Infortelecom

Noticias de apps

04-08-2022 | Fuente: marca.com
Incendio en el atletismo español: Bokesa desvela sus 'whatsapps' con el seleccionador
La cuatrocentista también afirma que la RFEA no detectó una lesión de sóleo durante el Campeonato del Mundo de Pista Cubierta de Belgrado  Leer
24-07-2022 | Fuente: abc.es
Google sigue recibiendo golpes en el este de Europa. Tras las multas de cientos de millones de dólares impuestas desde Moscú por la negativa de la tecnológica a retirar contenido considerado por el Kremlin desinformación o incitación al terrorismo, el buscador ha sido bloqueado en el territorio de la República Popular de Donetsk , ubicada en el este de Ucrania y controlada por prorrusos. Así lo anunció el pasado viernes Denis Pushilin , líder de la autoproclamada república, en un comunicado compartido a través de su canal oficial de la 'app' de mensajería Telegram. En la publicación, Pushilin acusa al motor de búsqueda occidental, el más empleado con diferencia a nivel global, de « promover el odio y la violencia contra todos los rusos, y especialmente contra la población del Donbass». El dirigente del territorio ocupado también remarcó que el bloqueo de Google permanecerá en el territorio bajo su control hasta el momento en el que la empresa «abandone su política criminal y vuelva a la corriente principal de la ley, la moral y el sentido común». Con este movimiento, los separatistas del Donbass adoptan una postura que Moscú ha evitado en todo momento; la de prohibir que los ciudadanos sigan utilizando los servicios de un buscador que, a día de hoy, prácticamente copa el total de usuarios. La empresa también es la propietaria, entre otras herramientas, de YouTube , sitio que figura entre las plataformas sociales más utilizadas en el territorio controlado por Putin. De acuerdo con las cifras más recientes, se calcula que al menos 90 millones de rusos navegan regularmente por el sitio de vídeos. A golpe de multa La enorme popularidad de Google y de sus servicios ha ayudado a que la tecnológica no haya corrido la misma suerte que otras aplicaciones occidentales en Rusia. Cabe recordar que Facebook e Instagram fueron prohibidas en el estado apenas unas semanas después de que los soldados rusos plantasen sus botas en suelo ucraniano. En esa ocasión, el Kremlin utilizó como excusa una nueva política de Meta, empresa matriz de las dos redes sociales, que permitía a los usuarios ucranianos utilizar sus 'apps' para lanzar amenazas de muerte «contra Putin y los invasores rusos». A la salida de las dos joyas de la corona de Zuckerberg se unen las de herramientas como Twitter , que también fue bloqueada en Rusia durante los primeros impases del conflicto, o Spotify . Otras 'apps', como TikTok, han limitado notablemente su funcionalidad en el país. En lo que respecta a Google, Maksut Shadaev , ministro de Comunicaciones ruso, afirmó el pasado mayo que el país no tiene planes para cerrar el acceso a la plataforma en su territorio. A este respecto, señaló que cuando Moscú toma la decisión de bloquear algún servicio, «debe tener claro que los usuarios no sufrirán». En su lugar, el Kremlin ha apostado por presionar a la tecnológica con multas millonarias por no plegarse a la retirada de contenidos que el Gobierno ruso considera desinformación. La más reciente, el pasado lunes 18 de julio, asciende a 373 millones de dólares . En este caso, un tribunal de Moscú señaló que la empresa se había negado a retirar de forma reiterada «falsificaciones sobre el curso de la operación militar especial en Ucrania, desacreditando a las fuerzas armadas de la Federación Rusa». Este no es, ni de lejos, el castigo más severo que ha recibido Google en Rusia durante los últimos meses. El pasado mayo, la tecnológica se vio forzada a cerrar su división en el país después de que el Kremlin decidiese bloquear su cuenta bancaria. «La incautación de la cuenta bancaria de Google Rusia por parte de las autoridades rusas ha hecho que sea insostenible que nuestra oficina allí siga funcionando, lo que incluye dar trabajo y pagar a los empleados con sede en Rusia, pagar a proveedores y vendedores, y cumplir con otras obligaciones financieras. Es por ello que Google Rusia ha publicado su intención de declararse en quiebra», explicó entonces un portavoz de la tecnológica a ABC, MÁS INFORMACIÓN noticia Si La 'app' rusa que engañó al ciberejercito de Zelenski suplantando al Batallón Azov A pesar del cierre de su división en el país gobernado por Putin, la tecnológica ha seguido operando con relativa normalidad en el estado. «Los ciudadanos rusos confían en nuestros servicios para acceder a información de calidad», apuntan desde la empresa, que sigue resistiendo las solicitudes del Kremlin.
