Infortelecom

Noticias de bombay

25-03-2020 | Fuente: abc.es
India impone el mayor confinamiento de la historia para frenar el coronavirus
Los dos grandes gigantes asiáticos simbolizan la cara y la cruz en la crisis del coronavirus . Mientras China comienza a ver la luz y desbloquea la provincia donde se localizó el origen de la pandemia hace ya dos meses, en India las autoridades ordenaron el confinamiento general en todo su territorio durante tres semanas desde la pasada medianoche, lo que supone obligar a 1.300 millones de personas a permanecer en sus casas, la mayor reclusión de la historia que se recuerda. «No hay otra manera de permanecer a salvo del coronavirus», recalcó este martes el primer ministro indio, Narendra Modi, en un discurso televisado a la nación, el segundo en menos de una semana por la crisis del coronavirus. El mandatario señaló que, con el objetivo de «salvar a la India y a cada indio», estará «totalmente prohibido aventurarse fuera de casa» a lo largo de los próximos 21 días. El segundo país más poblado del planeta, solo por detrás de China, ha registrado oficialmente hasta ahora 482 contagiados y nueve fallecidos por el virus. Pero investigadores sanitarios han alertado de que más de un millón de personas en este país podría resultar infectada por el coronavirus a mediados de mayo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) urgió el lunes a tomar medidas en India, algo que consideraba fundamental en la lucha contra el avance de la pandemia. En los últimos días se habían prohibido los viajes en avión y tren, y se cerraron negocios y colegios, pero el temor a que se disparase el número de contagios llevó ayer al primer ministro a tomar una decisión más drástica y decretar el confinamiento absoluto. Además, habrá medidas para garantizar los suministros esenciales y se destinarán 1.800 millones de euros a reforzar la infraestructura sanitaria. El anuncio de Modi lanzó a numerosas personas a las tiendas de grandes ciudades como Nueva Delhi o Bombay para hacerse con los bienes básicos, lo que obligó a actuar a la Policía en algunos casos para mantener el orden, según recoge Reuters. Alivio en Hubei Entre tanto, después de dos meses de cierre y cuarentenas que han confinado en sus casas a sus casi 60 millones de habitantes, las autoridades chinas levantaron a medianoche las restricciones para salir de la provincia de Hubei, epicentro de la epidemia del coronavirus que estalló en enero en su capital, Wuhan. Según informa la agencia estatal de noticias Xinhua, esta ciudad, de once millones de habitantes, permanecerá todavía cerrada hasta el próximo 8 de abril. En el resto de la provincia, las personas que quieran viajar deberán acreditar que están sanos con una aplicación en el móvil que, tras registrar sus movimientos y contactos, les otorga un código QR a modo de semáforo: si aparece rojo deben guardar una cuarentena de dos semanas y, si es verde, pueden moverse libremente. Wuhan, donde se han ido levantando los controles de calles y sus vecinos van recuperando gradualmente su vida, desinfecta los transportes públicos para su próxima reapertura, pero los colegios seguirán cerrados. Tras el brote del coronavirus, las autoridades chinas cerraron por sorpresa la ciudad el 23 de enero y, durante los días siguientes, el resto de la provincia de Hubei. Gracias a estas medidas draconianas, que no estuvieron exentas de abusos y barbaridades, consiguieron que la epidemia no se extendiera al resto del país. De los más de 81.000 contagiados y 3.270 fallecidos contabilizados en China, 67.800 casos y 3.100 víctimas mortales se concentran en Hubei. Y, de esos, su capital, Wuhan, copa la mayoría con más de 50.000 infectados y 2.500 defunciones. La diferencia con la segunda ciudad más afectada de la provincia, Xiaogan, es enorme: 3.500 contagiados y 128 fallecidos. Debido a este cierre, la incidencia de la enfermedad ha sido muy pequeña en megalópolis como Pekín, que sufrió 491 infectados y ocho fallecidos, o Shanghái, con 371 casos y solo tres muertos. Fuera de Hubei, la ciudad china más afectada por la pandemia fue Cantón (Guangzhou), con 1.395 contagiados y ocho víctimas mortales.
