Infortelecom

Noticias de asia

20-01-2021 | Fuente: abc.es
Protagonistas y anécdotas de la ceremonia de investidura de Joe Biden
Juntos escribiremos una historia americana de esperanza, no de miedo. De unidad, no de división. De luz, no de oscuridad». Joe Biden pronunció estas palabras poco después de poner su mano sobre la Biblia y jurar su cargo de presidente de EE.UU. La ceremonia, que abre una nueva etapa en la historia del país, dejó numerosas anécdotas. Segundo presidente católico de la Historia Joe Biden es el segundo presidente católico de la Historia de EE.UU., después de J.F. Kennedy. El nuevo presidente acudió ayer a misa en la catedral de San Mateo, en Washington, acompañado de su mujer y de los jefes demócrata y republicano del Comgreso, un gesto que simbolizó el esfuerzo que harán ambos partidos para colaborar en el futuro. Medio millar de simpatizantes del presidente Trump, que voló con su avión a Florida Alrededor de 500 simpatizantes de Donald Trump despidieron en la mañana de ayer en un aeropuerto militar al presidente saliente, en su último viaje a bordo del Air Force One. Trump decidió no acudir a la investidura de su sucesor, Joe Biden, en un gesto criticado por la práctica totalidad de los medios de comunicación norteamericanos, y en su lugar abandonó temprano Washington en dirección a su lujosa residencia en Florida de Mar-a-Lago. En medio de un viento fuerte y glacial, medio millar de seguidores de Trump quisieron darle el último adiós, aunque en su mensaje afirmó que «de alguna manera volverá». Una orquesta militar tocó el «Hail to the Chief», mientras se oían las protocolarias 21 salvas de cañón. Kamala Harris frente a Sonia Sotomayor Kamala Harris, hija de inmigrantes de la India y Jamaica, se convirtió ayer en la primera mujer en llagar a la Vicepresidencia de Estados Unidos, También en la primera norteamericana de origen asiático, y en la primera mujer negra en alcanzarlo. Prestó juramento de su cargo ante Sonia Sotomayor, la primera juez del Tribunal Supremo de origen hispano. Kamala Harris jura su cargo - AFP Honores para el policía «héroe del Capitolio» El agente de Policía Eugene Goodman, considerado por los medios como el héroe del asalto del Capitolio, acompañó ayer en la ceremonia a la nueva vicepresidenta, Kamala Harris. Goodman hizo frente a la turba de partidarios del presidente Donald Trump que asaltó la sede del Congreso el pasado 6 de enero para tratar de impedir la certificación de Biden. El policía Eugene Goodman - AFP El embajador de Guaidó, entre los invitados El embajador en EE.UU. del presidente interino de Venezuela, Carlos Vecchio, fue invitado al acto de investidura por el nuevo presidente Biden, en un reconocimiento tácito de la nueva Administración a Juan Guaidó. En la imagen, Vecchio, en el centro, acompañado ayer por el embajador español, Santiago Cabañas, a la izquierda, y el colombiano, Francisco Santos. Clinton, Obama y George W. Bush, presentes Joe Biden, de 78 años, es el presidente de mayor edad en llegar a la Casa Blanca, en la que entrará después de más de tres décadas como senador y ocho años a la sombra de Barack Obama, como su vicepresidente entre 2009 y 2017. Obama sí estuvo presente en la ceremonia de ayer, al igual que los expresidentes Bill Clinton y George W. Bush. Jennifer López habla en español en el acto La cantante Lady Gaga interpretó el himno nacional en la toma de posesión, y Jennifer Lopez protagonizó una de sus llamativas actuaciones. Ambas artistas recogieron así el testigo de Aretha Franklin, que actuó en la primera toma de posesión de Barack Obama, y de Beyoncé, que lo hizo en la segunda. Lopez dijo algunas frases en español. La cantante Jennifer Lopez - AFP Donald Trump concede 140 indultos antes de dejar la Casa Blanca, entre ellos el de Steve Bannon A pocas horas de dejar la Casa Blanca, Donald Trump otorgó 140 indultos, entre ellos el de Steve Bannon, el que fuera su asesor jefe en sus primeros meses de presidencia y uno de los arquitectos de su ascenso al poder. Trump decidió utilizar su prebenda al filo de la medianoche del martes, unas ocho horas antes de la hora prevista para su abandono de la residencia presidencial con destino a Palm Beach (Florida) y doce horas antes de que Joe Biden compareciera en la escalinata del Capitolio para jurar su cargo como nuevo presidente. Se trata de un indulto preventivo, ya que Bannon todavía no ha sido declarado culpable de ningún delito. Bannon fue una pieza ideológica clave en la victoria electoral de Trump en 2016.
