso. Por tradición ocupan los dos asientos tras el atril los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes. El primer cargo recae sobre la vicepresidenta, Kamala Harris, y el segundo sobre la diputada por California y líder demócrata, Nancy Pelosi. Biden fue el primer presidente estadounidense desde el final de la Guerra Fría en no anunciar que busca un nuevo comienzo con el Kremlin tras su toma de posesión. De hecho se estrenó en el cargo llamando a Putin asesino durante una entrevista de televisión, algo que provocó la llamada a consultas del embajador ruso en Washington. Tras aquello, Biden y Putin se vieron en dos ocasiones: en persona en Ginebra en junio y por videoconferencia en diciembre.
01-03-2022 | Fuente: as.com
Coches nucleares: 8.000 kilómetros de autonomía y otros sueños imposibles
El encarecimiento de los combustibles fósiles y la guerra Rusia - Ucrania traen a la memoria los prototipos de vehículos movidos con energía atómica.
25-02-2022 | Fuente: abc.es
¿Cómo actuar en caso de guerra? Los consejos de un experto en supervivencia
El ataque de Rusia a Ucrania ha provocado que la población civil de ciudades como Kiev huya de sus hogares o se refugien donde puedan. Muchos se han escondido en las estaciones de metro, mientras otros llevan horas en sus vehículos intentando avanzar hacia la frontera con Polonia en una autopista completamente congestionada. El director de la Escuela Española de Supervivencia, Ignacio Ortega, defiende que lo primero en una situación bélica es «estar informado, porque eso te hace tomar las decisiones correctas». Este experto señala como consejos fundamentales establecer un protocolo, preparar un sistema de alimentación y buscar algún lugar seguro que sirva de refugio. «Si algo puede salir mal, es cuestión de tiempo que pase», piensa Ortega. Información y protocolos: ¿Dónde me refugio? Lo más importante es estar prevenido y plantear todos los casos hipotéticos que se pueden vivir durante una guerra, para preparar con antelación las soluciones. Ortega defiende que es primordial estar pendiente de los avisos de la prensa, seguir las recomendaciones e indicaciones de los cuerpos de seguridad del Estado y establecer un protocolo de actuación en caso de que los componentes del núcleo familiar no estén presentes en el momento del evento de supervivencia y que las comunicaciones hayan caído. Es recomendable saber dónde poder refugiarte si te vas de la ciudad (la casa de un conocido, en el campo o si se tienen contactos en otro país). Se deben evitar horas puntas, porque, como está sucediendo en Kiev, las carreteras tienden a colapsarse . Ortega considera que es mejor tener una radio que una televisión, porque esta última «puede caer en las manos de fuerzas invasoras», y además las redes de conexión radiofónica están muy extendidas geográficamente. Orientarse: haz acopio de mapas físicos Lo más probable es que, en un conflicto bélico como el que está sufriendo Ucrania, no se pueda establecer la conexión a disposivos tecnológicos, y tampoco a Internet. Este especialista aclara que se deben tener mapas físicos de la ciudad y del país, porque a partir de las primeras horas probablemente no se pueda acceder a herramientas comoo Google Maps o similares. Esto va a ayudar a poder ubicarse con facilidad, a establecer posibles rutas de evacuación y a tener previstos trayectos alternativos. Es bueno también disponer de sistemas de comunicaciones que no sean el teléfono móvil ni nada informático, como por ejemplo los walkie talkies. Suministros básicos: pilas, efectivo, botiquín y medicamentos para enfermedades crónicas Pilas, una radio, alimentos, sistemas de iluminación,.. Se ha de realizar una lista con las necesidades que se van a tener, teniendo en cuenta que si se abandona la casa es posible no volver en horas, días o incluso nunca, que los supermercados pueden ser arrasados en cualquier momento o que el Gobierno puede imponer un toque de queda. En esta línea, hay que tener combustibles para los vehículos (es fácil que se acabe o que haya largas colas, como está pasando en Ucrania), dinero en efectivo (monedas y billetes de cantidades no muy grandes; evitar las tarjetas de crédito), sistemas de iluminación artificial, tener recursos alimenticios y un botiquín para posibles cortes, infecciones o dolores estomacales o de