20-03-2020 | Fuente: abc.es
Ejecutan a los cuatro condenados por la violación de una joven en la India en 2012
La India ejecutó este viernes a los cuatro condenados por la tortura y violación en grupo de una joven en 2012 que conmocionó al país y propició cambios en la legislación, lo que supone la primera aplicación de la pena de muerte desde 2015. Pawan Gupta, Vinay Sharma, Mukesh Singh y Akshay Thakur fueron ahorcados simultáneamente a las 05.30 hora local (0.00 GMT) en el presidio de Tihar, en la capital india. «Por fin los han ahorcado, ha sido una larga lucha. Hoy hemos obtenido justicia, este día lo dedicamos a todas las hijas del país. Gracias a los jueces y al Gobierno», dijo a los medios la madre de la víctima, Asha Devi, minutos después de la ejecución. La televisión NDTV mostró en directo a las 05.30 hora local el estallido de júbilo entre las decenas de personas congregadas frente a las puertas de la cárcel esgrimiendo carteles como «Gracias a los jueces». Los cuatro condenados intentaron sin éxito frenar la ejecución, fijada inicialmente para el pasado 22 de enero, presentando peticiones de clemencia y agotando todos los recursos legales a su disposición. En el último intento por evitar la ejecución, los abogados de Gupta apelaron el jueves ante el Tribunal Supremo contra el rechazo de su petición de clemencia ante el presidente indio, Ram Nath Kovind. El recurso fue rechazado por el máximo órgano judicial esta misma madrugada. «Sin miedo» Una estudiante de fisioterapia de 23 años, bautizada mediáticamente como «Nirbhaya» («Sin miedo», en hindi), fue violada y torturada por seis hombres el 16 de diciembre de 2012 en un autobús en marcha en Nueva Delhi, cuando regresaba junto a un amigo a casa tras ver una película en un cine de Nueva Delhi. La joven falleció a causa de las heridas 13 días después en un hospital de Singapur. Cuatro de los acusados fueron sentenciados a muerte en 2013, mientras que un quinto se suicidó ese mismo año en la cárcel, según la versión oficial, y el sexto, que era menor de edad cuando se produjeron los hechos, fue recluido durante tres años en un correccional de menores. El caso desató una ola de indignación sin precedentes en el país asiático, que por ello endureció su legislación contra las agresiones sexuales. Se trata de la primera ejecución en la India desde hace cinco años, cuando el Estado ahorcó a Yekub Memon por su participación en los atentados terroristas que en 1993 causaron la muerte de 257 personas en Bombay.
17-03-2020 | Fuente: elpais.com
?Cuanto más toques el claxon, más tiempo estará el semáforo en rojo?: la lucha contra el ruido de Bombay
La megalópolis india instala medidores de decibelios en los semáforos para penalizar a los conductores ruidosos con más tiempo de espera
07-02-2020 | Fuente: elpais.com
Bombay apuesta por la vida ?canalla?
El nuevo Gobierno regional permite que ciertos negocios abran 24 horas para impulsar la economía de una megaciudad que carece de los servicios necesarios
05-02-2020 | Fuente: elpais.com
Bombay apuesta por la vida ?canalla?
El nuevo Gobierno regional permite que ciertos negocios abran 24 horas para impulsar la economía de una megaciudad que carece de los servicios necesarios
28-01-2020 | Fuente: elpais.com
Bombay Bicycle Club: excesos del pop de anuncio
El nuevo álbum del grupo recibe una calificación de 6,5 sobre 10
20-12-2019 | Fuente: abc.es
La India se vuelca contra la ley de inmigración que excluye a musulmanes
La India vivió este jueves una nueva jornada de protestas multitudinarias en las principales ciudades, a pesar de las restricciones impuestas por las autoridades, contra una polémica enmienda legal que busca dar la ciudadanía a inmigrantes de países vecinos pero excluye a los musulmanes. Al menos dos personas murieron en las protestas multitudinarias registradas en varias ciudades. La tensión ha ido en aumento en la nación asiática desde que la semana pasada el Parlamento aprobó la enmienda a la Ley de Ciudadanía para regularizar a los inmigrantes de Afganistán, Pakistán y Bangladesh pertenecientes a las religiones hindú, sij, budista, jain, parsi y cristiana. Las dos muertes se registraron en la ciudad de Mangaluru, del estado de Karnataka, en el sur de país, indicaron este jueves medios locales y el partido BJP, la formación del Gobierno nacionalista hindú del primer ministro, Narendra Modi. En estas protestas, celebrada pese a las prohibiciones de reunión impuestas por las autoridades, más de una veintena de persona resultaron heridas y más de un millar fueron arrestadas, entre ellas prominentes intelectuales y activistas. «Hoy dos personas murieron en las violentas protestas que tuvieron lugar en Mangaluru, Karnataka», indicó el BJP que acusó al opositor Partido del Congreso, la histórica formación de la dinastía Nerhu-Gandhi, de promover la violencia en el país. Una tercera muerte se registró en la ciudad de Lucknow, la capital del estado de Uttar Pradesh (norte), pero la Policía regional dijo a la prensa que no podía precisar si este suceso estaba directamente relacionado con las manifestaciones. En la jornada de este jueves, una de las más violentas tras más de una semana de protestas, se llevaron a cabo manifestaciones en las ciudades de Bombay, Calcuta, Lucknow, Thiruvananthapuram, Bangalore, Mangaluru, Hyderabad y la capital del país, Nueva Delhi, entre otras. Las protestas, que reunieron a miles de personas, se celebraron pese a la prohibición de las autoridades a manifestarse y a los cortes de los servicios de comunicación en varias partes de la capital. Aunque la mayoría de la manifestaciones se llevaron a cabo de forma pacífica, algunas se tornaron violentas y acabaron en enfrentamientos con la policía que reprimió a los manifestantes con gases lacrimógena.
