Infortelecom

Noticias de caracas

27-10-2019 | Fuente: abc.es
En los últimos tiempos ha resultado evidente la implicación de Cuba y Venezuela en los desórdenes que asolan a las democracias latinoamericanas. Nos quedaba la duda de cómo dos economías en quiebra, cuales son las de La Habana y Caracas, pueden tener tanta capacidad de acción e influencia. Al fin, esta semana, Nicolás Maduro nos ha ahorrado tener que seguir especulando al respecto. El pasado miércoles por la noche, en la Plaza Roja de Moscú, grababa una declaración mientras paseaba rodeado de su equipo. La declaración, íntegra, fue la siguiente: «A nuestros hermanos de América Latina y del mundo: Desde Moscú, reafirmando nuestra fe ¡Otro mundo es posible! Un mundo sin imperios, un mundo de hermandad. Hemos ratificado con el presidente Putin el mapa estratégico de cooperación para toda esta etapa que viene. Terminar bien el año 2019 y apuntar hacia los años 2020, 21 y 22. Me voy feliz de Moscú porque hemos ratificado un camino. Un camino que fundó el comandante Chávez. Un camino que va dando grandes resultados. Gracias a Rusia, gracias presidente Putin. Seguiremos venciendo. Hacia el futuro siempre.» La suave brisa bolivariana de la que nos habló Diosdado Cabello semanas atrás ya sabemos con qué dinero se propulsa. Y mientras todo Occidente se dedica a atacar a la Administración del presidente Trump, nadie parece dispuesto a denunciar la grave injerencia de Vladímir Putin en la América Hispana. La victoria de la izquierda peronista en Argentina parece inevitable. Sumemos a ello la inestabilidad en Ecuador, el golpe en Perú y el brutal levantamiento en Chile, donde hay imágenes de las turbas atacando a la Policía con un sadismo que convierte las calles de Barcelona en una pachanga entre amiguetes. Y vayamos preparándonos para otros escenarios. En Colombia Gustavo Petro no oculta su sintonía con estos movimientos y lo hace desde la sólida posición que obtuvo en las elecciones presidenciales del año pasado, cuando en la segunda vuelta logró ocho millones de votos, el 42% de los emitidos en las elecciones que ganó Iván Duque. Y qué decir de Bolivia, donde el fraude es de una magnitud colosal. No estaría de menos que el secretario general de la Organización de Estados Americanos, que tan buenos servicios a la democracia ha prestado en países como Venezuela y Cuba, reconozca ahora cómo se equivocó en Bolivia. Porque Almagro, que hogaño denuncia el fraude y pide la celebración de la segunda vuelta, es el mismo que avaló la flagrante violación de la constitución para que Evo Morales pudiera presentarse a un tercer mandato que está expresamente prohibido. Este escenario plantea una vez más una cuestión ética difícil de resolver: la democracia está siendo atacada con medios bastardos. Lo que no se consigue en las urnas limpiamente, se está buscando con artimañas ilegales. Y al final esto quiere decir que el Estado de derecho siempre está en inferioridad de condiciones contra quien libra una guerra sucia contra él. Porque esos revolucionarios siempre tienen métodos con los que los demócratas no pueden contar. Es una lucha desigual. Ha pasado muchas veces a lo largo de la Historia, y nada ha cambiado en el siglo XXI en ese terreno.
