Infortelecom

Noticias de asesinatos

19-05-2019 | Fuente: abc.es
«The New York Times» denuncia órdenes de matar del ejército colombiano que arriesgarían vidas civiles
El Ejército de Colombia habría ordenado a sus efectivos duplicar el número de muertos criminales y rebeldes, lo que estaría poniendo en riesgo vidas civiles con un patrón similar a la práctica de los «falsos positivos» de mediados de la década de los 2000, ha publicado y denunciado «The New York Times». El diario, que ha revisado órdenes escritas y entrevistado a altos oficiales, s eñala que el Gobierno de Iván Duque está ejecutando «otra encarnación de esa política» que se dio durante la guerra con las FARC y en la que los soldados cometieron asesinatos generalizados y desapariciones civiles para cumplir cuotas. Hay una orden para que los militares no «exijan perfección» al matar, ni siquiera si tienen dudas sobre el objetivo del ataque, y algunos militares han señalado que eso implica desproteger a inocentes y ya ha ocasionado muertes sospechosas o innecesarias. El NYT sostiene que este año ha comenzado a surgir un «patrón» de asesinatos sospechosos y encubrimientos, y según entrevistas con dos oficiales, en una reunión un general ordenó a los comandantes «hacer lo que sea» para mejorar sus resultados, abriendo la puerta a «aliarse» con grupos criminales armados para obtener información. A los soldados que aumentan su número de muertes en combate se les ofrecen incentivos como vacaciones extra, dijeron los oficiales bajo condición de anonimato, y uno de ellos afirmó: «Hemos regresado a lo que estábamos haciendo antes». Nicasio Martínez cuestiona la interpretación de las instrucciones Nicacio Martínez Espinel, comandante del ejército colombiano, reconoce las órdenes nuevas y haber instruido por escrito «doblar los resultados» porque «la amenaza criminal se incrementó», pero matiza que se refiere a la planificación de las misiones y no la ejecución. No obstante, cuestiona la interpretación de las instrucciones y aclara que la orden es «ser operacionalmente efectivos», que «el respeto a absoluto a los derechos humanos es lo más importante» y todo lo que haga el Ejército "tiene que estar en el marco de la ley". El NYT señala, citando a la ONG Human Rights Watch, que Martínez es un oficial vinculado a los asesinatos de mediados de la década pasada conocidos como los «falsos positivos», de entre nueve altos cargos nombrados por el presidente Duque, pero él asegura que ni participó en los homicidios ni está siendo investigado. En Colombia, se conoce como «falsos positivos» a las ejecuciones extrajudiciales de civiles que el Ejército presentaba como muertos en combate tras secuestrarles y vestirles de guerrilleros en el contexto de la guerra con las FARC y en especial durante el Gobierno de Álvaro Uribe. La ONU informó en 2011 que se investigaba al menos 3.000 «falsos positivos» pero estimaciones posteriores han situado la cifra en unos 4.200, y el año pasado la Fiscalía presentó 2.248 casos a la Jurisdicción especial para la Paz, el tribunal creado para juzgar los crímenes de guerra en virtud del acuerdo de paz con las FARC. La respuesta de Iván Duque El presidente de Colombia, Iván Duque , ha respondido a la publicación de «The New York Times» asegurando que su país tendrá «cero tolerancia» con los miembros de sus Fuerzas Armadas que violen los Derechos Humanos y el Derecho Internacional humanitario. Además, ha afirmado que todas las operaciones militares se hacen respetando la Constitución y la ley. «Todas las Fuerzas Militares y de Policía han tenido también una instrucción clara de parte mía desde el primer día del Gobierno y es obrar siempre con la Constitución y la ley, en estricta defensa de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional humanitario», ha subrayado el dirigente colombiano.
