Infortelecom

Noticias de benjamin netanyahu

08-01-2018 | Fuente: elpais.com
Israel veta la entrada a una veintena de grupos que apoyan el boicot al país
El Gobierno de Benjamín Netanyahu publica una lista negra con los nombres de 20 organizaciones que se verán afectadas por la medida
12-11-2017 | Fuente: abc.es
Mohamed bin Salman: el «cachorro real» impulsivo y de puño de acero
El megayate de Mohamed bin Salman (MBS) se llama Serene, tiene siete cubiertas, un hangar y dos plataformas de aterrizaje de helicópteros que en total suman 4.500 metros cuadrados de cubierta, lo que le convierten en uno de los diez yates más grandes del mundo. No es extraño que un príncipe saudí tenga una embarcación de este tipo, pero la forma en la que la compró dice mucho de la personalidad de un heredero al trono que, a sus 32 años, es también el ministro de Defensa más joven del mundo y tiene a Oriente Próximo en vilo por su fuerte política intervencionista y su deseo de frenar a cualquier precio la expansión de su gran enemigo: Irán. Su ascenso meteórico ha llegado acompañado de la aparición en escena del presidente estadounidense, Donald Trump, que ha encontrado en este joven y en el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a sus grandes aliados contra la república islámica. MBS, tal y como le conocen, tiene una cara doméstica en la que se muestra como el regenerador que necesita la monarquía y el país, por lo que no le tembló la mano hace una semana a la hora de ordenar una purga masiva que ha terminado con 201 personas apresadas bajo la acusación de corrupción, entre ellas varios príncipes y ministros. Organizaciones como Human Right Watch (HRW), sin embargo, han interpretado este movimiento como «una lucha por el poder». Dentro del reino, también es el impulsor proyecto «Visión 2030», programa que pretende que Arabia saudí deje de depender del petróleo para ese año. Con el precio del crudo por los suelos, el joven príncipe promueve la austeridad, rebaja el sueldo de los funcionarios y predica la contención del gasto público, pero en el verano de 2015 no se pudo resistir a Serene. MBS paseaba por una localidad de la costa al sur de Francia cuando lo vio atracado y envió a uno de sus ayudantes a comprarlo. El barco pertenecía al magnate ruso del vodka, Yuri Shefler, y la operación se cerró en apenas unas horas de negociación por unos 500 millones de euros, según relató The New York Times. Shefler dejó el Serene esa misma tarde. Así de impulsivo es MBS en una vida privada de la que apenas aparece información en los medios. La opacidad de la casa real saudí hace complicado tener detalles de una persona que, a diferencia de todos sus hermanos, «se ha educado en una universidad nacional, luce sandalias en lugar de zapatos de Gucci y no habla un inglés fluido. Dicen que permite que se discutan sus puntos de vista, aunque no los cambia y su gran punto fuerte, o débil, es su crueldad», señala el analista del The Washington Institute, Simon Henderson, en su último artículo «El nuevo rey de Arabia Saudí». Casado con su prima Sara bint Mashur al Saud, con la que tiene tres hijos, es licenciado en Derecho por la universidad rey Saud y «habla el lenguaje de los jóvenes en un país que durante demasiados años ha mirado al mundo a través de las lentes de gobernantes mayores», según declaró a los medios tras su elección como heredero al trono Hoda al-Helaissi, miembro del Consejo de la Shura. Apenas trascienden detalles de su vida privada, y menos de caprichos como el Serene, pero las calles del país están llenas de fotografías de un MBS que quiere proyectar una imagen aperturista y moderna en una sociedad donde el sesenta por ciento de la población es menor de 30 años. Un verano después de comprar el Serene, cambió Francia por Estados Unidos y visitó Facebook, donde se fotografió junto a Mark Zuckerberg. Es una de las pocas imágenes sin el atuendo tradicional saudí que se pueden ver de un heredero a la corona que en las últimas semanas ha combatido las dudas que plantean la guerra que lanzó en Yemen hace dos años o el bloqueo impuesto a Qatar este verano con decisiones como el permiso para conducir a las mujeres saudíes o el final de la prohibición de su entrada en instalaciones deportivas. Durante unas horas el mundo habló de estas medidas, en lugar de sobre bloqueo humanitario a Yemen y los 10.000 muertos que deja esta campaña en la que no se ve una salida a medio plazo.
