Infortelecom

Noticias de calor

08-03-2022 | Fuente: abc.es
El fiscal general alemán abre investigación por los crímenes de guerra en Ucrania
El fiscal general alemán, Peter Frank ha iniciado una investigación sobre crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas en Ucrania. Según fuentes judiciales, se trata de un procedimiento estructural, que sirve para obtener pruebas exhaustivas y pruebas circunstanciales a fin de poder tomar medidas contra los perpetradores individuales más adelante, si se da el caso. Entre otras cosas, los fiscales alemanes han pedido a observadores sobre el terreno informes sobre bombas de racimo, ataques a áreas residenciales e infraestructura civil, además de los bombardeos de un gasoducto, un vertedero de desechos nucleares y una planta combinada de calor y energía que ponen en grave riesgo la vida de los civiles en las áreas circundantes. Están reuniendo evidencias sobre bombardeos a civiles, agresiones a manifestantes y sobre el asedio al que han sido sometidas varias ciudades, de forma que se privaba a sus habitantes de alimentos y bienes de primera necesidad. También ha solicitado varios informes sobre las llamadas listas de objetivos , que se dice que persiguen las unidades rusas o las unidades chechenas desplegadas en Ucrania. En estas listas negras aparecen los nombres de políticos ucranianos de alto rango que deben ser asesinados. El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, anunció la semana pasada que él era el «objetivo número uno» de estas unidades. Quieren presentar cargos penales contra Putin Según el Código Penal Internacional, el Ministerio Público Federal puede enjuiciar crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad en todo el mundo. El precedente más inmediato son las acciones de los investigadores de Karlsruhe contra los perpetradores del régimen de Assad en Siria. Los fiscales federales han llevado hasta ahora a tres hombres ante los tribunales de este país. Entre otros, Alaa M., médico de un hospital militar en Homs, está siendo juzgado actualmente, acusado de tortura y asesinato. El ministro federal de Justicia, el liberal Marco Buschmann, ha confirmado la nueva investigación del fiscal federal. «Las posibles violaciones del derecho penal internacional deben ser procesadas», ha dicho, «recopilaremos y aseguraremos todas las pruebas de crímenes de guerra». Y ha precisado que los ministros de Justicia europeos han discutido este asunto. La exministra federal de Justicia Sabine Leutheusser-Schnarrenberger y el exministro federal del Interior Gerhart Baum también han anunciado que quieren presentar cargos penales contra Putin ante el fiscal público federal en Karlsruhe. Esta investigación se suma a la que ha abierto ya la Corte Penal Internacional (CPI). El investigador jefe de la CPI, Karim Khan, ha alegado «razones plausibles» que sugieren crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad en Ucrania.
05-03-2022 | Fuente: abc.es
Los oligarcas rusos que no se atreven a morder (públicamente) la mano de Putin
El mismo día que ordenaba la invasión de Ucrania, Putin convocó en el Kremlin a algunos de los principales empresarios del país eslavo. Se sentó, como en otras ocasiones, a unos cuantos metros de distancia de sus interlocutores, que en este caso eran trece plutócratas cuyas fortunas han sido alumbradas al calor del gobierno ruso. Una semana después del estallido del conflicto ?y de aquella reunión? las empresas con sede en Moscú se encuentran con sus cotizaciones congeladas en bolsa y el rublo, en caída libre. Y aunque el goteo de multinacionales que interrumpen las relaciones comerciales con Rusia no ha cesado en los últimos días, la guardia pretoriana económica de Putin aún resiste, al menos mayoritariamente. Son pocos los oligarcas rusos que han alzado la voz, aunque con mesura, para frenar el conflicto en el este de Europa. Es difícil morder la mano que te da de comer. Sin embargo, desde el pasado fin de semana, la guerra se libra en un campo de batalla económico y los oligarcas son unos de