Infortelecom

Noticias de caracas

12-07-2019 | Fuente: abc.es
La esposa de un militar preso por rebelarse contra Maduro: «Fui afortunada al hablarle a Bachelet»
El 21 de enero, el sargento mayor de la Guardia Nacional, Luis Bandres Figueroa, comandó la sublevación en Cotiza, al noroeste de Caracas, contra el régimen de Nicolás Maduro. Ese día, él junto con un grupo de 24 uniformados se entregaron a las autoridades, después de que las fuerzas de seguridad del régimen amenazaran con matarlos, y ahora se encuentran presos en la cárcel militar de Ramo Verde, ubicada en las afueras de la capital. Su esposa, Sandra Hernández, recibió a ABC para explicar las condiciones en las que se encuentra Bandres Figueroa y cómo han sido sus días en prisión, las torturas a las que ha sido sometido, y cómo desde la celda mantiene su lucha y su esperanza por la libertad de su país. Su mujer contó que el 21 de enero, Bandres «hizo un llamado a la población tanto militar como civil para derrotar a Maduro y pidió a sus compañeros de armas para que lo ayudaran a restablecer el hilo constitucional». «Bandres manifiesta que estuvo ahí en ese comando (Cotiza) haciendo el llamado a la Fuerza Armada. Él lo hizo porque aunque seas militar, no escapas de la realidad del país. También hemos padecido de la falta de alimentos, de medicina, las malas condiciones hospitalarias», afirmó Hernández. La esposa del sargento ha dicho que él llevaba tiempo trabajando en operaciones que sirvieron para prepararse para el día de la sublevación. A Bandres lo apoyaron otros 24 funcionarios que están con él en Ramo Verde. Explicó que ellos se entregaron para asumir la responsabilidad de toda la operación que nació dos días antes de que Juan Guaidó, jurara ante la Constitución de Venezuela ser el presidente interino. No ha escapado de las torturas Hoy Bandres está en Ramo Verde, pero antes de llegar ahí, estuvo 15 días en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), lugar donde se cometen torturas y tratos crueles a los presos políticos, y en donde el mes pasado murió Rafael Acosta, capitán de Corbeta de la Armada venezolana mientras era torturado tras ser acusado de conspirar contra la vida de Maduro. «Pero en Ramo Verde no escapa (Bandres) de la tortura. Aunque no lo golpean, lo aíslan, lo castigan», afirma la mujer. En Ramo Verde, narra Hernández, estuvo cinco días sin recibir ningún tipo de alimento y dos días sin tomar agua. «Cuando estaba en estado crítico de deshidratación le permitieron pasar una garrafa (bidón) de agua. Las visitas se la suspendieron por 15 días. Y luego quedó aislado junto con los sargentos Martínez Natera y Camacaro», también presos políticos y compañeros de lucha. La tortura psicológica es una realidad para el sargento Bandres, y su esposa ha sido testigo de ese castigo. «Los dejan en una celda a oscuras. Duermen en el piso, sin sábanas, sin colchón. La tortura también es con la visita, con el familiar. Yo fui obligada a firmar una caución en la que me pedían no hacer ningún reclamo y me privaron de mis derechos a poner alguna denuncia o pedir alguna explicación . Y si me hacen firmar otra caución me suspenden la visita por tres meses», aseguró. «Seguiremos haciendo sacrificios por nuestra libertad» Sus dos hijos han visto todas las vejaciones a su madre. «A la hora de entrar, me desnudan, me revisan todo. Incluso, cuando paso al cuarto de requisa, yo tengo que pasar con los niños. Ellos están presente mientras a mí me están revisando». En esa revisión, los custodios no le dirigen la palabra, todo lo que hacen, lo hacen en silencio y recibiendo órdenes. Sin embargo en lo que tienen oportunidad, «nos dicen que no están de acuerdo pero no pueden hacer más». La familia Bandres Hernández está desmembrada. Los hijos de la pareja (un niño de 11 y una niña de 8 años) están con otros familiares fuera de Caracas. Bandres solo tiene a su esposa quien lo visita, le lleva comida, y le hace saber que no está solo. No tiene permitido que otro familiar lo vea. «Para mí ha sido muy difícil, porque he tenido que separarme de mis hijos, tengo que conseguir y llevar la comida (a Ramo Verde), pero siempre digo que si a nosotros nos toca hacer el sacrificio para que este país despierte y salga adelante, y salgamos a luchar por nuestra libertad que tanto merecemos, lo seguiremos haciendo. No importa cuánto más nos toque sufrir, si el resultado va a ser efectivo y pronto». Hernández tuvo la oportunidad, y dice «ser afortunada», de narrar ante la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, la situación de su esposo, y la de otros militares que son presos políticos del régimen chavista. El encuentro se dio cuando Bachelet visitó Venezuela el mes pasado para evaluar y ser testigo de la dramática crisis que vive el país sudamericano. De frente a Bachelet «Le entregué una carpeta con todo el caso de los guardias de Cotiza, una carta y un mensaje. Cuando se la entrego pude notar que ella estaba afectada, que estaba llorando, y me dice en voz muy baja que me quedara tranquila, que ella iba a hacer lo posible por ayudarnos». A Sandra le sorprendió el informe «tan contundente» que elaboró y publicó la Alta Comisionada. «Ella nos dijo «no crean que están con alguien que no sabe lo que están viviendo. Yo también fui torturada, mis padres fueron presos políticos y fueron también torturados?. Hernández también pudo reunirse en marzo con el equipo de la ONU enviado por Bachelet a Venezuela. El informe de 18 páginas, detalla las violaciones a derechos humanos, detenciones arbitrarias y las torturas con «la aplicación de corriente eléctrica, asfixia con bolsas de plástico, simulacros de ahogamiento, palizas, violencias sexuales, privación de agua y comida, posturas forzadas y exposición a temperaturas extremas». El documento señala como responsables de estas prácticas inhumanas al Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN ) y a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM).
