Infortelecom

Noticias de aborto

05-12-2019 | Fuente: elpais.com
Los ultraconservadores libran la batalla por restringir el derecho al aborto en Europa
Eslovaquia vota por sorpresa en contra de obligar a las mujeres a ver ecografías del feto antes de interrumpir el embarazo. Vox intenta que esa medida prospere en España
01-12-2019 | Fuente: abc.es
López Obrador cumple un año sin la transformación que prometía
Se cumple hoy un año desde que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), tomó posesión como nuevo mandatario del país con mayor población de habla hispana. En estos primeros 365 días, AMLO no ha dejado de proclamar su empeño por llevar a cabo un ambicioso plan para cambiar el país al autodenominar su periodo como la «Cuarta Transformación». Ha asegurado que su presidencia será tan relevante para la historia de México como la Independencia, la Reforma y la Revolución, la tercera de las grandes fases históricas de México. Las expectativas que deposita el presidente en sí mismo son elevadas; también las de los propios mexicanos en el presidente, a quien otorgan un índice de popularidad del 58.7%, según la última encuesta del diario «El Universal». Y es que la ilusionante promesa de crear un nuevo México que constantemente realiza López Obrador, de 66 años, emociona a gran parte de los ciudadanos de un país harto de la violencia (36.685 asesinatos en 2018), la impunidad (99% de los crímenes no son castigados) y la rampante corrupción. El expresidente Enrique Peña Nieto se marchó con un 26% de popularidad. Sin embargo, su constante retórica maniquea entre el «pueblo bueno», al que dice representar, y la «mafia del poder», todos los que están en su contra, ha generado una profunda división dentro de la sociedad en torno a la figura de un presidente que genera acérrimos seguidores y fuertes detractores debido a sus tintes mesiánicos. «Su principal estrategia es polarizar. Identificar a un enemigo claro es una forma de hacer política muy típica de estos populistas latinoamericanos», explica Iván Arrazola, politólogo de la Universidad Autónoma de Guadalajara (México). Y es que bajo la protección que supuestamente le da su elevado índice de popularidad, AMLO actúa en ocasiones de una manera arbitraria e improvisada que le hace caer en continúas contradicciones. Por ejemplo, nada más llegar a la presidencia canceló la construcción de un aeropuerto en Ciudad de México -que llevaba un 30% construido y donde participaban FCC y Acciona- bajo la excusa de que la obra dañaría el medioambiente para, sólo días después, aprobar la construcción de una nueva refinería en Tabasco y de una línea de tren en la península del Yucatán, lo que requerirá destruir varias hectáreas de selva. Todo proyecto de infraestructura genera impactos ambientales, sólo que a López Obrador a veces le importa y otras veces no. «Vemos por primera vez un compromiso fuerte desde el ámbito más alto del poder por combatir la corrupción», dice Roberto Zepeda, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México. En este primer año, el gobierno de AMLO ha ido contra algunos de los personajes más señalados de estar supuestamente involucrados en varios grandes casos de corrupción. Entre otras celebridades, la fiscalía especializada en delitos financieros ha actuado contra Juan Collado, abogado de Peña Nieto, el líder del sindicato de la petrolera estatal Pemex, Romero Deschamps, y el exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya. El caso de Lozoya, de hecho, está conectado en parte con la trama corrupta de la constructora brasileña Odebrecht en América Latina. «Su objetivo es atacar la corrupción y, a partir de ahí, generar recursos con los que poder financiar programas sociales», dice Zepeda. Según la OCDE, un «think thank», la corrupción le cuesta a México un 10% de su PIB, lo que son unos 150.000 millones de dólares por año. Y es que los mexicanos vienen de un gobierno de Peña Nieto que ha estado salpicado por varios casos de corrupción, especialmente uno conocido como la «Casa Blanca», un escándalo en el que su esposa Angélica Rivera compró una vivienda a una constructora que había recibido contratos del Ejecutivo de su marido, según una investigación periodística. México ha mantenido una política exterior más alineada con Estados Unidos desde la presidencia de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994). Fue precisamente en 1994 cuando el todavía vigente Tratado de Libre Comercio de América del Norte entró en vigor, un acuerdo que cimentó la actual integración económica entre Estados Unidos, México y Canadá. El resultado es una relación comercial de 500.000 millones de dólares entre México y Estados Unidos, una situación que, sin embargo, ha generado al país mesoamericano una gran dependencia de la primera potencia. Así, el 80% de las exportaciones mexicanas van dirigidas a Estados Unidos. Trump, ese amigo En un intento de diversificar su músculo exportador, López Obrador ha tratado de expandir los esfuerzos diplomáticos mexicanos con otros países latinoamericanos sin dañar su relación con Estados Unidos. De hecho, AMLO y Donald Trump aparentemente se llevan bastante bien. «Me gusta su presidente realmente, de hecho, he trabajado mucho mejor con este presidente (AMLO) que con el anterior (Peña Nieto)», señaló Trump en una reciente entrevista en radio. La llegada de AMLO ha supuesto también el resurgimiento de la Doctrina Estrada en materia de política exterior, unos principios de los años 30 que abogan por la no intervención, los derechos humanos, la solución pacífica de conflictos, y que limitan a México a tener relaciones únicamente con estados y no con gobiernos. Los principios de la Doctrina Estrada son la razón por la que México no habría reconocido a Juan Guaidó, el presidente encargado de Venezuela. «Primero los pobres», dijo López Obrador en su discurso en julio de 2018 para celebrar su victoria electoral. La mitad de la población vive en pobreza y AMLO aboga por aprobar programas sociales para ayudarles. Sin embargo, se niega a subir impuestos para financiar sus iniciativas y ha tratado de lograr ahorros con varias medidas de austeridad en la administración pública. Él se bajó el salario, ha reducido el salario de los altos funcionarios y ha cerrado varias agencias públicas. Sin embargo, estos ahorros han resultado hasta ahora insuficientes para financiar sus ambiciosos programas sociales, como su plan para crear un sistema de salud en México «como el de Suecia». Ese extraño enfoque de tintes socialistas se mezcla con un perfil político de convicciones conservadoras en materias como el aborto o el matrimonio homosexual, temas sobre los que evita pronunciarse de forma clara. Sus dos grandes retos continúan siendo economía e inseguridad, dos áreas en las que el presidente prometió grandes avances y en los que no se ven resultados.
