Infortelecom

Noticias de caracas

05-07-2019 | Fuente: abc.es
Rusia promete seguir fortaleciendo la capacidad militar de Venezuela
Rusia continuará desarrollando sus relaciones «de amistad» con Venezuela, lo que incluye actividades destinadas a fortalecer las capacidades militares de ese país, ha afirmado el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov. «Continuaremos trabajando en el desarrollo de nuestras relaciones de amigos y aliados con la hermana Venezuela», ha dicho el diplomático ruso al asistir en Moscú a un evento con motivo de los 208 años de la firma del acta de independencia del país caribeño. Además, ha precisado que Rusia seguirá implementando proyectos de cooperación con Venezuela que abarcan «diversas áreas». «En el marco de los acuerdos existentes, llevaremos también a cabo actividades que fortalecerán la capacidad de las fuerzas armadas de ese país», ha dicho Riabkov. A la vez, el viceministro ha vuelto a rechazar «las especulaciones sobre la presencia de militares rusos en Venezuela» al precisar que se trata de especialistas técnicos encargados del mantenimiento de los equipos suministrados por Rusia al país andino. Riabkov ha adelantado que abordará la cooperación bilateral durante una visita a Venezuela que efectuará entre el 20 y 22 de julio. Además de reuniones bilaterales, el diplomático tomará parte en la reunión ministerial del Buró de Coordinación del Movimiento de Países No Alineados, en el que Rusia ejerce de observador permanente. Críticas a la cooperación rusa con Caracas EE.UU y otros países han criticado la presencia de Rusia en Venezuela y Washington ha exigido incluso que el personal ruso abandone el país. El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró en un reciente encuentro con los máximos responsables de las principales agencias mundiales de noticias que Moscú «no está creando ninguna base (militar), ni llevando tropas allí», en Venezuela. En cuanto a la reunión sobre Venezuela prevista en Lima, Riabkov ha señalado que Moscú aún no ha tomado una decisión sobre su participación en el evento. El Gobierno de Perú invitó previamente a cien países, incluidos Cuba, China, Rusia y Turquía, a participar el próximo 6 de agosto en una cumbre internacional sobre la crisis en Venezuela en Lima. «Hay que conocer primero la agenda (de la reunión). Por el momento, todo está muy desequilibrado y no creo que haya que esperar una participación sustancial, y especialmente de Moscú. Pero aún es prematuro para hablar de eso», ha agregado el viceministro ruso. El canciller peruano, Nestor Popolizio, señaló previamente que la cita ha sido planteada para «dialogar, conversar y establecer un punto de convergencia» y que ante lo heterogéneo de la convocatoria, con países que se oponen y otros que apoyan al régimen de Nicolás Maduro, no se pretende sacar un documento final.
05-07-2019 | Fuente: abc.es
Cabello acusa a opositores de querer matar a líderes chavistas
«Les habla el teniente José González, usted y yo hemos conversado en otras ocasiones. Conservo su número telefónico y le envío esta nota de voz porque me están ofreciendo un dinero para que la mate a ella (por Delsa Solórzano) y mate al diputado Renzo Prieto. Hoy estuve conversando con él y le informé (a Prieto). Me dijo que ya había recibido una amenaza sobre eso, entonces le acabo de pasar la información a la diputada Delsa para que lo tome en cuenta (..) entrégale la información a la diputada y que se cuide». Esas son las palabras de José Gregorio González León, el denunciante, quien por nota de voz contactó a Naremis Silva, secretaria de la comisión de política interior de la Asamblea Nacional. Este mismo teniente luego envió un vídeo donde se le escucha pidiendo ayuda para refugiarse en una embajada porque temía por su vida y la de su familia ya que el Gobierno de Nicolás Maduro iba a tomar represalias en su contra. Después de dos meses con las pruebas en resguardo, los diputados opositores las mostraron ayer a la prensa porque el mismo teniente salió en el programa de televisión de Diosdado Cabello como cooperante del régimen. Cabello, el número dos del régimen, mostró un vídeo del militar durante su programa «Con el mazo dando» donde confesaba que los diputados opositores ofrecían 20.000 dólares por la cabeza de Freddy Bernal y Valentín Santana, ambos dirigen los colectivos paramilitares chavistas. Sobre Freddy Bernal la diputada Solorzano dijo: «te quiero vivo para que pagues todo el mal que has hecho a los venezolanos en estos 20 años». Y a Cabello respondió: «Sus acusaciones son falsas. Todas las pruebas están a buen resguardo. Sus