Infortelecom

Noticias de cambio climatico

15-12-2021 | Fuente: as.com
Récord de temperatura en el Ártico
El cambio climático está haciendo que las máximas se disparen en todo el mundo hasta marcas históricas y esta región es donde más rápido están aumentando.
15-12-2021 | Fuente: as.com
El Ártico alcanza su temperatura máxima récord
El cambio climático está haciendo que las máximas se disparen en todo el mundo hasta marcas históricas y esta región es donde más rápido están aumentando.
11-12-2021 | Fuente: as.com
Olaf Scholz empieza fuerte: así subirá el salario mínimo
La coalición compuesta por la SPD, Los Verdes y el Partido Liberal llegan a un acuerdo por el cual incrementarán el salario mínimo e intentarán reducir el cambio climático.
08-12-2021 | Fuente: as.com
La caja negra de los errores de la humanidad
La isla oceánica tendrá operativa una 'caja negra' de acero en la que se registrarán los eventos y acciones relevantes para el cambio climático.
03-12-2021 | Fuente: abc.es
El ministro del Interior es el elegido para ser el nuevo canciller de Austria tras la ola de dimisiones
El Partido Popular de Austria (ÖVP) ha resuelto con rapidez la crisis de gobierno ocasionada por el abandono en cadena de todos los hombres de Sebastian Kurz, después de que el excanciller anunciase ayer que abandona la dirección del partido y la vida política. El hasta ahora ministro de Interior, Karl Nehammer, ha sido designado como nuevo líder de la formación y nuevo canciller federal, un cargo que tendrá que ser confirmado todavía por el presidente federal, Alexander van der Bellen. Nehammer ha sido elegido de forma unánime por la dirección del partido, reunida esta mañana de urgencia. Alexander Schallenberg, quien había asumido ese cargo a mediados de octubre tras la renuncia de Kurz como jefe de Gobierno en medio de acusaciones de corrupción, dimitió también anoche por sorpresa y el cargo queda así cubierto de nuevo. En su primera intervención tras conocerse su designación, Nehammer ha asegurado que su intención es mantener la línea del ÖVP dentro de la coalición de gobierno que lidera con Los Verdes desde enero de 2020. Ha mencionado la estricta política en materia de inmigración y la reforma fiscal en curso, para reducir la carga impositiva a quienes menos ganan, como ejemplos de continuidad, además de y seguir con los planes de la lucha contra el cambio climático. En su primera declaración también ha hecho suya la estrategia austriaca contra la pandemia, que incluye la vacunación obligatoria a partir de febrero. Nehammer ha adelantado, por otra parte, que Schallenberg volverá a ocupar el puesto de ministro de Exteriores, la cartera que había ocupado hasta octubre cuando asumió la cancillería federal. Las vacantes en el gabinete de ministros se han cubierto, por lo demás, en cadena. Martin Polaschek, rector de la Universidad de Graz, se convierte en ministro de Educación. Magnus Brunner dirigirá el departamento de finanzas, Gerhard Karner se convierte en ministro de Interior y Claudia Plakolm pasa a ser Secretaria de la Cancillería Federal.
