Infortelecom

Noticias de al qaeda

16-09-2018 | Fuente: abc.es
El pasado domingo Francia volvía a ser objetivo de un posible acto terrorista. Un hombre de 31 años y origen afgano hirió a siete civiles con un cuchillo y una barra de hierro en Trappes, localidad del distrito de Versalles. La Fiscalía de París comunicó que «por el momento» no había indicios para calificarlo como ataque terrorista, tampoco hubo reivindicación, pero el suceso se produjo en el mismo lugar en el que dos semanas antes, un hombre de 36 años era abatido después de matar a su madre y su hermana con un cuchillo. Dáesh reivindicó este ataque afirmando que se trataba de uno de sus «combatientes». Este grupo yihadista dispone de «células propias de ataque, antiguos combatientes y simpatizantes» con los que «lograría promover e inspirar múltiples acciones terroristas, incluyendo varios atentados de alto impacto y otros dirigidos contra objetivos internacionales», explica el Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo en su último anuario. Un ejemplo de ello es el ataque que la organización realizó en julio sobre Sweida, Siria , donde cuatro terroristas actuaron paralelamente. En Occidente la metodología es diferente, según el anuario se «ha combinado la articulación de células más o menos desarrolladas capaces de hacer un atentado más sofisticado, como en París», con el retorno de «individuos con bajas capacidades, corto entrenamiento y orientados e inspirados para ejecutar acciones individuales». Los llamados lobos solitarios realizan acciones «pocos sofisticadas [?] y sin vínculos formales con una entidad mayor que le haya suministrado apoyo logístico», subraya el anuario del Observatorio. «La mayoría de los autores de los atentados han perpetrado los ataques de forma individual, inspirados únicamente por la ideología yihadista tras autoradicalizarse en gran medida por la propaganda de Dáesh a través de internet y redes sociales, o tras ser radicalizado por un individuo de su entorno». Dáesh se atribuye la autoría de 23 de los 47 ataques terroristas que se han producido en el mundo durante 2018, mientras que 14 continúan sin reivindicación, según los datos recopilados por ABC. De los 18 ataques que se produjeron en suelo europeo, seis no fueron reivindicados. Los escenarios donde tuvieron lugar estos actos fueron Ámsterdam (Holanda), Bruselas (Bélgica), Cornellá de Llobregat (España), Lübeck (Alemania) y Viena (Austria). Todos ellos fueron perpetrados con arma blanca los objetivos eran los cuerpos y fuerzas de seguridad y civiles. Es un «tipo de terrorismo poco sofisticado» pero el Observatorio advierte de «posibles tramas más complejas y elaboradas». Los doce ataques restantes pueden calificarse como ataques terroristas. Fueron reivindicados por Dáesh y ocurrieron en Francia (6), Bélgica (2), Rusia (1), Toronto (1) Londres (1) y España (1). Los autores de los atentados de Francia y España utilizaron un arma blanca para perpetrar los atentados, excepto en el doble ataque de Carcasona y Trèbes. Allí utilizaron armas de fuego, al igual que en el atentado de febrero en Rusia y en el de Toronto. A diferencia de los anteriores, en Londres usaron un coche para realizar un atropello en el que resultaron heridos tres civiles. Dáesh es el único grupo terrorista que ha atentado en Occidente durante este año, aunque desde el Observatorio advierten que «no se debe bajar la guardia» porque existe «la posibilidad de un golpe de efecto por parte de al Qaeda ante el escenario de debilidad de Dáesh». El grupo creado por Bin Laden hizo un llamamiento el pasado año para «recuperar» las ciudades de Ceuta y Melilla movidos por su lucha con Dáesh por liderar la yihad y el terrorismo internacional. Ataques fuera de Occidente Tal y como se muestra en el mapa superior de atentados de 2018, las redes de Al Qaeda se extienden por el continente africano mediante su filial en Somalia, Al Sabaab, o su aliado en Malí, Jama'a Nusrat ul-Islam wa al-Muslimin (JNIM). El atentado en el que hubo un mayor