12-07-2022 | Fuente: abc.es
Mientras los conservadores británicos están con toda la maquinaria del partido funcionando para elegir a su próximo líder, después de que Boris Johnson renunciara la semana pasada, los laboristas pusieron sobre la mesa una moción de censura contra el todavía primer ministro. La intención del partido opositor era que mañana se llevara a cabo una votación que permita que Johnson, que previsiblemente permanecerá en su cargo hasta que alguno de los candidatos sea declarado ganador, salga de Downing Street. También será mañana miércoles cuando , según el Comité 1922 del Partido Conservador, que el lunes por la noche publicó las reglas y el calendario de la elección, cuyo vencedor se anunciará el 5 de septiembre una vez que los parlamentarios regresen a la Cámara de los Comunes tras el receso de verano que comienza el próximo 21 de julio, se realice la primera votación de los candidatos a suceder a Johnson. «Creo que es muy importante que demos un paso adelante y tomemos las medidas que podamos para destituirlo (a Johnson) de su cargo. No es apto para ese cargo», declaró el líder laborista Keir Starmer, quien añadió que para el país es «intolerable» que Johnson continúe como premier hasta septiembre. «La razón por la que deja el cargo es diferente a la de los primeros ministros anteriores, cuando se trataba de un desacuerdo político», aseveró, y explicó que ahora «deja el cargo porque su propio partido ha llegado a la conclusión de que no se puede confiar en él». «Dijimos que si no lo destituyen ellos mismos, y parece que no lo harán, entonces daríamos un paso adelante en el interés nacional y presentaríamos este voto de censura», dijo, y se preguntó cómo es posible que «cualquier tory» que en los últimos días haya dicho que no cree que Johnson sea apto para el cargo sea capaz de defender que siga al mando unas semanas más. «Estamos desafiando (a los parlamentarios conservadores) a poner a sus electores y al país primero«. Rechazo de la moción En todo caso, el gobierno de Boris Johnson se negó a que se lleve a cabo la votación de la moción , porque estaba dirigida contra el primer ministro y no contra el gobierno, y fuentes de Downing Street puntualizaron que no se dirigen a los individuos, sobre todo cuando el individuo en cuestión, en este caso el primer ministro, ya ha dimitido, por lo que sería una pérdida de tiempo. El Ejecutivo prometió que si la redactan correctamente, corrigiendo este punto, le darán espacio para ser votada el siguiente día hábil. La respuesta generó reacciones desde el laborismo, desde donde argumentaron que la negativa desde el número 10 de Downing Street de otorgar tiempo parlamentario para la moción es una muestra de que el Ejecutivo «está asustado». «Dado que el primer ministro ya renunció y está en marcha un proceso de (elección) de liderazgo, no creemos que este sea un uso valioso del tiempo parlamentario», justificaron desde el gobierno. La moción sin embargo no tenía muchas posibilidades de prosperar, ya que los tories, que cuentan con mayoría absoluta en el Parlamento, no parecen estar dispuestos a alterar el curso del proceso interno en el que se encuentran sumidos en este momento y que suficientes dolores de cabeza está provocando, ni están por la labor de arriesgarse a que se convoquen unas elecciones generales de las que podrían salir mal parados. Pero en la política británica nada puede darse por sentado , menos cuando las aguas están tan revueltas, y ambas formaciones se enfrascaron ayer en una batalla, con el número 10 acusando a la oposición de «jugar a la política» mientras estos señalaban al Ejecutivo de «abuso de poder» y de no cumplir con las reglas de la Cámara de los Comunes que establecen que el gobierno debe dar tiempo para que se debata una moción de censura «lo antes posible», normalmente, al día siguiente. Sucesión de Johnson Mientras tanto entre los tories, anoche, el Comité 1922 confirmó que de las once personas que inicialmente se presentaron como dispuestas a suceder a Johnson, ocho cumplieron finalmente el requisito de contar con el apoyo de al menos veinte parlamentarios , aunque el ministro de Transportes, Grant Shapps, retiró antes su candidatura. Así, los nombres que aparecerán en la papeleta son los del ex ministro de Finanzas de 42 años, Rishi Sunak; de la ministra de Exteriores, Liz Truss, de 46; el de la ex ministra de Defensa Penny Modaunt, de 49; el parlamentario Tom Tugendhat, que fue soldado en Irak y Afganistán, de 49 también; Jeremy Hunt, de 55 años, millonario, ex ministro de Sanidad y que intenta separarse al máximo de la herencia de Johnson; así como Kemi Badenoch, que fue hasta la semana pasada secretaria de Igualdad, Suella Braverman, fiscal general y Nadhim Zahaui. Justo antes de que se acabara, a las 6 de la tarde, el plazo para presentarse, Sajid Javid y Rehman Chishti informaron que se retiraban tras no haber obtenido suficiente apoyo. El favorito de momento es Sunak, que en un discurso este martes rindió tributo a Boris Johnson , que aunque caído en desgracia, fue el hombre que le dio la oportunidad de que su carrera subiera como la espuma, sobre todo durante los peores meses de la pandemia, cuando el joven banquero puso en marcha las medidas económicas para atajar la emergencia. Las palabras de Sunak para su ex jefe fueron que Johnson tiene «defectos» pero también «buen corazón».