09-11-2017 | Fuente: elpais.com
Hoteles de lujo, limusina y helicóptero para la turista tres millones de Israel
El Gobierno israelí agasaja a la agraciada con sorpresa incluida de la mano del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
08-11-2017 | Fuente: abc.es
Dimite la ministra británica de Cooperación, la segunda renuncia en el gobierno de May en ocho días
Ni una semana tranquila tiene Theresa May. Ahora que se retoman las negociaciones con la UE, ayer se produjo la segunda dimisión en su gabinete en pocos días, y esta vez, al contrario que en el caso de Michael Fallon, no se debe al escándalo sexual que quita el sueño a la «premier» británica. Ahora se trata de la ministra de Cooperación Internacional, Priti Patel, a la que se cuestionó por mantener reuniones no autorizadas durante sus vacaciones en Israel. Patel mantuvo una docena de encuentros los pasados meses de agosto y septiembre con importantes empresarios y miembros del Gobierno israelí durante su estancia en este país. Entre ellos uno con el propio primer ministro, Benjamin Netanyahu. En ninguna estuvieron presentes funcionarios del Gobierno británico. Cuando se descubrió este asunto, a principios de esta semana, la propia Patel pidió disculpas justo antes de conocerse que no habían sido las únicas sin el consentimiento del Gobierno, lo que dejaba a la ministra en una situación difícil. May la obligó a regresar de inmediato a Londres cuando se encontraba en Uganda realizando un viaje oficial. Como ocurrió con Fallon, varios miembros del partido conservador habían pedido su dimisión en secreto a la primera ministra. Apoyo a operaciones del Ejército israelí Se han desvelado también detalles como que, tras su regreso de Oriente Próximo, la ministra pidió a Exteriores apoyar las operaciones humanitarias del Ejército israelí en la zona ocupada de los Altos del Golán, lo que, según la BBC, fue rechazado por «inapropiado», ya que Londres no reconoce la ocupación parcial de este territorio por parte de Israel. Patel, de 45 años y diputada desde 2010, es, como ella reconoce, partidaria desde hace tiempo de este país. Además, fue vicepresidenta de la asociación Amigos Conservadores de Israel. Euroescéptica declarada, es una de las incondicionales del Brexit y apoyó la campaña del «Leave» en el referéndum del año pasado. Junto a Boris Johnson, formaba parte del ala más dura en el Gobierno en lo que a la salida de Reino Unido de la UE se refiere.
08-11-2017 | Fuente: abc.es
Turbulencias en el Gobierno británico
Nueva crisis en el Gobierno británico. En las próximas horas se podría producir la segunda dimisión en el Gabinete de Theresa May y esta vez no es por el escándalo sexual como en el caso de Michael Fallon. La ministra de Cooperación Internacional, Priti Patel, se encuentra en la cuerda floja tras revelarse que mantuvo varias reuniones no autorizadas durante sus vacaciones en Israel. Patel, a la que todos los medios británicos dan ya casi fuera del Gobierno por este hecho, habría mantenido una docena de encuentros el pasado mes de agosto con importantes empresarios y miembros del Gobierno israelí durante su estancia en este país. Entre ellos uno con el propio primer ministro Benjamin Netanyahu. En ninguna de ellas estuvieron presentes funcionarios del Gobierno británico. Ella ya había pedido disculpas por algunas de estas reuniones efectuadas sin consentimiento del Gobierno, pero en las últimas horas se han revelado otras que la ponen en una situación difícil. Su salida del Ejecutivo parece inminente después de que la propia May la obligase a regresar a Londres mientras Patel realizaba un viaje oficial por Uganda. Se ha conocido que tras su regreso de Israel, la ministra pidió a Exteriores apoyar las operaciones humanitarias del Ejército israelí en la zona ocupada de los Altos del Golán, lo que según la BBC, fue rechazado por «inapropiado». Boris Johnson se ve obligado a disculparse El otro gran fuego que tenía la primera ministra ya ha sido, en parte apagado. Y es que Boris Johnson sigue pisando charcos. En su estilo, el ministro de exteriores británico, se ha visto obligado a disculparse y a tener que matizar unas declaraciones sobre una británica, Nazanin Zaghari-Ratcliffe, que se encuentra