Infortelecom

Noticias de armamento

03-06-2018 | Fuente: elpais.com
El proveedor de armas que no hace preguntas
China ya es el tercer exportador de armamento y equipamiento militar: Lo vende todo: desde cazas hasta botas
25-05-2018 | Fuente: abc.es
La UE y la OTAN exigen a Rusia que acepte su responsabilidad en el derribo del vuelo MH17
La Unión Europea y la OTAN han instado a Rusia, a través de sendos comunicados, a que «acepte su responsabilidad» después de que la comisión independiente de investigación encargada de arrojar luz sobre el derribo del vuelo MH17 en Ucrania haya determinado que el armamento utilizado para ello pertenece al Ejército ruso. Tanto la Alta Representante de Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, como el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, han reiterado su «pleno apoyo» a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que pide depurar responsabilidades sobre el ataque al avión de Malaysia Airlines, en julio de 2014, que hacía la ruta Kuala Lumpur-Ámsterdam y en el que perdieron la vida las 298 personas que viajaban a bordo. Este jueves, la comisión de investigación independiente, en la que participan varios países, ha revelado que el misil que alcanzó a la aeronave pertenecía a un convoy de las fuerzas armadas rusas estacionado en el este de Ucrania. Stoltenberg ha señalado que se trata de «una tragedia global y los responsables deben rendir cuentas» y ha dicho que «la OTAN ha expresado repetidamente su apoyo a los esfuerzos llevados a cabo por las autoridades holandesas para sacar a la luz lo que ocurrió ese terrible día». Países Bajos y Australia han señalado ya formalmente a Moscú como responsable. Mogherini se ha reunido este viernes con el primer ministro de ucraniano, Volodymir Groysman, en Bruselas para iniciar los preparativos de la próxima cumbre UE-Ucrania y ha aprovechado para transmitirle el apoyo de la Unión Europea al trabajo realizado por los investigadores. Por el momento, Rusia ha negado las acusaciones y ha puesto en duda la veracidad del trabajo de investigación realizado en estos cuatro años al asegurar que ya no utiliza misiles como el identificado.
21-05-2018 | Fuente: abc.es
Europa mantendrá la línea dura de negociación con Trump
«Con amigos como Trump, ¿quién necesita enemigos?», ha resumido recientemente el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Hasta el pasado sábado, la estrategia de la UE era mantenerse al margen, no decantarse por un bando ni por otro en la disputa comercial entre EE.UU. y China y centrarse en prolongar la exención temporal de los aranceles a la importación del acero y del aluminio desde Europa decidida por Washington. «Escoger un bando significaría que entramos en el clima de confrontación y esa no es la forma de manejar las cosas. Ciertamente hay desequilibrios que deben ser tratados y problemas que deben ser resueltos, pero no a través de la confrontación», había declarado el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, señalando que «esto significa encontrar primero un camino entre Estados Unidos y la UE». La canciller Merkel había ido un paso más allá, organizando un viaje a China que tendrá lugar esta semana y anunciando sus intenciones de promover que «China y Alemania refuercen juntas el multilateralismo», contra la tendencia Trump. Ahora, el acuerdo entre China y EE.UU., no solamente ha sorprendido a Bruselas con el pie cambiado, sino que además amenaza con convertir al PIB europeo en su principal víctima. La canciller alemana, Angela Merkel, viajará a China el jueves para reunirse en Pekín con el primer ministro chino, Li Kequiang, el presidente del país, Xi Jinping, así como el de la Asamblea Popular Nacional. Merkel ha reconocido que tratará en estas reuniones «temas controvertidos» en el ámbito internacional, como el del