25-10-2019 | Fuente: abc.es
Maduro sabotea una marcha de protesta de la oposición
La marcha convocada por el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en Caracas, para solidarizarse con la crisis eléctrica nacional que afecta especialmente al estado petrolero del Zulia, logró parcialmente su objetivo de protestar debido al saboteo al que fue sometida por el régimen de Nicolás Maduro. Y es que, en un principio, la concentración de la oposición estaba anunciada en la Plaza Milenium para realizar su marcha por la avenida Rómulo Gallegos hasta llegar a la sede de Corpoelec en la urbanización del Marquéz, al este de la ciudad. Sin embargo, numerosos obstáculos impidieron su realización completa. Los chavistas, vestidos con camisetas rojas, se presentaron sin anunciarse a la Plaza Milenium, a pesar de que su marcha, para protestar contra el «imperialismo» de EE.UU., estaba prevista en la Plaza La Candelaria, a 15 kilómetros de distancia. ABC preguntó a la chavista María González, de 67 años, qué hacía tan lejos de La Candelaria. «Estoy pasando lista a los que están participando porque los que no han venido no van a recibir la recompensa», contestó al enumerar 45 miembros de la Comuna Argelia Laya. Al otro lado de la Plaza Milenium estaban concentrándose los opositores con sus diversas banderas partidistas. La proporción numérica era de 8 a 2 a favor de la oposición. En ese momento, desde el lado chavista se escucharon tres cohetones y a un activista con gorra roja, gritando: «Chávez vive la lucha sigue». En ese mismo momento, a las 11 de la mañana, la residencia de Juan Guaidó fue acosada por los vehículos negros del Sebin (Servicio de Inteligencia Bolivariano), según contó su esposa, Fabiana Rosales, en su Twitter, lo que impidió la participación del presidente interino en la marcha. Para evitar la confrontación violenta entre chavistas y opositores, los diputados opositores decidieron arrancar la marcha con la presencia del diputado Juan Pablo Guanipa, quien desafió el allanamiento de la inmunidad parlamentaria decidido por el Tribunal Supremo de Justicia y la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que dirige Diosdado Cabello. El diputado Guanipa encabezó la marcha de la oposición pero no pudo llegar hasta el edificio de Corpoelec en el Marquéz para echarle en cara los apagones que tienen en penumbra a los zulianos. Con Guanipa van 18 diputados opositores en lo que va de año que han sido despojados del fuero parlamentario. En franco desacato a los poderes chavistas, Guanipa subrayó: «Nosotros desconocemos a esa farsa de ANC, a ese ilegitimo TSJ. Debemos seguir luchando donde tengamos que luchar. Vamos a seguir combatiendo a esta dictadura donde sea».
24-10-2019 | Fuente: abc.es
Rusia agita la inestabilidad en Iberoamérica
Hasta ayer, Evo Morales había conseguido mantener una prudente distancia con respecto a la ola autoritaria que, iniciada en Cuba, ha barrido completamente Venezuela y amenaza la estabilidad de otros países como Chile, Ecuador, Colombia y Argentina. Sin embargo, el presidente de Bolivia optó ayer por defender lo que según sus críticos es un pucherazo en toda regla. «Les doy una noticia: ya hemos ganado», dijo Morales en un discurso en el que rechazaba las peticiones de la Organización de Estados Americanos de que acepte someterse ya a una segunda vuelta. Morales envió ayer a sus ministros de Exteriores, Diego Pary, y Justicia, Héctor Arce, a la sede de la OEA en Washington para defender su victoria, a pesar de las numerosas irregularidades que ha denunciado su contrincante, el expresidente Carlos Mesa. «Nos piden en la OEA que nos investiguemos. Yo creo que muchos en la OEA deberían investigarse a sí mismos», dijo Morales, asumiendo como propio un discurso que forma ya parte del ADN político de los regímenes de Cuba y Venezuela y sus aliados. A todos ellos, Rusia les está ofrecido una muy necesaria ayuda. De hecho, en julio Morales visitó Moscú y firmó con Vladímir Putin en persona una serie de acuerdos comerciales y los permisos para que Rusia construya en Bolivia la central nuclear más elevada del planeta, en la ciudad de El