Infortelecom

Noticias de china

25-08-2019 | Fuente: abc.es
«Las protestas pacíficas no sirven, hay que seguir luchando»
Poco ha durado la relativa tranquilidad que vivía Hong Kong desde el fin de semana pasado. Tras la tregua sin choques entre los manifestantes y la Policía, la violencia repuntó ayer en las protestas contra el autoritario régimen chino. Desde primera hora de la tarde, cuando concluyó una manifestación autorizada en la bahía de Kowloon, hasta la noche, miles de jóvenes se enfrentaron a los antidisturbios por todo este distrito. Presionado por Pekín, que había criticado que pusiera trenes especiales para evacuar a los manifestantes las semanas anteriores, el metro cerró las estaciones alrededor de la protesta para dificultar su asistencia e impedir más huidas. Pero los jóvenes recurrieron a sus tácticas de «guerrilla urbana» y jugaron al ratón y al gato con los agentes. Con su uniforme negro completado por máscaras, gafas y cascos, un grupo muy numeroso se separó de la manifestación y montó barricadas con troncos de bambú ante la comisaria de Ngau Tau Kok. La marcha, en teoría para protestar contra unas «farolas inteligentes» que los manifestantes sospechan que incorporan cámaras con reconocimiento facial, pronto derivó en el vandalismo que ya caracteriza a cada fin de semana en la antes apacible Hong Kong. Aunque el Gobierno insiste en que dichas «farolas inteligentes» solo recopilarán datos del tráfico y el tiempo para la entrada en funcionamiento del internet 5G, los jóvenes las tomaron con ellas y destrozaron todas las que encontraron. Después asediaron la comisaría, a cuyas puertas aguardaban los antidisturbios rodeados por una nube de periodistas y cámaras. «Fuimos a la multitudinaria manifestación del domingo y a la cadena humana y sirven para difundir nuestra lucha a nivel internacional, pero no para que el Gobierno nos escuche», explicaban a ABC dos estudiantes de 24 años, Suki y Janice, que llevaron a este corresponsal en autobús desde la última parada de metro abierta hasta la comisaría. Se habían enterado de su cerco a través de las redes sociales, la herramienta de comunicación de estos jóvenes adictos al móvil, y allí se unieron a la retaguardia tras ponerse sus máscaras negras. Disparando gases lacrimógenos por primera vez en más de una semana, los antidisturbios dispersaron a los jóvenes, muchos de los cuales se refugiaron entre los soportales del cercano centro comercial Telford. Desde sus jardines en alto, les lanzaron piedras, adoquines y hasta un par de cócteles Molotov, con tan mala puntería que casi queman a los fotógrafos arremolinados para retratar el asalto. Movilización vecinal A pesar del caos que provocaron los jóvenes, que abrieron las bocas contra incendios y soltaron jabón en el suelo para que resbalara y la Policía no pudiera avanzar, los vecinos la emprendieron con los antidisturbios. Reprochándoles que dispararan gases de pimienta a pocos metros de los manifestantes, varios ancianos los echaron de la entrada a la zona comercial. «Los jóvenes defienden la justicia», les apoyaba la dependienta de un comercio que, como los demás, tuvo que cerrar. «Las protestas pacíficas no sirven, hay que seguir luchando para presionar al Gobierno y que cumpla nuestras peticiones», advertía tras su máscara un consultor de 30 años, Yip, que estaba en primera línea de los enfrentamientos para «proteger a los estudiantes de la Policía». Entre las demandas de los manifestantes figuran la retirada total de la ley de extradición a China, que ha sido suspendida, y la creación de una comisión de investigación sobre el uso de la fuerza policial. Además, quieren la amnistía para los detenidos por «disturbios», un delito penado con hasta diez años de cárcel, y que se reactive el proceso democrático para alcanzar el prometido sufragio universal. «A lo que aspiramos es a mantener nuestras libertades y a votar», resumía Yip, muy crítico con la jefa ejecutiva del Gobierno local, Carrie Lam. Tras la tregua del fin de semana y la masiva manifestación del domingo, Lam ofrece diálogo, pero elude todas las peticiones. Sin una sola solución política, Hong Kong está tan roto que los vecinos acorralaron y echaron a la Policía para que no detuviera a más de los 28 jóvenes apresados. Los demás siguieron sus batallas campales por otros barrios. Pasada la medianoche, y bajo la lluvia torrencial de un tifón, parecía que en los bares de «señoritas» de Wan Chai las bandas filipinas tocaban para ellos «El Muro» de Pink Floyd: «Hey teacher! Leave the kids alone!» («¡Eh, profesor! ¡Deja a los chicos en paz!»).