18-05-2019 | Fuente: abc.es
El embajador de Maduro tacha de «especulación» y «cortina de humo» el refugio de etarras en Venezuela
El embajador del régimen de Nicolás Maduro en España, Mario Isea, calificó este viernes de «especulación» y de «cortinas de humo» la presencia de etarras en Venezuela a los que el chavismo estaría dando cobijo, y rechazó pronunciarse sobre si las autoridaes del país realizarán alguna gestión para entregarlos a España. Como informaba ABC este viernes, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado españoles tienen ubicados en ese país a una quincena de pistoleros de la banda con reclamaciones pendientes. Entre ellos figurarían el sanguinario José Ignacio de Juana Chaos, que participó en los asesinatos de 25 personas entre junio de 1985 y julio de 1986; Arturo Cubillas, que colabora con el Gobierno de Maduro y se le acusa de organizar entrenamientos conjuntos con las FARC, y José Luis Eciolaza Galán, alias «Dienteputo», uno de los históricos de ETA. A pregunta de este diario durante una rueda de prensa en la sede de la Embajada de Venezuela en Madrid, Mario Isea aseguró que lleva «muchos años oyendo» la «especulación» y «el manejo de ese tema» con «un interés muy específico de actores españoles». En este sentido, señaló que informaciones de prensa se remiten a la época de Carlos Andrés Pérez y Felipe González, en los 80, y destacó que «siempre se trae a colación en momentos electorales de España». «En este tema yo no me voy a meter, no voy a opinar», zanjó. A su juicio, se trata de «cortinas de humo» para «invisibilizar el tema central que estamos planteando», señaló Isea, que había convocado a los periodistas para denunciar el «recrudecimiento del bloqueo» por Estados Unidos, en referencia a las sanciones internacionales contra los jerarcas chavistas. «Eso lo terminará de resolver el Estado español, con su Constitución, con sus leyes, y ya veremos cómo lo resuelve -concluyó-. Hacemos augurios por que se logre en España una paz perdurable, que no sea perturbada por ningún actor interno o externo, que todos actúen en función de la paz».
17-05-2019 | Fuente: abc.es
Hay efectos de la catástrofe venezolana que no siempre son reconocidos. Hay dimensiones de la destrucción que, en alguna medida, permanecen fuera del radar de la opinión pública, invisibles o en un segundo o tercer plano. Son cuestiones de las que apenas se habla, a pesar de su indiscutible relevancia. La urgencia de los problemas cotidianos vuelve invisibles ciertos asuntos. Por ejemplo: la destrucción de las capacidades estadísticas de Venezuela. Venezuela es un país sin indicadores. Lo que el régimen farsante llama el Sistema Estadístico Nacional es simplemente una enorme bufonada. Vaya el lector a la página del Instituto Nacional de Estadística (INE) para que verifique, por sí mismo, de lo que hablo. Algunos ejemplos: los datos de la Canasta Alimentaria Normativa se detienen en 2014. Las variaciones porcentuales del Índice Nacional de Precios al Consumidor, en el 2015 (aunque varios de sus subindicadores llegan solo hasta el 2013). El más reciente Censo Económico corresponde a los años 2007 y 2008. La Encuesta a Grandes Empresas Industriales a 2010-2011. El resumen de la Balanza de Pagos se interrumpe en el tercer trimestre de 2013. Las cifras de Exportaciones no Petroleras en octubre de 2014. Las cifras de consumo de alimentos en el primer semestre de 2014. Los datos relativos a Educación o finalizan en el 2012 o en el 2013. Los Indicadores Básicos de Salud acaban en el 2011. El capítulo titulado «Misiones» es casi un chiste: cinco gráficos de barras dedicadas al 2012. Sobre la credibilidad que podamos otorgar a esas cifras, me bastará con poner un ejemplo: en ese año (2012), el número de consultas que habría realizado la Misión Barrio Adentro fue superior a los 594 millones. Sí, ha leído bien: más de 594 millones de consultas. Esto quiere decir que, si aceptamos lo dicho por el más grande mentiroso que ha tenido la historia venezolana, Hugo Chávez, de que Barrio Adentro era utilizado por 18 millones de personas, significa que cada uno de esos 18 millones de usuarios fue a consulta 33 veces durante un año. Quien dedique su tiempo y haga un recorrido por las páginas web de Petróleos de Venezuela, Siderúrgica del Orinoco, Corpoelec, Corporación