24-10-2019 | Fuente: elpais.com
La película que se proyecta desde hace 24 años en un cine de Bombay
'Dilwale Dulhania Le Jayenge' se convirtió en una cinta icónica para una generación que conoció el mundo a través de la gran pantalla
15-08-2019 | Fuente: abc.es
Hong Kong prefiere perder sus vuelos a perder la libertad
Con la mayoría de los mostradores de facturación cerrados y muchos pasajeros con rostros cansados dormitando en el suelo, el aeropuerto de Hong Kong intentaba ayer recobrar la normalidad tras el caos desatado el lunes y martes por las protestas contra el autoritario régimen chino. La ocupación de la terminal de salidas no solo obligó al cierre del aeropuerto y la cancelación de más 500 vuelos, sino que acabó en violentos enfrentamientos con la Policía cuando los manifestantes retuvieron durante horas a dos viajeros de China continental de quienes sospechaban que eran espías. Uno de ellos, que hasta fue maniatado porque llevaba en su equipaje una camiseta donde rezaba «Amo a la Policía de Hong Kong», resultó ser un fotógrafo del «Global Times», periódico altavoz del Partido Comunista chino. Pero no mostró sus credenciales de prensa y se identificó como un turista, lo que está suscitando muchas dudas sobre su identidad y el verdadero motivo de su presencia en el aeropuerto. Tanto él como el otro visitante del continente fueron agredidos por la multitud en unas escenas que han dado la vuelta al mundo y también se han visto en China, donde la censura sobre las noticias de las protestas de Hong Kong solo permite aquellas que sirven para reforzar al régimen y criticar a los manifestantes que piden democracia. Apelando al nacionalismo chino, la propaganda ya los ha encumbrado como héroes y planea dedicarles un homenaje en Pekín. Al margen de su utilización política, este nuevo estallido de violencia y la interrupción del tráfico aéreo han dañado la imagen de las manifestaciones pro-democráticas, que han derivado en «guerrillas urbanas» que cada fin de semana cortan calles montando barricadas y se enfrentan a la Policía. Pidiendo disculpas, Cheung, una agente de ventas de 26 años, repartía ayer pastelitos y agua entre los pasajeros atrapados en el aeropuerto por la cancelación de sus vuelos. «Pedimos perdón porque no es correcto que los jóvenes agredan a la Policía, pero los antidisturbios tampoco deberían disparar a la gente, como a la joven que ha perdido su ojo», explicaba contando el caso de una enfermera alcanzada por una pelota de goma en una de las marchas prohibidas del domingo. Su imagen, con la cuenca de su ojo derecho reventada y chorreando sangre, ha enfurecido aún más a la sociedad hongkonesa y fue el detonante para la ocupación el lunes del aeropuerto, donde una sentada de protesta «daba la bienvenida» a los pasajeros desde el viernes. Impedir nuevos incidentes Para impedir nuevos incidentes, los tribunales han ordenado confinar la acampada en dos pequeños rincones de la terminal de llegadas y se ha reforzado la seguridad en los accesos. A partir de ahora, solo los viajeros con billete podrán entrar en la terminal de salidas para facturar su equipaje y atravesar el control de pasaportes. Con sus escudos y cascos puestos, patrullas de policía vigilan las entradas y el interior bajo la mirada extrañada de los viajeros. En una imagen inusual para uno de los aeropuertos más transitados del mundo, que registra 800 vuelos diarios y 75 millones de pasajeros anuales, muchos de sus pasillos de facturación estaban ayer vacíos y apenas había colas para acceder al control de pasaportes y las puertas de embarque. Todavía a medio gas mientras se desatasca el cuello de botella por las cancelaciones de los días anteriores, las aerolíneas intentan sacar a los viajeros lo antes posible de Hong Kong, ya que algunos vuelos acumulan hasta tres días de retraso. Solo Cathay Pacific, la aerolínea local y una de las más importantes de Asia, se vio obligada a anular 272 vuelos en los dos últimos días, dejando en tierra a 55.000 pasajeros, informó el periódico «South China Morning Post». Incluyendo a otras compañías, ayer al mediodía ya había 63 