12-07-2022 | Fuente: abc.es
Desde que comenzó la cascada de dimisiones hace una semana hasta varios días después de la renuncia de Boris Johnson como líder de los 'tories' (y, con vistas al futuro próximo, como primer ministro británico), muchos de sus antiguos y presentes colaboradores han ido presentando su candidatura para cogerle el relevo. Estos son los once políticos del Partido Conservador que han dado ya el paso al frente: 1 Ministra de Exteriores Liz Truss (46 años) Se comprometió, en su vídeo de campaña, a bajar los impuestos «desde el día uno», ejercer «un control firme sobre el gasto» e impulsar el crecimiento económico. 2 Exministro de Finanzas Rishi Sunak (42) En el vídeo de lanzamiento de su campaña, hizo referencia a sus padres y abuelos, inmigrantes de origen indio, y prometió liderar al país con «determinación». 3 Exministro de Sanidad Sajid Javid (52) Hijo de musulmanes paquistaníes, fue el primer ministro en dimitir la semana pasada, tras ser nombrado para dirigir la Sanidad. 4 Secretaria de Comercio Penny Mordaunt (49) Ex reservista de la Marina, dice que el liderazgo conservador debe ser «menos sobre el líder y más sobre el barco». Fue ministra de Defensa. 5 Ministro de Transportes Grant Shapps (53) Uno de los aliados más fieles de Johnson. Cree en «una economía con menos impuestos y menos regulaciones». 6 Ministro de Finanzas Nadhim Zahawi (55) Nacido en Irak en el seno de una familia kurda, es el fundador de la reconocida consultora YouGov. Apuesta por bajar impuestos. 7 Fiscal general Suella Braverman (42) Cree que es necesario eliminar el Protocolo de Irlanda del Norte como parte de la restauración de la soberanía del Reino Unido. 8 Exsecretaria de Igualdad Kemi Badenoch (42) Renunció a su cargo la semana pasada. Dijo que se presenta a la elección «porque quiero decir la verdad» a la gente. 9 Parlamentario conservador Rehman Chishti (43) Fue asesor de Benazir Bhutto cuando era primera ministra de Pakistán. 10 Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores Tom Tugendhat (49) Fue soldado en Irak y Afganistán y defiende que la de primer ministro es una «posición de liderazgo». 11 Secretario de Relaciones Exteriores Jeremy Hunt (55) Dice que él es el «único candidato importante» que no sirvió en el Ejecutivo del todavía 'premier'.
10-07-2022 | Fuente: abc.es
El 5 de septiembre es la fecha elegida por la cúpula del Partido Conservador para tener a un nuevo primer ministro en el Reino Unido el pasado jueves, tras la dimisión de Boris Johnson como líder de la formación después de que la presión entre sus propios compañeros de Gobierno fuera inaguantable. Así lo desveló el diario 'The Telegraph', a quien una fuente del partido adelantó parte del calendario que, previsiblemente, será aprobado este lunes por el Comité 1922 , que se reunirá por la tarde para marcar la senda que culminará con un nuevo liderazgo para los 'tories' y el país. Si todo sale según lo planeado, el nuevo 'premier' tendrá que verse por primera vez la cara con el líder de la oposición, Keir Starmer , el miércoles 7 de septiembre. Lo hará en la sesión de preguntas y respuestas en la Cámara de los Comunes. Pero, según el diputado Andrew Bridgen , si el Comité cambia las reglas y los dos candidatos finales llegan a un acuerdo, el sucesor de Johnson podría ser nombrado en quince días. Noticia Relacionada MONNET & CO. opinion Si Boris como antídoto José M. de Areilza Los conservadores tienen ahora una oportunidad de recuperar sus señas de identidad El encuentro de este lunes de los miembros del Comité es fundamental para definir los pasos a seguir tras el abandono de Johnson de su función como líder del partido, y por ello pretenden cambiar las reglas para que la lista de candidatos se reduzca y el cambio pueda acelerarse, sobre todo, considerando que el verano es un periodo de pausa en el país, con los diputados en receso desde el 21 de julio. «Habrá un umbral para que los candidatos por debajo no puedan continuar» en la carrera, aseguró una fuente a 'The Telegraph', que añadió que el objetivo es lograr «candidatos serios» que cuenten con el apoyo «de una proporción razonable» de miembros del partido. Uno de esos cambios sería exigir que cada candidato cuente con el apoyo de al menos de veinte parlamentarios. Eso reduciría el número de participantes en la primera ronda de votación que podría llevarse a cabo el miércoles, en la que quedarían fuera todos los que obtengan un apoyo menor al 10 por ciento del total, es decir, 36 diputados. Otras rondas de votaciones se celebrarían el 18, el 19 y el 20 de julio y, en la última, que seguramente se celebrará en agosto, cuando queden solo dos candidatos, votarán los 200.000 miembros del partido. Evitar las prisas A pesar de que algunos 'tories' han pedido eliminar este último paso para acelerar la llegada de un nuevo inquilino al número 10 de Downing Street, otros han rechazado de plano la idea. Uno de los que levantó la voz fue James Cleverly , nombrado por Johnson ministro de Educación el jueves, durante una llamativa