Venezolana de Guayana (y sus veinte empresas), constatará el fenómeno de la opacidad: no hay cifras de producción o de ventas. Cuando hay algunos, son datos de hace cinco o más años. En todas ellas lo que pulula es la propaganda: un rosario de falsedades. El caso de Invepal (la expropiada Venepal), es elocuente: la principal oferta informativa de su web es un pasquín de nombre Voz Obrera, que se publicó hasta el 2016, donde se incluyen mentiras como las relativas a la disminución de la pobreza, amén de páginas y páginas de verborrea sobre el imperialismo, la derecha o la guerra económica. ¿Alguna información sobre la producción de INVEPAL? Cero. Nada. No me extenderé en un tema que muy pronto correría el riesgo de volverse repetitivo: en nuestro país, las instituciones del Estado, secuestradas por una banda de criminales, no informan. Ni siquiera el Banco Central de Venezuela cumple con su obligación. Su página web, aprovecho para comentarlo, es tortuosa, ineficiente, irregular y dominada por las ausencias. Como dicen economistas expertos, es una página diseñada para ocultar, mentir o simplemente negar la realidad. He hecho este sumario recorrido para agregar un argumento más -otro más-, a esa realidad que los venezolanos y los ciudadanos bien informados de otros países, reconocemos de forma inequívoca: el poder venezolano está en manos de una banda de malhechores. La destrucción de todos los indicadores -todos, sin excepción- forma parte de un modelo de conducta: es el afán del delincuente por borrar los rastros de sus crímenes. El objetivo de fondo es impedir, hasta donde sea posible, que se difundan las cifras de mortalidad infantil, morbilidad, epidemias, asesinatos, secuestros y acciones de la delincuencia. Se pretende imponer un inmenso manto de opacidad que oculte la improductividad, el colapso, el empobrecimiento, el paisaje en ruinas, en que se está convirtiendo nuestra Venezuela. Solo necesito de un ejemplo más para mostrar el extremo al que me refiero: no hay ni una institución, ni siquiera la que tendría la obligación de informar al respecto, el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería -SAIME-, que tenga un dato, uno solo, relativo a los más de 4 millones de venezolanos que han huido del país en los últimos cinco años. Hay que entender que estas prácticas de ocultamiento y mentira, no son accidentales. Son expresión de la perversa calaña, de la putrefacción moral de un poder que mata y destruye, bajo todas las modalidades y métodos posibles: mata reprimiendo, mata de hambre, mata por enfermedad. Son los voceros de esta estructura de malhechores los que han sido enviado a un nuevo intento de negociación. A quienes sostienen que la situación de hoy es distinta a los innumerables intentos fallidos de los años 2016, 2017 y 2018, hay que decirles, tienen razón: hoy Venezuela está más destruida; las muertes han crecido; el hambre y la enfermedad se ha expandido; el número de asesinados por la represión y la delincuencia sigue creciendo; la corrupción, la tortura y los abusos están en auge, como está en auge la liquidación de la legítima Asamblea Nacional, por parte de ese ente ilegal, ilegítimo y fraudulento, llamado Asamblea Nacional Constituyente. ¿Es con esos embaucadores y criminales con los que se espera alcanzar un acuerdo para unas elecciones libres, transparentes y justas?
16-05-2019 | Fuente: elpais.com
El candidato de Vox huérfano de un agricultor degollado, acusado de lucrarse con la inmigración
Aparecen pasquines contra Juan Jose Bonilla, hijo de una las víctimas de los tres asesinatos que desencadenaron los disturbios xenófobos de febrero de 2000 en El Egido
16-05-2019 | Fuente: elmundo.es
Terrorismo | El ex jefe de ETA 'Josu Ternera' tiene cuatro causas judiciales pendientes en España
El último de los jefes de ETA está procesado por integración en organización terrorista, asesinatos y delitos de lesa humanidad 
16-05-2019 | Fuente: elpais.com
¿Quién cometió 10 asesinatos hace 2.000 años en un islote deshabitado?
Dos arqueólogos independientes y las universidades de Upsala, Cranfield, Estocolmo, Oxford y Complutense buscan una respuesta al crimen múltiple de la mallorquina Sa Galera
15-05-2019 | Fuente: elpais.com
¿Quién cometió 10 asesinatos hace 2.000 años en un islote deshabitado?