29-11-2021 | Fuente: abc.es
Fiala, el hombre que echó a comunistas y socialistas del Parlamento checo
La toma de posesión de Petr Fiala como primer ministro checo deja para la historia una fotografía muy peculiar y que servirá para recordar cómo esta joven democracia superó uno de esos delicados momentos que sirven de prueba a la solidez de las instituciones. El presidente checo, Milo? Zeman, cuya hospitalización impidió durante semanas el procedimiento legal de formación de gobierno, cumplió con su protocolaria presencia en la ceremonia institucional en una urna de cristal, aislado de posibles infecciones debido a la debilidad de su sistema inmunológico, en silla de ruedas y transportado por un equipo especial sanitario. Termina así un periodo de incertidumbre, después de unas elecciones en las que el conservador Petr Fiala, al frente de la coalición de cinco partidos SPOLU (Juntos) y aunque por una estrecha diferencia, ganó las elecciones contra el magnate populista Andrej Babis. Hasta que Fiala no nombre a su equipo de gobierno, cohabitará en el Ejecutivo con Babis. Ha prometido formar un «gobierno fuerte y estable» basado en sus 108 escaños de un total de 200 que tiene el parlamento checo. Fiala nació a la vida pública cuando era estudiante, en la Revolución de Terciopelo que marcó para siempre su vida. En las manifestaciones por la libertad conoció a la bióloga Jana Fialová, con la que se casó dos años después y con la que ha tenido tres hijos. Profesionalmente, se dedicó a la vida académica. Era rector de la Universidad Masaryk de Brno, su ciudad natal, cuando dio el salto a la política, en 2012, como ministro de Educación en el gabinete de Petr Necas, y posteriormente fue elegido presidente del Partido Cívico Democrático (ODS), desde el que prometió terminar con Babis y con su régimen de corruptelas. Ese objetivo le permitió entrelazar una red de alianzas con otras formaciones políticas con las que apenas comparte más intenciones que esa, lo que augura un gobierno de trayectoria tortuosa. Fiala aprovechó una enmienda a la ley electoral que otorga mejores condiciones a los partidos que se presentan en coalición que si se presentasen por separado y reunió en torno a su proyecto a los democristianos, al TOP 09, a los Piratas, a los Alcaldes y a los Independientes. Juntos se enfrentarán no solamente a la pandemia, sino también a graves problemas de desempleo, medio ambiente y política exterior. Fiala pretende reorientar el país hacia la UE y hacia la OTAN, alejándolo de la cercanía a Rusia y China que había propiciado Babis. «Haré que sea un gobierno de cambio para el futuro y que resuelva los problemas acuciantes y los cambios para asegurar un mejor futuro a los ciudadanos y a sus descendientes», dijo durante la toma de posesión, en la que agradeció a los sanitarios su dedicación y llamó a la población a la responsabilidad y a la vacunación. «La libertad está unida a la responsabilidad y quiero agradecer sobre todo a aquellos ciudadanos que se han dejado vacunar. A los que no quieren, les pido que lo consideren y lo hagan porque es necesario para la protección de la su salud y de la salud de los demás», dijo, en el contexto de la incidencia más alta del mundo, con 1.231 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en una semana y con una vacunación completa que no alcanza al 60% de la población. Se refirió también a la «necesaria vuelta a la estabilidad de las cuentas públicas», tras una «mala gestión económica y sujetos a unos malos presupuestos para 2022 y a los altos precios de la energía y la inflación». En la campaña electoral, Fiala ha mantenido algunas posiciones ligeramente euroescépticas, aunque muy lejos de la política anti europea de Babis. Reiteradamente se ha declarado en contra del matrimonio homosexual y en agosto de 2016, en el contexto de la crisis de los refugiados, declaró que el Islam radical está en guerra con Europa y que la UE no debería aceptar en su territorio refugiados que supongan un riesgo para la seguridad. En su momento, se manifestó contra la participación de Rusia y China en la construcción de la central nuclear de Dukovany y ha puesto en duda que el cambio climático se deba principalmente al impacto humano. En 2020 condenó el «vandalismo» de quienes dañaron la estatua de Winston Churchill en Zizkov bajo la acusación de que «era un fascista», recordando que «fue un gran político democrático y que contribuyó a la derrota de Adolf Hitler». Ha interpretado su victoria electoral como «un deseo de cambio de los checos», teniendo en cuenta que el resultado electoral tuvo como consecuencias, por primera vez desde la caída del régimen comunista, la salida del parlamento tanto de los comunistas como de los socialistas.