Alto, 4.000 metros sobre el nivel del mar, con un coste de 300 millones de euros. Los medios de desinformación rusos financiados por el Kremlin y que operan en español se han apresurado a salir en defensa de Morales con una campaña orquestada sobre el terreno, con informadores desplazados a Bolivia. Algunos de los titulares que difundieron las cabeceras RT y Sputnik en redes sociales: «Sociólogo indica que existen intentos del golpe de Estado en Bolivia»; «Maduro denuncia una conjura en Bolivia»; «Las fuerzas de oposición quieren hacer de Mesa un Guaidó boliviano». Según ha revelado el servicio de investigación ruso Proekt, después de que Morales firmara el contrato para la central con la corporación nuclear estatal rusa Rosatom, esta «contrató a personas con experiencia en campañas electorales regionales en Rusia, y luego reclutó especialistas con conocimiento de español para asistir a los asesores políticos» de Morales. Según esa investigación, un grupo de estrategas rusos estuvo en Bolivia trabajando a favor de Morales desde junio. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, relaciona las protestas contra gobiernos elegidos democráticamente con las llamadas «brisas bolivarianas». «Las corrientes de desestabilización de los sistemas políticos del continente tienen su origen en la estrategia de las dictaduras bolivariana y cubana, que buscan nuevamente reposicionarse, no a través de un proceso de reinstitucionalización y redemocratización, sino a través de su vieja metodología de exportar polarización y malas prácticas», según Almagro. La campaña de injerencias rusas en América Latina en contra de gobiernos reformistas se centra también en Chile. Un vídeo satírico de RT, dentro de la serie «Ahí les va», de la presentadora Ina Afinogenova, acumula más de tres millones de visualizaciones en YouTube y Facebook con afirmaciones como que Chile es «el alumno aventajado del neoliberalismo» y «único país que todavía se rige por una Constitución creada y aplicada durante años por una dictadura». «Durante treinta años, el modelo chileno se ha citado como ejemplar para Latinoamérica, pero lo que se ocultaba detrás, acaba de estallarle en las manos a la clase dirigente del país sudamericano», dice. Esta presentadora, especializada en incisivos vídeos de breve duración, ha publicado también ácidas críticas a los gobiernos de Ecuador, Argentina y Colombia y en contra de los opositores venezolanos. Sus actuaciones acumulan decenas de millones de vistas en redes sociales. Alarmadas por la manipulación y las injerencias políticas, las grandes plataformas sociales han cerrado cientos de cuentas en América Latina en meses recientes. Uno de los cierres más sonados es el de la cuenta de Twitter @tuiteros_vzla, que el régimen de Nicolás Maduro empleaba para ofrecer directrices a sus seguidores, ampliar el alcance de sus soflamas propagandísticas y pagar por ello a través del carné de patria. El ejército digital al servicio del chavismo en Venezuela, apoyado por los medios rusos, ha hecho especial hincapié en el denominador común de las protestas contra gobiernos democráticos que recorren el continente americano. En uno de los vídeos más compartidos en semanas recientes por los medios oficialistas venezolanos, Maduro afirma, en un discurso público: «Estamos cumpliendo el plan. Estamos cumpliendo todas las metas que nos propusimos. Es la unión de los Movimientos Sociales, Progresistas y Revolucionarios». Según un análisis del centro para América Latina del think tank Atlantic Council, «Maduro sugiere de esa forma que el Foro de São Paulo, que reúne a partidos de izquierda de América Latina, son quienes planearon las protestas en Chile, Ecuador y Colombia». Tras una visita de Maduro a Moscú el mes pasado, el Kremlin envió a un equipo de especialistas y técnicos militares a Venezuela para mantenimiento de material adquirido a Rusia en años recientes. Hace tres semanas el viceprimer ministro ruso Yuri Borisov visitó a Maduro en Caracas para diversas conversaciones sobre la deuda de Venezuela a Rusia, que según Reuters asciende hasta 17.000 millones de crédito concedido desde 2006.
