Infortelecom

Noticias de auditoria

12-02-2021 | Fuente: abc.es
Lasso y Pérez se reúnen para acordar la reapertura de urnas en Ecuador
Flanqueados por los vocales del Consejo Nacional Electoral (CNE) y los observadores internacionales, los candidatos Guillermo Lasso y Yaku Pérez se reunieron hoy para encontrar una salida a la demanda del candidato indigenista de contar los votos, ya no solo en las siete provincias que había anunciado, sino en las 24 del país. Lasso, quien desde el jueves ha superado en la votación a Pérez, por lo que pasaría a segunda vuelta junto al candidato de Correa, dice estar de acuerdo con contar los votos, pero «en el marco de la ley». El Código de la Democracia establece un nuevo escrutinio solo en casos excepcionales y con evidencias. En un hecho sin precedentes, en las afueras del CNE, las banderas de Pachakutik, brazo político de la Confederación de Movimientos Indígenas (Conaie) y las de CREO y su aliado el Partido Social Cristiano (PSC) estuvieron juntas, sin incidentes. Adentro, el candidato centroderechista dijo que Yaku Pérez y Guillermo Lasso están mucho más cercanos que lo que se pueden imaginar los analistas y pensadores políticos. Habló de intereses comunes por el bien país, aunque con sus diferentes visiones, pero al cierre de esta edición se produjo un inesperado debate en que los dos aludieron a su trayectoria política El candidato Yaku Pérez ha activado en las últimas horas todos los mecanismos legales para que se propicie la apertura de las urnas. La Ecuarunari y la Conaice presentaron ante la Fiscalía General del Estado una denuncia penal contra los consejeros del CNE, por un supuesto fraude electoral; a la Contraloría una auditoría técnica a las actas que tendrían irregularidades, así como al sistema informático del CNE.
11-02-2021 | Fuente: abc.es
Lasso adelanta a Pérez en el recuento de votos en Ecuador
Con centésimas de diferencia (19,63% y 19,62%), que representan 997 votos, Guillermo Lasso adelantó a Yaku Pérez en el escrutinio que lleva adelante el Consejo Nacional Electoral (CNE). Pero el recuento y la revisión de las actas «con novedades» proseguirán. Casi al mismo tiempo que se sabía que el candidato de la alianza centroderechista CREO-Partido Social Cristiano sería quien pase a la segunda vuelta, el candidato del movimiento indígena Pachakutik anunció que presentarán una denuncia por fraude en contra del CNE, y pedirán volver a contar los votos en seis provincias. Desde Guayaquil, Yaku Pérez dijo también que solicitarán a la Contraloría una auditoría forense de las actas en Guayas, El Oro, Pichincha, Los Ríos y Esmeraldas. Mientras tanto, en Quito, la sede principal del Consejo Nacional Electoral, así como en varias ciudades del país hubo movilizaciones de miembros de diferentes organizaciones indígenas y campesinas, pero Pérez pidió mantener la calma y agotar todos los caminos legales. De confirmarse estas nuevas cifras, Lasso se enfrentará a Andrés Arauz, el candidato de Unión por la Esperanza (UNES), el delfín de Correa que obtuvo 32,45%. El cuarto más votado en las elecciones, el candidato de Izquierda Democrática (ID), Xavier Hervas, convocó a Lasso y Pérez a un pacto por Ecuador y «no dejar sendero abierto para que regrese el correísmo».