10-07-2019 | Fuente: abc.es
Maduro ordena el entierro controlado del cuerpo del capitán Acosta
La esposa del capitán de fragata Rafael Acosta Arévalo ha denunciado este miércoles que el régimen de Nicolás Maduro le impide reconocer el cuerpo de este, fallecido hace 12 días bajo custodia de la inteligencia militar, ya que será enterrado directamente y bajo custodia oficial en el cementerio del Este en Caracas. La orden de liberación del cadáver fue emitida por el Tribunal 36 de Control del área metropolitana de la capital venezolana. «Denuncio el procedimiento ilegal que está haciendo la morgue de Bello Monte, la cual hará entrega controlada del cuerpo de mi esposo, así como lo hicieron con Óscar Pérez», dijo Waleswka Pérez en un mensaje de vídeo compartido en la red social Twitter. DENUNCIO la entrega controlada del cuerpo de mi esposo el C.C RAFAEL ACOSTA. #nomastorturavzla #ayuda #venezuela #acostaarevalo @TAMARA_SUJU @GiselaMatamoros @fdelrinconCNNE @medinaroaalonso #DDHH #JUSTICIA pic.twitter.com/zPyojlTlJ3? waleswka perez (@waleswka77) July 10, 2019El régimen de Maduro decidió enterrar el cuerpo del capitán de corbeta doce días después de haber sido asesinado por brutales torturas. A la morgue de Bello Monte, la principal de Caracas, entraron la madre y dos hermanas de Acosta para que reconocieran el cuerpo del militar. María Acosta Arévalo, hermana del capitán fue quien tuvo la difícil misión de reconocer el cadáver. Pasadas las 13.00 horas (locales), las fuerzas de seguridad del régimen trasladaron el cuerpo al cementerio del Este, ubicado igualmente en la ciudad capital, para que fuese enterrado, y el acto se realizó bajo una estricta custodia policial que fue ordenada por Nicolás Maduro. En el entierro solo estuvo presente la familia Acosta, pues a la prensa se le impidió el paso en todo momento. Una placa únicamente con el nombre del Capitán fue colocada en la fosa, que está en la parcela número 12 del camposanto que ha elegido el régimen chavista para que reposen los restos del militar, una decisión que ha sido tomada sin la consulta de la familia Acosta, que deseaba sepultarlo en el estado Aragua (centro del país). En varias ocasiones, la esposa de Acosta -quien está fuera de Venezuela- exigió al Gobierno chavista que le entregara el cuerpo del Capitán para realizarle la autopsia pero nunca tuvo respuesta. Y el pasado miércoles se dio a conocer un documento de la autopsia practicada al cuerpo de Acosta que asegura que sufrió un edema cerebral a causa de un politraumatismo generalizado. En silla de ruedas y con signos de tortura El régimen detuvo a Acosta, de 50 años, acusándolo de participar en un complot contra Maduro. Su mujer dijo que un día antes de su muerte fue presentado en los tribunales en silla de ruedas y mostrando graves signos de tortura. «No hablaba, solo pedía auxilio a su abogado», dijo Pérez. «Lo torturaron mucho. Tanto, que lo mataron». ABC reveló la semana pasada que en la autopsia del capitán figuraban los efectos de la tortura y que probablemente murió de una brutal paliza. Los forenses hallaron según su informe «dieciséis costillas, el tabique nasal y un pie rotos; excoriaciones en hombros, codos y rodillas; hematomas en los abductores, lesiones similares a latigazos en la espalda y signos de pequeñas quemaduras en ambos pies, que se presumen de electrocución».