afirmaciones no buscan más que desviar la atención sobre el asesinato del capitán Acosta Arévalo». El diputado Prieto afirmó que conoció al sicario en la cárcel del Helicoide el año pasado cuando estuvo preso: «siempre me decía que nos cuidáramos porque somos un objetivo del régimen. Luego en mayo me contactó para pedirme dinero (1.000 dólares) porque tenía a su novia presa y torturada, y quería sacarla. Yo nunca le ofrecí nada porque no tengo donde caerme muerto». Cadáver del capitán Acosta Los parlamentarios también se refirieron al crimen perpetrado por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) contra el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien murió torturado el pasado 29 de junio por los verdugos de la inteligencia de Maduro. El régimen no ha entregado el cuerpo del capitán a sus familiares como lo ha solicitado su viuda Waleska Pérez. Tampoco ha permitido que se le realizara una autopsia independiente al cuerpo del militar ni se ha abierto una investigación internacional como lo han exigido sus familiares y la Asamblea Nacional. «Estuvimos esperando este miércoles hasta las 8 de la noche y el Dgcim no quiso entregar el cadáver del capitán», dijo desde la sede del partido Voluntad Popular, Delsa Solorzano. El informe oficial de la autopsia que se filtró a la prensa ha dejado en evidencia los signos de tortura a los que fue sometido brutalmente el capitán por el politraumatismo generalizado causado. Asimismo, denunció que el régimen de Maduro pretende evadir su responsabilidad en el crimen al haber condenado a dos funcionarios de la Guardia Nacional a 14 meses de prisión y no a los 30 años que le corresponden por los protocolos internacionales sobre tortura. Dijo además que tampoco ha permitido la entrada de los dos representantes de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, en Caracas al edificio del Dgcim en Boleíta para ver el cadáver de Acosta Arévalo. Informe de Bachelet La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos publicó ayer un resúmen del informe que presentará Michelle Bachelet formalmente hoy en Ginebra. Es un demoledor y muy completo documento sobre la violación de los derechos humanos del régimen de Maduro en todos los ámbitos del país pero no recoge los últimos acontecimientos suscitados con el asesinato del capitán Acosta Arévalo. Mucho menos reseña la historia del joven de 16 años, Rufo Chacón, que perdió los dos ojos con el disparo de 56 perdigones de la policía del Táchira cuando protestaba por la falta de gas para cocinar.
03-07-2019 | Fuente: abc.es
El capitán de corbeta venezolano Rafael Acosta Arévalo murió mientras era torturado por miembros de la Inteligencia chavista que actuaban con pleno conocimiento de Nicolás Maduro. La autopsia realizada al cadáver del militar reveló que la causa de su muerte fue «un edema cerebral severo debido a la insuficiencia respiratoria aguda producida por la rabdomiólisis por politraumatismo generalizado» (la rabdomiólisis es un síntoma que presentan las víctimas de terremotos, bombardeos y derrumbes de edificio), y «tiene entre sus causas el aplastamiento», según explicó la abogada de derechos humanos, Rocío San Miguel. Todo apunta a que Acosta Arévalo recibió una brutal paliza que le provocó la muerte. Los hallazgos médicos filtrados por el director de actuación procesal del Ministerio Público en el exilio, Zair Mundaray, evidencian que el capitán de corbeta tenía fracturadas «dieciséis costillas, el tabique nasal y un pie; excoriaciones en hombros, codos y rodillas; hematomas en los abductores, lesiones similares a latigazos en la espalda y signos de pequeñas quemaduras en ambos pies, que se presumen de electrocución». Todos estos tratos crueles e inhumanos le fueron aplicados mientras estaba bajo custodia de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). Fuentes militares conocedoras del caso revelaron a ABC que el mayor Alexander Gramko Arteaga, director de Asuntos Especiales del Dgcim, «es el ejecutor de las operaciones de tortura y procedimientos especiales» y que bajo su mando se realizan las «desapariciones forzadas y ejecuciones contra los militares enemigos del régimen». Según esta fuente, en Gramko recayó la orden de torturar que acabó con la vida del capitán el pasado sábado por orden de Maduro. «La dirección de asuntos especiales no hace nada sin que Nicolás Maduro lo autorice, fue creada para hacer trabajos única y específicamente para el presidente». Codo con codo con Gramko, el jefe de contrainteligencia de la Guardia de Honor, Asdrúbal Brito Hernández (ascendido recientemente a número uno por Maduro), también