Infortelecom

Noticias de auditoria

21-06-2022 | Fuente: abc.es
«No romperé mi juramento»: los republicanos que pararon el vuelco electoral de Trump
La campaña de Donald Trump para dar la vuelta a los resultados de las urnas en la elección presidencial de 2020 tuvo enfrente a un puñado de autoridades estatales republicanas que se negaron a saltarse la ley y la Constitución de EE.UU. para ayudar a que su presidente se quedara en el poder. Varios de ellos testificaron este martes en una nueva comparecencia del comité de la Cámara de Representantes que investiga el «intento de golpe de estado» protagonizado por Trump, que culminó con el asalto trágico y bochornoso al Capitolio el 6 de enero del año pasado, el día en el que el Congreso, contra los esfuerzos del presidente republicano, certificó la victoria de Joe Biden. «No romperé mi juramento de respetar la ley y la Constitución», respondió una y otra vez Rusty Bowers, el presidente de la Cámara Baja de Arizona, uno de los estados más disputados, ante las presiones de Trump y sus aliados para que comulgara con sus planes para dar la vuelta al resultado de las urnas. Así lo recordó este dirigente republicano ante el comité, en el que defendió que Trump y su equipo «nunca proporcionaron las pruebas» de las alegaciones de ?robo? electoral, como que había cientos de miles de votos de inmigrantes indocumentados o miles de sufragios de personas fallecidas. Las autoridades estatales son clave en la celebración de elecciones a nivel nacional en EE.UU. Más que una elección a presidente, son más bien cincuenta elecciones -por cada uno de los estados-, regidas por las autoridades estatales. En el caso de la elección presidencial, el ganador en cada estado se lleva un número de delegados -llamados electores- cuyo número depende del peso demográfico de cada territorio. Probado el protagonismo de Trump en la campaña Una de las estrategias de Trump y sus aliados fue presionar a los estados con los resultados más empatados para que enviaron ?electores sustitutos? ante el supuesto -pero inexistente- fraude electoral masivo. En la comparecencia de este martes de ha comprobado cómo el expresidente tuvo un protagonismo directo en este intento de subvertir los resultados y en el que también participó el aparato del partido republicano. En una declaración ante los investigadores del comité, la presidenta de la Convención Nacional Republicana (RNC, en sus siglas en inglés), Ronna McDaniel, aseguró que Trump la llamó y puso en la llamada al abogado John Eastman -uno de los principales muñidores de su campaña contra las elecciones- para pedir que les ayudaran a «conseguir electores para el caso de que las demandas legales en curso cambiaran el resultado en cualquiera de esos estados». Varios abogados y miembros de la campaña de Trump han testificado que veían esa estrategia como con poco sustento legal. Pero el expresidente y los más entregados a la causa del fraude electoral -el propio Eastman o Rudy Giuliani, el ex alcalde de Nueva York al que Trump puso al frente de la campaña- siguieron hacia adelante. Al propio Bowers le instaron a que moviera pieza como máximo responsable del poder legislativo en Arizona para instaurar esos ?electores sustitutos?. «Simplemente hazlo y deja que lo arreglen los tribunales», le espetó Eastman ante sus dudas sobre la legalidad de dar ese paso, contrario a la voluntad popular. «No tenemos pruebas, pero tenemos muchas teorías», le llegó a decir Giuliani en una ocasión. Trump también participó en las llamadas. La idea de los ?electores sustitutos? le pareció una «parodia trágica» y se negó a participar. Su posición le ha causado amenazas y protestas fuera de su casa por parte de seguidores de ?Trump?, además de la venganza del expresidente, lo que pone en duda su carrera política. En la otra punta del sur de EE.UU., otros republicanos sufrieron la furia del entonces presidente por negarse a formar parte de su conspiración. Brad Raffensperger es un republicano de toda la vida y secretario de Estado de Georgia. Por su cargo, el encargado de supervisar la celebración de elecciones. Trump perdió el estado -donde suelen ganar los republicanos- por 11.700 votos, una de las claves de su derrota. «Los números no mienten» Trump puso toda la carne en el asador para tratar de dar la vuelta a los resultados en Georgia. Su campaña denunció que habían votado personas ya fallecidas o menores de edad. Y, en una de las grandes acusaciones de la campaña, que a última hora de la noche electoral se había introducido maletas con miles de votos a favor de Biden en un centro de recuento que habían dado la vuelta a la elección. Mostraron