03-02-2021 | Fuente: elmundo.es
La ex jefa de auditoría de Podemos denuncia al juez que Pablo Iglesias e Irene Montero usaron de niñera a un cargo público
Según Mónica Carmona, la titular de Igualdad recurrió a una asesora del Ministerio, Teresa Arévalo, "para cuidar a su hija cuando la llevaba con ella al trabajo o a actos electorales" 
04-01-2021 | Fuente: abc.es
Último cara a cara de Biden y Trump en Georgia por el Senado
Donald Trump y Joe Biden vuelven a medir sus fuerzas por última vez en este ciclo electoral en las elecciones que tienen lugar este martes en el estado de Georgia, una segunda vuelta que decidirá no sólo dos escaños en el Senado, sino el control del Capitolio. Los dos políticos visitaron Georgia el lunes en un esfuerzo de última hora por movilizar a sus bases en un estado que, además, se ha convertido en el epicentro de las denuncias de fraude del presidente, que libra una batalla incluso contra su propio partido con la finalidad de impugnar el resultado de las presidenciales. De momento, los demócratas son mayoría en la Cámara de Representantes, o Baja, y el domingo eligieron como presidenta de esta a Nancy Pelosi . Si nada lo impide, el miércoles el mismo Capitolio aclamará al también demócrata Biden como presidente número 46 de la nación. Queda en el aire el control del Senado, que se renovó en un tercio en las mismas elecciones del pasado mes de noviembre. Tan ajustados fueron los resultados que la mayoría en esa Cámara queda pendiente de esos dos escaños por Georgia, que van a segunda vuelta porque ninguno de los cuatro candidatos en liza obtuvo el 50%. Trump visitaba este lunes Georgia después de que se filtrara a la prensa estadounidense una incendiaria llamada de una hora que mantuvo el sábado con un alto funcionario de ese estado, el republicano Brad Raffensperger, a quien instó a que le «busque votos» para anular la victoria de Biden. El demócrata ganó Georgia por algo más de 11.000 votos, y Trump lleva desde la jornada electoral denunciando fraude en el recuento. Raffensperger es el secretario de Estado de Georgia, y de él depende la certificación de los resultados, que se produjo en diciembre. Todas las certificaciones se leerán en el Capitolio el miércoles, y Biden será proclamado ganador oficial. Los demócratas, incendiados por esa llamada, han circulado ya todo tipo de propuestas: volver a recusar al presidente en un juicio político por «impeachment», aprobar una censura en la Cámara de Representantes, pedir al gabinete de ministros que lo inhabilite.. Sin embargo, ninguna de esas opciones prosperará, ya que a Donald Trump le quedan apenas dos semanas en el cargo y los demócratas ya están centrados en sus prioridades en el próximo mandato. Hay abierta además una guerra interna entre los sectores más centristas del partido y la nueva izquierda que encabezan jóvenes diputados como la neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez. A los senadores republicanos que se juegan el puesto, Kelly Loeffler y David Perdue, no les beneficia excesivamente que el presidente denuncie que las elecciones en Georgia son fraudulentas e ilegales, porque esto acarrea el riesgo de desmovilizar a los votantes republicanos. Los demócratas, además, han movilizado cientos de millones para repetir la victoria en las presidenciales de noviembre y convertir en ganadores a sus dos candidatos, Rafael Warnock y Jon Ossoff. Si los dos ganan, cada partido tendrá 50 escaños en el Senado, y la vicepresidenta, Kamala Harris, tendrá la potestad del voto de desempate. La polémica llamada Los focos en estas elecciones al Senado están puestos, sin embargo, sobre Trump y sus batallas por salvar su presidencia y asegurarse un segundo mandato. En la llamada que le hizo al secretario de Estado de Georgia decía, a modo de amenaza velada: «La gente en Georgia está enfadada, la gente de este país está enfadada». Paralelamente, el presidente ha logrado que 140 diputados de 435 y doce senadores de cien se nieguen a certificar los resultados y apoyen una comisión de investigación de las presidenciales, con una auditoría de diez días de duración. Ese intento tampoco tiene opciones de prosperar. Algunos asesores del presidente, incluido el general retirado Michael Flynn, han circulado la idea de que las fuerzas armadas intervengan y pospongan el traspaso de poderes. Para tratar de despejar las sombras de una insurrección, todos los exsecretarios de Defensa vivos firmaron este lunes un manifiesto en el diario «The Washington Post» afirmando que los resultados de las elecciones son válidos y que el Ejército no tiene nada que hacer ante la toma de posesión de Biden.