25-08-2019 | Fuente: abc.es
Trump arrastra a Estados Unidos a su mayor desafío económico
Donald Trump es, finalmente, un presidente en guerra. Guerra comercial, pero guerra al fin y al cabo. Sólo de ese modo puede definirse lo ocurrido esta semana entre Estados Unidos y China: un cruce de aranceles por valor de más de medio billón de euros que amenaza con desestabilizar la economía global y tiene al mundo en vilo, incluidas las mayores empresas norteamericanas. El viernes, Pekín respondió finalmente a los aranceles que Washington impuso el año pasado con una ronda propia. Trump, furioso, subió un 5% los suyos y, algo inaudito, ordenó a las empresas norteamericanas que se preparen para dejar de hacer negocios en China. Aunque los mercados entraron en pánico y las patronales confesaron su miedo a una recesión, el presidente advirtió de que esta guerra solo acaba de empezar. Según dijo ayer Trump antes de salir de Washington de camino a la reunión del G-7 en Francia: «Por la presente ordeno a nuestras empresas americanas que inmediatamente comiencen a buscar alternativas a China, incluidos planes de devolver sus fábricas a casa para hacer sus productos en EE.UU.». Tan insólito como la orden misma fue que el presidente la diera, como acostumbra, a través de la red social Twitter. Momentos después, para dar algo de credibilidad a la advertencia, la Casa Blanca emitió un comunicado oficial en el que acusó a Pekín de «aprovecharse (¡como muchos otros países!) de EE.UU.» y anunció que todos los impuestos sobre importaciones chinas subirán un 5% en unas semanas. Por orden de Trump, el 1 de septiembre los aranceles-impuestos a importaciones- sobre una ronda inicial de bienes chinos por valor de 300.000 millones de dólares pasarán del 10% al 15%. Un mes después los de una segunda tanda por valor estimado de 250.000 millones pasarán del 25% al 30%. Además, el presidente mandó a las empresas de transporte radicadas en EE.UU., como Fedex o UPS, que se nieguen a admitir envíos procedentes de China que contengan fentanilo, un poderoso analgésico empleado como droga y relacionado con decenas de miles de muertes por sobredosis. Igualmente, acusó a China de espionaje industrial y advirtió de serias consecuencias por ello. No hay precedentes para una conducta semejante. Trump sorprende e inquieta por igual a republicanos y demócratas, ambos incapaces de predecir cuál será el resultado de esta guerra comercial en el marco general de una ralentización económica. Especialmente mal han sentado a la facción conservadora del Capitolio los insultos del presidente al jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell, por la negativa de este a bajar de forma inmediata los tipos de interés. Donald Trump le calificó el viernes de «enemigo» y lo equiparó a China, su bestia negra comercial. Advertencias Es difícil que los grupos más conservadores, que defienden el libre comercio y la reducción de la presión fiscal, traguen con esta política comercial. El más influyente de ellos, «Americans for Prosperity», no salía ayer de su estupor. «La orden de que las empresas americanas salgan de China es sorprendente e inesperada, y ha provocado una enorme preocupación en el Capitolio, sobre todo entre los republicanos», según admite una veterana analista de ese grupo conservador, Alison Acosta. La Cámara de Comercio de Estados Unidos, lo más cercano que hay en este país a una patronal, recomendó directamente a Trump que reconsidere toda su política comercial hacia China. «Puede que esté molesto con China, pero desde luego la solución a los problemas no es privar a las empresas norteamericanas de un mercado con 1.400 millones de consumidores», dijo su vicepresidente ejecutivo, Myron Brilliant. Ante las advertencias de los economistas de que puede haber una recesión en ciernes, el presidente ha actuado esta semana de forma errática e improvisada. Trump comenzó revelando que considera una bajada del impuesto sobre la renta para desmentirlo al día siguiente y confirmarlo el posterior. Todo quedó finalmente en una vaga promesa. «La bajada del impuesto sobre la renta es algo que estamos considerando, mucha gente quiere que lo haga porque es importante par los trabajadores», dijo el líder estadounidense a la prensa. Caída bursátil Según reveló ayer la agencia Associated Press, antes de viajar a Europa, el presidente convocó de urgencia en la Casa Blanca a sus máximos asesores en política fiscal para analizar la ronda de aranceles de la República Popular China, a pesar de que ese país llevaba advirtiendo meses de que iba a responder exactamente de ese modo a los primeros aranceles de Estados Unidos. Y aunque el índice bursátil Dow Jones acababa de cerrar con una fuerte caída de más de 600 puntos y los empresarios e inversores apenas ocultaban su preocupación, la solución pactada en esa reunión fue confirmar el primer impulso de Trump: la oficina comercial de Estados Unidos ratificó la subida de aranceles en el plazo ordenado por el presidente. Turbulencias Nadie en la Casa Blanca parece de momento