Infortelecom

Noticias de caracas

10-01-2020 | Fuente: abc.es
La OEA refrenda la reelección de Guaidó y condena a Maduro
La Organización de los Estados Americanos (OEA) reconoció oficialmente esta tarde la reelección de Juan Guaidó como Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela e interino de su país, en un rechazo directo al intento del régimen de Nicolás Maduro de colocar a diputados adeptos al frente de un poder legislativo cuya sede acordonó movilizando a la Guardia Nacional Bolivariana. Tan controvertido ha sido el golpe autoritario de Maduro, que de sus principales aliados en la OEA sólo Nicaragua votó en contra de la resolución de apoyo a Guaidó. La resolución adoptada ayer por el Consejo Permanente con 20 votos a favor, cinco en contra y nueve abstenciones, saluda «la reelección de Juan Guaidó como Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela» y condena «el uso de la fuerza y tácticas intimidantes por parte del régimen de Nicolás Maduro para obstruir el libre acceso de los diputados de la Asamblea Nacional a la sesión, convocada para el 5 de enero de 2020, para elegir democráticamente su Junta Directiva». Esta moción de apoyo a Guaidó fue redactada y propuesta por Brasil, Canadá, Colombia, Guatemala, Paraguay, Perú y Estados Unidos. La misión diplomática de este último país pidió que el texto se aprobara por unanimidad, algo a lo que se opuso Nicaragua. Los aliados más estrechos del régimen de Maduro en la actualidad ?los gobiernos de Alberto Fernández en Argentina; de Andrés Manuel López Obrador en México, y de Tabaré Vázquez en Uruguay? se abstuvieron, condenado en su turno de intervención el uso de la violencia por parte del chavismo. Esta es la primera ocasión en la que la misión de Bolivia ante la OEA se alinea con el eje que conforman EE.UU., Brasil y Colombia, en una votación de apoyo a la oposición contra el chavismo en Venezuela. El Gobierno de Evo Morales, que había sido un firme aliado de Maduro en todas las votaciones de esta institución multilateral americana, cayó en noviembre de 2019 después de que un informe de la misión de observación de la propia OEA revelara graves sospechas de fraude en el recuento de las últimas elecciones mantenidas en Bolivia. El representante del gobierno de Guaidó ante la OEA, Gustavo Tarre, proyectó en la sala del Consejo Permanente un vídeo que mostraba al presidente de la Asamblea Nacional tratando de entrar en la sede de la Asamblea Nacional en Caracas, algo que impedían los guardas enviados por el régimen, parapetados por sus escudos antidisturbios. «Tú no decides quién entra, eso no lo decides tú», le decía Guaidó a uno de los guardas en el vídeo. Según dijo después Tarre, «el 5 de enero se dio a conocer al mundo lo que los diputados venezolanos han venido sufriendo a lo largo de los años, el uso de las instituciones venezolanas por parte de una banda criminal para perpetuarse en poder. Uso la palabra dictadura en la más plena acepción del término. En Venezuela existe un sistema de gobierno que niega los principios más esenciales de la democracia».
10-01-2020 | Fuente: abc.es
«No hay dos asambleas, hay una sola que Maduro quiere destruir»
Han sido días intensos, pero el presidente encargado y jefe del Parlamento Juan Guaidó sigue dando la batalla para no dejarse arrebatar la única institución electa legítimamente por los venezolanos: la Asamblea Nacional. Aunque sabe que cuando así lo desee Nicolás Maduro se hará con el control físico de sus instalaciones, él seguirá legislando desde cualquier otro lugar porque tiene la mayoría de la Cámara. A un año de su toma de juramento, el líder de la oposición no ha podido aún lograr el respaldo de las Fuerzas Armadas para romper definitivamente la dictadura de Maduro, pero ha conseguido una segunda oportunidad para que su plan funcione. Juan Guaidó, junto a cien diputados del bloque opositor, no escatima esfuerzos para que en este último año de legislatura Venezuela logre derribar los muros de la dictadura. En entrevista telefónica con ABC, el líder del Parlamento venezolano analiza los últimos acontecimientos. -¿Qué sucedió el 5 de enero? -Hubo una militarización del Palacio Legislativo, los organismos represivos de la dictadura impidieron el acceso a los diputados y establecieron cinco cercos de seguridad bien violentos en el sentido tanto físico como verbal. Tenían listas para ver quién podía entrar y quién, cuando eso había sido determinado en las urnas por el pueblo de Venezuela. Hicimos todo lo posible para entrar, incluso saltando verjas, pero ante la imposibilidad física, por la complicidad de la dictadura con algunos diputados acusados de recibir sobornos, tuvimos que legislar desde el diario El Nacional. Era la única alternativa para poder llevar a cabo la sesión como dicta la Constitución con el «quorum» necesario, y levantar las actas. Logramos realizar el acto pese a los atropellos de Maduro. -¿Estaban preparados para la decisión del chavismo de tomar juramento a Luis Parra? -Sí. Sabíamos que ellos iban a intentar tomar la Asamblea Nacional e imponer una junta directiva falsa y por eso hicimos todo lo posible para instalar como se debe la sesión del Parlamento. Ya lo había denunciado el diputado José Guerra con la compra de votos del chavismo en la llamada operación Alacrán. Hay nuevos testimonios ahora, como el del diputado suplente José Hernández al que ofrecieron 700.000 dólares para votar