en la cárcel en Irán desde el año pasado acusada de, presuntamente, conspirar para derrocar al gobierno en Teherán y condenada a 5 años de prisión por este motivo. Sobre ella aseguró, durante un comité en el Parlamento, que enseñaba periodismo lo que podría costarle una pena aún mayor en el país asiático. Cosa que se apresuraron a negar tanto sus familiares como el medio de comunicación donde trabaja esta cooperante, Thomson Reuters Foundation. Varios diputados británicos pidieron, entonces, una retractación de Johnson en este sentido. Lo que ha llevado al jefe de la diplomacia británica a tener que dar la cara y admitir que «podría haber sido más claro» porque eso no era lo que quería decir. Además, señalaba lo «arrepentido» que estaba si sus comentarios fueron malinterpretados. Para zanjar cuanto antes la polémica el verso más libre del Gobierno de May telefoneó el martes a su homólogo iraní, Mohamad Javad para hablar sobre este asunto y confirmarle su postura en contra y disconformidad ante la persecución que desde Teherán se ejerce contra aquellos que enseñan a periodistas. Johnson tiene previsto desplazarse en los próximos días hasta Irán donde intentará verse con la cooperante detenida.
03-11-2017 | Fuente: abc.es
Hamás entrega el control de las fronteras de Gaza en plena escalada de tensión con Israel
El proceso de reconciliación entre palestinos llega a un momento clave en medio de la escalada de tensión generada por el ataque de Israel a un túnel al sur de Gaza en el que siete milicianos palestinos perdieron la vida. Tras una década al frente de la Franja, Hamás cede el control financiero y aduanero de los puestos fronterizos del enclave a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), uno de los puntos clave en la hoja de ruta acordada el 12 de octubre por el grupo islamista y Fatah, facción palestina que controla Cisjordania, en El Cairo. La escenificación de este traspaso de poderes, que en una segunda fase supondrá el despliegue de la guardia presidencial y de observadores europeos en Rafah, paso fronterizo con Egipto, se produce después de una jornada marcada por los funerales de los milicianos de los brazos armados de Hamás y Yihad Islámica. Desde Hamás alertaron de la «peligrosa escalada» por parte de Israel e interpretaron el bombardeo como «un intento desesperado de sabotear los esfuerzos de unidad». Se trata del momento de mayor tensión desde la guerra de 2014 y se produce justo cuando los palestinos están dando pasos firmes para acabar con una crisis interna que dura ya una década. El último intento de reconciliación saltó por los aires tras el lanzamiento hace cuatro años de la Operación Margen Protector por parte de Israel. Desarme de Hamás El Ejército israelí, que supervisa la construcción de un nuevo muro anti túneles a lo largo de toda la frontera con Gaza, confirmó el bombardeo el lunes de un pasadizo subterráneo que se introducía en su territorio, lo que calificó de «grave violación de su soberanía». El primer ministro, Benjamin Netanyahu, aseguró que «vamos a atacar a quienes quieren atacarnos» y pidió al enemigo «que no intente probar la voluntad del Ejército». Fuentes militares señalaron que «la mayoría de los terroristas murieron tras entrar en un intento de rescate» a los compañeros que se encontraban en el interior y aseguraron que emplearon «únicamente armas convencionales». Esta fue la respuesta a las al ministro de Sanidad de la Franja, Ashraf al Qidra, que acusó a Israel de emplear un gas tóxico en su operación. En la guerra de 2014, en la que los israelíes mataron a más de 2.200 palestinos, la mayoría civiles, según Naciones Unidas, los túneles se convirtieron en el arma más peligrosa de las facciones palestinas. El control de las armas y los túneles de Hamás es uno de los grandes retos del proceso de reconciliación palestino y el estado judío exige el desarme total de los islamistas para su entrada en un gobierno de unidad nacional. Pese a la gravedad de la situación, el diario árabe con sede en Londres, «Asharq Alawsat», reveló hace unas semanas un pacto entre Hamás y Fatah para que no se produzcan atentados, ni se lancen cohetes a Israel que puedan interrumpir el proceso que culmine en la ansiada reconciliciación.