08-07-2019 | Fuente: abc.es
Guiadó anuncia que reanudará el diálogo con Maduro en Barbados
Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, ha anunciado a través de un comunicado que «asistirá a una reunión con representantes del régimen usurpador en Barbados, para establecer una negociación de salida a la dictadura». En su comunicado no ha dicho cuándo se van a reunir con la delegación del régimen de Nicolás Maduro pero recuerda que atiende «a la mediación del gobierno del Reino de Noruega para poner fin a la tragedia que padecemos los venezolanos». Las dos primeros encuentros entre la oposición y el régimen de Maduro se realizaron el pasado mes de mayo en Oslo. Estaba previsto la semana pasada continuar la tercera ronda en Barbados pero se interrumpió por el asesinato del capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo, que murió bajo torturas por agentes del contrainteligencia militar (DGCIM). En su comunicado Guaidó también ha recordado la vigencia de la ruta planteada para ponerle fin al «sufrimiento de los venezolanos: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres con observación internacional». Ha subrayado que «no tenemos tiempo ilimitado, cada día que pasa la situación empeora. La profunda crisis que vivimos, y que plasmó en su último informe la Alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, resalta el sentido de urgencia que tenemos. La solución debe ser ahora». También ha anunciado que este lunes recibirán en Caracas al representante especial de la Unión Europea para Venezuela, Enrique Iglesias, como parte de la ofensiva internacional que han emprendido. Por otro lado, ha advertido a la oposición venezolana «no ceder a intrigas de un aparato de propaganda que busca generar desesperanza y división. Juntos tenemos que defender a Venezuela y su futuro, en todos los espacios y de todas las maneras posibles». «Estamos preparados para asumir esta enorme e histórica responsabilidad. Juntos vamos a devolverle la democracia y la prosperidad a nuestra amada Venezuela», ha enfatizado. Unas horas antes Guaidó también anunció que impulsará el Tratado de Río (TIAR), un mecanismo de asistencia militar extranjera, para intentar sacar del poder a Maduro, una vez cumplidos los trámites en la Asamblea Nacional, que será pronto.
06-07-2019 | Fuente: abc.es
Críticas contra el informe de la ONU por no dar soluciones para Venezuela
Para la diplomacia norteamericana y los opositores a Nicolás Maduro afincados en Estados Unidos, que son quienes más han defendido de forma coordinada la necesidad de un cambio de régimen urgente en Venezuela, el informe presentado ayer por la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos aqueja de un grave problema: detecta violaciones gravísimas, «que afectan directa e indirectamente a todos los derechos humanos», pero no propone medidas urgentes para ponerle coto a estas. Dijo ayer el jefe de la diplomacia norteamericana, Mike Pompeo, que «Venezuela está en jaque a causa de una dictadura asistida por extranjeros no invitados por el pueblo y expoliadores». En sus primeras declaraciones sobre la crisis en el país caribeño tras el informe presentado a la ONU, el secretario de Estado pidió de nuevo que haya elecciones «libres y transparentes», es decir, sin la injerencia del régimen, que sembró de irregularidades las presidenciales de 2018. Según dijo ayer en Washington el embajador venezolano en EE.UU., el veterano opositor Carlos Vecchio, «después de este informe, debemos entender claramente que la única forma de detener estas atrocidades es a través de un cambio de régimen y de responsabilizar a todos los que cometieron estos delitos». Bachelet, sin embargo, ha decepcionado a los opositores que encabeza Vecchio al limitarse a proponer que el régimen «adopte de inmediato medidas para cesar, subsanar y prevenir las violaciones de los derechos humanos», sin pedir la marcha inmediata de Maduro. Cree la diplomacia norteamericana, que mantiene reuniones habituales con Vecchio y otros opositores, que la materia prima sobre la que trabajó Bachelet es pobre de por sí. El representante especial de EE.UU. para Venezuela, el embajador Elliott Abrams, le recomendó hace días a la alta comisionada que visitara las cárceles del régimen, incluidas las de la inteligencia civil ?el Sebin? y militar ?el Dgcim?, algo que esta no hizo. Después, Abrams