Infortelecom

Noticias de caracas

25-06-2019 | Fuente: abc.es
Lo que pasó el 30 de abril en Venezuela, explicado por el exjefe del Sebin
Ha pasado más de dos meses en la clandestinidad. Poco se ha sabido del general Cristopher Figuera, exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), desde que el fallido levantamiento militar de Juan Guaidó del pasado 30 de abril lo dejara en completa evidencia como «conspirador». Filtró dos vídeos: uno pidiéndole a Maduro actuar y otro solicitando al presidente de EE.UU., Donald Trump, que levantara las sanciones contra Venezuela. El responsable de la policía secreta de Maduro le dio la espalda al régimen. Acaba de llegar a Washington dispuesto a colaborar y a denunciar el enriquecimiento corrupto de los chavistas ante las autoridades, según ha informado «The Washington Post», que recoge una entrevista con Figuera durante más de 12 horas en la habitación de un hotel en Bogotá. «Los empresarios estaban trabajando en convencer al jefe del Tribunal Supremo de Justicia de voltearse contra Maduro. Su plan, de acuerdo con varias personas involucradas: Maikel Moreno sacaría una sentencia que recuperaría la autoridad de la Asamblea nacional controlada por la oposición. La Asamblea que ya reconoció a Guaidó como presidente interino. Maduro sería forzado a salir », revela el diario ante los rumores suscitados desde el 30 de abril. ¿Qué pasó los días previos al levantamiento? Figuera, según el Post, participaba del plan del levantamiento del 1 de mayo pero, según se acercaba la fecha, el exjefe de inteligencia comenzó a preocuparse. Durante una reunión celebrada el 23 de abril, Moreno sorprendió a Figuera y al empresario César Omaña (quien también negociaba con el gobierno y la oposición) sugiriendo que él debía ser presidente en lugar de Guaidó. El 27 de abril, Figuera se reunió con Moreno y Padrino en la mansión de este último. «Fue una conversación corta», dijo al diario. «Estaban nerviosos». Figuera llamó a Padrino al día siguiente para asegurarse de que el jefe de defensa seguía dispuesto, pero «no quería hablar». El 29 de abril, se supo que los colectivos de Maduro estaban preparando un ataque «sanguinario» contra la protesta del 1 de mayo. Informó a Padrino, que se mostró nervioso por la llegada de la sentencia. El exjefe del Sebin recibió la confirmación de que Moreno estaba listo para sacar la sentencia el 30 de abril, pero tras el escepticismo de Padrino, comenzó a hablar con otros líderes militares. Finalmente, el plan se adelantó: Guaidó liberó a Leopoldo López y ambos llamaron a reunirse en las inmediaciones de la base militar de La Carlota en Caracas. «Estoy orgulloso de lo que hice» Durante la entrevista con el diario estadounidense, Figuera se reafirma en lo que hizo. «Por ahora, el régimen se nos ha adelantado. Pero eso puede cambiar rápidamente», agregó. Figuera fue cesado como director del Sebin en medio del fallido alzamiento militar contra Maduro. Ha estado dos meses escondido en la capital colombiana hasta su llegada a Estados Unidos. Además de algunos detalles sobre el 30 de abril, Figuera ha revelado otros hechos de corrupción vinculados al gobierno de Maduro, como negocios ilícitos de oro con la participación de un asistente de Nicolás Maduro Guerra, «Nicolasito», hijo del mandatario, o casos de lavado de dinero vinculados al exvicepresidente Tareck El Aissami, actual ministro de industrias, y acusado en EE.UU de narcotráfico. «Me di cuenta de que Maduro es el jefe de una empresa criminal, con su propia familia involucrada», dijo, citado por el Post, el hombre llamado «topo» de la CIA por Maduro.
25-06-2019 | Fuente: abc.es
El general venezolano que trató de echar a Maduro llega a EE.UU.
El general venezolano Cristopher Figuera, que tomó parte en el pronunciamiento del 30 de abril para forzar la huida de Nicolás Maduro a Cuba, llegó el lunes a Estados Unidos, donde prosigue su colaboración con las agencias de inteligencia. Figuera dirigió entre octubre y abril el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional y dispone de abundante información sobre la cúpula del chavismo y sus lazos con el régimen cubano. Figuera reconoció a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela y permitió la liberación de Leopoldo López, que hoy reside en la embajada española en Caracas. En teoría, el pronunciamiento estaba preparado para el 1 de mayo pero según ha dicho el propio Figuera en declaraciones recientes él lo precipitó porque fue informado de que los temidos «colectivos» o grupos armados al servicio de Maduro se preparaban para reventar las manifestaciones convocadas por los opositores ese día. El 7 de mayo, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, anunció el levantamiento de las sanciones dictadas contra Figuera el 15 de febrero. La Casa Blanca cumplía así la promesa de ofrecerle un salvoconducto si maniobraba a favor del cambio. El general había salido el 2 de mayo por carretera a Colombia, y luego se instaló en Bogotá donde cooperó con la inteligencia norteamericana, tal y como avanzó ABC. Figuera ha hecho circular algunas declaraciones suyas a través de mensajes de sonido difundidos por WhatsApp en los que acusa al presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Maikel Moreno, de haber boicoteado el pronunciamiento contra Maduro con su exigencia de ser él nombrado presidente, y no Guaidó. En una entrevista publicada anoche por el diario «The Washington Post», Figuera asegura que además, Moreno pedía 100 millones de dólares (87 millones de euros al cambio actual). En esa entrevista, concedida al periodista Anthony Faiola en Bogotá, Figuera asegura que en la confabulación contra Maduro y su guardia de seguridad de unos 20 cubanos estaba también implicado el ministro de Defensa, general Vladímir Padrino, que finalmente no cumplió los compromisos adquiridos con EE.UU. a través de varios intermediarios. El 28 de abril, dos días antes del pronunciamiento, Figuera llamó a Padrino pero este le respondió que estaba en el cine viendo la película «Vengadores: Endgame» y no podía hablar. No han vuelto a contactarse.
