Infortelecom

Noticias de aborto

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump pide «castigos» para las mujeres que aborten pero luego se retracta
El polémico magnate y aspirante republicano a la Casa Blanca Donald Trump ha defendido este jueves imponer «algún tipo de castigo» a las mujeres que aborten. Trump, que se declara a favor de ilegalizar los abortos salvo en algunas excepciones, se expresó así al ser presionado durante una entrevista para que definiese qué consecuencias tendría esa prohibición. Tras varios intentos de sortear la pregunta y cuestionado directamente, el magnate dijo finalmente: «La respuesta es que debe haber algún tipo de castigo» para la mujer. Trump aseguró no tener ahora mismo una opinión sobre qué tipo de medidas y reconoció que se trata de una cuestión «muy complicada». Preguntado sobre cómo se aplicaría una ilegalización del aborto, el precandidato republicano dijo que probablemente se «volvería a una posición como la que hubo en la que la gente, quizás, iría a lugares ilegales». «Pero tienes que prohibirlo», defendió Trump, que se declaró «pro vida», un mensaje en el que ha insistido durante su campaña, tras previamente haber apoyado el derecho al aborto. El aspirante republicano se refirió al asunto en una entrevista con el canal MSNBC que se emite esta noche y de la que la cadena ha adelantado algunos fragmentos. Tras esos comentarios, la campaña de Trump remitió un breve comunicado a los medios en el que señaló que el asunto de la prohibición del aborto y de los posibles castigos a la mujer «no está claro y debe ser trasladado de nuevo en los estados para su determinación». «Como Ronald Reagan, soy pro vida con excepciones, que he señalado en numerosas ocasiones», señaló Trump en la nota. Anteriormente, el precandidato a la Casa Blanca había expresado su apoyo a que haya excepciones en caso de violación, de incesto o cuando la vida de la madre corra peligro. Los comentarios de Trump hoy provocaron reacciones inmediatas, como la de su rival por la candidatura republicana John Kasich, que se mostró totalmente en contra de castigar a la mujer por abortar. «Creo que seguramente Donald Trump encontrará una forma de decir que no dijo eso o que se le citó incorrectamente, pero (..) no creo que sea una respuesta apropiada», dijo Kasich a la MSNBC. La favorita en el bando demócrata, Hillary Clinton, reaccionó a través de Twitter, calificando las palabras de Trump de «horribles y reveladoras».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los otros presidentes destituidos
La decisión de la Cámara de Diputados de Brasil de aprobar la apertura de un juicio político a la presidenta Dilma Rousseff por supuestas irregularidades presupuestarias recuerda a otros casos de gobernantes a los que se ha intentado apartar del poder. En América, otros presidentes han tenido que afrontar procesos similares. En muchos casos terminaron con su destitución. Venezuela AP En medio de graves acusaciones de corrupción, el presidente venezolano Carlos Andrés Pérez, cesó en mayo de 1993. Pocos meses después, el Congreso ratificó el final de un líder erosionado por la aplicación de severas políticas de ajuste que coincidieron en el tiempo con escándalos que indignaron a la opinión pública. Ecuador REUTERS El mandatario ecuatoriano, Abdalá Bucaram, fue destituido en 1997 por «incapacidad física y mental». Llevaba solo seis meses en el cargo. Otro presidente ecuatoriano, Lucio Gutiérrez, fue también destituido por el Parlamento. Pagó con el cargo haber colocado a allegados en la Corte Suprema de Justicia. Perú AP Su hija Keiko está a punto de hacerse con la Presidencia de Perú muchos años después, pero Alberto Fujimori fue destituido el 21 de noviembre del 2000 «por incapacidad moral permanente». Tras su caída, huyó a Japón, donde permaneció varios años. Fue finalmente extraditado desde Chile en 2007. La justicia peruana lo condenó a 25 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad. Paraguay REUTERS Fernando Lugo fue destituido el 22 de junio de 2012 «por mal desempeño de sus funciones», en un juicio político por el Senado. Sus partidarios denunciaron hasta la saciedad que la salida del antiguo sacerdote del poder había constituido un golpe de estado en toda regla. Brasil Antes que Dilma Rousseff hubo otros en Brasil. El hoy senador Fernando Color de Mello fue acusado de corrupción y dimitió el 29 de diciembre de 1992 tras la apertura de un proceso en su contra en la Cámara Alta. Guatemala Otto Pérez Molina ha sido el precedente más reciente. El Parlamento le retiró la inmunidad al ya expresidente de Guatemala el pasado septiembre. Cuando su destitución parecía inminente, renunció al cargo y poco después ingresó en prisión. Estados Unidos La tierra del «impeachment» son, sin duda, los Estados Unidos, aunque ninguno de ellos ha culminado allí. El Senado abortó los que había en marcha contra Andrew Johnson en 1868 y en 1999 contra Bill Clinton. Boris Yeltsin en Rusia (1999), Roh Moo-Hyun en Corea del Sur (2004) o Hery Rajaonarimampianina en Madagascar (2015) son otros de los gobernantes de otras latitudes que han tenido que afrontar procesos de destitución parlamentaria.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