03-11-2017 | Fuente: abc.es
May afirma, ante Netanyahu, que los «asentamientos ilegales» son un «obstáculo» para la paz
La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha trasladado este jueves a su homólogo israelí, Benjamin Netanyahu, la «preocupación» de Reino Unido por los «asentamientos ilegales» que Israel mantiene en territorios ocupados, coincidiendo con el centenario de la Declaración de Balfour. Los dos líderes han mantenido una reunión en Londres la que, según Downing Streeet, «han discutido la necesidad de superar los obstáculos para la paz». La 'premier' británica ha expresado su «gran preocupación por los asentamientos ilegales», a pesar de que no son «el único obstáculo» para alcanzar la paza en Oriente Próximo. En este sentido, May ha reconocido que «el pueblo de Israel se merece vivir libre del azote del terrorismo y de la incitación antisemita». Asimismo, la «premier» también respaldó ante su colega israelí la solución de dos Estados para la paz entre Israel y Palestina. Los dos gobernantes se han citado para conmemorar el centenario de la Declaración de Balfour, bautizada en honor del ministro de Exteriores británico que la redactó --Arthur Balfour--. El texto, de 67 palabras, dio pie a un proceso que culminó con la creación del Estado de Israel. Declaración Belfour El texto avanzaba que Londres dedicaría «sus mejores esfuerzos para facilitar la realización de ese objetivo», al tiempo que recalcaba que no se debía «hacer nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina». En el centenario de la Declaración Balfour, Netanyahu se reunió, además de con May, con el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, y asistió anoche a una cena de gala en el palacete londinense de Lancaster House junto a la primera ministra. En un acto al que rehusó asistir el líder de la oposición en el Reino Unido, Jeremy Corbyn, May criticó el antisemitismo que cuestiona «el derecho de Israel a existir». «Estamos orgullosos de la relación que hemos construido con Israel», afirmó May en el discurso de Lancaster House, en el que llama a defender «un Israel seguro y próspero junto con un Estado Palestino soberano y viable». May subraya además que criticar las acciones del Gobierno de Israel no puede ser una excusa para extender el «odio contra el pueblo judío». Protestas El aniversario de la declaración Bafour ha generado protestas en las calles de Londres, así como en varias ciudades de Cisjordania y la Franja de Gaza, principalmente para reclamar también a las autoridades británicas que reconozcan ahora el derecho de los palestinos a tener un Estado propio. Los palestinos, de hecho, ven en la Declaración de Balfour una extralimitación de Reino Unido, al que han acusado de entregar tierras ajenas. Reino Unido mantuvo el control de Palestina desde 1922 hasta finales de la Segunda Guerra Mundial. Israel declaró su independencia en 1948, al finalizar el mandato británico y después de que la Asamblea General de la ONU votase en 1947 a favor de un plan para realizar una partición de Palestina en un Estado árabe y otro judío.
13-10-2017 | Fuente: abc.es
Israel aplaude el discurso de Trump sobre Irán y cree que puede llevar a una guerra
Israel aplaudió ayer el discurso sobre Irán que pronunció Donald Trump en la Casa Blanca y el ministro judío de Inteligencia, Yisrael Katz, se llegó a mostrar convencido de que puede llevar a una guerra, dadas las amenazas previas de Teherán. En respuesta a la pregunta del Canal 2 de la televisión israelí de si veía un riesgo de guerra tras las palabras del presidente estadounidense, Katz aseguró: «Por supuesto, sí. Creo que el discurso ha sido muy importante». El ministro israelí añadió que «Irán es la nueva Corea del Norte». El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, felicitó a Trump por su discurso contra Irán. «Se ha enfrentado con valentía al régimen terrorista de Irán y ha creado una oportunidad de arreglar este mal acuerdo, de frenar la agresión iraní y de confrontar su apoyo criminal al terrorismo, dijo en un vídeo colgado en Facebook. El presidente iraní, Hasán Rohani, considera en cambio que el discurso de Trump estaba plagado de acusaciones «insultantes y sin fundamento». Según ha dicho este viernes, el acuerdo nuclear y la República Islámica está «más fuerte que nunca». En este sentido, Irán «responderá con energía a cualquier acción contra sus fuerzas militares, entre ellas la Guardia Revolucionaria», advirtió un portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qasemi, que no descartó romper el acuerdo nuclear «si es necesario». La UE, por su parte, avisar de que ningún país por sí solo puede poner fin a un acuerdo entre seis potencias y que este «seguirá en vigor», señaló la alta representante para la Política Exterior, Federica Mogherini.