salidas canceladas, como parpadeaban las letras en rojo en los paneles informativos. El Ejército chino «Mi avión a San Francisco tenía que salir el lunes por la noche y ha sido retrasado dos días», explicaba Kora, quien esperaba ayer junto a sus dos hijos pequeños y su madre. Aunque reconocía que se había pasado las dos últimas jornadas «de mal humor encerrada en casa», aseguraba entender los motivos de los manifestantes. «Molesta perder un vuelo, pero duele más perder la libertad», razonaba tras contar que llevaba desde junio siguiendo las noticias sobre las protestas contra la ley de extradición a China, que ha sido suspendida pero no retirada como exigen los manifestantes. Asustada ante la posibilidad de que Pekín envíe al Ejército, como alertó el martes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aludía a la masacre de Tiananmen al señalar que «no quiero que ocurra en Hong Kong lo que pasó en Pekín en 1989, donde también había jóvenes protestando». En su opinión, «si China manda al Ejército Popular de Liberación, el Gobierno de Hong Kong no podrá controlarlo y será el fin del modelo ?un país, dos sistemas? vigente desde la devolución en 1997». Como ella, otros pasajeros hongkoneses se mostraban comprensivos con los manifestantes, que cuentan con el apoyo de buena parte de la sociedad al ser considerados «luchadores de la libertad». Así los definía Cheung, la joven que iba repartiendo comida entre los viajeros, tras disculpar a los manifestantes porque «son solo muchachos». En su opinión, la culpa de esta revuelta que ha sacudido a Hong Kong la tiene el Gobierno porque «no ha escuchado a los millones de personas que han salido a la calle estos dos meses». A pesar del cansancio por este verano caliente que tiene a Hong Kong en llamas, prometía que «podemos seguir un año porque no tenemos miedo y la gente está muy enfadada». Más comedido se mostraba Nanik, un jubilado indio que lleva viviendo más de tres décadas en Hong Kong, donde se había dedicado a las exportaciones. «Tenía un vuelo a Bombay el lunes, pero me avisaron de la cancelación cuando venía al aeropuerto. Tuve suerte de no quedar atrapado aquí», contaba junto a su mujer en un banco de la terminal de salidas, adonde había llegado con varias horas de antelación para ahorrarse imprevistos. «Hong Kong es un lugar muy seguro y la gente muy pacífica, pero ahora hay demasiados problemas», se quejaba Nanik, quien se oponía a la protesta porque «daña la economía y crea inconvenientes para el público». Coincidía con él la señora Kim, una madre surcoreana que, junto a su marido y dos hijos, también llevaba esperando desde el lunes para regresar a Seúl. «Hemos tenido que pagarnos nosotros el hotel porque la compañía aérea no se ha hecho cargo», se lamentaba arrepentida de estas vacaciones en una de las ciudades más visitadas de Asia. Negando con la cabeza enfadada, dejaba claro que «nunca más volveremos a Hong Kong».
27-06-2019 | Fuente: abc.es
Un avión de Air India aterriza de emergencia en Londres por una amenaza de bomba
Un avión de Air India ha realizado este jueves un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto londinense de Stansted, por una «amenaza de seguridad» que ha llevado al Ministerio de Defensa de Reino Unido a ordenar el despliegue varios cazas para tareas de escolta. El avión había despegado de la ciudad india de Bombay y se dirigía a Newark, en Estados Unidos, pero tuvo que realizar un «aterrizaje preventivo» a medio camino «debido a una amenaza de bomba», según la versión de Air India. El Ministerio de Defensa británico ha asegurado que varios aviones Typhoon han escoltado al avión de Air India hasta que ha tocado pista. El aeropuerto de Stansted también ha informado de este aterrizaje, aunque ha aclarado que la pista está abierta y «plenamente operativa». El avión está estacionado en un lugar aislado de las operaciones normales del aeropuerto. #UPDATE pic.twitter.com/gR7zYeS14K? London Stansted Airport (@STN_Airport) June 27, 2019 «Pedimos perdón por las molestias causadas por este incidente y agradecemos la paciencia», ha publicado en Twitter.
1
...