En un clima envenenado y de profunda división, unos 51 millones de italianos, de ellos 3,5 millones en el extranjero que ya votaron, son llamados a pronunciarse sobre la reforma constitucional. Ha sido una pésima campaña, que ha llevado al país a dividirse como nunca había sucedido en su historia republicana. Habría que remontarse al final de la Segunda Guerra Mundial cuando el país quedó devastado por la guerra y dividido. Muchos italianos, como ha hecho el expresidente del Tribunal Constitucional, Gustavo Zagrebelsky, quien hoy votará «no» a la reforma, lamentan tener que evocar el clima de aquellos años, cuando los italianos fueron convocados a las urnas para elegir en un referéndum en 1946 entre Monarquía y República y para elegir una Asamblea Constituyente, la cual con sabiduría elaboró la Constitución que entró en vigor en enero de 1948. La verdad es que Italia ha conocido durísimas campañas electorales, algunas feroces como el referéndum sobre el divorcio (1974) , el aborto (1981) o contra la energía nuclear (1987). Pero nunca se polarizó tanto la sociedad, seguramente porque había más cohesión social y más esperanza de la que ahora existe en el futuro. Exhaustos y enfadados Hoy con la crisis económica, que ha destruido la clase media italiana, con el pesimismo de saber que los hijos tendrán una vida peor que los padres, los italianos se presentan a las urnas cargados de rabia y exhaustos por una campaña que ha durado siete meses. En este tiempo no se ha hablado de otra cosa en el país, con el Parlamento prácticamente bloqueado, con una enorme preocupación social porque la crisis se mantiene, la economía no despega como en otros países (el próximo año Italia crecerá el 0,8%, casi a la cola de Europa); además, sigue el nerviosismo porque la Banca es frágil y en este clima no se han podido realizar ampliaciones de capital, que son urgentes para algunos bancos (los créditos de difícil cobro ascienden a 350.000 millones de euros). El primer ministro, Matteo Renzi, embarcó al país en esta reforma constitucional que se empezó a elaborar en el Parlamento hace dos años. El resultado es una modesta reforma, con estos puntos más visibles y de mayor repercusión: supresión del bicameralismo paritario (el Senado será una cámara territorial, con poco poder), reducción de los costes de la política con la eliminación de provincias y 215 senadores, además de quitar poder y competencias a las regiones introduciendo la «cláusula de supremacía», que consiente al Estado, a propuesta del Gobierno, de tener siempre la última palabra sobre cualquier materia que se considere de interés nacional. Con esta cláusula se pretende tutelar la unidad jurídica o económica de la nación. Otras prioridades La pregunta que hoy se hacen muchísimos italianos es esta: ¿Ha valido la pena hacer este camino, con un resultado modesto, cuando el país tiene pendientes reformas mucho más urgentes como la burocracia, la competitividad, la educación, la fiscalidad, la investigación? La respuesta que se dan muchos es que seguramente no valió la pena, porque con esta campaña se han olvidado otras prioridades y encima se ha creado un ambiente de odio «guerracivilista», con deslegitimación violenta del adversario político o de quien simplemente piensa de manera diferente, incluyendo disparatados insultos o mentiras. Así, el cómico Beppe Grillo llamó a Renzi «cerda herida», o «asesinos en serie» a quienes promueven el «sí» a la reforma. Renzi actuó con la soberbia y la arrogancia de dar a entender que la alternativa a él solo podía ser el diluvio El grave error, que luego ha reconocido, fue de Matteo Renzi, al personalizar la campaña como si el referéndum fuera un plebiscito sobre él, anunciando que si lo perdía se marchaba a casa. En un país con el grave problema de la falta de una clase dirigente, Renzi actuó con la soberbia y la arrogancia de dar a entender que la alternativa a él solo podía ser el diluvio. El resultado ha sido que toda la oposición ha montado una campaña feroz para debilitar o eliminar políticamente al primer ministro italiano. En un principio, al exalcalde de Florencia, que ama los desafíos, parecía importarle poco esa imagen de «Renzi contra todos», porque se sentía vencedor. Con la victoria del Partido Democrático (PD), del que es secretario general, en las elecciones europeas del 2014, con el 40,8% de los votos, un resultado insólito y extraordinario, Renzi se creyó invencible. Pero