12-10-2017 | Fuente: abc.es
Hamás cede el control de Gaza a la Autoridad Palestina
Diez días después de que el gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) regresara a Gaza, Hamás y Fatah dieron un paso más hacia la reconciliación nacional y a partir del 1 de noviembre el paso fronterizo de Rafah, que une la Franja con Egipto, pasará a estar bajo control de la ANP. El Gobierno de unidad también desplegará sus propias fuerzas de seguridad en la Franja antes de final de año, unos 3.000 agentes, y el presidente palestino, Mahmoud Abas, que podría visitar Gaza en las próximas semanas, calificó estos nuevos pasos de «una declaración del final de la división y el retorno a la unidad». El portavoz islamista, Salah Al Bardawil, se refirió a un «nuevo capítulo de la historia palestina». Aunque ambas facciones se dan un plazo de dos meses para abordar los problemas pendientes, la gran cuestión sobre la mesa sigue siendo el control del arsenal de los islamistas y su apuesta por la lucha armada para hacer frente a Israel. Después de tres jornadas de negociación en la sede de los servicios de inteligencia egipcios en El Cairo, ambos grupos mostraron su compromiso «serio» para acabar con una década de división interna y aseguraron que harán «todo lo posible para llevar a cabo la reconciliación con el fin de enfrentarse al proyecto sionista y cumplir las esperanzas de nuestro pueblo», según un comunicado conjunto. La unidad entre Hamás y Fatah es clave para el proyecto de constitución de un futuro Estado Palestino, pero es más importante todavía para aliviar la grave situación de los dos millones de gazatíes que sufren el bloqueo impuesto por Israel y Egipto desde que los islamistas se hicieran con el poder y han vivido tres guerras en esta década. No es la primera vez que las dos facciones enemigas anuncian un acuerdo de este tipo, pero esta vez parece que la situación de extremo aislamiento de la Franja ha empujado a Hamás a flexibilizar su política respecto a Fatah. Respuesta de Israel Para que este Gobierno de unidad salga adelante es imprescindible el visto bueno de EE.UU. y, sobre todo, de Israel, que consideran a Hamás un «grupo terrorista» y exige que entregue su arsenal y reconozca la existencia del Estado judío. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, adelantó que no piensa aceptar «una falsa reconciliación a costa de nuestra existencia». Tres años después del último intento fallido, la palabra reconciliación vuelve a sonar con fuerza entre palestinos. Hace un mes los islamistas aceptaron disolver su «gobierno en la sombra» y reabrir la puerta de la Franja a la ANP, y anunciaron su disposición a celebrar elecciones generales en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este. Las últimas legislativas fueron en 2006 y ganó Hamás. Pero un año más tarde estalló la guerra civil entre facciones y los territorios palestinos quedaron divididos entre una Franja en poder de Hamás y Cisjordania bajo mando de Fatah.