ha dicho que esperaba que en el informe se instara «como han hecho tantas democracias del mundo, a que se lleven a cabo elecciones libres como factor central para la solución de la crisis en Venezuela». Aunque no ha sorprendido en Washington, en el informe de Bachelet, de 18 páginas y plagado de detalles sobre graves violaciones de derechos humanos, no se habla de elecciones en ninguna ocasión. Para EE.UU. no hay otro orden de hechos que el de que Maduro salga del país y quienes queden de su Gobierno acepten a Juan Guaidó como presidente legítimo y faciliten así, a medio plazo, la convocatoria de elecciones libres, no manipuladas ni controladas por el régimen. Según Abrams, «el obstáculo a la posibilidad de una resolución pacífica sigue siendo la negativa de Maduro a dar un paso al costado». Cómplice silencio Opina Pedro Mario Burelli, un veterano e influyente opositor afincado en Washington, que fue director de Pdvsa, que «el informe Bachelet es devastador y hace imposible seguir en la indolencia. El contenido desnuda a una tiranía que merece un trato mucho más contundente y definitivo de la comunidad internacional. Si bien la responsabilidad de los miles de crímenes que se denuncian es de Chávez, Maduro y sus personeros, el mundo ha observado con cómplice silencio la destrucción criminal de un país y el maltrato sistemático a sus ciudadanos». Caracas marcha Venezuela cumple 208 años de su independencia, y el presidente interino, Juan Guaidó, aprovechó para convocar a una gran manifestación que reavive las protestas sociales a favor del cese de la usurpación. La marcha tuvo además el objetivo de denunciar el asesinato, mientras recibía torturas, del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo por manos de funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) cuando estaba detenido por una supuesta conspiración para atentar contra las vidas de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. Una multitud comenzó a concentrarse al mediodía (hora local) en los alrededores de la oficina de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ubicada en Caracas. Se tenía previsto marchar hasta la sede militar del Dgcim, pero una barrera humana de la Policía Nacional impidió el paso de los manifestantes. El recorrido transcurrió con normalidad. Guaidó en su discurso aseguró que un alto cargo del Dgcim le habría dicho «ya basta», sin embargo, no reveló más información. Del mismo modo, reiteró que el régimen de Nicolás Maduro ha sido el responsable de la muerte del capitán Acosta: «¿Quién dio la orden?», preguntó. «Funcionarios públicos y miembros de las Fuerzas Armadas, formalmente se convierten en cómplices de Nicolás Maduro», expresó. Asimismo, dijo que el país «no aguanta más, necesitamos un cambio de Gobierno» y que no es solo en Caracas que se protesta sino en los otros 24 estados del país. «La gran pregunta: ¿por qué llevan a un capitán en silla de ruedas a un tribunal? ¿Para que lo vea el mundo?», cuestionó Guaidó con relación a la aparición de Acosta, horas antes de su muerte. «Aquí con nosotros hay muchos presos políticos hoy (..) vamos a sanar el país a nuestra tierra», agregó. Conmoción por la noticia La muerte del capitán desató una ola de protestas, incluida la de la alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, quien expresó haber estado conmocionada por la noticia. Pues la muerte de Acosta ocurrió días después de que ella visitara Venezuela para constatar el estado de los derechos humanos en el país petrolero. Todo apunta a que Acosta Arévalo recibió una brutal paliza que le provocó la muerte. Los hallazgos médicos filtrados por el director de actuación procesal del Ministerio Público en el exilio, Zair Mundaray, evidencian que el capitán de corbeta tenía fracturadas «dieciséis costillas, el tabique nasal y un pie; excoriaciones en hombros, codos y rodillas; hematomas en los abductores, lesiones similares a latigazos en la espalda y signos de pequeñas quemaduras en ambos pies, que se presumen de electrocución». Fuentes militares conocedoras del caso revelaron a ABC que el mayor Alexander Gramko Arteaga, director de Asuntos Especiales del Dgcim, «es el ejecutor de las operaciones de tortura y procedimientos especiales» y que bajo su mando se realizaron las «desapariciones forzadas y ejecuciones contra los militares enemigos del régimen».