un vídeo en el que se veía cómo los trabajadores electorales sacaban esas presuntas maletas fraudulentas. Era todo falso. Eran los contenedores habituales en los que se mueven los votos de los colegios electorales a los centros de recuento. Tanto el fiscal general de EE.UU. -William Barr, elegido por Trump y defensor férreo durante la presidencia- como el fiscal general de Georgia, el sustituto que nombró Trump en ese mismo diciembre o las autoridades republicanas estatales negaron que hubiera ningún fraude. Trump optó en persistir en la mentira para calentar a sus seguidores, en una campaña que acabó con la violencia del Capitolio. Y presionó de forma directa a las autoridades locales para lograr cambiar el resultado. Llamó de forma personal a Frances Watson, la investigadora principal de Georgia en la auditoría de los resultados (hubo tres recuentos, los tres con resultados similares): «Haz lo que puedas», le dijo. También a Raffensperger, en una llamada de más de una hora el 2 de enero de 2021 en la que le instó a que «encontrara» los votos que le faltaban para ganar. Raffensperger, convertido ahora en uno de los principales objetos de ataque del ?trumpismo?, le insistió en que no había fraude por ningún lado. «Los números son los números», afirmó el martes ante el comité. «Los números no mienten». Pero Trump quería que mintiese para inclinar el resultado a su favor. Le llegó a amenazar con que si no actuaba en su favor tendría repercusiones criminales en su contra. «A veces, hay momentos que exigen que resistas y te lleves los golpes», dijo. «Obedecimos a la ley y a la Constitución».
15-06-2022 | Fuente: elmundo.es
El PP cambiará su protocolo interno tras el "profundo malestar" por el recurso a favor de Bárcenas
Génova ha comenzado una auditoría informal para evitar que asuntos de vital importancia política escapen de control del núcleo duro de Feijóo 
09-05-2022 | Fuente: abc.es
Los filipinos eligen si vuelven a la era de la dictatorial familia Marcos
Espectacular alarde de fuerzas políticas en Manila. Después de tres meses recorriendo este gigantesco archipiélago con más de 7.000 islas, la campaña electoral de Filipinas ha terminado con las concentraciones más multitudinarias de los últimos años que se recuerdan en la capital. Mientras una marea rosa inundaba el sábado por la noche Makati, el distrito financiero de Manila, un tsunami rojo y verde se desparramaba por un enorme y polvoriento descampado en Parañaque, cerca del aeropuerto y a espaldas del casino Solaire. Inconscientemente, ambos lugares retratan a la perfección a los partidarios de los dos principales candidatos a las elecciones de Filipinas, que se celebran hoy lunes. Por un lado, los universitarios, empresarios y profesionales de clase media que apoyan a la vicepresidenta Leni Robredo bajo los rascacielos de Makati, en cuyos hoteles se alojaban sus seguidores y voluntarios. Por el otro, las masas populares, muchas traídas desde los arrabales y el campo en autobuses o 'jeepneys', que respaldan a Bongbong Marcos, hijo del dictador depuesto por la revolución de 1986, y a su aliada Sara Duterte, hija del actual presidente. Con dicho alarde, ambos candidatos exhiben su fuerza de cara a la votación. Especialmente Leni Robredo, a quien las encuestas sitúan por detrás de Bongbong Marcos pero cuya distancia parece haberse reducido durante los últimos días. En su discurso de cierre de campaña, que en Filipinas se llama 'mitin de avance' recordando su influencia española, Robredo apeló a los votantes para impedir la vuelta al poder de una familia que amasó 5.000 y 10.000 millones de dólares (entre 4.727 y 9.455 millones de euros) durante las dos décadas de dictadura de su padre. «Cada uno de vosotros es la prueba viviente de que no todo el mundo está dormido mientras se escribe la Historia», les felicitó mientras su candidato a vicepresidente, Kiko Pangilinan, prometió que «nos opondremos con fuerza a cualquiera que se atreva a reescribir el pasado», en clara alusión a Bongbong Marcos. «Años dorados» de Filipinas Desde el inicio de la campaña el 8 de febrero, este ha venido definiendo a la dictadura de su padre como los «años dorados» de Filipinas. Todo ello a pesar de la cleptocracia que caracterizó a su régimen y de Ley Marcial impuesta en 1972, que extendió por todo el país una represión y un terror que sus víctimas todavía recuerdan hoy. Oficialmente, la Comisión sobre Violaciones de Derechos Humanos de Filipinas reconoce 11.103 represaliados, de las que 2.326 fueron asesinados o desaparecieron, pero se calcula que pudieron ser muchos más. «Estamos aquí por el cambio. Leni Robredo tiene todo lo