12-10-2017 | Fuente: abc.es
Trump rompe con la Unesco por su «continua discriminación» a Israel
Con su particular batalla contra las organizaciones internacionales, de las que aleja a EE.UU. a velocidad de crucero. Tras la ruptura con el pacto comercial TransPacífico, la amenaza al TLCAN con México y Canadá, la anunciada con el Acuerdo contra el Cambio Climático de París y la previsible denuncia, hoy mismo, del Acuerdo Nuclear con Irán, su Administración ha comunicado hoy la salida de la Organización de la Unesco. Aunque cuenta con un precedente casi idéntico protagonizado por Reagan en 1984, la decisión comunicada este jueves confirma un distanciamiento más de EE.UU. de sus aliados europeos. La decisión de Trump obedece a razones similares, 33 años después: la politización de la organización, centrada en este caso en la denuncia de «discriminación de Israel», y su mala gestión y despilfarro, cuestionados repetidas veces por el actual presidente, que exige «profundas reformas». Además de su labor en numerosos programas de promoción cultural, educativa y científica, la institución perteneciente a la ONU es particularmente conocida en todo el mundo por la designación periódica de monumentos, lugares e iniciativas con el título de Patrimonio de la Humanidad. Ingreso de Palestina El principal motivo de la marcha de Estados Unidos tiene su origen preciso en el año 2011, cuando la Asamblea de la Unesco admitió a Palestina como estado miembro en una polémica pero muy mayoritaria decisión, promovida por Francia. Entonces, 107 países votaron a favor y 14 en contra, entre ellos Estados Unidos y su tradicional socio israelí. El Reino Unido se abstuvo, junto con otras 51 naciones. La histórica votación abrió unas heridas que aún no se han cerrado, prueba de lo cual el Departamento de Estado tachaba de «permanente» el denunciado comportamiento antiisraelí por parte de la institución cultural. Obama, que no se caracterizó precisamente por su estrecha relación con Israel durante los ocho años de mandato, recortó la mayor parte de la aportación estadounidense, con una retirada de 60 millones de dólares, lo que le granjearía en 2013 la pérdida de su voto en la Asamblea de la Unesco. Pero el varapalo fue para la Unesco, que vio reducido su presupuesto en casi una cuarta parte. Aunque el discurso de la Administración demócrata consistió en atribuir la decisión a una ley aprobada por el Congreso durante la etapa de Bill Clinton, en 1990, según la cual toda organización que aceptara a Palestina como miembro de pleno derecho, dejaría de ser financiada por Estados Unidos. La llegada de Donald Trump y la recuperación de las buenas relaciones con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, muy interesado en contrarrestar la victoriosa campaña política palestina de 2011, han desembocado ahora en la determinación de la Casa Blanca de romper la baraja. Horas después del comunicado del Departamento de Estado norteamericano, el propio Netanyahu anunciaba que había dado orden de seguir los pasos del país amigo e iniciar los trámites para la salida de la Unesco. El jefe del Gobierno israelí se apoyaba en la recomendación de su representante ante la organización, Carmen Shama-Hacohen, quien remitió un informe al presidente asegurando que «la Unesco se ha convertido en una organización extraña, que ha perdido la senda profesional en pro de los intereses políticos de algunos países». La cruzada del actual presidente contra la mala gestión de las grandes organizaciones internacionales también está detrás de la decisión, según el Departamento de Estado. Como ha venido denunciando desde la campaña presidencial, con la mentalidad del hombre de negocios que intenta hacer rentables las inversiones de su país en el exterior, aunque imbuida de un proteccionismo aislacionista que riega todo su discurso, el impago por parte de los socios sigue siendo «casus belli». Así lo reivindicó también ante la OTAN, donde afeó que sólo cinco países cumplan con su aportación, y también ante Naciones Unidas, para la que exige una mayor eficiencia. Pérdida para la ONU El comunicado remitido por el Departamento de Estado precisa que la salida de Estados Unidos de la Unesco se hará efectiva el 31 de diciembre de 2018. Aunque la cancillería estadounidense asegura que su país pretende continuar como «estado observador, aportando puntos de vista, perspectivas y experiencia a la protección del herencia mundial, defendiendo la libertad de prensa y promoviendo la colaboración científica y la educación». Un mensaje para el que hace un requerimiento expreso a su directora general, Irina Bokova. La máxima responsable de la organización aseguró minutos después «lamentar la decisión de Estados Unidos» y recordó las «afinidades entre la misión de la Unesco y los valores fundamentales del pueblo estadounidense. Tras recordar los numerosos proyectos todavía en común, calificó la salida del país como una «pérdida para la familia de la ONU».
1
...