Infortelecom

Noticias de asia

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Sudáfrica ya se atreve a criticar a Mandela
Se cumplen tres años de la muerte de Nelson Mandela, el hombre que lideró el camino de la democracia en Sudáfrica, y en su país se advierte que cada vez más ciudadanos cuestionan algunos de los compromisos de Mandela, acusado por algunos de haber vendido a su gente con el fin de conseguir la paz racial. Este discurso, marginal hasta hace muy poco, toma fuerza en las universidades y entre la población más joven, y, pese a ser aún minoritario, ocupa cada vez más espacio en la esfera pública. Lo hace inflamado por las protestas estudiantiles a favor de una educación superior gratuita y por la irrupción de los Combatientes por la Libertad Económica (CLE), un partido revolucionario que aboga por despojar a los blancos de sus tierras, y que con tres años de vida se ha convertido en la tercera fuerza del país. «Hay un cambio generacional en la manera en que la gente ve a Mandela», dice a Efe Malaika wa Azania, de 25 años, una de las intelectuales sudafricanas jóvenes más influyentes y también más críticas con el expresidente y premio Nobel de la Paz, fallecido el 5 de diciembre de 2013. «Bajo su presidencia, el Gobierno de Sudáfrica no fue especialmente progresista, y pasó de una forma de socialdemocracia al neoliberalismo. Su administración no abordó cuestiones como la de la tierra, y se centró demasiado en la reconciliación a costa de la justicia», añade Wa Azania. Protestas violentas en la universidad Las mismas ideas dominan el debate en las universidades, que se vieron sacudidas en octubre por una ola de protestas violentas sin precedentes en la que cientos de alumnos exigieron educación gratuita y la «descolonización» de los centros. «Lo único que el Gobierno democrático tomó de manos del apartheid fue el poder político. El poder económico no cambió de manos», señala a Efe David Manabile, secretario general del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Wits (Johannesburgo) y una de las caras más visibles de las protestas. Manabile se declara simpatizante de Mandela, pero al igual que el estudiante de Ciencias Políticas Thato Mokoena, espera que sus sucesores en el CNA lleven un paso más allá la transición democrática con la adopción de medidas más contundentes que acaben con «la marginalización de la población negra». «A mucha gente en la universidad no les gusta Mandela. Una de las razones es que no aplicó el socialismo en este país. Hay gente que cree que no trajo ningún cambio», señala Mokoena, que, no obstante, no comparte este juicio. Le acusan de traicionar a la «revolución» Esta decepción puede verse también en el seno de los CLE, cuyo líder, el joven populista Julius Malema, que ha acusado a Mandela de traicionar a la «revolución» y tiene un discurso radicalmente opuesto al suyo, con constantes amenazas a la población blanca y ataques a la supuesta hipocresía del CNA. En 2014, un año después de su fundación, el CLE obtuvo más de 6 por ciento de los votos en las elecciones generales, y mejoró este resultado en las municipales de agosto, en las que obtuvo más de un 8 por ciento, lo que le convirtió en pieza clave para sacar al CNA de importantes alcaldías. Una de las razones del desencanto con la democracia liberal que propugnaba Madiba hay que buscarlas en la falta de liderazgo del Gobierno del partido de Mandela, el Congreso Nacional Africano (CNA), que con el presidente Jacob Zuma al mando se ha caracterizado por la corrupción y la destrucción de empleo. Así lo ven muchos analistas, pero críticos de Mandela como Wa Azania discrepan: culpan al sistema capitalista implantado en 1994 y declaran muerta la vía de transformación gradual de la sociedad que tomó Sudáfrica. «El CNA debe salir del poder, y ser sustituido por una coalición de organizaciones panafricanistas, de orientación socialista», declara la escritora, que ve en experiencias como el Gobierno de Lula en Brasil un ejemplo inspirador. Tanto Wa Azania como Mokoena reconocen el fracaso de políticas de nacionalización en Zimbabue y otros países de la zona, pero achacan el colapso de estas economías a la presión de las «potencias internacionales».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Europa lanza un mensaje tranquilizador tras la victoria del «no» en el referéndum de Italia