24-10-2019 | Fuente: abc.es
Guaidó convoca hoy una manifestación en Caracas por la crisis eléctrica
El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ha convocado para este jueves una manifestación, con el fin de denunciar la crisis eléctrica que sigue afectando a gran parte del país, y para solidarizarse con el estado Zulia, la entidad petrolera que pasa sus días en la penumbra. Con esto, la oposición retoma sus actividades de calle luego de permanecer pausadas durante más de tres meses. «Como todo un país que sigue protestando, vamos a insistir y lo vamos a hacer en las calles. Por eso, hemos convocado para este #24Oct a expresarnos en solidaridad con el Zulia, a seguir acompañando a todos los sectores y levantarnos en todo el país este #16Nov», escribió el líder opositor en su cuenta en Twitter. Como todo un país que sigue protestando, vamos a insistir y lo vamos a hacer en las calles. Por eso, hemos convocado para este #24Oct a expresarnos en solidaridad con el Zulia, a seguir acompañando a todos los sectores y levantarnos en todo el país este #16Nov. ¡Depende de todos! pic.twitter.com/BvEEZLVxjv? Juan Guaidó (@jguaido) October 22, 2019 La manifestación de este jueves iniciará en la Plaza Francisco Miranda, al este de Caracas, y se espera que llegue en la sede de Corpoelec, la empresa estatal que se encarga del sistema eléctrico del país, y al cual se le responsabiliza por la crisis, y por el apagón que dejó al país a oscuras durante más de 100 horas, en marzo pasado. Paralelamente, el chavismo tomará las calles del centro de Caracas, para rechazar «la injerencia imperial» y «apoyar a los pueblos» de la región, que han estado bajo incesantes protestas violentas. Se tiene previsto que la manifestación del 16 de noviembre abarque gran parte del territorio nacional para continuar denunciando los múltiples malestares que mantiene sumida a la población en el caos. Sin embargo, el mandatario chavista, Nicolás Maduro, asomó la posibilidad de meter en la cárcel a quienes apoyen los actos desestabilizadores en su país. Las manifestaciones en Venezuela se apaciguaron cuando los dos sectores políticos estuvieron en mesas de diálogo, con Noruega de mediador, con las que se pretendían buscar soluciones al conflicto político. Pero con el tiempo, el proceso se desinfló por la falta de acuerdos entre las dos partes, y tanto el gobierno como la oposición abandonaron el diálogo. Otras amenazas El régimen de Maduro también amenazó con cárcel al diputado del estado Zulia, Juan Pablo Guanipa, luego que la Asamblea Nacional Constituyente allanara su inmunidad parlamentaria por denunciar reiteradamente la crisis eléctrica en la entidad y responsabilizar directamente al gobierno venezolano. Guanipa liderará, junto con Guaidó, la protesta de este jueves. Sobre esta nueva arremetida hacia la oposición, Guanipa desestimó las amenazas y pidió a los venezolanos retomar las calles para manifestar el descontento y la desidia del Gobierno de Maduro. Este año, el régimen venezolano ha allanado la inmunidad parlamentaria a una veintena de opositores que han huido de su país para evitar la cárcel, mientras que otros se encuentran bajo la protección de legaciones en Caracas.
22-10-2019 | Fuente: abc.es
Los violentos no ceden en Chile pese a las medidas de Piñera
Chile intenta recuperar la tranquilidad, o algo parecido, en las últimas horas. Cerca de nueve mil efectivos militares están desplegados para evitar el regreso a las calles de los grupos que incendian y arrasan todo a su paso. Las manifestaciones de ayer en Santiago, al menos de día, no registraron incidentes de gravedad pero los muertos por los disturbios sube a once -entre ellos uno ecuatoriano y otro colombiano-, mientras otros díez se encuentran en estado crítico. Las protestas siguen, pese a que el Gobierno del conservador Piñera ha levantado la medida que aparentemente disparó las protestas coordinadas en todas las grandes ciudades: el aumento del precio del metro. Los manifestantes piden ahora la caída de todo el gobierno. Los violentos, por su «modus operandi» son acusados de formar parte de una estrategia y organización cuyo origen, como se denunciaba en las revueltas de Ecuador, estaría en La Habana y Caracas, corazón de los restos del socialismo siglo XXI. El desconcierto en el que quedó sumido Sebastián Piñera que llegó a hablar de «guerra», frente a la ola gigante de desmanes y el esquema de funcionamiento de los cabecillas, parecería haber encontrado algunas respuestas en la confesión pública de Nicolás Maduro. «Al Foro de Sao Paulo le puedo decir: desde Venezuela estamos cumpliendo el plan. Va como lo hicimos, va perfecto, ustedes me entienden?», clamaba sonriente. El Foro de Sao Paulo fue la plataforma elegida por los regímenes bolivarianos en los tiempos de poder de Hugo Chávez, el matrimonio