04-01-2021 | Fuente: abc.es
Diez exsecretarios de Defensa de EE.UU. piden a través de una carta no cuestionar los resultados electorales
En una carta firmada por los diez exsecretarios de Defensa estadounidenses que siguen vivos, los exaltos cargos han asegurado en una acción sin precedentes que «ha pasado el tiempo de cuestionar los resultados» de las pasadas elecciones presidenciales y han pedido al Departamento de Defensa y las Fuerzas Armadas «abstenerse de cualquier acción política». La misiva está firmada por Dick Cheney, James Mattis, Mark Esper, Leon Panetta, Donald Rumsfeld, William Cohen, Chuck Hagel, Robert Gates, William Perry y Ashton Carter y ha sido publicado en el diario estadounidense 'The Washington Post'. En ella, los funcionarios que durante décadas han dirigido la cartera de Defensa han explicado que «nuestras elecciones se han realizado. Se han realizado recuentos y auditorías. Los tribunales han abordado las impugnaciones pertinentes. Los gobernadores han certificado los resultados. Y el colegio electoral ha votado». Ante esto, aseguran que «ha pasado el tiempo de cuestionar los resultados; el tiempo del escrutinio formal de los votos del colegio electoral, según lo prescrito en la Constitución y el Estatuto, ha llegado». En este sentido, los exsecretarios han afirmado que las transiciones presidenciales --está previsto que el presidente electo, Joe Biden, jure el cargo el próximo 20 de enero-- «son una parte crucial de la transferencia exitosa del poder», especialmente porque es un momento en el que «la nación es vulnerable a acciones de adversarios que buscar sacar provecho de la situación». A continuación, y en referencia a la reciente destitución por parte del presidente, Donald Trump, del secretario de Defensa Esper, el grupo de funcionarios ha advertido de que cualquier intervención de las Fuerzas Armadas o del Ejército «nos llevaría a un territorio peligroso, ilegal e inconstitucional». Tras la publicación de la misiva, Cohen, un republicano que sirvió como secretario de Defensa con Bill Clinton, ha explicado en una entrevista en CNN que esta acción «altamente inusual» se debe al «camino inconstitucional» adoptado por Trump. Además ha añadido que «todos ustedes en el Departamento de Defensa han hecho un juramento de servir a este país, a esta Constitución, no a un individuo particular», dirigiéndose a los miembros de la actual cartera. En la carta, los diez exaltos cargos han instado al Departamento de Defensa a «abstenerse de cualquier acción política» que pueda socavar los resultados electorales o influir en la transferencia del poder a Biden. Desde que se celebraron las elecciones el pasado noviembre, el magnate neoyorquino ha difundido infundadas teorías de fraude electoral y ha denostado que no colaborará en la transición al poder a su sucesor, el ganador de las elecciones, Joe Biden. Pese a las derrotas en los tribunales y la previsible ratificación de los resultados por parte del Congreso, el presidente y un sector del partido republicano siguen insistiendo en las teorías conspirativas.
04-01-2021 | Fuente: abc.es
Cruce de acusaciones por la entrega de 1.200 millones en ayudas a Venezuela por EE.UU.
A pocos días de que acabe la crispación política suscitada por la sucesión del 47º presidente de Estados Unidos, el actual secretario de Estado, Mike Pompeo, se trazó el propósito de Año Nuevo de dar a conocer a los norteamericanos «la historia completa» sobre la política exterior, exponiendo el conjunto de misiones y las grandes victorias que alcanzaron durante los cuatro años de gestión del presidente Donald Trump. Una de esas misiones fue la de respaldar la lucha democrática en Venezuela, mostrándose como aliado principal del gobierno interino liderado por el joven opositor Juan Guaidó. Para aliviar la dramática situación humanitaria que atraviesa la nación petrolera, el Departamento de Estado informó que desde 2017 hasta 2020 ha entregado más de 1.200 millones de dólares (unos 990 millones de euros) en ayudas para «venezolanos