dispuesto a llevarle la contraria a Donald Trump con respecto a los aranceles porque los que lo han hecho, como el inversor Gary Cohn, que presidió brevemente el Consejo Económico Nacional, han perdido su trabajo por ello. El presidente de la Reserva Federal ha sido uno de los pocos que no ha claudicado ante el presidente Trump. El viernes en su discurso anual ante los banqueros centrales de Estados Unidos no sólo dijo que la bajada de tipos de interés se hará, si se hace, cuando sea necesario y no cuando Donald Trump quiera, sino que además acusó veladamente al presidente de provocar en parte las actuales turbulencias en la economía mundial con su conflicto comercial con China. Eso, dijo Jerome Powell, es un problema político, y es al inquilino de la Casa Blanca a quien le corresponde solucionarlo.
24-08-2019 | Fuente: elpais.com
Macron intenta apaciguar a Trump para evitar que reviente la cumbre del G7
La guerra comercial de EE UU con China y los incendios en Brasil tensan la cumbre de Biarritz
24-08-2019 | Fuente: as.com
Pau Gasol sorprendió a España con un mensaje de ánimo en las pantallas de su avión a China
Los miembros de la selección española de baloncesto se sorprendieron cuando vieron la cara de Pau Gasol antes de comenzar su viaje en avión a China.
24-08-2019 | Fuente: abc.es
Macron: «No podemos resolver los problemas mundiales si no trabajamos juntos»
Ante el G-7 más dividido y problemático de la historia, Emmanuel Macron ha lanzado un mensaje solemne: «No podemos resolver los grandes problemas mundiales si no trabajamos juntos». Horas antes de la apertura oficial del G-7, con una cena de trabajo, la tarde/noche del sábado, el presidente de la República francesa tomó la iniciativa inédita, sin precedentes, para hacer un balance previo de los problemas y desafíos que deberá afrontar la cumbre de los siete grandes occidentales, con una intervención retransmitida en directo por todas las cadenas de radio y tv francesa. Según Macron, el G-7 de Biarritz está centrado en cuatro grandes temas: la estabilidad y la paz en el mundo; las incertidumbres que pesan sobre la economía mundial; la desigualdad social y cultural; el cambio climático y la diversidad. Voluntarista pero consciente de la realidad más problemática, Macron comenzó por reconocer que «no estamos de acuerdo en muchas cosas; quizá por eso mismo es siempre muy urgente dialogar para intentar buscar puntos de entendimiento y cooperación». En el terreno crucial de la estabilidad y la paz en el mundo, los miembros del G7 están muy divididos ante las crisis de Irán, Siria, Ucrania? A juicio de Macron es urgente evitar «escaladas». En el terreno inflamable del incierto futuro de la economía mundial, Macron considera «muy urgente» evitar la proliferación de crisis que están amenazando el crecimiento mundial. Las guerras comerciales entre los muy grandes (EE. UU., China, UE) son un riesgo catastrófico para el crecimiento y la producción de riqueza. A juicio de Macron, «necesitamos más crecimiento para crear más puestos de trabajo; debemos ser conscientes que las tensiones son malas para todo el mundo? este G7 debe intentar conseguir una desescalada e intentar evitar guerras comerciales, intentar relanzar intentar acuerdos invertir en el futuro». En el terreno «global» de «la lucha de las desigualdades» (una propuesta de trabajo de Macron, mal recibida por la mayoría del G7), Macron se considera «optimista», y cree posible contar con la buena voluntad de las empresas y los Estados para mejorar las condiciones de trabajo y la igualdad entre hombres y mujeres, en los cinco continente del planeta. En el terreno de la biodiversidad y el medio ambiente, Macron ha introducido varios temas que han creado divisiones inflamables. El presidente francés anunció la tarde del viernes que su gobierno «rechazará» el acuerdo comercial entre la UE y Mercosur, para protestar contra el comportamiento del gobierno de Brasil ante la crisis de Amazonia. El gobierno alemán se apresuró a «matizar», afirmando, oficialmente, que la «ruptura» del acuerdo UE / Mercosur le parece «muy mala idea». Horas más tarde, Macron decidió evitar ese riesgo de enfrentamiento, grave, para volver a ideas más generales con acentos «líricos» de difícil traducción concreta: «Debemos lanzar un llamamiento mundial en defensa de Amazonia. Debemos movilizarnos, para ayudar a Brasil y para investir en la reforestación de ese tesoro de la diversidad ecológica mundial». A juicio de Macron, la cumbre del G7 debiera terminar, el domingo, anunciando «medidas concretas», que debieran asumir productores y transportistas internacionales, para mejorar la calidad de su trabajo, evitando gasto improductivo, intentando reducir la polución. Macron terminó su alocución solemne y previa con un «ataque» de muy tímido realismo: «Quizá no nos pongamos de acuerdo en todo. Pero nuestra voluntad es esta: hacer proposiciones, reducir los desacuerdos no aceptar la fatalidad. Tenemos desacuerdos, pero los grandes temas no los podremos resolver si no trabajamos juntos».
