Infortelecom

Noticias de ayuda humanitaria

16-10-2018 | Fuente: abc.es
La UE explora un «diálogo» con Maduro por presión de España
El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, defendió ayer que la UE lleve a cabo un «intento de facilitación» del diálogo entre los distintos actores políticos en Venezuela. La propuesta venía siendo estudiada desde el principio de la presidencia austriaca con el apoyo de la alta representante, Federica Mogherini, y ha acabado en el orden del día de la reunión de ministros de Exteriores gracias a la disposición de España, que no ha querido defender la idea de que la única solución pasa por la salida del dictador Nicolás Maduro del poder. Tal como lo presentó Borrell a su llegada, no se trata de una mediación ni se plantea levantar las sanciones contra el régimen chavista. Tampoco es que el ministro español tenga noticias de que exista el riesgo de que se desencadene una salida violenta o que una intervención militar sea inminente. También insistió en que «no se trata de un cambio de política, sino de modularla para ver cómo la UE puede hacer algo más que aportar ayuda humanitaria». Simplemente cree que, ante la crisis que están viviendo los venezolanos, «no podemos hacer milagros, pero tampoco podemos quedarnos indiferentes», según dijo al término del almuerzo en el que se abordó la cuestión. Los países más interesados en la situación de Venezuela, además de España, son Italia y Portugal, por el gran número de nacionales que viven allí. También Suecia ha mostrado gran interés en «ver si la Unión Europea puede jugar un papel útil junto con otros e intentar impedir que la situación vaya de mal en peor o de peor a peor», como dijo Mogherini al término de la reunión. La alta representante para la Política Exterior justificó esta orientación diciendo que en la UE «estamos preocupados de que en ausencia de un proceso político las tensiones sólo empeorarán la situación de los venezolanos, entre ellos muchos cientos de miles de ciudadanos europeos» y no quiere «sentarse a esperar que esto ocurra». Otros ministros han sido más escépticos respecto a los posibles efectos de esta política, que en el fondo volvería a darle un respiro a Maduro, que es directamente responsable de toda la catastrófica situación que vive el país. Por ello, debido a la incertidumbre y la volatilidad de la realidad sobre el terreno, por ahora la idea no pasa de las buenas intenciones. Mogherini dijo que está descartado que se vayan a relajar las sanciones, que ya se han establecido contra personalidades del régimen que son «responsables de violaciones de Derechos Humanos, y esta política no se va a relajar de ninguna manera». Es decir, que por ahora se trata de «explorar la posibilidad de establecer un grupo de contacto para ver si se dan las condiciones para facilitar no una mediación, para la que claramente no hay condiciones, sino la facilitación de un proceso político» entre venezolanos, como lo definió la propia Mogherini. Como era de esperar, ese intento de reactivar la legitimidad de Maduro a través de una negociación que ha impulsado el actual gobnierno español ha recibido duras críticas de sectores de la oposición. La fundadora de Vente Venezuela, María Corina Machado, advierte de que quienes avalen «esta burda maniobra para darle tiempo y oxígeno a Maduro y a su régimen criminal no son oposición». El alcalde metropolitano de Caracas en el exilio, Antonio Ledezma, planteaba en Twitter: «¿Diálogo, otra vez? ¿En serio? Esa maniobra de Maduro es reprochable e inaceptable». A su juicio, repetir el esquema del fracasado diálogo en la República Dominicana es «una afrenta a los muertos, torturados, presos y perseguidos dentro y fuera de Venezuela», y pide una «intervención humanitaria ya». «Nos tratan de tontos» El político de Voluntad Popular Lester Toledo, también exiliado, indicó que «no se trata solo de no modificar las sanciones existentes que tanto trabajo costó que salieran», sino de «aumentar la cantidad de sanciones a funcionarios, el bloqueo a la dictadura y la presión para lograr una salida». Así mismo, la eurodiputada española Beatriz Becerra dijo que «no es aceptable que nos traten como tontos» y pidió tanto a Borrell como a Mogherini que «no lancen globos». A su juicio, la «solución política» que dicen buscar «bajo los restos de una Venezuela devastada ya está descrita en las resoluciones» del Parlamento Europeo, de las que el dirigente bolivariano «no ha cumplido ni una».