número de víctimas en Áfica, fue el cometido en febrero en Mogadiscio (Somalia), con un total de 38 muertos. El blanco fue los servicios gubernamentales. Un mes después JNIM atentó en Burkina Faso contra la Embajada Francesa y un cuartel, matando a 30 personas. Este mes la capital de Somalia volvía a ser objetivo terrorista, un ataque con un vehículo bomba, al igual que en los dos anteriores, estallaba dejando seis víctimas mortales. La misma cifra que el atentado realizado en Túnez por Al Qaeda del Magreb Islámico, que fue dirigido contra los Miembros de la Guarda Nacional. Los talibanes es otro de los principales grupos terroristas en activo. Agrupados bajo el Movimiento de Talibanes Pakistaníes, atentaron tres veces en Pakistán y en una ocasión en Afganistán, durante este año. Todos los ataques de Pakistán tuvieron lugar en julio y durante mítines políticos, oficinas electorales y centros de votación, donde los ataques con artefactos explosivos dejaron un saldo de 29 víctimas mortales con motivo de las elecciones generales de Pakistán. Los talibanes atentaron en Kabul (Afganistán), mediante la Red Haqqani, matando a más de 24 turistas con armas de fuego. La capital de Afganistán también ha sido el objetivo de actos terroristas de Dáesh. El país asiático ha sufrido durante este año una ola de atentados (de enero hasta agosto), combinados con acuerdos temporales de paz y llamamientos al diálogo entre el Gobierno afgano y los talibanes. Tras diversos ataques para expulsar a Dáesh del territorio, la organización terrorista sigue estando activa y actúa perpetrando ataques como los cinco que han realizado sobre Kabul en 2018. Han matado a más de 218 civiles en ataques dirigidos principalmente contra la población chií y en un ataque contra el Vicepresidente de Afganistán. El ataque en el que hubo un mayor número de víctimas fue en el del 27 de enero, con un total de 103. Dáesh también atentó en Siria, país en el que mataron a 302 civiles y fuerzas gubernamentales, siendo este el ataque terrorista con más muertos de 2018. En Pakistán realizaron tres actos terroristas, donde murieron 184 personas; dos que reivindicaron en Indonesia (13), con Jamaah Ansharut Daulah, uno de sus grupos afines. En Tayikistán atentaron matando a nueve personas.
11-09-2018 | Fuente: elpais.com
17 años del 11-S
El 11 de septiembre del 2001 tuvieron lugar cuatro atentados terroristas de Al Qaeda contra importantes centros de poder en Estados Unidos, entre ellos el World Trade Center de Nueva York y el Pentágono, sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Un repaso en imágenes de una tragedia que acabó con la vida de cerca de 3000 personas
07-09-2018 | Fuente: abc.es
Rusos, iraníes y turcos no llegan a un acuerdo de alto el fuego en Idlib
Hace tiempo que la guerra en Siria se decide en despachos alejados de Damasco y por eso el futuro de Idlib se discutió en Teherán. En la capital de la república islámica los presidentes de Turquía, Rusia e Irán mostraron la diferencia de criterios sobre la última provincia que queda fuera del control del Gobierno de Damasco y acordaron «medidas concretas para una estabilización gradual» en esta provincia, en palabras de Vladimir Putin, sin especificar detalles. Los mandatarios adelantaron que volverán a reunirse en Moscú, sin una fecha aún fijada, y aseguraron que no permitirán «agendas separatistas», una referencia directa al proyecto que plantean los kurdos de Siria, que combaten bajo la protección de Estados Unidos y representan la mayor amenaza para las autoridades de Ankara. La cumbre de Teherán no fue capaz de culminar en el «alto el fuego» solicitado por Recep Tayyip Erdogan, quien defendió que «se necesita un alto el fuego en vez de bombardeos, porque hay civiles que tienen miedo y no queremos una nueva ola de refugiados», unos 2,9 millones de civiles, según la ONU, que alertó de un desplazamiento forzado de 800.000 personas en caso de que estallen los combates. Los turcos, que durante los primeros años de la guerra abrieron