comercio, y, acompañada de una delegación de empresarios, se trasladará a Shenzhen, «donde comenzó la apertura», para entrevistarse allí con las autoridades locales, participar en la inauguración del hub de innovación de la Cámara de Comercio Exterior alemana y visitar una planta de la empresa alemana Siemens y una start-up china, además de asistir a una sesión de la Comisión Económica Asesora Germano-China (DCBWA). Fuentes de la delegación alemana confirmaban ayer «repasos de última hora» en los papeles del viaje y la valoración generalizada, por parte de la economía alemana, era que el acuerdo China-EE.UU. somete a la UE a una presión más elevada en su propia negociación con Trump, a pesar de lo cual los directivos son partidarios de una línea dura de negociación. El presidente de la Cámara Alemania de comercio e Industria (DIHK), Eric Schweitzer, ha pedido «un curso decidido» en las negociaciones y, aunque admite que no deben llegar a romperse, advierte también que «no nos estaremos moviendo en la dirección correcta si respondamos automáticamente a las nuevas demandas con concesiones». «La UE también debe sacar sus propias conclusiones correctas en interés de las empresas locales», sugería, de cara al plazo que termina el 1 de junio y en el que termina la exención de tasas estadounidenses a las materias europeas. También se perciben deseos de firmeza por parte francesa, aunque en un tono bastante más alarmante. «Europa podría ser la víctima de un posible acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, tras la aparente resolución de sus diferencias», advirtió ayer el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, «Estados Unidos y China podrían ponerse de acuerdo a espaldas de Europa si Europa no es capaz de mostrar firmeza». «Estados Unidos quiere hacer pagar a Europa y a los países europeos el mal comportamiento de China. Todo ello es aberrante e incomprensible para los aliados», agregó. Según Le Maire, el presidente francés Emmanuel Macron «ha sido muy claro: nada es posible mientras no haya una exención definitiva y total de los aranceles estadounidenses». Antes de apurar el plazo, Bruselas se aviene a negociar con EE.UU. cuatro capítulos, entre ellos una mejora en el acceso de los coches estadounidenses al mercado europeo y aumentar el volumen de gas natural licuado que Estados Unidos exporta gracias al desarrollo del fracking, que permitiría reducir la dependencia de suministradores como Rusia, que provee casi el 40% del gas que importa la UE. A cambio, reclama que las empresas del club comunitario puedan optar a la contratación pública en EE UU., una condición que ni siquiera pudo lograrse en la negociación del ambicioso tratado comercial que Bruselas ensayó con la Administración de Barack Obama, el denominado TTIP. Trump, por su parte, tiene la vista puesta en otras metas adicionales, como ha dejado claro tras entrevistarse con el secretario general de la OTAN Stoltenberg y quejarse del escaso presupuesto alemán para la compra de armamento. Y por supuesto Washington pide rebajar el arancel que la UE aplica a los coches estadounidenses del 10% actual al 2,5%. De esa forma, la penalización se equipararía a la que soportan los vehículos europeos que se venden al otro lado del Atlántico. Alguien hace mal las cuentas En promedio, las exportaciones de bienes y servicios estadounidenses a Europa tienen aranceles del 2,4%, según la Comisión Europea. EE.UU. impone un arancel promedio mínimo de 3,48% contra 5,16% de la UE, según la OMC. Los coches estadounidenses enfrentan aranceles de 10% mientras que los europeos tienen un gravamen de 2,5% en Estados Unidos. Sin embargo, dentro del sector del automóvil, Estados Unidos aplica un arancel de 25% a las importaciones de camiones y pick-ups, significativamente más elevado que el 14% que cobra la UE a los mismos vehículos.