vulnerables» por la crisis causada por el régimen de Nicolás Maduro. El anuncio del Departamento de Estado realizado a través de su cuenta de Twitter encendió inmediatamente las redes sociales que se llenaron de comentarios cuestionando dónde está el dinero. «¿Podrían publicar una lista en qué cuentas depositaron esa ayuda? Ustedes como ordenantes de esa ayuda soliciten una auditoría de cómo y en qué se destinó ese dinero. Le puedo asegurar como venezolano que aquí no ha llegado ni un centavo para ayudar al ciudadano», escribió Raúl, un usuario de Twitter. Este comentario se repetía por decenas en la misma publicación. Fondos de la Usaid En respuesta, el viceministro venezolano de Políticas Antibloqueo, William Castillo, acusó directamente a la oposición de enriquecerse con este dinero. Castillo señaló a los principales dirigentes de oposición: Juan Guaidó, Leopoldo López, Carlos Vecchio, Julio Borges, y otros dirigentes de ser los principales beneficiarios de «la ayuda humanitaria de los gringos». Hace varias semanas, el propio Maduro sugirió al Congreso estadounidense investigar el destino del «dinero de los contribuyentes» porque «los miles de millones de dólares que han sido otorgados a estos criminales, reposan ahora en cuentas bancarias en paraísos fiscales». «Si se desarrollara una investigación seria, se encontrarían con grandes sorpresas de ladronaje, estafas y mentiras», dijo el mandatario. Sin embargo, el Gobierno interino de Juan Guaidó (que apenas lleva dos años en el cargo) niega estas acusaciones del chavismo y asegura que los fondos provienen de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional, también conocida por sus siglas en inglés como Usaid. El pasado 16 de diciembre, la agencia norteamericano publicó un balance sobre la crisis regional por la situación de Venezuela donde detalla el financiamiento para la asistencia humanitaria para más de 7,2 millones de venezolanos a través de ONG?s y organizaciones socias de la ONU que permiten seguir brindando asistencia a poblaciones en Brasil, Colombia, Ecuador y Perú. En el informe establecen que se necesita 1.400 millones para prever de asistencia a 3,3 millones de venezolanos afectadas en 2021. Honorarios La Embajada de Juan Guaidó en Washington aseguró a ABC que «el gobierno interino no ha administrado ni manejado directamente recursos aportados para asistencia a Venezuela». Y añadió que «esos fondos son destinados y canalizados directamente por EE.UU. a implementadores seleccionados por ellos que trabajan la asistencia humanitaria y a gobiernos de la región para crear mecanismos de apoyo a los migrantes venezolanos». Fuentes conocedoras de la operación señalan a este diario que la Usaid asigna los fondos directamente a su implementador y son ellos que transfieren el dinero a las ONG?s. Ese implementador que selecciona la misma Usaid se queda con aproximadamente el 30% del aporte como pago de sus honorarios. Es decir, de cada 100 millones de dólares aportados e implementados, 30 millones los retienen los implementadores, quedando para ejecutar 2/3 de cada anuncio que dice la agencia norteamericana. «Los montos suenan exorbitantes, pero en el camino ese dinero es recirculado por EE.UU. en sus agencias e implementadores», confieda la misma fuente. Miguel Pizarro, comisionado especial del gobierno interino para la ayuda humanitaria, insite a este diario que «nosotros no ejecutamos presupuestos de cooperación de ese tipo» y que son gestionados por el plan de respuesta humanitaria (HRP, en inglés) de la ONU y la plataforma regional para refugiados y migrantes de Venezuela de Acnur y la Organización Internacional Para las Migraciones (OIM). En cuanto a las acusaciones del chavismo en torno al financiamiento, el también diputado opositor en el exilio, dijo que «los únicos haciéndose millonarios a expensas de la emergencia de millones de venezolanos son quienes desde el poder destruyeron al país».
04-01-2021 | Fuente: abc.es
Doce senadores se negarán a aceptar la victoria de Biden en las elecciones de EE.UU.