los principales objetivos de esta ofensiva, ya que representan alrededor del 35% del PIB del país. La guerra económica De aquellos trece multimillonarios que se reunieron con Putin, solo uno se ha ?rebelado?, aunque precisamente ha sido el hombre más rico de Rusia, Alexey Mordashov, que ha apelado a la paz. Es el presidente de un conglomerado con intereses en empresas metalúrgicas, energéticas y mineras y ha renunciado a su participación en el grupo turístico alemán TUI, después de ser uno de los 26 empresarios a los que la Unión Europea incluyó el lunes de la semana pasada en su lista de sancionados. Preside de un conglomerado de empresas metalúrgicas, energéticas y mineras. Ha renunciado a su participación en el grupo turístico alemán TUI, después de ser sancionado por la UE - EFE «La intención de la Unión Europea ha sido aislar a Putin e incitar a los oligarcas a que se rebelen contra él. Pero por el momento muchos de ellos son ambiguos, y es difícil pensar que se vayan a posicionar públicamente en contra del conflicto», explica Ernesto Pascual, profesor de Estudios de Ciencia Política de la de la Universitat Oberta. Pascual recuerda que «las personas que se han opuesto a Putin con anterioridad han recibido severos castigos», por lo que descarta que públicamente se vayan a producir «grandes críticas». Otra cosa es en el ámbito privado, donde Putin mantiene frecuentes encuentros con estos empresarios. Y lo que es más importante, suele escuchar sus recomendaciones. «Estos empresarios han tenido que cambiar de vida radicalmente, por lo que lo más seguro es que intenten convencer al presidente de que el conflicto no es lo más conveniente», asegura el profesor, y añade que la guerra «es ya económica».   «Estos empresarios han tenido que cambiar de vida radicalmente, por lo que lo más seguro es que intenten convencer al presidente de que el conflicto no es lo más conveniente» «Le tienen miedo, pero algunos empiezan a lanzarle mensajes», afirma por su parte Mario Weitz, consultor del Banco Mundial y profesor de la escuela de negocios Esic. En su opinión, las sanciones europeas sí están siendo efectivas y pueden influir en el desarrollo de la guerra. Sobre todo si se intensifican en las próximas semanas. Otro de los hombres más ricos de Rusia ?aunque no estuviera convocado en la citada reunión? que ha roto su silencio ha sido Oleg Deripaska, conocido como ?el rey del aluminio?. Controla el grupo de inversión luxemburgués LetterOne, dueño de la cadena de supermercados Dia, y aunque ya fue crítico con el ataque ruso a Ucrania el pasado sábado, el jueves volvió a resaltar que «la paz es importante». Deripaska fue sancionado por la Unión Europea, al igual que Mikhail Fridman, que controla Alfa Group y de quien se ha hablado en los últimos días por abandonar el consejo de LetterOne. Fridman, según publicó ?Financial Times?, habría escrito a sus empleados una carta en la que aseguraba que «el conflicto era una tragedia para Rusia y para Ucrania». Otro caso que saltó a los medios fue el de Roman Abramovich, que el miércoles anunció la venta del Chelsea. La crítica, si la hay, se expresa en un tono más bien comedido: Alexander Ponomarenko, al frente del Aeropuerto Internacional de Moscú-Sheremetievo, presentó su dimisión un día después de ser incluido en la lista de magnates castigados por Europa y alegó: «Dadas las circunstancias actuales, considero necesario dejar la presidencia de la Junta Directiva del Aeropuerto Internacional Sheremetievo JSC». Para cerrar la lista de los ?insurrectos? hay que mencionar a Oleg Tinkov, exdueño de equipos ciclistas de élite y quizá el más agresivo con Putin hasta la fecha. Tinkov, sin pelos en la lengua, afirmó que el líder ruso «debería gastarse el dinero en investigar tratamientos contra el cáncer». Es el director ejecutivo de Rosnef, empresa petrolera estatal rusa y uno de los mayores productores de crudo del país. Encabeza la lista de empresarios sancionados por la UE y, por el momento, se mantiene en silencio - REUTERS Fuera de estos nombres, el grueso