Kirchner, Lula Da Silva y Rafael Correa. Esa instancia, en teoría con vocación de combatir la pobreza y las desigualdades sociales, se convirtió en altavoz de las políticas (con matices) que identificaron al denominado «eje bolivariano» que cerraba Evo Morales, en estas horas bajo sospecha de intentar adulterar el escrutinio que le obliga a someterse a un balotaje con grandes posibilidades de perderlo. De la brisa al huracán Al Foro -de Colombia a Chile con escala en Ecuador- le llovieron los reproches cuando volvió la violencia a varios países de Sudamérica. El Tribunal Supremo de Justicia venezolano que opera en el exilio, le acusó de incentivar las movilizaciones violentas en Ecuador y Chile. «Es la maquinaria que utiliza el crimen organizado para desestabilizar la democracia en el hemisferio», advirtió. Lenin Moreno apuntó a los países medulares y denunció a Venezuela de estar detrás de los disturbios de hace un par de semanas, que arrojaron un balance de cinco muertos y decenas de heridos. «Lo que está pasando en Perú, Chile, Ecuador, Argentina, Honduras, es apenas la brisita. Viene un huracán bolivarianos. Nosotros no estamos aislados en el mundo. Por el contrario, Venezuela cada día está más consolidada», celebró Diosdado Cabello, número dos del régimen venezolano. Luis Almagro, secretario general de la OEA no perdió el tiempo y emitió un comunicado donde advirtió, «las brisas bolivarianas, a las que ha hecho referencia el presidente ilegítimo de la Asamblea Nacional Constituyente bolivariana, han traído desestabilización, violencia, narcotráfico, muerte y corrupción». Sin medias tintas, el ex ministro de José Mujica, añadió: «la dictadura venezolana, con apoyo de la cubana, institucionalizó en la región sofisticadas estructuras de cooptación, represión, desestabilización y propaganda mediática».
20-10-2019 | Fuente: abc.es
Diosdado Cabello amenaza: «La brisa bolivariana que recorre la región se convertirá en huracán»
Diosdado Cabello, el número dos del régimen de Nicolás Maduro, ha confesado estar contento por «la brisa bolivariana que recorre la región», que se convertirá en un «huracán» cuando se refiere a la cadena de disturbios y protestas que desde hace semanas registra América Latina. «Lo que está pasando en Perú, Chile, Ecuador, Argentina, Honduras es apenas la brisita, y viene un huracán bolivariano. Nosotros no estamos aislados en el mundo, por el contrario Venezuela cada día está más consolidada», dijo Cabello este sábado al cierre de una marcha realizada por simpatizantes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el centro de Caracas. Durante la caminata chavista, Cabello reconoció estar «contento de ver lo que está ocurriendo en América, a mí sí me alegra que los pueblos despierten», mientras Santiago de Chile ardía por la destrucción del Metro, la quema de un edificio de electricidad y el saqueo de los supermercados. El también presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), cuestionada por la oposición y gran parte de la comunidad internacional después de dos años de funcionamiento, negó que el régimen de Maduro esté financiando los actos violentos en varios países de la región, «No hay que ser muy inteligente, ni estar pagando a nadie como dicen ellos que nosotros estamos financiando gente». Para Cabello «lo que está haciendo Sebastián Piñera en Chile, es lo mismo que hizo Pinochet en su momento, pero ahora ¿de quién es la culpa, de Maduro, de Díaz-Canel, del Foro de Sao Paulo? No, eso es del FMI y de las políticas neoliberales que ellos imponen». También señaló que «no hay que ser adivino y muy inteligente para saber que Colombia es insostenible por la política que lleva Duque y Uribe. En Chile nos llamaron dictadores pero el ejército está en la calle atropellando y persiguiendo a la gente. Venezuela es una auténtica democracia, donde el pueblo tiene derecho a expresarse en elecciones y en la calle». Ninguna democracia a salvo Cabello también dirige el programa «Con el mazo dando» que transmite la estatal Venezolana de Televisión, al que los políticos venezolanos siguen con atención porque revela entre líneas los planes y acciones que está dando el régimen. En ese sentido vaticinó que «La brisa bolivariana llegará a Estados Unidos y tendrá a alguien que gobierne para el pueblo». Igual quiso comparar las protestas que dirige la oposición en Venezuela. Afirmó que son distintas a otros países de la región. «¿Quién protesta aquí? El pueblo no, la burguesía, los grupos empresariales, las grandes familias, los que destrozaron este país durante años. El pueblo venezolano no protesta, el pueblo está con la revolución». Julio Borges, el canciller de la presidencia interina de Juan Guaidó, le respondió a Cabello: «Ninguna democracia está a salvo del plan de desestabilización que Maduro y Cuba dirigen». El