Infortelecom

Noticias de al qaeda

01-08-2019 | Fuente: elpais.com
Muere un hijo de Osama bin Laden, considerado un líder clave de Al Qaeda
Varias fuentes de inteligencia de EE UU citadas por la cadena NBC confirman el fallecimiento
31-07-2019 | Fuente: abc.es
EE.UU. anuncia la muerte del hijo y posible sucesor de Osama bin Laden
Las autoridades de EE.UU. tienen información de que el hijo y posible sucesor de Osama bin Laden, Hamza bin Laden, ha muerto, según aseguraron varias fuentes oficiales a la cadena NBC y otros medios estadounidenses confirmaron después. El hijo del cerebro de los atentados del 11-S murió, según estas fuentes, en algún momento de los dos primeros años de presidencia de Donald Trump. No hay apenas detalles sobre las circunstancias de su muerte, dónde, cuándo y cómo se produjo. Tampoco cuál fue el papel de EE.UU. en su caída. Se sabe que su muerte ocurrió antes de que el Departamento de Estado anunciara una recompensa de un millón de dólares para quien diera información sobre su localización, pero las autoridades estadounidenses todavía no lo habían confirmado. Osama bin Laden falleció en una operación de fuerzas especiales estadounidenses en su escondite en Abbotabad, una localidad de Pakistán cerca de la frontera con Afganistán, en 2011. En aquella operación murió uno de sus hijos, Khalid. Dos años antes, otro hijo, Saad, cayó muerto en un ataque por un dron, también en Pakistán. Hamza se había convertido en uno de los portavoces de Al Qaeda, la organización terrorista que lideró su padre, y aspiraba a ser su sucesor como máximo dirigente. Grababa mensajes de propaganda de forma periódica. Casado con la hija de uno de los lugartenientes de Osama bin Laden, estaba siendo formado para dirigir al grupo terrorista algún día. EE.UU. todavía persigue al actual líder de Al Qaeda, Ayman al-Zawahri, a quien Hamza ayudó a mantener los lazos con los talibanes de Afganistán.
19-07-2019 | Fuente: abc.es
Muere Richard Driscoll, uno de los «héroes» del 11-S, y ya son 200 los bomberos fallecidos por las secuelas
Uno de los "héroes" del 11-S, Richard Driscoll, falleció este miércoles víctima de una enfermedad vinculada a las tareas de rescate durante los atentados del 11-S contra las Torres Gemelas y se convirtió en el bombero número 200 en morir por las secuelas. El Departamento de Bomberos de Nueva York realizó el anuncio y aseguró que Driscoll, de 73 años, murió de "la enfermedad del World Trade Center" y deplorando que sigan muriendo miembros del cuerpo por haber arriesgado sus vidas salvando las de otros. "Es casi incomprensible que, después de haber perdido a 343 miembros el 11 de septiembre, ahora hayan muerto más de 200 efectivos por la enfermedad del World Trade Center", dijo el Comisario del Departamento de Bomberos, Daniel Nigro. El polvo, humo, productos químicos y tóxicos que emanaron de los escombros afectaron a bomberos, policías, obreros de la construcción y otros trabajadores de emergencia que actuaron tras lo ocurrido y muchos han sufrido, como consecuencia, problemas respiratorios, trastornos digestivos, cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer. Driscoll se retiró en 2002 del Camión de Bomberos 91 que daba servicio en el Este del neoyorquino barrio de Harlem, después de 32 años sirviendo en el Departamento. Los bomberos destacaron que "respondió valientemente a los ataques en el World Trade Center el 11S y trabajó sin descanso en el rescate y los esfuerzos por recuperarse que siguieron". Driscoll, además, participó en la Guerra de Vietnam y, durante su tiempo en el cuerpo, se le citó en cinco ocasiones por su valentía. Su muerte se suma a la de otro bombero, Kevin Nolan, que falleció el martes a los 58 años como consecuencia de un cáncer, también ocasionado por las tareas de rescate. "Descansen en paz, bomberos Richard Driscoll y Kevin Nolan", dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a través de un mensaje en Twitter. El alcalde lloró la muerte de 200 efectivos que "no dudaron en enfrentarse al peligro" y que "se quedaron hasta que el trabajo estuvo hecho". Asimismo, De Blasio dijo que el Senado "debe financiar por completo el Fondo para Compensación de las Víctimas del 11S", después de que el republicano Rand Paul bloqueara un proyecto de ley que aportaba dinero suficiente hasta 2090. En un principio, se estableció un fondo de 7.000 millones de dólares, que se ha quedado pequeño debido a la cantidad de reclamaciones existentes y a que no existe ningún mecanismo para agregar más aportaciones. El 29 de junio falleció un detective retirado de la Policía de Nueva York de origen cubano, Luis Álvarez, que murió con 53 años a causa de un cáncer relacionado con las sustancias que aspiró durante los tres meses que pasó buscando víctimas entre los escombros de las Torres Gemelas. Cerca de 3.000 personas murieron en los ataques orquestados por la organización terrorista Al Qaeda en el World Trade Center de Nueva York, en el Pentágono y cerca de Shanksville, en Pennsylvania, y todavía quedan por identificar unas 1.100 personas.
