Infortelecom

Noticias de casa blanca

24-09-2020 | Fuente: abc.es
Estados Unidos denuncia que el aplazamiento de las elecciones solo beneficia al chavismo
El Gobierno de Estados Unidos se niega a aceptar unas elecciones legislativas organizadas por el actual régimen en Venezuela aunque estas sean aplazadas, y se ha mostrado muy crítico con cualquier intento de la Unión Europea o sus países miembros de negociar una fecha con el chavismo. Después de la revelación de ABC de que el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha despachado una misión a Caracas para convencer a Nicolás Maduro de que aplace las elecciones legislativas de diciembre seis meses a cambio de enviar observadores, la postura oficial de la Administración de Donald Trump es que el régimen, en su actual composición, no puede convocar y organizar unas elecciones libres y transparentes. La Subsecretaria Adjunta de Estado Carrie Filipetti reiteró el miércoles el apoyo de la diplomacia norteamericana al presidente encargado Juan Guaidó en su intento de anular estas elecciones si las convoca el régimen y sin que salga antes Maduro del poder. Según Filipetti, encargada de política hacia Cuba y Venezuela, se mantiene intacto «el apoyo continuo de EE.UU. al presidente interino, a su liderazgo de la Asamblea Nacional y de la oposición en lo que claramente es la farsa de las mal llamadas elecciones del 6 de diciembre». El mismo lunes, la Casa Blanca sancionó al propio Maduro por adquirir armamento iraní, y la Fiscalía norteamericana le ha acusado hace apenas unos meses de ser cabeza de un cártel de narcotráfico que ha operado en Venezuela durante años. En abril de 2019, EE.UU. apoyó un pronunciamiento en contra de la cúpula chavista, que fracasó. Esa es una postura compartida en el Capitolio. Según añadió ayer el influyente senador republicano Marco Rubio, firme aliado de Trump, la estrategia del régimen chavista es encandilar a la comunidad internacional con unas elecciones carentes de garantías básicas. «El régimen de Maduro espera en que la comunidad internacional caiga en la trampa de estas elecciones falsas que planean celebrar en diciembre», dijo Rubio en una conferencia en el instituto Hudson. Advertencia en el Capitolio El senador Rubio, que representa a la Florida y está muy implicado en política venezolana, se hizo eco de la postura oficial de la Administración, al denunciar que un régimen acusado por la ONU de crímenes de lesa humanidad no puede organizar elecciones válidas. «No es un Gobierno, es una red de crimen organizado que participa activamente en el tráfico de drogas con destino a EE.UU., que ha creado alianzas militares, de inteligencia y económicas con Irán y ha propiciado a una presencia militar rusa en el continente», añadió. Elliott Abrams, enviado especial de EE.UU. para Venezuela e Irán, ha pedido directamente a Bruselas que se niegue a validar unas elecciones fallidas enviando observadores a cambio de un aplazamiento. «El aplazamiento no es suficiente. Las condiciones electorales deben cambiar», dijo el veterano diplomático la semana pasada. «Me preocupa que haya un pacto en que la UE diga que tal vez enviará observadores a unas elecciones si se aplazan las de diciembre mediante un acuerdo. Si lo hace, se inclina claramente hacia asumir la observación de esas elecciones, y eso genera un peligro en el camino», añadió el embajador. En una entrevista con ABC, el encargado de negocios de EE.UU. para Venezuela, James Story, ya advirtió de que un aplazamiento de las elecciones sería inaceptable. «El pueblo de Venezuela debe tener la oportunidad de elegir a sus propios líderes y no a través de elecciones ficticias como la del próximo 6 de diciembre, sino con elecciones reales y transparentes. Venezuela no han tenido esa oportunidad. Las elecciones presidenciales de 2018 fueron un fraude. España también dijo que era un fraude. Y no creo que sea cambio de régimen, sino restauración de la democracia», dijo.
