Infortelecom

Noticias de administracion estado

12-03-2019 | Fuente: abc.es
Trump amenaza a Alemania con reducir la colaboración en seguridad si trabaja con Huawei
La carta enviada por Richard Grenell , embajador estadounidense en Berlín, al ministro alemán de economía, Peter Altmeier, está escrita en términos de amenaza. Si Alemania permite que Huawei u otros fabricantes chinos participen en la construcción de la red 5G en este país, EE.UU. dejará de compartir información de sus servicios de inteligencia con los alemanes, reduciendo así la colaboración en materia de seguridad que mantienen estos dos países desde el final de la II Guerra Mundial. La carta fue enviada el viernes pasado y exige que Alemania se sume al veto de Estados Unidos, Australia y Japón a las compañías china. El gobierno alemán ha debatido durante los últimos meses una posible prohibición del despliegue de redes 5G con equipamiento de Huawei y ZTE. La Asociación de la Industria Alemana considera que no hay evidencia suficiente como para realizar una prohibición tan trascendente que tendrá seguramente represalias comerciales por parte de China. Alemania, país que vive de las exportaciones, tiene una economía extremadamente sensible a sanciones de ese tipo y el ministro Altmaier, declaró el jueves pasado que no tiene intenciones de bloquear a Huawei, aunque sí especificó que se aseguraría que todos los componentes usados en las redes 5G sean seguros, adelantando posibles cambios a la Ley de Telecomunicaciones alemana para garantizar la seguridad. La respuesta de Estados Unidos es ahora tratar de forzar el cierre de puertas a Huawei amenazando con su propia represalia. El embajador Grenell recuerda que la Ley de Inteligencia Nacional en China exige a las compañías de ese país apoyar a las agencias de seguridad estatales, lo que las convierte en agentes en el exterior. Las inspecciones de Huawei no pueden garantizar, en su opinión, que no haya vulnerabilidades. Huawei y otros fabricantes chinos son proveedores no confiables para la Administración estadounidense y ?el uso de proveedores no confiables en las redes de países aliados podría generar dudas sobre la integridad y confidencialidad de las comunicaciones?, advierte en la misiva. Un portavoz del ministro Alltmaier ha confirmado que la carta fue recibida y será estudiada, aunque prefirió no hacer declaraciones respecto al contenido de la misma.
08-03-2019 | Fuente: elpais.com
Huawei demanda al Gobierno de Trump por la prohibición de sus productos
La tecnológica china ha denunciado a la Administración estadounidense en medio de las acusaciones de espionaje contra la compañía
07-03-2019 | Fuente: elpais.com
Huawei demanda al Gobierno de Trump por la prohibición de sus productos
La tecnológica china ha denunciado a la Administración estadounidense en medio de las acusaciones de espionaje contra la compañía
07-03-2019 | Fuente: elpais.com
Huawei demanda al Gobierno de EE UU por la prohibición de sus productos
La tecnológica china ha denunciado la Administración estadounidense en medio de las acusaciones de espionaje contra la compañía
28-01-2019 | Fuente: finanzas.com
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, encajó el viernes una derrota dolorosa cuando se vio obligado a anunciar un pacto provisional con el Congreso para reabrir la Administración estadouniden..