que hace falta para poner a este país donde debería y cuenta con el apoyo del sector privado porque confían en ella. Incluso el presidente Duterte ha dicho que Bongbong no tiene capacidad de liderazgo», explicaba en medio de la multitud Álex Evangelista, jubilado de 72 años que trabajaba para la compañía eléctrica de Manila. A su juicio, «la asociación de Bongbong con los 'trapos' (abreviatura de políticos tradicionales en inglés) nos lleva de vuelta a las mismas decisiones, mismos problemas y misma corrupción que durante la dictadura de su padre. Ese es el riesgo si Bongbong gana. Sería terrible para nosotros». Protegiéndose de la multitud con una mascarilla rosa, el color de la candidata, nos contó que «estaba en la Universidad cuando Marcos decretó la Ley Marcial. En ese momento, Filipinas exportaba arroz porque teníamos suficiente. Después de la Ley Marcial, éramos el mayor importador de arroz. ¡Hasta ahora! Entonces, nuestro cambio con el dólar era menos de cuatro pesos. Cuando Marcos cayó, había subido hasta los 17 pesos y hoy está en torno a 50 pesos. Incluso el Banco Central declaró la bancarrota cuando se marchó. Si traemos de vuelta a los Marcos, hay una gran posibilidad de que Bongbong haga lo mismo que su padre y eso va a ser terrible para Filipinas de nuevo». «Si traemos de vuelta a los Marcos, hay una gran posibilidad de que Bongbong haga lo mismo que su padre y eso va a ser terrible para Filipinas de nuevo» Tal y como recoge un informe de Control Risks Group, entre los empresarios y multinacionales también ha cundido el temor a una victoria de Bongbong, ya que podría llevar a cabo expropiaciones como su padre en su intento por revertir la Historia, sobre todo de las compañías que le fueron requisadas tras su huida a Hawái al ser derrocado. Cuando Bongbong promete nuevos proyectos de autopistas o energías renovables como los molinos de viento de la bahía de Bangui, los economistas recuerdan el enorme déficit estatal con que su padre llevó el país a la quiebra. Frente a las dudas sobre la capacidad gestora de Bongbong Marcos, quien fue incapaz de terminar sus estudios de Economía en Oxford y Wharton y ha sido condenado por evasión fiscal, la abogada Leni Robredo encabeza desde hace tres años la clasificación de eficacia y honestidad elaborada por la Comisión de Auditorías. Haciendo oídos sordos a todas estas críticas, Bongbong Marcos se limitó a llamar a la «unidad» en su multitudinario cierre de campaña. Con tantas actuaciones musicales como discursos de sus aliados y un espectáculo de fuegos artificiales y drones, montó un auténtico fiestón que hizo las delicias de sus seguidores. Cientos de miles de personas, hasta un millón según la organización, acudieron el sábado por la noche al mitin de fin de campaña de Bongbong Marcos, hijo del dictador depuesto en 1986 y favorito a las elecciones de Filipinas. - Pablo M. Díez Como bien demuestra la cultura 'pinoy' de Filipinas, donde gusta tanto cantar que funcionan karaokes hasta en los funerales, no hay nada que no se pueda arreglar con una buena fiesta. Ni siquiera dos décadas de una de las dictaduras más cruentas y cleptócratas de la historia, la de Ferdinand Marcos. Ajenos a tan traumático pasado, los adolescentes bailaron como locos durante toda la noche y muchos se marcharon después de las actuaciones musicales, justo cuando empezaba el discurso de Bongbong. «Es la persona más inteligente y digna de confianza», aseguraba Boots Saturno, ama de casa de 53 años. Nacida en Basilan, una convulsa zona de guerrillas musulmanas en Mindanao, recordaba que «la Ley Marcial fue la mejor época de nuestras vidas porque teníamos mucha seguridad y nos daban gratis pan, arroz y cultura gracias a Imelda Marcos». Aunque no apoya la guerra sucia contra las drogas del presidente Duterte, que ha dejado entre 7.000 y 12.000 muertos durante los seis últimos años, cree que es «el mejor dirigente de Filipinas, cerca de Ferdinand Marcos», y apoya a su hija Sara como vicepresidenta de Bongbong. Con el 'águila' Sara Duterte procedente de la sureña isla musulmana de Mindanao y el 'tigre' Bongbong Marcos viniendo del 'Sólido Norte' católico de Ilocos, ambos prometen «unidad» para Filipinas y acabar con la división que, en su opinión, han traído los gobiernos progresistas de Corazón Aquino entre 1986 y 1992 y su hijo, Noynoy, entre 2010 y 2016. Su ineficacia para acabar con las graves desigualdades sociales y la delincuencia que sufre Filipinas, donde millones de personas siguen malviviendo en los arrabales más miserables del mundo pese a la reducción de la pobreza en los últimos años, ha traído este sorprendente auge de los Marcos.