24-09-2020 | Fuente: abc.es
Trump se niega a comprometerse a una transferencia pacífica de poderes si pierde las elecciones
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rehusó ayer comprometerse a facilitar un traspaso pacífico y ordenado de poderes si pierde las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre. Según dijo al ser preguntado en una rueda de prensa en la Casa Blanca, «tendremos que ver qué pasa» dadas las sospechas que tiene él de fraude. «Saben que me he quejado mucho de las papeletas, las papeletas son un desastre», añadió Trump durante la rueda de prensa en referencia a sus múltiples quejas ante el voto por correo, que se prevé aumente notablemente por la pandemia de coronavirus. Es inusual que un presidente en ejercicio rechace aceptar un traspaso pacífico de poderes, aunque también es poco común que se le pregunte, como suele suceder, en cada rueda de prensa. En ello tiene que ver el continuado lamento por parte del propio Trump de que hay un elevado riesgo ese fraude en estos comicios. Tampoco se comprometió Trump hace cuatro años a aceptar los resultados de las elecciones si ganaba su oponente demócrata de entonces, Hillary Clinton. Aun después de ganar, el actual presidente denunció fraude para justificar que su contrincante ganara el voto popular por tres millones de votos más que él, aunque perdiera finalmente el cómputo del colegio electoral, que es el que importa para llegar a la Casa Blanca. El actual candidato demócrata, Joe Biden, lamentó ayer que Trump diga «cosas tan irracionales». «No sé qué decir al respecto. Pero no me sorprende», dijo Biden a los medios en Delaware. Hay dos grades sistemas de voto por correo en EE.UU., que recaen sobre los diferentes estados. Por un lado están los estados que enviarán papeletas por correo a todos los votantes registrados, que es el método que según Trump se presta al fraude. Después están los estados que, como Florida, sólo envían papeletas a quienes las soliciten expresamente, un sistema que él ve válido (él vota por correo en Florida tras haberse empadronado allí). Según dijo ayer el presidente Trump, «si acaban con ese envío de papeletas, habrá una transferencia muy pacífica, bueno, no habrá transferencia, habrá una continuación». Parecía referirse a que si no hay fraude, él cree que tiene ganadas las elecciones. De todos modos, añadió, «las papeletas están fuera de control, y nadie lo sabe mejor que los demócratas». Las encuestas dan ventaja al demócrata, pero estas ya fracasaron estrepitosamente en 2016.
23-09-2020 | Fuente: abc.es
Trump prohíbe la compra de ron y puros de Cuba
El presidente Estados Unidos ha endurecido el embargo a Cuba y a partir de ahora los ciudadanos estadounidenses que visiten la isla no podrán quedarse en hoteles gestionados directamente por el régimen comunista o comprar recuerdos como puros habanos o botellas de ron. El propio Donald Trump en persona ha hecho el anuncio en la Casa Blanca en una ceremonia de homenaje a 23 veteranos de la brigada 2506, que acometió la fracasada invasión de bahía de Cochinos. «Hoy reafirmamos nuestra férrea solidaridad con el pueblo cubano y nuestra eterna convicción de que la libertad prevalecerá sobre las siniestras fuerzas del comunismo», dijo el presidente Trump, quien añadió que su Administración «apoya a los ciudadanos de Cuba, Nicaragua y Venezuela en su lucha por la libertad». «La administración Obama-Biden alcanzó un patético acuerdo unilateral con la dictadura de Castro y traicionó así al pueblo cubano», añadió el presidente. Biden, el actual candidato demócrata, acudió en 2015, cuando era vicepresidente, a La Habana a la ceremonia de reapertura de la embajada estadounidense allí, tras alcanzar un acuerdo con la dictadura castrista para restablecer relaciones diplomáticas. Aquel pacto es muy polémico entre la comunidad del exilio cubano en Florida, un estado que Trump ganó en 2016 y donde las encuestas vaticinan un resultado muy ajustado en las elecciones del 3 de noviembre. En virtud de estas nuevas sanciones, los estadounidenses que visiten la isla tienen prohibido traer a su país de origen alcohol o tabaco, y mientras estén en la isla no pueden alojarse, según un comunicado del Tesoro, en hoteles «propiedad o controlados por el gobierno cubano, funcionarios sancionado del Gobierno de Cuba y miembros sancionados del Partido Comunista de Cuba», además de los familiares de estos. Esta medida supondrá un grave golpe para la industria hotelera de la isla, porque la inmensa mayoría de los hoteles son propiedad del régimen comunista, y empresas extranjeras pagan por su explotación comercial, incluidas españolas como Meliá. El gobierno estadounidense implementó por primera vez el año pasado una parte de la ley del embargo que permite a ciudadanos de EE.UU. denunciar en juzgados norteamericanos a aquellas empresas que exploten en Cuba propiedades confiscadas a sus familias.