Dos arqueólogos independientes y las universidades de Upsala, Cranfield, Estocolmo, Oxford y Complutense buscan una respuesta al crimen múltiple de la mallorquina Sa Galera
15-05-2019 | Fuente: elpais.com
Una de las víctimas de los asesinatos de la ballesta en Alemania era un gurú
El caso que ha conmocionado al país mezcla sospechas de manipulación sexual, esoterismo medieval y un pacto para suicidarse, pero todavía hay muchos interrogantes
13-05-2019 | Fuente: abc.es
Las víctimas de los «crímenes de las ballestas» en Alemania ascienden ya a cinco
El número de las víctimas del « Crimen de las ballestas » asciende ya a cinco en Alemania, después de que la Policía haya descubierto este lunes otros dos cuerpos en la vivienda de una de las anteriores víctimas. Tras la identificación de los tres primeros cuerpos aparecidos en una pensión de Passau, en Baviera, la Policía alemana ha registrado las casas de los fallecidos en busca de pistas que ayuden a esclarecer el extraño caso y ha descubierto otros dos cadáveres en Baja Sajonia, concretamente los cuerpos de otras dos mujeres en un edificio de la ciudad de Gifhorn. A la espera del resultado de las autopsias, la investigación se centra ahora en la relación entre las víctimas y el móvil de los asesinatos. Las tres primeras víctimas eran huéspedes de un modesto albergue de Baviera. Habían reservado por internet una habitación para tres personas, dos noches sin desayuno. Llegaron a última hora de la tarde del viernes y se registraron casi sin equipaje, en la pensión Zur Triftsperre del distrito de Passau, un hospedaje en medio del bosque. «El hombre tenía una larga barba blanca y las mujeres iban completamente vestidas de negro y un poco desaliñadas, pero no nos extrañó porque aquí la gente viene a disfrutar de la naturaleza, sin formalismos», ha descrito uno de los empleados de la pensión. Tras recoger la llave y subir a la habitación, las dos mujeres volvieron a bajar a recoger algo del coche, un utilitario blanco con pegatinas relacionadas con la caza. Fue la última vez que fueron vistas con vida. El sábado a primera hora de la tarde, cuando una de las limpiadoras utilizó la llave maestra para entrar a limpiar la habitación, encontró los tres cadáveres repartidos por el suelo y con flechas de ballesta clavadas, aparentemente la causa de la muerte. El dueño de la pensión, tras atender brevemente a la limpiadora en estado de shock, avisó a la policía local. Fue necesario esperar a una unidad de la policía científica antes de levantar los cadáveres y la primera impresión fue que «parece altamente improbable que una cuarta persona haya estado en la habitación». Los asesinados, el hombre de 53 años y las dos mujeres de 30 y 33, habían cerrado la habitación desde dentro y ni la puerta ni ninguna de las ventanas habían sido forzadas. A la espera del resultado de las autopsias, que serán realizadas a lo largo del día de hoy y muy posiblemente también mañana, la Policía se centra en aclarar el motivo del viaje y la relación entre los tres fallecidos, que según dijeron a su llegada procedían de la región de Baja Sajonia y Renania-Palatinado. Halladas dos ballestas La modesta casa de huéspedes en Unteröd en Ilztal, en la Baja Baviera, es visitada solamente por senderistas y pescadores. Por su situación en la montaña y junto al cauce de un río, queda aislada durante el invierno por las nieves y, en esta época del año es visitada por excursionistas y naturalistas. «Se está procediendo al interrogatorio de todo el personal del hotel y estamos tratando de ponernos en contacto con familiares de los fallecidos, tratando de establecer al menos el objetivo de su viaje», informa el portavoz policial Josef Ekel, que también confirma que en la misma habitación fueron encontradas dos ballestas con las que muy posiblemente fueron efectuados los disparos morales. «No podemos asegurar que se trate de un suicidio en grupo, es todavía demasiado pronto, pero tras interrogar al personal de la pensión parece difícil relacionar a ninguno de los empleados con los asesinados», dice el portavoz, «aparentemente no hay un móvil». Las autopsias, además de establecer la causa oficial de la muerte, servirán para averiguar el ángulo exacto y la distancia a la que fueron disparadas las ballestas, datos que podrían ayudar a determinar si fueron los propios fallecidos los que se dispararon entre ellos o si fue necesaria la intervención de alguna otra persona.