participó en las torturas. Centros clandestinos El mayor Gramko Arteaga tiene además a su cargo centros clandestinos llamados «casas seguras» para torturar y hacer desaparecer a la disidencia del régimen. Entre las que citó se encuentra: una casa cerca de la plaza de Chacao, en San Bernardino «es una base», otra en Fuerte Sorocaima en La Mariposa y subiendo hacia terrazas del Ávila, cerca de la sede del Dgcim en Boleíta en Caracas. La triste historia de Acosta comenzó el 21 de junio cuando funcionarios del Dgcim y del Sebin se llevaron detenidos a siete personas, entre militares y policías, activos y en retiro. Los cuerpos de inteligencia del Estado habían detenido a dos coroneles retirados, un general de brigada de la Aviación, un capitán de corbeta de la Armada (Rafael Acosta Arévalo), un teniente coronel del Ejército y dos comisarios retirados del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Tras seis días en paradero desconocido, el fiscal general, Tarek William Saab, acusó a tres de ellos -incluido el capitán Acosta- de incurrir en «los delitos de terrorismo, conspiración y traición a la patria». La versión del Gobierno presupone que los inculpados estaban preparando un golpe de Estado que «incluía la muerte de Maduro y Diosdado Cabello». «Acosta Arévalo murió por no saber más», explican las fuentes a las que ha tenido acceso ABC. Cuentan que desde el inicio todo fue cruel porque habías funcionarios retirados que no representaban «ninguna amenaza». Además, agregó que fue el coronel Pedro Luis Pérez Silén, encargado del destacamento de Guatire, el infiltrado del Gobierno en las reuniones que se estaban llevando a cabo con los siete militares. Pérez Silén fue quien grabó la reunión y se la dio al régimen para ganar su confianza y sus favores.«Los torturaron tanto porque los detenidos no sabían nada. Lo que habían hablado ya estaba grabado en el vídeo», explican estos militares al tiempo que aseguran que los otros seis funcionarios también están en estado crítico y que aparecerán cuando ya se hayan recuperado físicamente. «Aquí en Venezuela el que tiene poder es el que demuestra ser el malo, el más inhumano, el verdugo y Gramko se muestra como el más malo». Waleska Pérez temía por la integridad de su esposo, Acosta. Un día antes de su muerte dijo que fue presentado en Tribunales al que llegó en silla de ruedas mostrando graves signos de tortura. «No hablaba solo pedía auxilio a su abogado», dijo Pérez. «Lo torturaron mucho. Tanto que lo torturaron, que lo mataron». Los ejecutores La lista de torturadores del régimen es larga. El principal responsable es el mayor general Iván Hernández Dala, director del Dgcim y, al mismo tiempo, jefe de la guardia de honor presidencial. Dala dirige el órgano represor más brutal de todo el país, que como ha revelado ABC son asesorados por los cubanos. Cumple instrucciones directas de Maduro y es uno de los militares más cercanos a él. Ha sido señalado ya ante organismos internacionales como violador de los derechos humanos. El coronel Hannover Guerrero, responsable de la sede del Dgcim en Boleíta (Caracas), es también ejecutor de torturas y de falsificar los expedientes contra los detenidos en sus instalaciones. Luseph Barrios Olivares, jefe de la unidad especial, es el encargado de la casa de tortura ubicada en La Mariposa. Y Rafael Franco Quintero, jefe de inteligencia militar, ha sido señalado por la abogada venezolana, Tamara Suju, de ser cómplice «de los peores crímenes de lesa humanidad, entre ellos la tortura y violencia sexual a detenidos». Rafael Blanco Marrero, Néstor Blanco Hurtado y Abel Angola García también engrosan la lista. Suju ha denunciado a todos estos cómplices del régimen ante la Corte Penal Internacional de La Haya por crímenes de lesa humanidad que no prescriben. Al conocerse la noticia del asesinato de Acosta Arévalo, el Gobierno de Venezuela ordenó inmediatamente la detención de dos funcionarios del Dgcim, señalados como autores del Homicidio. El abogado del capitán, Alonso Medina Roa, aseguró que el régimen «lo pretende calificar el delito de homicidio, ignorando la legislación contra la tortura». El presidente interino, Juan Guaidó, dijo por su cuenta de Twitter: «No hay palabras para definir este abominable hecho. Familia militar no están solos, habrá justicia. Dictadura asesina, criminal y torturadora esto no quedará así». Con la muerte del capitán Acosta suman ya cuatro los presos políticos asesinados bajo la custodia de Maduro: el concejal de Caracas, Fernando Albán; el piloto de la aviación civil venezolana, Rodolfo González y el concejal, Carlos Andrés García.