en mi contra. Usaron la palabra «neutralizar» a su rival principal, que suponemos se podía referir tanto a la desaparición física, como a inhabilitarlo o allanarle su inmunidad parlamentaria para que no pudiera asistir a la sesión. También lo hicieron con Luis Stefanelli, Carlos Lozano, Leandro Domínguez, etc. -¿Cómo van actuar ahora con esta bicefalia de la Cámara? -No hay ninguna bicefalia de la Cámara. Hay una pretensión de la dictadura de tomar físicamente la Asamblea como lo intentaron el pasado miércoles. Hay unos diputados usurpando funciones porque más de 50 países que me reconocieron ahora han reconocido la instalación legítima de la nueva Junta Directiva como el Grupo de Lima, Alemania, Austria o Gran Bretaña. No hay dos parlamentos, lo que hay es una dictadura que está tratando de destruir el Parlamento desde el 2015 cuando nombraron a un ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia o cuando en el 2016 declararon en desacato a tres diputados electos. O cuando persiguen y encarcelan a Juan Requesens y a Gilber Caro. Nosotros vamos a tratar de seguir funcionando desde la Asamblea Nacional pero tenemos claro que la dictadura no tiene ningún pudor. -Vimos cómo en los dos eventos importantes de esta semana (5 y 8 de enero) la Guardia Nacional sigue del lado de Nicolás Maduro. ¿Sin ellos es imposible la transición? -Sin duda. Hay que insistir en las Fuerzas Armadas. El miércoles vimos una metáfora perfecta de cómo unos pocos sostienen a la dictadura en el caso de la puerta del hemiciclo que logramos abrir. Todo el pueblo de Venezuela intenta abrir las puertas de la democracia. Tenemos que lograr con presión que los pocos que sostienen a Maduro permitan la libertad de Venezuela. -¿Esa presión cómo va a ser? ¿Hay una nueva estrategia para este año? -Los mecanismos de presión son históricamente los que tenemos a mano como la protesta, la huelga, las manifestaciones, la agitación social y las giras por el país para poder atraer gente. La presión internacional también cobra vida en estos momentos. Hay que ser ágiles y audaces en la puesta en práctica. Tenemos que ver si el próximo martes nos podemos ver todos en el centro de la capital, si se convoca una gran manifestación, o si se hace una gran toma de Caracas desde los estados. Esto es parte de lo que estamos analizando ahora para facilitar la transición. -¿Los tres pasos se van a seguir manteniendo: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres? -Los tres pasos cumplen un papel clave. Estamos haciendo todo lo posible para cumplir con ellos y abrir las puertas a la democracia. -Para finales de este año los venezolanos están llamados a votar para elegir a los diputados del próximo periodo de la Asamblea Nacional (2021-2026) ¿se plantean asistir a unas elecciones legislativas con Maduro? -En este momento no hay escenario electoral porque no hay condiciones. Parte de nuestra lucha es lograr condiciones para hacer unas elecciones presidenciales libres. Pero la dictadura va en contrasentido absoluto. Ha sido imposible nombrar un Consejo Nacional Electoral concertado. Entre las condiciones fundamentales necesitamos un árbitro electoral creíble. Además del derecho a elegir y ser elegido: no puede haber partidos políticos ilegalizados o inhabilitados. -Uno de sus primeros anuncios ha sido apartarse de Voluntad Popular para poder ejercer libremente las funciones como presidente interino, ¿no eran compatibles? -Me relevé de la militancia. Fue una decisión que había tomado hace tiempo, pero no lo había manifestado públicamente. Tomé la decisión para fortalecer la institucionalidad de la presidencia encargada. -¿Qué opina de ello Leopoldo López? -La aceptó sin problemas. -Hizo un llamamiento a la calle para este fin de semana. ¿Cree que la gente le acompañará? -Yo tengo la certeza de que los venezolanos van a salir a protestar y exigir. Las protestas son parte de lo que hicimos el año pasado. La censura en Venezuela es brutal y parte de estas actividades consiste en difundir el mensaje. Los canales nacionales no han trasmitido lo que sucedió estos días porque la dictadura no lo permite. -¿Qué va a ser diferente esta vez? -Vamos a empujar la puerta todos juntos en la misma dirección. Vamos a fortalecer la unión de todos los sectores de la sociedad para lograr las mínimas condiciones para traer la democracia y el cambio. Hay que mejorar las formas de protestar para garantizar la seguridad de la gente. -Va a nombrar estos días a nuevos embajadores, ¿Quién será el encargado de la legación de Colombia? -Estoy evaluando algunos perfiles. Recuerde que la mayoría de nuestros embajadores trabajan «ad honorem» debido a que el gobierno encargado no dispone de recursos. -México y Argentina se han distanciado del Gobierno de Venezuela tras lo sucedido? -Es que fue una respuesta salvaje de la dictadura. El miércoles incluso no permitieron la entrada del cuerpo diplomático y los colectivos chavistas robaron a dos embajadores (al encargado de negocios del Reino Unido y al de Italia) en la puerta del hemiciclo. -En la agenda internacional el foco está ahora en el conflicto de EE.UU. con Irán. ¿Se siente más abandonado por la comunidad internacional? -No. Se ha ratificado el respaldo de la región y por supuesto de Estados Unidos. Hablé con el vicepresidente Mike Pence y me notificó que tenemos su apoyo, respaldo y la determinación de EE.UU. para resolver la crisis de Venezuela.