renovación del Gabinete justo antes de dimitir. Cleverly explicó a la cadena Sky News que «probar la capacidad de un candidato para llegar más allá de la burbuja de Westminster es increíblemente importante», añadiendo que esta votación final resulta clave. En esta misma línea también se manifestó Geoffrey Clifton-Brown , tesorero del Comité 1922, quien le dijo al programa Today de BBC Radio 4 que la votación para elegir al próximo primer ministro probablemente tendrá que pasar por la totalidad de la formación. «Bajo estas circunstancias, con la división que hay en el partido, creo que es bueno que llegue a los miembros para que tengan la oportunidad de opinar y votar». La preocupación es grande entre los , que en los últimos meses se ha enfrentado a una creciente división interna debido a los escándalos del Gobierno. Por ejemplo, George Freeman , uno de los trabajadores que se unió a la cascada de dimisiones, expresó que está preocupado porque se elija «a la persona equivocada a toda prisa debido a la inestabilidad». Para Andrew Mitchell , «necesitamos tener un líder que no esté manchado, no contaminado, por así decirlo, por los errores», y dijo que, tanto en sus acciones como cabeza del país así como a nivel personal, es urgente que sea «claramente alguien con experiencia», así como «moral y decente». Los parlamentarios volverán a los Comunes el próximo 5 de septiembre, a tiempo para anunciar el nombre del ganador, o ganadora, de una carrera que empezó tan pronto como Johnson anunció que daba un paso al lado, y en la que ya han confirmado su participación el parlamentario de largo recorrido Tom Tugendhat ; la fiscal general Suella Braverman ; Kemi Badenoch , secretaria de Igualdad y cuyo nombre no es muy conocido, y Rishi Sunak , exministro de Finanzas y un persona clave en los peores meses de la pandemia y del confinamiento. Una encuesta de Opinium para Channel 4 entre miembros de los 'tories' reveló que precisamente Sunak es el favorito, con el 25 por ciento del apoyo, seguido de la ministra de Exteriores, Liz Truss , con un 21 por ciento. Truss confirmó a última hora del sábado que se presentaría. Sin embargo, la intención de Sunak de no bajar los impuestos es una medida muy impopular en un partido que espera que la crisis provocada por la guerra de Ucrania, la inflación, y, en general, el aumento del costo de la vida, no sea atajado aumentando la carga fiscal sobre la población, por lo que el apoyo podría verse mermado entre quienes apuestan por el recorte. Nadhim Zahawi , que reemplazó a Sunak como ministro de Finanzas, se comprometió a reducir los impuestos para familias y empresas y a continuar con las reformas educativas que comenzó en su cargo anterior. Incertidumbre Otra encuesta de la consulta YouGov concluyó que el candidato principal sería Ben Wallace , ministro de Defensa, que sin embargo anunció este sábado que no se presentará a la batalla. Este giro inesperado añade leña al fuego de la incertidumbre política en que se encuentra sumido el país. El ministro, que ocupó el primer lugar en una consulta de ConservativeHome entre miembros del partido sobre quién debería reemplazar a Johnson, comunicó su decisión a través de su cuenta de Twitter. «Después de una cuidadosa consideración y discusión con colegas y familiares, he tomado la decisión de no participar en la contienda por el liderazgo del Partido Conservador», dijo. «No ha sido una decisión fácil de tomar, pero mi enfoque está en mi trabajo actual y en mantener seguro a este gran país». Wallace, que ha sido calificado por la prensa local como un «hombre de familia», muy comprometido con la educación de sus hijos, ha tenido un papel protagónico desde que Rusia invadió Ucrania el pasado 24 de febrero, pero siempre ha intentado mantener un perfil bajo, alejado del estilo de Johnson. «Le deseo la mejor de las suertes a todos los candidatos y espero que pronto volvamos a centrarnos en los problemas que todos hemos sido elegidos para abordar», concluyó, sin señalar si apoya a alguno de sus compañeros. Este sábado también se lanzaron al ruedo Liz Truss , ministra de Exteriores, y Grant Shapps , ministro de Transporte, quien prometió aumentar el gasto en defensa al tres por ciento del PIB, medio punto porcentual por encima del mínimo sugerido por la OTAN, y reconstruir las Fuerzas Armadas de Gran Bretaña con la financiación de nuevos escuadrones de combate y buques de guerra, ya que Reino Unido es «el policía bueno de Europa» y que por tanto es su deber tomar más medidas para «disuadir a los agresores» como Rusia, que ha provocado que el contingente tenga que prepararse para «un largo período de guerra de alta intensidad». Sajid Javid, que renunció como ministro de Sanidad la semana pasada, y el secretario de Sanidad, Jeremy Hunt, quien se enfrentó a Johnson en la última contienda por el liderazgo en 2019, también han anunciado que se sumarán a la contienda para relevar a Johnson. También se espera que anuncie en las próximas horas su candidatura Penny Mordaunt , ex ministra de Defensa.