05-07-2019 | Fuente: abc.es
Leopoldo López Gil coordinará la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo
El eurodiputado del PP Leopoldo López Gil, padre del líder opositor venezolano Leopoldo López, asumirá, junto a la luxemburguesa Isabel Wiseler Lima, la coordinación por parte del Grupo Popular Europeo (PPE) de la subcomisión de Derechos Humanos que presta asistencia a la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento de Estrasburgo. Este órgano está encargado de las cuestiones relacionadas con la democracia, el Estado de Derecho, supervisar los diálogos y las consultas sobre los derechos humanos, incluidos los derechos de las minorías, en terceros países y los principios del Derecho internacional, esta subcomisión deberá garantizar la coherencia entre las políticas exteriores de la Unión en materia de derechos humanos, señalaron fuentes próximas al eurodiputado popular. Tras votaciones internas entre los miembros de la comisión principal, indican en un comunicado, el rol del coordinador es «alinear el punto de vista de su grupo con respecto a los temas que tiene ante sí la comisión y, junto con el presidente y los vicepresidentes, organiza el trabajo de ésta». En este sentido, López Gil (Caracas, 1944) dijo estar honrado y comprometido para seguir denunciando los abusos en materia de derechos humanos. «Debemos trabajar en el fortalecimiento y rescate de la democracia en Europa y Latinoamérica», aseguró. En relación con el informe sobre Venezuela presentado este viernes en Ginebra por la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, López Gil afirmó que el documento desenmascara por completo al régimen autoritario de Nicolás Maduro y reconoce las vulneraciones en materia de derechos bajo una estrategia sistemática para reprimir con fuerza excesiva a la oposición política y a la sociedad civil; atropellos y violaciones que se han denunciado desde hace varios años por diferentes ONG, víctimas, familiares y políticos venezolanos en instancias internacionales. «Es momento de tomar acciones» «Es momento para que el Parlamento Europeo tome acciones siguiendo el llamado de compromiso de la alta comisionada de la ONU en este informe -declara el primer venezolano que forma parte de la Eurocámara-. Vamos a trabajar más duro para detener esta grave crisis que afecta no sólo a Venezuela sino directamente a la región latinoamericana, a Estados Unidos y Europa por el creciente éxodo de la población venezolana desplazada a esos territorios consecuencia de la grave situación económica, sanitaria y persecutoria», dijo. En este sentido, el padre del líder opositor de Venezuela, Manifestó que ya está trabajando y en conversaciones con diferentes portavoces e instituciones para llevar a cabo planteamientos concretos para discutirlos en el Parlamento Europeo.
05-07-2019 | Fuente: abc.es
Rusia promete seguir fortaleciendo la capacidad militar de Venezuela
Rusia continuará desarrollando sus relaciones «de amistad» con Venezuela, lo que incluye actividades destinadas a fortalecer las capacidades militares de ese país, ha afirmado el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov. «Continuaremos trabajando en el desarrollo de nuestras relaciones de amigos y aliados con la hermana Venezuela», ha dicho el diplomático ruso al asistir en Moscú a un evento con motivo de los 208 años de la firma del acta de independencia del país caribeño. Además, ha precisado que Rusia seguirá implementando proyectos de cooperación con Venezuela que abarcan «diversas áreas». «En el marco de los acuerdos existentes, llevaremos también a cabo actividades que fortalecerán la capacidad de las fuerzas armadas de ese país», ha dicho Riabkov. A la vez, el viceministro ha vuelto a rechazar «las especulaciones sobre la presencia de militares rusos en Venezuela» al precisar que se trata de especialistas técnicos encargados del mantenimiento de los equipos suministrados por Rusia al país andino. Riabkov ha adelantado que abordará la cooperación bilateral durante una visita a Venezuela que efectuará entre el 20 y 22 de julio. Además de reuniones bilaterales, el diplomático tomará parte en la reunión ministerial del Buró de Coordinación del Movimiento de Países No Alineados, en el que Rusia ejerce de observador permanente. Críticas a la cooperación rusa con Caracas EE.UU y otros países han criticado la presencia de Rusia en Venezuela y Washington ha exigido incluso que el personal ruso abandone el país. El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró en un reciente encuentro con los máximos responsables de las principales agencias mundiales de noticias que Moscú «no está creando ninguna base (militar), ni llevando tropas allí», en Venezuela. En cuanto a la reunión sobre Venezuela prevista en Lima, Riabkov ha señalado que Moscú aún no ha tomado una decisión sobre su participación en el evento. El Gobierno de Perú invitó previamente a cien países, incluidos Cuba, China, Rusia y Turquía, a participar el próximo 6 de agosto en una cumbre internacional sobre la crisis en Venezuela en Lima. «Hay que conocer primero la agenda (de la reunión). Por el momento, todo está muy desequilibrado y no creo que haya que esperar una participación sustancial, y especialmente de Moscú. Pero aún es prematuro para hablar de eso», ha agregado el viceministro ruso. El canciller peruano, Nestor Popolizio, señaló previamente que la cita ha sido planteada para «dialogar, conversar y establecer un punto de convergencia» y que ante lo heterogéneo de la convocatoria, con países que se oponen y otros que apoyan al régimen de Nicolás Maduro, no se pretende sacar un documento final.