21-11-2021 | Fuente: abc.es
La polarización marca las elecciones más decisivas de Chile
Las elecciones de este domingo en Chile son las más importantes en la historia reciente del país. No solo están confrontados proyectos políticos muy antagónicos representados en siete candidatos, sino además se produce en medio de un proceso constituyente que es resultado de las masivas y a veces violentas movilizaciones de hace dos años. El presidente Sebastián Piñera, debilitada, esquivó hace menos un juicio de destitución. De fondo, una crisis sanitaria que amenaza con una nueva ola de contagios, así como indicadores económicos que no son alentadores. Los 14 millones de chilenos habilitados para votar elegirán al nuevo presidente por el periodo 2022-26, a los 155 integrantes de la Cámara de Diputados, la renovación parcial de 29 escaños del Senado y más de 300 cupos para consejeros regionales. Pero la posibilidad de que haya un alto abstencionismo está latente. En las elecciones más votadas de este último ciclo realizadas en octubre de 2020, cuando se plebiscitó la continuidad de la Constitución heredada de la dictadura, solo concurrió a las urnas el 50 por ciento de los votantes. La participación volvió a caer a menos del 50 por ciento en las votaciones de mayo pasado para elegir a los 155 integrantes de la Convención Constitucional, los más de 340 alcaldes, concejales y los 16 gobernadores regionales. Del mismo modo el escenario electoral es difícil de predecir por las empresas encuestadoras, que no han logrado acertar en sus pronósticos -más bien han estado lejos de los resultados finales- por el cambio del sistema electoral, la introducción del voto voluntario y el nuevo mapa distrital y de circunscripciones. Por ello muchos analistas y expertos electorales hablan de un «escenario abierto» o de «resultados inciertos» para este domingo; a lo que agregan el diagnóstico de un ambiente «crispado» o «polarizado» por las rudezas de las campañas electorales y las propuestas de los candidatos. Siete candidatos De izquierda a derecha: Gabriel Boric, del partido Apruebo Dignidad, Sebastian Sichel, del partido Chile Podemos, José Antonio Kast , del Partido Republicano, y Yasna Provoste, de Unidad Constituyente - AFP Aun así, las proyecciones apuntan a que la competencia está centrada en cuatro de los siete candidatos presidenciales. A la cabeza de la carrera estaría el joven diputado y exdirigente estudiantil Gabriel Boric, que lidera una alianza entre el izquierdista Frente Amplio y el Partido Comunista. El pacto ?Apruebo Dignidad? designó a Boric luego que éste venciera en una primaria en julio pasado al alcalde comunista Daniel Jadue y que congregó a 1 millón 700 votantes. En fuerte competencia emergió durante los últimos dos meses el abogado y exdiputado José Antonio Kast, cuyas propuestas de extrema derecha han ganado terreno aunque no participó de las primarias de los partidos oficialistas de derechas, que fue ganada por el abogado independiente Sebastián Sichel, exministro de Piñera y también exmilitante de la opositora Democracia Cristiana cuando esta gobernaba con la presidenta Michelle Bachelet. Sichel, sin embargo, inició una espiral de errores, como ocultar que había retirado parte de sus fondos previsionales cuando era ministro y el gobierno de Piñera se oponía a la medida, o un notorio distanciamiento del gobierno de Piñera y de sus partidos que, a fin de cuentas, eran sus principales apoyos. Parte de su base de sustentación electoral, como el conservador partido Unión Demócrata Independiente (UDI), migró hacia la candidatura de Kast. La exministra y expresidenta del Senado, Yasna Provoste, candidata de la Democracia Cristiana y el Partido Socialista, alianza que gobernó veinte años después de la dictadura, es la cuarta en