El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha asegurado este lunes que la victoria del «no» en el referéndum sobre la reforma constitucional en Italia no cambia la situación de la economía del país transalpino ni la situación de los bancos italianos, por lo que ha instado a esperar a que se culmine con el proceso político que se abre tras la dimisión del primer ministro Matteo Renzi. «No cambia realmente la situación económica de Italia ni de los bancos italianos. Los problemas que tenemos hoy son los problemas que teníamos ayer y todavía hay que solucionarlos. Y ese proceso continúa según tengo entendido. Esperemos al resultado del proceso político», ha expresado en declaraciones a los medios a su llegada a le reunión de ministros de Finanzas de la zona euro. En este sentido, el holandés ha apuntado que todavía hay que conocer las «consecuencias políticas» de un referéndum que se basaba en una «decisión política concreta». En cualquier caso, Dijsselbloem ha subrayado que la italiana es una economía «fuerte», una «de las más grandes de de la eurozona» y cuenta con «fuertes instituciones». De esta forma ha asegurado que es «demasiado pronto» para hacer juicios sobre los efectos del reféndum sobre la estabilidad financiera de la zona euro. En la misma línea, preguntado por la posibilidad de que tenga que actuar Banco Central Europeo (BCE), Dijsselbloem ha defendido que la reacción de los mercados «bastante calmada». «Si esta es la reacción del mercado, no parece que requiera pasos de emergencia», ha sentenciado el socialdemócrata holandés. Las palabras de De Guindos Por su partes, el ministro de Economía español, Luis de Guindos, ha asegurado este viernes que el referéndum en Italia es una cuestión interna que no afecta a la eurozona y ha destacado que su impacto en el mercado ha sido reducido. «Ha sido un referéndum sobre una cuestión interna italiana, la reforma constitucional italiana, que no tiene relación con la modificación de la eurozona, ni de la Unión Europea», dicho De Guindos preguntado por la cuestión a su llegada a la reunión del Eurogrupo. De Guindos ha subrayado además que el impacto en los mercados tras la noticia ha sido «muy reducido», dado que ya descontaban el resultado. El ministro ha emplazado a esperar a conocer los próximos pasos del gobierno italiano, ya que Roma aún no ha anunciado si convocará nuevas elecciones o formará un gobierno técnico tras el anuncio de la dimisión de Renzi. «Veremos lo que pasa en los próximos días, las decisiones que se van tomando desde el Gobierno italiano y qué es lo que decide el presidente de la República» italiana, Sergio Mattarella, ha afirmado de Guindos, quien incidió en el «respeto» a la decisión de los italianos. La reacción de Alemania El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, también ha querido sumarse a los mensajes tranquilizadores y ha asegurado que no hay ningún motivo para hablar de una crisis del euro. «No hay ninguna razón para hablar de una crisis del euro», ha afirmado Schäuble a su llegada a la reunión del Eurogrupo que se celebra este viernes en Bruselas, y ha recalcado que la reacción de los mercados ha sido calmada. Schäuble ha dicho haber hablado con su colega italiano, Pier Carlo Padoan, quien se ha ausentado del encuentro del Eurogrupo por la situación política en su país, y ha destacado que las autoridades transalpinas «saben que no es una situación fácil». En opinión del ministro germano, «Italia necesita urgentemente un gobierno capaz de actuar», tras lo que ha añadido que espera que el curso de las reformas continúe en el país. Preguntado por si la banca italiana tendrá que recurrir a un rescate financiero de sus socios de la eurozona, Schäuble ha señaló que la «situación en Italia está en calma». «Ha habido un referéndum sobre la Constitución, el primer ministro ha anunciado su dimisión y veremos qué pasa», ha declarado, tras lo que ha pedido observar la situación con «serenidad». «Así son los procesos democráticos en los Estados miembros, hay que respetar la decisión de los italianos», ha añadido. «Italia debe continuar política y económicamente el camino recorrido consecuentemente en los últimos tres años por el primer ministro Renzi y eso lo saben los responsables en Italia», ha insistido. Sobre si prevé una larga fase de inestabilidad en el país, Schäuble ha señalado que «los italianos tienen mucha experiencia con este tipo de situaciones». «Por eso no temo nada, sino que asumo que los responsables harán lo que deben hacer y les apoyaremos» en ello, ha aseverado. También ha mostrado su «alivio» por la victoria en las presidenciales de ayer en Austria del candidato verde, Alexander Van der Bellen, sobre el aspirante ultraderechista y eurocrítico, Norbert Hofer. No obstante, ha señalado que no hay que olvidar la cantidad de votos que ha recibido el candidato de la derecha populista.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El presidente no quiere el adelanto de elecciones que piden los populistas