07-05-2022 | Fuente: abc.es
La Iglesia filipina no perdona al dictador Marcos
Puede que los filipinos hayan perdonado al dictador Ferdinand Marcos, a quien derrocaron en 1986 tras dos décadas de poder basadas en la represión y el latrocinio más escandaloso. Solo así se explica que, treinta y seis años después, su hijo Bongbong se perfile como favorito en las elecciones generales del lunes. Pero, al margen de lo que finalmente deparen las urnas, quien no ha perdonado a los Marcos es la influyente Iglesia católica, que fue clave en su caída y tiene un enorme peso en este país tan devoto. Ante las encuestas que dan ganadores a Bongbong Marcos y a su aliada Sara Duterte, hija del actual y polémico presidente, más de 1.400 sacerdotes de todo el país se han unido contra él en una asociación llamada Clero por la Opción Moral. En un contundente comunicado publicado esta semana, los religiosos abandonan su tradicional neutralidad política y se mojan apoyando explícitamente a su principal rival en estos comicios. «Nuestra decisión de respaldar a la vicepresidenta Leni Robredo para la presidencia y al senador Kiko Pangilinan para la vicepresidencia nace de nuestro intenso estudio de su carácter, habilidades, hoja de servicios y modo de gobierno de los filipinos», aseguran los prelados, que basan su declaración en diez puntos como si fueran los Mandamientos. Al contrario que Bongbong Marcos, condenado por evadir impuestos cuando era vicegobernador de Ilocos Norte, los sacerdotes alaban que Robredo y Pangilinan, «como servidores públicos, nunca han sido acusados ni encontrados culpables de ninguna irregularidad, corrupción o caso criminal. Son conocidos por su lucidez y buen gobierno, con la vicepresidenta Leni Robredo obteniendo las notas más altas dadas por la Comisión de Auditorías durante tres años consecutivos». Además de su labor pública, el Clero por la Opción Moral elogia el comportamiento en sus vidas privadas, «donde han demostrado compasión, cariño, asistencia, guía y dirección de los sectores de la sociedad más necesitados, especialmente los pobres y marginados». En su opinión, son el «tipo de líderes con visión, inteligencia y sueños para el país». En contraposición, la familia Marcos es famosa en el mundo entero por la cleptocracia con que arrambló entre 5.000 y 10.000 millones de dólares (entre 4.727 y 9.455 millones de euros) durante sus 21 años en el poder. A dicho expolio se suma la brutal represión que ejerció Ferdinand Marcos, quien en 1972 impuso una ley marcial que dejó más de 11.000 víctimas oficialmente reconocidas. «Las inminentes elecciones son las más críticas para nuestro futuro porque los candidatos difieren completamente en moralidad, dedicación, habilidad y pensamiento», sentencian los sacerdotes. En su comunicado, afirman que «no podemos por más tiempo seguir neutrales o apolíticos y dejar el futuro en medio de falsedades, engaños y manipulaciones que pretenden revisar la Historia, especialmente describiendo la época de la Ley Marcial como los 'años dorados' de nuestro querido país». En su campaña, que ha calado hondo entre el público por sus vídeos en redes sociales como Youtube y Tiktok, así describe Bongbong la dictadura de su padre, lo que ha indignado a sus represaliados por ocultar su cruento pasado. «Propagar tales mentiras y engaños a nuestra gente no solo ocurre comprando votos, sino también a través de los comentarios en redes de troles pagados que son usados por los candidatos para destrozar la verdad hasta que pueden alcanzar posiciones de poder», critican los curas veladamente la campaña de Bongbong. «Las elecciones son las más críticas para nuestro futuro porque los candidatos difieren completamente en moralidad, dedicación, habilidad y pensamiento», sentencian los sacerdotes Como número dos y aspirante a la vicepresidencia, en su candidatura figura la hija del presidente saliente, Rodrigo Duterte, famoso por sus