competencia y su candidatura nació debilitada luego que saliera de carrera la postulante Ximena Rincón, que había ganado la competencia interna en su partido. Junto a ello, el Partido Socialista se ha visto sacudido por la salida de militantes que se han agrupado en torno a la candidatura de Boric. Más atrás en las tendencias aparecen el independiente exsocialista y cineasta Marco Enríquez Ominami, que postula por cuarta vez al sillón presidencial; el economista Franco Parisi que vive en EE.UU. y no ha estado en Chile durante la campaña por tener un juicio pendiente por una millonaria deuda de pensión alimenticia de sus hijos; y el profesor maoísta Eduardo Artés, presidente de pequeño Partido Comunista Acción Proletaria. Kast propone eliminar el Ministerio de la Mujer, cerrar el Instituto de DD.HH. y abrir una zanja en la frontera No hay matices en las propuestas programáticas de gobierno. Mientras Boric postula un cambio en el modelo de desarrollo, el fin de las empresas administradoras de las pensiones, un seguro universal de salud y una reforma tributaria que aumente los impuestos a los más altos ingresos, Kast propone eliminar el Ministerio de la Mujer, cerrar el Instituto de Derechos Humanos, abrir una zanja en la frontera para frenar la migración ilegal y derogar el aborto por tres causales, entre otras medidas. Cualquiera que gane la elección de este domingo o que tenga que pasar a una segunda vuelta el próximo 19 de diciembre, se hará cargo de un país que ha sufrido una caída del 6 por ciento del crecimiento como resultado de los impactos de la pandemia, así como un aumento del desempleo, la destrucción de puestos de trabajo y el crecimiento del empleo informal. También hay impactos del cambio climático, como una fuerte sequía en toda la zona productiva agrícola, que ha encarecido los alimentos y golpeado las exportaciones. El nuevo presidente también deberá poner en marcha los acuerdos de la Convención Constitucional que serán dirimidos en un plebiscito previsto para julio del año próximo, así como la nueva institucionalidad, cuyos cambios aún están en debate. No menor es el problema de los brotes de violencia en La Araucanía, donde rige un estado de excepción que permite la intervención de militares. Como sea, nadie cree que haya riesgos para la democracia chilena pero tampoco nadie duda de que Chile está en un proceso de transformaciones que las elecciones de este domingo encarrilarán al país hacia una nueva gobernabilidad, que deberá acoplarse con el proceso constitucional.
19-11-2021 | Fuente: elpais.com
La conferencia trilateral entre Estados Unidos, México y Canadá, en imágenes
Joe Biden, presidente de Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se reúnen en Washington para tratar asuntos como la pandemia, el cambio climático, la crisis del desabastecimiento y la migración.
18-11-2021 | Fuente: abc.es
Tensiones comerciales y migratorias en la cumbre de ?los tres amigos?: Biden, López Obrador y Trudeau
La cumbre entre EE.UU., Canadá y México volvió a tomar forma este jueves con la escenografía de antes y las tensiones de siempre: cómo articular las relaciones comerciales y económicas entre los tres países de América del Norte y cómo gestionar los flujos migratorios desde el Sur. Era la primera vez en cinco años que los presidentes de los tres países -ahora liderados por Joe Biden, Justin Trudeau y Andrés Manuel López Obrador-, celebraban esta cumbre triangular, el encuentro conocido como ?los tres amigos?. El antecesor de Biden, Donald Trump, no impulsó una reunión de este tipo. Su homólogo canadiense, Trudeau, no era santo de su devoción y mantuvieron roces dialécticos; con López Obrador, a pesar de provenir de corrientes ideológicas muy diferentes -con la característica común del populismo-, labró