24-08-2019 | Fuente: abc.es
La cumbre del G-7, en directo
12.41 Tusk también ha asegurado, en declaraciones realizados durante su llegada a la Cumbre del G7, que la Unión Europea responderá a Estados Unidos, si este impone aranceles al vino. También ha advertido que «las guerras comerciales entre miembros del G7 debilitan la confianza» y ha considerado los incendios en el Amazonas, como «un signo de estos tiempos» 12.40 La DGT ha propuesto el paso de La Junquera (Gerona) como un paso alternativo hacia Francia desde España. 12.32 Antisistema, ecologistas, independentistas, anticapitalistas? Y el último líder de la organización terrorista ETA, David Pla. No falta nadie en la manifestación que desde las 11:15 de la mañana se está desarrollando en Hendaya. El último jefe de ETA, David Pla, está participando como un manifestante más en la marcha convocada para criticar la celebración de la reunión del G7 en la cercana localidad de Biarritz, informan nuestros compañeros Pablo Ojer y Adrián Mateos. Puedes seguir leyendo aquí.. 12.27 El avión de Trump ha aterrizado en el aeropuerto de Merignac (Burdeos, suroeste), desde donde se desplazará en otro aparato más pequeño hacia la Biarritz, escenario de esta cumbre que concluirá el lunes. El presidente de EE.UU. llega en pleno recrudecimiento de la guerra comercial con China, ya que anunció el incremento de los dos aranceles ya anunciados contra ese país y, sobre todo, pedió a las compañías estadounidenses presentes en el gigante asiático que lo abandonen. Esa petición, tuvo lugar tras el anuncio de China de aranceles por valor de 75.000 millones de dólares como represalia a otras medidas similares del Gobierno de Washington, hundió a las bolsas internacionales y el Dow Jones cayó un 2,37 %. 12.18 Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, se ha unido al resto de autoridades comunitarias en el rechazo al retorno de Rusia al seno del G7. E incluso se ha mostrado a favor de invitar a Ucrania a la siguiente reunión. 12.15 Trump acaba de aterrizar en Francia, informa AFP. 12.02 Los incendios del Amazonas estarán también presentes durante estos días. La canciller alemana, Angela Merkel, espera que la cumbre emita un claro mensaje para detener los devastadores incendios, según ha señalado la mandataria en su mensaje semanal publicado hoy. «Vamos a ver cómo podemos apoyar y ayudar, al tiempo que lanzaremos un claro llamamiento para que se haga todo lo posible para que la selva tropical deje de quemarse», ha señalado Merkel poco antes de su partida hacia Biarritz. 11.58 Un total de 17 personas fueron detenidas este pasado viernes por la noche en la localidad vasco francesa de Urrugne, en las afueras de un campamento de las plataformas contra el G7, cercano a Biarritz. 11.54 Ayer, a pocas horas de que diera inicio la cumbre, se produjeron algunos enfrentamientos entre la Policía y radicales. Ejemplo de ello son los sucesos que tuvieron lugar por la tarde en la zona de Urruña, donde más de un centenar de manifestantes reunidos de forma improvisada trataron de cortar la autopista. Armados con material antidisturbios, los policías identificaron y retuvieron a varios individuos que participaban en la marcha, que tuvo lugar en la carretera de La Corniche. 11.52 El Brexit será otro de los asuntos que tratarán los mandatarios durante estos días en Biarritz. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se reunirá este domingo con el primer ministro británico, Boris Johnson, para hablar de la salida de Reino Unido de la Unión Europea. 11.50 La cumbre del G-7 estará marcada por la reciente orden del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a las empresas del país de que salgan de China. Un movimiento más de la guerra comercial entre ambos países, después de que Pekín anunciara que impondría aranceles del 5 y del 10% a importaciones estadounidenses por valor de 75.000 millones de dólares (67.315 millones de euros).