09-01-2020 | Fuente: abc.es
Guaidó prepara una jornada de protestas de calle tras el asalto al Parlamento
El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, ha decidido montar una contraofensiva contra las actuaciones inconstitucionales del régimen de Nicolás Maduro con manifestaciones en la calle. Por ello, anunció la noche del martes una serie de actividades para hoy, mañana y el sábado, que de momento se ha reservado los detalles. La «agenda de lucha 2020» tiene como objetivo derribar las artimañas del Gobierno chavista, después de que el domingo organizó un golpe contra la Asamblea Nacional para evitar la reelección del líder opositor como presidente del Parlamento. La jornada de ese día ha abierto aún más la grieta de la acuciante y dilatada crisis política en Venezuela. «Vamos a movilizarnos en actividades de calle jueves y viernes. El sábado vamos a la calle. Y el martes vamos todos juntos a la Asamblea Nacional, todo el pueblo de Venezuela a la Asamblea Nacional. Vamos a cambiar Venezuela, vamos a lograr abrir las puertas de la libertad y de la democracia», dijo Guaidó el martes en un intento de reavivar las protestas en el país suda-mericano. Esta no sería la primera vez que la oposición pide movilizarse por un ataque de Maduro contra la Asamblea Nacional. En 2017, el choque institucional dio paso a una de las revueltas callejeras más cruentas en el país cuando el Tribunal Supremo (TSJ) declaró en desacato al Parlamento por haber incorporado a tres legisladores (del estado Amazonas) que habían sido impugnados por supuestas irregularidades. Durante 134 días los opositores protestaron en las calles para rechazar las sentencias del TSJ, en las que se atribuía las funciones de la Cámara y extendía los poderes de Maduro. Más de 160 personas fueron asesinadas y 3.000 detenidas. Las fuerzas de la oposición rechazaron la investidura de facto de Luis Parra, un diputado de 41 años, expulsado de Primero Justicia, uno de los partidos más emblemáticos de la oposición, tras haber sido supuestamente comprado por el chavismo por un millón de dólares y traicionar a Guaidó en la elección de la Junta Directiva del pasado 5 de enero, en la que el presidente interino buscaba repetir como jefe del órgano legislativo. Parra, que hasta la semana pasada era un personaje desconocido, es ahora un protagonista de la crisis política del país y uno de los rivales de Guaidó. La polémica envolvió al diputado cuando el portal de investigación Armando.info lo señalara en diciembre pasado por haber intercedido ante organismos internacionales a favor de empresarios afines a Maduro para que quedaran exonerados de investigaciones por casos de corrupción. Mínimo necesario Esta traición desató la ira de la oposición y Guaidó luchó una batalla campal dentro de la Asamblea para tomar posesión de su cargo y logran ser reelegido con cien votos favorables de la bancada opositora, un número que lo legitima como líder de la Cámara y presidente interino por segundo año consecutivo, a diferencia de Parra, que no ha publicado la lista de los diputados que votaron por él. Para asumir el cargo, un diputado debe obtener un mínimo de 84 votos para quedar electo como presidente, según lo señala el Reglamento de debate. El mismo Parra ha dicho que logró 81, y entre el chavismo hay contradicciones con el total de aprobaciones. Venezuela vive entonces otra lucha de poder, en la que dos políticos, uno legitimado y otro manipulado por el régimen, han sido nombrados como presidentes de la Asamblea Nacional. Las fuerzas represoras del régimen no solo han impedido a Guaidó la entrada al Parlamento, sino que también han acordonado los alrededores del Palacio Legislativo para evitar que los cien diputados que respaldaron a Guaidó tengan acceso a los espacios de debate. Pero esa no ha sido la única denuncia de la oposición. En la madrugada del domingo, el servicio de inteligencia (Sebin) irrumpió en el Hotel Paseo Las Mercedes, ubicado al este de Caracas, donde los diputados opositores se encontraban alojados. La excusa que tuvieron los funcionarios fue la supuesta búsqueda, por más de una hora, de un artefacto explosivo, aunque los legisladores denunciaron que la intención era amedrentarlos para evitar que asistieran al Parlamento a votar por la reelección de Guaidó. El lunes por la noche ocurrió algo similar. Efectivos de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim), la Dirección de Investigaciones Penales (DIP) y la Guardia Nacional llegaron al hotel en el momento que Guaidó y 96 diputados estaban reunidos preparando la sesión del martes. Los funcionarios tocaron la puerta de todas las habitaciones para constatar quién las ocupaba. Esa fue razón suficiente para que el régimen ordenara el cierre del hotel por cinco días, a lo que Guaidó lo calificó de «acoso» y «hostigamiento». De inmediato, el Comisionado Presidencial para los DD.HH., Humberto Prado, envió un informe a la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet y al Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, explicando el asedio y la intimidación. Contra la Prensa La Prensa también ha sido blanco de ataques tanto por la Guardia Nacional y la Policía Nacional, que ha impedido el acceso al Parlamento y el libre ejercicio del periodismo en la tensa jornada. Los colectivos o civiles armados y apoyados por el chavismo, también han agredido verbal y físicamente a los periodistas que se encontraban en los alrededores de la Asamblea. ABC pudo presenciar el momento en el que una turba de colectivos dispersaron y golpearon a los periodistas. Dos periodistas fueron atacados por los sujetos, quienes fueron despojados de sus pertenencias y de sus equipos de trabajo. El resto de la Prensa tuvo que abandonar el lugar por las amenazas. La ilegítima y fraudulenta Junta Directiva de Parra aprobó en una sesión sin quorum la creación de una comisión que intentará rescatar el orden constitucional del órgano legislativo. Otro de los puntos debatidos fue la distribución de la gasolina en el país, las medidas cautelares para presos políticos y un ajuste salarial para los trabajadores. Esta sesión se desarrolló mientras fuera del hemiciclo Juan Guaidó buscaba las formas de entrar ante el impedimento de la Policía militar. La sesión, encabezada por Parra, fue interrumpida cuando los diputados opositores entraron a la fuerza para ocupar sus escaños y ratificar a Guaidó como presidente. De hecho, una diputada increpó a un colectivo que ocupaba un asiento y le pidió su credencial que no mostró porque no poseía. Por su parte, el líder opositor ha dicho que trabajará para que en Venezuela no haya más censura. Anunció el nombramiento de una junta ad hoc para la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), para que no siga aplicando la censura sobre los medios independientes venezolanos. Además, informó que designará en los próximos días nuevos embajadores en Bolivia, El Salvador y Uruguay. Sobre el caso de su representante diplomática en Argentina, Elisa Trotta, a quien el Gobierno de Alberto Fernández le retiró sus credenciales, el presidente interino dijo no haberle sorprendido la actuación del mandatario argentino por su cercanía ideológicas con NIcolás Maduro.