Matteo Renzi seguirá en su cargo hasta que se apruebe la ley de presupuestos en el Senado en los próximos días. Un aplazamiento de la dimisión como primer ministro que había anunciado un día antes, pero que aceptó después de que así se lo pidiera el presidente de la República, Sergio Mattarella, y que justificó por «sentido de la responsabilidad». «Mi dimisión será inmediatamente después de ese paso parlamentario», informó Renzi en la breve reunión del Consejo de Ministros que mantuvo ayer en Palacio Chigi. A continuación se dirigió al Quirinal, residencia del jefe del Estado, con quien ya había estado en contacto previamente. El encuentro entre Mattarella y Renzi es solo un primer paso en la actual y enrevesada crisis. El jefe del Estado será el árbitro en una situación que no tiene precedentes en Italia. Mattarella, político respetado y exmagistrado del Constitucional, intenta evitar el riesgo de un salto en el vacío y que se abra un periodo de inestabilidad en Italia, con repercusiones en Europa. El presidente no quiere que Italia vaya de inmediato a las elecciones, como desean las fuerzas populistas, en un clima que aún está envenenado y en el que deben cerrarse muchas heridas. El presidente dejó ayer claro que la democracia italia es solida y transmitió un mensaje de calma a los mercados De ahí que, en un primer coloquio informal que tuvo en la mañana con Renzi, el presidente pidiera al exalcalde de Florencia que permanezca en el palacio Chigi para asegurar la aprobación de la ley de presupuestos en el Senado. Su deseo es congelar brevemente la crisis. «Hay compromisos y plazos que las instituciones tendrán que cumplir por respeto institucional», comunicó a Renzi el jefe del Estado. Sergio Mattarella ha querido dejar claros dos puntos. Primero, la democracia italiana es sólida; y para ello intentó dar garantías a quienes temen que en Italia se instale la inestabilidad y el caos. Segundo, se hará todo lo posible por calmar a los mercados, y para ello dejó en claro que no desea elecciones inmediatas. Compromisos Los compromisos que se deben cumplir y a los que el presidente hizo referencia son dos: el 31 de diciembre, como muy tarde, tendrá que ser aprobada la ley de presupuestos; y antes de celebrar nuevos comicios se tendrá que volver a reformar la ley electoral. La facultad de sugerir el nombre de un sucesor le corresopnde a Renzi, el presidente lo consultará con el resto de fuerzas políticas El presidente ha sondeado a Renzi para ver si, como declaró, no tiene ninguna intención de volver al Parlamento para comprobar si goza de la confianza de las cámaras y ejercer de primer ministro durante un periodo adicional. En principio se descarta esta posibilidad, porque la derrota que sufrió el primer ministro en el referéndum fue humillante, muy superior a la que pronostican los sondeos, lo que deja muy poca capacidad de maniobra a Renzi. El segundo paso del presidente ha sido hablar de los posibles sucesores en la jefatura del Gobierno. La facultad de sugerir un nombre le corresponde a Matteo Renzi, en razón de su cargo de secretario del Partido Democrático, que goza de mayoría parlamentaria (es muy amplia en la Cámara de diputados y controla el Senado, en aliaza con el Nuevo Centro Derecha (NCD) del ministro del Interior, Angelino Alfano. El presidente no es partidario de un gobierno técnico, pues Italia recuerda aún el de Mario Monti, que sustituyó a Silvio Berlusconi y acabó sus días con mucha más pena que gloria. Matarella se inclina por un gobierno político y los nombres sugeridos por Renzi los consultará con los partidos, una vez que la dimisión del líder del PD se formalice. La situación para el presidente es muy complicada, porque, si bien el resultado de las urnas es muy claro, la situación no tiene precedentes: existe una importante fuerza política que ha perdido la consulta, pero que tiene mayoría en el Parlamento y debería controlar el Gobierno. Enfrente están los vencedores de la consulta, pero que son incapaces de presentar una alternativa de gobierno. Por eso, estos partidos, fundamentalmente el Movimiento del cómico Beppe Grillo y la Liga Norte exigen con fuerza a Mattarella la disolución del Parlamento y la convocatoria inmediata de elecciones, medida que es prerrogativa del presidente de la república. Prueba de fuego Dentro del PD se ha desatado un ajuste de cuentas tras la derrota de Renzi Esta crisis representa para Mattarella su primera prueba de fuego. En este rompecabezas solo hay una certeza: ningún Ejecutivo se podrá formar sin la contribución decisiva del Partido Democrático. El problema es también dentro del PD se ha desatado un ajuste de cuentas tras la derrota. El propio Renzi ha reiterado a sus más estrechos colaboradores su amargura por el comportamiento de la corriente de izquierdas del partido: «No creía que me pudieran odiar tanto». Ha sido un odio «destilado, purísimo», dijo en referencia sobre todo a los exsecretarios del PD Pier Luigi Bersani y Massimo D?Alema. Lo que motiva que los halcones del partido, los más próximos a Renzi, le hagan esta sugerencia: Poco importan Bersani y compañía. Hay que ir a elecciones y dejarlos fuera de las listas electorales. Renzi -es el razonamiento de estos colaboradores- ha logrado más del 40 por 100 de los votos en el referéndum. Son todos votos suyos. Hagamos un gobierno de tres meses y después vayamos a elecciones sin los adversarios internos. No se ha visto nunca que una parte del partido haga campaña contra su líder. La otra gran preocupación del presidente de la República es evitar que se debilite aún más la imagen internacional de Italia, muy dañada con este referéndum. Italia ha recibido en estos momentos la comprensión de la Unión Europea, pero