15-10-2018 | Fuente: abc.es
Borrell dice que no «abandonarán» las sanciones a Venezuela, pero que «facilitarán» el diálogo
El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha asegurado este lunes que la UE «no abandonará» las sanciones en Venezuela, sino que intentará asociarlas con un «intento de facilitación» del diálogo entre los distintos actores políticos del país americano. Así se pronunció el jefe de la diplomacia española en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de Exteriores de la UE que se celebró hoy en Luxemburgo, en la que explicó que durante este encuentro se llevó a cabo una discusión sobre la crisis que se vive en Venezuela, con el objetivo de que los Estados miembros analicen la posibilidad de fomentar un diálogo entre la oposición y las autoridades venezolanas y fijar una postura sobre la crisis migratoria que vive la región como consecuencia de la situación que del país caribeño. Borrell dejó claro que «no se trata de cambiar la política (respecto de Venezuela) y abandonar las sanciones», sino de intentar, «no una mediación», sino una «facilitación» del diálogo, ya que todos los venezolanos están de acuerdo en que se tiene que alcanzar una «solución pactada democráticamente». Esto le sirvió para rechazar «cualquier intervención militar» o el «uso de la fuerza en cualquier modalidad». Explicó que tanto él como sus colegas de Portugal e Italia, por ser los países con una población con mayor número de personas con doble nacionalidad, expresaron los puntos de vista que mantienen sobre la crisis venezolana. Asimismo, observó la necesidad de «restablecer la situación», porque la «tensión social no puede aumentar más», y reiteró la importancia de que la UE intente «facilitar» un diálogo entre los distintos actores políticos en Venezuela. «No se trata de un cambio de política, sino de modularla para ver cómo la UE puede hacer algo más que aportar ayuda humanitaria. No podemos hacer milagros, pero no podemos quedarnos indiferentes», remachó.
03-10-2018 | Fuente: abc.es
La Corte de la Haya ordena a EE.UU. suspender las sanciones de bienes básicos contra Irán
La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha instado este miércoles a Estados Unidos a poner fin a las sanciones contra Irán por motivos humanitarios, un revés para Washington, que ha recusado la competencia del Tribunal en este asunto. La CIJ ha concedido así una primera victoria a Irán, que en julio denunció a Estados Unidos alegando que la reactivación de las sanciones viola el Tratado de Amistad de 1955. «Busca dañar lo más severamente posible la economía de Irán (..) y, por tanto, inevitablemente a los ciudadanos iraníes», dijo el abogado iraní Mohsen Mohebi. Teherán alega que dicho acuerdo bilateral consagra el libre comercio entre ambos países y, por tanto, cualquier restricción al mismo, como las medidas punitivas dictadas por Washington, supone una violación. Sin embargo, Estados Unidos aduce una excepción recogida en el propio tratado que le permite adoptar precauciones en relación a ciertos bienes --material radiactivo-- y para proteger sus «intereses esenciales de seguridad". Los magistrados de La Haya han concedido a Estados Unidos dicha excepción, pero matizando que en ningún caso puede afectar a los derechos que el Tratado de Amistad concede a Irán en los casos en los que haya «un riesgo real e inminente de que se produzca un daño irreparable». La CIJ considera «daño irreparable» todo aquel que se produzca en la salud y la vida de las personas y, en consecuencia, ha ordenado proteger todos los bienes y servicios relacionados con la ayuda humanitaria y la seguridad de la aviación civil. «Estados Unidos (..) debe retirar, a través de los medios que elija, cualquier impedimento que surja de las medidas anunciadas el 8 de mayo a la libre exportación a Irán de medicamentos y equipos médicos, comida y productos agrarios, y equipos y servicios asociados que sean necesarios para la seguridad de la aviación civil», reza el fallo. También ha instado a las partes a «abstenerse de realizar cualquier acción que pueda agravar o extender la disputa ante la CIJ o hacer más difícil su resolución». «Esta decisión demuestra una vez más que la República Islámica está en lo cierto y que las sanciones de Estados Unidos contra el pueblo y los ciudadanos de nuestro país son ilegales y crueles», ha celebrado el Ministerio de Exteriores de Irán en un comunicado publicado por la agencia de noticias Tasnim y la prensa oficial.