09-07-2022 | Fuente: abc.es
El 5 de septiembre es la fecha elegida por la cúpula del Partido Conservador para tener a un nuevo primer ministro en el Reino Unido el pasado jueves, tras la dimisión de Boris Johnson como líder de la formación después de que la presión entre sus propios compañeros de Gobierno fuera inaguantable. Así lo desveló el diario 'The Telegraph', a quien una fuente del partido adelantó parte del calendario que, previsiblemente, será aprobado este lunes por el Comité 1922 , que se reunirá por la tarde para marcar la senda que culminará con un nuevo liderazgo para los 'tories' y el país. Si todo sale según lo planeado, el nuevo 'premier' tendrá que verse por primera vez la cara con el líder de la oposición, Keir Starmer , el miércoles 7 de septiembre. Lo hará en la sesión de preguntas y respuestas en la Cámara de los Comunes. Pero, según el diputado Andrew Bridgen , si el Comité cambia las reglas y los dos candidatos finales llegan a un acuerdo, el sucesor de Johnson podría ser nombrado en quince días. Noticia Relacionada MONNET & CO. opinion Si Boris como antídoto José M. de Areilza Los conservadores tienen ahora una oportunidad de recuperar sus señas de identidad El encuentro de este lunes de los miembros del Comité es fundamental para definir los pasos a seguir tras el abandono de Johnson de su función como líder del partido, y por ello pretenden cambiar las reglas para que la lista de candidatos se reduzca y el cambio pueda acelerarse, sobre todo, considerando que el verano es un periodo de pausa en el país, con los diputados en receso desde el 21 de julio. «Habrá un umbral para que los candidatos por debajo no puedan continuar» en la carrera, aseguró una fuente a 'The Telegraph', que añadió que el objetivo es lograr «candidatos serios» que cuenten con el apoyo «de una proporción razonable» de miembros del partido. Uno de esos cambios sería exigir que cada candidato cuente con el apoyo de al menos de veinte parlamentarios. Eso reduciría el número de participantes en la primera ronda de votación que podría llevarse a cabo el miércoles, en la que quedarían fuera todos los que obtengan un apoyo menor al 10 por ciento del total, es decir, 36 diputados. Otras rondas de votaciones se celebrarían el 18, el 19 y el 20 de julio y, en la última, que seguramente se celebrará en agosto, cuando queden solo dos candidatos, votarán los 200.000 miembros del partido. Evitar las prisas A pesar de que algunos 'tories' han pedido eliminar este último paso para acelerar la llegada de un nuevo inquilino al número 10 de Downing Street, otros han rechazado de plano la idea. Uno de los que levantó la voz fue James Cleverly , nombrado por Johnson ministro de Educación el jueves, durante una llamativa renovación del Gabinete justo antes de dimitir. Cleverly explicó a la cadena Sky News que «probar la capacidad de un candidato para llegar más allá de la burbuja de Westminster es increíblemente importante», añadiendo que esta votación final resulta clave. En esta misma línea también se manifestó Geoffrey Clifton-Brown , tesorero del Comité 1922, quien le dijo al programa Today de BBC Radio 4 que la votación para elegir al próximo primer ministro probablemente tendrá que pasar por la totalidad de la formación. «Bajo estas circunstancias, con la división que hay en el partido, creo que es bueno que llegue a los miembros para que tengan la oportunidad de opinar y votar». La preocupación es grande entre los , que en los últimos meses se ha enfrentado a una creciente división interna debido a los escándalos del Gobierno. Por ejemplo, George Freeman , uno de los trabajadores que se unió a la cascada de dimisiones, expresó que está preocupado porque se elija «a la persona equivocada a toda prisa debido a la inestabilidad». Para Andrew Mitchell , «necesitamos tener un líder que no esté manchado, no contaminado, por así decirlo, por los errores», y dijo que, tanto en sus acciones como cabeza del país así como a nivel personal, es urgente que sea «claramente alguien con experiencia», así como «moral y decente». Los parlamentarios volverán a los Comunes el próximo 5 de septiembre, a tiempo para anunciar el nombre del ganador, o ganadora, de una carrera que empezó tan pronto como Johnson anunció que daba un paso al lado, y en la que ya han confirmado su participación el parlamentario de largo recorrido Tom Tugendhat ; la fiscal general Suella Braverman ; Kemi Badenoch , secretaria de Igualdad y cuyo nombre no es muy conocido, y Rishi Sunak , exministro de Finanzas y un persona clave en los peores meses de la pandemia y del confinamiento. Una encuesta de Opinium para Channel 4 entre miembros de los 'tories' reveló que precisamente Sunak es el favorito, con el 25 por ciento del apoyo, seguido de la ministra de Exteriores, Liz Truss , con un 21 por ciento. Sin embargo, Truss todavía no ha dado el paso de presentarse a la pugna. Sin embargo, la intención de Sunak de no bajar los impuestos es una medida muy impopular en un partido que espera que la crisis provocada por la guerra de Ucrania, la inflación, y, en general, el aumento del costo de la vida, no sea atajado aumentando la carga fiscal sobre la población, por lo que el apoyo podría verse mermado entre quienes apuestan por el recorte. Nadhim Zahawi , que reemplazó a Sunak como ministro de Finanzas, se comprometió a reducir los impuestos para familias y empresas y a continuar con las reformas educativas que comenzó en su cargo anterior. Incertidumbre Otra encuesta de la consulta YouGov concluyó que el candidato principal sería Ben Wallace , ministro de Defensa, que sin embargo anunció este sábado que no se presentará a la batalla. Este giro inesperado añade leña al fuego de la incertidumbre política en que se encuentra sumido el país. El ministro, que ocupó el primer lugar en una consulta de ConservativeHome entre miembros del partido sobre quién debería reemplazar a Johnson, comunicó su decisión a través de su cuenta de Twitter. «Después de una cuidadosa consideración y discusión con colegas y familiares, he tomado la decisión de no participar en la contienda por el liderazgo del Partido Conservador», dijo. «No ha sido una decisión fácil de tomar, pero mi enfoque está en mi trabajo actual y en mantener seguro a este gran país». Wallace, que ha sido calificado por la prensa local como un «hombre de familia», muy comprometido con la educación de sus hijos, ha tenido un papel protagónico desde que Rusia invadió Ucrania el pasado 24 de febrero, pero siempre ha intentado mantener un perfil bajo, alejado del estilo de Johnson. «Le deseo la mejor de las suertes a todos los candidatos y espero que pronto volvamos a centrarnos en los problemas que todos hemos sido elegidos para abordar», concluyó, sin señalar si apoya a alguno de sus compañeros. Este sábado también se lanzó al ruedo Grant Shapps , ministro de Transporte, quien prometió aumentar el gasto en defensa al tres por ciento del PIB, medio punto porcentual por encima del mínimo sugerido por la OTAN, y reconstruir las Fuerzas Armadas con la financiación de nuevos escuadrones de combate y buques de guerra Se espera que otras figuras destacadas de los 'tories' anuncien su intención de liderar el partido en las próximas horas , incluyendo a Liz Truss, Sajid Javid, quien renunció como ministro de Sanidad la semana pasada; y Penny Mordaunt, exministra de Defensa.