18-07-2019 | Fuente: abc.es
Así es la nueva cárcel de alta seguridad en Colorado donde el Chapo Guzmán pasará el resto de sus días
El juez Brian Cogan ha informado de que en 60 días dictaminará en qué prisión de alta seguridad deberá establecerse el narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo Guzmán» Loera, quien en su día ya protagonizó dos huidas en presidios de México y que ahora todo apunta a que pasará el resto de sus días en Administrative Maximum Facility (ADX), un penal ubicado en el estado de Colorado. Tras la condena a cadena perpetua emitida por el juez federal de Nueva York, el Chapo deberá seguir dos meses más en el penal de máxima seguridad de Manhattan, donde no puede salir al exterior y que, según dijo hoy el propio capo, ha supuesto para él una «tortura» física y psicológica desde que llegó extraditado a Estados Unidos en enero de 2017. La prisión a donde supuestamente será trasladado el conocido narcotraficante es la Administrative Maximum Facility (ADX), ubicada en Florence, en el estado de Colorado. Este penal es de los más seguros del mundo y, de hecho, se le conoce como «el Alcatraz de las Rocosas» o Supermax, a 90 millas al sur de Denver. La ADX abrió sus puertas en 1994 con el objetivo de albergar a los condenados más peligrosos y otros que representen una amenaza para la seguridad nacional. El confinamiento en solitario y de extrema seguridad que ha vivido Guzmán Loera desde que fue extraditado de México a EE.UU. en enero de 2017, en una celda de 18 metros cuadrados en la cárcel federal en Manhattan con una ventana opaca, continuará el resto de su vida en este país. Aislamiento máximo Las celdas en la ADX son paredes de cemento y a prueba de sonido para evitar la comunicación con otros presos, algunas sin ventanas, donde los reclusos pasan 23 horas a solas, con contacto mínimo con personal de la ADX. Las tuberías de las unidades en que está dividida la prisión no transmiten sonidos. A esta prisión son enviados aquellos que el sistema federal de prisiones ha declarado como los más peligrosos, entre ellos líderes de pandillas violentas, terroristas o condenados que han atacado a otros prisioneros o a oficiales de seguridad de cárceles en EE.UU. La ADX alberga hasta 405 presos, y entre los que estuvieron allí figuró Timothy McVeigh, condenado a pena capital y ejecutado en 2001 por el atentado contra el edificio federal en Oklahoma, en 1995, que mató a 168 personas e hirió a otras 600. Presos como el «talibán boricua» o «Unabomber» Allí están José Padilla, de origen puertorriqueño, conocido como el «talibán boricua», por su apoyo a la red terrorista Al Qaeda; Mahmud Abouhalima, por el atentado contra las Torres Gemelas en 1993; el asesino en serie y médico Michael Swango y el «Unabomber» Ted Kaczynski, profesor de matemáticas que enviaba cartas bomba. También el franco-marroquí Zacarías Moussaoui, por su conspiración en los atentados terroristas del 11-S, o Dzhokhar Tsarnaev, condenado a pena de muerte por las dos bombas caseras que mataron a tres personas e hirieron a otras 264 en el maratón de Boston en 2013, cuya sentencia apeló el pasado mes de diciembre.