03-07-2019 | Fuente: abc.es
El capitán Acosta, asesinado por el Dgcim tenía 16 costillas rotas, quemaduras y fue electrocutado
El capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, uno de los militares venezolanos detenidos por su supuesta implicación en una conspiración contra el gobierno de Nicolás Maduro, fue asesinado el pasado sábado bajo custodia por las autoridades de la Dirección General de Contrainteligencia (Dgcim) en Caracas. A pesar de que su esposa, Waleska Pérez, exigió al Gobierno que le entregara el cuerpo del funcionario para realizarle la autopsia no contó con respuesta. Sin embargo, este miércoles se ha conocido un documento de la autopsia practicada al cuerpo del capitán Acosta quien sufrió un edema cerebral a causa de un politraumatismo generalizado. Así lo ha informado por su cuenta de Twitter el periodista Eligio Rojas. En una captura del documento oficial se lee: «la causa de muerte fue un edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda debido a tromboembolismo pulmonar debido a rabdomiólisis por politraumatismo generalizado». Documento: La necropsia de ley practicada al cadáver del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, determinó como causa de muerte "edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda, debido a rabdomiolisis por politraumatismo generalizado" pic.twitter.com/EQI6zq3qs1? Eligio Rojas (@ELESPINITO) July 2, 2019Según la información que recoge El Pitazo, en el caso del militar, la rabdomiólisis produjo un coágulo que se alojó en su pulmón provocando el paro respiratorio. Igualmente, un edema cerebral también puede ser provocado por traumatismos craneoencefálicos, en los cuales se rompen los vasos sanguíneos y ocurre una hemorragia. «Lo torturaron mucho. Tanto que lo torturaron que lo mataron», dijo la esposa del funcionario. La abogada venezolana defensora de Derechos Humanos Tamara Suju, había adelantado que el Dgcim torturó brutalmente al capitán de corbeta hasta asesinarlo. «Ayer (por 28 de junio) llegó a los Tribunales en silla de ruedas, presentando graves signos de tortura. No hablaba, sólo pedía auxilio a su abogado. No entendía ni escuchaba bien», informó Suju. «Lo torturaron mucho. Tanto que lo torturaron, que lo mataron», dijo Waleska Pérez, esposa del funcionario para el canal de noticias EVTV en Miami. El director de actuación procesal del Ministerio Público en el exilio, Zair Mundaray, informó sobre los hallazgos médico legales en el cuerpo del capitán: «16 arcos costales fracturados, ocho de cada lado, las tres primeras y la última en buen estado, de ambos lados. Fractura de tabique nasal, excoriaciones en hombros, codos, rodillas, hematomas en el muslo en la cara interna y ambas extremidades. Lesiones (similares a latigazos) en espalda y muslos parte posterior, un pie fracturado, multiples excoriaciones y signos de pequeñas quemaduras en ambos pies (se presume electrocución). Por más que intenten pueden ocultar este crimen» En el comunicado oficial del gobierno de Maduro se afirma que Acosta Arévalo estaba imputado por «graves actos de terrorismo, sedición y magnicidio en grado de frustración» y se asegura que la investigación que llevó a la detención de los presuntos conspiradores «se ha realizado con respeto absoluto al debido proceso y a los derechos humanos».
01-07-2019 | Fuente: elpais.com
Bloque sindical en Air Europa contra el refuerzo de su ?low cost? y la vuelta a Caracas
Sepla, Sitcpla y Asetma se coordinan para denunciar incumplimientos en los convenios
30-06-2019 | Fuente: abc.es
El régimen venezolano libera y deporta a 59 colombianos detenidos hace tres años
Después de tres años detenidos en un galpón en Caracas, 59 colombianos fueron excarcelados por órdenes del régimen de Nicolás Maduro en las primeras horas del sábado y deportados a su país. Un avión de las Fuerzas Armadas trasladó a los colombianos desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, la terminal aérea más importante del país y ubicada a pocos minutos de Caracas, hasta el estado fronterizo Táchira, desde donde cruzarían hacia Cúcuta por uno de los puentes, según indicaron periodistas del canal colombiano «NTN24». La liberación ocurre tras la visita de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a Venezuela, y después de que se reuniera con familiares de los colombianos, un encuentro que sirvió para que recibiera denuncias sobre casos de tortura y violaciones de los derechos humanos en el país sudamericano. La detención ocurrió cuando las Operaciones de Liberaciones del Pueblo (OLP), unas unidades del régimen chavista, llegaron al lugar donde residían en Caracas y los arrestaron de forma arbitraria y sin ninguna vinculación. Las autoridades de Venezuela acusaron a los ciudadanos de formar parte de las fuerzas paramilitares de Colombia, pero nunca hubo presentación de pruebas. El ministerio de Relaciones Exteriores colombiano solicitó a las Naciones Unidas que ejerciera como intermediario para la liberación de los encarcelados, y denunció también que todos estaban en malas condiciones y no se estaba respetando el debido proceso legal. Entre el gobierno de Maduro y Colombia hay una fractura de relaciones diplomáticas luego que el presidente Iván Duque apoyara a Juan Guaidó en su proclamación como presidente interino de Venezuela en enero y sirviera, un mes después, como sede para acopiar varias toneladas de ayuda humanitaria para venezolanos en riesgo de morir.