de las fortunas se mantienen en silencio. Algunos multimillonarios de su ?núcleo duro? son Igor Sechin, director ejecutivo de Rosnef, empresa petrolera estatal rusa y que además encabeza la lista de sancionados de la UE. Putin también cuenta con el apoyo de Nikolay Tokarev, que maneja Transneft, otra importante empresa de petróleo y gas; o de Vaguit Alekpérov, actual presidente de la petrolera LUKoil y uno de los asistentes a la reunión del jueves pasado con Putin, según la revista ?Forbes?. En la lista negra de la Unión Europea figuran algunos oligarcas muy próximos al líder ruso, casi confidentes. Uno de ellos es Petr Aven que continúa apoyando a su íntimo amigo, aunque tras las sanciones decidió renunciar a ser administrador de la Royal Academy de Londres, según adelantó ?The Guardian?. Algo parecido hizo Alisher Usmanov, otro de los oligarcas preferidos del presidente y supuesto ?testaferro?. Las autoridades alemanas incautaron el jueves su yate, valorado en casi 600 millones de dólares. Usmanov, que tiene intereses en el sector metalúrgico y también es accionista de Alfa, decidió el martes dejar la presidencia de la Federación Internacional de Esgrima, pero guarda silencio sobre la guerra en Ucrania. Usmanov es uno de los oligarcas preferidos de Putin y supuesto ?testaferro?. Tiene intereses en el sector metalúrgico y también es accionista del grupo Alfa. Las autoridades alemanas le han incautado su lujoso yateFavores del pasado Los hay que han sido penalizados por dos veces y aún así permanecen firmes en su postura. Hay que recordar que Reino Unido también penalizó la semana pasada a un grupo de multimillonarios rusos, días antes que la Unión Europea. El hombre doblemente sancionado es Gennady Timchenko, amigo cercano de Putin, cuya lealtad permanece inquebrantable. Es fundador y principal accionista del grupo Volga, con sede en Luxemburgo, y le debe mucho al presidente de Rusia, pues en 1991 este le otorgó una licencia de exportación de petróleo. Timchenko fundó posteriormente Gunvor, con la que exportaría miles de millones de dólares en petróleo ruso. Muchos de los plutócratas ?fieles? controlan compañías estatales favorecidas por el Kremlin como Vladimir Potanin, dueño del complejo minero de la ciudad rusa de Norilsk o Dmitry Pumpyansky, propietario de OAO TMK, fabricante mundial de tubos de acero. También está Andrei Bokarev, una figura muy importante en la vida económica de Rusia, que controla la fabricación de equipos ferroviarios de todo el país. La lista de nombres al frente de compañías que funcionan con dinero público es extensa, también figura en ella Andrey Guryev, uno de los mayores productores de fertilizantes a base de fosfato del mundo y vicepresidente de la Unión Rusa de Químicos. Está por ver si Putin pierde amigos en el curso de la guerra, aunque sus fortunas dependan más del Kremlin que de Occidente. Por lo pronto, EE.UU. ya ha anunciado un nuevo paquete de sanciones que seguirán tratando de estrechar el círculo de apoyos económicos del presidente de Rusia
05-03-2022 | Fuente: abc.es
Los rostros del éxodo ucraniano, este domingo en ABC
Este domingo ABC publicará en exclusiva un reportaje especial en el que se recogen, de primera mano, los testimonios de los ciudadanos ucraniano s que huyen de la guerra. Los entrevistados han llegado a la ciudad de Leópolis, a 70 kilómetros de la frontera con Polonia, donde esperan poder salir del país. Cada día pasa más gente por la estación de la ciudad ucraniana. Personas que vienen, personas que se quieren ir, voluntarios que ayudan y medios de comunicación. Estos intentan reflejar lo que está pasando, los otros intentan ayudar con sopa, agua, calor y consuelo. Y todos son realmente incapaces de asimilar la magnitud de la tragedia. Sobre estas líneas, una de las protagonistas cuenta el abismo que supone «dejar su casa y su vida atrás». «Mis amigos y familiares se quedaron ahí». Aun así, con una triste sonrisa, afirma con fuerza: «Pero vamos a aguantar, Ucrania va a aguantar». El reportaje completo, mañana, en ABC y ABC.es.