22-09-2020 | Fuente: elmundo.es
Aaron Sorkin: "No hay nada más americano que protestar"
El creador de 'El ala oeste de la Casa Blanca' y director 'El juicio de los 7 de Chicago', película de inminente estreno, protesta, sobre todo, contra Trump. 
22-09-2020 | Fuente: abc.es
Trump pide a la ONU que haga «rendir cuentas» a China por «infectar al mundo»
Donald Trump utilizó este martes la plataforma de la Asamblea General de Naciones Unidas, la gran reunión anual de la comunidad internacional, para atacar a su gran rival durante su primer mandato como presidente de EE.UU.: China. A la pugna comercial y tecnológica que mantienen ambos países desde la llegada del multimillonario neoyorquino a la Casa Blanca se ha visto sumado la pandemia de Covid-19, originada en la ciudad china de Wuhan. Trump ha utilizado a China y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) como chivos expiatorios de la crisis sanitaria y económica desatada por el virus en EE.UU., el país más afectado del mundo, con 200.000 muertos y millones de puestos de trabajo eliminados por las restricciones para controlar la pandemia. En su discurso, apenas a 40 días de la cita con las urnas para su reelección, en la que su gestión de la pandemia -para sus críticos, tibia, ineficiente y descoordinada- será clave en el voto, insistió en apuntar con el dedo a China. Acusó a la segunda potencia mundial de «infectar al mundo» y exigió a la ONU que China «rinda cuentas». A la par que a China, Trump acusó a la OMS de complicidad con la dictadura comunista. Aseguró que la organización -que está bajo el paraguas de la ONU- está «controlada» por China. Acusó a ambas de decir al comienzo de la crisis que no había evidencias de transmisión entre humanos y de negar que las personas asintomáticas pudieran transmitir el virus.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
Los demócratas preparan venganza si los republicanos renuevan el Supremo
La batalla política por la renovación del Tribunal Supremo de EE.UU. tras la muerte de la juez Ruth Bader Ginsburg podría convertirse en una guerra total el año que viene. Donald Trump y sus aliados republicanos en el Senado están decididos a reemplazar a la juez progresista, fallecida el pasado viernes, y dotar al alto tribunal de una mayoría conservadora de 6-3. Los demócratas, por su parte, han enfurecido con esos planes. El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, ha decidido llevar a votación en la cámara alta -que tiene la potestad de confirmar al elegido- al nominado por el que opte Trump. Es la posición contraria a la que tomó en 2016, cuando McConnell bloqueó durante ocho meses la votación del juez nominado entonces por Barack Obama. Objetó que no se debía confirmar a un juez en año presidencial, una tesis que ahora ha abandonado. Los demócratas han acusado a McConnell y a los republicanos de hipocresía y esperan que ese bandazo les favorezca en las urnas. El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, apeló este domingo a la «conciencia» de los senadores republicanos para no tomar un camino que profundiza la división del país y en su descenso al «abismo». Represalias tras las elecciones Si Trump y los republicanos consiguen colocar al juez conservador, algunos sectores demócratas optan por represalias tras las elecciones. Uno de los primeros en plantearlo fue el senador Ed Markey, que se juega su escaño por Massachussetts este otoño. Acusó a McConnell de «violar» el precedente que él mismo instauró y llamó a aumentar el número de jueces en el Supremo -se ha limitado a nueve magistrados desde hace siglo y