Bruselas no puede hacer la vista gorda ante las cuentas de las finanzas italianas. La UE exige un recorte de unos 5.000 millones de euros, lo que hará más complicada la aprobación de la ley de presupuestos. Además, desde el punto de vista social, el país se despierta tras el referéndum con dos evidencias: la rabia de los ciudadanos por la crisis es muy superior a lo que se creía; y Renzi no ha perdido todas su cartas si se tiene en cuenta que esta vez ha batallado contra todos. Pier Carlo Padoan y Pietro GrassoLos favoritos a la sucesión: Pier Carlo Padoan (Roma, 1950) es un economista de prestigio y con demostrada vocación europeísta. Fue profesor de Economía en la Sapienza de Roma. Ministro de Economía y Finanzas desde febrero 2014. Director del Fondo Monetario Internacional por Italia y vicesecretario general de la OCDE. Matteo Renzi lo incorporó a su gabinete, en el que había demasiada juventud e inexperiencia, para dar imagen de responsabilidad y madurez a los mercados y a las cancillerías europeas. Pietro Grasso (Licata, Sicilia, 1945), exmagistrado y presidente del Senado desde marzo de 2013. Adquirió protagonismo como juez en el maxiproceso a Cosa Nostra (febrero 1986-diciembre 1987), en el que hubo 475 imputados. Mantuvo una estrecha colaboración con los magistrados Falcone y Borsellino. Ocupó el cargo de fiscal nacional antimafia entre 2005 y 2012. Como magistrado tuvo una próxima relación con el presidente Sergio Mattarella, tras el asesinato de su hermano Piersanti por la mafia.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Japón asegura que Abe no pedirá perdón en su vista a Pearl Harbor
El primer ministro japonés Shinzo Abe se convertirá en el primer mandatario nipón en visitar Pearl Harbor, coincidiendo con el 75 aniversario del ataque por sorpresa del ejército japonés a la base estadounidense que causó la muerte de 2.400 militares y civiles y desencadenó la entrada de EE.UU. en la II Guerra Mundial. Sin embargo, el Gobierno japonés ha asegurado que el primer ministro rendirá un homenaje a las víctimas pero no ofrecerá una disculpa durante su visita a la base estadounidense de Pearl Harbor a finales de diciembre. «Esta visita es para honrar las almas de los fallecidos en la guerra, no es para pedir perdón», ha defendido el ministro portavoz, Yoshihide Suga durante una rueda de prensa. Durante su visita a Hawaii el 26 y 27 de diciembre, el primer ministro estará acompañado por el ministro nipón de exteriores Fumio Kishida, que la calificó el gesto como «una muestra de la reconciliación entre Japón y EE.UU». Abe y el presidente estadounidense Barak Obama, que acompañará al mandatario durante la visita a la base y que acabará su mandato en enero, celebrarán su última cumbre en Hawaii. «La reunión será un ejemplo más del gran papel que la alianza entre Japón y EEUU tiene para la paz y la estabilidad en la región Asia Pacífico y la comunidad internacional», ha apuntado el canciller nipón en declaraciones a los medios. El pasado mayo, Obama realizó una histórica visita a Hiroshima y se convirtió en el primer presidente de EEUU en ejercicio en viajar a la ciudad nipona sobre la que hace 71 años durante la II Guerra Mundial las tropas estadounidenses lanzaron una bomba nuclear. El actual inquilino de la Casa Blanca aprovechó la visita para rendir homenaje a las más de 140.000 víctimas inmediatas del ataque atómico y aunque no expresó una disculpa defendió la idea de conseguir un mundo sin armas nucleares.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Renzi perdió por enfrentarse a los sectores más poderosos de la sociedad italiana
Era una derrota anunciada. El pueblo italiano se ha revuelto y ha votado para echar al «césar». La causa no ha sido solamente el auge del populismo. Las motivaciones son bastante más complejas. Curiosamente, el jefe de Gobierno que seguramente ha hecho más reformas en menos tiempo que nadie en un país tradicionalmente inmovilista ha sido obligado a dimitir por un resultado desastroso, superior incluso al que habían previsto las encuestas más negativas. Esas reformas no han calado, creándose un sentimiento transversal que ha dado lugar al «antirenzismo»: una muy heterogénea mezcla de derecha, «grillini», izquierda de su propio partido, sindicatos, sectores ultracatólicos y profesores votaron contra el primer ministro. Lo sorprendente es que el 25 mayo del 2014, en las elecciones europeas, llevó a su Partido Democrático a obtener el 40,8%, cifra que nunca había logrado un partido de izquierda. Algunas de sus reformas crearon esperanza, como la del «Desbloqueo Italia», para agilizar las obras públicas; la ley «Después de nosotros», para no dejar desamparados a los hijos discapacitados que pierden su padres; la abolición de las provincias, el «divorcio breve», frente a la eterna burocracia italiana.. También quitó el impuesto a la primera casa y bajó otros impuestos. Su hiperactividad despertó simpatías, en un país acostumbrado a la lentitud, burocracia y el reenvío permanente de las reformas. Pero otros