03-03-2022 | Fuente: abc.es
Cómo construir un búnker
La guerra entre Ucrania y Rusia continúa y no parece estar lejos del final. Una columna de blindados rusos se aproxima a Kiev y ciudades como Járkov o Mariúpol continúan sufriendo bombardeos. Jérson, localidad de 290.000 habitantes, ya ha sido conquistada por las tropas del Kremlin. El pasado domingo 27 de febrero, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenaba la puesta en estado de máxima alerta de las fuerzas nucleares del país. Ya anteriormente el líder del Kremlin avisó de que «cualquier conflicto directo con la OTAN supondría una guerra en la que no habría vencedores», haciendo alusión a las armas nucleares con las que cuenta Moscú. Los expertos creen que Putin no llegará a emplear su arsenal nuclear de forma ofensiva, sino que lo utiliza como medida disuasoria. Sin embargo, sus palabras han infundido miendo en la población y algunos ya buscan cómo protegerse en el caso de un ataque nuclear. Búnker Según define la Real Academia Española, un búnker es un refugio, por lo general subterráneo, que sirve especialmente para protegese de bombardeos. No obstante, su uso puede ser más amplio y actualmente se considera un búnker cualquier tipo de refugio o fortín utilizado exclusivamente con fines defensivos para la supervivencia de uno o más individuos. En España existen muchos refugios antiaéreos, construidos en su mayor parte en los años 1937 y 1938, con el fin de proteger a los ciudadanos de los bombardeos aéreos. Hoy en día muchos de ellos aún se conservan como testigo mudo de la historia de nuestro país. Sin embargo, no encontramos tantos búnkers como podemos ver en países como Suiza. En este país tradicionalmente neutral, los refugios atómicos pueden acoger en caso de necesidad a prácticamente toda la población. Un caso único en el mundo. Esto es así debido a que en los artículos 45 y 46 de su ley federal encontramos lo siguiente: «Todos los habitantes deben disponer de un sitio protegido al que puedan llegar rápidamente desde sus casas» y «los propietarios de inmuebles deben construir y equipar refugios adecuados en todos los nuevos edificios habitables». Es por esta razón que existe un refugio antiatómico en la mayor parte de edificios construidos en Suiza a partir de los años 60, pues la primera reglamentación en este sentido data del 4 de octubre de 1963. Construir un búnker como los de Suiza en España es posible. De hecho, con la pandemia, según aseguraba el gerente de Bunkeralia en una entrevista para Business Insider, la construcción de este ripo de refugios había aumentado entre el 30 % y el 40 %. Qué se necesita para construir un búnker Para emprender la construcción de un búnker debemos estar en posesión de un terreno adecuado para ello y contar con el suficiente dinero para afrontar la obra que se va a llevar a cabo. Tengamos en cuenta que el precio de este tipo de construcciones oscila entre los 40.000 euros y los 3 millones de euros. Existen empresas que se dedican exclusivamente a la construcción de refugios o búnkers. Sin embargo, es también posible consultar a diferentes arquitectos y proveedores para que realicen un presupuesto. Recuerda que si el refugio es subterráneo, antes de empezar a cavar se deben contar con los permisos pertinentes. Debajo de nuestros pies hay tuberías, cabes y otro tipo de conductos que deben respetarse. Una vez se haya encontrado a esa empresa de construcción que te inspira más confianza, recuerda que los materiales más adecuados para llevar la obra a cabo son el hormigón y otros materiales resistentes y aislantes, como el acero. El refugio además debe estar impermeabilizado. Para ello pueden emplearse láminas de pástico. Cómo equipar un búnker El búnker es un espacio construido para sobrevivir en el caso de un ataque nuclear, una catástrofe natural o cualquier otro tipo de acontecimiento desastroso. Para sobrevivir en él debemos equiparlo correctamente: Camas (las literas ahorran espacio) con sus sábanas y edredones para descansar correctamente. Son reconemdables mantas térmicas de aluminio para mantener el calor Botiquín completamente equipado Al menos 3 litros de agua por persona y día y pastillas potabilizadoras Hornillo Linterna Pilas Contenedores herméticos e impermeables Ropa Alimentos no perecederos, como los frutos secos, la leche en polvo, el aceite, el azúcar y la harina Latas de conserva Alimentos como el chocolate, las legumbres secas, la miel, la crema de cacahuete o las galletas, que son imprescindibles por su larga durabilidad y alto aporte energético Convertir el sótano en un búnker Si no dispones del tiempo y el dinero necesarios para construir un búnker pero en tu edificio o casa cuentas con un sótano, este puede servir perfectamente de refugio en caso de ataque nuclear. Esta estancia es la más adecuada, ya que se encuentra bajo la superficie y normalmente sus paredes suelen estar recubiertas de hormigón, que proporciona aislamiento frente al exterior. Para convertir el sótano en un búnker es necesario vaciar la estancia por completo para poder distrubuir todo lo necesario para sobrevivir en su interior y colocar una capa de revestimiento extra en caso de ser necesario.