27-11-2019 | Fuente: elpais.com
Los abortos registran un ligero repunte por segundo año consecutivo
En 2018 se practicaron 95.917 interrupciones voluntarias del embarazo en España, 1.794 (un 1,91%) más que en 2017
26-11-2019 | Fuente: elpais.com
Las hermanas Fraile, una promesa y un crimen espeluznante a punto de resolverse 38 años después
Procesado por homicidio y aborto el escritor Manuel Macarro por matar en 1981 a Carmen Fraile. El ADN permitió en 2017 identificar el cadáver de la mujer embarazada y ahora ha determinado que él era el padre
21-11-2019 | Fuente: elpais.com
Alberto Fernández se la juega por la legalización del aborto en Argentina
El presidente electo se reúne con una mujer encarcelada por un caso espontáneo y anuncia que enviará una ley al Congreso
14-11-2019 | Fuente: elpais.com
El PP se abstiene ante una propuesta de Vox sobre la asistencia en ?abortorios?
El portavoz del PP, José Antonio Nieto, ha justificado la decisión por no sentirse?cómodos? votando junto con el PSOE y Adelante Andalucía
06-11-2019 | Fuente: elpais.com
Madrid usa datos falsos para decir que los abortos han subido
La comunidad respondió a una pregunta de Vox sobre las interrupciones voluntarias del embarazo, que descienden desde la aprobación de la ley de plazos de 2010
04-11-2019 | Fuente: abc.es
Trump ficha a una telepredicadora para que le asesore en la Casa Blanca
A un año de las elecciones, Donald Trump ha incorporado a la oficina de asuntos religiosos de la Casa Blanca a una polémica ministra protestante que defiende el llamado evangelio de la prosperidad, según el cual Dios quiere la prosperidad financiera de los buenos cristianos que pagan cuando deben su diezmo. La pastora Paula White, telepredicadora de Florida de 53 años, ha ingresado en el Gobierno de Estados Unidos como enlace con los grupos religiosos. White ha construido, a lo largo de su vida, una red de iglesias que se mantienen con donaciones de los feligreses, unas donaciones de las que ella también se ha beneficiado. Esa es la forma de operar de esas megaiglesias protestantes en las que se suele predicar que alguien que es generoso con sus diezmos recibirá la bendición de Dios en forma de millones. La pastora vive en una mansión en Tampa cuyo valor estimado es de 2.2 millones. Ya cuando Trump juró el cargo en 2017 fue White quien rezó por el presidente en el Capitolio, ante las cámaras de todo el mundo. Desde entonces ha sido invitada a numerosas reuniones con líderes religiosos en la Casa Blanca y ha participado en decenas de reuniones, asesorando al presidente sobre el voto evangélico. White ha sido fundamental en cambios de parecer de Trump, como su cada vez más clara oposición al aborto. El evangelio de la prosperidad es parte del pentecostalismo, una rama del protestantismo que no es ajena a la polémica, no sólo por su defensa de que las donaciones a los pastores serán recompensadas con un riqueza material que Dios quiere para sus fieles. En muchas de sus iglesias se practica el don de lenguas, una facultad concedida por el Espíritu Santo que permite hablar múltiples idiomas que el feligrés desconoce. White y Trump se conocieron en 2002 y han mantenido amistad desde entonces. En 2014 la iglesia que entonces regentaba White, llamada «Without Walls», declaró suspensión de pagos por incapacidad de afrontar una deuda de más de 25 millones. Después la pastora abrió otra, City of Destiny, de la que se apeó en mayo para dedicarse a abrir una universidad y una red de 3.000 nuevos templos. No es la primera vez que un presidente norteamericano se pone en manos de un religioso como asesor espiritual (sí que es la primera en que el pastor es una mujer). Los republicanos Ike Eisenhower y Richard Nixon pedían consejo habitualmente al célebre reverendo Billy Graham. El demócrata Barack Obama hizo lo mismo con el telepredicador Rick Warren.
29-10-2019 | Fuente: elpais.com
Un juez federal bloquea la draconiana ley contra el aborto en Alabama
La normativa paralizada prohíbe la interrupción del embarazo en cualquier etapa de la gestación y criminaliza con hasta 99 años de prisión al médico que lo practique