29-06-2019 | Fuente: abc.es
El comisario Simonovis: «Maduro ampara a miembros de ETA»
Lo primero que ha hecho el comisario Iván Simonovis (Caracas, 1960) al quedar libre tras quince años preso por el régimen chavista ha sido viajar por propia voluntad a EE.UU. para ofrecer a las autoridades pruebas sobre las actividades delictivas del régimen de Nicolás Maduro, de las que avanza algunas en esta entrevista. Varias de esas pruebas afectan a España, pues Simonovis asegura que dispone de información sobre el paradero de miembros de la banda terrorista ETA amparados por el régimen que controla Venezuela. El comisario, uno de los criminólogos más reputados de su país, fue detenido en 2004 tras un intento fallido de golpe de Estado contra Hugo Chávez y fue detenido durante una década en unas condiciones infrahumanas, hasta que en 2014 quedó en arresto domiciliario. Se ha visto con Marco Rubio y otros senadores y diputados muy importantes en el Capitolio. ¿Qué les ha dicho? Les he expresado mi intención de ayudar y ofrecerles información sobre los abusos de la dictadura de Nicolás Maduro para que tengan éxito a la hora de llevar la democracia a mi país. La semana que viene regreso al Capitolio a más reuniones. Usted estuvo 15 años en prisión y arresto domiciliario. ¿Cómo ha podido obtener información sobre esos supuestos delitos? Soy comisario. Me formé en ese área. He seguido en contacto con personas de ese área. Y eso me ha llevado a tener acceso a detalles sobre actividades criminales donde participa el gobierno con el grupo islamista Hezbolá y la guerrilla colombiana, entre otros. Hoy mismo el gobierno de EE.UU. ha sancionado al hijo de Nicolás Maduro, Nicolás Maduro Guerra, por el expolio de Venezuela. ¿Trae usted también información sobre el círculo íntimo de la familia Maduro? Al cien por cien. Traigo detalles que afectan a Maduro y a su círculo más cercano. Es información, que luego las autoridades deben decidir si amerita presentar cargos o tomar sanciones. Eso lo deben decidir ellos. Yo solo traigo hechos. Usted menciona a Hezbolá. ¿Qué se le ha perdido a una guerrilla islamista chií afincada en Líbano en Venezuela? Hezbolá se ha integrado en Venezuela para crear pantallas. En apariencia las suyas son actividades legales, empresariales, pero en realidad son pantallas para llevar a cabo acciones criminales como el lavado de dinero. Esto es algo que me ha dicho a mí personalmente la inteligencia de mi país. No es que tenga ahora resguardos de transferencias u otras pruebas circunstanciales, pero creo que es una información válida y en consonancia con lo que sucede o ha sucedido en otros países como Colombia. Alguno de estos delitos, ¿afecta a España? Claro. Venezuela se ha convertido en tierra segura para los terroristas. Esto afecta a España y a todo el mundo. Cuando un grupo terrorista decida actuar puede planificar sus actos en Venezuela. Pero hay más. Hace seis meses conversé con un funcionario de inteligencia y me habló de unos individuos de la banda terrorista ETA que están en Venezuela. Son varios. Me dio sus nombres, apellidos y los negocios que regentan. Todo está identificado. ¿Es gente con orden de busca y captura? Absolutamente. Son individuos solicitados por el Gobierno de España y que el gobierno de Maduro protege, esconde. Son hechos. Salió usted de Venezuela hace un mes, después del fracaso del pronunciamiento que debería haber forzado la salida de Maduro. ¿Hay división en el ejército? Sí, es una división muy evidente con respecto a maduro. Fíjese que este incluso canceló el desfile militar del 24 de junio, día del ejército y del 5 de julio, fecha de la independencia, por temor a que pueda pasar cualquier cosa. Eso muestra que hay un resquebrajamiento. Mi presencia acá muestra que hay resquebrajamiento porque para ello fue necesaria la complicidad de algunos funcionarios del régimen que no están de acuerdo con lo que Maduro hace. Ellos me ayudaron a salir. ¿Maduro entonces no tiene el control? No lo tiene. Un ejemplo: el 2 de mayo Maduro se hizo una foto en una marcha de militares. Esa foto lo demuestra todo. Ninguno va armado. Es la foto de alguien que quiere aparentar que tiene el control cuando no lo tiene. Es cuestión de tiempo. ¿Están haciendo lo correcto España y la Unión Europea? Esperábamos un poco más de solidaridad de Europa y en especial de España. España está vinculada a Venezuela por nexos de familia. ¿Cuántas familias venezolanas viven en España? ¿Y cuántas familias españolas viven en Venezuela? Por una simple cuestión de historia a nosotros nos gustaría ver una posición más firme del Gobierno de España y de la Unión Europea frente a la dictadura de Maduro. Han reconocido al presidente interino Juan Guaidó pero no reconocen a sus embajadores. Es incomprensible. Para ser sincero esperaría eso de otros países como Inglaterra o Francia, pero de España, hermano de sangre nuestro, no. Usted fue trasladado a arresto domiciliario por el grave deterioro de su salud. ¿Cómo se encuentra ahora? El lapso de tiempo desde 2014 que pasé en mi casa y la atención familiar mejoró algunas de las condiciones, pero otras secuelas de aquel encierro inhumano me quedan de por vida. Por acabar, ¿le ayudó usted EE.UU. a salir de Venezuela? Lo único que hicieron es permitirme entrar pero lo demás lo hice yo por propia iniciativa y como ciudadano finalmente libre.