02-03-2022 | Fuente: abc.es
Comprueba el efecto que una bomba atómica de Rusia podría tener sobre Ucrania
La guerra entre Rusia y Ucrania continúa. Durante la jornada del martes, 1 de marzo, las tropas rusas incrementaron su ofensiva, intensificando los bombardeos a las principales ciudades ucranianas, Járkov, Mariúpol y Jérson, esta última ya bajo el control de Moscú. Putin no permite que en Rusia los medios de comunicación llamen a su ofensiva militar «invasión» o «guerra» y trató de silenciarlos atacando con un misil la torre de telecomunicaciones de Kiev para dejar a los ciudadanos ucranianos desconectados de la realidad. La ofensiva continúa y la comunidad internacional teme que el conflicto pueda derivar en una amenaza mayor. Putin ya avisó de que «cualquier conflicto directo con la OTAN supondría una guerra en la que no habría vencedores», haciendo alusión a las armas nucleares con las que cuenta el Kremlin. Ya el pasado domingo, 27 de febrero, el líder ruso ordenó la puesta en estado de máxima alerta de las fuerzas nucleares del país: «Ordeno a los ministros de Defensa y al jefe del Estado Mayor que pongan las fuerzas de disuasión del Ejército ruso en régimen especial de servicio de combate». Las armas nucleares rusas A principios de 2021, según un informe del Centro de Investigación de Estocolmo para la Paz, nueve estados, Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, India, Pakistán, Israel y la Corea del Norte, poseían aproximadamente 13.080 ojivas o cabezas nucleares. Estados Unidos y Rusia acaparan el 90 % de las armas nucleares que existen en todo el globo. Según los últimos datos disponibles, Rusia cuenta con un arsenal militar de 4.495 ojivas o cabezas nucleares. Cerca de 2.585 de estas son cabezas nucleares estratégicas ofensivas, de las cuales aproximadamente 1.625 se desplegan en misiles balísticos terrestres y marítimos y en bases de bombarderos. Rusia también posee 1.910 ojivas nucleares tácticas, es decir, no estratégicas. Se cree que todas las ojivas no estratégicas se encuentran en sitios centrales de almacenamiento y se estima que existen 1.760 ojivas adicionales retiradas pendientes de su desmantelamiento. El inventario total de armas nucleares de Rusia es de 6.255 ojivas. La bomba más grande jamás detonada por Rusia es la Bomba del Zar, una bomba de fusión o bomba H que hizo explosión el 30 de octubre de 1961, con una potencia de 50 megatones, 8 metros de largo y 27 toneladas de peso. Según las cifras oficiales, se llevaron a cabo más de 2.000 ensayos nucleares en desiertos, subterráneos, atolones, islas paradisiacas y remotas o incluso en el espacio. No hay una estimación global, pero se considera que los ensayos provocaron la muerte de miles de personas por cáncer, probablemente causando más víctimas que el famoso accidente de Chernóbil. <iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/nbC7BxXtOlo?start=1344" title="YouTube video player" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe> ¿Y qué ocurriría si una bomba como esta cayera sobre Kiev? Efectos de una bomba atómica sobre Ucrania En este simulador creado por Alex Wellerstein, historiador experto en armamento nuclear y Profesor de Estudios científicos y tecnológicos en el Steven Institute of Tecnology, podemos comprobar el efecto que tendrían diferentes bombas sobre cualquier punto geográfico que indiquemos. En el caso de que una bomba como la Bomba del Zar fuera lanzada sobre Kiev y se detonara sobre la superficie, se estima que la bola de fuego generada arrasaría 113,31 kilómetros cuadrados. Esta bola de fuego es 10.000 veces más caliente que la superficie del Sol. En la primera millonésima de segundo después de la detonación, los materiales de la bomba se calientan a temperaturas extremas. La bola de fuego se forma inmediatamente a partir de los residuos de combustión de la bomba y emite una enorme cantidad de energía como rayos X, luz y calor, expandiéndose a medida que se enfría. Cualquier individuo u objeto dentro de la bola de fuego se vaporizaría en un instante. El radio de calor se extendería 8.289,25 kilómetros cuadrados. Cualquier persona que se encontrase en este radio sufriría quemaduras graves o fatales de tercer grado. Otros materiales, como el plástico, la madera, el papel o la ropa se incendiarían. A medida que la bola de fuego se expandiese, empujaría el aire e iría creando una onda de choque, que se expandiría 893,65 kilómetros cuadrados. La presión de esta onda es capaz de destruir edificios y muchas personas podrían morir o resultar lesionadas por el cambio de presión y los fuertes vientos que derribarían las estructuras de su alrededor. La radiación, en forma de rayos gamma y neutrones, alcanzaría todo lo que estuviese en un radio de 80,23 kilómetros cuadrados. Cualquier persona que se encontrase en este radio absorbería unos 500 rem de radación, por lo que se intoxicarían gravemente. Si alguien logra sobrevivir a la onda de choque y al calor, la gran mayoría morirá por radiación a las pocas horas o semanas. En total morirían unas 2.182.099 personas y 440.207 resultarían heridas. ¿Y si cayera en Madrid? Los efectos serían similares pero podría causar un total de 3.407.757 muertes y 1.214.363 heridos debido a la gran densidad de población de la ciudad. Con todo, el calor afectaría prácticamente a toda la comunidad, expandiéndose hacia Toledo y Guadalajara.