08-01-2020 | Fuente: abc.es
Guaidó convoca movilizaciones de calle tras el golpe al Parlamento
Venezuela ha comenzado el año 2020 con mucha agitación. El nombramiento del opositor, Luis Parra, como presidente de facto de la Asamblea Nacional, por órdenes de Nicolás Maduro, ha desatado la ira de la fuerza opositora, y en Caracas, Juan Guaido ha dado la pelea para tomar posesión de su cargo y continuar como presidente del Parlamento por segundo año consecutivo. Tras el golpe perpetrado por el régimen chavista el domingo pasado, el líder opositor ha convocado manifestaciones para los próximos días. La «agenda de lucha 2020» será usada para derribar las artimañas de Maduro, quien se ha empeñado en tomar como sea el control de la Asamblea, uno de los poderes públicos que perdió en 2015, cuando la oposición arrasó en las elecciones parlamentarias. El diputado ha dicho este martes por la noche que los días jueves y viernes próximos se desarrollarán asambleas y encuentros de calle, mientras que el sábado 11 de enero encabezará una marcha. De momento, Guaidó se ha reservado los detalles de las actividades. «A todos los sectores les digo que es momento de levantarse con fuerza. Vamos a movilizarnos en actividades de calle jueves y viernes. El sábado vamos a la calle. Y el martes vamos todos juntos a la Asamblea Nacional, todo el pueblo de Venezuela a la Asamblea Nacional. Vamos a cambiar Venezuela, vamos a lograr abrir las puertas de la libertad y de la democracia», ha dicho Guaidó en un encuentro con la prensa, acompañado por un centenar de diputados que lo reeligieron el domingo en una sesión improvisada en la sede del diario El Nacional, tras el asalto del régimen al Parlamento. Para el martes se tiene prevista una sesión ordinaria, pero es poco probable que estén exentas las agresiones por parte de los cuerpos de seguridad que cumplen órdenes de la cúpula chavista, así como ocurrió ayer, cuando Guaidó y sus diputados forcejearon con los piquetes de la policía militarizada para entrar al hemiciclo de la Asamblea Nacional e iniciar el primer debate del nuevo y último año para legislar. En ese mismo momento, dentro del pleno de la Asamblea, debatían los diputados chavistas sin el quorum requerido. De esta manera, el opositor debilitó los anillos de seguridad y logró llegar al estrado de la directiva, donde posteriormente quedó investido como presidente del Parlamento tras la intensa batalla. Guaidó no se ha dejado robar el Parlamento, y ha desafiado las fuerzas represoras del Gobierno de Maduro, y se ha enfrentado a los funcionarios policiales junto con los cien diputados que lo ratificaron como presidente de la Cámara, y por lo tanto, presidente interino. Guaidó asumió la presidencia el 5 de enero del año pasado, y el 23 de ese mismo mes, juraba el cargo de presidente encargado tras no reconocer a Maduro como presidente de Venezuela. De inmediato, recibió el apoyo de Estados Unidos y de otros 50 países que lo reconocen aún como el presidente legítimo del país sudamericano.
07-01-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. admite que subestimó el apoyo de Rusia a Maduro
El gobierno de Estados Unidos hace a Rusia responsable de haber mantenido a Nicolás Maduro en el poder a pesar de la fuerte presión internacional, y le acusa de haber quedado, junto a Cuba, como uno de los únicos países del mundo en justificar el uso de la fuerza por parte del régimen para impedir el acceso al parlamento de diputados elegidos democráticamente para un voto crucial en el que iban a elegir presidente. Washington anuncia además medidas contra Moscú por ser el facilitador de los abusos de Maduro. Según Elliott Abrams, el representante especial de EE.UU. para la crisis venezolana, ?a medida que el régimen está más y más desesperado, se han hecho más y más dependientes de Rusia en 2019, y el papel de Rusia en la economía, especialmente en el sector del crudo, es cada vez mayor?. Según cifras de la diplomacia norteamericana, Rusia adquiere y revende un 70% del crudo venezolano, habiéndose convertido en el salvavidas financiero de Maduro. ?No es que a Maduro le queden muchos aliados, pero los que le quedan deben replantearse su apoyo al ver cómo al régimen le quedan tan pocos apoyos que se ve obligado a enviar tropas a acordonar la Asamblea Nacional?, añade Abrams. Este veterano embajador advierte además de que EE.UU. estudia responder al Kremlin: ?Estamos estudiando de cerca el rol de Rusia y no vamos a permitir el nivel de apoyo que hemos visto en los últimos meses sin reaccionar?. Sí reconoce Abrams un error: «Si hemos cometido un error es el de haber subestimado la intensidad del apoyo de Cuba y Rusia al régimen, que son los dos grandes pilares que sostienen a Maduro». <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Mientras que <a href="https://twitter.com/jguaido?ref_src=twsrc%5Etfw">@JGuaido</a> y la <a href="https://twitter.com/AsambleaVE?ref_src=twsrc%5Etfw">@AsambleaVE</a> continúan adhiriéndose a un proceso democrático y a la voluntad del pueblo de <a href="https://twitter.com/hashtag/Venezuela?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Venezuela</a>, la dictadura de Maduro se aferra desesperadamente al poder a través de sobornos y de fuerza bruta. La democracia prevalecerá.