también coordinador del partido Primero Justicia y expresidente de la Asamblea Nacional, explicó que «En la declaración final del Foro de Sao Paulo hay un apartado que habla exclusivamente de la situación de Chile. Lo ocurrido ayer no es fortuito, ninguna democracia está a salvo del plan de desestabilización que Maduro y Cuba dirigen», dijo en su cuenta de Twitter. En la declaración final del Foro de Sao Paulo hay un apartado que habla exclusivamente de la situación de Chile. Lo ocurrido ayer no es fortuito, ninguna democracia está a salvo del plan de desestabilización que Maduro y Cuba dirigen. ¡Es momento de unir esfuerzos!? Julio Borges (@JulioBorges) October 19, 2019 La exdiputada María Corina Machado coincidió con Borges. «Se trata de un proyecto criminal trasnacional con alcance continental. Están organizados, no tienen escrúpulos, pero sí, mucha plata. Cada país por su cuenta no puede resistir un ataque de esta naturaleza. Tenemos que enfrentarlos unidos, con firmeza y urgencia. Estamos a tiempo.» Y para rematar María Corina añade: «Pregunto a los ciudadanos y gobiernos de las Américas: Si el régimen criminal de Maduro hubiera salido del poder, habrían ocurrido estos hechos violentos en Ecuador y Chile? ¿Y los actos terroristas en Colombia? ¿Cuál sería el resultado en las elecciones de Bolivia y Argentina?»
17-10-2019 | Fuente: as.com
Baloncesto en silla de ruedas con fines solidarios
Un grupo de personas en silla de ruedas juegan al baloncesto en una cancha situada en el barrio de Artigas, en Caracas (Venezuela).
09-09-2019 | Fuente: abc.es
La tibieza del informe de Bachelet sobre los derechos humanos en Venezuela
El Gobierno venezolano no ha evidenciado ninguna voluntad de atender la petición de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU de disolver la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional o de acometer otras acciones para prevenir ejecuciones extrajudiciales. Así lo manifestó la alta comisionada Michelle Bachelet al presentar información actualizada sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela, donde dijo que su organismo «ha seguido documentando casos de posibles ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de las FAES en algunas zonas del país». A este respecto, hizo referencia a información recibida de la ONG Monitor de Víctimas Y que identifica 57 nuevos casos de presuntas ejecuciones cometidas solo en julio en Caracas. «Estos casos documentados revelan el mismo patrón identificado en mi informe de julio y demuestran la falta de mecanismos de protección efectiva para los testigos y familiares de las víctimas», denunció Bachelet. Lamentó que el Gobierno, en lugar haberse decidido a disolver las FAES y prevenir que continúen las ejecuciones extrajudiciales, haya optado por reafirmar su apoyo a este cuerpo policial. La ONU teme que el espacio democrático se reduzca aún más en Venezuela en caso de que se apruebe una ley que criminaliza las actividades de organizaciones de derechos humanos nacionales que reciben fondos del extranjero. «Si esta ley es aprobada y se aplica reducirá más el espacio democrático. También lamento los ataques del gobierno contra la independencia de las universidades», dijo la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos. La Oficina de la alta comisionada en Ginebra ha recibido del Ministerio Público de Venezuela información general que indica que, entre agosto de 2017 y mayo de 2019, 104 miembros de las fuerzas de seguridad fueron condenados por violaciones de derechos humanos. Sin embargo, todavía aguarda los detalles sobre los tipos de violación, a qué institución pertenecían los responsables y el perfil de las víctimas. Asimismo, Bachelet dijo que es preocupante el aumento de la presencia militar en el territorio del pueblo indígena pemón (estado de Bolívar, fronterizo con Guyana y Brasil), la violencia que ha sufrido y el caso de miembros de éste y otros pueblos indígenas asentados en el territorio de Venezuela, supuestamente asesinados por miembros de la Guardia Nacional Bolivariana. La comunidad de pemón ha sufrido además desplazamiento forzado con el fin de facilitar la extracción minera en su zona de residencia. De otra parte, Bachelet dijo que sigue empeorando la crisis económica y social en el país, que ha obligado a 4,3 millones de venezolanos a abandonar el país y que se ha convertido en el caso de hiperinflación más grave experimentado en Latinoamérica. Si en junio el salario mínimo mensual equivalía a 7 dólares hoy representa sólo 2 dólares, «lo que significa que una familia necesitaría el equivalente a 41 salarios mínimos para cubrir la canasta básica familiar». En este ámbito, la alta comisionada reconoció el impacto que están teniendo las sanciones de Estados Unidos en el agravamiento de los derechos humanos en Venezuela.