Al menos una docena de senadores republicanos se opondrá el miércoles a validar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre, y propondrá una auditoría del recuento en varios estados que ha perdido el presidente, de unos diez días de duración. Esta es la última oportunidad que tiene Donald Trump de impugnar el resultado de esas elecciones, pues una vez certifiquen los resultados las dos cámaras del Capitolio, nada impedirá el relevo en la presidencia, que se consumará este 20 de enero, como manda la Constitución. «El poder legislativo debería nombrar inmediatamente una comisión electoral, con plena autoridad investigadora y de escrutinio, para realizar una auditoría de emergencia de 10 días de los resultados electorales en los estados en disputa», escribieron los senadores en una declaración conjunta. «Una vez completada la auditoría, los estados individuales evaluarían los hallazgos de la Comisión y podrían convocar una sesión legislativa especial para certificar un cambio en su voto, si este fuera necesario», añadieron. Los «estados en disputa» que mencionan sus señorías en la carta son aquellos que en 2016 votaron a Trump y en 2020 a Biden: Wisconsin, Míchigan, Pensilvania, Arizona y Georgia. En todos ellos Trump ha denunciado fraude, sin una sola victoria en los juzgados. El primer senador de los 100 que hay en la cámara en anunciar que se opondrá a validar los resultados fue Josh Hawley, de Misuri. Este fin de semana se le ha unido Ted Cruz, de Texas, y otra decena de compañeros de bancada: Ron Johnson, de Wisconsin; James Lankford, de Oklahoma; Steve Daines, de Montana; John Neely Kennedy, de Luisiana; Marsha Blackburn y Bill Hagerty, de Tennessee; Mike Braun, de Indiana; Cynthia M. Lummis, de Wyoming; Roger Marshall, de Kansas, y Tommy Tuberville de Alabama. Es poco probable que este intento impida la proclamación de Biden como presidente este seis de enero. Los 12 senadores se suman a unos 140 diputados de los 435 que ocupan escaños en la Cámara de Representantes, y que también han avanzando que no aceptarán los resultados enviados por los estados antes mencionados. Con la protesta, lo que forzarán sus señorías es un debate de unas dos horas de duración en cada cámara y luego estas votarán sobre si aceptan los resultados o no, algo para lo que bastará con una mayoría simple. Voto en el Capitolio Los demócratas son mayoría en la Cámara de Representantes, por lo que allí Biden no tiene problema. En el Senado los demócratas no cuentan con suficientes votos, pero hay varios republicanos que ya han avanzado que no se van a prestar a esta estrategia. Este mismo domingo el senador republicano Lindsey Graham, de Carolina del Sur, dijo: «Proponer una comisión en esta fecha tardía, que tiene cero posibilidades de convertirse en realidad, no es verdaderamente luchar por el presidente Trump. Parece ser más un truco político que una estrategia efectiva». Graham ha sido uno de los mayores aliados de Trump en el Senado durante su mandato y hasta ha jugado con el al golf los fines de semana. Varios diputados han intentado que el vicepresidente Mike Pence, como presidente del Senado que es, se niegue a aceptar los resultados, forzando así que se proclame a Trump ganador de nuevo, ya que no se contarían los resultados en los estados donde presuntamente habría ocurrido ese fraude. Esos diputados republicanos hasta presentaron una demanda para forzarle la mano a Pence, aunque esta fue desestimada por el juez recientemente. El presidente Trump, por su parte, se mantiene firme en sus denuncias de fraude, y ayer compartió mensajes en la red social Twitter en los que insinuó que se podría posponer la toma de posesión del próximo presidente para aclarar estas supuestas denuncias de fraude, desestimadas por todos los juzgados a los que han llegado.
02-01-2021 | Fuente: abc.es
La Bolsa de Nueva York expulsa a las tres telefónicas chinas por decisión de Trump