</p>&mdash; Michael G. Kozak (@WHAAsstSecty) <a href="https://twitter.com/WHAAsstSecty/status/1214575197396836353?ref_src=twsrc%5Etfw">January 7, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Uno de los efectos positivos que interpreta Washington de los hechos acaecidos en Caracas en los pasados días es el refuerzo de Guaidó y el cierre de filas de la oposición. Ayer, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, aplaudió en declaraciones a la prensa ?cómo los partidos políticos de Venezuela se han unido tras la reelección de Guaidó?. Así, Pompeo, que coordina la política exterior de Donald Trump, promete ?un sostenido apoyo al presidente Guaidó? a lo largo de 2020. Parte crucial de ese apoyo son por un lado nuevas ayudas económicas para aliviar la catastrófica crisis humanitaria que vive Venezuela y una ronda de sanciones económicas entre cuyos objetivos pueden estar los diputados opositores que traicionaron a Guaidó y se dejaron sobornar por el chavismo. Preguntado por si EE.UU. sancionará al diputado Luis Parra, que se intentó juramentar presidente de la Asamblea Nacional sin quorum (número de individuos necesario para que un cuerpo deliberante tome ciertos acuerdos), el embajador Abrams dice: ?vamos a sancionar, como estamos sancionando, desde el año pasado, a gente involucrada en la destrucción de la democracia en Venezuela?. Dado el recurso a la violencia contra diputados por parte del régimen, queda en el aire ahora el plan de Washington de facilitar algún tipo de proceso de transición en el que tengan representación facciones y mandos del chavismo que no sean Maduro. Abrams dice que sigue convencido de que hay chavistas que desaprueban el intento de apropiarse del Parlamento, pero que no hablan por temor a ser represaliados. De todos modos, preguntado por ABC afirma que ?la decisión de con quién y con quién no podemos trabajar se tomará cuando llegue el momento?.
07-01-2020 | Fuente: abc.es
En directo: Guaidó entra en la Asamblea Nacional para tomar posesión de la presidencia
16.46 Próxima sesión de la Asamblea para el 14 de eneroUna vez instalado el último año de legislatura, Juan Guaidó convoca una sesión ordinaria para el próximo martes 14 de enero. 16.40 «Luis Parra no es de Primero Justicia»El primer vicepresidente de la Asamblea Juan Pablo Guanipa dijo que Primero Justicia no es Luis Parra. «Primero Justicia es Fernando Albán (concejal de Caracas que lanzaron de un piso 10 del edificio del Sebin), es Juan Requesens desde la cárcel y son todos los diputados en el exilio encabezados por Julio Borges». 16.25 Reportan cuatro diputados heridos<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr"><a href="https://twitter.com/hashtag/URGENTE?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#URGENTE</a> <br><br>Durante la arremetida violenta de los esbirros del régimen, resultaron heridos 4 diputados de la <a href="https://twitter.com/AsambleaVE?ref_src=twsrc%5Etfw">@AsambleaVE</a>:<br>- Desiree Barboza<br>- Luis Lipa<br>- Manuela Bolívar<br>- Elimar Díaz<a href="https://twitter.com/hashtag/7Ene?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#7Ene</a></p>&mdash; Centro de Comunicación Nacional (@Presidencia_VE) <a href="https://twitter.com/Presidencia_VE/status/1214567697800806400?ref_src=twsrc%5Etfw">January 7, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> 16.21 Cortan la luz del hemiciclo de sesiones donde se encuentra GuaidóLos chavistas han cortado la luz del hemiciclo de sesiones donde se encuentra el jefe del parlamento Juan Guaidó y los 100 diputados de la bancada opositora. Se encuentran instalando la primera sesión del año del último periodo de legislatura (2020-2021). 16.14 Ratifican a Juan Guaidó como presidente de la AsambleaEl secretario ratifica en la presidencia de la Asamblea a Juan Gerardo Guaidó, en la primera vicepresidencia a Juan Pablo Guanipa y en la segunda vicepresidencia Carlos Berrizbetia. El voto nominal es reglamentario para elegir la Junta Directiva, el pasado 5 de enero de 2020 con 100 votos se eligió a la nueva Junta en la sede de El Nacional 16.00 Guaidó entra al hemiciclo de sesionesEl presidente de la Asamblea Nacional, cargo que le da legitimidad en la presidencia interina del país, ha entrado al hemicilo de sesiones después de que tres piquetes de la Guardia Nacional Bolivariana se lo impidiera. «Nada nos va a impedir que instalemos hoy la sesión legítima de la Asamblea», dijo Guaidó desde la tribuna de oradores. 15.58 Llegan los colectivos armados a la Asamblea NacionalMientras el jefe del Parlamento junto a 100 diputados agurdaban a las afueras de la sede Legislativa para entrar, un grupo de colectivos armados comandados por Nicolás Maduro llegaron para intimidar a los legisladores y a la prensa. Con gritos aseguraron que estaban ahí en defensa de la Revolución y de Maduro porque ahora la Asamblea Nacional le pertenece al Gobierno y no van a permitir que la oposición tome el control. El ambiente está tenso. 15.52 La Junta Directiva ilegítima abre la sesión parlamentariaLa Junta Directiva ilegítima en manos de los chavistas y los opositores disidentes liderada por Luis Parra abren la sesión inaugural del último año legislativo sin el quorum necesario de 84 diputados. 15.48 Guaidó se ha quedado una vez más retenido por un cordón de la Guardia Nacional Juan Guaidó ha hecho todo lo posible para poder entrar a la Asamblea Nacional y legislar como lo ha prometido luego de haber quedado reelegido como presidente del Parlamento. El joven diputado se ha plantado en las afueras del Palacio Federal Legislativo para ocupar su lugar dentro del hemiciclo de debates donde estaría la junta directiva impuesta por los chavistas el domingo pasado. Guaidó se ha quedado una vez más retenido por un cordón de la Guardia Nacional que le ha prohibido su entrada, así como a una gran parte de los diputados que lo ratificaron como líder del Parlamento. 15.39 Bloqueado el acceso a la Asamblea NacionalLa Guardia Nacional Bolivariana ha toma el Palacio Federal Legislativo e impide el acceso de la directiva y de los diputados de la Asamblea Nacional que lidera Juan Guaidó. 100 diputados electos por Venezuela presionan el piquete para entrar y tomar posesión.