28-06-2019 | Fuente: abc.es
«Cumbre» de expertos en Madrid para homenajear a Álvaro Uribe
América en una orilla y Europa en la otra. En el océano de las crisis con futuro incierto, Venezuela, Nicaragua y Cuba. En el mar de las preocupaciones, Colombia a un lado y España al otro. El premio Nobel, Mario Vargas Llosa, el eurodiputado Leopoldo López, el alcalde de Caracas en el exilio, Antonio Ledezma, el ministro de Vivienda de Colombia, Jonathan Malagón, el presidente del PP Pablo Casado, la diputada Cayetana Alvarez de Toledo, la mujer que aspira a la presidencia de la comunidad de Madrid, Isabel Ayuso, el alcalde José Luis Martínez-Almeida y, entre otros, Alvaro Uribe, el anfitrión de la reunión, analizaron las turbulencias y diferentes realidades del viejo y el nuevo continente. En el restaurante «El rincón de Esteban» se ordenó algo parecido a un seminario de expertos por conocimiento y experiencia propia en política. El padre de Leopoldo López analizó «el pulso entre Macron y Merkel por el poder en la Unión Europea». De su hijo, observó, «no es un refugiado, es un ciudadano libre, indultado por el presidente constitucional Juan Guaidó». Alcalde junto a Alcalde, Martínez-Almeida le pedía consejo a Ledezma antes de celebrar, «llevo doce días y aún no he roto nada». Yuri P. Korchagin, embajador de Rusia, sonreía y confesaba: «Desayuno todos los días con el ABC. Cuando algo no me gusta, llamo a Bieito y me escucha». El gesto cambió cuando Pedro Santos, organizador del almuerzo homenaje a Uribe, pidió «ayuda a Rusia para estabilizar la región», en alusión al respaldo de Vladimir Putin al régimen de Maduro. Vargas Llosa llegó de la mano de Isabel Preysler. A Casado le agradeció, «el libro me gustó mucho», dijo. El líder del PP le regaló hace unos días «El presidente, el Papa y la primera ministra», una historia del trío que cambio el mundo (Ronald Reagan, Margaret Thatcher y Karol Wojtyla) escrita por John O?Sullivan. Uribe sorprendió a Preysler al preguntarle: «¿Sabes quién es la persona que mejor conoce la obra de Mario: Uribe». Anécdotas de aperitivo, el plato fuerte o las lecciones de alta política no se hicieron esperar. El «hombre de Estado, un patriota» que sorteó 17 atentados, como presentó Pedro Santos a Álvaro Uribe, recibió definiciones variadas. «Un gigante», para Pablo Casado, que condensó los dos grandes peligros de la democracia, «populismo y nacionalismo, un veneno que emerge» sin descanso. «Militante de la democracia», para Cayetana Alvarez de Toledo, Ledezma consideró al expresidente colombiano «como nuestro presidente. Nuestros problemas son como los de Colombia. Y sus tragedias nos impactan como propias». Culpas propias y ajenas Álvaro Uribe recordó que Hugo Chávez se refería a Castro como «Fidel» e insistió en la necesidad de «rescatar el Estado de Derecho» en Venezuela. No ve otro camino que «la intervención de las Fuerzas Armadas para establecer un gobierno de transición a la democracia». «Diálogo» fue el término más devaluado de la reunión al aplicarlo a Venezuela y transformarse en prórroga eterna para «la tiranía» y «dictadura» venezolana. El embajador de Argentina, Ramón Puerta, observó: «Hablar de diálogo en Venezuela es ser funcional a la dictadura». Bertín Osborne, diría más tarde, «se lo dije a Felipe (González) esto sólo acaba con plomo» . Europa recibió lo suyo con alusiones al Brexit. «Continente que corre el riesgo de convertirse en un museo», lamentó Casado, antes de hacer un reproche implícito al Gobierno y a la UE: «No hemos alzado la voz en Venezuela, ni en Nicaragua, ni en Cuba». Uribe quitó hierro al asunto y advirtió: «Me pregunto cómo va a hacer Europa para producir riqueza y sostener el estado de bienestar. ¿Cómo resolverán las escaramuzas con Estados Unidos??. Entre Europa y América, Mario Vargas Llosa puso el dedo en la llaga de los intelectuales, como Gunter Gras, que deseaban para «Latinoamérica lo que no tolerarían en Europa», en alusión a la defensa del régimen de Castro. «Buscan en América Latina el paraíso perdido, el Dorado, como si Latinoamérica pudiera realizar los sueños imposibles». Dicho esto, advirtió: «También hay un responsabilidad propia. Los dictadores que tuvimos, ¿cuántas veces los votaron en elecciones libres? A Chávez hasta tres veces, a Fujimori y a Perón, con perdón del embajador de Argentina». Ramón Puerta recogería el guante en los postres. «Una cosa es el kirchnerismo y otra muy diferente el peronismo».