medio- y eliminar el «filibuster», la mayoría cualificada que se requiere en el Senado para muchas decisiones importantes. La idea es que la movilización del electorado demócrata por el nombramiento exprés de un nuevo juez permitirá recuperar la Casa Blanca y una mayoría -aunque sea exigua- en el Senado. El aumento en el número de jueces compensará el peso conservador del tribunal tras la última renovación. En los planes de algunos demócratas también están la concesión del estatus de estado al distrito de la capital del país, Washington, y a Puerto Rico. Son dos territorios de fuerte implantación demócrata que les daría una ventaja formidable -cuatro nuevos senadores- en el Senado, donde las fuerzas están muy parejas. Serían movimientos radicales, que pondrían en su contra al sector moderado del partido. Algunos pesos pesados en el Congreso, como el presidente de la comisión judicial de la Cámara de Representantes, Jerrold Nadler, se han mostrado a favor de expandir la bancada del Supremo. Los líderes, sin embargo, han optado por no pronunciarse por esa posibilidad y, al mismo tiempo, darle pábulo. Nancy Pelosi, que preside la cámara baja, ha dicho que tienen «opciones» pero que no es momento de discutirlas. Charles Schumer, líder de la minoría demócrata en el Senado, ha dicho que «no hay nada fuera de la mesa» si los republicanos siguen adelante con sus planes. Trump anunciará su nominado a finales de esta semana Donald Trump anunciará su elección para reemplazar a la juez Ruth Bader Ginsburg a finales de esta semana. El presidente de EE.UU. aseguró ayer que compartirá su decisión el viernes o el sábado y que habrá «tiempo suficiente» para que el Senado confirme a su elegido. La nominada ?Trump ha asegurado que «con mucha probabilidad» elegirá a una juez? se conocerá inmediatamente después de que se celebren capillas ardientes por la magistrada. Mañana y el jueves su cuerpo descansará en el Tribunal Supremo, donde sirvió los últimos 27 años de su vida, y el viernes será instalada en la Sala Nacional de Estatuas del Capitolio. Será la primera mujer en la historia en recibir ese honor.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. sanciona a Maduro por ayudar a Irán con su programa de armamento
El Gobierno de Estados Unidos ha dictado sanciones contra Nicolás Maduro por su papel en el programa armamentístico de Irán, además de contra el ministerio de Defensa de la República Islámica y otros funcionarios del régimen de los ayatolás. Es esta nueva ronda de sanciones de Donald Trump contra el régimen iraní, por su programa nuclear y de desarrollo de misiles balísticos. Es, sin embargo, la primera ocasión en que la Casa Blanca dicta sanciones contra la cúpula del chavismo por su alianza con Teherán después del acercamiento de este año entre ambos regímenes. Según ha dicho el presidente Trump en un comunicado, este es «un mensaje claro al régimen iraní y a aquellos en la comunidad internacional que se niegan a enfrentarse a Irán. EE.UU. no permitirá que el régimen iraní avance más en sus acciones para amenazar y aterrorizar al resto del mundo. Mi administración utilizará todas las herramientas a nuestra disposición para detener la estrategia de Irán para dotarse de armas nucleares, misiles balísticos y armas convencionales». En realidad, la Casa Blanca aplica unas sanciones sobre Irán que ha pedido al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que imponga, algo a lo que la mayoría de integrantes de este se ha opuesto. Finalmente, Trump dicta su propio embargo de armamento, y penaliza a Maduro de paso, a menos de dos semanas de