Infortelecom

Noticias de casos judiciales

10-06-2020 | Fuente: abc.es
Una irlandesa violada en Portugal en 2004 identifica al presunto asesino de Madeleine
Los esfuerzos de la Fiscalía de Braunschweig por remover el caso Madeleine en la prensa internacional, para obtener que más pruebas que inculpen a su único sospechoso, comienzan a dar sus frutos. Una mujer irlandesa que sufrió una violación en Portugal en 2004 ha identificado al hombre de la fotografía que difunde la Policía alemana y ha pedido a las autoridades que analicen también su caso, porque cree que Christian Brückner pudo ser también su agresor. En una entrevista con el diario The Guardian, Hazel Behan ha relatado que fue violada en su apartamento de la localidad portuguesa de Praia da Rocha, localidad donde trabajaba por aquel entonces y situada a unos 30 minutos en coche de Praia da Luz, el lugar donde McCann desapareció sin dejar rastro en 2007. «Mi cabeza estalló cuando leí cómo había atacado a una mujer en 2005, tanto las tácticas y los métodos que usó, las herramientas que llevaba, cómo lo tenía todo perfectamente planeado. Vomité, sinceramente, pues al leer sobre ello me recordó mi propia experiencia», ha declarado Behan, a punto de cumplir 21 años cuando sufrió la violación y que en los días previos al ataque había tenido la sensación de que alguien había entrado en su apartamento, aunque no lo denunció. En el atestado policial, constó entonces que «alguien la despertó de madrugada». «Me giré y ahí de pie estaba un hombre enmascarado vestido con mallas que parecían leotardos, con un machete en la mano de unos 3 centímetros de largo». También informó a la policía portuguesa que el agresor le habló en un inglés con acento alemán, que tenía una altura de en torno a 185 centímetros, «cejas rubias» y ojos de un color «azul penetrante, incluso en la oscuridad», así como una «arca de nacimiento o tatuaje» en el muslo derecho, características que coinciden con la descripción de Brückner. «Creo que si la policía hubiese hecho su trabajo para investigar lo que me pasó, si este es de verdad el hombre que atacó a la mujer americana y secuestró a Madeleine McCann, podrían haber evitado el ataque y Madeleine estaría ahora en casa con sus padres», denuncia ahora. Varios casos «Estamos seguros de que hay más casos que van a ir apareciendo y que en alguno de ellos surgirá una pista que pueda ayudarnos en la búsqueda del cuerpo de Madeleine», dice el portavoz de la Fiscalía alemana, Christian Wolters, «mi opinión privada es que él mató relativamente rápido a la niña después de secuestrarla, posiblemente abusó de ella y luego la mató». «Partimos de la base que nuestro sospechoso cometió más delitos, especialmente delitos sexuales, posiblemente en Portugal, pero también en otros lugares como Alemania, y pretendemos reunir la mayor cantidad de evidencia posible antes de confrontar a Brüeckner ante un tribunal, para tener una menor posibilidad de debilitar el caso en su contra». Brueckner, que actualmente cumple prisión en una cárcel en Kiel, en el norte de Alemania, está siendo investigado en relación con la desaparición de cinco niños en total, incluida Madeleine. Hay constancia de que el sospechoso discutió el secuestro, la violación y el asesinato de una niña en una conversación con otro pedófilo en un chat en Internet. Hans Christian Wolters, quien lidera la investigación sobre Christian Brueckner, dijo al Times que la policía descubrió que el sospechoso discutió el secuestro, la violación y el asesinato de una niña en una conversación con otro pedófilo en línea, afirmando: «Tengo ganas de cazar algo pequeño y usarlo durante días». Cuando su interlocutor le advirtió que algo así era «demasiado peligroso», él respondió: «Bah, si después se eliminan las pruebas?». Christian Brückner, de 43 años y con un largo historial delictivo-sexual a sus espaldas, cumplió también dos penas de cárcel en Portugal, una de dos meses en la prisión de Evora en 1999 por un delito menor y otra de nueve meses en el Algarve, en 2006, por robo de gasolina. Esta última fue completada poco antes de que Maddie desapareciera. Un portavoz del Distrito de Faro del Ministerio Público portugués ha informado a través de un comunicado que: «En los últimos días, se han publicado varios artículos de noticias que vinculan al ciudadano alemán sospechoso de estar involucrado en la desaparición de Madeleine McCann con otros casos judiciales que tuvieron lugar en el distrito de Faro. Para aclarar el asunto, el Ministerio Público ha estado examinando sus registros y hasta ahora ha logrado recopilar la siguiente información? También se encontraron cinco solicitudes de cooperación judicial internacional en las que se menciona el nombre del sospechoso. Una de las solicitudes está relacionada con un caso iniciado contra personas desconocidas y cerrado en febrero de 2006, y otras cuatro relacionadas con la investigación sobre la desaparición de Madeleine McCann». La investigación está siendo llevada a cabo allí, en colaboración con la policía alemana, por la Fiscalía de la sección de Portimao del DIAP en Faro con la asistencia de la Policía Judicial.