La Bolsa de Nueva York, el primer mercado de valores del mundo en volumen monetario y de compañías adscritas, dejará pronto de admitir para compra y venta las acciones de las operadoras de telefonía China Mobile, China Unicom y China Telecom Hong Kong, por una reciente serie de restricciones de la Casa Blanca a empresas dependientes del Ejército chino, según reveló este viernes la agencia Bloomberg. Las tres empresas afectadas son parte central de la nueva infraestructura mundial de 5G elaborada por China, que Washington ha identificado como un riesgo para su seguridad nacional por la posibilidad de espionaje. El golpe a China es más bien simbólico, una advertencia en los últimos días de la Administración Trump. Las tres empresas chinas, que serán suspendidas de la Bolsa de Nueva York entre el 7 y el 11 de enero, cotizan mayoritariamente en la Bolsa de Hong Kong, y en realidad generan todos sus ingresos en China. En consecuencia, no son empresas con una gran raigambre en el mercado de EE.UU., y quienes en realidad se verán afectados son un puñado de fondos con pocas participaciones, como Renaissance Technologies LLC, Dimensional Fund Advisors LP y Two Sigma Investments LP. En noviembre, el presidente Trump prohibió por decreto las inversiones de ciudadanos y empresas estadounidenses en 31 empresas chinas dependientes de las Fuerzas Armadas del régimen comunista, entre las que se encuentran las tres antes mencionadas, además de otras en los sectores de los satélites o la energía nuclear. El límite para desinvertir en ellas es el 11 de enero de este año, día a partir del cual queda prohibida en Estados Unidos. la compraventa de sus valores. Hace un mes, el proveedor FTSE Russell, que gestiona los índices de la Bolsa de Londres, ya eliminó de sus análisis las acciones de ocho empresas chinas, en una señal de que el decreto de Trump tendrá efectos mundiales. Aparato militar Según dijo Trump en su decreto, estas empresas «aunque siguen siendo en apariencia privadas y civiles, apoyan directamente los aparatos militares, de inteligencia y de seguridad de la República Popular China y ayudan en su desarrollo y modernización». Denuncia la Casa Blanca que «esas empresas recaudan capital vendiendo valores a inversores estadounidenses que cotizan en bolsas públicas tanto [en EE.UU.] como en el extranjero, presionando a los proveedores y fondos de índices estadounidenses para que incluyan estos valores en las ofertas de mercado para garantizar el acceso al capital estadounidense». El presidente Trump fue muy claro en sus motivaciones al anunciar esta polémica decisión: «China explota a los inversores estadounidenses para financiar el desarrollo y la modernización de sus fuerzas armadas». Paralelamente, el mes pasado, el Capitolio aprobó y el presidente Trump ratificó una ley que permite al Gobierno norteamericano expulsar a cualquier empresa de las bolsas estadounidenses a menos que los reguladores estadounidenses puedan revisar sus auditorías financieras. Aunque esta dura medida en teoría afecta a cualquier empresa, está diseñada para presionar a China, un régimen comunista con un elevado grado de intervencionismo en su economía y sus mercados, además de una gran opacidad. Esta nueva ley podría afectar no solo a empresas tecnológicas y de telefonía, sino también a los gigantes empresariales chinos como Alibaba o Baidu. Los republicanos ya han logrado aprobar otra ley que permite expulsar a empresas chinas de las bolsas El Ministerio de Exteriores de China respondió en su día que EE.UU. sólo «calumnia» a sus empresas sin pruebas para sostener esas acusaciones, y prometió elaborar su propia lista negra de empresas, informa Reuters. La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, denunció además que Trump está «politizando la regulación de valores» e instó a la cooperación para proteger los derechos de los inversores. Trump ha optado por acabar sus días en la Casa Blanca redoblando su ofensiva contra Pekín por su expansionismo en Asia, el espionaje industrial y las injerencias en mercados extranjeros, entre otros motivos. Antes de que se declarara la pandemia mundial, EE.UU. y China se disponían a poner fin a la guerra comercial de aranceles millonarios que ha marcado la política exterior del por ahora único mandato del presidente saliente. Este ha acusado además a China de pasividad en la contención del virus, que ya ha infectado a 83 millones de personas en todo el mundo, de las que casi dos millones ha muerto. El Departamento del Tesoro publicó el mes pasado una guía que aclara que el decreto de Trump afectará a los inversores de fondos cotizados e indexados, así como a las subsidiarias de compañías chinas designadas como propiedad del ejército chino o controladas directamente por este.