27-09-2018 | Fuente: abc.es
Tres cuartas partes de la población de Yemen necesitan asistencia humanitaria o protección debido a la guerra
Tres años y seis meses de guerra, y una situación calificada por Naciones Unidas como «la peor crisis humanitaria del mundo». Este es el estado en el que se encuentra Yemen. Su población es de 29.141.245 habitantes, de los cuales «más de 22 millones necesitan asistencia humanitaria o protección», denunció en mayo Mark Lowcock, subsecretario general de asuntos humanitarios y coordinador de emergencia de Naciones Unidas. Este país de la Península Arábiga tiene el porcentaje más alto de personas que padecen una dieta alimentaria insuficiente o prevalencia de subalimentación, así queda reflejado en el mapa elaborado con los datos del informe que presentó este mes la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En él se indica que el 34,4% de la población yemení sufrió entre 2015 y 2017 «carencia crónica de alimentos», siendo nueve millones y medio de personas las afectadas por una subalimentación agravada por la guerra, la climatología y las dificultades para la entrada de ayuda humanitaria. Sobre esto último avisó la organización no gubernamental, Save The Children: «El 64,5% de la población no sabe de dónde vendrá su próxima comida», Yemen está ante una «hambruna devastadora» que pondría «en riesgo» a más de 5,2 millones de menores, un millón más de niños corren este peligro por los ataques sobre Al Hudeida, informó la organización. Asedio sobre Al Hudeida La ciudad de Al Hudeida es vital para la población, ya que cuenta con uno de los puertos clave para la entrada de ayuda humanitaria. Sin embargo, al comenzar en junio una ofensiva de la Coalición Árabe sobre la ciudad, Naciones Unidas advirtió de la posibilidad de que se produjera una hambruna. Según la ONU, a través de los puertos de Al Hudeida y Saleef, entra «el 70% de toda la asistencia humanitaria y casi todas las reservas comerciales de alimentos para el norte de Yemen». Pero ambos enclaves están controlados por los hutíes, milicia tribal enfrentada a las fuerzas progubernamentales que respalda la Coalición: «Lo que está ocurriendo en Yemen no es nuevo, el bloqueo como arma de guerra, al final lo que están buscando los saudíes y sus aliados es que se produzca una especie de levantamiento interno contra los propios hutíes y para ello lo que hacen es presionar así a la población local », explica Mikel Ayestaran, corresponsal de ABC en Jerusalén. Después de una convocatoria de paz fallida y una tregua de 11 semanas, el pasado 17 de septiembre las tropas leales al presidente Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, volvieron a lanzar una operación militar sobre la ciudad portuaria de Al Hudeida, lo que hizo saltar las alarmas: «Cientos de miles de vidas penden de un hilo en la ciudad. La situación se ha deteriorado dramáticamente en los últimos días», dijo la coordinadora humanitaria de la ONU en Yemen, Lise Grande, «las familias están absolutamente aterrorizadas por los bombardeos y los ataques aéreos». Miembros de la coalición liderada por los saudíes en Yemen, se reúnen a las afueras de la ciudad de Al Hudeida - Najeeb Almahboobi (EFE) Las ofensivas sobre esta ciudad llevadas a cabo por la Coalición que lidera Arabia Saudí, «han golpeado casas, granjas, ganado, negocios, caminos, instalaciones de agua y un molino de harina», informó Naciones Unidas, que se muestra «especialmente preocupada» por la fábrica de Red Sea que conserva alimentos y agua «suficientes» para abastecer a «3,5 millones de personas durante un mes. Si las fábricas son dañadas el costo humano será incalculable». Pero la población yemení ya se enfrenta a la imposibilidad de acceder a productos de primera necesidad debido a la pérdida del poder adquisitivo dentro de un país económicamente destrozado. «Aunque hay suministros de comida en el mercado por ahora, las familias son incapaces de pagar incluso las cosas más básicas, como pan, leche o huevos», dice Save the Children en un comunicado. Desde que comenzó la guerra en 2015 los precios de los alimentos básicos, el gas y la gasolina han aumentado un 68%. Un incremento que fue acompañado, en el mismo periodo, de la depreciación del 180% del rial yemení. Epidemias e «incapacidad» de la ONU A la guerra que asola el país hay que sumar la extrema climatología que «amenaza con menoscabar y revertir los avances realizados en la erradicación del hambre y la malnutrición», apunta el informe de la FAO. Las temporadas de lluvias y los periodos secos del Yemen afectan a la producción de alimentos y hacen peligrar la vida de millones de personas. En los dos últimos meses de este año todas las gobernaciones de la república, excepto Abyan y Al Mahrah , se encuentran en crisis alimentaria , situación caracterizada por «altos niveles de desnutrición» donde «apenas se pueden satisfacer necesidades alimentarias mínimas», según explica la ONU en su Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases. Las previsiones son poco alentadoras. La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional estima que ocho de las 21 gobernaciones entren en la fase de emergencia a partir de octubre de 2018, con unos «niveles muy elevados de desnutrición aguda y mortalidad excesiva». Evolución de la severidad de la seguridad alimentaria, de agosto de 2018 a enero de 2019 - Belén García-Pozuelo Las lluvias hacen que «los brotes de enfermedades transmitidas por el agua sean más probables» y la rápida propagación de afecciones, como el cólera, se ven favorecidas por la carencia de agua potable, un bien que depende de infraestructuras y sistemas de saneamiento que en Yemen están «destrozados» por la guerra. Este año la ola de cólera que comenzó en abril dejó 2.119 muertes y 745.205 «casos sospechosos», según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, miles de yemeníes afectados no pueden recibir la ayuda necesaria para combatir la enfermedad. Antes de que comenzara la ofensiva sobre Al Hudeida, hubo sucesivos bloqueos sobre la ciudad y la prohibición de suministros para afrontar al calificado por UNICEF como «el peor brote de cólera del mundo», estaba vigente. «Los suministros humanitarios clave, incluyendo los a rtículos necesarios para abordar el brote de cólera, permanecen en la lista prohibida de importaciones», denunció en mayo el director general para Oriente Medio de Naciones Unidas, Geert Cappelaere. El pasado año la ONU documentó en Al Hudeida 44 «incidentes de denegación de acceso humanitario» de una forma «que contradice los principios humanitarios», en palabras del coordinador de emergencia de la ONU, Mark Lowcock. Un niño yemení está rodeado de residuos y desechos, entorno de alto riesgo para el cólera - Yahya Arhab (EFE) El derecho internacional humanitario está regulado por Naciones Unidas mediante diferentes Resoluciones en las que se pide la garantía del suministro de asistencia, incluida la médica, pero «a nivel práctico se necesita que alguien sea capaz de implementar este tipo de decisiones