05-07-2019 | Fuente: abc.es
Cabello acusa a opositores de querer matar a líderes chavistas
«Les habla el teniente José González, usted y yo hemos conversado en otras ocasiones. Conservo su número telefónico y le envío esta nota de voz porque me están ofreciendo un dinero para que la mate a ella (por Delsa Solórzano) y mate al diputado Renzo Prieto. Hoy estuve conversando con él y le informé (a Prieto). Me dijo que ya había recibido una amenaza sobre eso, entonces le acabo de pasar la información a la diputada Delsa para que lo tome en cuenta (..) entrégale la información a la diputada y que se cuide». Esas son las palabras de José Gregorio González León, el denunciante, quien por nota de voz contactó a Naremis Silva, secretaria de la comisión de política interior de la Asamblea Nacional. Este mismo teniente luego envió un vídeo donde se le escucha pidiendo ayuda para refugiarse en una embajada porque temía por su vida y la de su familia ya que el Gobierno de Nicolás Maduro iba a tomar represalias en su contra. Después de dos meses con las pruebas en resguardo, los diputados opositores las mostraron ayer a la prensa porque el mismo teniente salió en el programa de televisión de Diosdado Cabello como cooperante del régimen. Cabello, el número dos del régimen, mostró un vídeo del militar durante su programa «Con el mazo dando» donde confesaba que los diputados opositores ofrecían 20.000 dólares por la cabeza de Freddy Bernal y Valentín Santana, ambos dirigen los colectivos paramilitares chavistas. Sobre Freddy Bernal la diputada Solorzano dijo: «te quiero vivo para que pagues todo el mal que has hecho a los venezolanos en estos 20 años». Y a Cabello respondió: «Sus acusaciones son falsas. Todas las pruebas están a buen resguardo. Sus afirmaciones no buscan más que desviar la atención sobre el asesinato del capitán Acosta Arévalo». El diputado Prieto afirmó que conoció al sicario en la cárcel del Helicoide el año pasado cuando estuvo preso: «siempre me decía que nos cuidáramos porque somos un objetivo del régimen. Luego en mayo me contactó para pedirme dinero (1.000 dólares) porque tenía a su novia presa y torturada, y quería sacarla. Yo nunca le ofrecí nada porque no tengo donde caerme muerto». Cadáver del capitán Acosta Los parlamentarios también se refirieron al crimen perpetrado por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) contra el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien murió torturado el pasado 29 de junio por los verdugos de la inteligencia de Maduro. El régimen no ha entregado el cuerpo del capitán a sus familiares como lo ha solicitado su viuda Waleska Pérez. Tampoco ha permitido que se le realizara una autopsia independiente al cuerpo del militar ni se ha abierto una investigación internacional como lo han exigido sus familiares y la Asamblea Nacional. «Estuvimos esperando este miércoles hasta las 8 de la noche y el Dgcim no quiso entregar el cadáver del capitán», dijo desde la sede del partido Voluntad Popular, Delsa Solorzano. El informe oficial de la autopsia que se filtró a la prensa ha dejado en evidencia los signos de tortura a los que fue sometido brutalmente el capitán por el politraumatismo generalizado causado. Asimismo, denunció que el régimen de Maduro pretende evadir su responsabilidad en el crimen al haber condenado a dos funcionarios de la Guardia Nacional a 14 meses de prisión y no a los 30 años que le corresponden por los protocolos internacionales sobre tortura. Dijo además que tampoco ha permitido la entrada de los dos representantes de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, en Caracas al edificio del Dgcim en Boleíta para ver el cadáver de Acosta Arévalo. Informe de Bachelet La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos publicó ayer un resúmen del informe que presentará Michelle Bachelet formalmente hoy en Ginebra. Es un demoledor y muy completo documento sobre la violación de los derechos humanos del régimen de Maduro en todos los ámbitos del país pero no recoge los últimos acontecimientos suscitados con el asesinato del capitán Acosta Arévalo. Mucho menos reseña la historia del joven de 16 años, Rufo Chacón, que perdió los dos ojos con el disparo de 56 perdigones de la policía del Táchira cuando protestaba por la falta de gas para cocinar.