01-12-2020 | Fuente: abc.es
Documentos filtrados revelan que China manejó de manera caótica el inicio de la pandemia
China ofreció al mundo datos más optimistas de los que presentaba la pandemia de Covid en sus inicios, tardó demasiado en diagnosticar a los pacientes confirmados y manejó la situación de forma caótica, asegura la cadena norteamericana CNN. Estas son algunas de las conclusiones obtenidas por este medio tras analizar documentos internos de las autoridades sanitarias chinas; en total, 117 páginas procedentes del Centro Provincial de Control y Prevención de Enfermedades de Hubei. Según esta investigación, China tardó un promedio de 23 días en diagnosticar a los pacientes confirmados y los errores en las pruebas significaron que la mayoría de los pacientes recibió resultados negativos hasta el 10 de enero. Compleja burocracia Además, las primeras actuaciones sobre el coronavirus se vieron obstaculizadas por la falta de fondos y de personal y la compleja burocracia, que complicaron el sistema de alerta temprana de China, según las auditorías internas a las que ha tenido acceso la cadena. La CNN asegura que se produjo asimismo un gran brote de influenza a principios de diciembre en la provincia de Hubei, que no fue revelado anteriormente. «Es el 10 de febrero en Pekín y el presidente (chino) Xi Jinping, quien durante semanas no ha sido visto en público, se dirige al personal del hospital en la ciudad de Wuhan mientras luchan por contener la propagación de un nuevo coronavirus, aún sin nombre oficial», asegura la cadena. Xi «expresó sus condolencias a quienes murieron en el brote. Instó a una mayor comunicación pública, ya que en todo el mundo aumentaban las preocupaciones sobre la posible amenaza que representa la nueva enfermedad», prosigue. Ese mismo día, las autoridades chinas informaron de la existencia de 2.478 nuevos casos confirmados, lo que eleva el número total mundial a más de 40.000, y menos de 400 casos ocurren fuera de China continental. Sin embargo, la CNN asegura que con esta investigación «puede revelar cómo los documentos oficiales que circularon internamente muestran que esto era solo una parte de la imagen». Las cifras no cuadran En un informe marcado como «documento interno confidencial», las autoridades sanitarias de la provincia de Hubei, donde se detectó el virus por primera vez, enumeran un total de 5.918 nuevos casos detectados el 10 de febrero, más del doble de la cifra oficial de casos confirmados. Este dato, mucho mayor de la cifra oficial, nunca se reveló por completo, ya que el sistema contable de China pareció, en el caos de las primeras semanas de la pandemia, restar importancia a la gravedad del brote, según se desprende de los documentos. El Gobierno chino ha rechazado rotundamente acusaciones de Estados Unidos y de otros gobiernos occidentales de que ocultó deliberadamente información relacionada con el virus. Según la CNN, aunque los documentos no ofrecen evidencias de un intento deliberado de ocultar los hallazgos, sí revelan numerosas inconsistencias sobre lo que las autoridades creían que estaba sucediendo y lo que se reveló públicamente.
06-11-2020 | Fuente: abc.es
El partido del presidente electo de Bolivia, Luis Arce, denuncia un «atentado» a su sede en La Paz
El Movimiento Al Socialismo (MAS) denunció un «atentado» contra su sede en La Paz en la que se encontraba el presidente electo de Bolivia, Luis Arce, sin que haya constancia de víctimas. « Condenamos el atentado contra nuestra casa de campaña en La Paz», escribió en Twitter el ex presidente boliviano Evo Morales, que desde Argentina dirigió la campaña del MAS en las recientes elecciones en el país. «Pequeños grupos intentan generar un clima de confusión y violencia, pero no lo lograrán. Nosotros no caeremos en ninguna provocación. Nuestra revolución es pacífica y democrática», publicó Morales. El MAS reprodujo en un comunicado unas declaraciones de su portavoz Sebastián Michel en las que aseguró que esta noche hora local un grupo de personas detonó un cartucho de dinamita contra la sede del partido cuando dentro estaba Arce en una reunión, sin que hubiera heridos. Michel calificó el suceso de «atentado», en declaraciones a las cadenas Televisión Universitaria y Red Uno, en las que lamentó que las autoridades no se hayan pronunciado ni garanticen la seguridad. «No hemos visto ninguna declaración sobre el tema del ministro de Gobierno Arturo Murillo, entonces sentimos que estamos a merced de nosotros mismos, desprotegidos totalmente y nadie nos da la garantía necesaria para la seguridad de nuestra autoridad», manifestó, citado en el comunicado. La Policía Boliviana acudió al lugar, pero por el momento no consta un pronunciamiento oficial por parte del Gobierno interino del país. Luis Arce tomará posesión el próximo domingo La toma de posesión de Luis Arce como presidente de Bolivia está prevista para este próximo domingo en La Paz, tras resultar ganador de las elecciones generales del pasado 18 de octubre con una amplia mayoría del 55,1 por ciento de los votos. La victoria de Arce es ampliamente reconocida dentro y fuera del país, incluso por sus principales rivales políticos en Bolivia y por la comunidad internacional. Sin embargo, algunos sectores en el país reclaman una auditoria de las elecciones al denunciar que pudo haber fraude, algo que ha descartado el organismo electoral, que argumenta que la fiabilidad del resultado está avalada por observadores internacionales. El MAS calificó a estos sectores de «grupos minoritarios que amedrentan a la población».
...
6
...