exabruptos y su 'guerra sucia' contra la droga, que ha dejado más de 12.000 muertos, la mayoría adictos y camellos de poca monta, en ejecuciones extrajudiciales a manos de «escuadrones de la muerte» formados por policías o sicarios reclutados por el Gobierno. «La opción moral significa que no deberíamos votar a estas personas», recomendó el obispo emérito de Novaliches, Antonio Tobías, en una comparecencia ante la Prensa celebrada el miércoles en la cafetería de la catedral de Manila, que data de la época colonial española. Conteniendo las lágrimas, monseñor Melchor David, de la diócesis de Parañaque, justificó haber tomado postura argumentando que «si eligiéramos permanecer en silencio para no complicarnos la vida, no amaríamos al pueblo filipino. Pero queremos tanto al país que hemos decidido hacer esto». Para él, «hace falta una participación más concreta de la Iglesia porque esto es una batalla entre la verdad y las falsedades». O entre el bien y el mal, como señaló el padre Robert Reyes: «La maldad está operando ante nuestros ojos. Si no decimos 'Para, lo que estás haciendo es terrible', el mal seguirá». Con el hijo del difunto dictador Marcos como favorito, los filipinos eligen el lunes a su nuevo presidente. Pero, para la Iglesia católica, no es un buen pastor.
26-04-2022 | Fuente: elmundo.es
La Moncloa y Zarzuela pactan nuevas normas de contratación y una auditoría del Tribunal de Cuentas para la Casa del Rey
En lo que no se ha entrado ni se aborda en el real decreto impulsado es la revisión de la inviolabilidad del Jefe del Estado. 
06-04-2022 | Fuente: elmundo.es
Anticorrupción estrecha el cerco sobre el hermano de Puig y apunta a facturas duplicadas o impagadas en las ayudas al valenciano
La Fiscalía pide a los gobiernos valenciano y catalán una auditoría de las subvenciones "obtenidas indebidamente" por el empresario Francis Puig 
04-04-2022 | Fuente: finanzas.com
China se plantea dar acceso a los reguladores de los Estados Unidos a las auditorías de sus grandes empresas, lo que sería un giro inusal para el gigante asiático.
23-02-2022 | Fuente: abc.es
La Fiscalía investiga al primogénito de López Obrador por el caso Pemex
La Fiscalía General de la República de México ha decidido, finalmente, investigar al hijo mayor del presidente del país José Ramón López Beltrán, de 40 años, por su vinculación con un contratista de la petrolera de este país Pemex y su homónima estadounidense, Baker Hughes, que lleva décadas prestando servicio en el país centroamericano y la casa supuestamente alquilada en Houston por su primogénito, propiedad de un directivo de la última empresa, bautizada como 'casa gris'. Un extremo que contrasta con las palabras del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien aseguraba en su documental ?Esto soy?, que no traicionarían al pueblo. «Nunca. Jamás», sentenciaba con energía antes de su toma de posesión. «Tenemos tres principios que nos guían: no mentir, no robar, no traicionar», proseguía. La austeridad de López Obrador también la usaba, pero más como el epíteto tan nombrado en la Biblia: el acatamiento riguroso de las normas morales. Esta fue uno de las doctrinas que se ha tambaleado en su administración por la denominada ?casa gris? de su hijo José Ramón López Beltrán que compartía con su esposa Carolyn Adams, cuya familia se dedica a negocios petroleros y tecnológicos. Poco antes de que se conociera la decisión de la Fiscalía, la empresa Baker Hughes descartó «cualquier conflicto de interés» entorno a sus contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex) y el alquiler de la citada casa en Houston. Así, en una rueda de prensa conjunta con Bob Pérez, vicepresidente regional de la petrolera Baker Hughes y Octavio Romero, director de Pemex convinieron aclarar a última hora de la tarde del lunes (hora mexicana) que la empresa «no tenía conocimiento del acuerdo de alquiler ni recibió ningún beneficio