cambios comenzaron a levantar ampollas, como la reforma laboral «Jobs Act», para desarrollar el mercado del trabajo con el despido libre, lo que le enfrentó a los sindicatos, a los que subestimó en sus declaraciones. Su reforma de la escuela le enemistó con el profesorado, que se puso en pie de guerra, con huelga incluida, al no aceptar entre otras cosas que al director del colegio se le diera una gran autonomía para adoptar decisiones. Bastaba hablar con un profesor para comprender el odio que comenzaba a germinar contra Renzi. Otra de sus reformas, la ley de «Uniones civiles», el matrimonio homosexual, le granjeó la animadversión de los integristas católicos, que le organizaron un fin de semana el «Family Day» con el mensaje: Renzi ha traicionado la moral católica, nos acordaremos de ello en el día del referéndum sobre la reforma constitucional. Se la tenían jurada y esa ocasión dorada llegó ayer. Sin escuchar a nadie Pero la opinión pública comenzó a percatarse de que muchas de sus promesas no se cumplían, no había crecimiento económico y la crisis seguía Frente a las protestas y voces discordantes, él seguía conduciendo a mil por hora su locomotora, sin escuchar a casi nadie. Renzi siguió siempre con una frenética actividad, sin darse un respiro. Pero la opinión pública comenzó a percatarse de que muchas de sus promesas no se cumplían, no había crecimiento económico y la crisis seguía. La gente percibió que a menudo Renzi se comprometía a una cosa y hacía otra. Por ejemplo, había prometido una reforma de la RAI (Radiotelevisión pública italiana), para hacerla independiente del gobierno de turno, siguiendo el modelo de la BBC británica. Pero acabó controlando la RAI, colocando incluso como director general a una persona de su máxima confianza, Antonio Campo Dall? Orto. En lugar de centrarse en estas urgencias, el primer ministro italiano se marcó como objetivo fundamental reformar la Constitución, que había entrado en vigor en 1948 para demostrar que él era capaz de encontrar una solución a un debate que Italia mantenía desde hace más de 30 años. Pero se quedó solo, porque con su arrogancia no supo conciliar voluntades, abandonando otras reformas más necesarias, imprescindibles para una reforma constitucional, cometiendo además el grave error de anunciar hace un año que si la reforma no se aprobaba, él se marchaba a casa. Desde ese momento, toda la oposición, incluido la izquierda de su propio partido, luchó para desgastarlo y causar la caída del Gobierno. Solo tres regiones Encerrado en su mundo, ni siquiera supo escuchar la voz de alarma de personas de su confianza. Por ejemplo, un famoso empresario italiano, Oscar Farinetti, amigo de Renzi, le advirtió el 6 de noviembre: «Estamos volviéndonos antipáticos. Hay que ser de nuevo simpáticos y admitir alguna vez que también nosotros tenemos miedo». La alarma del amigo tampoco fue escuchada. Era demasiado tarde. El voto del «no» ya estaba en la mente de muchas familias de una clase media destruida por la crisis, sin esperanza de futuro para sus hijos y nietos. Los jóvenes sin trabajo (35 %) ya no creían en sus promesas, los salarios no llegan a final de mes y muchos trabajadores se sienten amenazados por la inmigración (más de 170.000 inmigrantes han llegado en lo que llevamos de año), una bandera enarbolada por los populistas. Han sido estas clases más desfavorecidas, las que viven en el sur, las que han hecho aumentar la afluencia y han dado el empujón definitivo para echar a Renzi. Solo en tres regiones del Norte, entre las más ricas, lo han apoyado: Trentino-Alto Adige, Emilia-Romagna y su propia región, Toscana. En las otras 17 se impuso el «no». Hoy la pregunta que se hace Italia es ¿qué hará Renzi?. Dada su ambición, su horizonte no es el de expremier David Cameron, inmortalizado sentado en un banco comiendo fish and chips.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Merkel, reelegida presidenta de la CDU con el 89,5% de los votos
La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha sido reelegida hoy presidenta de la Unión Cristianodemócrata (CDU) con un 89,5 % de los votos, en el congreso federal que celebra la formación en Essen (oeste) para preparar la campaña electoral de las generales de 2017. Merkel obtuvo este resultado, frente al 96,7 % logrado dos años atrás, y fue ratificada así como líder del partido, dos semanas después de haber anunciado que optará a un cuarto mandato como canciller en los comicios previstos para dentro de diez meses. Antes de la votación, Merkel se había dirigido a sus filas para pedirles apoyo y unidad, tras advertir de que la campaña para su reelección «no va a ser fácil». La canciller alemana ha reconocido ante el congreso de la Unión Cristianodemócrata (CDU), que «Alemania enfrenta sus elecciones más complicadas desde la reunificación» y ha marcado territorio a izquierda y derecha. Por la izquierda, ha dejado claro a los suyos que «hay que evitar» un posible tripartito de izquierdas cuya formación «dependerá solamente de si tienen margen