su frontera al paso de yihadistas de todo el mundo, acogen a 3,5 millones de refugiados y temen una nueva oleada de sirios que intenten cruzar la frontera en caso de una ofensiva del Ejército sirio y sus fuerzas aliadas. El anfitrión de la cumbre, Hasán Rohani, defendió que la ofensiva militar en Idlib es «parte inevitable de la misión para restaurar la paz y estabilidad en Siria» y erradicar «el terrorismo». Rusos e iraníes, principales aliados diplomáticos y militares de Damasco, exigen que los grupos armados de la oposición entreguen las armas y en Idlib el más importante es el brazo sirio de Al Qaeda. Al referirse a «estabilización gradual» parece que Putin se refería a la posibilidad de alcanzar acuerdos con algunos de los grupos activos, con la excepción de «las entidades asociadas con Al Qaeda o Estado Islámico», según recogió el comunicado final. Erdogan, que en este proceso es la cara de una oposición a la que apoya desde 2011 con el objetivo de derrocar a Bashar Al Assad, quiso suavizar la determinación rusa e iraní de poner en marcha la ofensiva de forma inminente y desveló que está dispuesto a ofrecer ayuda para controlar «áreas sensibles» y trabajar para intentar alejar a «grupos terroristas» de las inmediaciones de la base rusa de Hmeymim, donde se han producido varios ataques con aviones no tripulados. A falta de medidas específicas, el texto acordado recogió declaraciones de buenas intenciones como el deseo continuar con los esfuerzos «destinados a proteger a los civiles y mejorar la situación humanitaria» y favorecer «la creación de condiciones para el retorno seguro y voluntario de refugiados y desplazados internos», para lo que decidieron organizar una conferencia internacional. El futuro de Siria está a miles de kilómetros y los sirios son las fichas en un tablero en el que se juega una partida internacional donde cada potencia defiende sus propios intereses.
07-09-2018 | Fuente: abc.es
Las fuerzas de Al Assad bombardean Idleb como preludio de la gran ofensiva militar
Las fuerzas sirias han bombardeado este viernes algunas localidades y pueblos de la provincia norteña de Idleb dejando al menos dos muertos, en un día en el que se celebra una importante cumbre en Teherán para abordar el futuro de ese territorio, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. La ONG ha indicado que las fuerzas gubernamentales han lanzado once ataques aéreos contra el sur de Idleb, en concreto en el pueblo de Al Habit, en la localidad de Jan Shijún y en Tel Aas, lo que rompe con una «relativa calma» que prevaleció durante esta madrugada. Los bombardeos han causado la muerte de un civil y de un islamista del Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial siria de Al Qaeda, presente en Idleb, dijo el Observatorio, cuya sede está en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno. Además, han provocado la heridas de cuatro civiles, uno de ellos en estado grave, así como de catorce miembros de la organización. La fuente no descarta que aumente el número de muertos por la gravedad de sus heridas y por los desaparecidos que se encuentran debajo de los escombros. Asimismo, ha señalado que las fuerzas sirias destruyeron en esos bombardeos una de las sedes del grupo islamista en Al Habit. Estos ataques aéreos se producen en preludio a una ofensiva militar contra la provincia para expulsar a los insurgentes y en un día en el que Rusia, Turquía e Irán se reúnen en Teherán para acercar posturas sobre la suerte de la región. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, cuyo país respalda a algunos de los grupos opositores sirios, expresó esta semana su esperanza de que en la cumbre de Teherán se consiga «prevenir acciones desproporcionadas del régimen sirio». Por su parte, los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Irán, Hasan Rohan, principales apoyos del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, consideran necesaria y legítima la ofensiva contra Idleb, donde opinan que se ha creado «un nido terrorista».