una buena relación y consiguió su colaboración en política migratoria. El principal resultado de la presidencia de Trump en lo que tiene que ver con la relación con sus dos vecinos norteamericanos fue el Acuerdo Comercial de EE.UU., Canadá y México, aprobado en sustitución del anterior pacto, Nafta, con el que el entonces presidente fue muy crítico. Los principales objetivos de esa renovación era que México actualizara su legislación laboral para competir en circunstancias menos favorables respecto a los trabajadores estadounidenses, forzar a que una porción más grande la producción automovilística ocurriera dentro de las fronteras de EE.UU. y conseguir que Canadá abriera su mercado de producción láctea a los granjeros del país. El tratado se firmó, pero eso no ha hecho que los roces y tensiones comerciales se hayan esfumado. Este jueves afloraron en el encuentro entre líderes. Por ejemplo, en lo que tiene que ver con la desgravación fiscal que el plan de gasto social y climático de Biden quiere dar a los estadounidenses que compren vehículos eléctricos fabricados en su país. Según el Gobierno de Trudeau, ese tipo de medidas es «contraproducente» e incumple el acuerdo comercial. López Obrador, con la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris - Afp «Vamos a hablar sobre ello», se limitó a decir Biden en el comienzo de su encuentro con Trudeau en el Despacho Oval, en los primeros instantes que son abiertos a las cámaras y ante preguntadas gritadas por miembros de la prensa. El presidente de EE.UU., que en la víspera estuvo en Detroit y visitó una planta de General Motors dedicada a coches eléctricos, también dijo que esa desgravación fiscal está todavía pendiente de su aprobación en la Cámara de Representantes y en el Senado. No es el único agravio: EE.UU., por su parte, acusa a Canadá de dar ventajas a sus productores de la industria láctea y a México de mantener políticas energéticas que dan una ventaja a las compañías estatales mexicanas. También desde el Despacho Oval, Trudeau aseguró que «es un gran placer estar aquí para hablar de medioambiente, de comercio, de cómo acabar con la pandemia». El primer ministro canadiense no mencionó la inmigración, un punto central de la relación entre los otros dos participantes. López Obrador, en un encuentro previo con la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, aseguró que en la cumbre se tratarían temas migratorios. Asuntos polémicos, al margen Sin embargo, altos cargos de ambos gobiernos reconocieron de forma anónima a la prensa que no se discutirán los asuntos más controvertidos, como la política ?Quedarse en México?, por la que muchos de los inmigrantes indocumentados que son detenidos al cruzar la frontera con EE.UU. son devueltos a México mientras se tramita su solicitud de asilo, algo que puede tardar meses. Biden, que prometió un tratamiento más humano a los inmigrantes que su antecesor, ha seguido utilizando ese proceso, al igual que una normativa sobre cambio climático para devolver a México a muchos de los que tratan de entrar en el país. La intención de EE.UU. y de México era que la inmigración no fuera el aspecto central de la cumbre, a pesar de las presiones de organizaciones humanitarias a la Administración Biden para que cumpla sus promesas y mejore los canales de acogida a inmigrantes y a pesar de la crisis en la frontera, donde este año se ha batido el récord de detención de indocumentados. Buena parte del foco, al contrario, estuvo en asuntos económicos, con impacto en los tres países. Por ejemplo, los problemas en la cadena de suministros, afectada por la pandemia de Covid-19, y para la que piden un sistema regional integrado. O los compromisos climáticos, donde Biden y Trudeau guardan grandes diferencias respecto a López Obrador.