02-03-2022 | Fuente: abc.es
Comprueba el efecto que una bomba nuclear de Rusia podría tener sobre Ucrania
La guerra entre Rusia y Ucrania continúa. Durante la jornada del martes, 1 de marzo, las tropas rusas incrementaron su ofensiva, intensificando los bombardeos a las principales ciudades ucranianas, Járkov, Mariúpol y Jérson, esta última ya bajo el control de Moscú. Putin no permite que en Rusia los medios de comunicación llamen a su ofensiva militar «invasión» o «guerra» y trató de silenciarlos atacando con un misil la torre de telecomunicaciones de Kiev para dejar a los ciudadanos ucranianos desconectados de la realidad. La ofensiva continúa y la comunidad internacional teme que el conflicto pueda derivar en una amenaza mayor. Putin ya avisó de que «cualquier conflicto directo con la OTAN supondría una guerra en la que no habría vencedores», haciendo alusión a las armas nucleares con las que cuenta el Kremlin. Ya el pasado domingo, 27 de febrero, el líder ruso ordenó la puesta en estado de máxima alerta de las fuerzas nucleares del país: «Ordeno a los ministros de Defensa y al jefe del Estado Mayor que pongan las fuerzas de disuasión del Ejército ruso en régimen especial de servicio de combate». Las armas nucleares rusas A principios de 2021, según un informe del Centro de Investigación de Estocolmo para la Paz, nueve estados, Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, India, Pakistán, Israel y la Corea del Norte, poseían aproximadamente 13.080 ojivas o cabezas nucleares. Estados Unidos y Rusia acaparan el 90 % de las armas nucleares que existen en todo el globo. Según los últimos datos disponibles, Rusia cuenta con un arsenal militar de 4.495 ojivas o cabezas nucleares. Cerca de 2.585 de estas son cabezas nucleares estratégicas ofensivas, de las cuales aproximadamente 1.625 se desplegan en misiles balísticos terrestres y marítimos y en bases de bombarderos. Rusia también posee 1.910 ojivas nucleares tácticas, es decir, no estratégicas. Se cree que todas las ojivas no estratégicas se encuentran en sitios centrales de almacenamiento y se estima que existen 1.760 ojivas adicionales retiradas pendientes de su desmantelamiento. El inventario total de armas nucleares de Rusia es de 6.255 ojivas. La bomba más grande jamás detonada por Rusia es la Bomba del Zar, una bomba de fusión o bomba H que hizo explosión el 30 de octubre de 1961, con una potencia de 50 megatones, 8 metros de largo y 27 toneladas de peso. Según las cifras oficiales, se llevaron a cabo más de 2.000 ensayos nucleares en desiertos, subterráneos, atolones, islas paradisiacas y remotas o incluso en el espacio. No hay una estimación global, pero se considera que los ensayos provocaron la muerte de miles de personas por cáncer, probablemente causando más víctimas que el famoso accidente de Chernóbil. <iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/nbC7BxXtOlo?start=1344" title="YouTube video player" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe> ¿Y qué ocurriría si una bomba como esta cayera sobre Kiev? Efectos de una bomba atómica sobre Ucrania En este simulador creado por Alex Wellerstein, historiador experto en armamento nuclear y Profesor de Estudios científicos y tecnológicos en el Steven Institute of Tecnology, podemos comprobar el efecto que tendrían diferentes bombas sobre cualquier punto geográfico que indiquemos. En el caso de que una bomba como la Bomba del Zar fuera lanzada sobre Kiev y se detonara sobre la superficie, se estima que la bola de fuego generada arrasaría 113,31 kilómetros cuadrados. Esta bola de fuego es 10.000 veces más caliente que la superficie del Sol. En la primera millonésima de segundo después de la detonación, los materiales de la bomba se calientan a temperaturas extremas. La bola de fuego se forma inmediatamente a partir de los residuos de combustión de la bomba y emite una enorme cantidad de energía como rayos X, luz y calor, expandiéndose a medida que se enfría. Cualquier individuo u objeto dentro de la bola de fuego se vaporizaría en un instante. El radio de calor se extendería 8.289,25 kilómetros cuadrados. Cualquier persona que se encontrase en este radio sufriría quemaduras graves o fatales de tercer grado. Otros materiales, como el plástico, la madera, el papel o la ropa se incendiarían. A medida que la bola de fuego se expandiese, empujaría el aire e iría creando una onda de choque, que se expandiría 893,65 kilómetros cuadrados. La presión de esta onda es capaz de destruir edificios y muchas personas podrían morir o resultar lesionadas por el cambio de presión y los fuertes vientos que derribarían las estructuras de su alrededor. La radiación, en forma de rayos gamma y neutrones, alcanzaría todo lo que estuviese en un radio de 80,23 kilómetros cuadrados. Cualquier persona que se encontrase en este radio absorbería unos 500 rem de radación, por lo que se intoxicarían gravemente. Si alguien logra sobrevivir a la onda de choque y al calor, la gran mayoría morirá por radiación a las pocas horas o semanas. En total morirían unas 2.182.099 personas y 440.207 resultarían heridas. ¿Y si cayera en Madrid? Los efectos serían similares pero podría causar un total de 3.407.757 muertes y 1.214.363 heridos debido a la gran densidad de población de la ciudad. Con todo, el calor afectaría prácticamente a toda la comunidad, expandiéndose hacia Toledo y Guadalajara.