03-07-2019 | Fuente: abc.es
El capitán de corbeta venezolano Rafael Acosta Arévalo murió mientras era torturado por miembros de la Inteligencia chavista que actuaban con pleno conocimiento de Nicolás Maduro. La autopsia realizada al cadáver del militar reveló que la causa de su muerte fue «un edema cerebral severo debido a la insuficiencia respiratoria aguda producida por la rabdomiólisis por politraumatismo generalizado» (la rabdomiólisis es un síntoma que presentan las víctimas de terremotos, bombardeos y derrumbes de edificio), y «tiene entre sus causas el aplastamiento», según explicó la abogada de derechos humanos, Rocío San Miguel. Todo apunta a que Acosta Arévalo recibió una brutal paliza que le provocó la muerte. Los hallazgos médicos filtrados por el director de actuación procesal del Ministerio Público en el exilio, Zair Mundaray, evidencian que el capitán de corbeta tenía fracturadas «dieciséis costillas, el tabique nasal y un pie; excoriaciones en hombros, codos y rodillas; hematomas en los abductores, lesiones similares a latigazos en la espalda y signos de pequeñas quemaduras en ambos pies, que se presumen de electrocución». Todos estos tratos crueles e inhumanos le fueron aplicados mientras estaba bajo custodia de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). Fuentes militares conocedoras del caso revelaron a ABC que el mayor Alexander Gramko Arteaga, director de Asuntos Especiales del Dgcim, «es el ejecutor de las operaciones de tortura y procedimientos especiales» y que bajo su mando se realizan las «desapariciones forzadas y ejecuciones contra los militares enemigos del régimen». Según esta fuente, en Gramko recayó la orden de torturar que acabó con la vida del capitán el pasado sábado por orden de Maduro. «La dirección de asuntos especiales no hace nada sin que Nicolás Maduro lo autorice, fue creada para hacer trabajos única y específicamente para el presidente». Codo con codo con Gramko, el jefe de contrainteligencia de la Guardia de Honor, Asdrúbal Brito Hernández (ascendido recientemente a número uno por Maduro), también participó en las torturas. Centros clandestinos El mayor Gramko Arteaga tiene además a su cargo centros clandestinos llamados «casas seguras» para torturar y hacer desaparecer a la disidencia del régimen. Entre las que citó se encuentra: una casa cerca de la plaza de Chacao, en San Bernardino «es una base», otra en Fuerte Sorocaima en La Mariposa y subiendo hacia terrazas del Ávila, cerca de la sede del Dgcim en Boleíta en Caracas. La triste historia de Acosta comenzó el 21 de junio cuando funcionarios del Dgcim y del Sebin se llevaron detenidos a siete personas, entre militares y policías, activos y en retiro. Los cuerpos de inteligencia del Estado habían detenido a dos coroneles retirados, un general de brigada de la Aviación, un capitán de corbeta de la Armada (Rafael Acosta Arévalo), un teniente coronel del Ejército y dos comisarios retirados del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Tras seis días en paradero desconocido, el fiscal general, Tarek William Saab, acusó a tres de ellos -incluido el capitán Acosta- de incurrir en «los delitos de terrorismo, conspiración y traición a la patria». La versión del Gobierno presupone que los inculpados estaban preparando un golpe de Estado que «incluía la muerte de Maduro y Diosdado Cabello». «Acosta Arévalo murió por no saber más», explican las fuentes a las que ha tenido acceso ABC. Cuentan que desde el inicio todo fue cruel porque habías funcionarios retirados que no representaban «ninguna amenaza». Además, agregó que fue el coronel Pedro Luis Pérez Silén, encargado del destacamento de Guatire, el infiltrado del Gobierno en las reuniones que se estaban llevando a cabo con los siete militares. Pérez Silén fue quien grabó la reunión y se la dio al régimen para ganar su confianza y sus favores.«Los torturaron tanto porque los detenidos no sabían nada. Lo que habían hablado ya estaba grabado en el vídeo», explican estos militares al tiempo que aseguran que los otros seis funcionarios también están en estado crítico y que aparecerán cuando ya se hayan recuperado físicamente. «Aquí en Venezuela el que tiene poder es el que demuestra ser el malo, el más inhumano, el verdugo y Gramko se muestra como el más malo». Waleska Pérez temía por la integridad de su esposo, Acosta. Un día antes de su muerte dijo que fue presentado en Tribunales al que llegó en silla de ruedas mostrando graves signos de tortura. «No hablaba solo pedía auxilio a su abogado», dijo Pérez. «Lo torturaron mucho. Tanto que lo torturaron, que lo mataron». Los ejecutores La lista de torturadores del régimen es larga. El principal responsable es el mayor general Iván Hernández Dala, director del Dgcim y, al mismo tiempo, jefe de la guardia de honor presidencial. Dala dirige el órgano represor más brutal de todo el país, que como ha revelado ABC son asesorados por los cubanos. Cumple instrucciones directas de Maduro y es uno de los militares más cercanos a él. Ha sido señalado ya ante organismos internacionales como violador de los derechos humanos. El coronel Hannover Guerrero, responsable de la sede del Dgcim en Boleíta (Caracas), es también ejecutor de torturas y de falsificar los expedientes contra los detenidos en sus instalaciones. Luseph Barrios Olivares, jefe de la unidad especial, es el encargado de la casa de tortura ubicada en La Mariposa. Y Rafael Franco Quintero, jefe de inteligencia militar, ha sido señalado por la abogada venezolana, Tamara Suju, de ser cómplice «de los peores crímenes de lesa humanidad, entre ellos la tortura y violencia sexual a detenidos». Rafael Blanco Marrero, Néstor Blanco Hurtado y Abel Angola García también engrosan la lista. Suju ha denunciado a todos estos cómplices del régimen ante la Corte Penal Internacional de La Haya por crímenes de lesa humanidad que no prescriben. Al conocerse la noticia del asesinato de Acosta Arévalo, el Gobierno de Venezuela ordenó inmediatamente la detención de dos funcionarios del Dgcim, señalados como autores del Homicidio. El abogado del capitán, Alonso Medina Roa, aseguró que el régimen «lo pretende calificar el delito de homicidio, ignorando la legislación contra la tortura». El presidente interino, Juan Guaidó, dijo por su cuenta de Twitter: «No hay palabras para definir este abominable hecho. Familia militar no están solos, habrá justicia. Dictadura asesina, criminal y torturadora esto no quedará así». Con la muerte del capitán Acosta suman ya cuatro los presos políticos asesinados bajo la custodia de Maduro: el concejal de Caracas, Fernando Albán; el piloto de la aviación civil venezolana, Rodolfo González y el concejal, Carlos Andrés García.