20-01-2021 | Fuente: abc.es
Joe Biden es ya el 46º presidente de EE.UU.: «La democracia ha vencido»
«Juntos escribiremos una historia americana de esperanza, no de miedo. De unidad, no de división. De luz, no de oscuridad». Joe Biden pronunció estas palabras poco después de poner su mano sobre la Biblia y jurar su cargo de presidente de EE.UU. El escenario en el que lo decía, sin embargo, era un contraste descarado a las intenciones del nuevo ocupante de la Casa Blanca. Biden hablaba desde el lugar tradicional para la investidura de los presidentes, la escalinata de mármol del Capitolio. La misma que dos semanas antes había sido invadida por una turba de seguidores de Donald Trump, alentados por el propio ex presidente, para evitar la certificación de la victoria electoral de Biden. El mismo lugar en el que hubo cinco muertos -entre ellos, un policía-, en un capítulo bochornoso y trágico para la democracia más vieja y estable del mundo. El mismo lugar en el que, contra la tradición, no se presentó Trump, en una muestra de una brecha política que no se esfumará con un discurso. Biden habló a un público inexistente. El Mall, el amplio parque que va desde el Capitolio hasta el monumento a Abraham Lincoln, que se llena con cientos de miles de personas en las investiduras, estaba desierto. Sobre todo, ante el temor a un ataque de extremistas para desbaratar la toma del poder del nuevo presidente. Pero también por la pandemia de Covid-19, que acumula más de 400.000 muertos en el país y seguirá aumentando la factura mortal en la presidencia de Biden. Los pocos invitados a la ceremonia, separados entre sí, cubiertos con mascarillas, eran otro doloroso recuerdo del momento que vive EE.UU. Fuera del Capitolio, la ciudad estaba tomada por cerca de 25.000 miembros de la Guardia Nacional, con todos los alrededores del Mall -donde también está la Casa Blanca- parapetados con vallas y muros y con decenas de calles cortadas. Los alrededores de la zona acordonada estaban desiertos y en silencio, con apenas un puñado de curiosos en las vallas, a cientos de metros de la ceremonia, en una mañana fría de enero. Era una postal fantasmagórica de un traspaso de poder en un país en crisis política, económica y sanitaria. Esa atmósfera puso un velo sombrío en un momento histórico: Kamala Harris se convirtió, poco antes de la jura de Biden, en la primera mujer en conquistar la vicepresidencia de EE.UU. También la primera persona negra o asiática -Harris es de padre jamaicano y madre india- en llegar al segundo cargo de mayor jerarquía del país. Juró su lealtad a la Constitución sobre dos biblias: una de su familia y otra que perteneció a Thurgood Marshall, el primer negro en ser juez del Tribunal Supremo. «Aquí estamos, mirando al gran Mall en el que el Dr. King habló de su sueño», dijo Biden sobre el célebre discurso de Martin Luther King Jr. «Aquí estamos, donde hace 108 años en otra investidura, miles de manifestantes trataron de impedir que mujeres valientes marcharan en defensa de su derecho a votar», añadió mirando a Harris. «¡No me digáis que las cosas no pueden cambiar!» «Hemos vuelto a aprender que la democracia es valiosa, que la democracia es frágil», dijo Biden sobre los acontecimientos del 6 de enero, la traca final del intento de Trump de dar la vuelta a los resultados de las urnas. «Pero en este momento, amigos, la democracia ha vencido». De esa victoria, sin embargo, sale debilitada. La cruzada de Trump por revertir el resultado electoral ha calado entre sus votantes, pese a que ni su propia Administración, ni las autoridades de los estados -incluidos la mayoría de los republicanos-, ni