24-06-2019 | Fuente: abc.es
Hay fenómenos difíciles de explicar y uno de ellos, desde hace tiempo, es el de Michelle Bachelet. Primera ministra de Defensa en la historia de Chile, dos veces presidenta y actual Alta Comisionada de Naciones Unidas, es una superviviente a los tropiezos de su vida (personal y política). Bachelet fue un desastre en la gestión del terremoto/maremoto del 2010. Hasta llegó a trasmitir un mensaje de tranquilidad a la población negando la posibilidad de un tsunami que ya se había producido y seguía arrasando la costa del Pacífico. Murieron 525 personas y más de dos millones de chilenos sufrieron las consecuencias. Aún así, según las encuestadoras chilenas, abandonó su primer Gobierno con índices de popularidad descomunales que algunas elevaron hasta el 80 por ciento. Detenida durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), junto a Angéla Jería, su madre y mujer de una pieza, Bachelet, ya presidenta, guardaba silencio cuando coincidía con uno de sus torturadores en el ascensor de su casa. Era su vecino. Exiliada en la Alemania oriental, la actual defensora de los derechos humanos en la ONU creyó durante años que su gran amor, Jaime López, había sido víctima de la temible DINA cuando, en realidad, fue su colaborador. De psicología compleja, durante la primera campaña de su presidencia, en la isla de Chiloé, se sentó a comer a puerta cerrada con sus colaboradores en un restaurante (el único que había) mientras el conductor del autobús y tres periodistas, aguardaban en el exterior rodeados de hierba hasta el horizonte. La idea de que alguien que no era de los suyos se le acercara o le dirigiera la palabra la descomponía. Brochazos de una mujer con una vida extraña y dolorosa, el cuadro final de su historia lo sigue pintando con trazos, por mano propia, oscuros. Apuntaló en sus gobiernos, con su conducta, a Hugo Chávez y a Nicolás Maduro y ahora, en sus tres días en Caracas en nombre de la ONU volvió a darle oxígeno, con su convocatoria al diálogo, a un régimen que, cada día que pasa, sin que pase nada, gana terreno en su afán de perpetuarse. A veces, la vida de los otros y la de Bachelet en particular, resulta muy difícil de justificar.
22-06-2019 | Fuente: abc.es
Bachelet termina su visita a Caracas entre críticas y pocos resultados
No hizo milagros pero mostró al mundo la magnitud de la tragedia de Venezuela. Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, reconoció la magnitud de la crisis humanitaria, la violación a los derechos humanos, las torturas a los presos políticos y, por lo menos, logró la promesa de «rectificar» por parte del régimen de Nicolás Maduro. Durante los tres días de su breve estancia en Caracas (del 19 al 21 de junio), Bachelet no visitó las cárceles donde están detenidos más de 700 presos políticos, ni ningún hospital ni región en el interior del país para comprobar el deterioro de la infraestructura. En las 48 horas de su agenda compartió seis horas con la oposición y el resto del tiempo con el chavismo. Su comunicado breve de un solo folio fue leído en el aeropuerto Simón Bolívar en Maiquetía minutos antes de embarcar su avión de regreso a Ginebra, el viernes a las 10 de la noche (hora local), tras despedirse de Maduro con quien sostuvo la reunión de cierre de su visita. El mandatario quedó muy satisfecho con su declaración oficial, mientras que, la oposición se mostró en conflicto entre los que valoraron su lado positivo, otros la ponderación de su postura y la inutilidad de su visita. Maduro dijo que asumirá con «seriedad» las recomendaciones de Bachelet. Y a través de la emisora Unión Radio afirmó que su visita fue un éxito para el país. Bachelet también sostuvo un encuentro con Diosdado Cabello en la Cancillería. De la visita quedó el sí para crear una oficina nacional de la Alta Comisionada en Caracas. Un pedido explícito de la Asamblea Nacional opositora, que preside Juan Guaidó, también como presidente encargado de Venezuela. Con el líder opositor solo se reunió una hora. Así lo destacó Bachelet: «Hemos alcanzado un acuerdo con el gobierno para que un pequeño