08-07-2022 | Fuente: abc.es
El Reino Unido se despertó ayer con la noticia de que Boris Johnson se había dado por vencido, tras sobrevivir a varios escándalos durante los tres años que llevaba como primer ministro, y estaba dispuesto a dimitir. Una sorpresa que se confirmó a mediodía, cuando el 'premier' salió a la puerta del número 10 de Downing Street , entre los aplausos de sus seguidores, para ofrecer una comparecencia. «Está claro que ahora mismo la voluntad del grupo parlamentario conservador es que debe haber un nuevo líder del partido y, por lo tanto, un nuevo primer ministro», comenzó Johnson, que luego explicó que la elección del nuevo líder «debe comenzar ahora» y que «el cronograma se anunciará la próxima semana». «Serviré hasta que se nombre un nuevo líder», anunció, aclarando que «si hasta ahora no he querido abandonar, ha sido porque consideraba mi deber cumplir con el mandato electoral de 2019, la mayor victoria conservadora desde 1987». Unas elecciones históricas en las que los 'tories' lograron la mayoría absoluta en el Parlamento en unas votaciones en las que la población acudió a las urnas en pleno invierno, con mucho frío y muchas esperanzas. Noticias Relacionadas estandar No Los nombres que suenan con más fuerza para suceder a Boris Johnson Carlota Pérez opinion No editorial Johnson nunca fue una solución Editorial ABC Todas estallaron a punta de escándalos personales, rebeliones en las filas conservadoras, polémicas en el seno del Gobierno, la pandemia de Covid-19, la guerra de Ucrania, el Brexit , el conflicto con Bruselas por el Protocolo de Irlanda del Norte , escándalos sexuales entre los 'tories' y, por supuesto, el 'partygate' , las fiestas ilegales en Downing Street en el confinamiento. Parecía que Johnson flotaba por encima de todo, pero, al final, nada cayó en saco roto. La situación se escapó de sus manos y ayer presentó finalmente su dimisión, después de que en los dos días anteriores se produjera en el Ejecutivo una cascada de renuncias que superaba los 50 cargos y pese a que el miércoles defendiera en la Cámara de los Comunes su cargo y asegurara que no renunciaría a él. Johnson podrá seguir siendo primer ministro hasta que su partido elija nuevo líder, algo que podría suceder antes de receso parlamentario del 21 de julio Johnson estaba aferrándose a lo imposible pese a los llamamientos a que diera por fin un paso al lado, una petición que le hicieron incluso sus más allegados, como la ministra del Interior, Priti Patel , o el responsable de Transportes, Grant Shapps . Pero la presión fue insostenible y las palabras de Simon Hart , que renunció el miércoles a su cargo de secretario de Estado para Gales, fueron el preámbulo de lo que finalmente sucedió: «Los colegas han hecho todo lo posible, en privado y en público, para ayudarle a enderezar el rumbo». Johnson podría seguir siendo primer ministro hasta que el Partido Conservador elija a un nuevo líder, algo que algunos creen que sucederá, apurando mucho, antes de que empiece el receso parlamentario del próximo 21 de julio o de cara a la conferencia anual 'tory' que se celebra en la primera semana de octubre. También se especula con que se marche de forma inmediata y que Dominic Raab , su segundo, asuma el mando mientras tanto. El exministro de Industria y Negocios, Kwasi Kwarteng , es uno de los que sostiene que no puede quedarse hasta octubre y que se necesita un nuevo líder «tan pronto como sea posible»: «Alguien que pueda reconstruir la confianza, sanar el país y establecer un enfoque económico nuevo, sensato y consistente para ayudar a las familias». Fuentes de Whitehall confirmaron que la decisión del 'premier' llegó después de que sus propios aliados lo pusieran entre la espada y la pared, y tiraran por los suelos su intención de hacer borrón y cuenta nueva con un Ejecutivo renovado que igualmente se tomó la molestia de nombrar. Pero a primera hora de la mañana, sus planes se fueron al traste tras hablar con Graham Brady, presidente del Comité 1922 , compuesto por los llamados 'backbenchers' o parlamentarios de base, que no ocupan puestos en el Ejecutivo y tienen la potestad de activar una moción para destituir al primer ministro, una maquinaria que se puso en marcha hace unas semanas y de la que Johnson salió herido, pero no muerto. Después de la conversación con Brady, Johnson acordó retirarse. En su comparecencia, el 'premier' tuvo unas palabras de agradecimiento para su esposa, Carrie Johnson , sus hijos, su familia y quienes lo apoyan dentro del partido y de las dependencias gubernamentales, después de reconocer también la tristeza que siente por abandonar el que calificó como «el mejor trabajo del mundo» . También se mostró «orgulloso» de los logros alcanzados durante su mandato, como haber conseguido finalmente la consumación del Brexit, haber contribuido a que el Reino Unido superara la pandemia de Covid-19 y haber liderado el apoyo a Ucrania por parte de los países occidentales tras la invasión rusa que comenzó el pasado febrero. «Permítanme decirle ahora a la gente de Ucrania que sé que nosotros, en el Reino Unido, continuaremos apoyando su lucha por la libertad durante el tiempo que sea necesario», aseveró. De forma velada, el 'premier' apuntó al efecto rebaño, al efecto manada, como causa de su caída, cuando mencionó que en los últimos días intentó «persuadir» a sus «colegas» de que no sería apropiado «cambiar de Gobierno» en este momento, «cuando el panorama económico es tan difícil a nivel nacional como internacional». «Lamento no haber tenido éxito en esos argumentos», dijo, para luego añadir que «como hemos visto, en Westminster el instinto de rebaño es poderoso , cuando el rebaño se mueve, se mueve». «Sobre todo, quiero agradecerles a ustedes, al público británico, por el inmenso privilegio que me han dado», aseguró. «Amigos, en la política nadie es, ni remotamente, imprescindible» , dijo, eso sí, sin disculparse si entonar un 'mea culpa' de por medio. Jonathan Gullis , secretario parlamentario privado del secretario de Estado para Irlanda del Norte y cuyo nombre está en la lista de dimisiones de los últimos días, afirmó tras el discurso de Johnson que «fue doloroso verlo, pero lo correcto es que se haya ido». «Podría haber sido, y debería haber sido, un gran primer ministro, pero lamentablemente tomó muchas malas decisiones durante demasiado tiempo».
