Infortelecom


Una misteriosa oleada de ataques y sabotajes hace mella sobre la industria y el Ejército rusos

06-05-2022 - Fuente: abc.es
Una misteriosa oleada de ataques y sabotajes hace mella sobre la industria y el Ejército rusos
Las autoridades rusas han denunciado en las últimas semanas una serie de incendios y explosiones en diferentes ciudades del país, que han afectado a diferentes industrias e infraestructuras, habitualmente relacionadas con el Ejército. Entre los puntos afectados hay depósitos de combustible, instalaciones militares, fábricas y un edificio del Ministerio de Defensa. Las dos teorías que se manejan son que Ucrania estuviera detrás de los ataques (así lo denuncia Rusia, mientras que los de Zelenski no reivindican ninguna relación con los hechos) o que sea un autosabotaje rus o. Este pasado lunes día 2, un asesor del departamento de Asuntos Exteriores de Ucrania, Anton Gerashchenko, informó de una «poderosa explosión» en Perm (una ciudad cercana a Moscú) contra una planta rusa dedicada a fabricar armas como el lanzacohetes múltiple BM-30 Smerch o el sistema múltiple de lanzamiento de cohetes BM-21 Grad. Además de los catastróficos efectos en esta infraestructura, fallecieron dos personas. Rusia no ha informado sobre las causas del suceso. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Powerful &quot;explosion&quot; at Perm gunpowder plant () that profuces charges for Grad and Smerch multiple launch rocket systems and air defense systems. <br>Two people have died, one is wounded in hospital - preliminary data. <a href="https://t.co/LSxZkyReAT">pic.twitter.com/LSxZkyReAT</a></p>&mdash; Anton Gerashchenko (@Gerashchenko_en) <a href="https://twitter.com/Gerashchenko_en/status/1521123802540879872?ref_src=twsrc%5Etfw">May 2, 2022</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> A esto hay que sumar otros incidentes que se han ido sucediendo desde que comenzase la guerra en Ucrania. El primero tuvo lugar en la región de Bélgorod, cuyo gobernador, Viacheslav Gladkov, denunció a finales de marzo que «dos helicópteros ucranianos que sobrevolaban a baja altura dispararon de madrugada varios misiles contra un depósito de combustible» en la principal ciudad de la provincia, haciendo que ardieran ocho depósitos. Esto provocó «un incendio en un almacén de combustible», a 50 kilómetros de la frontera con Ucrania. El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania advirtió entonces de que Rusia podría buscar «provocarles» para justificar su invasión. Uno de los edificios afectados es la planta química más grande de Rusia, dedicada a fabricar material militar Otro caso fue, unos días después, el de un incendio que afectó al edificio del Instituto Central de Investigación de las Fuerzas de Defensa Aeroespacial del Ministerio de Defensa ruso en Tver, de nuevo a pocos kilómetros de Moscú. Según la agencia Tass, al menos 17 personas perdieron la vida. Este era un centro enfocado en sistemas de misiles, muchos de ellos usados contra Ucrania. De acuerdo con la información de Tass, la causa del incendio sería un cortocircuito eléctrico, pero se está investigando si podría no haber sido un accidente. Ese mismo hubo un incendio en una planta química en Kineshma, a 170 kilómetros de Moscú. Era la más grande del país y fabricaban material militar. En esta ocasión no hubo víctimas mortales. También ha habido explosiones en ciudades como Klimovo o Berdiansk, que afectaron a las líneas ferroviarias de Rusia que transportaban material militar. Asimismo, el gobernador de Bélgorod (a unos 40 kilómetros de la frontera con Ucrania), Viacheslav Gladkov, ha denunciado esta semana que «Ucrania continúa bombardeando Zhuravlevka y Nekhoteevka. Según el informe del grupo de servicio de la Guardia Popular Voluntaria, una casa y un garaje fueron destruidos en Nekhoteyevka. No ha habido víctimas civiles».