06-01-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. planea afianzar a Guaidó en el poder con un plan de ayudas financieras
El Gobierno de Estados Unidos no sólo seguirá reconociendo a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, sino que prepara un paquete de ayudas económicas para afianzarlo en el poder. Según ha revelado este lunes la diplomacia norteamericana, trabaja además en nuevas y duras sanciones para asfixiar al régimen de Nicolás Maduro, que cada vez depende en mayor grado de sus aliados en Cuba y Rusia. «Estamos preparados para seguir trabajando con Juan Guaidó, con la mayoría del Parlamento de Venezuela, seguimos apoyando a la democracia en Venezuela, a los partidos demócraticos y los millones de venezolanos que quieren que acabe esta dictadura», dijo en una conversación con la prensa en la sede del departamento de Estado en Washington el representante especial para la crisis en Venezuela, Elliott Abrams. Con esta declaración, el Gobierno norteamericano da por válida la votación de 100 diputados de 167 a favor de Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional y de transición del Ejecutivo. Esa votación se produjo en la redacción en Caracas del diario 'El Nacional' después de que el régimen chavista prohibiera el acceso al palacio legislativo de Guaidó y otros diputados opositores. Este lunes han visitado Washington cuatro diputados venezolanos exiliados, que han dado detalles del golpe de Nicolás Maduro al poder legislativo. «Lo que vimos ayer en Venezuela fue el asalto de Maduro y sus aliados contra la Asamblea Nacional Venezolana, que fue agredida con la ayuda de la Guardia Nacional, que permitió que un pequeño número de diputados entrara el palacio del Congreso para fingir que tomaban parte en una sesión parlamentaria que en realidad nunca tuvo lugar», dijo uno de ellos, Juan Andrés Mejía, de Voluntad Popular. Según dijo ayer el diplomático estadounidense Abrams, «el Congreso [de EE.UU.] ya ha autorizado el envío de ayuda a la oposición democrática de Venezuela y usaremos esos fondos y trataremos de convencer a otros países de que le ofrezcan apoyo político, diplomático y financiero a las fuerzas de la libertad en Venezuela». El embajador norteamericano añadió que «en la parte negativa, se aplicarán sanciones económicas con las que se aplicará todavía más presión sobre el régimen de Maduro». Ya dijo antes en un comunicado el jefe de la diplomacia norteamericana, Mike Pompeo, que «Maduro sigue mostrando indiferencia por la constitución y la voluntad del pueblo venezolano». Según el secretario de Estado, «sin contar con la presencia de los diputados necesarios para el quorum que exige la constitución, llevaron a cabo una farsa de «votación» y anunciaron el resultado. No puede haber una votación lícita sin una mayoría de diputados presentes, conforme lo exige la constitución». Desde el punto de vista de EE.UU., el apoyo de Rusia al régimen de Maduro es hoy más decisivo que nunca, sobre todo después de que el Kremlin haya dado por válida la maniobra del chavismo para intentar descabalgar a Guaidó de la presidencia de la Asamblea. «Si hubo algo que no calculamos bien fue la firmeza del apoyo de Rusia y Cuba a Maduro», ha admitido Abrams. Sobre el papel del ejército venezolano, el embajador ha recalcado que «su obligación debería ser proteger a la población y velar por la Constitución, y no lo contrario». Desde que hace un año Guaidó jurara el puesto de presidente encargado, EE.UU. ha aplicado diversas rondas de sanciones, la más drástica de las cuales es un embargo integral al crudo venezolano, que se considera la principal fuente de ingresos del régimen. Una de las opciones que baraja la Casa Blanca, según varios diarios nacionales norteamericanos, es un bloqueo naval de Venezuela que impida el envío de petroleros a Cuba u otros puntos del mundo que siguen comprando crudo venezolano.