08-07-2022 | Fuente: abc.es
El primer ministro británico, Boris Johnson, anunciará hoy su dimisión, según la BBC. Prepara una comparecencia ante los medios a lo largo del día de hoy en la que está previsto que deje de ser el líder del Partido Conservador y abandone el Gobierno en otoño , según el medio británico. Boris Johnson cede a la presión de sus propias filas y dimite. El premier ha comunicado su decisión por cortesía a la reina Isabel, antes de un inminente anuncio sobre su dimisión, según ha explicado la editora política adjunta de ITV, Anushka Asthana. Noticias Relacionadas estandar No Los nombres que suenan con más fuerza para suceder a Boris Johnson Carlota Pérez opinion No editorial Johnson nunca fue una solución Editorial ABC Desde que asumiera el cargo de primer ministro en julio de 2019, Boris Johnson ha sobrevivido a todo tipo de situaciones: escándalos personales, rebeliones en las filas conservadoras, polémicas en el seno del gobierno? pero la situación se le acabó por irse de las manos y este jueves presentará inicialmente su dimisión, después de que durante los dos días anteriores se produjera en el Ejecutivo una cascada de dimisiones que ya supera los 50 cargos. Presión insostenible Ayer mismo, Johnson defendió en la Cámara de los Comunes su cargo y aseguró que no renunciaría a él, pese a los llamamientos a que diera por fin un paso al lado, una petición que le hicieron incluso sus más allegados, como la ministra del Interior, Priti Patel , o el responsable de Transportes, Grant Shapps . Pero la presión ha sido insostenible y las palabras de Simon Hart, que renunció el miércoles a su cargo de secretario de Estado para Gales, fueron el preámbulo de lo que finalmente ha sucedido: «Los colegas han hecho todo lo posible, en privado y en público, para ayudarle a enderezar el rumbo, pero reconozco con tristeza que hemos pasado el punto en el que esto es posible». Johnson podrá seguir siendo primer ministro hasta que su partido elija nuevo líder, algo que podría suceder antes de receso parlamentario del 21 de julio Johnson podría seguir siendo primer ministro hasta que el Partido Conservador elija a un nuevo líder, algo que podría suceder antes de que empiece el receso parlamentario el próximo 21 de julio y de cara a la conferencia anual del Partido que se celebra en la primera semana de octubre, pero se especula con que otra opción es que se marche de forma inmediata y que Dominic Raab, su segundo, asuma el mando . El ex ministro de Industria y Negocios, Kwasi Kwarteng, es uno de los que sostiene que no puede quedarse hasta octubre y que se necesita un nuevo líder "tan pronto como sea posible?, ?alguien que pueda reconstruir la confianza, sanar el país y establecer un enfoque económico nuevo, sensato y consistente para ayudar a las familias?. Fuentes de Whitehall confirmaron que la decisión del premier llegó después de que sus propios aliados lo pusieran contra la espada y la pared, y tiraran por los suelos su intención de hacer borrón y cuenta nueva con un Ejecutivo renovado. Pero a primera hora de esta mañana, sus planes se fueron al traste tras hablar con Graham Brady, presidente del Comité 1922 , compuesto por los llamados ?backbenchers" o parlamentarios de base, que no ocupan puestos en el Ejecutivo y que tiene la potestad de activar una moción destituir al primer ministro, una maquinaria que se puso en marcha hace unas semanas y de la que Johnson salió herido, pero no muerto, hace justamente un mes. Después de la conversación con Brady, Johnson acordó retirarse.