los tribunales -empezando por el Supremo, de mayoría conservadora- encontraran evidencias del «robo» electoral masivo que ha predicado desde la noche del 3 de noviembre. Casi el 80% de los votantes republicanos, según las encuestas, creen que la victoria de Biden no es legítima. «Las últimas semanas y meses nos han enseñado una lección dolorosa», dijo el presidente en referencia a esos esfuerzos, aunque nunca citó a Trump. «Hay verdades y hay mentiras, mentiras que se dicen para conseguir poder y beneficios». «Cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad como ciudadanos, como estadounidenses, y en especial como líderes que han jurado honrar nuestra Constitución y proteger nuestra nación, defender la verdad y derrotar las mentiras», prosiguió. Tendrá una labor ardua por delante, con buena parte del país que no se cree los resultados electorales y con un creciente calado de teorías conspiradoras y de cuestionamiento de la ciencia, desde la creencia en QAnon -la teoría infundada de la existencia de una red de pederastia en las altas esferas de la elite política, que iba a ser desmantelada por Trump- hasta el simple rechazo del uso de la mascarilla frente al covid. «Tenemos que rechazar la cultura en la que los propios hechos se manipulan, e incluso se inventan«, dijo. Biden no obvió la encrucijada política en la que se encuentra el país. «Sé que hablar hoy de unidad puede sonar como una fantasía ingenua. Sé que las fuerzas que hoy nos dividen son profundas y reales«, dijo sobre un país polarizado, con una brecha política que ha partido familias, ha disparado la violencia extremista y ha convertido la cooperación entre partidos en una aventura imposible. A pesar de ello, insistió una y otra vez en la necesidad de que el país, que se ha dado la espalda, se una. «Debemos acabar con esta guerra incívica de rojos contra azules, de campo contra ciudad, de conservadores contra liberales», dijo, y abogó por «empezar de nuevo: comencemos a escucharnos, a vernos, a mostrar respeto los unos por los otros«. «El camino es la unidad», sentenció Biden sobre la manera de sortear las crisis que azotan al país. Es difícil saber si su llegada al poder será un punto de inflexión en la división de EE.UU. Los líderes republicanos al menos buscaron escenificar unidad institucional alrededor del nuevo presidente. El vicepresidente saliente, Mike Pence; y sus dos máximos exponentes en el Congreso, el senador Mitch McConnell y el diputado Kevin McCarthy, no fueron a despedir a Trump a la base aérea de Andrews y sí comparecieron en el Capitolio con Biden. Tras su discurso, el nuevo presidente cumplió con el boato de las investiduras -la visita a Arlington, el desfile inaugural, la recepción de regalos, las fotos en la escalinata, la entrada en la Casa Blanca-, todo con la sordina de realizarse sin público. Un comienzo sobrio y gris de una presidencia que recibe un país dividido y en crisis.
19-01-2021 | Fuente: as.com
Los descubridores del coronavirus alertan del virus Nipah en Asia
Los investigadores que hallaron el coronavirus fuera de Wuhan advierten sobre patógenos peligrosos surgidos por la biodiversidad de sus regiones.
19-01-2021 | Fuente: as.com
Steph Curry remonta y desbarata a unos Lakers demasiado confiados
El base provocó 12 de los 14 puntos con los que los Warriors le dieron la vuelta al partido en los últimos cuatro minutos. Fin a la racha de los Lakers.
18-01-2021 | Fuente: as.com
El Arsenal de Thomas y Aubameyang avanza
Un doblete de Aubameyang y un partidazo de Thomas fulminaron al Newcastle, demasiado tímido durante todo el partido. El Arsenal ya escala en la tabla.