después, muchos ciudadanos se han puesto en su contra, viendo que la crisis continúa y que no se cumplían sus promesas. Al final, Renzi rectificó señalando que en el referéndum solo se vota la reforma de la constitución y no sobre el primer ministro o el Gobierno. En teoría es así, pero en la práctica no. El contenido de la reforma constitucional ha quedado casi al margen en muchos debates, porque el objetivo era golpear a los favorables del «sí». Muchos acudirán a las urnas con la intención de castigar a Renzi y su Gobierno. Así lo harán sobre todo los partidos populistas, que sueñan con hacer de Italia la tercera etapa de su camino triunfal, tras el Brexit y la victoria de Donald Trump. Para ello la consigna de Grillo es que se vote de forma visceral y no con la cabeza, mientras que el «lepenista» Matteo Salvini grita que se vote «no» para castigar a Bruselas y a la UE, «origen de todos los males de Italia». La xenofobia de Salvini le llevó el viernes a aplaudir con fuerza a un niño que gritaba «no queremos extracomunitarios». Un gesto que refleja la barbarie demostrada por los populistas. Resurrección de Berlusconi La campaña contra Renzi ha obtenido incluso el milagro de resucitar a Silvio Berlusconi, quien ha logrado recuperarse de su grave operación a corazón abierto en junio, con entrevistas en todas las televisiones. Mientras su grupo Mediaset, por interés económico está a favor del «sí», Berlusconi echa pestes de la reforma por considerar que lleva al país a un régimen autoritario, a una dictadura. «Si Renzi pierde, debe dejar la política», afirma Berlusconi. El magnate ha disgustado a muchos de sus seguidores moderados, porque la reforma que hoy se vota contiene elementos que él mismo ha defendido siempre, como la supresión del bicameralismo. Observando estas contradicciones del excavaliere, Renzi en su último mitin de campaña del viernes hizo un llamamiento a los moderados y seguidores de Berlusconi para obtener su voto: «Con nosotros hay muchas personas del centro-derecha». Lo que esta campaña ha demostrado es que, en cierta forma, se ha terminado una época para los partidos políticos e incluso las categorías del pasado, como derecha e izquierda, están siendo superadas, según manifestaba a ABC el líder de los centristas, Pier Ferdinando Casini: «La cuestión ya no se pone en términos de derecha e izquierda, sino entre un frente de responsabilidad y reformista, y otro demagógico y de irresponsabilidad. El esquema tradicional ha cambiado. Es verdad también que se acabó una época para los partidos». Si Renzi gana el referéndum deberá emprender un camino de reformas estructurales Buscando una cierta «paz social» y para conquistar a los indecisos y el último voto, Renzi subió las pensiones más bajas entre 30 y 50 euros al mes, y logró un acuerdo del Gobierno con los funcionarios, subiéndoles 85 euros al mes, un acuerdo importante porque llega tras siete años de negociaciones y porque afectará a 3.300.000 funcionarios. Pero, si Renzi gana el referéndum ya no le bastará con seguir haciendo «regalías» o favores para ganar votos, sino que deberá emprender un camino de reformas estructurales, con inversiones productivas y reducción del gasto público, olvidándose de los bonos y subsidios electorales. Será fundamental también lograr una cierta pacificación del clima envenenado que vive el país, donde la división se ha producido incluso entre amigos y familias, un hecho que se refleja con las agrias discusiones que se ven en las redes sociales. En Bruselas y en las cancillerías europeas se observa con enorme interés este referéndum, porque tendrá notables repercusiones en Europa. La estabilidad de Italia, tercera economía de la Eurozona, es fundamental. Este país está hoy en el punto de mira de los grandes inversores internacionales. Una victoria del «sí» ayudaría a calmar las aguas y a alejar el clima de tormenta. El «no» daría paso a la especulación y la prima de riesgo subiría, porque los datos económicos no son nada halagüeños: la deuda externa de Italia supera los dos billones de euros y representa el 133% del PIB. Ventaja del «no» Las urnas se cierran a las once de la noche. Está prohibido hacer públicos los sondeos durante las dos semanas previas al referéndum, y las últimas encuestas eran favorables al «no». En los últimos días, la diferencia se ha reducido sustancialmente. Renzi dice que la victoria del «sí» está al alcance de la mano: «La partida está abierta, nos la jugamos por un puñado de votos». El cómico Bepe Grillo, que daba como segura y amplia la victoria del «no», en el cierre de campaña fue prudente: «El país está dividido. También la derrota nos dará fuerza». Con el resultado en el aire, todos piensan ya en mañana lunes para ajustar cuentas. Decisivo será el papel moderador del presidente de la República, Sergio Mattarella.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump y Melania, «a su manera»