07-09-2018 | Fuente: abc.es
Las fuerzas de Al Assad bombardean Idlib como preludio de la gran ofensiva militar
Las fuerzas sirias han bombardeado este viernes algunas localidades y pueblos de la provincia norteña de Idleb dejando al menos dos muertos, en un día en el que se celebra una importante cumbre en Teherán para abordar el futuro de ese territorio, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. La ONG ha indicado que las fuerzas gubernamentales han lanzado once ataques aéreos contra el sur de Idleb, en concreto en el pueblo de Al Habit, en la localidad de Jan Shijún y en Tel Aas, lo que rompe con una «relativa calma» que prevaleció durante esta madrugada. Los bombardeos han causado la muerte de un civil y de un islamista del Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial siria de Al Qaeda, presente en Idleb, dijo el Observatorio, cuya sede está en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno. Además, han provocado la heridas de cuatro civiles, uno de ellos en estado grave, así como de catorce miembros de la organización. La fuente no descarta que aumente el número de muertos por la gravedad de sus heridas y por los desaparecidos que se encuentran debajo de los escombros. Asimismo, ha señalado que las fuerzas sirias destruyeron en esos bombardeos una de las sedes del grupo islamista en Al Habit. Estos ataques aéreos se producen en preludio a una ofensiva militar contra la provincia para expulsar a los insurgentes y en un día en el que Rusia, Turquía e Irán se reúnen en Teherán para acercar posturas sobre la suerte de la región. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, cuyo país respalda a algunos de los grupos opositores sirios, expresó esta semana su esperanza de que en la cumbre de Teherán se consiga «prevenir acciones desproporcionadas del régimen sirio». Por su parte, los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Irán, Hasan Rohan, principales apoyos del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, consideran necesaria y legítima la ofensiva contra Idleb, donde opinan que se ha creado «un nido terrorista».
07-09-2018 | Fuente: abc.es
Rusia, Irán y Turquía deciden el futuro del bastión sirio de Al Qaeda
Idlib mira a Teherán, donde el presidente de la república islámica, Hasán Rohani, recibe a Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan para negociar el futuro de la última provincia que queda fuera del control del Gobierno de Damasco y que está en manos del brazo sirio de Al Qaeda. Rusos e iraníes, principales aliados militares y diplomáticos del presidente Bashar Al Assad ultiman los detalles para una ofensiva con la que buscan acabar con «el furúnculo terrorista» que allí se ha formado, según palabras del ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov. Erdogan, sin embargo, confía en lograr «un resultado positivo» para «prevenir acciones desproporcionadas del régimen (sirio) contra los habitantes de esa región». La cumbre se celebra tras las advertencias de la ONU, que teme que una ofensiva del Ejército sirio y sus fuerzas aliadas desplace a hasta 800.000 personas. Rusia, Irán y Turquía lideran el bautizado como «Proceso de Astana» que arrancó en diciembre de 2016 de forma paralela al proceso de paz apadrinado por Naciones Unidas en Ginebra y que ha resultado mucho más efectivo. Moscú y Teherán representan los intereses de Assad, mientras que Ankara defiende a los grupos armados con los que ha cooperado desde 2011 para intentar impulsar un cambio de régimen. A la espera de lo que pueda dar de sí la reunión sobre Idlib, cientos de civiles ya han huido en los últimos días de las aldeas de la zona sureste de esta provincia norteña, fronteriza con Turquía, que está bajo el control del brazo sirio de Al Qaeda. Los civiles intentan buscar refugio en el cantón kurdo de Afrín, ocupado por las fuerzas turcas desde comienzos de año, y en las zonas con presencia opositora de la provincia de Alepo. Destino de milicianos Idlib se ha convertido en el lugar al que miles de milicianos de grupos armados y sus familias han sido evacuados desde 2015 y la ONU calcula que en la provincia residen 2,9 millones de personas. Cada vez que había una ofensiva del Ejército, las operaciones acababan con una negociación en la que el Gobierno ofrecía a los hombres armados la posibilidad de viajar a Idlib. «Una operación militar no solo pondría en peligro a los civiles en esta zona densamente poblada sino que causaría hasta 800.000 desplazados», explicó a la agencia Europa Press la portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Siria, Linda Tom. Ante los llamamientos del organismo internacional para detener la ofensiva, Maria Zajarova, portavoz del ministerio ruso de Exteriores, declaró que «hemos matado, estamos matando y seguiremos matando a terroristas (..) en Alepo, Idlib u otras partes de Siria. Este país debe recuperar la paz». Una determinación que choca con los intereses de Estados Unidos cuyo presidente, Donald Trump, advirtió que «el mundo está mirando y Estados Unidos está mirando». Desde Washington han alertado incluso del riego de que se produzca un ataque químico y ya han adelantado que responderán de forma contundente.