02-07-2019 | Fuente: abc.es
EE.UU. neutraliza a al menos nueve combatientes de Al Qaeda en Siria
Estados Unidos lanzó el domingo un ataque contra un grupo yihadista, que, de acuerdo con la versión del Ejército estadounidense era de Al Qaeda, en el norte de Siria, informaron el Comando Central de las Fuerzas Armadas y activistas. El Ejército de EE.UU. no informó de víctimas y señaló que la acción fue contra líderes de Al Qaeda que estaban en un centro de entrenamiento, cerca de la provincia de Alepo. «Esta operación tuvo como blanco operativos de Al Qaeda en Siria responsables de planear ataques externos que amenazan a ciudadanos de EE.UU., a nuestros socios y a civiles inocentes», dijo el Comando Central en un comunicado emitido el domingo. Las fuerzas estadounidenses no dieron detalles sobre el tipo de ataque o el armamento utilizado y tampoco precisaron si estuvieron involucradas tropas sobre el terreno. El Ejército de EE.UU. recordó que el noroeste del país árabe «sigue siendo un refugio seguro, donde los líderes de Al Qaeda en Siria coordinan activamente sus actividades terroristas, incluida la planificación de ataques en toda la región y en el Oeste». El Comando Central aseguró que continuará atacando al Daesh y a Al Qaeda para evitar que ambas organizaciones utilicen Siria como un refugio seguro. Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos reveló hoy en su página web que al menos nueve combatientes perecieron el domingo por un bombardeo de la coalición internacional, encabezada por EE.UU., contra una reunión de dirigentes de la organización radical Hurrás al Din, vinculada a Al Qaeda, cerca de Al Mohandesín, en el oeste de Alepo. Según la versión de esta fuente, seis comandantes de Hurrás al Din ?dos argelinos, dos tunecinos, un egipcio y un sirio? perdieron la vida por el ataque aéreo, junto a tres guerrilleros. Hurrás al Din es un grupo yihadista relacionado con el Organismo de Liberación del Levante, la exfilial siria de Al Qaeda, presente, sobre todo, en la provincia de Idlib, vecina a Alepo y el último bastión en poder de los grupos contrarios al Gobierno de Damasco.
27-06-2019 | Fuente: elpais.com
Una célula yihadista envió vehículos blindados a Al Qaeda desde Toledo
El clan Kutayni utilizó una empresa de contenedores madrileña para abastecer a milicias terroristas en Siria
27-05-2019 | Fuente: abc.es
Al menos doce muertos tras los bombardeos del Ejército sirio sobre la provincia rebelde de Idlib
Al menos doce civiles murieron durante la jornada del domingo a causa de una serie de bombardeos llevados a cabo por el Ejército de Siria contra varias localidades de la provincia de Idlib, en el noroeste del país, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. El «gobernador» del Gobierno de Salvación instaurado por las milicias rebeldes en la provincia siria de Idlib, Fawaz Hilal, ha advertido este lunes de que el avance del Ejército sirio en su ofensiva hacia el norte podría llevar a las fuerzas del presidente, Bashar al Assad, hasta la frontera con Turquía, país al que ha pedido más apoyo militar. En particular, ha apuntado al riesgo de que el Ejército rompa las líneas de defensa de las milicias rebeldes, aunque ha manifestado su confianza en que puedan resistir el envite. «Este feroz ataque es una batalla rompehuesos. Si el régimen logra romper nuestras líneas defensivas en el norte de Hama y el sur de Idlib no parará hasta que llegue a la frontera», ha afirmado Hilal en una entrevista a Reuters. El gobierno de Hilal pide a sus funcionarios asumir parte del «peso militar» fabricando sacos de trinchera, realizando aportaciones económicas o participando directamente en la defensa del frente. «Es una responsabilidad de todos repeler este ataque», ha subrayado. La entrevista con Hilal ha sido realizada en la sede de su Gobierno de Salvación, en la ciudad de Idlib, donde la vida continúa con cierta normalidad pese a que el frente se encuentra a escasa distancia. «Somos optimistas a pesar de la ofensiva militar. Si no lo fuéramos, no estaríamos hoy aquí», ha argumentado. Además ha recordado que las milicias han recibido el refuerzo de los combatientes evacuados de otras bolsas de resistencia evacuadas tras acuerdos con el Gobierno de Al Assad como Ghuta, Homs o Derá. «Tienen una gran doctrina de combate», ha advertido. La fuerza más poderosa en Idlib es el grupo armado Tahrir al Sham, heredero del Frente al Nusra, otrora filial de Al Qaeda en Siria, aunque también hay varias milicias consideradas afines a Turquía y precisamente Hailil se ha referido a las bases militares turcas instaladas en Idlib y ha advertido de que «la realidad es que esas posiciones no pueden ni siquiera defenderse por sí mismas a día de hoy». «Esperamos que Turquía defienda estas posiciones y las zonas en las que han entrado para evitar que los aviones de combate rusos y sirios vuelen en esas zonas y también los bombardeos en zonas cercanas», ha apuntado. Recientemente dos militares turcos resultaron heridos en una de las bases turcas debido a un bombardeo de las fuerzas gubernamentales. «Cuando estas posiciones y sus inmediaciones son bombardeadas, aumenta el número de interrogantes», ha señalado Hilal al tiempo que ha instado a Ankara a aclarar su «función y lo que esperan de estas posiciones». Desde el 28 de abril, cuando comenzaron la ofensiva y los bombardeos de Rusia, han muerto 229 civiles y 727 han resultado heridos, según las Organizaciones de Atención y Ayuda Médica (UOSSM). Además, unas 250.000 personas han huido de la violencia.