Va a ser un día de contrastes. Celebración y protesta. Himnos y división. Presencia de la élite política y sonoras ausencias. Cuando el baile del nuevo presidente de EE.UU. y la Primera Dama, Donald Trump y su esposa Melania, acapare la atención de los cientos de congregados en la fiesta de la Inauguración, las calles de Washington no mostrarán la misma pompa y circunstancia. En un Distrito de Columbia que entregó el 93% de su voto a la candidata perdedora, Hillary Clinton, y sólo un 5% a quien esta noche se alojará ya en la Casa Blanca, no podía esperarse un entusiasmo popular desbordante. Pero el encono que despierta Trump ha superado todos los precedentes. Aunque las protestas menores suelen acompañar al principal acto institucional del país, esta vez cientos de miles de personas, muchas procedentes de numerosos puntos del país, se han concentrado en la capital, en un fin de semana de confrontación que recibirá a su nuevo mandatario. Aunque también se prevé la presencia de numerosos seguidores de Trump, que el nuevo presidente ha calculado «en número récord» desde su cuenta de Twitter, el entusiasmo ha decaído tanto con respecto a otras convocatorias que se anuncia el acto más breve en décadas: en tiempo, en voluntarios y en número de asistentes, que se estima en unos 800.000. Menos que la de hace cuatro años, en torno a la renovación de mandato de Obama, cuando se superó ampliamente el millón de asistentes, y a gran distancia de los casi dos millones que congregó la histórica toma de posesión del primer presidente negro de Estados Unidos. People are pouring into Washington in record numbers. Bikers for Trump are on their way. It will be a great Thursday, Friday and Saturday!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 17 de enero de 2017Ayer, el encontrado ambiente ha crecido en Washington DC en términos exponenciales. El ulular de sirenas, que anuncia la presencia de mandatarios; los puestos de calle con coloridas muestras de respaldo al presidente entrante, y el denso tráfico en torno a la acotada zona del Mall washingtoniano, con una ciudad repleta de visitantes, que llenan sus numerosos hoteles, formaban parte ya de un escenario único en el mundo, el de una capital que siempre ha exhibido con orgullo el acto representativo del traspaso de poderes. 4.200 porros Pero esta vez se anuncia una jornada deslucida. Una veintena de protestas está autorizada en torno al acontecimiento, entre las que no faltarán las muestras de reconocimiento al nuevo líder, cuyo movimiento, en terminología acuñada por el propio Trump, estará presente en algunas de esas convocatorias, con la presencia también de miles de fieles. Entre ellas, «Moteros por Trump», una de las organizaciones más entregadas a la causa del candidato republicano durante la campaña electoral. En el bando opuesto, concentraciones diversas darán color a la jornada: Answer Coalition, que protestará contra la llegada de Trump al poder; y el grupo DCJM, que repartirá 4.200 porros para reclamar la legalización de la marihuana, son las más llamativas. Otros grupos han anunciado que tratarán de interrumpir el recorrido del desfile presidencial, que sucederá al acto de traspaso de poderes. Aunque los más de 11.000 miembros de las Fuerzas de Seguridad repartidos el centro de la ciudad parecen ser suficiente reclamo para evitarlo. Al día siguiente, está prevista la mayor manifestación crítica convocada nunca en una toma de posesión, una marcha de mujeres a la que se prevé que acuda un cuarto de millón de personas. Para reforzar la convocatoria, numerosos bares y restaurantes de Washington DC han anunciado que servirán comida y bebida gratis a las mujeres. Con Sinatra Ajenos al ambiente de la calle, después de que los presidentes saliente y entrante procedan al acto formal, Trump y Melania, la nueva Primera Dama, serán protagonistas de una celebración tradicional en la que, ante la mirada de miembros de los tres poderes del Estados y del cuerpo diplomático. Para el baile de gala, el matrimonio presidencial ha elegido la canción «My way», de Frank Sinatra, cuyo estribillo está encabezado por esta frase: «I did it my way» («Yo lo hice a mi manera»). ¿Hace falta decir algo más? Protestas Feministas: La Marcha de Mujeres sobre Washington quiere movilizar a decenas de miles para protestar por la agenda de Trump. Reivindican la igualdad de la mujer tanto racial como salarial, el «derecho al aborto», y una seguridad al alcance de todos, que según ellas están en peligro con el nuevo presidente. Moteros por Trump : El grupo de Moteros por Trump, que suele organizarse para acompañar comitivas de soldados caídos en la guerra, se movilizará también en Washington después de la jura del cargo. Verdes: El grupo antibélico y antinuclear ha convocado una reunión, a la que asistirá su líder, el excandidato presidencial Jill Stein. Porreros: Los defensores de la marihuana ?legal en Washington? se reunirán y repartirán «yerba» gratis.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Arranca en Washington la marcha mundial de mujeres contra Trump