porque la ONU no puede, no tiene capacidad», explica Mikel Ayestaran. Mediante el Mecanismo de Verificación e Inspección de las Naciones Unidas para Yemen (UNVIM), l a ONU inspecciona los artículos comerciales y la ayuda humanitaria que llegan a las ciudades portuarias de Al Hudeida y Saleef para evitar la entrada de armas. También informa a la Coalición liderada por los saudíes sobre las «ubicaciones [?] y movimientos humanitarios con el objetivo de garantizar las actividades humanitarias», pero a pesar de las resoluciones, controles y comunicaciones, se producen bloqueos totales o parciales que impiden y peligran la entrada de ayuda humanitaria. ¿Cuál es el motivo? «Naciones Unidas no tiene fuerza ni en Yemen, ni en Palestina ni en Siria [?] en el mundo ideal debería ser capaz de implementar sus resoluciones, en el mundo real lamentablemente no porque no hay voluntad política», responde Mikel Ayestaran. «No son un objetivo» Los niños y civiles, sus infraestructuras y hospitales «no son un objetivo». Este es el llamamiento de organizaciones médicas y humanitarias que trabajan en el terreno, como Médicos Sin Fronteras o Cruz Roja y Media Luna Roja. «Hoy en día la totalidad de los niños en Yemen se enfrentan a graves necesidades humanitarias» y 66.000 mueren anualmente por «enfermedades prevenibles», señalan desde Naciones Unidas. Ante estas tragedias los pequeños son los más vulnerables. Cuando empezó la guerra en 2015 la desnutrición aguda grave afectaba a 200.000 menores, desde entonces los casos se han «duplicado», apuntan los líderes humanitarios. La subalimentación hace que los pequeños yemeníes sufran retraso en el crecimiento y emaciación, un adelgazamiento patológico que provoca una disminución excesiva del peso corporal respecto a la estatura. Yemen es el país de Asia Occidental con el mayor número de niños afectados por ambos problemas. El 46,5% de los menores de cinco años padecen retraso en el crecimiento, el 16,3% emaciación, según datos de 2017 del último informe de la FAO. Asimismo, desde que empezó la contienda hasta agosto de 2018, más de 2.400 niños murieron y 3.600 quedaron mutilados o fueron heridos, reflejan los datos de UNICEF. El paisaje ha cambiado. Lo que antes eran colegios ahora se utilizan con fines militares o son centros de acogida de personas desplazadas. Otros han quedado reducidos a escombros. Naciones Unidas pudo verificar que 2.500 escuelas «ya no sirven como centros educativos» y, «en comparación con hace tres años, medio millón más de niños no pueden ir a la escuela [?] dejándolos más expuestos a riesgos de reclutamiento por grupos armados y otras violaciones de sus derechos». Detrás de parte de las muertes y del drama de los reclutamientos se esconden falsas promesas. Menores engañados, atraídos por unas palabras que prometen mejoras económicas o del estatus social. 2.318 niños fueron reclutados, todos ellos varones, entre el 26 de marzo y el 31 de diciembre de 2017, según constató la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH). Un número que podría ser «mucho más elevado» porque «la mayoría de familias no quieren hablar del reclutamiento de sus hijos por miedo a las represalias», advirtió Ravina Shamdasani, portavoz de la OACDH. «Cuando las bombas caen sobre las calles de la ciudad cuando la electricidad, el agua, los sistemas de salud son destruidos cuando las importaciones son bloqueadas, un país es puesto de rodillas», escribe Peter Maurer, presidente del Comité Internacional de Cruz Roja: «Esto es Yemen hoy».