equipo de dos oficiales de los derechos humanos permanezca aquí, con el mandato de proveer asistencia y asesoría técnica, pero también muy importante continuar monitoreando toda la situación de los derechos humanos en Venezuela». El opositor Frente Amplio Venezuela Libre saludó la apertura de una oficina permanente de la Alta Comisionada porque «nos da la esperanza de que se tomen acciones que permitan un seguimiento exhaustivo a las violaciones de los derechos humanos en Venezuela, pero sobre todo que se conozca la verdad, se haga justicia y comience un camino hacia la recuperación de la democracia», dijo en las redes sociales. Testimonios desgarradores Bachelet sostuvo una reunión larga de cinco horas con los familiares de las víctimas de la represión y torturas de los presos políticos. Fueron 200 personas que relataron su testimonio, dijo Alfredo Romero, director del Foro Penal Venezolano. La expresidente de Chile se conmovió con los relatos desgarradores de las presos torturados al punto de llorar y abrazar a los familiares según revelaron Juan Requesens, el padre del diputado Requesens y el diputado Gilber Caro. Uno de esos relatos lo protagonizó Sandra Hernández, esposa del Sargento de la Guardia Nacional (GNB) Bandres Figueroa, quien desconoció la autoridad de Maduro junto a otros 24 efectivos en Cotiza, el 23 de enero pasado cuando fue proclamado como presidente Guaidó. Sandra detalló las graves violaciones que sufrió su pareja en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Boleíta, Caracas. «Lo amarraron, lo golpearon, lo colgaron por ocho horas o más». «Fue electrocutado, lo colgaron de los pies hasta que se desmayaba, luego lo mojaban y lo electrocutaban para despertarlo», declaró la joven mientras Bachelet escuchaba atentamente. Pero las vejaciones no se detuvieron allí. Según su pareja, a Figueroa «le colocaron una bolsa para asfixiarlo, intentaron violarlo con un palo, le abrieron las piernas entre dos personas mientras le golpeaban los testículos. Lo golpeaban tanto que defecaba y lo obligaban a comerse sus heces, cosa que era imposible y vomitaba?». Andreina Baduel, hija del exministro de Defensa general Raúl Baduel, preso desde hace 10 años le dijo a Bachelet: «Usted sabe lo que siento al ser hija de un preso político». En su comunicado Bachelet afirmó: «Fue doloroso escuchar el anhelo de las víctimas y familiares para obtener justicia ante la violación de los derechos humanos o víctimas de la violencia política por ser partidarios del régimen. Hago un llamado para liberar a todos los detenidos y privados de la libertad». Bachelet también resaltó en su declaración que «la situación sanitaria sigue siendo crítica. El costo y la falta de anticonceptivos han contribuido al incremento de embarazos adolescentes y la mortalidad materno-infantil. Subrayo la ausencia y escasez de medicamentos, y reitero llamado al gobierno para tener en cuenta el tema de la salud». Pero lo que más polemizó fue lo que dijo respecto del diálogo en Noruega entre el régimen y la oposición que ha fracaso en anteriores oportunidades. «Todas las voces deberían ser incluidas y la crisis solo puede ser resuelta con la participación de todos los actores de la sociedad, pero manteniendo la neutralidad. Mantener posiciones arraigadas en cualquiera de los dos lados solo agravará la crisis. Insto al diálogo facilitado con Noruega, a dejar a un lado las ganancias cortoplacistas, y enfocarse en logros a corto y mediano plazo». Lester Toledo, diputado exiliado de Voluntad Popular, y encargado de la ayuda humanitaria dijo por las redes: «Que vergüenza de declaración. Irresponsabilidad mayúscula pretender comparar a líderes políticos con criminales vinculados al narcotráfico, terrorismo y violación de derechos humanos. No somos dos bandos iguales, ellos construyeron un estado criminal y sin uso de la fuerza no salimos de esta». Bachelet presentará su informe a las Naciones Unidas el próximo 5 de julio, fecha de la independencia de Venezuela, cuando hará gala de su neutralidad y ponderación. Sus lágrimas por el sufrimiento de los torturados son personales.