06-11-2018 | Fuente: abc.es
Las caravanas constatan el fracaso del plan de EE.UU. para Centroamérica
El problema no es Donald Trump, el problema es Centroamérica. Muchas informaciones sobre las caravanas de emigrantes centroamericanos que se dirigen a Estados Unidos ponen el acento en cómo Trump insulta la dignidad de quienes se ven obligados a abandonar sus hogares, pero perdonan fácilmente el mal gobierno que se da en los países de origen y que motiva ese éxodo. Trump falla en las formas, pero eso mismo ocurre con la propia organización de las caravanas, que si bien se comprenden por la conveniencia de seguridad de los emigrantes, suponen un «trágala» ?un elemento de presión, difícilmente asumible? para Estados Unidos. Con más de 500.000 personas que anualmente intentan cruzar su frontera sur sin tener permiso para ello (ese es el número de aprehensiones y no admisiones, que son los pocos datos precisos en este tipo de estadísticas, pues el número de quienes logran entrar de modo ilegal es, lógicamente, incierto), ¿cómo va a dar Estados Unidos la bienvenida a columnas de migrantes, que además intentan dar valor a su llegada en bloque? Otra cosa es la histeria y el uso electoral que Trump ha dado al asunto, pero la obligación de un mandatario es velar por que las fronteras sean efectivas, algo que también hizo Barack Obama. Alianza para la Prosperidad Precisamente Obama padeció en 2014 una crisis migratoria debido al enorme aumento de menores centroamericanos no acompañados que llegaban a la frontera de Estados Unidos con México. Sin ser nuevo el problema, en 2014 se produjo una notable alza: de 20.805 menores procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador aprehendidos en la frontera el año anterior, se pasó a más del doble, 51.705. En años sucesivos la cifra descendió, pero sigue siendo igualmente alta: en el año fiscal de 2018 han sido 37.412 los menores no acompañados aprehendidos. Esos números hablan ya del fracaso del plan que entonces puso en marcha Obama para ayudar a mejorar las condiciones de vida en los tres países del llamado Triángulo Norte, con el fin de reducir el número de migrantes que llegan a Estados Unidos. La bautizada como Alianza para la Prosperidad, que Trump ha mantenido, aunque reduciendo su presupuesto, no ha parado el flujo de migrantes centroamericanos. En los últimos años hubo una disminución de mexicanos que intentaron cruzar la frontera con Estados Unidos, pero las cifras de centroamericanos no han aflojado. En el año fiscal de 2017 hubo 162.891 aprehensiones: 65.871 de Guatemala, 49.760 de El Salvador y 47.260 de Honduras. Desde luego, se trata de muchos más emigrantes de los que ahora en caravana se encaminan hacia Río Grande. Obama dejó presupuestada para 2017 una ayuda al desarrollo para el Triángulo Norte de 275 millones de dólares. Cuando Trump llegó a la Casa Blanca aplicó una reducción general de las ayudas internacionales, que en el caso de las tres naciones centroamericanas bajaron a 195 millones de dólares. El presupuesto ha vuelto a bajar para 2019, que será de 180 millones (Guatemala 69,4 millones, Honduras 65,8 y El Salvador 45,7), si es que Trump no restringe aún más los fondos como posible castigo a los gobiernos centroamericanos por no haber impedido la formación de caravanas, según advirtió al presidente hondureño. La Alianza para la Prosperidad se nutre de otras aportaciones. La ayuda de la Administración estadounidense va acompañada de inversiones aún mayores de los Gobiernos del Triángulo Norte, combinadas con contribuciones de la iniciativa privada (los tres países presupuestaron conjuntamente 2.900 millones en 2017 para los programas de la Alianza para la Prosperidad). Además, en cuestiones de cooperación militar y policial Estados Unidos construyó la Iniciativa de Seguridad Regional de América Central (CARSI), puesta en marcha en su día por George W. Bush, que incluye también al resto de naciones centroamericanas. Política patrimonialista Todas esas ayudas, sin embargo, no han mejorado perceptiblemente la situación social y económica del Triángulo Norte. Para Manuel Orozco, director de Migración, Remesas y Desarrollo del think tank estadounidense Diálogo Interamericano, la Alianza para la Prosperidad está fallando en que sus programas «no están conectados con la raíz de lo que causa la emigración, sino con problemas crónicos más amplios (infraestructura) y con mercados tradicionales (agricultura), con un fuerte énfasis en asuntos de seguridad no directamente relacionados con la presencia sistémica del crimen organizado». La culpa, en cualquier caso, reside en los déficits de gobernanza de los países centroamericanos. Vía de tránsito de buena parte de la droga que llega a Estados Unidos desde Sudamérica ?unas 500 toneladas de cocaína anuales, según las estimaciones? y lugar de actuación de poderosas maras o pandillas juveniles, Guatemala, Honduras y El Salvador lo tienen muy complicado para avanzar social y económicamente. No obstante, darían importantes pasos si su clase dirigente se obsesionara menos por el poder personal y fomentara una auténtica integración regional. Mientras no se combata ese fuerte sentido patrimonialista del poder, difícilmente los ciudadanos del Triángulo Norte dejarán de buscar mejores condiciones de vida en otros lugares.