25-01-2020 | Fuente: abc.es
Los alemanes van olvidando Auschwitz
Las instituciones alemanas se esfuerzan por apuntalar en la sociedad la memoria del Holocausto. Los tribunales germanos, basándose en la nueva «Jurisprudencia Demjanjuk», se apresuran a juzgar a nonagenarios exguardias de campos de concentración nazis, mientras todavía sigan con vida. El presidente Frank-Walter Steinmeier reconoció la semana pasada, en el Memorial del Holocausto Yad Vashem, la «carga de gran culpa histórica» de su país y la canciller Merkel viajó a Auschwitz por primera vez el pasado diciembre, una visita que había ido aplazando durante cuatro legislaturas, para reafirmar allí que «la memoria de los crímenes nazis es inseparable de la identidad alemana». Pero este discurso institucional se aleja progresivamente de la percepción del alemán de a pie y el ya de por sí complejo concepto de Auschwitz se va desdibujando en la sociedad alemana, un olvido que avanza a grandes pasos y del que políticamente se beneficia el partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD). Alexander Gauland, expresidente y todavía reconocido líder de AfD causó una gran polémica en 2018 al criticar en voz alta que el Monumento de Memoria del Holocausto de Berlín ocupe una superficie y ubicación privilegiadas en la capital alemana, alegando que «Hitler y los nazis son solo una cagada de pájaro» en el contexto de la historia alemana, «los malditos doce años (1933-1945) no deben empañar los más de mil años de exitosa historia de Alemania». Pero esa idea, altamente escandalosa hace menos de dos años, es hoy abiertamente secundada por el 22% de los alemanes, que en una encuesta de YouGob para la agencia alemana Deutsche Presse Agentur responde que la memoria del Holocausto ocupa «demasiado espacio en comparación con otros temas». En otro sondeo, éste recién publicado y realizado por infratest dimap para Deutsche Welle, el 25% de los encuestados responde que los crímenes de la Alemania nazi son «demasiado recordados» y el 37% que «los alemanes ya no deberían preocuparse tanto por la era nazi», unos porcentajes impensables hace solamente cinco años. Y el olvido se afianza especialmente en las nuevas generaciones. Un estudio de la Fundación Körber por franjas de edad constataba en 2017 que menos de la mitad de los escolares de entre 14 y 16 años, el 47%, sabe que Auschwitz fue un campo de exterminio. Ese mismo proceso colectivo parece estar teniendo lugar en Austria, donde un tercio de los encuestados por el instituto SORA de estudios sociales opina que «el nazismo tuvo tanto cosas buenas como malas». Cuatro de cada diez respondió que «ya es hora de dejar de debatir sobre el Holocausto judío». Más violencia antisemita Este cambio de percepción coincide con un aumento de la violencia antisemita. El 52% de los judíos que viven en Alemania ha sufrido algún episodio violento, muy por encima de la media europea que está en el 39% según un estudio de la Agencia Europea para Derechos Fundamentales, llevado a cabo entre 16.395 judíos residentes en 12 países. El 38% de ellos admite que desea emigrar a causa del antisemitismo. El rabino Daniel Alter ha denunciado incluso la existencia de «no-go-areas» para los judíos en Berlín y el presidente del Consejo Central de los Judíos de Alemania, Josef Schuster, ha aconsejado reiteradamente no llevar la «kipá» en barrios con alta presencia de población musulmana. Merkel se refirió a este problema en su mensaje de Año Nuevo de 2018 y, a finales de ese año, Berlín nombró una fiscal, Claudia Vanoni, cuya misión específica es combatirlo. «El 41% de los 440 casos judiciales por actos antisemitas del año pasado fueron desestimados por falta de pruebas, por lo que recomiendo a las víctimas o testigos que tomen grabaciones de vídeo de los ataques. Es un porcentaje desalentador, sin embargo, no quiero rendirme», dice. Su petición de mayor severidad de la justicia ha recogido cerca de 50.000 firmas. «El ardiente odio a los judíos en Alemania está alcanzando una nueva dimensión», advierte Charlotte Knobloch, Presidenta de la Comunidad Judía en Múnich y Alta Baviera y expresidenta del Consejo Central de los Judíos de Alemania, «no me refiero solamente a los ataques físicos, por supuesto a tener en cuenta, sino también a los masivos insultos y vejaciones en las redes sociales, que afectan más a nuestros jóvenes y para los que ni siquiera hay legislación». Knobloch acusa a AfD de «modernizar el antisemitismo» y considera a sus políticos «pirómanos de primer rango». «Lo que más echo en falta es el clamor social. Alemania entera debería echarse a la calle para protestar visiblemente por un solo ataque a un judío y eso está muy lejos de suceder». Politización del campo de exterminio El 75º aniversario de la liberación de Auschwitz quedará irremediablemente marcado por la batalla ideológica entre Polonia y Rusia. «Los cómplices europeos de los nazis fueron a menudo tan crueles como los altos mandos de Hitler», ha dicho el presidente ruso, Vladimir Putin, una frase que es percibida como un insulto especialmente por Polonia, cuyo presidente, Andrzej Duda, respondió que «1,9 millones de polacos no judíos fueron asesinados por los nazis» y decidió no asistir a la ceremonia en el Yad Vashem de Jerusalén por negarle los organizadores un turno de palabra en el que poder responder a Putin, que anteriormente ha señalado a Polonia como cómplice del estallido de la II Guerra Mundial y justificado el pacto de Stalin con Hitler para invadir Polonia. También se ha referido al embajador de Polonia en la década de 1930 en la Alemania nazi como «un cerdo antisemita»
18-01-2020 | Fuente: elpais.com
La muerte de Nisman, un misterio sin resolver cinco años después
Presiones políticas y de los servicios secretos enturbian uno de los casos judiciales más paradigmáticos de Argentina
30-11-2019 | Fuente: elpais.com
Sexo mortal con neopreno y tranchetes
Ferdinand von Schirach regresa con ?Castigo?, otro libro de relatos basados en casos judiciales insólitos
19-11-2019 | Fuente: elmundo.es
Sentencia de los ERE: 'caso ERE' y 'caso Gürtel', dos juicios paralelos
Los dos principales casos judiciales que afectan a la política de los últimos 20 años tienen un denominador común, la corrupción 
06-03-2019 | Fuente: elpais.com
México lanza un plan para frenar los feminicidios tras limitar la ayuda a los refugios para víctimas de maltrato
El equipo de López Obrador promete instalar nuevas casas de acogida y revisar casos judiciales que no hayan sido resueltos
06-02-2019 | Fuente: abc.es
Una activista denuncia por violación al expresidente de Costa Rica y Nobel de la Paz Óscar Arias
Una médica y activista por el desarme nuclear ha denunciado ante las autoridades judiciales de Costa Rica al expresidente del país y Premio Nobel de la Paz Óscar Arias por una presunta violación sexual ocurrida en diciembre del 2014. El caso fue revelado este martes por el Semanario Universidad, que en su reportaje incluye extractos de la denuncia y una entrevista con la mujer, cuya identidad no trascendió, solo detalles como que es hija de una exdiputada del mismo partido al que pertenece Arias. La denuncia fue presentada el lunes y el equipo legal del exmandatario ha dicho que no se referirá al caso hasta no analizar en profundidad el contenido de la misma. La denunciante es descrita por el Semanario Universidad como una médica y activista por el desarme nuclear que supuestamente fue víctima de violación durante una reunión que sostuvo con Arias en la casa del expresidente. El relato de la mujer señala que Arias le tocó los senos, la besó y metió los dedos en su vagina, a pesar de que ella le pidió que se detuviera. «Yo me encontraba paralizada, no forcejeé ni le dije nada, tenía mucho miedo de ofenderlo», dijo la mujer al Semanario Universidad. Según la denunciante, Arias, presidente en dos periodos (1986-1990 y 2006-2010), salió de la oficina en la que estaban y le pidió ir a otro sitio, lo que ella aprovechó para marcharse del lugar. «La médica tenía entonces 30 años de edad, lideraba la filial en Costa Rica de una ONG internacional dedicada al activismo para abolir las armas nucleares y había conocido al premio Nobel a través de su madre, quien fue diputada por el Partido Liberación Nacional (PLN)», mismo al que pertenece Arias, señaló el Semanario. Según el relato, ella asistió a la casa del exmandatario para entregarle una carpeta con información sobre la campaña antinuclear, pues él le estaba dando apoyo a la causa. «La médica asegura que, desde diciembre del 2014 hasta la fecha, pasó por diferentes estados de ánimo y tuvo sentimientos encontrados respecto al tema. Por momentos, dice, anhelaba olvidar por completo el episodio y en otros, se sentía animada a interponer una denuncia pública o judicial», detalla el reportaje del Semanario Universidad. Según la denunciante, la decisión de