02-03-2022 | Fuente: elmundo.es
España despide este miércoles el Carnaval con lluvia en el norte y calor en el sur del país
En el tercio norte del país se esperan lluvias y una bajada de las temperaturas mientras el sol brillará en la mayor parte del resto de España 
25-02-2022 | Fuente: abc.es
¿Cómo actuar en caso de guerra? Los consejos de un experto en supervivencia
El ataque de Rusia a Ucrania ha provocado que la población civil de ciudades como Kiev huya de sus hogares o se refugien donde puedan. Muchos se han escondido en las estaciones de metro, mientras otros llevan horas en sus vehículos intentando avanzar hacia la frontera con Polonia en una autopista completamente congestionada. El director de la Escuela Española de Supervivencia, Ignacio Ortega, defiende que lo primero en una situación bélica es «estar informado, porque eso te hace tomar las decisiones correctas». Este experto señala como consejos fundamentales establecer un protocolo, preparar un sistema de alimentación y buscar algún lugar seguro que sirva de refugio. «Si algo puede salir mal, es cuestión de tiempo que pase», piensa Ortega. Información y protocolos: ¿Dónde me refugio? Lo más importante es estar prevenido y plantear todos los casos hipotéticos que se pueden vivir durante una guerra, para preparar con antelación las soluciones. Ortega defiende que es primordial estar pendiente de los avisos de la prensa, seguir las recomendaciones e indicaciones de los cuerpos de seguridad del Estado y establecer un protocolo de actuación en caso de que los componentes del núcleo familiar no estén presentes en el momento del evento de supervivencia y que las comunicaciones hayan caído. Es recomendable saber dónde poder refugiarte si te vas de la ciudad (la casa de un conocido, en el campo o si se tienen contactos en otro país). Se deben evitar horas puntas, porque, como está sucediendo en Kiev, las carreteras tienden a colapsarse . Ortega considera que es mejor tener una radio que una televisión, porque esta última «puede caer en las manos de fuerzas invasoras», y además las redes de conexión radiofónica están muy extendidas geográficamente. Orientarse: haz acopio de mapas físicos Lo más probable es que, en un conflicto bélico como el que está sufriendo Ucrania, no se pueda establecer la conexión a disposivos tecnológicos, y tampoco a Internet. Este especialista aclara que se deben tener mapas físicos de la ciudad y del país, porque a partir de las primeras horas probablemente no se pueda acceder a herramientas comoo Google Maps o similares. Esto va a ayudar a poder ubicarse con facilidad, a establecer posibles rutas de evacuación y a tener previstos trayectos alternativos. Es bueno también disponer de sistemas de comunicaciones que no sean el teléfono móvil ni nada informático, como por ejemplo los walkie talkies. Suministros básicos: pilas, efectivo, botiquín y medicamentos para enfermedades crónicas Pilas, una radio, alimentos, sistemas de iluminación,.. Se ha de realizar una lista con las necesidades que se van a tener, teniendo en cuenta que si se abandona la casa es posible no volver en horas, días o incluso nunca, que los supermercados pueden ser arrasados en cualquier momento o que el Gobierno puede imponer un toque de queda. En esta línea, hay que tener combustibles para los vehículos (es fácil que se acabe o que haya largas colas, como está pasando en Ucrania), dinero en efectivo (monedas y billetes de cantidades no muy grandes; evitar las tarjetas de crédito), sistemas de iluminación artificial, tener recursos alimenticios y un botiquín para posibles cortes, infecciones o dolores estomacales o de cabeza. Asimismo, es de vital importancia tener medicamentos para quienes sufran enfermedades crónicas, como diabetes o problemas de corazón, porque las farmacias tienden a cerrar o a no tener cantidades suficientes, y los servicios sanitarios, en caso de seguir activos, estarán bloqueados por su aumento de demanda. Alimentación: acopio de agua, conservas, leche condensada o chocolate El agua es difícil de conseguir en núcleos urbanos si se