18-01-2021 | Fuente: abc.es
El último tren de Biden desde Wilmington a Washington
Joe Biden quería estar hoy en una de las butacas mullidas del Regional del Noroeste número 87, que lanza un chirrido desconsolado cuando sale de Wilmington (Delaware). Mañana jurará en Washington el cargo de presidente de EE.UU., el final de un periplo que cumple un sueño de adolescente, conseguido en la tercera intentona y en el ocaso de su vida pública. Hoy quería montarse en el tren, pieza central en su idiosincrasia política. Pero el 87 sale sin Biden. No hay un ejército de seguridad en el andén, ni fogonazos de fotógrafos, ni saludos sentidos a pasajeros, ni la cabellera blanca del próximo arrendatario de la Casa Blanca. En un mundo sin pandemia, el presidente electo hubiera caminado unos pocos cientos.. Ver Más
18-01-2021 | Fuente: abc.es
Conte acude a la Cámara con su gobierno en riesgo
Giuseppe Conte se juega entre el lunes y el martes el todo por el todo en el parlamento. El primer ministro acude hoy lunes a la Cámara de diputados y mañana al Senado para intentar obtener la confianza y seguir al frente del gobierno. Su discurso, en síntesis, podría resumirse así: o yo o el diluvio, o mi Gobierno o elecciones. En la Cámara tiene garantizada la mayoría absoluta. El problema está en el Senado, donde Giuseppe Conte no podrá contar seguramente con la mayoría absoluta, fijada en 161 votos. Tendrá que contentarse con la mayoría simple, que seguramente logrará porque Matteo Renzi, líder de Italia Viva, que abrió el miércoles la crisis al retirar del gobierno a las dos ministras de Italia Viva, ha prometido la abstención de sus 18 senadores. Renzi buscaba la caída de Conte y en parte, ante las numerosas críticas que ha recibido y al verse aislado, ha dado marcha atrás. Con la abstención de Italia Viva, Conte para obtener la confianza con mayoría simple necesita 149 votos. Tiene garantizados 151 con las tres fuerzas políticas de la coalición: Movimiento 5 Estrellas, Partido Democrático y Libres e Iguales. Para el primer ministro se trataría de una insignificante y momentánea victoria, de la que saldría un gobierno muy frágil, más aún que el actual. En este caso, Giuseppe Conte tiene dos opciones: la primera, seguir con el actual gobierno, con alguna remodelación, con la perspectiva de aguantar al máximo hasta junio y celebrar entonces elecciones generales. La segunda opción es presentar la dimisión en la confianza de que el presidente de la República le encargue la formación de su tercer gobierno, introduciendo una amplia remodelación en el gabinete, con la esperanza de obtener un mayor apoyo gracias a los parlamentarios tránsfugas. Alarma en Bruselas Con el país angustiado por la pandemia y una economía agonizante, esta crisis de gobierno es motivo de profunda preocupación en Italia y en la Unión Europea. En Bruselas se teme un periodo de parálisis en las decisiones sobre el Fondo de Reconstrucción, si en Roma no hay un gobierno fuerte. En realidad, ni los italianos ni la UE entienden esta crisis de gobierno. Con una media de unos 500 muertos diarios en Italia y un total de 81.800 víctimas del Covid (dato ofrecido el sábado por el ministerio de Sanidad), abrir una crisis de gobierno es un espectáculo «indecente» e «intolerable», según coinciden en señalar los analistas y politólogos italianos. Una de estas voces muy críticas contra la clase política es la de Mario Monti, senador vitalicio, ex primer ministro y excomisario europeo: «Hoy Europa practica una generosidad de la que estamos abusando. Los fondos (en referencia al de Reconstrucción) se convierten en la manzana de la discordia entre los políticos que miran sobre todo, fundamentalmente, a sus intereses personales y partidistas. Esto es intolerable». «La duda que surge en Europa -concluye Monti- es si Italia logrará permanecer en la UE como un país normal». En esta situación, no es de extrañar que a Roma le lleguen advertencias desde Bruselas y en particular desde Alemania. El profesor de Política Económica Lars Feld, que encabeza el «Comité de sabios» que asesora regularmente al gobierno de Merkel, advierte muy claramente a Italia: «La crisis debe cerrarse rápidamente y deben evitarse las elecciones anticipadas que serían ganadas por la derecha. La prioridad para Italia ?declara Feld a «La Repubblica»? es mejorar con decisión el Fondo de Reconstrucción, porque contiene pocas inversiones en el futuro y demasiadas inversiones en sectores deficitarios». Salvo el centroderecha, que dice estar listo para unas elecciones anticipadas, ni los italianos, según las encuestas, ni la mayoría de los parlamentarios las desean porque más de la mitad no serían reelegidos. Hace cuatro meses se aprobó en referéndum una reforma que redujo los diputados de 630 a 400 y los senadores de 315 a 200. De convocarse las elecciones, las encuestas indican que vencería claramente el centroderecha.
16-01-2021 | Fuente: as.com
¿Por qué Indonesia da prioridad a los jóvenes en la vacunación?
El país asiático opta por inmunizar a los adultos trabajadores antes que a las personas mayores, una estrategia que consideran efectiva ante el virus.
16-01-2021 | Fuente: as.com
Los motivos por los que Indonesia da prioridad en la vacunación a los jóvenes
El país asiático opta por inmunizar a los adultos trabajadores antes que a las personas mayores, una estrategia que consideran efectiva ante el virus.
1
...