08-10-2018 | Fuente: abc.es
Alemania quiere un Consejo de Seguridad Europeo
Ante el escenario internacional de creciente incertidumbre, Europa se esfuerza por agilizar su capacidad de respuesta en política exterior y la primera herramienta sobre la mesa es la eliminación del veto en las decisiones conjuntas. El presidente del Partido Popular Europeo, el alemán Manfred Weber, ha defendido que las decisiones europeas de política exterior sean tomadas en el futuro de acuerdo a un principio de mayoría y durante un encuentro en Kiel con las juventudes conservadoras de la Unión Cristianodemócrata alemana (CDU), su partido, ha explicado que «Europa ganaría así agilidad ante las cuestiones internacionales más urgentes como un proceso de paz en Siria o el establecimiento de sanciones a Rusia». Weber, llamado a convertirse en el próximo presidente de la Comisión Europea, ha expuesto que «económicamente, Europa es un gigante que ha de actuar con peso en las decisiones globales» y ha descrito el proceso de eliminación del veto en política exterior como el «gran proyecto de futuro» de la Unión. Los planes de Alemania para Europa en materia de política exterior no se limitan a la eliminación del veto. La canciller Merkel ha defendido recientemente una reorganización general de la toma de decisiones y la creación de un Consejo de Seguridad de la UE con miembros rotatorios «que nos permita actuar con rapidez». No es la primera vez que esta idea se pone sobre la mesa en Bruselas y el propio Jean Claude Juncker se mostró a favor en la última Conferencia de Seguridad de Múnich y ha formulado la propuesta de eliminar el veto en su último discurso sobre el estado de la Unión. «Es la única manera de que la UE sea un actor capaz e la política global», dijo, pero los países pequeños desconfían. Esa rotación de miembros significaría posiblemente que los grandes estarán siempre presentes pero los pequeños solo por turnos. «Lo que no puede ser es que haya que decidir sanciones en procesos tan sumamente laboriosos», se ha quejado la canciller alemana. Hasta ahora, las decisiones de política exterior las toma el Consejo Europeo y lo sometido al panel requiere unanimidad. Lo que Alemania desearía es que en la cumbre europea del próximo mes de mayo en Sibiu, Rumanía, los estados miembros alcancen un pacto para suprimir el derecho de veto nacional en esta área, pasando a un sistema de decisiones por mayoría cualificada para decisiones sobre sanciones, misiones de paz y pronunciamientos de la UE sobre situaciones internacionales de Derechos Humanos. «No puede ser que un solo Estado pueda frenar la renovación del embargo de armas a Bielorrusia para chantajear al resto o que las sanciones a Venezuela se retrasen durante meses porque no le logra la unanimidad», ha expuesto Juncker como ejemplos. En términos políticos, lo ha expresado como una propuesta para recuperar la «soberanía europea». «Europa afronta un dilema muy claro: si los europeos decidirán su destino o si su destino será decidido por otros». En Alemania, desde los más diferentes puntos del espectro político se han escuchado opiniones a favor de este nuevo sistema de decisiones. Si fuera ministro de exteriores, ha dicho Fischer, «removería cielo y tierra para acercarme a Francia y dar velocidad a Europa. Esto es lo más importante. Estamos notando el desarrollo de un orden geopolítico nuevo centrado en el Este de Ásia y el Pacífico. La dimensión transatlántica decrecerá. En Europa todas las 'megatendencias': la tecnología, la demografía, todo, la distribución energética, están mostrando su declive, y la capacidad de Europa para decidir como uno solo será cricial», ha dicho el ex ministro de Exteriores y destacado miembro de Los Verdes Joshka Fischer. «Con Siria, Europa ha recibido una lección amarga», ha dicho por su parte la ministra conservadora de Defensa, Ursula von der Leyen, «los problemas que aparecieron allí, la guerra civil que se ha desatado, demuestra que si no lo solucionamos desde el primer momento, llegará directamente a nuestras puertas». Von der Leyen garantiza que «siempre vamos a necesitar a la OTAN para la defensa colectiva», pero insiste en que "debemos ser más europeos". El asunto, en todo caso, toma protagonismo en la agenda política alemana. En su discurso ante las juventudes de la CDU, Junge Unión, la canciller Merkel ha instado este fin de semana a la Unión Europa a mantener una política exterior común para defenderse como un «actor global» fuerte respecto a sus propios "intereses", una vez que EE.UU. está concentrado en los suyos. Merkel aseguró que Europa tiene que reaccionar ante el «America first» (América primero) de la Administración estadounidense y mejorar su autonomía, pese a que el lazo transatlántico sigue siendo «vital». «Sentimos que algo ha cambiado. En EE.UU. dicen "America first" y se ocupan de sus intereses. Nosotros tenemos que estar en disposición también de defender nuestros intereses», indicó Merkel, que consideró que eso sólo es posible para Alemania «dentro de la UE», fueron sus palabras. Una política exterior común resulta, en este contexto, «esencial», prosiguió la canciller, que lamentó que en la comunidad internacional se espere que la UE hable con "una voz", pero que en realidad los líderes de distintos países difundan «distintas opiniones». «Eso no es bueno. Nos debilita», criticó, abogando por consensuar una «política europea común» para aparecer en la comunidad internacional como un «actor global». También consideró de «significado decisivo» avanzar en una política común en defensa y seguridad, «no contra la OTAN, sino como complemento», que sirva para "garantizar nuestros intereses". Merkel, por último, reiteró su apoyo "de todo corazón" al alemán Manfred Weber para la candidatura a liderar la lista del Partido Popular Europeo.