27-06-2019 | Fuente: abc.es
La inquietante señora Bachelet
Estoy entre los millones de venezolanos a quienes la visita de Michelle Bachelet a Caracas, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, más que causar algún sosiego, ha llenado de incertidumbre. No tengo las respuestas que quisiera tener. Al contrario: del seguimiento que he hecho de su recorrido, me han surgido acuciantes inquietudes. A continuación, referiré algunas de ellas. La primera cuestión que quisiera preguntar es si los venezolanos tenemos o no derecho a recibir, de parte de la oficina de los Derechos Humanos de la ONU, alguna certidumbre. Si debíamos o no esperar que la señora Bachelet y su equipo comunicaran claramente qué razones explican la modalidad de su visita. Queremos saber si hubo negociaciones previas con Nicolás Maduro y sus agentes, si cada punto de la agenda de la señora Bachelet tuvo que ser aprobado por el régimen de Maduro y los cubanos y, cuestión fundamental, saber si el informe que arroje la visita, contará con un preámbulo que explique estos acuerdos. En una frase: queremos saber cuán condicionada, cuáles fueron las exigencias a las que Alta Comisionada cedió. Quiero comentar aquí que, antes de escribir este artículo, pude escuchar un audio que contiene una parte de la intervención de la señora Bachelet durante su reunión con los familiares de víctimas de violaciones de los derechos humanos. Recordó que ella misma había sido presa política, y que su padre, el general Alberto Bachelet -que fue miembro del gobierno de Salvador Allende- murió torturado en una cárcel durante la dictadura de Augusto Pinochet. Esto, es la conclusión inevitable, sugiere que ella debería tener alguna empatía con las víctimas y sus familiares. Esto no lo pongo en duda: lo más probable es que sea así. Quien ha sido torturado difícilmente puede olvidar y permanecer indiferente ante el sufrimiento causado a otros. Pero la cuestión es que la señora Bachelet, no es sólo alguien sensible a la cuestión de los derechos humanos. Esto es primordial: es una política profesional, una dirigente política, cuyo pensamiento político está anclado en la izquierda, en algún lugar difuso de esa materia cada vez más inasible y engañosa, que es el llamado socialismo. Hay quienes afirman que Bachelet es «socialista democrática». Pero también hay quienes la acusan de ser una aliada silenciosa y eficaz de los gobiernos izquierdistas y populistas que violan los derechos humanos. Quiero decir con esto que, entre la dirigente política y la defensora de los derechos humanos, hay pruebas suficientes que nos indican que la primera prevalece sobre la segunda. En las dos oportunidades en que fue presidenta de Chile, los períodos comprendidos entre marzo de 2006 y marzo de 2010, y luego, entre marzo de 2014 y marzo de 2018, su política exterior hacia los regímenes izquierdistas violadores de los derechos humanos y corruptos en América Latina, fue de silencio. Cabe decir, de silencio cómplice. No los condenó nunca. Ni a Cuba, ni a Nicaragua ni tampoco a Venezuela. Pocos recuerdan que, cuando murió Chávez, la señora Bachelet declaró: «Fue un gran amigo, un gran colega, y yo quisiera destacar su profundo amor por su pueblo, y por los desafíos de nuestra región, de erradicar la pobreza, generar una mejor vida para todos, y su profundo amor por América Latina». Simplemente asombroso: en una frase de 39 palabras, cuatro mentiras extremas y flagrantes: una, que Chávez amaba al pueblo; dos, que quería erradicar la pobreza (cuando la realidad es que se dedicó a planificarla y promoverla desde el primer día de su nefasto primer gobierno); tres, que quería una mejor vida para todos (falso: lo único que quería y realizó con éxito fue enriquecer