numérico». A la extrema derecha de Alternativa para Alemania (Afd), le ha recordado que «aquí, quién es el pueblo es algo que decide el pueblo entero y no solo unos pocos y demasiado ruidosos», en referencia al popular «nosotros somos el pueblo» que corean a menudo los manifestantes del movimiento afín a AfD Pegida (Patriotas contra la islamización de occidente). Ha llamado a la unidad y ha situado su candidatura exactamente en el centro del arco político alemán. «La CDU, junto a la CSU, es el único partido de centro de Alemania», ha dicho, arrancando aplausos de los delegados en Essen. «Durante mis largas deliberaciones sobre si debía volver a presentarme o no, muchos de vosotros os habéis acercado para decirme: tienes que? tienes que?» ha confesado la canciller alemana, «menos mal, lo contrario habría sido bochornoso? pero esto es algo que solo conseguiremos juntos, así que ahora soy yo la que os digo a vosotros: tenéis que? tenéis que?.». En su discurso de hora y media de duración, Merkel ha subrayado que no todos los refugiados llegados a Alemania podrán permanecer en el país. «A muchos tendremos que decirles que lo sentimos, que no pueden quedarse», ha explicado, pero ha garantizado que cada una de las solicitudes de asilo se evaluarán individualmente para determinar si les asiste el derecho a quedarse o no. También ha recibido grandes aplausos al pronunciarse a favor de vetar del burka u otros velos islámicos integrales «en los espacios públicos donde ello es posible prohibirlos», para resaltar que en una sociedad abierta corresponde ir «con el rostro descubierto», y cuando ha denunciado los mensajes de odio que, de modo creciente, se difunden en internet, sean de contenido xenófobo o de cualquier otra forma de extremismo, para recordar que las redes sociales «no deben ser un espacio al margen de la ley». Sobre Europa, Merkel ha remarcado la necesidad de hacer cumplir el Pacto de Estabilidad, así como de forjar un mayor esfuerzo en seguridad interna y externa, en el que ha destacado un refuerzo de las fronteras exteriores y un nuevo papel más responsable en el seno de organizaciones como la OTAN. «Está en nuestra mano lograr el futuro que anhelamos para nuestro país», ha añadido, para lo que es preciso llevar adelante una campaña cohesionada, dentro de su partido y también con el apoyo de su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU).
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Al menos 21 muertos en un accidente de avión en Pakistán
El ejército de Pakistán ha recuperado 21 cadáveres de los restos de un avión que se ha estrellado este miércoles en Havelian, 125 kilómetros al norte de Islamabad. En la aeronave viajaban 47 personas y, hasta el momento, solo se han contabilizado 21 víctimas mortales. «El esfuerzo de rescate continúa», dijeron los militares en un escueto comunicado. No obstante, testigos del accidente dijeron que es poco probable que haya supervivientes. El avión realizaba un trayecto entre Chitral e Islamabad, según ha informado la Autoridad de Aviación Civil y varias fuentes. «Está confirmado que se ha estrellado, recibimos la última señal a las 16.20 (11.20 GMT)», ha indicado a Efe Sher Ali, un portavoz de Aviación Civil de Pakistán. «Hemos recibido información de que un avión se estrelló cerca de Havelian; la Policía y los equipos de rescate han sido enviados a la zona», ha indicado a Efe por su parte Muhammad Khan, un portavoz de la Policía de Abbottabad, al norte de Islamabad. El jefe del Gobierno local de Havelian, una localidad situada al sur de Abbotabad, también ha confirmado a Efe que «un avión se estrelló en la zona de Piplian, cerca de Havelian». La compañía Pakistán International Airlines había informado previamente de que un ATR-42 operado como PK-661, que cubría el trayecto entre Chitral e Islamabad transportando alrededor de 40 personas, había perdido contacto con la torre de control. La compañía ha señalado que «todos los recursos han sido movilizados para localizar el avión» y ha informado de la apertura de varias líneas de teléfono de asistencia urgente. El avión despegó de Chitral rumbo a Islamabad a las 15.00, hora local (11.00 GMT) y perdió la comunicación con la torre de control poco antes de llegar a su destino. La Oficina de Comunicación del Ejército informó en un comunicado del envió de helicópteros a la zona del accidente. Por su parte el primer ministro, Nawaz Sharif, dirigió a las diferentes autoridades a que pongan en marcha las labores de rescate. El país asiático vivió en 2012 uno de sus peores tragedias aéreas, cuando 138 personas murieron en el accidente de un avión cerca de Islamabad. Un famoso a bordo Junaid Jamshed, una estrela del pop pakistaní convertido en clérigo musulmán, iba a bordo del avión que se ha estrellado. Jamshed logró la fama en Pakistán durante la década de los años 80 y 90 como cantante del grupo rock Vital Signs, informa Reuters.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El padre de un caído en Afganistán combatirá el terrorismo en EE.UU.