17-11-2021 | Fuente: abc.es
Biden impulsará un ?boicot diplomático? a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín
La Casa Blanca aseguró después de la cumbre entre Joe Biden y Xi Jinping que los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín no fueron parte de la discusión. Será una nueva plataforma para proyectar el poder de China a nivel internacional y en EE.UU. se han multiplicado las voces para que el país boicotee la cita. Según ?The Washington Post?, la Administración Biden anunciará en breve un ?boicot diplomático? a estos JJOO, es decir, la ausencia de representantes del Gobierno de EE.UU. en Pekín. Se hará como respuesta a los abusos y violaciones de derechos humanos en Xinjiang, Tíbet o Hong Kong, pero sin perjudicar a la participación de los deportistas que llevan años de preparación para el evento. La cumbre bilateral más importante de este año se cerró casi en la medianoche del lunes -por la mañana del martes en España- con apenas un entendimiento: EE.UU. y China reconocen que la espiral de tensiones entre ambos países es peligrosa. El esperado encuentro entre los dos líderes de las principales potencias mundiales, Joe Biden y Xi Jinping, estuvo lleno de buenas palabras y muestras de respeto, pero, a la vez, vacío de compromisos. «No esperábamos que hubiera logros», reconoció después de la cumbre un alto cargo de la Administración Biden en una llamada con miembros de la prensa. «Y no se produjo ninguno», confirmó tras un encuentro que acabó sin un comunicado conjunto de ambas potencias, como era tradición hasta que las relaciones EE.UU.-China se deterioraron. Guerra comercial La primera vez que no lo hubo fue en la cumbre entre Xi y el antecesor de Biden, Donald Trump, que endureció la relación con el gigante asiático con una guerra comercial, todavía no solucionada. Biden heredó y abrazó esa combatividad con China, a quien calificó nada más llegar a la Casa Blanca como el gran desafío internacional de EE.UU. La espiral de tensiones solo ha acelerado desde entonces: confrontación por Taiwán, denuncias por vulneración de Derechos Humanos en Xinjiang, Tíbet o Hong Kong; acusaciones de ciberataques, ambiciones territoriales en el Pacífico, carrera armamentística, pelea comercial? De todo ello hablaron Biden y Xi durante más de tres horas y media, sin lograr avances en ningún frente. La única victoria diplomática sería el convencimiento que esa espiral solo puede acabar mal. «Nuestra responsabilidad como líderes de China y de EE.UU. es asegurar que la competencia entre nuestros países no deriva en conflicto, ya sea intencionado o no intencionado», aseguró Biden en los primeros minutos del encuentro, los de los saludos entre ambos presidentes, y que se permitió que fueran captados por los medios. «Ahondar en la demarcación ideológica, en la división entre rivales, en la confrontación de grupos, traerá de forma inevitable un desastre para el mundo», dijo en esa misma línea Xi, según aseguró la televisión estatal china, en una referencia a los esfuerzos de Washington por sumar apoyos internacionales -con sus socios europeos, con el proyecto militar Aukus con Reino Unido y Australia, con alianzas estratégicas en Asia- en el último año. Centro Nacional de Esquí Alpino, una de las instalaciones de los Juegos de Pekín - Reuters «Las consecuencias de la Guerra Fría no están lejos», advirtió Xi, en un momento de crecientes tensiones militares, a pesar de que la relación económica y comercial entre EE.UU. y China es muy diferente a la que había con la URSS y el bloque soviético. En esas tensiones, Taiwán es uno de los puntos más calientes. En las últimos meses, ha habido una escalada de declaraciones y acciones entre ambos países. Biden ha insistido en que defenderá a Taiwán con el Ejército en caso de invasión china, Pekín ha intensificado ejercicios militares en las inmediaciones de la isla, una delegación de políticos estadounidenses ha visitado el territorio, la Armada de EE.UU. ha enviado barcos de guerra? En la reunión, Biden reiteró que EE.UU. mantiene la política de ?Una China? -el reconocimiento de que China considera Taiwán como parte de su soberanía-, pero dijo que se «opondría con fuerza» a movimientos unilaterales que afecten a la paz y a la estabilidad de la región. Xi: «Juega con fuego» en Taiwán Más agresivo fue su homólogo chino, que aseguró en la cumbre, según la televisión estatal, que EE.UU. «jugaba con fuego» en Taiwán. «Y el que juega con fuego acaba quemándose», añadió. Tampoco hubo novedades en asuntos donde la cooperación es más fácil, como el cambio climático. Xi advirtió que su participación en compromisos sobre cambio climático estará «condicionada» a una «estabilidad» en el resto de la relación. El alto cargo estadounidense aseguró que la cooperación china en ese capítulo no será tratada como «un favor». En su conversación con Biden, Xi retrató la relación EE.UU.-China como la de dos barcos en el mar que deben evitar chocarse. De momento, no han acordado bajar la velocidad ni cambiar sus rumbos. Solo reconocen el peligro de una embestida.