22-06-2019 | Fuente: abc.es
Bachelet pide liberar a los detenidos por ejercer sus derechos civiles «de forma pacífica» en Venezuela
La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió este viernes en Caracas la liberación de todos los que estén detenidos en Venezuela «por ejercer sus derechos civiles y políticos de forma pacífica». Además, y tras reunirse con el presidente Nicolás Maduro, anunció acuerdos con su Gobierno para vigilar la situación del país en materia de derechos humanos. «Hemos podido alcanzar varios acuerdos (..) tenemos el compromiso expreso del Gobierno para llevar a cabo una evaluación de la comisión nacional de prevención de la tortura, así como para evaluar cuáles son los principales obstáculos en el acceso a la justicia en el país», dijo minutos antes de abandonar Venezuela. La expresidenta chilena celebró la liberación del diputado Gilber Caro, y de otros dos ciudadanos, Melvin Farías y Julio Rojas, pero llamó a las autoridades venezolanas a poner en libertad a todos los presos políticos. Explicó que dos funcionarios de la oficina de derechos humanos de la ONU se quedarán en Venezuela para «proveer asistencia y asesoría técnica» en esta materia, pero también para supervisar la situación. «El Gobierno también ha aceptado que mi equipo entre a los centros de detención para poder monitorear las condiciones» en las que se encuentran y hablar «confidencialmente con los privados de libertad», así como permitir un acceso «más amplio a los distintos mecanismos de derechos humanos» incluidos los relatores de la ONU. Bachelet manifestó que espera que el Gobierno de Maduro cumpla con su palabra, y de no ser así aseguró que informará de ello. Asimismo, expresó su deseo de que la asistencia de su equipo sirva para reforzar la «prevención de la tortura», y destacó que para ella fue «profundamente doloroso» escuchar a las víctimas de violación de derechos humanos o de la «violencia política por ser partidarios del régimen». Aseguró que le duele la situación en Venezuela y que le preocupan las sanciones extranjeras impuestas a su Gobierno porque han exacerbado la «preexistente crisis económica». «Mantener posiciones arraigadas solo agravará la crisis y los venezolanos no pueden permitirse que se deteriore aún más la situación en el país», agregó. Bachelet llegó a Venezuela el pasado miércoles por la tarde y sostuvo encuentros con representantes de los poderes públicos, ministros, el líder de la oposición Juan Guaidó, oenegés y distintos sectores de la sociedad civil, entre ellos víctimas de «violación de derechos humanos». También se reunió con el presidente Nicolás Maduro, la vicepresidenta Delcy Rodríguez y el canciller Jorge Arreaza. Según la organización no gubernamental Foro Penal, que defiende a la mayoría de los considerados «presos políticos» de Venezuela y que también mantuvo anoche un encuentro con Bachelet, hay en este país casi 700 personas detenidas por causas de conciencia.
21-06-2019 | Fuente: abc.es
Maduro libera a 28 presos políticos ante la visita de Bachelet
En su primer día de visita a Caracas, Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, tuvo oportunidad de reunirse con los representantes de la sociedad civil venezolana, las oenegés, los familiares de los presos políticos y los trabajadores que coincidieron en pedir que el régimen de Nicolás Maduro respete y no siga violando los derechos humanos. Las diversas oenegés reconocen que Bachelet no es la varita mágica que va a resolver los problemas que tienen los venezolanos, pero comprobará en primera persona que las denuncias sobre las violaciones sistemáticas a los derechos humanos, las torturas contra los presos políticos y la falta de libertades en general son ciertas. Las oenegés Provea, Acción Solidaria, Dale Letra, el Foro Penal Venezolano, el Frente Amplio Venezuela Libre y los trabajadores dieron su testimonio a Bachelet. Rafael Uzcátegui de Provea resaltó la importancia de crear una Oficina Nacional de los Derechos Humanos de la Alta Comisionada de la ONU para prevenir las violaciones y defender los derechos electorales. Alfredo Romero, director del Foro Penal, afirmó que fueron liberados 28 presos políticos, entre ellos, el diputado Gilber Caro. Y exigió la liberación total de los 687 presos civiles, sin incluir los 160 militares, el 95% de ellos están enfermos por las torturas. Destacó el caso de los 59 presos políticos colombianos detenidos «caprichosamente» en el oeste de Caracas desde 2016. El emotivo acto de los familiares contó con una docena de palomas blancas que fueron liberadas por los hijos de los presos políticos. Paralela a la manifestación en las afueras del PNUD, sede de la ONU, los extrabajadores petroleros que se mantienen, desde hace 22 días, en huelga de hambre para exigir el pago de una vieja deuda que tiene pendiente el régimen chavista, se concentraron frente a la sede de la Vicepresidencia de Venezuela. También pidieron la mediación de Bachelet para que abogue por ellos ante Maduro. Este viernes antes de concluir su visita, los venezolanos se manifestarán en la sede del PNUD en Caracas, previa a la reunión que mantendrá Bachelet con Juan Guaidó y Nicolás Maduro, por separado.