cabeza. Asimismo, es de vital importancia tener medicamentos para quienes sufran enfermedades crónicas, como diabetes o problemas de corazón, porque las farmacias tienden a cerrar o a no tener cantidades suficientes, y los servicios sanitarios, en caso de seguir activos, estarán bloqueados por su aumento de demanda. Alimentación: acopio de agua, conservas, leche condensada o chocolate El agua es difícil de conseguir en núcleos urbanos si se vacían los supermercados y se corta el agua potable por los bombardeos, con lo que Ortega recomienda la acopia de grandes cantidades, calculando «tres o cuatro litros por persona al día». Se pueden rellenar cubos, bañera, bolsas, etc. Se deben preveer alimentos en conserva, como legumbres cocidas (que requieren menos tiempo de cocina), azúcar, sal, frutas en almíbar, miel, chocolate, galletas, conservas de pescado y carne enlatadas, leche condensada o en polvo, frutas que se conserven más tiempo de manera natural, patatas para cocinar cocidas, huevos y alimentación específica para diabéticos o celiacos. «Si no hay fluido eléctrico, todo lo que tengamos en el congelador se estropeará más rápido», explica Ortega. Habría que empezar consumiendo esos alimentos y si tenemos muchos, aprender técnicas de conservación para el resto (deshidratado, salado, adobo, conservas en aceite, etc.). Márchate si estás cerca de un aeropuerto, cuartel o zona militar Huir de casa es extraordinariamente frecuente en tiempos de guerra, con lo que desde el primer momento se deben establecer lugares seguros que sirvan de refugio. Los búnkeres no son algo común, pero las estaciones subterráneas de metro pueden servir como alternativa. Ortega especifica que si la vivienda está «cerca de una instalación militar, es muy probable que nos afecten los ataques con bombas». Por lo tanto, lo mejor es cambiar de residencia si se vive cerca de algo que se pueda considerar como zona de logística militar, véase aeropuertos o cuarteles. Priorizar irse al campo Si se tiene una casa en el campo (propia o de algún conocido) lo mejor es refugiarse allí, porque es poco probable que sufran ataques. «Un avión no pierde el tiempo bombardeando esas zonas», afirma Ortega. Además, hay mayor autosuficiencia. Este experto anima también a colaborar con los vecinos y aislar la casa en caso de frío, «cerrando rendijas, poniendo aislantes como cartones o plásticos de burbujas en las ventanas». También se recomienda disponer de mantas, ropa de invierno y repuestos de gas para calefacción, y «reunir a la familia en una sola habitación para subir el calor y optimizar la fuente de energía que la está proporcionado». Proteger las ventanas con cinta adhesiva Habría que cubrir las ventanas de la casa con cinta adhesiva o cello, porque si estas estallan durante un bombardeo, los cristales salen disparados y es muy peligroso. Las ciudades serán uno de los principales focos de bombardeos, con lo que es bueno no mantener las luces de las viviendas encendidas para evitar ser blanco del ataque. Es recomendable cubrir las ventanas con cartones o tablones de madera. Evitar desplazamientos innecesarios: las carreteras estarán colapsadas «No se debe salir de casa salvo que sea estrictamente necesario», y en caso de hacerlo hay que tener en cuenta que el caos es total, porque, por ejemplo, «los semáforos y sistemas de ordenación del tráfico no estarán operativos» por los cortes de luz, y además habrá muchísima circulación en la carretera de familias que busquen huir o moverse por la ciudad. Por otro lado, conducir se convertiría «en una situación de riesgo». Cómo utilizar el baño: las heces en un cubo y no mezclar con orín Si se cae el sistema de agua, también pasará con el de agua sanitaria. Para poder seguir utilizando el inodoro, «las deposiciones sólidas se pueden hacer sobre un cubo con una bolsa de basura grande, y no se deben mezclar con el orín para no producir fermentación». Una vez está rellena la bolsa se cierra herméticamente, «y si se dispone de tierra o serrín, se le echa un puñado tras cada uso para evitar el mal olor».
25-02-2022 | Fuente: marca.com
Calentando motores: ¿por qué sube la gasolina?, VW ID Buzz y cascos 'Made in Spain'
Analizamos las claves del ascenso de los combustibles, te presentamos la nueva 'furgo' eléctrica de VW y te contamos los planes de MT Helmets.  Leer