de él». «No hay vínculos con el hijo mayor» La mansión, indican, fue alquilada al matrimonio Obrador por Keith Schilling, un alto ejecutivo de la gigantesca factoría. No obstante, en una auditoría encargada por Baker Hughes al ?Grupo R. McConnell? concluyen que es inexistente el conflicto de intereses y los posibles beneficios en los contratos millonarios con México. Por ello, alegan que la petrolera «nunca fue consultada ni tuvo conocimiento de la transacción de arrendamiento». Al presidente mexicano, por su parte, no le habría gustado la contratación de exagentes del FBI para espiar la vida de lujo de su primogénito antes de que saltara el escándalo. Tras la aclaración, con las aguas algo más calmadas debido a la crisis de la ?casa gris? desde la parte contratante, a López Obrador se le abre otro frente, según el periodista Carlos Loret de Mola, que destapó el caso del primógenito de López Obrador. Ahora, ha abierto otra polémica: investigar los negocios del segundo hijo del presidente, Andrés Manuel López, de 36 años, al que todos llaman Andy. Según el medio digital La Política Online, este asunto preocupa al mandatario mexicano por dos frentes: la amistad de su hijo menor, López Jr. con Sergio Carmona, empresario asesinado en Nuevo León, donante de las campañas de Morena -el partido presidencial- y las inversiones del vástago en un restaurante neoyorkino. El «negocio» del chocolate La familia anda con pies de plomo después de la salida a la luz de las investigaciones en Arístegui Noticias. Este portal de noticias aseguró en noviembre pasado que Andy habría registrado la marca Rocío para ejercer como empresario de chocolates premium. Se da la circunstancia de que cuatro meses después de esa noticia, López Obrador anunció ?Sembrando Vida?, un programa social prioritario en su Gobierno con el que pretende erradicar la pobreza con la plantación de árboles frutales y maderables en parcelas de agricultores. El presidente declaró entonces que «el cacao tarda tres años en producir. Yo, lo que quiero es que antes de que termine mi Gobierno dejemos en producción el millón de hectáreas. Que se produzca cacao». López Obrador mantiene una relación tirante con la prensa tras los últimos asesinatos de periodistas Mientras trata de dejar clara la integridad de sus hijos, afirma que mantiene un acuerdo con ellos para que no puedan trabajar en el sector público mientras esté en el poder El dirigente mexicano pasa por una relación tirante con la prensa tras los últimos asesinatos de periodistas. Un asunto que se le complica desde el ecuador de su sexenio, a principios de diciembre pasado, por la cascada de informaciones sobre su familia. Mientras se defiende para dejar clara la integridad de sus vástagos, desde la pasada Mañanera -su rueda de prensa diaria- en la que afirmó que mantiene un acuerdo con sus cuatro hijos para que no puedan trabajar en el sector público mientras él se mantenga en el cargo político más importante de México. Con la voz entrecortada, López Obrador narraba las anécdotas que han sufrido su familia por su ascenso en la carrera política: «Hemos sido espiados desde que ellos eran bien pequeñitos / Nos costó trabajo inscribirles en una escuela de Tabasco / Desde pequeños han tenido coches de vigilancia enfrente de nuestra casa / Hemos tenido helicópteros sobrevolando el hogar cuando el movimiento en defensa del petróleo ordenó apresarme por once delitos». López Obrador tampoco se olvidó de nuestro país nombrando en esa misma alocución al insurgente José María Morelos, sacerdote y militar integrante del Virreinato de Nueva España y uno de los artífices de la segunda parte de la Guerra de la Independencia de México. Ayudado por lugartenientes, se hizo con la parte central y sur del país mesoamericano. López Obrador agradeció que sus hijos no fueran como el de Morelos, llamado Juan Nepomuceno Almonte, «que se volvió traidor», según sus palabras.