19-09-2018 | Fuente: abc.es
Más de cinco millones de niños sufren riesgo de hambruna en Yemen por culpa de la guerra
Un millón de niños más podrían sufrir hambruna en Yemen tras una subida del precio de los alimentos provocada por la ofensiva de las fuerzas gubernamentales en el puerto de Hodeida, la tercera ciudad del país, como ha advertido este miércoles la ONG Save the Children. En total, 5,2 millones de niños sufren riesgo de hambruna en Yemen, un país arrasado por la guerra que enfrenta a las fuerzas progubernamentales con los rebeldes hutíes. «Cualquier perturbación en el abastacimiento de comida y de carburante que pase por Hodeida podría provocar una hambruna sin precedentes», ha denunciado la ONG británica en un informe. Hodeida, en el mar Rojo, es el principal punto de entrada de las importaciones y de la ayuda humanitaria internacional en Yemen, donde tres personas de cada cuatro necesitan ayuda, sobre todo alimenticia, según la ONU. Bebés débiles «hasta para llorar» Pero la nueva ofensiva de las fuerzas progubernamentales yemeníes, apoyadas por los Emiratos y Arabia Saudí, sobre este puerto estratégico para vencer a los hutíes, apoyados por Irán, hace temer otro drama humanitario en el país, con 27 millones de habitantes. Cualquier perturbación en el abastecimiento de este puerto estratégico «podría poner en peligro inmediato la vida de cientos de miles de niños», ha advertido Save the Children. «Miles de niños ignoran cuándo será su próxima comida», ha lamentado Helle Thorning-Schmidt, directora general de la ONG. «En un hispital que he vistado en el norte de Yemen, los bebés estaban débiles hasta para llorar, y su cuerpo estaba agotado por el hambre»
09-09-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un juega al deshielo nuclear para sobrevivir
Con un gran desfile, Corea del Norte celebra este domingo sus 70 años de vida. Siete décadas de régimen estalinista marcadas por un denominador común: la supervivencia. Tras la derrota en la II Guerra Mundial de Japón, que ocupaba la Península Coreana desde 1910, el país quedó dividido por el Paralelo 38 entre el Sur capitalista y el Norte comunista. Frente a otros candidatos con más nombre, la Unión Soviética aupó al poder al guerrillero Kim Il-sung, abuelo del actual dictador, quien fundó la República Popular Democrática de Corea el 9 de septiembre de 1948. Primer escenario de la guerra Intentando la reunificación por la fuerza, Kim Il-sung invadió el Sur en 1950 y empezó el primer conflicto de la Guerra Fría. Tres años y cinco millones de muertos después, la contienda acabó donde había comenzado: en el Paralelo 38 separando al Norte comunista del Sur capitalista. Desde entonces, Kim Il-sung estableció uno de los regímenes más férreos y personalistas del mundo y, con astucia, se aprovechó de la creciente rivalidad entre la URSS y China para conseguir ayuda de ambas y mantener su régimen. Hasta que el Sur despegó con su industrialización en los años 60 y 70, el Norte era más rico. Aunque el régimen sobrevivió al colapso del bloque comunista tras la caída del Muro de Berlín, el fallecimiento del «Presidente Eterno» Kim Il-sung en 1994 coincidió con la implosión de su autárquica economía y la «Gran Hambruna», que se cobró entre 800.000 y dos millones de vidas. Instaurando la primera dinastía comunista, le sucedió su hijo, el «Querido Líder» Kim Jong-il, quien impulsó el programa nuclear que su padre había vislumbrado para no perder el poder y disuadir a su archienemigo, EE.UU., de un cambio de régimen. Haciendo gala de esta «diplomacia atómica», Pyongyang detonó su primera bomba nuclear en octubre de 2006. Amenaza nuclear Hasta septiembre del año pasado, ha efectuado cinco ensayos atómicos más, cuatro de ellos ordenados por Kim Jong-un, quien sucedió a su padre tras su muerte en diciembre de 2011. Aprovechándose de una cierta mejora gracias a una incipiente economía de mercado por el comercio con China, el joven dictador ha perfeccionado su programa nuclear y de misiles, en teoría capaces de golpear suelo estadounidense. Con su posición reforzada, pero también asfixiado por las sanciones internacionales, Kim Jong-un ha reabierto el diálogo e iniciado el deshielo con Washington. Así se vio en la histórica cumbre de junio en Singapur con su presidente, Donald Trump. Al igual que hizo antes con su carrera armamentística, el dictador usa su desarme nuclear para negociar y blindarse en el poder, ya que se calcula que podría producir entre 30 y 60 bombas atómicas. «Como dudo que las entregue a EE.UU., debería desmantelarlas en un proceso que la comunidad internacional pueda verificar, lo que parece difícil», razona escéptico para ABC David Wright, codirector del Programa de Seguridad Global de la Unión de Científicos Concienciados. Un desmantelamiento caro Según informa el periódico «Korea Herald», dicho proceso podría durar diez años o más, a tenor de un informe de la Universidad de Stanford. Su coste: 20.000 millones de dólares (17.000 millones de euros), calcula otro estudio de la Universidad de Kookmin. De ellos, habría que destinar directamente 5.000 millones de dólares (4.300 millones de euros) para desensamblar las cabezas nucleares y desmantelar sus centros de producción, donde trabajan 3.000 personas. Tomando como guía la reunificación alemana, otro estudio de la consultora londinense Eurizon SLJ Capital estima que alcanzar la paz en Corea costaría dos billones de dólares (1,7 billones de euros), informa Bloomberg. La pregunta es quién lo pagaría. Con diez de los 25 millones de norcoreanos necesitando ayuda humanitaria, un 20 por ciento de los niños desnutridos y entre 80.000 y 120.000 presos en campos de trabajos forzados según la ONU, Kim Jong-un no podrá hacerlo. Por eso juega al deshielo y negocia su desarme nuclear: para sobrevivir.