Miles de personas se encuentran ya en las calles de Washington D.C. para participar en la marcha de las mujeres contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, una concentración global que ya ha comenzado en ciudades como Sídney, Londres, París o Dublín. Se espera que al menos 200.000 personas marchen por las calles de la capital estadounidense en protesta contra lo que perciben como una regresión en las políticas de género por parte de la nueva administración de Trump, quien ha realizado en ocasiones comentarios denigrantes contra la mujer, comenzando por su infame frase «Agárralas por el coño». La marcha ha comenzado en la avenida de la Independencia, cerca del Capitolio, y cuenta con la presencia de Gloria Steinem, uno de los pilares del movimiento feminista norteamericano, quien fue entrevistada por ABC en octubre de 2016. Ella ha sido la encargada de dar el discurso con que ha comenzado la protesta. También están entre las participantes las actrices Scarlett Johansson, Ashley Judd o America Ferrera, el cineasta Michael Moore, la activista Ilyasah Shabazz, hija del líder de los derechos civiles Malcolm X o Maryum Ali, trabajadora social e hija del legendario boxeador. Mientras la manifestación en Washington está caracterizada por la presencia de miles de gorritos rosas con orejas de gata -- en un juego de palabras con la infame frase «Grab'em by the pussy (gata/coño)» de Trump, las manifestaciones de Londres y Dublín han estado caracterizadas por el eslogan «We Shall Overcomb», otro juego de palabras casi intraducible entre «Venceremos», la balada de Pete Seeger, y la palabra «peine», acompañando a dibujos del pelo de Trump. Estas marchas se suman a las más de 600 convocadas en todo el mundo, desde Berlín a Bombay, pasando por Sídney, Zagreb, Melbourne, Estocolmo o Tokio. Manifestación en Barcelona Unas 700 mujeres, según la guardia urbana, también se han manifestado este sábado en Barcelona para mostrar su rechazo a Trump. La protesta, que ha discurrido sin incidentes en el centro de Barcelona, ha contado con la presencia de mujeres estadounidenses que residen en Cataluña, aunque también han acudido otras procedentes de lugares cercanos, como Baleares. Las manifestantes han coreado consignas contra Trump y en defensa de los derechos y libertades que ven en riesgo con la llegada del nuevo presidente. El manifiesto de la convocatoria promovida por organizaciones feministas y de defensa de los derechos humanos de Cataluña subraya que no pueden permanecer «indiferentes» al ver como «el nuevo presidente de la primera potencia mundial se prepara para aplicar la ideología con violencia sexista, racista, homófoba y xenófoba, que defendió durante la campaña». «No podemos permanecer en silencio cuando tiene la intención de nombrar juez de la Corte Suprema a William Pryor, un juez que considera que el aborto es 'la peor abominación en la historia del derecho'», denuncian en su manifiesto. Critican también que el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, «promueve abiertamente las ideas creacionistas y su principal asesor, Steve Bannonn, publica una página web misógina con mensajes racistas de odio». Ante estas «señales peligrosas», las organizaciones feministas y de defensa de los derechos humanos quieren solidarizarse con las marchas de protesta convocadas en Estados Unidos y en diferentes ciudades de todo el mundo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Cientos de miles de personas se manifiestan para «enviar una señal al presidente»
Los cien días de cortesía al Gobierno de Trump se han quedado en 24 horas. El nuevo presidente demostró en su discurso de investidura del viernes que el tono agresivo y populista de su campaña no cambiará en la Casa Blanca y ayer cientos de miles de estadounidenses sacaron músculo en las calles del país: si hay «regresión» en temas sociales, le plantarán cara. La Marcha de las Mujeres se celebró de forma simultánea en ciudades de todo el mundo, con especial seguimiento en EE.UU. La protesta nació poco después de que se conociera la victoria electoral de Trump, que dejó una colección de insultos a las mujeres durante la campaña. Poco antes de la cita con las urnas, salió a la luz un vídeo -con el objetivo de hundir sus aspiraciones presidenciales- en el que usaba lenguaje soez y se jactaba de propasarse con las mujeres. Aseguraba que le dejaban que las besara y les hiciera «de todo» porque es una «estrella», incluso «agarrarlas por el coño». Galería de imágenes Vea la galería completa (16 