que expire un embargo aprobado por la ONU. Incluso se han opuesto a EE.UU. sus aliados en Francia, Alemania y Reino Unido, alegando que Trump se retiró del acuerdo nuclear con Irán. Las sanciones que ha detallado el departamento de Estado afectan entre otros a seis personas y tres instituciones implicadas en programa nuclear iraní y otros tres individuos y cuatro instituciones que participan en el desarrollo de misiles balísticos. Además el presidente Trump ha vuelto a imponer por decreto un embargo integral sobre el comercio de armas con Irán, del que emanan las sanciones contra Maduro como cabeza del régimen venezolano. Según Mike Pompeo, el jefe de la diplomacia estadounidense, «Irán representa una amenaza única para el mundo. El régimen utiliza su programa nuclear para extorsionar a la comunidad internacional y amenazar la seguridad regional e internacional. Irán posee el arsenal de misiles balísticos más grande de Oriente Próximo y ha exportado tanto misiles como tecnología de producción de misiles a actores violentos extranjeros como las milicias hutíes en Yemen y los terroristas de Hezbollah en Líbano y Siria». Una advertencia A Maduro le acusa EE.UU. de «haber participado o intentado participar en actividades que contribuyen materialmente al suministro, venta o transferencia directa o indirecta hacia o desde Irán, o para el uso en Irán o en beneficio de Irán, de armas o material relacionado, incluidas piezas de repuesto». Es decir, sanciona al máximo dirigente del régimen venezolano por adquirir armas iraníes, algo que EE.UU. sospecha desde hace meses. Según un comunicado del departamento de Estado de EE.UU., las sanciones responden a «la relación entre la organización Industrias de la Defensa de Irán y su director Mehrdad Akhlaghi-Ketabchi, el Ministerio de Defensa y la rama logística de las Fuerzas Armadas de Irán, y los funcionarios venezolanos encabezados por el dictador ilegítimo de Venezuela, Nicolás Maduro». «Nuestra aplicación de sanciones a Maduro hoy es una advertencia que debe escucharse claramente en todo el mundo: no importa quién sea, quien viole el embargo de armas de la ONU sobre Irán corre el riesgo de recibir sanciones». En virtud de las sanciones que aplica el Tesoro de EE.UU., quedan congelados las propiedades y los bienes que los amonestados tengan en EE.UU. y se les prohíbe cualquier transacción con ciudadanos o entidades norteamericanos.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
Boris Johnson, agobiado porque su salario de primer ministro no es suficiente
Boris Johnson tiene «la miseria grabada en su rostro», algo que es «evidente» en sus apariciones públicas. Así lo declaró un político conservador de alto nivel al periódico The Times, que este fin de semana publicó un reportaje en el que asegura que el primer ministro británico no está viviendo su mejor momento, ya además de sus múltiples preocupaciones profesionales, entre las que se encuentran el Brexit y la gestión de la emergencia del coronavirus, también está pasándolo mal en el terreno personal, y se queja de que su sueldo como «premier» no es suficiente para hacer frente a sus gastos. Además de que Londres es una de las ciudades más caras del mundo, Johnson firmó hace poco un divorcio que no fue precisamente barato y tiene que mantener a cuatro de los seis hijos que ha reconocido oficialmente. El más pequeño, Wilfred Lawrie Nicholas, tiene tan solo cuatro meses. Y al asumir el mando del país su salario bajó considerablemente: pasó de embolsarse más de 350.000 libras esterlinas al año (unos 380.000 euros al tipo de cambio actual) mientras