Otro general retirado y otro militar con una larga carrera en el mítico cuerpo de Marines. John F. Kelly es el elegido por el presidente electo para liderar la Seguridad Nacional, el departamento clave para luchar contra el terrorismo dentro de las fronteras de Estados Unidos. Donald Trump está confiando toda la labor relacionada con la defensa y la seguridad en los veteranos el ejército más condecorados y con experiencia en las diferentes guerras en Oriente Medio. Además de sus méritos en la carrera militar, el nuevo secretario de Seguridad Nacional acumula la triste experiencia personal de la muerte de un hijo en el frente en Afganistán. Su fallecimiento tuvo lugar en 2010, cuando Robert Michael Kelly pisó una mina mientras lideraba un pelotón de combate. Este detalle ha pesado en la decisión del presidente electo, que buscaba para el cargo a personas que hubieran sufrido en primera persona las consecuencias de enviar a soldados al frente de combate. The New York Times cita fuentes cercanas al presidente electo para asegurar que será el ocupante del cargo, pese a que aún no le ha sido ofrecido, al encontrarse fuera del país. El general Kelly lideró el Comando del Sur del ejército estadounidense, uno de los nueve, con sede en Florida, que abarca prácticamente todo el continente americano. La brillante hoja de servicios del general Kelly, de 66 años y condecorado con cuatro estrellas, parte de su logro de haberse convertido en 2003 en el primer Marine coronel desde 1951, lo que auguraba ya una intensa carrera, que completó con cuarenta años en el cuerpo. El ascenso le llegó precisamente cuando se encontraba en el frente, coordinando intensos combates en el oeste de Irak. Embajador en China En pleno enfrentamiento de Trump con China, su elección para dirigir al Embajada de Estados Unidos en el país asiático es Terry Branstad, actual gobernador de Iowa, y amigo del presidente Xi Jinping. Pese a su cercanía personal al mandatario chino, Brandstad, de 70 años y que ha desarrollado toda su carrera en el estado que le vio nacer, deberá hacer frente a uno de los mayores retos en política exterior de la Administración Trump, que aún no ha decidido quién será la persona que se sitúe al frente del Departamento de Estado. Los principales nombramientos de Trump culminarán la próxima semana con la designación del secretario de Estado, un cargo para el que se barajan cuatro nombres: John Huntsman, exgobernador de Utah y quien fuera embajador en China; John Bolton, exembajador de Estados Unidos ante la ONU, y Rex W. Tillerson, el consejero delegado del gigante del petróleo Exxon Movil. No están descartados, Mitt Romney, el general David Petraeus y Ruddy Giuliani.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Mueren los 48 ocupantes del avión estrellado al norte de Pakistán
Los 48 ocupantes del avión estrellado este miércoles en Havelian, 125 kilómetros al norte de Islamabad, han muerto, según ha confirmado aviación civil de Pakistán. Antes de esta información el Ejército del país asiático había recuperado los cuerpos de 21 víctimas mortales. «El esfuerzo de rescate continúa», dijeron los militares en un escueto comunicado. No obstante, testigos del accidente dijeron que es poco probable que haya supervivientes. El avión realizaba un trayecto entre Chitral e Islamabad, según ha informado la Autoridad de Aviación Civil y varias fuentes. «Está confirmado que se ha estrellado, recibimos la última señal a las 16.20 (11.20 GMT)», ha indicado a Efe Sher Ali, un portavoz de Aviación Civil de Pakistán. «Hemos recibido información de que un avión se estrelló cerca de Havelian; la Policía y los equipos de rescate han sido enviados a la zona», ha indicado a Efe por su parte Muhammad Khan, un portavoz de la Policía de Abbottabad, al norte de Islamabad. El ATR-42 de PIA despegó de la norteña ciudad de Chitral rumbo a Islamabad a las 15.00 hora local (10.00 GMT) y perdió la comunicación con la torre de control en torno a una hora y veinte minutos más tarde. A las 16.42 (11.42 GMT) se estrelló en una colina el pueblo de Saddha Batolni, cerca de la localidad de Havelian, indicó la compañía en un comunicado. En la aeronave se encontraban 42 pasajeros, cinco miembros de la tripulación y un ingeniero de la aerolínea. El jefe del Gobierno local de Havelian, una localidad situada al sur de Abbotabad, también ha confirmado a Efe