06-01-2020 | Fuente: abc.es
Guaidó desafía a Maduro e intentará ocupar la Asamblea para reafirmarse en el cargo
Juan Guaidó seguirá dando la pelea en el Parlamento venezolano. El presidente encargado de Venezuela fijó posición ante el asalto chavista a la Asamblea Nacional: «Lo del domingo no fue solamente un golpe al Parlamento, sino al Estado». El también jefe de la Asamblea reiteró que este martes se celebrará la primera sesión de la última legislatura parlamentaria en el Palacio Legislativo que fue tomado físicamente ayer por los diputados opositores cómplices del régimen. El pronunciamiento ocurre luego de que el régimen de Nicolás Maduro secuestrara la Asamblea Nacional y por la fuerza nombrara al opositor disidente Luis Parra como presidente de la Cámara y así evitar la reelección del líder opositor. Guaidó aseguró que Parra obtuvo solo 46 votos: 29 de los diputados del PSUV (Partido Socialista de Venezuela) y 17 de los diputados opositores comprados por un millón de dólares por el régimen a través de la «Operación Alacrán». Sin embargo, la falsa Junta Directiva aseguró que Parra logró la presidencia por 81 votos, aún cuando necesitaba un mínimo de 84, es decir la mayoría absoluta. Pero los diputados del bloque opositor liderados por Juan Guaido no se quedaron de brazos cruzados y el mismo domingo en una sesión improvisada de último momento votaron por Guaidó como jefe del Parlamento. En una sesión celebrada en la sede del diario El Nacional, en Caracas, el joven opositor quedó reelecto por segundo año con 100 votos a favor. Ahora, con el nombramiento de dos presidentes ha nacido una especie de Parlamento bicéfalo, y la lucha por el poder en Venezuela ha llegado a otra dimensión. En sus primeras declaraciones, Parra ha dicho además que «el presidente saliente (Guaidó) trató de boicotear y retrasar la elección (..) Nosotros somos una alternativa de diputados regionales que venimos a contrarrestar las políticas que no dan respuestas al país». Separación del partido Tras el golpe de Maduro al Parlamento, Guaidó anunció el mismo domingo por la noche su renuncia a Voluntad Popular, el partido fundado por Leopoldo López que lo respaldó desde el principio de su carrera política. La separación temporal significará para Guaidó tener más autonomía al momento de tomar decisiones como presidente interino, y en ese sentido, ha negado «una división de la oposición». El líder opositor ha recibido el respaldo de una gran parte de los países de la región y también de Estados Unidos, país que se enteró por el propio Guaidó, en una llamada telefónica, del asalto del chavismo. El Gobierno de Trump le ha ratificado nuevamente su apoyo. Maduro, por su parte, ha dado un espaldarazo a Parra y lo ha reconocido como el nuevo presidente de la Asamblea Nacional, un poder que por orden del propio Maduro fue declarado en «desacato» desde hace tres años por no seguir las líneas del Gobierno.
06-01-2020 | Fuente: abc.es
Los chavistas dan un golpe contra la Asamblea Nacional y apartan a Guaidó
El régimen de Nicolás Maduro secuestró ayer la sede del Parlamento venezolano para impedir la reelección de Juan Guaidó como jefe de la Cámara presidente interino. El chavismo, como es costumbre, dio un auténtico golpe contra la Asamblea Nacional de mayoría opositora cuando prohibió la entrada a la sede legislativa de los diputados no oficalistas y proclamó sin el quorum y los votos requeridos a una nueva Junta Directiva sin la presencia del actual presidente de la Asamblea quien se había postulado para un segundo año de gestión. Mientras Guaidó luchaba junto a más de 40 diputados contra los piquetes de la Policía y la Guardia Nacional que tenían bloqueados los accesos al Palacio Legislativo, dentro del hemiciclo se celebrara el ascenso de Luis Parra a la presidencia de la Asamblea. La falsa Junta Directiva está conformada por Franklyn Duarte en la primera vicepresidencia; José Gregorio Noriega -expulsado recientemente de las filas de Voluntad Popular por haber aceptado multimillonarios sobornos del chavismo- en la segunda vicepresidencia y Negal Morales como secretario aunque aún está por confirmar. Todos ellos recibieron pagos de hasta un millón de dólares por parte del régimen para votar en contra de Guaidó, una maniobra que fue llamada «Operación Alacrán Rojo». La instalación de la nueva junta necesitaba 84 votos (la mayoría absoluta), pero los chavistas que apenas sumaban 55 escaños y algunos de los conspiradores de la oposición representantes de las minorías que suman 9 escaños abrieron la sesión y sin llegar al quorum votaron por la candidatura de Parra. Los traidores «El supuesto opositor (por Parra) tiene los votos de los chavistas, así que no es ningún opositor», dijo Guaidó a las afueras del Parlamento y aseguró que «hoy vimos la complicidad de un grupo de traidores, pero vamos a instalar el Parlamento», afirmó. Las sesiones especiales para renovar la Junta Directiva de la Asamblea Nacional deben realizarse el 5 de enero de cada año, y esta fecha ha sido respetada por la oposición desde que en el año 2016 tomó las riendas de la Asamblea, tras arrasar en las elecciones de diciembre 2015 y dejar al chavismo sin poder legislativo. Pero este año fue completamente diferente, y por órdenes de Maduro, la oposición ha quedado a un lado y sin derecho a votar. Guaidó intentará buscar su reelección en una sesión especial convocada para las 22.00 hora española, en la sede del diario «El Nacional», en Caracas. El Gobierno metió su pezuña autoritaria para no permitir un Gobierno interino y atornillarse al poder. Desde muy temprano, la Guardia Nacional y la Policía Nacional acordonaron las calles adyacencias al lugar e impidieron el paso de la prensa, de diputados, del cuerpo diplomático, e incluso del propio Guaidó. El líder opositor logró atravesar dos piquetes de la GNB, luego de quedar retenido por más de dos horas en uno, y el segundo lo pasó entre empujones y agresiones de los funcionarios del Estado. Sin embargo, su entrada al hemiciclo de sesiones fue impedida por otro grupo de funcionarios que lo agredieron cuando intentó saltar la verja del Parlamento. La esposa de Guaidó, Fabiana Rosales, que quedó atrapada en uno de los piquetes de la Policía, dijo a ABC que «una vez más (el régimen) violan la voluntad del pueblo, una vez más atropellan a los diputados. No nos dejaron pasar porque no tienen los votos para ganar hoy la presidencia de la Asamblea Nacional. Aquí estamos los que no se vendieron y nadie se va a rendir». El diputado Biagio Pilieri, líder de la minoritaria fracción 16J (de la radical María Corina Machado) reprochó a la junta directiva saliente que dejara incorporar a los diputados del chavismo en septiembre pasado, tras dos años ausentes: «Se trató de una trampa, era la entrada de un Caballo de Troya en el Palacio Legislativo porque no venían a nada bueno», resaltó. Todo apunta a que el plan del Gobierno chavista salió tal y como lo diseñaron, y le han dado razones al Gobierno interino, presidido por Juan Guaidó, no solo para rechazar una Junta Directiva sin el respaldo del voto, sino también para denunciar una vez más la usurpación de poderes. Pero Guaidó buscará cualquier forma para revertir el golpe y hacerlo por la vía legal. El líder opositor necesita el cargo de jefe del Parlamento porque constitucionalmente es el único requisito que le da el derecho para continuar como presidente encargado de Venezuela.