era diputado gracias a su columna en el Daily Telegraph, así como por dictar conferencias y discursos, a ganar un sueldo de 150.000 libras al año (unos 163.000 euros) desde que dirige al Reino Unido desde su oficina de Downing Street. Una residencia incómoda «Boris, como otros primeros ministros, está muy, muy mal atendido. No tiene ama de llaves, tiene una sola persona que hace la limpieza y están preocupados (él y su prometida, la periodista Carrie Symonds) por no poder pagar una niñera», aseveró un amigo del premier al prestigioso diario. La misma fuente añadió que el apartamento de «Downing Street no es un buen lugar para vivir. No es como el Elíseo o la Casa Blanca, donde puedes alejarte de todo porque son muy grandes. Incluso si él o Carrie quieren ir al jardín de rosas, tienen que pasar por la oficina», aseguró. Otro amigo afirmó que Johnson «siempre está preocupado por el dinero, tiene una necesidad genuina de mantener a su familia, y creo que eso le preocupa». Pero las quejas vienen de lejos: ya en el 2017, cuando trabajaba como ministro de Relaciones Exteriores, se quejaba de su sueldo de 140.000 libras anuales no era suficiente para vivir debido a sus «extensas responsabilidades familiares». Además del dinero, algunas fuentes consultadas por el diario afirmaron que hay preocupación en su entorno porque Johnson parece no haberse recuperado por completo tras haber enfermado de Covid-19, motivo por el que tuvo que estar una semana hospitalizado en abril, la mitad en la unidad de cuidados intensivos. La versión oficial es, sin embargo, que el premier está en plena forma física y mental.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
Detienen a una mujer acusada de enviar una carta con veneno a Trump
Una mujer fue detenida este domingo por supuestamente haber enviado un paquete con ricina al presidente de EE.UU., Donald Trump, cuando intentaba entrar en territorio estadounidense desde Canadá por un puesto fronterizo en el estado de Nueva York, según medios de comunicación locales. La mujer llevaba una arma de fuego y fue arrestada por las autoridades estadounidenses, dijo una fuente de los servicios de seguridad citada por la cadena de televisión CNN. Se espera que fiscales en Washington DC presenten cargos contra la sospechosa. Interceptado El sábado dos funcionarios relacionados con el caso declararon a la cadena de televisión CNN que un paquete con ricina dirigido a Trump fue interceptado a comienzos de esta semana por los servicios de seguridad de la Casa Blanca. Según el canal, la portavoz del Ministerio de Seguridad Pública de Canadá, Mary-Liz Power, dijo el sábado que estaba «al tanto de los informes preocupantes de paquetes que contienen ricina dirigidos a instalaciones del Gobierno federal de EE.UU.». «La policía canadiense está trabajando en estrecha colaboración con EE.UU, pero como se trata de una investigación en curso no podemos comentar más», precisó. Los investigadores estaban analizando la posibilidad de que el paquete de ricina proviniera de Canadá y se estaban llevando a cabo pesquisas sobre envíos similares por correo a direcciones en Texas que podrían estar conectados con el mismo remitente en Canadá. Potente toxina La ricina es una de las toxinas más potentes que se conocen y se extrae de las semillas del ricino. Fue aislada en 1888 cuando se observó que el extracto de las semillas aglutinaba las células sanguíneas. Si se ingiere puede causar náuseas, vómitos y hemorragia interna del estómago e intestinos, seguidos de insuficiencia hepática, bazo y renal, y muerte por colapso del sistema circulatorio.