interponer la demanda se debe a que considera que existe un contexto de apoyo luego de que otras mujeres en el mundo hicieron denuncias similares y fueron atendidas, indica el reportaje. Prevaricación Con éste, son ya dos los casos judiciales que han salpicado este año a Óscar Arias. A sus 78 años, la figura política más prominente de Costa Rica en las últimas décadas ha visto cómo en cuestión de meses ha sido acusado por la Fiscalía de irregularidades en una concesión a una empresa minera y además denunciado por violación sexual. «Yo no creo que haya habido en la historia, en 117 años de entregarse el premio Nobel a diferentes personas, que alguno de ellos haya sido acusado ante los tribunales. Yo he sido el primero y eso por supuesto que me duele», dijo Arias el pasado 28 de enero tras acudir a una audiencia preliminar por el caso de la mina de oro Las Crucitas. En este caso, que un juzgado decidirá próximamente si lo eleva a juicio, el expresidente está acusado de prevaricación, un delito que se refiere a la firma de resoluciones contrarias a la ley o basadas en hechos falsos y que establece penas de cárcel de entre dos y seis años. La acusación se basa en la firma de decretos en 2008 que declararon de conveniencia nacional la mina de oro Las Crucitas, a cargo de la empresa Industrias Infinito, filial de la canadiense Infinito Gold. La mina nunca se comenzó construir ya que en 2010 el proyecto fue cancelado por instancias judiciales debido a irregularidades en los permisos y a que la empresa taló árboles de especies en peligro de extinción. El dos veces presidente (1986-1990 y 2006-2010) y acaudalado empresario ha dicho que en ambos procesos judiciales es inocente y que se defenderá en los tribunales. Sobre el caso de mina dijo que la Fiscalía «tiene más imaginación que García Márquez». El ex presidente costarricense está casado desde 2012 con Suzanne Fischel, su segundo matrimonio tras el que mantuvo durante 22 años, hasta 1996, con Margarita Peón, exdiputada y ex precandidata presidencial, con quien tuvo dos hijos.
30-06-2018 | Fuente: abc.es
La macabra amenaza del asesino de Maryland minutos antes de la masacre
Jarrod Ramos se debió enfurecer el 31 de julio de 2011 cuando vio su nombre en negro sobre blanco, en una de las columnas más populares del «Capital Gazette», una institución en Annápolis (Maryland). Eric Hartley, en su columna «Anne Arundel Report», detallaba el caso de acoso de Ramos contra una excompañera de instituto y la expansión de este tipo de comportamiento en las redes sociales. Ramos acababa de ser condenado por ello, uno de esos casos judiciales que llenan las páginas de los diarios locales. Su enfado le llevó a demandar a Hartley y al periódico por difamación. Los tribunales no le dieron la razón. La furia pasó entonces a un caldo de cultivo ideal: las redes sociales. Durante años, puso al periódico en el disparadero en Twitter, que tenía a Hartley como foto de perfil. Desde enero de 2016 no tenía actividad. Hasta las 14.37 de la tarde del jueves, cuando Ramos escribió: «Que os jodan, dejadme solo». Pocos minutos más tarde, el odio macerado durante años explotaba en un tiroteo en la redacción del «Capital Gazette», en la que Ramos acabó con la vida de cinco personas e hirió a otras dos, que fueron dadas de alta este viernes. En el periódico ya no trabajan Hartley ni el director que estaba al frente cuando se publicó aquella columna. Eso no pareció importar a Ramos, que acabó con la vida de un columnista, una redactora de Local, un miembro de la sección de Opinión, un periodista deportivo y una empleada comercial. El ataque fue «planeado», aseguró el jefe de policía del condado de Anne Arundel, Timothy Alomare. «Fue a matar al máximo número de personas», añadió. El fiscal Wes Adams lo descubrió como un ataque «coordinado» en el que empezó a «cazar y matar gente de forma sistemática». Ramos, un funcionario de 38 años, bloqueó una de las dos puertas de salida de la redacción del periódico, en un edificio de oficinas que aloja a varias compañías. Llevaba una escopeta recortada, comprada de forma legal, con la que disparó a una de las puertas de cristal de la redacción para comenzar su matanza. Como tantas otras redacciones, la del «Capital Gazette» es un espacio abierto, con oficinas acristaladas en un lateral. Con el estruendo de los disparos, muchos empleados se refugiaron en sus mesas. Uno de los que trató de escapar por la puerta