06-09-2019 | Fuente: abc.es
El régimen de Maduro allana la casa del embajador de venezolano en EE.UU.
El embajador venezolano en Estados Unidos, Carlos Vecchio, ha denunciado este viernes que su residencia en Caracas fue allanada esta semana por enviados del régimen de Nicolás Maduro. Vecchio, representante diplomático nombrado por la opositora Asamblea Nacional y reconocido por la Casa Blanca, ya denunció en mayo que el régimen expropió y militarizó unos campos de cultivo que su padre tenía en su estado natal, Monagas. «Ayer el régimen allanó mi casa en Caracas. Pocos meses atrás se metieron con mi familia en Caripe. El régimen solo sabe de represión. Estos ataques nos dan más fuerza para seguir hasta lograr la libertad de Venezuela», denunció Vecchio este viernes en su cuenta de la red social Twitter. Veterano opositor afiliado al partido Voluntad Popular, en cuya fundación participó, Vecchio vive en el exilio forzado con su familia desde 2014. Ayer el régimen allanó mi casa en Caracas. Pocos meses atrás se metieron con mi familia en Caripe. El régimen solo sabe d represión.Estos ataques nos dan más fuerza para seguir hasta lograr la libertad d Venezuela? CARLOS VECCHIO (@carlosvecchio) September 6, 2019 Vecchio fue nombrado embajador por la Asamblea Nacional en enero, después de que Juan Guaidó jurara el cargo de presidente encargado. Donald Trump recibió sus credenciales en persona en la Casa Blanca en abril. Y a pesar de que unos activistas a favor de Maduro intentaron impedirlo con sentadas y protestas, Vecchio y su equipo tomaron posesión de la embajada venezolana en Washington un mes después. El chavismo retiró toda su misión diplomática de EE.UU. después de que la Casa Blanca reconociera a Guaidó como presidente interino de Venezuela. Maduro también se retiró del consejo permanente de la Organización de Estados Americanos, donde hoy se sienta un enviado de los opositores venezolanos, el embajador Gustavo Tarre. Tanto la Casa Blanca como el Capitolio han recibido a Vecchio y le reconocen como representante legitimo de Venezuela en EE.UU. Paralelamente, el acoso del régimen contra Vecchio se ha redoblado en los pasados meses. En mayo, el embajador denunció la ocupación militar de unos campos que su padre cultiva en la localidad de Caripe, donde reside la familia. «El régimen de Maduro impide que mi padre de 80 años pueda seguir sembrando hortalizas en Caripe, en terrenos que pertenecen a 5 hermanos y 13 primos, algo que se ha hecho por 3 generaciones. Le digo a Nicolás Maduro: métanse conmigo, pero no con mi familia», dijo entonces Vecchio.
05-09-2019 | Fuente: as.com
Cuando cualquier cosa sirve para hacer deporte
Este gimnasio al aire libre en Caracas está construido con cemento, barras y otros materiales reciclados.