07-09-2018 | Fuente: abc.es
El candidato alemán a presidir la Comisión Europea pide una postura «cristiana» en materia de refugiados
El candidato a la presidencia de la Comisión Europea, el actual presidente del grupo parlamentario del Partido Popular Europeo Manfred Weber, publica hoy un artículo en el periódico alemán Süddeutsche Zeitung en el que presenta su programa en materia de inmigración y en e que defiende que «Europa no puede aislarse». Miembro del partido conservador bávaro socio de la CDU de Merkel, Unión Socialcristiana (CSU), expone una postura menos hostil con los refugiados que la actual directiva de esta formación política. Weber propone un nuevo programa europeo de asentamientos de refugiados y pide a los países socios que se avengan a llegar a los primeros acuerdos antes de fin de año. «Como continente comprometido con los valores cristianos, debemos apoyar a las personas que necesitan nuestra ayuda», defiende, en una postura más próxima a la canciller Merkel que a la de su propio partido político y como base de un «un programa integral de reasentamiento» que permita a la UE «acoger a refugiados y brindarles protección si, por ejemplo, tienen que huir de una guerra civil». «Creo firmemente que los europeos están dispuestos a ayudar a estas personas», asegura Weber, reclamando una diferenciación legal más clara entre el estatus de refugiado y asilo por una parte y la realidad de la inmigración ilegal por otra. «Forma parte de nuestros valores el compromiso con quienes huyen de la violencia, pero nuestros ciudadanos deben saber que realmente son refugiados necesitados, no inmigrantes ilegales», reclama. «Hablamos de este problema desde hace tres años, y creo que ya es suficiente», lamenta Weber, «debe haber una solución para fin de año» y en eso incluye, en particular, la protección de las fronteras exteriores de la UE: «Los ciudadanos quieren saber quién viene a Europa y con razón demandan que luchemos contra la inmigración ilegal». «Europa no puede seguir viviendo en prosperidad a medida que África se hunde en el caos. Necesitamos una nueva política comercial con este continente»Manfred Weber, Weber también aboga por una nueva relación comercial con África. «Europa no puede seguir viviendo en prosperidad a medida que África se hunde en el caos, necesitamos más dinero para la ayuda humanitaria, pero sobre todo se trata de una nueva política comercial con África», dice, advirtiendo que la UE debe ofrecer a los países africanos libre acceso a los acuerdos de libre comercio: «Esta es la única forma de invertir, y esa es la única forma en que las personas pueden aprender a sostenerse por sí mismas y, si lo hacen, no irán a Europa». Weber marca así su posición en el más importante de los asuntos que Bruselas tiene sobre la mesa. Como jefe del grupo parlamentario del Partido Popular Europeo, ha mostrado anteriormente habilidad en el establecimiento y gestión de los debates y un perfil, por cierto, bastante más duro que el de Jean Claud Juncker. Su candidatura a presidir la Comisión Europea llega en un momento muy oportuno para su partido, la Unión Socialcristiana de Baviera, que en octubre se enfrenta a elecciones regionales y podrá exhibir por primera vez a un bávaro aspirando al más alto cargo de la Unión. Weber es sin duda un europeísta convencido, lleva en su ADN político la tríada de Franz Josef Strauss: «Baviera es nuestro hogar, Alemania es nuestra patria, Europa es nuestro