05-10-2018 | Fuente: abc.es
Putin viaja a la India para vender armas, energía nuclear y fortalecer aún más los lazos
Ante la falta de empatía de Rusia con los países de Occidente, el presidente Vladímir Putin continúa estrechando lazos con sus socios asiáticos. El mes pasado, Putin escenificó en Vladivostok su buena relación con el líder chino, Xi Jinping, cuyos respectivos ejércitos participaron conjuntamente en las mayores maniobras militares jamás vista antes en Rusia. Ahora, pese a la rivalidad entre Pekín y Delhi, le ha tocado el turno a la India, con cuyo primer ministro, Narendra Modi, el jefe del Kremlin mantiene también vínculos muy cordiales. Ambos dirigentes se han reunido en lo que va de año dos veces, en Sochi en mayo y en julio en Johannesburgo. Putin llegó ayer por la tarde a Nueva Delhi para una intensa visita de dos días y el contrato estrella que espera concluir con Modi, entre la veintena de documentos que habrá sobre la mesa, se refiere a la compra de misiles S-400, la defensa aérea más sofisticada que hoy día puede ofrecer la tecnología armamentística rusa. «La clave de esta visita será la firma del documento para el suministro de los sistemas de misiles antiaéreos S-400 para cinco regimientos. La suma total del contrato es de 5.000 millones de dólares», ha asegurado Yuri Ushakov, asesor de la Presidencia rusa en materia internacional. Se da la circunstancia de que Moscú ya ha vendido los S-400 a China y se dispone a enviarlos también a Turquía. Pese a las críticas de Estados Unidos y la OTAN y a que Washington ya ha advertido que sancionará a todos aquellos países que compren cualquier tipo de armas a Rusia. Ya de antes, la Administración estadounidense venía presionando para que la India no adquiriese armamento ruso. La venta a Delhi de los S-400 ya se planteó en 2014, pero la transacción se frustró a causa de las sanciones de EEUU contra Rusia por la anexión de Crimea y la ayuda a los separatistas del este de Ucrania. El jefe de la Fuerza Aérea india, Birender Singh Dhanoa, se mostró ayer satisfecho ante el contrato de compra de los S-400 pese a la advertencias de Estados Unidos. Dijo que son «una dosis de refuerzo para nuestras Fuerzas Armadas». Sin embargo, existe un viejo proyecto de Moscú para la fabricación en la India de un helicóptero de la nueva generación sobre el que no se sabe nada. Modi quiere que Rusia instale fábricas de armamento en su país. Moscú entregó ya a Delhi navíos como el portaaviones «Vikramaditya» y el submarino «Nerpa». No sin problemas en ambos casos, ya que lo hizo con retrasos y accidentes graves. Pese a ello, la India es uno de los principales clientes de armas de Rusia, proveedor del 70% de las armas que adquiere, Desde la firma del acuerdo de cooperación técnica y militar entre la URSS y la India, en 1960, se calcula que Moscú ha entregado al país asiático equipos militares por valor de más de 65.000 millones de dólares. Durante la Guerra fría, India era uno de los más fieles aliados de la Unión Soviética y uno de los mayores importadores de su material militar. Pero en los últimos años, Nueva Delhi se ha vuelto hacia Estados Unidos para adquirir su material militar, así como hacia Francia. El país asiático es uno de los principales importadores mundiales de armas en un intento de proteger sus fronteras con Pakistán, su enemigo histórico, y con China, pese a mantener ahora con el gran gigante asiático unas relaciones de mayor confianza. En el marco de la cumbre que Putin comenzó ayer con Modi se celebrará un foro económico bilateral, por lo que Putin viaja acompañado de varios ministros y de una amplia delegación de empresarios que incluye a directores de compañías como Gazprom, Rostelekom o los