20-05-2018 | Fuente: abc.es
Alemania, gran potencia económica, ridícula en lo militar
Las inversiones en armamento llevan varias décadas muy penalizadas por el electorado alemán, hasta el punto que en 2014, cuando un grupo de militares alemanes se presentó en unas maniobras conjuntas de la OTAN en Noruega y ante la falta de fusiles para todos, muchos aparecieron armados con palos de madera pintados de negro. «La disponibilidad de material de la Bundeswehr es una catástrofe», reconoció entonces el comisionado de las Fuerzas Armadas para el Bundestag, Hans-Peter Bartels, un problema que desde entonces no ha hecho más que empeorar. Por eso, cuando Trump ha dado un paso atrás y Merkel ha admitido que los países de la UE deben tomar las riendas de su propia defensa, Berlín ha vuelto la vista hacia su propio ejército y la primera revista a las tropas ofrece un panorama lamentable. De los 128 cazas Eurofighter con que cuenta la fuerza aérea alemana, por ejemplo, únicamente cuatro son capaces de entrar en combate. Si eliminamos los que sufren problemas técnicos relacionados con la fuga de líquido refrigerante y los sensores para reconocer naves hostiles, quedarían diez en activo, pero solo hay misiles para equipar a cuatro de ellos, según un reciente informe del semanario «Der Spiegel». Meses antes, El Ministerio de Defensa había cifrado en número de cazas operativos en 39, mientras que el compromiso con la OTAN requiere un mínimo de 82. De los 93 cazas Tornado, los realmente operativos serían 26. También la flota de aviones de transporte A400M sufre un mantenimiento deficiente y la falta de aeronaves operativas obliga con frecuencia a retrasar el traslado de las tropas. Además, de acuerdo con un informe presentado al Parlamento alemán el pasado mes de febrero, los seis submarinos tipo 212A de la armada alemana están en realidad fuera de servicio, lo mismo que ocurre con más de la mitad de los 244 carros de combate. La ropa de protección de los soldados, las gafas de visión nocturna o los repuestos para los automóviles o bien faltan o no responden a los mínimos requisitos de uso. Comparado con otros ejércitos, gran parte de los recursos se gastan en costes de personal, más que en renovar los equipos y en el entrenamiento. «Todos los informes que usted lee sobre submarinos que no navegan y tanques que no disparan son correctos», admite Karl-Heinz Kamp, presidente de la Academia Federal para la Política de Seguridad, un organismo gubernamental que se dedica a la formación de los altos cargos en Alemania. Alemania prevé elevar hasta el 1,5% del PIB las inversiones en Defensa hasta 2021 y hasta el 2% del PIB en 2024, pero estos planes han tropezado con un nuevo obstáculo, la llegada al Ministerio de Finanzas del socialdemócrata Olaf Scholz, que en los presupuestos generales de 2018 apenas ha destinado a esa partida el 15% de lo esperado, según fuentes del Ejército alemán. Ha tenido como consecuencia que la ministra alemana de Defensa, la cristianodemócrata Ursula von der Leyen, en un gesto sin precedentes en la política alemana, haya articulado una carta de protesta que firma también el titular de la cartera de Ayuda al Desarrollo, Gerd Müller, ambos conservadores. En esa misiva, Von der Leyen solicitaba al responsable de Finanzas de su propio Gobierno que incrementen la dotación presupuestaria de su departamento aprovechando la buena situación económica que vive elpaís. «El presupuesto actual no cubre ni la cuarta parte de las necesidades existentes», indica, «son necesarios más incrementos de los gastos de Defensa». El momento de crecientes tensiones con Rusia y las misiones en el extranjero que ha llevado a cabo en los últimos años justificarían por sí solos los aumentos, dice la carta, en la que no se menciona el pésimo estado de los recursos actuales. Von der Leyen señala además que, dada la falta de medios, el ejército alemán tendrá que renunciar a misiones internacionales y centrarse en la defensa en el interior del país.
17-05-2018 | Fuente: elpais.com
Trump responde a la amenaza de Kim Jong-un sobre la cumbre: ?Veremos si sigue?
Pyongyang exige que no se le "acorrale" para obligarle a renunciar unilateralmente a su armamento nuclear
15-05-2018 | Fuente: elpais.com
España bate su récord de exportación de armamento con 4.346 millones