24-08-2019 | Fuente: elpais.com
El empleado del consulado británico que fue detenido en China regresa a Hong Kong
Simon Cheng desapareció tras viajar el 8 de agosto a la ciudad de Shenzen
24-08-2019 | Fuente: abc.es
Liberado el funcionario del consulado británico en Hong Kong detenido en China
Tras 15 días detenido en un lugar secreto y sin acceso a su familia ni a un abogado, ha sido liberado el joven funcionario del consulado británico en Hong Kong arrestado por la Policía china en un viaje a la vecina ciudad de Shenzhen. En un mensaje en Facebook, así lo han confirmado sus familiares, que han agradecido el apoyo recibido pero han pedido «algún tiempo para descansar y recuperarse», por lo que «no darán ninguna entrevista de momento». Cheng, ciudadano hongkonés de 28 años, se encarga del comercio y las inversiones en el Desarrollo Internacional Escocés dentro del consulado británico. Según informa el portal de noticias Hong Kong Free Press, el día 8 cruzó el paso de Lo Wu (Luo Hu) para asistir a un evento de negocios en Shenzhen. Aunque Hong Kong es parte de China desde su devolución por el Reino Unido en 1997, su estatus como región administrativa especial le permite tener una frontera y su pasaporte propio, así como otras competencias dentro del principio «un país, dos sistemas». En teoría, Cheng tenía previsto regresar ese mismo día a bordo del tren de alta velocidad, que tiene dicha aduana en la estación de Kowloon Oeste, dentro de la propia ciudad de Hong Kong y a unos 30 kilómetros de la línea divisoria con el continente. Pero el funcionario «desapareció» después de enviarle un mensaje a su novia diciéndole, según han recogido algunos medios, que estaba a punto de cruzar la frontera y que rezara por él. Después de que la familia denunciara que estaba retenido en China, el periódico «Global Times», altavoz del Partido Comunista, confirmó el miércoles su «detención administrativa» durante 15 días por haber «solicitado los servicios de una prostituta». Con evidente cinismo, su editor tuiteaba que la Policía no había avisado a la familia por expreso deseo del detenido, pero la diplomacia británica y los medios occidentales le habían «arruinado» la vida al desvelar su desaparición. Por venir de un régimen autoritario donde imperan la propaganda y la represión de los disidentes, la familia de Cheng ha refutado la acusación como si fuera poco más que una broma de pésimo gusto. A la espera de que se aclare el caso, está por ver el motivo de la detención y dónde ocurrió exactamente. Si fue en la aduana de la estación de Kowloon Oeste, añadirá aún más críticas a este puesto fronterizo de la Policía china dentro de la ciudad. Y será un motivo más para que sigan las protestas contra la ley de extradición a China, suspendida pero no retirada. El temor a la pérdida de libertades y el miedo a ser juzgados en los tribunales chinos, que están al servicio del régimen, han desatado la mayor crisis política en la excolonia británica, que dura ya dos meses y medio. El arresto de Cheng se suma al secuestro en 2015 de varios libreros de Hong Kong críticos con Pekín, que luego aparecieron en la televisión estatal china «confesando sus delitos», y a la detención de dos canadienses como represalia por el «caso Huawei». Cada vez que el régimen chino tiene problemas con algún lugar, se «pierde» uno de sus ciudadanos.
24-08-2019 | Fuente: elpais.com
Trump ?ordena? a las empresas que dejen de fabricar en China y vuelve a subir los aranceles
EE UU toma la decisión tras el anuncio de Pekín de penalizar los bienes estadounidenses y lleva el debate sobre el proteccionismo al epicentro del G7 que empieza este sábado
23-08-2019 | Fuente: elpais.com
Trump ?ordena? a las empresas de EE UU que dejen de fabricar en China
Pekín responde a los aranceles de Washington con represalias sobre productos estadounidenses valorados en 75.000 millones de dólares
1
...