20-06-2019 | Fuente: abc.es
El cofundador del medio digital venezolano El Pitazo: «Nos han bloqueado la página web cuatro veces»
Cuatro veces los han intentado silenciar. El lunes vivieron el cuarto episodio de un intento de censura digital para impedir el derecho a la libertad de expresión e información. Según el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), estos bloqueos se ejecutaron «sin ninguna orden judicial ni ninguna explicación formal de las teleoperadoras». Sin embargo, lo que comenzó como un proyecto de vídeos cortos con resúmenes informativos para que los venezolanos pudieran estar enterados de lo que ocurría en el país, se ha convertido en uno de los medios digitales informativo con mayor impacto dentro del país. donde trabajan casi 100 personas haciendo periodismo independiente. El Pitazo.net, una iniciativa de César Batiz, Gustavo Alemán y Javier Melero, se distingue de otros medios venezolanos por su impecable cobertura de las regiones del país, donde cuentan con un equipo de reporteros en zonas de difícil acceso. En su página web aseguran que su principal reto es ser «el primer medio digital en Venezuela que mirara más allá de Caracas». ¿Como nació El Pitazo? En el 2013 comenzó un «black out» informativo en Venezuela que no permitía a los ciudadanos informarse y dijimos hay que hacer algo. Comenzamos a publicar vídeos cortos por Youtube, pero el internet va muy lento y ver vídeos es un proceso muy difícil. Entonces decidimos sacar textos y construímos una página web. Sin embargo, el acceso a internet en las clases más bajas es casi mínimo por lo que en paralelo decidimos hacer un programa de radio de 7 a 9 de la mañana todos los días. Hicimos alianza con otras emisoras para que nos replicaran el programa de radio y ahora salimos al aire en 35 emisoras. La radio todavía no es suficiente, hay que llegar a más gente, así que comenzamos a enviar mensajes de textos masivos. ¿También tiene una iniciativa en los sectores populares? Sí, hacemos eventos junto a ONG's en los sectores populares para que las personas asistan y se informen. Con la excusa de disfrutar de una película al aire libre de noche, proyectábamos vídeos hechos por nosotros mismos de dos minutos para llevarles la información a las personas más desatendida. Esa iniciativa se multiplicó en siete ciudades y es una de las cosas más bonitas que hacemos. Luego decidimos fidelizar a la gente en los barrios y comenzamos a dictar talleres de infociudadania. Ustedes han sido víctimas de varios intentos de hackeo de su página web para silenciarlos.. Sí, de cuatro específicamente. El primero fue un hackeo sofisticado que nos logró tumbar la página durante 18 horas hace dos años (septiembre 2017). Después nos bloquearon el dominio. Cambiamos el dominio y también nos lo bloquearon. Ahora tenemos otro dominio y trabajamos con ese. Ese bloqueo nos afectó fuertemente el tráfico de la página web. El lunes fueron víctimas del cuarto episodio de bloqueo de su dominio web. ¿Por qué los quieren silenciar? Exactamente no lo sabemos. Pueden ser muchas cosas. ¿Cómo han logrado vencer la censura las otras oportunidades? La primera manera es no callarse. Nuestro lema es suena donde otros callan. Después de que ocurre la censura, ocurre la autocensura. De hecho, en Venezuela comenzó un espiral de silencio peligrosisímo. Por razones entendibles, algunos periodistas comenzaron a autocensurarse entre otras cosas por la presión que recibían los medios de los distintos organismos del Gobierno. Y la segunda es luchar directamente contra ella cambiando de dominio. Entramos en un programa de google llamado Galileo que es una especie de pantalla protectora para el servidor y se rediseñó la página para vencer el hackeo. Otra manera importante es hacer alianzas entre medios. Nosotros cuando sufrimos el primer bloqueo hablamos con NTN24 que habían padecido por algo parecido y nos asesoraron. Entonces en su caso, la colaboración con otros medios ha sido primordial.. Sí, las alianzas son fundamentales porque cuando nosotros tenemos algo que hay que decir pero estamos bloqueados, muchas veces se publican esas historias en otros medios. Básicamente el concepto de «tubazo» (dar de primeros la noticia) pasó a un segundo plano para darle paso a la colaboración entre los medios. ¿De cuánto era su tráfico de visitantes en la web? Ahora acabamos de recuperar el tráfico que teníamos en 2017 cuando nos bloquearon el dominio la primera vez. Tenemos en promedio 2.600.000 visitantes mensuales en un país que no tiene electricidad y la conexión a internet no funciona correctamente. ¿Cuál es el producto estrella de El Pitazo? Las investigaciones como la que hicimos sobre la generación del hambre que nos hizo ganar el Premio Ortega y Gasset 2019. En los próximos días saldremos con otra investigación potente sobre el desfalco de Pdvsa. ¿Cómo les afecta la crisis por la que está pasando Venezuela? Muchísimo. Imagínate los temas logísticos. Cómo haces para llevar una redacción sin electricidad y con internet inestable. Además, los horarios de la gente están quebrados porque cuando llega el agua o la luz se tienen que ir a ocuparse de sus quehaceres. Cada vez es más dificil transportarse de un lugar a otro por la escasez de combustible.