que «un avión se estrelló en la zona de Piplian, cerca de Havelian». La compañía Pakistán International Airlines había informado previamente de que un ATR-42 operado como PK-661, que cubría el trayecto entre Chitral e Islamabad transportando alrededor de 40 personas, había perdido contacto con la torre de control. La compañía ha señalado que «todos los recursos han sido movilizados para localizar el avión» y ha informado de la apertura de varias líneas de teléfono de asistencia urgente. El avión despegó de Chitral rumbo a Islamabad a las 15.00, hora local (11.00 GMT) y perdió la comunicación con la torre de control poco antes de llegar a su destino. La Oficina de Comunicación del Ejército informó en un comunicado del envió de helicópteros a la zona del accidente. Por su parte el primer ministro, Nawaz Sharif, dirigió a las diferentes autoridades a que pongan en marcha las labores de rescate. El país asiático vivió en 2012 uno de sus peores tragedias aéreas, cuando 138 personas murieron en el accidente de un avión cerca de Islamabad. Un famoso a bordo Junaid Jamshed, una estrela del pop pakistaní convertido en clérigo musulmán, iba a bordo del avión que se ha estrellado. Jamshed logró la fama en Pakistán durante la década de los años 80 y 90 como cantante del grupo rock Vital Signs, informa Reuters.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Boeing recula y se compromete ante Trump a «controlar los costes» del nuevo Air Force One
El consejero delegado de Boeing, Dennis Muilenburg, se ha comprometido a «controlar los costes» del nuevo modelo del avión presidencial en una conversación que ha mantenido con el presidente electo de EEUU, Donald Trump, después de que este pidiese cancelar el pedido por considerar su precio desorbitado, indicó hoy la compañía. «Muilenburg felicitó al señor Trump por su victoria electoral y se comprometió a trabajar con el nuevo gobierno para controlar los costes una vez que se establezcan los requisitos para el nuevo Air Force One (como se conoce el avión presidencial) y mantener el programa tan asequible como sea posible», ha afirmado Boeing en un comunicado. Asimismo, ambos han discutido «la importancia general del sector manufacturero estadounidense y la continuada y fuerte contribución de Boeing y su compromiso con los empleos en EEUU». Calmar las aguas El gigante aeronáutico estadounidense trataba así de serenar las aguas después de que este martes, Trump volviese a agitar la polémica desde su cuenta personal de Twitter, su red social favorita: «¡Que se cancele la orden!», ha escrito el presidente electo en referencia la construcción del nuevo avión presidencial. «Boeing está construyendo un nuevo 747 Air Force One para futuros presidentes, pero los costes están fuera de control, más de 4.000 millones de dólares», ha añadido.El comentario hizo caer temporalmente las acciones de Boeing en Wall Street. Por su parte, el presidente electo ha reducido también el tono esta mañana en una entrevista en la NBC en la que aseguró que había conversado anoche con Muilenburg, del que dijo que es «un gran tipo» y con el que iba a solucionar la controversia. «Para eso estoy aquí. Voy a renegociar precios. Los aviones son demasiado caros. Vamos a reducir los precios. Si no logramos rebajar los precios, no los vamos encargar, nos quedaremos con lo que tenemos», ha agregado. A pesar de que el contrato actual del gobierno federal con Boeing es de 170 millones de dólares para el estudio de las primeras fases del proyecto, la Oficina de Contabilidad del Gobierno ha cifrado el potencial coste total en 3.200 millones de dólares para el año fiscal 2020. Dos Air Force One para Obama La Casa Blanca dispone actualmente de dos unidades del Air Force One, modelo 747-200, que tienen más de dos décadas de servicio. La idea es que sean reemplazados por dos Boeing 747-8, el nuevo modelo, con más autonomía de vuelo y un tamaño ligeramente mayor. Boeing, con sede en Chicago y que cuenta con más de 150.000 empleados en EEUU, es la principal empresa exportadora y recientemente ha anunciado sus planes de abrir una fábrica en China para completar los pedidos a aerolíneas chinas. Trump ha hecho del proteccionismo comercial uno de los ejes de su campaña, y ha advertido de las consecuencias que puedan acarrear a las grandes empresas con planes de trasladar fábricas a otros países para ahorrar costes.