de forma grotesca a sus colaboradores); y cuatro, que tenía un amor por profundo por América Latina (frase que busca distorsionar los verdaderos amores de Chávez: los hermanos Castro, el foro de Sao Paulo, la FARC, el ELN, los terroristas del islamismo radical y otros infames afines). No hay que olvidar que, como parte de su campaña para obtener el cargo que hoy detenta -Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos- la señora Bachelet visitó al dictador Raúl Castro en enero de 2018. Como ha recordado Yoani Sánchez, durante sus dos gobiernos, la señora Bachelet no condenó nunca a la dictadura castrista ni mostró solidaridad alguna con los disidentes. De modo semejante al elogio que hizo de Chávez, tras la muerte de Fidel Castro también dijo mentiras de este calibre: «líder por la dignidad y la justicia social en Cuba y América Latina». Basta con verificar por cuáles han sido sus posiciones, entre el silencio y no más que tímidos balbuceos, sobre los asesinatos y las brutales jornadas represivas ocurridas en Nicaragua, para que la acción de la señora Bachelet se vuelva cada vez más inquietante. El ex presidente de España, Felipe González lo sintetizó de forma impecable: sus posiciones han debido ser más contundentes, porque los derechos humanos no permiten medias tintas. A lo que yo añadiría: la declaración invocando el recurso del diálogo, no le corresponde. Ello escapa al campo de los derechos humanos y se interna en la política, como si, entre líneas, dijera: si no hay diálogo continuarán las violaciones de los derechos humanos. Y es que esas son las aguas turbulentas en las que navega la señora Bachelet: que su interés en los derechos humanos parece supeditado a sus apetitos políticos. ¿Será cierto que aspira el cargo de Secretaria General de la Organización de Naciones Unidas? ¿Tenemos fundamentos para sospechar que el informe sobre Venezuela y sus próximas acciones responderán al objetivo de lograr ese apetecido cargo?
26-06-2019 | Fuente: abc.es
Guaidó impide el secuestro de sus colaboradores por un grupo de paramilitares en Caracas
Un grupo con armas largas intentó secuestrar la mañana de este miércoles a un equipo de seguridad del presidente encargado Juan Guaidó, cuando conducían por la autopista Francisco Fajardo, vía que atraviesa toda la ciudad de Caracas. Una contraorden de Guaidó impidió que los también llamados «colectivos» se llevaran a sus colaboradores a la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), según denuncias del centro de comunicación de la presidencia interina. VIDEO | Presidente (E) de la República, @jguaido, frustró intento de secuestro de su equipo de parte de grupo civil no identificado con armas largas. pic.twitter.com/6WA2t1fK5W? Centro de Comunicación Nacional (@Presidencia_VE) 26 de junio de 2019De momento se desconocen los motivos por los cuales querían llevarse a los hombres de Guaidó a la sede del DGCIM. Pero imágenes publicadas en la cuenta de Twitter del centro de comunicaciones de Guaidó, aparecen los colectivos con armas largas. Los sujetos pretendieron llevarse a la fuerza al equipo de apoyo de Guaidó, sin embargo, el presidente interino se bajó de uno de los vehículos que fueron interceptados, dio una contraorden al grupo armado, que hasta ahora sigue sin identificar, y logró que los colectivos se retiraran del lugar sin la detención de ninguno de los miembros que refuerzan su seguridad. Esta situación se genera después de que ayer los colectivos amenazaran y atacaran a periodistas y a los diputados cuando salían del Palacio Federal Legislativo, una vez culminada la acostumbrada sesión de los martes. Uno de los paramilitares que estuvo esperando en las afueras de la Asamblea Nacional agredió el vehículo de un parlamentario y tumbó al suelo el teléfono móvil de un periodista que grababa la violencia. Los colectivos, o paramilitares, son apoyados por el régimen de Nicolás Maduro, y desde tiempos de Hugo Chávez mantienen el respaldo del chavismo y han sido dotados con armamento que son usados para atacar y robar en las manifestaciones opositoras.
...
6
...