imágenes) Ayer, Washington, la ciudad donde se celebró la mayor manifestación, estaba inundada con carteles y pancartas que hacían referencia a este capítulo. La marcha, sin embargo, era mucho más que una convocatoria feminista, y se unieron organizaciones de otras causas sociales: minorías, inmigrantes, colectivo LGTB o ecologistas. Nadie recuerda una protesta del tamaño de la de ayer en el mismo fin de semana de la investidura de un presidente. La muchedumbre reunida en la Marcha de las Mujeres, convocada en el mismo lugar en el que Trump había jurado su cargo en la víspera, hizo palidecer a la que se congregó para celebrar la llegada del nuevo presidente. Una marea de decenas de miles de personas se desparramaba ayer desde el Capitolio a lo largo del Mall, inundando también las calles adyacentes, en un ambiente festivo y con más energía que el día anterior, quizá ayudado por la menor presencia de controles policiales. Frente a la gorra de béisbol roja con el lema «Hacer América Grande Otra Vez» de los seguidores de Trump, muchos manifestaban llevaban ayer gorros rosa en favor de los derechos de las mujeres. A la manifestación en la capital estadounidense han acudido numerosas personalidades públicas. Entre otras figuras, Madonna -quien ha actuado por sorpresa- las actrices Scarlett Johansson y Ashley Judd o la feminista Gloria Steinem. With My Girl Amy at the Women's March in D.C. We Go Hard or We Go Home. ???????????????????????????????????????????????????????? pic.twitter.com/st68AeZ3HQ? Madonna (@Madonna) 21 de enero de 2017La Policía cifra la asistencia en más de medio millón de personas, mientras que la asociación organizadora habla de 750.000. Algunos datos dejan claro que ganó por goleada al acto histórico de Trump: los usuarios del sistema de metro de Washington hasta las 11 de la mañana de ayer habían sido 275.000; el día anterior, 193.000. Los permisos para aparcar autobuses en la investidura de Trump fueron 200; ayer se dispararon a 1.200. La percepción visual desde el Mall es que había muchos más asistentes que en la víspera. «Esto representa a la gente, no el discurso de Trump de ayer», aseguraba Katie, una maestra venida desde Michigan, mientras apuntaba a la masa manifestante. «Estamos preocupados por el extraordinario poder que va a tener con las mayorías republicanas en el Congreso», añadía Alex, de Washington. Olivia, la más pequeña de tres generaciones de mujeres que acudieron juntas a la protesta -abuela, madre e hija-, citaba con timidez «la defensa de los derechos de las mujeres» como su motivación para manifestarse. Buena parte de las conversaciones y de los carteles tenían que ver con la defensa de Planned Parenthood, una red de clínicas con financiación pública que ofrece cobertura sanitaria asequible en matera reproductiva -desde abortos a técnicas contraceptivas-, y cuyos fondos federales podrían estar en peligro. «Mi compromiso es que nuestras puertas seguirán abiertas», dijo Cecile Richards, su presidenta, en el mitin que precedió a la marcha. «¡Que le jodan a Mike Pence!», cantaba un grupo de manifestantes. El nuevo vicepresidente -evangélico devoto- se considera el mayor riesgo para el retroceso en derechos sociales. «Él ha rechazado la dignidad de las mujeres y de muchas minorías: gays, lesbianas, discapacitados, musulmanes», aseguraba Ron, un jubilado de Washington, junto a su esposa, Laura. «¿Que si esto tendrá impacto? ¡Por supuesto! Fuimos capaces de parar la guerra de Vietnam, hay que escuchar a la gente mayor», recomienda y advierte que, si Trump actúa como se espera, la gente «va a bloquear esta ciudad durante semanas, durante meses». Incidentes en la víspera La marcha transcurrió sin incidentes, al contrario de lo que se vivió la víspera en las calles de Washington. Por la noche, donde hubo más tensión fue en Franklin Square, un centro neurálgico de la capital estadounidense. La policía realizó algunas cargas contra los manifestantes, en ocasiones utilizando gas pimienta y sus bastones para desalojar zonas de la plaza. También había seguidores de Trump, algunos enfrascados en conversaciones políticas con quienes protestaban, otros amagando reyertas. Hubo lanzamientos de objetos contra la policía. Quienes lo hacían eran muy jóvenes y se escurrían con sus bicicletas hacia otras calles. La jornada acabó con más de doscientas detenciones.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. suspende su contribución a un fondo de la ONU que promueve el aborto
El gobierno norteamericano va a dejar de financiar el Fondo de Naciones Unidas para la Población (FNUAP), debido a sus prácticas "coercitivas" de planificación familiar que incluyen el uso forzoso del aborto en China, según anunciaron fuentes oficiales de la Administración Trump. Según un comunicado del Departamentop de Estado, el presidente Trump ha dado instrucciones en ese sentido al secretario de Estado, Rex Tillerson. Los fondos de 32,5 millones de dólares correspondientes al presupuesto de este año serán atribuidos a programas internacionales de salud.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Rocío San Miguel, especialista venezolana en materia militar: «La revuelta militar se desinfló en Venezuela»