24-05-2019 | Fuente: abc.es
La liberación del «talibán americano» enfurece a Trump
John Walker Lindh fue uno de los nombres propios en el arranque de la guerra de Afganistán, un conflicto enquistado para EE.UU. y del que los dos últimos presidentes -Barack Obama y Donald Trump- se han comprometido a sacar las tropas, todavía in éxito. Ni los más pesimistas esperaban en 2001 que esa guerra se alargara casi dos décadas. Fue en los inicios del conflicto, surgido de los ataques del 11-S, cuando apareció la figura de Lindh. En otoño de aquel año, un joven radical islámico, de tez clara y con barba negra era capturado en el frente por las tropas estadounidenses. Herido y cubierto de barro, reconoció a los soldados que era estadounidense, como entonces grabaron las cámaras de CNN. Era el primer estadounidense prisionero en la guerra de Afganistán y su seudónimo no tardó en ganar fama: el «talibán americano». Esta semana, después de haber cumplido 17 años de prisión de una condena de 20 años de cárcel, ha salido en libertad condicional. Su liberación ha agitado el debate sobre la reinserción de los cientos de presos acusados de terrorismo en cárceles estadounidenses. Incluso el propio Trump no ha ocultado su malestar con la puesta en libertad y este jueves aseguró que no había forma legal de evitarlo. «Los abogados han peinado el caso al máximo», dijo en una rueda de prensa. «Si hubiera sido forma de impedirlo, lo hubiera hecho en dos segundos», añadió antes de prometer que las autoridades vigilarán de cerca a Lindh. El liberado, de 38 años y criado en California, era un chaval cuando empezó a interesarse por el islam. Decidió convertirse a esa religión a los 16 años y, en lugar de ir a la universidad, en 1998 se marchó a Yemen a aprender árabe nada más acabar el instituto, con 17 años. Dos años después, se integró en grupos extremistas de Pakistán y, al poco tiempo, estaba en Afganistán como voluntario de los talibanes. Como no hablaba la lengua local, se integró en el grupo árabe, Al Qaeda. Peleó en la primera línea del frente y pudo conocer a Osama bin Laden. Lindh fue capturado por las tropas afganas y detenido en una cárcel del norte del país, donde una revuelta de los terroristas islámicos provocó la muerte de un oficial de la CIA, Johnny Michael Spann, la primera víctima mortal estadounidense en el conflicto. Spann falleció poco después de interrogar a Lindh, que salió malherido de la escaramuza y volvió a ser detenido pocos días después. Lindh aseguró que no participó en la muerte de Spann, algo que no convenció a la familia de la víctima, que este jueves mostraba su indignación por su puesta en libertad: «Es un traidor al que le han dado 20 años de cárcel y no podemos hacer nada para cambiarlo», dijo sobre Lindh a The New York Times. «Deberían haberle dado cadena perpetua». La condena se le impuso en 2002. Al parecer, Lindh consiguió una sentencia moderada gracias a un acuerdo de sus abogados para no desvelar el maltrato que sufrió a manos del ejército de EE.UU. Durante su juicio, aseguró que condenaba el terrorismo «en todos los niveles, de forma inequívoca». Para algunos, sin embargo, solo eran palabras. Dos informes de 2017, del Centro Nacional de Antiterrorismo y de la Oficina Penitenciaria, aseguraban que Lindh seguía apoyando al radicalismo terrorista, con mensajes a favor del Estado Islámico y de la yihad global. Lindh estará sometido a condiciones duras dentro de su libertad: no podrá obtener aparatos con conexión a Internet sin permiso de las autoridades, ni realizar comunicación «online» que no sean en inglés, ni comunicarse con organizaciones extremistas, ni viajar al extranjero. Su libertad condicional será un termómetro para el resto de presos que podrían seguir su ejemplo, Las cárceles de EE.UU. albergan a 421 prisioneros relacionados con el terrorismo internacional. De ellos, entre 60 y 100 podrían ser liberados en los próximos cinco años, ante las dudas de que los presos hayan rechazado la ideología extremista durante su condena.
23-05-2019 | Fuente: elpais.com
Puesto en libertad el ?talibán americano?, condenado por colaborar con Al Qaeda
John Walker Lindh ha cumplido 17 de los 20 años de la condena que se le impuso