que bloqueó Ramos está entre los fallecidos. En pocos segundos, la oficina se convirtió en «zona de guerra», como relató uno de los periodistas del medio, Phil Davis. Escondido debajo de una mesa La Policía apenas tardó un minuto en llegar a la escena del crimen, y detuvo a Ramos sin pegar un tiro. Lo encontró escondido bajo una mesa, había tirado ya su arma. Se le encontraron granadas de humo. Con más tiempo, la matanza pudo ser más abultada. Este viernes Jarrod Ramos compareció por primera vez ante el juez, con rostro impasible. Mientras Annápolis vivía la noticia conmocionada, de luto oficial, con las banderas a media asta, con vigilias programadas para la noche. «Los periodistas, como el resto de estadounidenses, deben vivir sin el miedo de sufrir ataques violentos por su trabajo»; lamentó el presidente Donald Trump.
24-06-2018 | Fuente: abc.es
Trump defiende la deportación «inmediata» de los inmigrantes sin pasar por un juez
Donald Trump se reafirma en su línea dura con la inmigración. El presidente de Estados Unidos consideró este domingo que los inmigrantes que cruzan ilegalmente la frontera deben ser deportados «inmediatamente» sin la oportunidad de comparecer ante un juez, lo que supondría una violación del principio de debido proceso. La polémica por la separación de familias y la reciente visita de la primera dama, Melania Trump, a un centro de detención en la frontera no han frenado los mensajes incendiarios del presidente, que se ha expresado de nuevo a través de Twitter. «No podemos permitir que esta gente invada nuestro país. Cuando alguien entra, debemos inmediatamente, sin jueces o casos judiciales, enviarlos de vuelta por donde vinieron", dijo en su red social favorita. We cannot allow all of these people to invade our Country. When somebody comes in, we must immediately, with no Judges or Court Cases, bring them back from where they came. Our system is a mockery to good immigration policy and Law and Order. Most children come without parents..? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) June 24, 2018«Nuestro sistema -continuó- es una burla a la buena política de inmigración y a la ley y el orden. La mayoría de los niños vienen sin padres (..) ¡Nuestra política de inmigración, de la que se ríe todo el mundo, es muy injusta para todas aquellas personas que han llegado por el sistema legal y llevan años esperando en fila!». We cannot allow all of these people to invade our Country. When somebody comes in, we must immediately, with no Judges or Court Cases, bring them back from where they came. Our system is a mockery to good immigration policy and Law and Order. Most children come without parents..? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) June 24, 2018El principio legal de debido proceso establece que el Estado tiene que respetar el derecho de las personas a unas garantías mínimas para que el resultado de un proceso judicial sea justo y equitativo, un precepto que incluye el derecho de las personas a comparecer ante un juez. En Estados Unidos, cuando los inmigrantes son detenidos por su estatus legal, tienen derecho a comparecer ante un magistrado, que decide si deben ser expulsados o, si por el contrario, pueden permanecer en el país porque tienen derecho a tramitar una petición de asilo, informa Efe. Las declaraciones de este domingo de Trump suponen un paso más en sus duras propuestas contra la inmigración irregular. En abril, su Gobierno implementó una política de «tolerancia cero» con la inmigración ilegal, que lleva a procesar criminalmente a los adultos que llegan irregularmente al país, algo que antes no se hacía y que originó la separación de los niños de sus padres cuando estos eran privados de libertad. Más de 2.000 menores siguen recluidos Ante las fuertes críticas que generó esa separación, Trump se vio obligado el miércoles a firmar un decreto en el que ordenaba el fin de la división de familias, pero en el que establece que a partir de ahora los menores deberán ser encerrados con sus padres mientras estos se enfrentan al proceso para ser deportados. Actualmente, en Estados Unidos, los niños no pueden ser privados de libertad durante más de 20 días, pero el Gobierno de Trump ha pedido a la Justicia que amplíe ese límite. El Gobierno ya ha reunido con sus familiares a 522 niños inmigrantes, aunque 2.053 menores siguen recluidos, según datos publicados anoche por el Departamento de Seguridad Nacional.