20-09-2020 | Fuente: abc.es
La batalla política por la renovación del Supremo de EE.UU. es cosa de mujeres
La resaca de la muerte de Ruth Bader Ginsburg, la juez del Tribunal Supremo e icono progresista de EE.UU., ofreció este fin de semana imágenes de la brecha que separa al país. En la escalinata del alto tribunal, en Washington, o en la acera de la casa en la que Ginsburg creció en Brooklyn, se alargaban las vigilias, con tono sombrío, iluminadas con velas, cantos de «Amazing Grace» y carteles que decían «Respetad su deseo», en referencia al último llamamiento de la juez: que su reemplazo se elija después de la elección del 3 de noviembre. En los mítines de Trump, eléctricos, como en el de la noche del domingo en Fayetteville (Carolina del Norte), es otra historia. Los entusiastas del presidente han encontrado un nuevo cántico, que dominará el resto de la campaña electoral: «Fill the seat», «Ocupa la vacante», coreaban. La renovación del Senado es una batalla política de altos vuelos (el tribunal tiene un peso enorme en la configuración del país) que impacta de lleno en las elecciones. Los republicanos, que controlan la presidencia y el Senado ?los dos órganos decisivos en la elección de jueces?, tienen una oportunidad de oro para reforzar la línea conservadora del tribunal y perpetuarla durante muchos años (los jueces del Supremo son cargos vitalicios). En esta guerra, las primeras protagonistas son mujeres. Lo fue Ginsburg, despedida ?tanto por demócratas como republicanas? como una figura reverenciada en los progresos por la igualdad de género. Pero lo será también su sustituta, según ha reconocido Trump, que busca nominar y confirmar con rapidez a la nueva juez. Un proceso en el que el primer obstáculo serán, de nuevo, son dos mujeres, dos defectoras republicanas en el Senado. Trump aseguró el domingo que el reemplazo de Ginsburg será, «con mucha probabilidad», una mujer. Es una decisión que se esperaba. Elegir a un hombre hubiera exacerbado todavía más los ánimos del electorado demócrata, que amenaza con una movilización que expulse a Trump de la Casa Blanca y devuelva la mayoría en el Senado a los demócratas. La elección de una mujer acerca al presidente a un electorado clave: el de las mujeres suburbanas, de corte moderado, en estados decisivos, que podrían optar por inclinarse por el centrismo del candidato demócrata, Joe Biden. Las dos favoritas son dos juezas conservadoras, Amy Coney Barrett y Barbara Lagoa. El presidente dijo que ambas podrían hacer un trabajo magnífico y que son «muy respetadas». Las dos candidatas de Trump Amy Barret, conservadora de libro Con Barrett, Trump daría otro regalo al electorado conservador que le aupó en 2016. Asistente de Antonin Scalia -referente judicial conservador-, madre de siete, creyente y con posibilidad de dar la vuelta a la regulación del aborto. Sería, además, la jueza más joven del tribunal (48 años), lo que aseguraría esa impronta ideológica durante generaciones. Barbara Lagoa, gancho hispano Además de un historial judicial de enjundia -fue elegida el año pasado para la instancia inferior al Supremo con el beneplácito de los demócratas-, Lagoa aporta un activo a corto plazo: es de Florida y de origen cubano, en un momento en el que Trump necesita ganar ese estado y mejorar en el voto hispano. Cuatro defecciones En el Senado, que deberá confirmar la nominación de Trump, la mayoría ajustada de los republicanos les permite solo cuatro defecciones. Las dos primeras han sido mujeres, dos de las republicanas más moderadas de la cámara alta, Lisa Murkowski (Alaska) y Susan Collins (Maine). Ambas han asegurado que respetarán el precedente de 2016, cuando los republicanos, también con mayoría en el Senado, bloquearon durante ocho meses a un juez nominado para el Supremo porque era un año de elección presidencial. Ahora, a 43 días días de la elección, y empezando por su líder, Mitch McConnell, han cambiado de opinión. Los republicanos justifican el bandazo en que la situación es ahora distinta -el presidente y el Senado eran de distinto color político, al contrario que ahora-, aunque hace cuatro años esa no fue la explicación que se dio. Algunos, como Lindsay Graham, han tenido que comerse sus palabras. En 2016 dijo con claridad que se podrán «utilizar mis palabras contra mí», cuando defendió que si hay un presidente republicano y hay una vacante en el último año de su primer mandato habría que esperar a las elecciones. Murkowski, al contrario, defendió ayer que «debe aplicarse el mismo estándar» que se utilizó en 2016. En la víspera, Collins dijo que, igual que los republicanos defendieron hace cuatro años, el presidente elegido en las elecciones debería ser quien elija al nominado. Con ellas dos no basta. Mitt Romney, un senador crítico con Trump, podría sumarse al grupo. Algún otro, como Charles Grassley, dijo recientemente, pero antes de que muriera Ginsburg, que habría que esperar. Está por ver si también cambiará de opinión.
1
...