Arabia Saudí, que aumenta sus compras un 133%, mejor cliente fuera de la UE y la OTAN
12-03-2018 | Fuente: abc.es
Putin ordenó derribar un avión secuestrado el día de la jornada inaugural de los Juegos de Sochi en 2014
El 7 de febrero de 2014, el día de la apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, el presidente ruso, Vladímir Putin, que se dirigía en autobús al estadio Fisht para tomar parte en la ceremonia de inauguración, recibió del Servicio Federal de Seguridad ruso (antiguo KGB y actual FSB) la noticia de que a bordo de un Boeing 737 de la compañía Turkish Pegasus Airlines, que volaba desde la ciudad ucraniana de Járkov a Estambul con 110 pasajeros en su interior, había un hombre que amenazaba con hacer explotar una bomba si el aparato no aterrizaba en Sochi. La decisión de Putin, según él mismo relata en un documental de propaganda electoral que acaba de estrenarse, fue ordenar el derribo inmediato del avión turco. Había que erradicar de raíz la grave amenaza que suponía una aeronave en manos de un terrorista para la seguridad de Sochi, en ese momento la capital olímpica internacional, y de Rusia en su conjunto. «Recibí la información de que un avión que volaba entre Ucrania y Estambul había sido secuestrado y que los captores exigían tomar tierra en Sochi», asegura el presidente ruso en la filmación. Consultó con sus asesores, quienes le comunicaron que en tales casos los protocolos de emergencia no dejan otra salida que destruir el avión, a lo que Putin respondió «pues adelante, actúen con arreglo al plan». Junto con el jefe del Kremlin, en el autobús viajaban miembros del Gobierno y del Comité Olímpico Internacional (COI), a los que no dijo nada en ese momento de lo que estaba ocurriendo. Los aviones de combate rusos ya habían recibido la orden de despegar y derribar el Boeing turco, según palabras del director del FSB, Alexánder Bórtnikov. Unos minutos más tarde, cuando Putin se encontraba ya en el estadio, recibió otra llamada telefónica. «Tuve una segunda llamada en la que el mismo jefe de seguridad me dijo que todo había sido una broma de un borracho y que el avión se dirigía a Turquía y aterrizaría pronto», prosigue el presidente ruso en su entrevista al creador del documental, Andréi Kondrashov, periodista y jefe de prensa de su equipo de campaña. A la pregunta de qué sintió cuando supo que todo fue una falsa alarma, Putin respondió que prefería no hablar del asunto. En el mismo documental de Kondrashov, que lleva el nombre de «Putin», se tocan otros muchos asuntos dirigidos a destacar la «firmeza» y «resolución» del jefe del Estado a la hora de dirigir el país. Por ejemplo, el líder ruso descarta la posibilidad de que Crimea pueda ser devuelta a Ucrania. El presidente ruso cuenta también cómo el helicóptero en el que sobrevolaba Chechenia en 2000 recibió disparos de los rebeldes. Se trata del segundo documental sobre Putin que aparece en menos de una semana. El miércoles día 7 fue difundida en las redes sociales la película «El orden mundial en 2018», en el que el primer mandatario ruso agita una vez más la amenaza nuclear y muestra los dientes con los nuevos armamentos exhibidos en su discurso sobre el estado de la nación del pasado 1 de marzo. «Si quieren destruir Rusia recibirán como respuesta un ataque nuclear. Sí, ya lo sé, eso supondría una catástrofe global (..) pero para qué queremos un mundo así si en él no está Rusia», afirma Putin en su réplica al autor de documental, Vladímir Soloviov. El mes pasado, el Primer canal de televisión ruso comenzó a ofrecer las cuatro series del documental sobre Putin de Oliver Stone. Dos de los candidatos a los comicios presidenciales del próximo 18 de marzo, la presentadora televisiva, Ksenia Sobchak, y el líder del partido liberal Yábloko, Grigori Yavlinski, denunciaron como violación de las normas electorales el trabajo de Stone y consiguieron que fuera cancelada la emisión del último capítulo por orden de la Comisión Electoral Central (TsIK).
12-03-2018 | Fuente: elpais.com
Estados Unidos consolida su hegemonía en el mercado global de armamento
Más de la mitad de las exportaciones de material militar norteamericano fueron a Oriente Medio
11-03-2018 | Fuente: abc.es
Rusia prueba «Kinzhal», el misil supersónico capaz de eludir el escudo de EE.UU.