06-01-2020 | Fuente: abc.es
Juan Guaidó instala una nueva Junta Directiva y queda reelegido como jefe del Parlamento
Con 100 votos, el opositor venezolano, Juan Guaidó, quedó reelecto para continuar al frente de la Asamblea Nacional por segundo año consecutivo. En una sesión especial realizada fuera de la sede legislativa, el líder del Parlamento instaló una nueva Junta Directiva para el año de sesiones 2020-2021 en la que Juan Pablo Guanipa ocupará desde ahora la primera vicepresidencia, y Carlos Berrizbeitia quedará como segundo vicepresidente. Mientras que el secretario será Angelo Palmieri. La ratificación de Guaido solo sería posible con un mínimo de 84 votos, que le da la facultad constitucional de continuar con la presidencia interina. El acto fue realizado para desconocer rotundamente la junta instalada la mañana de este domingo por parte de los diputados chavistas en una sesión convulsa y sin precedentes, en la que Luis Parra quedó elegido por la bancada chavista para ocupar la presidencia. Parra desertó de las filas de la oposición venezolana en diciembre al quedar en descubierto su participación en un plan que buscaba traicionar a Guaidó con la compra multimillonaria de votos y otorgar indulgencias a empresarios vinculados con el régimen en la gigantesca red de corrupción del sistema de alimentación CLAP. Guaidó calificó el incidente de este 5 de enero como un «show bochornoso» y aseguró que la «dictadura de Maduro cometió una torpeza política, porque un pequeño grupo quiso vender la tesis de tomar el control de la Asamblea sin reglamento, sin Constitución, militarizando el Palacio Fenderal Legislativo, sin votación y sin quórum», dijo el ratificado presidente del Parlamento. En ese sentido, dijo que el próximo martes sesionarán contra todo pronóstico. «Agradezco la honra que me confieren», dijo Guaidó minutos antes de ser reelegido por unanimidad e iniciar de esa manera un segundo mandato como gobierno interino. «Juro ante Dios y ante el pueblo de Venezuela hacer cumplir esta Constitución y los deberes inherentes al cargo de presidente del Parlamento y presidente encargado de Venezuela, para hacer valer los derechos de nuestros hermanos venezolanos», dijo luego de hacerse oficial su ratificación en el cargo. Guaidó no logró atravesar el piquete de la Guardia Nacional (GNB) que lo retuvo durante más de dos horas, impidiéndole la entrada a uno de los puntos de accesos que conecta con la sede del Parlamento venezolano, en Caracas. Hoy se debía instalar la nueva Junta Directiva a la que Guaidó se había postulado para la reelección, y así continuar como jefe del Parlamento, y como Presidente interino, por segundo año consecutivo. Junto al líder opositor, un grupo de diputados también estuvieron esperando la autorización para entrar, mientras los funcionarios permitían el acceso a otros pocos legisladores, reunidos en pequeños grupos. Junta directiva chavista La Junta Directiva instalada por el chavismo estará conformada por los diputadaos opositores que fueron comprados por el régimen de Nicolás Maduro por un millón de dólares: Luis Parra en la presidencia; Franklin Duarte como primer vicepresidente y José Gregorio Noriega (recién expulsado del partido de Guaidó por aceptar los sobornos) en la segunda presidencia. Desde muy temprano, funcionarios de la GNB formaron un cordón, entre tantos otros, a dos manzanas de la Asamblea Nacional, y prohibieron a Guaidó la entrada. Ante el impedimento, el presidente interino sentenció que «realizaría la sesión en cualquier lugar, así sea aquí en la calle». Las sesiones especiales para instalar una Junta Directiva deben realizarse todos los 5 de enero de cada año y ha sido respetado por la oposición desde que en el año 2016 asumió el control del Parlamento, tras arrasar en las elecciones de diciembre 2015 y dejar al chavismo sin poder legislativo alguno. Pero este año parece ser diferente, y por órdenes del régimen chavista. Parra fue señalado en un trabajo periodístico del portal Armando.info por otorgar indulgencias a Alex Saab y a otros empresarios que han sido sancionados por el Departamento de Estado de Estados Unidos. Las cartas que entregó el diputado en cuestión habrían lavado la reputación de los empresarios y habría solicitado a organismos internacionales retirar las sanciones. También se le acusa de orquestar la ?Operación Alacrán Rojo? para sobornar a otros legisladores con un millón de dólares para que votaran contra Guaidó.