Rocío San Miguel es una experta en temas militares. Dirige la ONG Control Ciudadano en Seguridad y Defensa de la Fuerza Armada y conoce lo que ocurre en los cuarteles venezolanos al detalle. ¿Fue sofocado o no el alzamiento militar del domingo como asegura Nicolás Maduro? La información que yo tengo de que el alzamiento se habría extendido a otros cuarteles y bases militares como La Carlota, al este de Caracas, en Carora y otros sitios, pero no llegaron a formar parte de ninguna rebelión. ¿Se refiere a parte de la Operación David que comandó el capitán Juan Caguaripan? El domingo en la tarde había información de parte de este grupo militar de que habría incursiones en otros cuarteles y eso no ocurrió. ¿Entonces lo del domingo se limitó solo al Fuerte Paramacay? Esa es la información que se conoce. ¿Qué información del grupo de rebeldes tiene, qué pretendían? Lo lideraba un desertor de la FAN desde el año 2014. Un oficial de la FAN que, como él explicó en su vídeo de reservistas, no se encontraba activo. A él no lo acompañaban oficiales activos. ¿Fue un golpe o un alzamiento militar? Fue un pronunciamiento de corte militar, que no fue realizado por militares activos. ¿Y el capitán Caguaripan se encontraba fuera de Venezuela desde el 2014? Según lo que han dicho los reservistas que lo acompañaban es que ese señor se encontraba en el exilio desde el 2014 en Estados Unidos. Posiblemente también habría estado en otros países. ¿Se desinfló este alzamiento? Tengo la impresión de que se desinfló. En mi opinión es que hubo la intención pero los órganos de inteligencia lo dejaron correr hasta que se abortó por sí solo. ¿Esto formó parte del llamamiento de la oposición a la FAN de hacer cumplir la Constitución? Es que los que se han manifestado el domingo 6 no forman parte de la FAN activa. ¿Y por qué la FAN no ha reaccionado hasta ahora para sacar a Maduro? Tengo la impresión de que hay varios factores que influyen en esto, es decir, hay principios de lealtad que se han desarrollado de generales y almirantes. ¿Significa que los privilegios que han conseguido la cúpula militar y los oficiales los ha adormecido? Bueno, esas es una de las características, también la ausencia de alternativa de poder en caso de quién pueda sustituir a Maduro y también pienso que el golpe clásico no es la vía para que el sector militar se incorpore a la vida social. ¿Están muy divididas las FAN? Hay que plantearse como una reacción, acaso un golpe de estado o cosas contrarias a la Constitución. El golpe de Estado fue manoseado por muchos ayer en las redes sociales. Hubiera sido un salto al vacío para Venezuela y una fragilidad ante los grupos que se manifiestan. ¿Fue un episodio efímero la asonada de ayer? Con la forma que se presentó, parece efímero. ¿Qué futuro tiene la intentona de la Brigada Blindada 41? No creo que los oficiales tengan trascendencia entre los miembros activos en la dirección de la insurrección. ¿Se puede decir que la política de Maduro ha adormecido a los militares? No, hay grupos de poder que están compitiendo entre sí en el poder político y económico. ¿Qué futuro tiene el país a corto, mediano y largo plazo? A corto plazo veo mayor persecución, revanchismo y una migración brutal de venezolanos saliendo del país. Hay que pensar en soluciones a 6 meses, 10 meses y 10 años de plazo. ¿Y una explosión social? No creo que se pueda salir de la crisis con una explosión social. Solo ha salido el 30% de la Guardia Nacional Bolivariana a la calle a reprimir. Hay más de 130 muertes durante la protestas. Puede ser mayor. La situación es muy compleja. La salida son elecciones y negociación. No hay que abandonar los espacios electorales.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Multitudinaria manifestación en Perú para rechazar la violencia de género