20-06-2019 | Fuente: abc.es
Michelle Bachelet, Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, llega a Venezuela
La llegada de la alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, ha sido muy solicitada y esperada en Venezuela por la agudizada crisis que sufre el país. A las 18.40 (hora local), la expresidenta chilena llegó al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, rumbo a su primera reunión con Nicolás Maduro y miembros de su gabinete en la sede de la Cancillería. «Tenemos muy grandes expectativas por su visita, de todo su equipo, y esperamos que sea para bien del sistema de derechos humanos de Venezuela, para mejorar el sistema de derechos humanos de Venezuela, para escuchar recomendaciones, propuestas, de alto nivel profesional, de alto nivel humano, para que Venezuela mejore. La visita de la doctora Michelle Bachelet tiene que ser para que Venezuela mejore. Bienvenida», dijo Maduro minutos antes de recibirla. La invitación de Caracas a Bachelet se hizo de hace meses. Sin embargo, su oficina aseguró que la visita no se había formalizado porque debía tener ciertas garantías que no fueron detalladas en el momento por la ONU. La oposición venezolana ha pedido a la Alta Comisionada que visite el país por la grave crisis en la que se encuentra la nación sudamericana. El presidente interino, Juan Guaidó, indicó por su parte que su encuentro está programado para el viernes, y ha adelantado que será de carácter privado. «Sería un error para nosotros como venezolanos, como sociedad, ver la visita de la Alta Comisionada como una solución, sería un error ver el grupo internacional de contacto como la solución, sería un error ver la calle (..) como una solución. Para nosotros la solución es vincular estos elementos, porque sabemos que nos enfrentamos a una dictadura», sostuvo. A su llegada a Venezuela, Bachelet no ofreció declaraciones a los periodistas que aguardaban en la parte externa del aeropuerto. Sin embargo, está programada una rueda de prensa el viernes, día que terminarán sus compromisos en el país. Bachelet durante su visita se reunirá también con varias organizaciones no gubernamentales que expondrán ante ella los casos de desnutrición, la escasez de medicamentos que supera el 80 por ciento, la lista con 693 presos políticos en el país y los casos de tortura, así como también la crítica situación que ha derrumbado la calidad del servicio de los hospitales del país. Se espera que también tenga un encuentro con líderes sindicales, religiosos y universitarios. Un equipo técnico del alto comisionado de la ONU estuvo en Caracas el marzo pasado durante once días tras una invitación de Nicolás Maduro. Tras haber revisado el informe de la comisión, Bachelet denunció la grave crisis en Venezuela y criticó que el régimen chavista niegue el colapso del país. «Como resultado directo de esta profunda crisis de derechos humanos, más de tres millones (actualmente cuatro millones) de personas han huido de Venezuela en busca de alimentos, atención médica, trabajo y protección», señaló, así como también hizo referencia al deterioro del sistema eléctrico, a las represiones de los cuerpos de seguridad del régimen y los paramilitares, a la acuciante crisis sanitaria y al ataque a la prensa. Horas antes de la visita de la también expresidenta de Chile, Maduró liberó a tres presos políticos. El diputado Gilber Caro, que ha estado desde hace casi dos meses privado de libertad, y cuya «desaparición forzada» denunció la oposición porque no se conoció en todo este tiempo el lugar de su reclusión. Los otros dos que recuperaron su libertad fueron Melvin Farías y Junior Rojas, los cuales estuvieron presos durante un año y dos meses en un centro de reclusión de la División General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). No se descarta que el diputado Juan Requesens también quede en libertad, tras casi un año detenido en las mazmorras de la policía secreta del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en el Helicoide.
19-06-2019 | Fuente: abc.es
Entrevista con Juan Guaidó: «Yo soy el primer interesado en aclarar lo que ha sucedido en Cúcuta con el dinero»
Salir a dar la cara en menos de 24 horas fue la primera señal de que el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, no iba a dejar pasar por alto el polémico artículo publicado que denunciaba un entramado de corrupción en Cúcuta. El digital «Panam Post» publicó una información donde daba cuentas del supuesto desvío de fondos por 90.000 dólares por parte de los dos representantes de Guaidó encargados de coordinar el tema de los militares que desertaban del régimen de Nicolás Maduro. Guaidó atiende vía telefónica a ABC después de presentar una de las vertientes del Plan País en la Universidad Metropolitana en Caracas, para aclarar las acusaciones sobre el caso de Cúcuta, la gira política interna y las divisiones dentro de la oposición. Se ha generado una gran polémica tras las informaciones sobre la malversación de fondos por parte de sus delegados en Colombia. ¿Qué ha pasado con esos fondos? ¿Cuál es la versión oficial del presidente Guaidó? Como todos saben, hay una emergencia en Venezuela. Hemos estado desde principios de año recogiendo insumos, comida, medicinas para poder atenderla. El 23 de febrero se suscitó una situación inédita con los militares que desertaron a Cúcuta y se pusieron del lado de la Constitución y a favor del cambio en Venezuela. Ellos se han adscrito a un convenio que hicimos con Colombia para regularizar su estatus. Fue un proceso de adaptación rápido porque Acnur y el Gobierno colombiano ayudaron, pero llegó un punto que la situación se