Ferrocarriles de Rusia (RZD). Según el diario ruso «Kommersant», entre los contratos que podrían ser también firmados hay uno de venta de fragatas y otro para la construcción de nuevos reactores nucleares en la India. A tenor de un acuerdo concluido en 2008, dos reactores entraron en servicio en Kudankulam, en el estado sureño de Tamil Nadu. Dos más están en construcción y hay en proyecto otros dos bloques. Rusia ha considerado siempre que la cooperación en el área de la energía atómica constituye uno de los ejes más importantes de su comercio con la India. Rusia compite con compañías francesas y estadounidenses en ese terreno. Y es que India necesita aumentar su producción energética a fin de sostener su industria. Moscú y Nueva Delhi establecieron relaciones diplomáticas en 1947. Desde entonces han concluido 250 acuerdos bilaterales. El primero más importante data de 1993 de «Amistad y Cooperación». Después, a partir de 2000, sus relaciones se consideran «estratégicas» y, en 2010, pasaron a ser «privilegiadas». Según datos facilitados por el Kremlin en una nota de prensa, el año pasado, el nivel de intercambio comercial entre Rusia y la India aumentó en un 21%, alcanzando los 9.400 millones de dólares. En enero de 2018, añadió un 20% adicional y 6.040 millones de dólares.
04-10-2018 | Fuente: abc.es
Putin viaja a la India para vender armas, energía nuclear y fortalecer aún más los lazos
Ante la falta de empatía de Rusia con los países de Occidente, el presidente Vladímir Putin continúa estrechando lazos con sus socios asiáticos. El mes pasado, Putin escenificó en Vladivostok su buena relación con el líder chino , Xi Jinping, cuyos respectivos ejércitos participaron conjuntamente en las mayores maniobras militares jamás vista antes en Rusia. Ahora, pese a la rivalidad entre Pekín y Delhi, le ha tocado el turno a la India, con cuyo primer ministro, Narendra Modi, el jefe del Kremlin mantiene también vínculos muy cordiales. Ambos dirigentes se han reunido en lo que va de año dos veces, en Sochi en mayo y en julio en Johannesburgo. Putin llega este jueves a Nueva Delhi para una intensa visita de dos días y el contrato estrella que espera concluir con Modi, entre la veintena de documentos que habrá sobre la mesa, se refiere a la compra de misiles S-400, la defensa aérea más sofisticada que hoy día puede ofrecer la tecnología armamentística rusa. «La clave de esta visita será la firma del documento para el suministro de los sistemas de misiles antiaéreos S-400 para cinco regimientos. La suma total del contrato es de 5.000 millones de dólares», ha asegurado Yuri Ushakov, asesor de la Presidencia rusa en materia internacional. Se da la circunstancia de que Moscú ya ha vendido los S-400 a China y se dispone a enviarlos también a Turquía. Pese a las críticas de Estados Unidos y la OTAN y a que Washington ya ha advertido que sancionará a todos aquellos países que compren cualquier tipo de armas a Rusia. Ya de antes, la Administración estadounidense venía presionando para que la India no adquiriese armamento ruso. La venta a India de los S-400 ya se planteó en 2014, pero la transacción se frustró a causa de las sanciones de EE.UU. contra Rusia por la anexión de Crimea y la ayuda a los separatistas del este de Ucrania. En el marco de esta cumbre se celebrará un foro económico bilateral, por lo que Putin viaja acompañado de varios ministros y de una amplia delegación de empresarios que incluye a directores de compañías como Gazprom, Rostelekom o los Ferrocarriles de Rusia (RZD). Según el diario ruso «Kommersant», entre los contratos que podrían ser también firmados hay uno de venta de fragatas y otro para la construcción de nuevos reactores nucleares en la India.