24-06-2018 | Fuente: abc.es
Trump pide expulsar a todos los inmigrantes sin pasar por un proceso judicial
El nacimiento de Estados Unidos fue el producto de la colonización de un territorio habitado por los indios. Probablemente vivieron aquel «descubrimiento» como una invasión. De tomar en serio a Donald Trump, en junio de 2018 este país está viviendo un acontecimiento de similar envergadura ante el que se están defendiendo: una «invasión». Así calificó ayer el presidente, a través de su cuenta de Twitter, la compleja situación migratoria en la frontera sur. We cannot allow all of these people to invade our Country. When somebody comes in, we must immediately, with no Judges or Court Cases, bring them back from where they came. Our system is a mockery to good immigration policy and Law and Order. Most children come without parents..? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) June 24, 2018«Cuando alguien entra, debemos inmediatamente, sin jueces o casos judiciales, enviarlos de vuelta por donde vinieron», añadió Trump, que en una sola frase animaba a volar por los aires las leyes de inmigración de Estados Unidos. We cannot allow all of these people to invade our Country. When somebody comes in, we must immediately, with no Judges or Court Cases, bring them back from where they came. Our system is a mockery to good immigration policy and Law and Order. Most children come without parents..? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) June 24, 2018Estas declaraciones suben un grado más la virulencia presidencial en plenas negociaciones en el Congreso estadounidense entre demócratas y republicanos para alcanzar un acuerdo sobre esta cuestión, tema que lleva doce años dando vueltas sin suerte por el Capitolio. 700.000 casos abiertos La novedad del cambio a una consideración penal ?venía siendo civil? del tipo de delito por cruzar al país por vías no legales, llevó a la separación familiar que mostró a Trump y a su administración como un gobierno sin alma. La posterior revocación de la medida, mediante una orden ejecutiva, y la invitación del presidente a que se haga uso de las vías legales para pedir asilo político en el país, no ocultan el caos que enfrenta Estados Unidos a la hora de gestionar correctamente un proceso que es complejo y puede durar años. El pasado mes de marzo estaban pendientes de procesar más de 318.000 casos aceptados de estudio de asilo, mientras los casos totales abiertos rozaban los 700.000. Desde diversos ámbitos, incluido el republicano, se ha solicitado la incorporación de más jueces, a lo que Trump se ha negado en rotundo. La retórica de Trump apunta el camino y su Fiscal General, Jeff Sessions, va preparando el terreno. En marzo, eliminó el requisito de que los solicitantes de asilo tuvieran que ser escuchados obligatoriamente ante un juez de inmigración, lo que deja en manos de éstos la posibilidad de deportación en base a informes preliminares y reduce las garantías de recibir un proceso justo y equitativo. En abril, Sessions fue más allá y eliminó la posibilidad de solicitar asilo para mujeres que padecen violencia doméstica y para personas que huyan de pandillas violentas, situaciones que calificó de «violencia privada». En palabras del propio Fiscal, «el estatuto de asilo no proporciona reparación a todas las desgracias». Mientras sigan en pie, las actuales leyes permiten que un inmigrante, haya entrado o no por vías oficiales en el país, solicite asilo. Hasta ahora, aquellas personas aceptadas para cualificar como asiladas podían permanecer en libertad en el país mientras se estudiaba su caso. La decisión de Trump de mantener detenidos, pero juntos, a los miembros de una misma familia esquivaría esa circunstancia. Eso sí, a costa de violar la obligada libertad de los menores después de 20 días de cautiverio.