04-09-2018 | Fuente: abc.es
Muere el fundador de la red terrorista Haqqani tras una larga enfermedad
Los talibán afganos han anunciado este martes a través de un comunicado la muerte del fundador de la red Haqqani, Jalaluddin Haqqani, tras una larga enfermedad. «Con un gran pesar informamos a nuestra creyente nación afgana que el prominente figura yihadista, erudito religioso, guerrero ejemplar y pionero de la yihad (..) Al Haj Mawlawi Jalaluddin Haqqani ha fallecido después de una larga batalla contra la enfermedad», han señalado los talibán en el comunicado, según ha recogido la televisión afgana TOLO News. Haqqani, que fundó la red en la década de 1970, cedió su liderazgo hace algunos años a su hijo Sirajuddin Haqqani, ahora vicepresidente de los talibán afganos. La red Haqqani, que tiene su bastión en las regiones tribales paquistaníes -cerca de la frontera afgana-, tiene vínculos con los talibán y Al Qaeda y está considerada responsable de algunos de los más mortíferos atentados contra las fuerzas internacionales en Afganistán.
06-08-2018 | Fuente: elpais.com
Un hijo de Bin Laden se casa con la hija del principal autor material del 11-S
Hamza, hijo del líder terrorista abatido en 2011 por EE UU, está llamado a tomar las riendas de Al Qaeda
05-08-2018 | Fuente: elpais.com
Un hijo de Bin Laden se casa con la hija del principal autor material del 11-S
Hamza, hijo del líder terrorista abatido en 2011 por EE UU, está llamado a tomar las riendas de Al Qaeda
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Identifican 17 años después a una víctima de los atentados del 11-S
La Oficina del Forense de Nueva York ha anunciado este miércoles que ha identificado a otra víctima de los atentados del 11 de Septiembre de 2001, casi 17 años después de que se derrumbaran las Torres Gemelas. Scott Michael Johnson, un analista financiero que tenía 26 años en el momento de su muerte, es la víctima número 1.642 en ser identificada tras el peor ataque terrorista de la historia de Estados Unidos. Según explicó el director asistente de biología forense de la Oficina, Mark Desire, al diario The New York Times, hasta en seis ocasiones habían intentado identificarse los restos de la víctima, pero los especialistas no lograban extraer suficiente ADN. Scott trabajaba para Keefe, Bruyette, & Woods en el piso 89 de la Torre Sur del World Trade Center y le sobrevivieron sus padres y dos hermanos. Su padre pertenece a la junta del Museo Nacional en Memoria del 11 de Septiembre, recoge el rotativo. Desire indicó que las mejoras en las técnicas para extraer y analizar las muestras de ADN han permitido identificar al joven a partir de un resto óseo, casi un año después de producirse la última identificación de una víctima, en agosto de 2017. La forense jefe, Barbara Sampson, indicó al canal NBC que la identificación de Scott es resultado de una «dedicación incansable»: «En 2001, nos comprometimos con las familias de las víctimas a hacer lo que hiciera falta, el tiempo que hiciera falta, para identificar a sus seres queridos». Cerca de 3.000 personas murieron en los ataques orquestados por la organización terrorista Al Qaeda en el World Trade Center de Nueva York, en el Pentágono y cerca de Shanksville, en Pennsylvania, y todavía quedan por identificar unas 1.100 personas.