saturó porque hay más de 900 militares, en total, más de 1.600 personas si contamos con sus familiares. Esto nos obligó a buscar ayuda para atenderles. Y nos llevó a nombrar a dos personas. Actualmente estamos llevando a cabo una investigación sobre el manejo administrativo de esos fondos, incluso ayer (por el martes) fue a la Fiscalía la investigación colombiana, que incluso solicitamos por lo importante que es para nosotros la transparencia. Yo soy el primer interesado. A estas dos personas las separamos de su cargo y están en proceso de investigación. Se le ha reprochado que haya tardado mucho en pronunciarse sobre lo que ha pasado en Cúcuta.. Porque es una una investigación que ya está en curso. ¿Qué criterios se siguieron para otorgar la administración de fondos a Kevin Rojas y a Rosana Barrera? Son dos activistas y estaban en ese momento perseguidos. Forman parte del equipo operativo del estado Táchira. Su función era atender a un porcentaje de entre 104 y 140 militares, cooperar con ellos en su atención: hospedaje y comida. ¿Por qué no eligió a personas con mayor legitimidad, como diputados que viven exiliados en Colombia, y sí a estos dos activistas? Primero, porque eran funciones netamente operativos; y después, porque los diputados ya tenían otras funciones, en materia de salud, de recaudación, de alimentación.. Se habla de que supuestamente se podrían haber apropiado de 90.000 dólares. Ese es el manejo total de los fondos destinado a los militares para hospedaje y alimentación. Sobre esa cifra se está haciendo la investigación para que haya absoluta transparencia. Usted ha afirmado que ese dinero procede de donaciones realizadas por particulares para apoyar la lucha de la oposición. Exacto. ¿Cuáles son las medidas que ha tomado para esclarecer esta situación? Retiramos a estas dos personas del cargo, mandamos la investigación a la Fiscalía colombiana, le pedimos a Transparencia Internacional que hiciera una auditoria no solamente del tema de manejo de la asistencia a los militares, si no de todo lo que tenga que ver con la ayuda humanitaria, en general. Estamos en proceso para designar un Contralor especial de cara al cese de la usurpación. También remitimos la investigación a la comisión de contraloría de la Asamblea Nacional venezolana. Hay que diferenciarse de lo que fue el régimen que desfalcó 330.000 millones de dólares. Un mes y medio después del levantamiento cívico-militar del 30 de abril, ¿puede decirnos que pasó aquel día? ¿Se había realmente negociado la salida de Maduro como se dice? Desde el 5 de enero (cuando Guaidó fue nombrado presidente de la Asamblea Nacional) nosotros venimos diciendo que vamos a negociar con funcionarios, civiles y militares, que estén de acuerdo con el respeto a la Constitución, con el cese de la usurpación y la celebración de elecciones libres. Para nosotros es importante la presión interna, la calle, la función de las Fuerzas Armadas de cara a la transición. Lo que pasó el 30 de abril es un reflejo de todos esos ingredientes: de Fuerzas Armadas descontentas, de la decisión de Christopher Figuera (responsable del Servicio de Inteligencia Bolivariana), de la gente que salió a respaldar en las calles esa iniciativa de los militares, de funcionarios que quieren ponerse del lado de la Constitución y del cese de la usurpación. Lo que sucedió el 30 de abril fue ejemplo de eso. Y a todas luces faltan más para seguir el proceso de cambio en Venezuela. ¿Pero se había negociado la salida de Maduro? Ahora hay una transición para el ceso de la usurpación para tener elecciones libres. Todavía hay una dictadura. Muchos de los funcionarios y militares que están todavía en esta fase de la Operación Libertad, y estamos trabajando en incorporar muchos más para lograr el cese de la usurpación. Hay quienes aseguran que la liberación de Leopoldo López de su arreto domiciliario un día antes de los previsto perjudicó lo que estaba previsto para el 1 de mayo. Los que tienen hoy capacidad de mover tropas militares son los militares. Hoy todavía vivimos en una dictadura. Y mi función como presidente encargado es precisamente reclamar las competencias, entre ellas la de comandante de las fuerzas armadas. Estamos trabajando en eso. Que se pongan del lado de la constitución. Los que toman la decisión a priori de mover a los militares funcionarios son los militares. ¿Por qué su equipo continua en las negociaciones en Oslo aún cuando no se ha llegado a ningún acuerdo? En estos momentos no estamos en Oslo. Para nosotros el Grupo de Lima, el Grupo de Contacto, EE.UU. e incluso la reunión de Estocolmo son herramientas para la presión internacional. Lo que parece un consenso mundial de que debe haber una solución política al conflicto venezolano. No podemos ver estas negociaciones como cosas aisladas, sería un error de los venezolanos de cara a la salida de Maduro del poder. ¿Es cierto que usted está haciendo campaña política en el interior del país de cara a unas próximas elecciones? No habrá próximas elecciones sin el cese de la usurpación y para eso debe haber agitación, movilización en la calle y presión ciudadana. Ese es el objetivo de la visita por cada uno de los Estados. Además, los acompañamos en la tragedia cotidiana que estamos viviendo los venezolanos: dos semanas sin repostar combustible, se pierden cosechas, no hay señal telefónica, se va la electricidad dos y tres veces al día. La Alta Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llegó ayer a Venezuela para una visita y se espera una reunión con ella y su equipo mañana viernes. ¿Qué le va a transmitir? Estamos muy contentos de reunirnos con la Alta Comisionada. En