03-07-2019 | Fuente: abc.es
El capitán Acosta, asesinado por el Dgcim tenía 16 costillas rotas, quemaduras y fue electrocutado
El capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, uno de los militares venezolanos detenidos por su supuesta implicación en una conspiración contra el gobierno de Nicolás Maduro, fue asesinado el pasado sábado bajo custodia por las autoridades de la Dirección General de Contrainteligencia (Dgcim) en Caracas. A pesar de que su esposa, Waleska Pérez, exigió al Gobierno que le entregara el cuerpo del funcionario para realizarle la autopsia no contó con respuesta. Sin embargo, este miércoles se ha conocido un documento de la autopsia practicada al cuerpo del capitán Acosta quien sufrió un edema cerebral a causa de un politraumatismo generalizado. Así lo ha informado por su cuenta de Twitter el periodista Eligio Rojas. En una captura del documento oficial se lee: «la causa de muerte fue un edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda debido a tromboembolismo pulmonar debido a rabdomiólisis por politraumatismo generalizado». Documento: La necropsia de ley practicada al cadáver del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, determinó como causa de muerte "edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda, debido a rabdomiolisis por politraumatismo generalizado" pic.twitter.com/EQI6zq3qs1? Eligio Rojas (@ELESPINITO) July 2, 2019Según la información que recoge El Pitazo, en el caso del militar, la rabdomiólisis produjo un coágulo que se alojó en su pulmón provocando el paro respiratorio. Igualmente, un edema cerebral también puede ser provocado por traumatismos craneoencefálicos, en los cuales se rompen los vasos sanguíneos y ocurre una hemorragia. «Lo torturaron mucho. Tanto que lo torturaron que lo mataron», dijo la esposa del funcionario. La abogada venezolana defensora de Derechos Humanos Tamara Suju, había adelantado que el Dgcim torturó brutalmente al capitán de corbeta hasta asesinarlo. «Ayer (por 28 de junio) llegó a los Tribunales en silla de ruedas, presentando graves signos de tortura. No hablaba, sólo pedía auxilio a su abogado. No entendía ni escuchaba bien», informó Suju. «Lo torturaron mucho. Tanto que lo torturaron, que lo mataron», dijo Waleska Pérez, esposa del funcionario para el canal de noticias EVTV en Miami. El director de actuación procesal del Ministerio Público en el exilio, Zair Mundaray, informó sobre los hallazgos médico legales en el cuerpo del capitán: «16 arcos costales fracturados, ocho de cada lado, las tres primeras y la última en buen estado, de ambos lados. Fractura de tabique nasal, excoriaciones en hombros, codos, rodillas, hematomas en el muslo en la cara interna y ambas extremidades. Lesiones (similares a latigazos) en espalda y muslos parte posterior, un pie fracturado, multiples excoriaciones y signos de pequeñas quemaduras en ambos pies (se presume electrocución). Por más que intenten pueden ocultar este crimen» En el comunicado oficial del gobierno de Maduro se afirma que Acosta Arévalo estaba imputado por «graves actos de terrorismo, sedición y magnicidio en grado de frustración» y se asegura que la investigación que llevó a la detención de los presuntos conspiradores «se ha realizado con respeto absoluto al debido proceso y a los derechos humanos».
01-07-2019 | Fuente: elpais.com
Bloque sindical en Air Europa contra el refuerzo de su ?low cost? y la vuelta a Caracas
Sepla, Sitcpla y Asetma se coordinan para denunciar incumplimientos en los convenios