Rusia anunció hoy un ensayo del nuevo misil hipersónico «Kinzhal», capaz de burlar el escudo antimisiles de EEUU, país al que el Kremlin acusa de provocar una nueva carrera armamentista en el mundo. «La tripulación de un caza MiG-31 efectuó un lanzamiento de prueba de un misil hipersónico de alta precisión 'Kinzhal'», informó el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado. El ensayo tuvo lugar después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, presentara en sociedad dicho misil y el resto del nuevo arsenal estratégico ruso el pasado 1 de marzo durante su controvertido discurso sobre el estado de la nación. «Esto no es un farol. Créanme», dijo entonces Putin, al que algunos analistas occidentales y rusos rebatieron en los días posteriores al poner en duda la mera existencia de dichas armas, que tacharon de «ciencia ficción». Ahora, el anuncio del ensayo parece hacer realidad las peores pesadillas de los que pronostican una nueva carrera armamentista similar a la que puso al mundo al borde de la tercera guerra mundial durante la Guerra Fría. Putin responsabiliza de la actual situación a EEUU por salirse unilateralmente en 2002 del tratado de defensa antimisiles y considera una «burda mentira» que ese paso estuviera justificado por los atentados de septiembre de 2011. Reacciones de EE.UU y Alemania Mientras el presidente de EEUU, Donald Trump, y la canciller alemana, Angela Merkel, expresaron su preocupación ante la amenaza del nuevo arsenal ruso, China aprobó un aumento del 8,1 por ciento de su gasto de defensa para este año. El misil aerobalístico «Kinzhal» (Daga en ruso), que tiene un alcance de más de 2.000 kilómetros y una velocidad diez veces mayor que el sonido, impactó en un blanco en un polígono militar, según la nota oficial. El avión supersónico MiG-31, que despegó desde un aeródromo situado en el sur del país, fue modernizado especialmente para portar dichos misiles de emplazamiento aéreo y puede llevar al "Kinzhal" al lugar de lanzamiento en cuestión de minutos. Hace diez días Putin ya aseguró que, pese al «atraso tecnológico» ruso en otros terrenos, dicho misil es por sus características único en el mundo y que hace inútil el escudo estadounidense, lo que fue confirmado hoy por Defensa. Las características de «Kizhal» «No tiene análogos en el mundo», se precisa en el comunicado, en el que se destaca que la capacidad de maniobrar permanentemente durante su trayectoria, independientemente de las condiciones climatológicas, lo convierte en ilocalizable para los radares enemigos. Este misil, que puede portar tanto ojivas nucleares como cargas convencionales, está en servicio en el Ejército ruso desde el 1 de diciembre pasado. «El 'Kinzhal' aumenta considerablemente las posibilidades de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas de reaccionar ante una posible agresión y junto a otros sistemas permitirá disuadir a los enemigos de acciones precipitadas», se subraya en la nota castrense. Putin no sólo mencionó en su discurso el Kinzhal, sino también el misil intercontinental pesado Sarmat, armas con rayos láser, drones submarinos y los sistemas «Avangard», equipados con misiles de crucero. El ministro de Industria y Comercio, Denís Mantúrov, aseguró hoy que el Ejército ruso habrá recibido todo ese armamento para 2027 en el marco del nuevo programa de rearme aprobado por el propio líder ruso. «Todo el dinero de los americanos ha sido tirado a la basura» En una entrevista concedida al canal NBC y divulgada el sábado por el Kremlin, Putin aseguró que, gracias al nuevo arsenal ruso «todo el dinero de los contribuyentes norteamericanos» invertido en el escudo antimisiles «había sido tirado a la basura». Recordó que a mediados de la década pasada advirtió a la Casa Blanca de las consecuencias de un sistema antimisiles global: «Entonces les dije: 'Ustedes entienden que entonces tendremos que desarrollar nuestros sistemas de armamento ofensivos para mantener la paridad, para superar su escudo'». Con todo, en su opinión, nadie esperaba que Rusia diera un «gigantesco salto» tecnológico en tan corto espacio de tiempo, pero es que no tenía otra opción, si no quería quedar totalmente «indefensa». Recordó que EEUU ha desplegado sistemas estratégicos de emplazamiento terrestre en Alaska, a 60 kilómetros de territorio ruso, así como en Rumanía y en Polonia, y lo comparó como si Moscú hiciera lo mismo en México y Canadá. «Y ustedes aún nos acusan de iniciar una carrera armamentista. ¿No es una mentira? Claro que lo es», afirmó Eso sí, Putin aseguró, citando la doctrina militar rusa, que el Kremlin sólo recurriría a ese arsenal estratégico si es atacado con armas nucleares o con armamento convencional que ponga en peligro la supervivencia del Estado. Putin siempre ha mantenido que Rusia nunca se verá involucrada en una carrera armamentista como la Guerra de las Galaxias lanzada a finales del siglo XX por el presidente de EEUU Ronald Reagan y que es considerada la principal causa detrás de la disolución de la antigua Unión Soviética.
10-03-2018 | Fuente: elpais.com
La Asociación Nacional del Rifle demanda a Florida por su ley de armas
El lobby se opone a que la edad mínima para comprar armamento suba de 18 a 21 años
1
...