vacían los supermercados y se corta el agua potable por los bombardeos, con lo que Ortega recomienda la acopia de grandes cantidades, calculando «tres o cuatro litros por persona al día». Se pueden rellenar cubos, bañera, bolsas, etc. Se deben preveer alimentos en conserva, como legumbres cocidas (que requieren menos tiempo de cocina), azúcar, sal, frutas en almíbar, miel, chocolate, galletas, conservas de pescado y carne enlatadas, leche condensada o en polvo, frutas que se conserven más tiempo de manera natural, patatas para cocinar cocidas, huevos y alimentación específica para diabéticos o celiacos. «Si no hay fluido eléctrico, todo lo que tengamos en el congelador se estropeará más rápido», explica Ortega. Habría que empezar consumiendo esos alimentos y si tenemos muchos, aprender técnicas de conservación para el resto (deshidratado, salado, adobo, conservas en aceite, etc.). Márchate si estás cerca de un aeropuerto, cuartel o zona militar Huir de casa es extraordinariamente frecuente en tiempos de guerra, con lo que desde el primer momento se deben establecer lugares seguros que sirvan de refugio. Los búnkeres no son algo común, pero las estaciones subterráneas de metro pueden servir como alternativa. Ortega especifica que si la vivienda está «cerca de una instalación militar, es muy probable que nos afecten los ataques con bombas». Por lo tanto, lo mejor es cambiar de residencia si se vive cerca de algo que se pueda considerar como zona de logística militar, véase aeropuertos o cuarteles. Priorizar irse al campo Si se tiene una casa en el campo (propia o de algún conocido) lo mejor es refugiarse allí, porque es poco probable que sufran ataques. «Un avión no pierde el tiempo bombardeando esas zonas», afirma Ortega. Además, hay mayor autosuficiencia. Este experto anima también a colaborar con los vecinos y aislar la casa en caso de frío, «cerrando rendijas, poniendo aislantes como cartones o plásticos de burbujas en las ventanas». También se recomienda disponer de mantas, ropa de invierno y repuestos de gas para calefacción, y «reunir a la familia en una sola habitación para subir el calor y optimizar la fuente de energía que la está proporcionado». Proteger las ventanas con cinta adhesiva Habría que cubrir las ventanas de la casa con cinta adhesiva o cello, porque si estas estallan durante un bombardeo, los cristales salen disparados y es muy peligroso. Las ciudades serán uno de los principales focos de bombardeos, con lo que es bueno no mantener las luces de las viviendas encendidas para evitar ser blanco del ataque. Es recomendable cubrir las ventanas con cartones o tablones de madera. Evitar desplazamientos innecesarios: las carreteras estarán colapsadas «No se debe salir de casa salvo que sea estrictamente necesario», y en caso de hacerlo hay que tener en cuenta que el caos es total, porque, por ejemplo, «los semáforos y sistemas de ordenación del tráfico no estarán operativos» por los cortes de luz, y además habrá muchísima circulación en la carretera de familias que busquen huir o moverse por la ciudad. Por otro lado, conducir se convertiría «en una situación de riesgo». Cómo utilizar el baño: las heces en un cubo y no mezclar con orín Si se cae el sistema de agua, también pasará con el de agua sanitaria. Para poder seguir utilizando el inodoro, «las deposiciones sólidas se pueden hacer sobre un cubo con una bolsa de basura grande, y no se deben mezclar con el orín para no producir fermentación». Una vez está rellena la bolsa se cierra herméticamente, «y si se dispone de tierra o serrín, se le echa un puñado tras cada uso para evitar el mal olor».
25-02-2022 | Fuente: marca.com
Bronca de Bordalás con un periodista tras una acalorada rueda de prensa: "Yo a este señor no le respondo"
El técnico alicantino se enzarza en la sala de prensa y discute a voces tras abandonar la misma  Leer
25-02-2022 | Fuente: marca.com
Bronca de Bordalás con un periodista tras una acalorada rueda de prensa: "No le respondo"
El técnico alicantino se enzarza en la sala de prensa y discute a voces tras abandonar la misma  Leer