13-05-2019 | Fuente: abc.es
Las víctimas de los «crímenes de la ballesta» en Alemania ascienden ya a cinco
El número de las víctimas del « Crimen de las ballestas » asciende ya a cinco en Alemania, después de que la Policía haya descubierto este lunes otros dos cuerpos en la vivienda de una de las anteriores víctimas. Tras la identificación de los tres primeros cuerpos aparecidos en una pensión de Passau, en Baviera, la Policía alemana ha registrado las casas de los fallecidos en busca de pistas que ayuden a esclarecer el extraño caso y ha descubierto otros dos cadáveres en Baja Sajonia, concretamente los cuerpos de otras dos mujeres en un edificio de la ciudad de Gifhorn. A la espera del resultado de las autopsias, la investigación se centra ahora en la relación entre las víctimas y el móvil de los asesinatos. Las tres primeras víctimas eran huéspedes de un modesto albergue de Baviera. Habían reservado por internet una habitación para tres personas, dos noches sin desayuno. Llegaron a última hora de la tarde del viernes y se registraron casi sin equipaje, en la pensión Zur Triftsperre del distrito de Passau, un hospedaje en medio del bosque. «El hombre tenía una larga barba blanca y las mujeres iban completamente vestidas de negro y un poco desaliñadas, pero no nos extrañó porque aquí la gente viene a disfrutar de la naturaleza, sin formalismos», ha descrito uno de los empleados de la pensión. Tras recoger la llave y subir a la habitación, las dos mujeres volvieron a bajar a recoger algo del coche, un utilitario blanco con pegatinas relacionadas con la caza. Fue la última vez que fueron vistas con vida. El sábado a primera hora de la tarde, cuando una de las limpiadoras utilizó la llave maestra para entrar a limpiar la habitación, encontró los tres cadáveres repartidos por el suelo y con flechas de ballesta clavadas, aparentemente la causa de la muerte. El dueño de la pensión, tras atender brevemente a la limpiadora en estado de shock, avisó a la policía local. Fue necesario esperar a una unidad de la policía científica antes de levantar los cadáveres y la primera impresión fue que «parece altamente improbable que una cuarta persona haya estado en la habitación». Los asesinados, el hombre de 53 años y las dos mujeres de 30 y 33, habían cerrado la habitación desde dentro y ni la puerta ni ninguna de las ventanas habían sido forzadas. A la espera del resultado de las autopsias, que serán realizadas a lo largo del día de hoy y muy posiblemente también mañana, la Policía se centra en aclarar el motivo del viaje y la relación entre los tres fallecidos, que según dijeron a su llegada procedían de la región de Baja Sajonia y Renania-Palatinado. Halladas dos ballestas La modesta casa de huéspedes en Unteröd en Ilztal, en la Baja Baviera, es visitada solamente por senderistas y pescadores. Por su situación en la montaña y junto al cauce de un río, queda aislada durante el invierno por las nieves y, en esta época del año es visitada por excursionistas y naturalistas. «Se está procediendo al interrogatorio de todo el personal del hotel y estamos tratando de ponernos en contacto con familiares de los fallecidos, tratando de establecer al menos el objetivo de su viaje», informa el portavoz policial Josef Ekel, que también confirma que en la misma habitación fueron encontradas dos ballestas con las que muy posiblemente fueron efectuados los disparos morales. «No podemos asegurar que se trate de un suicidio en grupo, es todavía demasiado pronto, pero tras interrogar al personal de la pensión parece difícil relacionar a ninguno de los empleados con los asesinados», dice el portavoz, «aparentemente no hay un móvil». Las autopsias, además de establecer la causa oficial de la muerte, servirán para averiguar el ángulo exacto y la distancia a la que fueron disparadas las ballestas, datos que podrían ayudar a determinar si fueron los propios fallecidos los que se dispararon entre ellos o si fue necesaria la intervención de alguna otra persona.
1
...