Miles de mujeres han manifestado en Lima y las principales ciudades de Perú para rechazar la violencia de género, que este año ha causado ya 59 víctimas mortales por feminicidio. Se trata de la segunda movilización «Ni una menos» organizada en el país por grupos sociales, feministas y colectivos de lesbianas y homosexuales. Los familiares de las mujeres desaparecidas en los últimos años en Lima, así como de las víctimas de la violencia durante el conflicto armado interno de Perú, entre 1980 y 2000, encabezaron la marcha en la capital peruana. Una de las mujeres símbolo de la primera marcha de 2016, Arlette Contreras, abogada que sufrió un intento de feminicidio en la ciudad de Ayacucho, participó también este año en la movilización tras haber sido galardonada en Estados Unidos con el Premio Internacional a las Mujeres de Coraje. El agresor de Contreras, Adriano Pozo, fue liberado por la justicia a pesar de que su ataque quedó registrado por las cámaras de un hotel de Ayacucho. De enero a junio pasados se registraron 59 feminicidios en Perú, un 11 % más que en el primer semestre de 2016, y 123 tentativas de feminicidio, un número similar al de igual periodo del año pasado, según cifras oficiales. El 68 % de las mujeres peruanas ha sufrido alguna vez de violencia física, psicológica o sexual por parte de sus parejas, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadistica e Informática. La marcha de la capital discurrió por varias avenidas del centro de Lima y concluyó en los exteriores del Palacio de Justicia, donde las activistas rechazaron la actuación de los jueces y fiscales ante los 48.489 casos de violencia familiar, sexual y de género registrados en Perú en lo que va de año. Entre las demandas de la movilización se planteó la despenalización del aborto, la promulgación de una ley de identidad de género e igualdad de derechos para las mujeres transexuales, así como el incremento de penas para los casos de feminicidio. Igualmente, el incremento del presupuesto para la prevención y atención de la violencia de género, y sancionar a los responsables de la violencia de género en las localidades de Manta y Vilca, en la región de Huancavelica, durante el conflicto interno. Perú sigue ocupando el tercer lugar entre los paises con mayor índice de casos de violación sexual a nivel mundial, y es a su vez el Estado sudamericano con mayor deserción escolar por embarazo adolescente, afirmaron los organizadores. De enero del 2009 a junio de 2017, se han registrado en su territorio 941 feminicidios, ocho de cada diez víctimas de esclavitud laboral o sexual en Perú son mujeres, y siete de cada 10 mujeres son víctimas de acoso callejero. Los organizadores de la marcha criticaron al colectivo civil y religioso «Con mis hijos no te metas» por fomentar la discriminacion a la mujer y contra la comunidad de lesbianas, gays y transexuales oponiéndose y obstaculizando las iniciativas legislativas a favor de estos grupos. La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana María Choquehuanca, ha participado en la marcha de la ciudad de Arequipa, organizada por organismos sociales y feministas en esa urbe del sur peruano. A propósito de los casos de violencia contra la mujer, la ministra anunció que se descentralizará el Servicio de Atención Urgente (SAU) para atender de manera inmediata los casos graves de agresiones. «Voy a invocar a la empresa privada para poder conseguir más unidades móviles. Es muy importante porque los casos urgentes de violencia no solamente existen en Lima, sino en el Perú entero», indicó. Su colega Marilú Martens, ministra de Educación, afirmó que «la educación que promueve igualdad y respeto es el camino hacia una sociedad más segura y libre, sin violencia ni machismo», en un mensaje en Twitter en solidaridad con la movilización. «Las mujeres, con nuestros trabajo, esfuerzo y coraje, debemos hacernos escuchar cada vez más fuerte #NiUnaMenos», agregó Martens.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Tras ser violada, una niña de trece años debe ir a la corte para pedir permiso para abortar
En Bombay, los padres de una adolescente de 13 años enfrentan a la Corte Suprema, ya que están solicitando un permiso especial para poder realizar el aborto. Por el tiempo que lleva de gestación y que la lagislatura de India avala el aborto después de 20 semanas solo si atenta contra la vida de la madre, la adolescente debe pedir permiso especial en la corte. Descubrieron que lleva 27 semanas de embarazo tras ir al médico para tratarse contra la obesidad, ya que los padres pensaron que tenía problemas de tiroides por lo que estaba ganando peso tan repentinamente. Según reporta el diario británico Daily Mail, quien abusó sexualmente de la adolescente india, fue un colega de su padre y ya está arrestado. Las declaraciones del Dr Nikhil Datar, el profesional que atendió a la menor, informan que en caso de no darse el permiso de aborto, es más probable que la niña sufra de traumas físicos y psicológicos ya que su pelvis no está suficientemente preparada para dar a luz. En este caso, él defiende el aborto por razones de salud. El antecedente viene de otra niña de diez años, abusada por su tío, quien tuvo que dar a luz porque la corte rechazó la petición de aborto. ABC reporto que, según la Agencia Nacional de Registro de Delitos de la India (NCRB), en 2015, último año del que hay datos, en el país asiático se produjeron 32.328 violaciones, una tercera parte de las víctimas (10.854 violaciones) fueron niñas o niños.