07-07-2022 | Fuente: abc.es
El primer ministro británico, Boris Johnson, anunciará hoy su dimisión, según la BBC. Prepara una comparecencia ante los medios a lo largo del día de hoy en la que está previsto que deje de ser el líder del Partido Conservador y abandone el Gobierno en otoño , según el medio británico. Boris Johnson cede a la presión de sus propias filas y dimite. El premier ha comunicado su decisión por cortesía a la reina Isabel, antes de un inminente anuncio sobre su dimisión, según ha explicado la editora política adjunta de ITV, Anushka Asthana. Noticias Relacionadas estandar No Los nombres que suenan con más fuerza para suceder a Boris Johnson Carlota Pérez opinion No editorial Johnson nunca fue una solución Editorial ABC Desde que asumiera el cargo de primer ministro en julio de 2019, Boris Johnson ha sobrevivido a todo tipo de situaciones: escándalos personales, rebeliones en las filas conservadoras, polémicas en el seno del gobierno? pero la situación se le acabó por irse de las manos y este jueves presentará inalmente su dimfisión, después de que durante los dos días anteriores se produjera en el Ejecutivo una cascada de dimisiones que ya supera los 50 cargos. Presión insostenible Ayer mismo, Johnson defendió en la Cámara de los Comunes su cargo y aseguró que no renunciaría a él, pese a los llamamientos a que diera por fin un paso al lado, una petición que le hicieron incluso sus más allegados, como la ministra del Interior, Priti Patel , o el responsable de Transportes, Grant Shapps . Pero la presión ha sido insostenible y las palabras de Simon Hart, que renunció el miércoles a su cargo de secretario de Estado para Gales, fueron el preámbulo de lo que finalmente ha sucedido: «Los colegas han hecho todo lo posible, en privado y en público, para ayudarle a enderezar el rumbo, pero reconozco con tristeza que hemos pasado el punto en el que esto es posible». Johnson podrá seguir siendo primer ministro hasta que su partido elija nuevo líder, algo que podría suceder antes de receso parlamentario del 21 de julio Johnson podría seguir siendo primer ministro hasta que el Partido Conservador elija a un nuevo líder, algo que podría suceder antes de que empiece el receso parlamentario el próximo 21 de julio y de cara a la conferencia anual del Partido que se celebra en la primera semana de octubre, pero se especula con que otra opción es que se marche de forma inmediata y que Dominic Raab, su segundo, asuma el mando . El ex ministro de Industria y Negocios, Kwasi Kwarteng, es uno de los que sostiene que no puede quedarse hasta octubre y que se necesita un nuevo líder "tan pronto como sea posible?, ?alguien que pueda reconstruir la confianza, sanar el país y establecer un enfoque económico nuevo, sensato y consistente para ayudar a las familias?. Fuentes de Whitehall confirmaron que la decisión del premier llegó después de que sus propios aliados lo pusieran contra la espada y la pared, y tiraran por los suelos su intención de hacer borrón y cuenta nueva con un Ejecutivo renovado. Pero a primera hora de esta mañana, sus planes se fueron al traste tras hablar con Graham Brady, presidente del Comité 1922, compuesto por los llamados ?backbenchers" o parlamentarios de base, que no ocupan puestos en el Ejecutivo y que tiene la potestad de activar una moción destituir al primer ministro, una maquinaria que se puso en marcha hace unas semanas y de la que Johnson salió herido, pero no muerto, hace justamente un mes. Después de la conversación con Brady, Johnson acordó retirarse.
06-07-2022 | Fuente: abc.es
Boris Johnson no solo ha perdido la confianza de los ministros dimisionarios, sino de algunos miembros de alto rango que permanecen, por ahora, en su Gabinete, y que le pidieron su renuncia esta tarde al considerar insostenible la situación. En el grupo se encontraban el jefe del Comité 1922 del Partido Conservador, Graham Brady ; el jefe del grupo parlamentario conservador, Chris Heaton-Harris ; el ministro para Irlanda del Norte, Brandon Lewis ; el ministro para Gales, Simon Hart ; el de Transportes, Grant Shapps, y el de Economía, Nadhim Zahawi, recién nombrado tras la salida de Rishi Sunak. Otros fieles le han dado la espalda a Johnson. El ejemplo más significativo es el del responsable de Cohesión Territorial, Michael Gove , siempre a su lado desde la campaña de 2019. Según una fuente del Ejecutivo citada por 'Financial Times', Gove le dijo explícitamente que su etapa como primer ministro «había acabado». Johnson superó hace un mes una moción de censura planteada por los propios diputados conservadores, cosechando 211 votos a favor y 148 en contra. El principal argumento entonces fueron las fiestas organizadas en Downing Street en las peores semanas de la pandemia. Johnson mostró su satisfacción por un resultado que consideró «convincente» (cabe recordar que Theresa May dimitió en una situación similar, incluso con más apoyos). Teóricamente, Johnson está protegido hasta junio de 2023 frente a una nueva moción de censura de los miembros de su partido, si bien algunos 'tories' abogan por cambiar las normas para que no sea necesario esperar un año entre votaciones. Estos conservadores críticos quieren aprovechar las próximas elecciones del Comité 1922, responsable de lanzar las mociones, para integrar a miembros partidarios de cambiar la normativa y así facilitar dichas modificaciones, según la BBC. El 'premier' ha evitado por ahora que las salidas de los ministros hayan alimentado otras dimisiones en primera línea y altos cargos como Dominic Raab, Michael Gove, Therese Coffey y Ben Wallace , que ya han dicho que seguirán en el Gobierno. También ha respaldado a Johnson «al cien por cien» la ministra de Exteriores, Liz Truss , que suena como potencial sustituta en Downing Street.
1
...