22-02-2022 | Fuente: abc.es
Los observadores europeos concluyen que las regionales fueron las peores elecciones de la era chavista
El régimen de Nicolás Maduro no quiso de nuevo verles la cara a los observadores europeos. Simplemente no les respondió a la solicitud de volver a Caracas para presentar el informe final de las elecciones regionales y municipales celebradas del pasado 21 de noviembre por lo que tuvieron que hacerlo por vía telemática y no presencial. Isabel Santos, la jefe de Misión de Observadores Europeos de la Unión Europea (MOE UE) y miembro del Parlamento Europeo, hizo gala de una fina diplomacia para no calificar ni presumir los motivos por los cuales el Gobierno chavista impidió el regreso de los representantes europeos, pese a las numerosas preguntas que se le formularon sobre el tema en la rueda de prensa virtual desde Bruselas. Invitada por el régimen, la MOE UE con 134 delegados participó en la observación internacional en Venezuela en los pasados comicios regionales por primera vez después de 15 años de ausencia. Su informe final cuenta con 88 páginas donde ofrece 23 recomendaciones con 7 puntos prioritarios a consideración de las instituciones, las organizaciones políticas y la sociedad civil venezolanos. Las regionales también fueron las primeras elecciones nacionales en las que participó la gran mayoría de los partidos de la oposición desde 2015. «Se consideraron como un posible primer paso hacia un amplio acuerdo político sobre las condiciones necesarias para llevar a cabo unas elecciones democráticas aceptadas por todas las partes y avanzar en la reinstitucionalización del país», dice el informe. La MOE UE observó «deficiencias estructurales que deberían abordarse en futuras elecciones, como la falta de seguridad jurídica, que provocó la inhabilitación arbitraria de candidatos y la repetición de las elecciones en el estado de Barinas, la entrega de los símbolos y de la tarjeta electoral de partidos a facciones internas minoritarias, el amplio uso de recursos del Estado en la campaña y el acceso desigual de los candidatos a los medios de comunicación». Las elecciones del 21N también fueron las peores de todos los 26 comicios realizados en 22 años de chavismo, según la MOE que concluyó que «hubo mejores condiciones electorales en comparación con elecciones pasadas, como una administración electoral más equilibrada, la realización de varias auditorías en diferentes etapas del proceso electoral, que habían sido recomendadas por la MOE UE de 2006, y una actualización más amplia del registro electoral». El informe detalla que algunas leyes de medios de comunicación y, sobre todo, la falta de independencia judicial y el irrespeto al Estado de Derecho comprometen la igualdad de condiciones y la imparcialidad y transparencia de las elecciones. Y critica que el Tribunal Supremo de Justicia, en sentencias muy controvertidas, entregó el control de la identidad de varios partidos y el uso de sus símbolos a facciones minoritarias disidentes que los habían reclamado. Entre los 7 aspectos subrayados de un total de 23 recomendaciones, destacan la necesidad de reforzar la separación de poderes y la confianza en la independencia del TSJ con la aprobación de reformas en el sistema judicial. También proponen «suprimir la prerrogativa de la Contraloría General de despojar a ciudadanos de su derecho fundamental a presentarse a las elecciones mediante un procedimiento administrativo y sin notificación oportuna, lo que repercute negativamente en el derecho a la defensa». Proponen «reforzar las facultades sancionadoras del CNE mediante la introducción de un sistema de control y sanciones, que vayan desde la amonestación hasta la imposición de penas progresivas, especialmente en lo que se refiere al uso de recursos del Estado en campaña». Igualmente sugieren «equilibrar la cobertura de los medios de comunicación estatales durante las campañas electorales, en línea con la Ley Orgánica de Procesos Electorales y las buenas prácticas internacionales». Recomiendan además «derogar la Ley contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia para promover la libertad de expresión y evitar la autocensura». Al final de su presentación Isabel Santos exhortó a la oposición y al régimen de Maduro a retomar el diálogo en México. «Nuestro informe no quita ni da legitimidad al gobierno. Espero que las instituciones, las autoridades electorales, los partidos y la sociedad civil tomen en cuenta nuestras recomendaciones para mejorar la democracia y el diálogo».
22-02-2022 | Fuente: elmundo.es
La Iglesia promete ir "hasta el final" y "sin límites" en la investigación sobre abusos sexuales encargada a un bufete
El presidente de la Conferencia Episcopal y el bufete encargado de la auditoría afirman que el rastreo incluirá a las órdenes religiosas y será compatible con las investigaciones de las instituciones 
1
...