01-10-2018 | Fuente: abc.es
Canadá y EE.UU. sellan un acuerdo comercial con México en sustitución de TLCAN
Canadá y Estados Unidos anunciaron este domingo un nuevo acuerdo comercial trilateral junto a México después de meses de negociación que sustituirá al Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN). «Hoy, Canadá y Estados Unidos alcanzaron un pacto, junto con México, sobre un nuevo y modernizado acuerdo comercial para el siglo XXI: el acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés)», informaron en un comunicado conjunto el representante de Comercio Exterior de EE.UU., Robert Lighthizer, y la ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland. «USMCA dará a los trabajadores, granjeros, rancheros y empresarios un acuerdo comercial de alta calidad que resultará en mercados más libres, comercio más seguro y crecimiento económico más robusto en nuestra región», indica el escrito. El pacto fortalecerá a la clase media y creará «buenos trabajos bien pagados y nuevas oportunidades» para cerca de unos 500 millones de personas «que llaman hogar a Norteamérica», agrega la nota. Lighthizer y Freeland aseguraron que desean profundizar más en los estrechos lazos económicos de sus países cuando el acuerdo entre en vigor. «Nos gustaría dar las gracias al ministro mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, por su cercana colaboración durante los últimos trece meses», concluye el comunicado. Funcionarios de alto rango de la Administración estadounidense, que solicitaron el anonimato, explicaron que el texto del acuerdo será publicado en las próximas horas. El objetivo es que los dirigentes de los tres países norteamericanos suscriban el pacto antes de finales de noviembre. Uno de los funcionarios estadounidenses insistió en que necesitaban publicar el texto del nuevo tratado, tanto si era solo con México como si incluía a Canadá, hacia el 30 de septiembre, con lo que se cumple con el requisito de notificar al Congreso de EE.UU. y permitirá al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, firmarlo antes de abandonar el puesto en diciembre. Relación equilibrada El nuevo arreglo «reequilibrará nuestra relación comercial con México y Canadá», dijo uno de los funcionarios de EE.UU., quien subrayó que establecerá nuevas normas sobre el origen de los vehículos. Las reglas de origen de los automóviles establecen un determinado porcentaje sobre las partes de los vehículos que deben ser fabricadas por los países que participan en el acuerdo, con el fin de evitar aranceles. Las nuevas normas estipulan que al menos el 75 % de las partes de los automóviles deben ser fabricadas en Norteamérica, frente al 62,5 que establece el TLCAN. Además, entre el 40 y el 45 % del vehículo tendrá que ser producido por trabajadores que ganan como mínimo 16 dólares la hora. El responsable de EE.UU. detalló que el pacto ofrece un mayor acceso al mercado canadiense a los productores lácteos estadounidenses. Además, Canadá ha aceptado recortar las exportaciones de automóviles al territorio estadounidense. Asimismo, incluye nuevas provisiones sobre comercio digital y propiedad intelectual, indicó la fuente. «Esto va a ser real y va a cambiar la vida de las personas, va a hacer que la economía de Estados Unidos sea más fuerte y mejor», consideró el funcionario, quien recordó que el nuevo acuerdo será revisado cada seis años, lo que permitirá a Washington «una nueva forma significativa de ventaja» para garantizar que el pacto le beneficia. El funcionario agregó que el arreglo representa «una plantilla para el manual de estrategia de la Administración Trump para acuerdos comerciales futuros», ya que, destacó, está diseñado para fortalecer la economía del país. El TLCAN, en vigor desde 1994 entre México, Canadá y EE.UU., engloba un billón de dólares anuales en intercambios entre los tres países, pero ha sido sometido a un proceso de renovación durante meses tras la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, que lo había calificado de desastre. A finales de agosto, EE.UU. y México alcanzaron un acuerdo bilateral preliminar, al que faltaba sumarse Canadá. Los principales obstáculos entre Washington y Ottawa se centraban en el mecanismo de resolución de disputas, que Canadá consideraba fundamental mantener frente al interés estadounidense en desmontarlo o al menos diluirlo, y el mayor acceso al mercado de lácteos canadiense por parte de EE.UU. Con el nuevo pacto, se revisará ese mecanismo de resolución de disputas y se incluirá «un arreglo» que permita a Canadá protegerse, si EE.UU. sigue adelante con sus amenazas de imponer un impuesto a vehículos importados.