el informe preliminar que presentó su oficina hace unos meses ya era muy contundente la visibilización de la crisis humanitaria. Ayer Acnur dijo que la crisis de refugiados de venezolanos en el mundo es la más grave, incluso por encima de Siria. Queremos aproximar soluciones de cara a la violación de derechos humanos, a la crisis alimentaria y de salud, a la persecución política, entre otras cosas. «La oposición está dividida en la forma pero no en el objetivo» -¿Cómo es actualmente la relación con EE.UU.? -El martes el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, junto al embajador Carlos Vecchio y el jefe del Comando Sur inauguraron el viaje del buque hospital para atender la crisis migratoria en la región. Eso habla del compromiso de EE.UU. con la atención de la crisis humanitaria de nuestro país. También hemos avanzado con la protección de los activos y la aceptación de los pasaportes vencidos en relación al secuestro administrativo de Nicolás Maduro. Hemos trabajado en dos vertientes: en contener la emergencia de los más vulnerables y recuperar la democracia y la libertad -¿EE.UU. no ha invadido Venezuela porque usted no ha solicitado la intervención militar? -Pence ya respondió a eso. Hay un reconocimiento claro de liderazgo en Venezuela y que la mejor solución será la que genere menor costo posible social y mayor estabilidad. -¿Como presidente encargado se atrevería a pedir la intervención? -Nosotros no estamos descartando ninguna opción. Evidentemente hay unas más polémicas que otros. Lo que sí queremos es una solución urgente a la crisis venezolana. Pensar solo en esa opción sería contraproducente pero hay que evaluarlas todas de cara a la emergencia humanitaria. -El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo que el gran dilema era mantener a la oposición venezolana unida. -La unión en la oposición recae en varios factores, como gremios, sindicatos, políticos, que enfrentamos la crisis y ha ido evolucionando positivamente de lo que fue en el pasado. Tenemos una unidad de causa que es por la libertad y la democracia en los que hay altos y bajos. Hay diferencias en cuanto a mecanismos para salir de la dictadura pero no en cuanto al objetivo de la causa. -¿Qué espera ahora políticamente? -Nosotros hemos hecho de todo. Hemos protestado, hemos exigido, hemos votado y no hemos votado para no contribuir con la farsa de Maduro. Hemos logrado alinear a grandes aliados en el mundo. El viernes estamos convocando una protesta interna importante en Venezuela. No podemos permitir que se normalice la crisis venezolana, por el contrario, debemos visibilizarla y exigir el cese de la usurpación.
19-06-2019 | Fuente: abc.es
Cerca de 800 presos políticos de Venezuela esperan ver a Michelle Bachelet
La primera reunión que realizará la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachalet, en la visita que emprende este miércoles a Venezuela tendrá lugar en el palacio de Miraflores con Nicolás Maduro. Pero unos 800 presos políticos también esperan verla durante su estancia en el país, prevista del 19 al 21 de junio. Maduro, el jefe del régimen, ya tiene pautada la cita con Bachelet, pero el presidente encargado de Venezuela, reconocido por más de 50 países, todavía no ha anunciado cuándo se encontrará con Bachelet para proponerle, entre otras cosas, la posibilidad de crear una Oficina Nacional de la Alta Comisionada para prevenir la violación de los derechos humanos que sufren los venezolanos. Entre los aspectos más resaltantes y que se han denunciado son las torturas y la violación de toda clase de derechos humanos a las que son sometidos los presos políticos y que el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, señala: «Es importante que Bachelet exija la liberación de todos los presos políticos». Un día antes de su llegada, el régimen liberó a tres presos opositores: el diputado Gilber Caro, y los activistas Melvin Farías y Junior Rojas. Pero no es suficiente: ?deben soltarlos a todos?, reitera Romero. Según Romero, en la lista de presos hay 717 hombres y 56 mujeres, en su mayoría civiles (667) y adultos (772), incluyendo un número considerable de militares (106). En lo que va de año, «ha habido el número más alto de presos políticos de la historia». Solamente en este año 2019, del 1 de enero al 16 de junio se registraron 2.093 detenidos. El Foro Penal venezolano anunció que hasta este lunes se encuentran recluidos 715 de los 772 presos políticos. «La mayoría de los que se encuentran bajo medida cautelar, sufren amenazas constantes de regresar a prisión en cualquier momento», añadió. Además, hay 8.615 personas que se mantienen sujetas a procesos penales injustos bajo medidas cautelares, señaló. La Asamblea reiteran la necesidad de ayuda La Asamblea Nacional aprobó este martes un acuerdo que será presentado por el también presidente del Parlamento, Juan Guaidó. En dicho documento, los parlamentarios reiteran ante la alta comisionada la necesidad urgente del ingreso de la ayuda humanitaria destinada a reducir el sufrimiento y la penuria de sectores vulnerables de la población como niños y ancianos. El parlamento propone la creación en Caracas de una Oficina Nacional de la Alta Comisionada para fortalecer el sistema de prevención de las violaciones de los derechos humanos, así como su promoción y protección en Venezuela. Guaidó va a entregar a Bachelet un informe sobre la situación de los derechos humanos de la crisis social, económica, servicios públicos, salud, educación, libertad de expresión, alimentaria y persecución política. También la han invitado para que visite la provincia y vea el sufrimiento en directo.
...
7
...