futuro». Pero es partidario de la Europa de las naciones que choca a menudo con las reformas que intenta liderar el francés Manuel Macron, quien por cierto se ha reunido con Weber en su despacho y a solas para tratar esas reformas. La canciller Merkel, cuya idea acerca de cómo gestionar la inmigración en Europa es muy similar a la que presenta Weber en este artículo, ya ha expresado su apoyo de partida a esta candidatura. Merkel aprecia la naturaleza tranquila y servicial de Weber, aunque ha tardado dos días más de lo prometido en expresar públicamente su apoyo, lo que sugiere que desea intercambiar algunas cartas, no solo con sus interlocutores en Bruselas, sino también con la CSU bávara, que a principios de verano mantuvo un pulso con la Cancillería que estuvo a punto de hacer saltar por los aires el gobierno de la gran coalición. «Europa necesita un nuevo comienzo y más de democracia», dijo Weber en Twitter al anunciarse como candidato, sin precisar qué grado de democracia quiere añadir al espacio europeo y en un tono un tanto beligerante. «Hoy en día se trata de la autodefensa de los intereses de Europa y de la defensa de nuestros valores, porque nos atacan desde fuera y desde dentro», ha escrito en la red social, «por ello, la UE necesita avanzar hacia una Europa mejor, más unida y más democrática». Uno de los episodios en los que mejor se ha retratado políticamente fue cuando, en 2013, Weber rechazó un informe crítico con la erosión de los derechos democráticos en Hungría asegurando que era un ataque político de la izquierda y justificando así a Vikton Orbán, con disgusto para la mitad de su grupo parlamentario europeo, que por cierto debe nominarlo en 8 de noviembre en Helsinki. Precisamente la próxima semana se verá ante el mismo espejo, cuando el Parlamento Europeo se pronuncie sobre la posibilidad de expedientar a Hungría por violación de derechos fundamentales. Su formación de ingeniero técnico le ha proporcionado un grado notable de pragmatismo y su fe católica es la que le sigue llevando a la iglesia cada domingo y «siempre que puedo una semana al año en un monasterio, para obtener aliento y nuevo impulso». De niño tocaba la trompeta en el conjunto de viento de la parroquia y durante dos décadas la guitarra en una banda que actuaba en los bailes locales. Quienes trabajan con él destacan que «es muy competente» y «tiene una gran paciencia». En su propio partido es considerado un liberal, moderado y «anti Söder», en referencia al actual hombre fuerte. Ha acusado a Putin de llevar a cabo «una guerra moderna contra occidente, contra nuestros valores y nuestro estilo de vida». Y a las bravatas de Trump ha contestado: «Estamos a favor de la libertad de comercio, si Trump levanta nuevos muros, Europa construirá nuevos puentes».
05-09-2018 | Fuente: elpais.com
Las potencias de América Latina urgen a Maduro aceptar ayuda humanitaria
Los países reiteraron su preocupación por el grave deterioro de la situación interna que provoca la migración masiva de venezolanos
05-09-2018 | Fuente: elpais.com
Las potencias de América Latina urgen a Maduro a aceptar ayuda humanitaria
Los países reiteraron su preocupación por el grave deterioro de la situación interna que provoca la migración masiva de venezolanos
25-08-2018 | Fuente: elpais.com
EE UU redobla la presión sobre los palestinos con otro recorte económico
EE UU reduce en más de 170 millones los programas de ayuda humanitaria en Gaza y Cisjordania
1
...